CAPITULO 6

UNA CONFECIÓN DE AMOR

La estupefacción se apoderaba de aquel pequeño departamento, nadie decía nada y a la vez se decían todo con la mirada, Joy trataba de sonreír pero sus ojos estaban llenos de una enorme tristeza… Una tristeza que le oprimía el corazón con gran fuerza, pero sus labios seguían sonriendo y no pensaba dejar de hacerlo…

-Estas Bromeando verdad Monstruo –Dijo Inuyasha siendo el primero en reaccionar

-¿Broma? –Pregunto Dúo mirando fijamente a la joven

-Joy no deberías jugar con eso, casi me da un ataque –Dijo Odd sonriendo

-Yo…

El nudo en la garganta de Joy le impedía articular palabras, temía que si decía algo las lágrimas ganarán la batalla que ahora se desataba en su corazón

-Joy… -La llamo Yukito -¿Estas Bien?

-Princesa… -La llamó Odd

-No… -Se obligo a decir Joy –Yo… no bromeo… discúlpenme… -La vos de Joy comenzaba a basilar –Yo… yo sabía desde un principio como devolverlos a su mundo y… -Todo aquello era tan difícil –Yo… yo no quería que… -Joy miro a Seiya, que seguía sin reaccionar, y sus ojos no pudieron contener las lágrimas que ahora corrían por sus mejillas -Lo siento chicos

La joven no pudo más que huir a su habitación lo más rápido que pudo, era como si quisiera escapar, escapar de todo aquello y aunque sonará tonto para algunas personas, el lugar más seguro para una adolescente es su habitación, ese lugar donde tantas veces soñamos con cosas que creemos imposibles, ese refugio contra todo y todos, ese lugar seguro donde desahogamos las lágrimas que derramamos en silencio, esas lagrimas porque sabemos que esa persona especial se marchara y nos preguntamos si habrá alguien mas…

Mientras tanto en la sala, los seis jóvenes se miraban unos a otros sin saber que decir. Ahora sabían que todo eso acabaría, que por fin volverían a sus hogares pero… extrañamente nadie se sentía ni siquiera con ganas de sonreír, todos sentían tantas cosas dentro de si pero a ninguna se le podía llamar felicidad…

-No quiero dejarla –Fue Dúo el primero en romper el silencio

-Yo tampoco –Lo secundo Odd –Entonces ya esta todo hecho… ¡Nos quedaremos aquí!

-Están bromeando ¿no es verdad? –Dijo Inuyasha con incredulidad

-¡Claro que no! –Contestaron los dos niños

-No la vieron… estaba llorando –Dijo Dúo Enérgicamente

-No pienso abandonarla –Dijo Odd –Ella ha hecho mucho por nosotros todo este tiempo

-Chicos… no creo que esa sea precisamente la solución -Yukito trataba de intervenir en la conversación

-¡Esta decidido, Nos quedamos! –Lo interrumpieron los dos chicos

-No sean infantiles –Dijo Latís con su vos fría –Saben perfectamente que no podemos quedarnos

-Ustedes podrán irse cuando quieran, nosotros nos quedamos ¿Verdad Dúo?

-¡Si! –Dijo Dúo con decisión –Vamos a avisarle a Joy

-No sean tercos –Dijo Yukito con vos un poco más fuerte de lo normal –Esta no es la manera de arreglar esto, Latís tiene Razón, no podemos quedarnos

-Odd extraña a sus amigos –Seiya comenzó a hablar Lacónicamente incluso aunque no lo acepte extraña la escuela y a Samanta, Dúo no soportara mucho tiempo sin subir a un Gundam,

-Seiya… -Todos estaban sorprendidos de aquellas palabras

-Yukito, nunca había pasado tanto tiempo sin ver a Touya y a Sakura –Continuo Seiya -Inuyasha… aunque parece que se esta acoplando a este mundo imagino como a de extrañar a Aome, Latís extrañará mucho Céfiro y se pregunta si Lucy y las demás habrán regresado

-¿Como sabes todo eso? –Preguntó Odd

-Ella me lo dijo –Contestó Seiya con la mirada perdida –No se preocupen chicos, ella estará Bien

Sin decir más, y dejando a todos con muchas preguntas Seiya se puso de pie y se dirigió a la recamara de Joy…

-Chicos estoy bien, no se preocupen –Dijo Joy al escuchar que alguien llamaba a su puerta

-Soy Yo Joy –Dijo Seiya con vos queda

-Seiya… -La joven se apresuro a secar sus lágrimas y contesto tratando de parecer calmada –Estoy Bien, no… no te preocupes

-Por favor ábreme la puerta –Insistió Seiya –Necesitamos hablar, lo sabes.. por favor déjame…

Seiya no pudo terminar la frase cuando la puerta de la recamara se abría despacio, Al entrar miro a la joven que se encontraba sentada en su cama con los aun llorosos y con la mirada perdida. Seiya entró cerrando la puerta detrás de si, el corazón de Joy parecía quererse salir de su pecho, la seguridad de aquellas cuatro paredes había desaparecido por completo y ahora solo quedaban ella, su vulnerabilidad y aquel de quien se había enamorado…

-Joy yo…

-Perdón –Soltó la joven sin pensar interrumpiendo a Seiya –Yo… yo no quería… soy una egoísta y… -Las lágrimas hacían nuevamente su aparición

El joven solo se inclino frente a ella, seco sus lágrimas y le sonrió

-Seiya yo…

-No te sienta bien las lágrimas –Dijo Seiya con ternura –Te ves mucho mas linda cuando ríes que cuando lloras…

Joy no pudo más que sonreír, aquella frase que tantas veces había escuchado en la tele ahora Seiya se la decía a ella

-Sabía que eso te haría sonreír –Dijo Seiya con vos de triunfo –Hace poco oí a un chico en una de las tantas películas que tienes decírsela a una joven Rubia, y ahora no se me ocurrió frase más cierta

-Seiya…

Joy no recordaba haberse sentido tan llena y tan bacía al mismo tiempo, por fin había hallado a la persona especial para ella y estaba a escasos momentos de perderla… las lágrimas volvieron a escaparse de sus ojos, Seiya solo la estrecho en sus brazos y Joy Lloro recargada en su pecho sin saber que de los ojos azules del joven también derramaban lágrimas silenciosas.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

-¡Demonios! –Dijo Dúo con furia –¡Odio esto!

-Yo tampoco soporto estar aquí sin hacer nada –Dijo Odd con coraje

-Chicos clámense –Intervino Yukito con tono pacificador

-Como les pides que se tranquilicen –Dijo Inuyasha con vos lacónica –Que tu no viste como estaba llorando la chica

-Inuyasha… -Odd y Dúo miraron con sorpresa al mitad bestia

-No me miren así –Se quejó Inuyasha –No lo dijo por que el monstruo me preocupe, es solo que con ese estado de animo no podrá regresarnos a nuestros mundos

-Si claro… -¿Notaron el sarcasmo?

-No deberían preocuparse por ella –Dijo Inuyasha fingiendo tono altanero –¿Acaso soy el único que recuerda que ese monstruo es el que nos trajo hasta aquí?

Creo que fue un gran error decir eso…

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Los dos estaban ahí, abrazados y sin decir ni una palabra, Joy se sentía tan segura entre los brazos de Seiya y el corazón de Seiya latía con rapidez al sentir el cuerpo de la joven contra el suyo… Todo aquello era casi perfecto de no ser por que tenía que terminar, Joy fue la primera en separarse de el, agachó la mirada y comenzó a decir…

-Yo… jamás me había sentido de esta manera, en solo cinco días te convertiste en lo que siempre soñé, sé que suena tonto pero…

-Joy yo…

-Yo sé y… y comprendo que este no es tu lugar y que tienes que regresar a tu casa, con tu princesa y tus hermanos y aunque ahora no sé que haré sin ti… se que estaré Bien y que esto pasará, Solo… solo quiero que sepas que…

Joy junto fundió sus labios con los de Seiya en un tierno y Dulce beso, lleno de tantos sentimientos, Un beso que jamás olvidaría, un beso que viviría con ella siempre; Joy se separo del joven, y lo miro a los ojos…

-…Te amo

Lo había dicho, no importaba lo que pasará después ya había dicho lo que sentía y eso por si solo era una carga menos para su corazón, ahora solo quedaba esperar lo que el oji-azul tenía que decir ante aquella declaración, El corazón De Joy se oprimió, paso lo que temía, el chico se había quedado callado… ¿Habría hecho lo correcto al decir lo que sentía? Ahora nada estaba claro…

-Joy…

¡PLAZ!

Algo malo estaba pasando en la sala, o al menos eso parecía, Joy se levanto repentinamente al igual que Seiya, pero además de eso ninguno de los dos hizo ningún otro movimiento y solo se quedaron ahí mirándose…

-Joy tienes un Botiquín –Dijo Yukito que "milagrosamente" entro sin tocar a la habitación

-Bo… -Joy estaba como ensimismada -¿Botiquín? –Dijo Reaccionando -¿Pero que a pasado?

-Nada grabe afortunadamente –Dijo Yukito sonriendo –Pero creo que necesitare el Botiquín

Joy Salio de la habitación, se dirigió al Baño, saco el Botiquín y al entrar en la sala…

-¿Qué paso aquí? –Preguntó al ver a Odd deteniendo con fuerza a Dúo y a Latís deteniendo a Inuyasha -¿Por qué están peleando? Dúo… tu mano esta sangrando

-No te preocupes Bonita estoy Bien –Dijo Mientras se separaba del apresamiento de Odd –No lloras más…

-Dúo… -Joy no pudo evitar sonreír –Inuyasha… ¿Estás Bien?

-Si me conoces tanto como dices, debes saberlo –Dijo de mala gana mientras se soltaba de Latís

-Tienes razón…

Joy cerró los ojos resignada por la actitud del mitad bestia, se acerco a Dúo lo tomo del brazo, lo condujo al sofá, los dos se sentaron, Joy abrió el Botiquín saco un pedacito de algodón, lo humedeció de alcohol y con cuidado lo froto en la erida que atravesaba la palma de la mano derecha de Dúo

-¡Hay! –Se quejo al sentir ardor del líquido en la herida -¡Me duele!

-Vamos no seas niño –Le Dijo Joy en tono maternal –Esto no será peor que las heridas que sufrías en la guerra

-Eso es muy distinto… ¡Odio el alcohol!

-Infantil… -Dijo Inuyasha en vos "baja"

-Te escuche Bestia –Le gritó Dúo

-Si te mueves pondré más alcohol en la herida –amenazó Joy y a Dúo no le quedo otra que quedarse quieto –Y tu Inuyasha no molestes o aunque tus heridas sanen rápido puedo poner alcohol en alguna de ellas y el que gritará sera otro

-Si! –Gritó Dúo

-Idiota… -Dijo Inuyasha disponiéndose a atacar y Dúo no tardo de desbaratar lo que Joy llevaba del vendaje en la mano al ponerse de pie bruscamente

-¡Basta los dos! –Dijo como una digna madre regañando a sus pequeños –Compórtense, aquí ya no habrán más peleas entendido

-Si… -Contestaron los dos agachando la mirada

-Bien así me gusta… -Dijo Joy triunfante –Ahora los dos guardarán silencio, al menos en lo que termino el vendaje… Ahora siéntate Dúo

-Si… -Dijo el niño regañado mientras volvía a tomar su lugar –Sabías que serás una buena madre…

-jaja –Joy no pudo evitar la carcajada al igual que todos en aquella sala, incluso Latís había sonreído

El vendaje estuvo por fin terminado, y Dúo dio las gracias con una gran sonrisa a su enfermera…

-Chicos… -Otra vez el sentimiento de pesar invadía a Joy pero había llegado el momento –Creo que es hora de…

-¡Ir a le feria! –Interrumpió Yukito que leía un pequeño papel que habían pasado por debajo de la puerta

-¿Feria? –Preguntaron todos algo confundidos

-Es lo que dice este volante –Dijo Mostrándoselos a todos

Inmediatamente Dúo se lo arrebato y leyo en vos alta:

"La feria a llegado a tu localidad, Divertidos juegos mecánicos y de destreza, Los más ricos Dulces regionales, Globos y demás. Te invitamos a partir de las 8:00pm a pasar una linda velada bajo fuegos artificiales, será una noche para recordar"

-¡Bravo iremos a la feria! –Dijo Odd siendo el primero en reaccionar

-Pero… chicos –Joy no sabía exactamente que decir –Yo… ustedes… ustedes tienen que regresar a…

-Nuestros hogares no irán a ningún lado –Dijo Yukito con una sonrisa

-Yukito Tiene razón –Dijo Dúo –Además que mejor que divertirnos nuestra ultima noche en este mundo

-Pero… -Joy giro su mirada hacia el joven de negro que estaba recargado en la pared –Latiz… Tu…

-Una noche más no hará gran diferencia

-Inuyasha…

-Estoy de acuerdo con el tonto de la trenza

-¿Tonto? ¿A quien le dices Tonto? –Dijo Dúo Furioso –Espera… ¿Estas de acuerdo conmigo?

-No me hagas repetirlo –Dijo Inuyasha con molestia

-Sei…

-Creo que esa pregunta esta de más –Dijo el oji-azul sonriente deduciendo lo que la joven quería decirle

-Entonces esta decidido –Dijo Yukito sonriente

-¡Iremos a la feria!

Creo que no pueden quejarse o… ¿Me salio mal este capitulo? ¡Cielos espero que no! Mil disculpas por la tardanza pero es que toda la inspiración que me ha estado llegando la estoy usando para una historia de Rayearth en la que estoy trabajando (ya llevo 4 capítulos -) y pienso publicarla un poco más adelante y no es por presumir pero creo que valdrá la pena que se den una vuelta para leerla :P. Por hoy creo que es todo esperen el próximo capitulo pronto

Los quiere la linda

Usagui Kou