Ultima batalla

XxxxxxxxxxxxxxxxxxxxX

La batalla había comenzado y el señor oscuro observaba desde el bosque como sus Mortifagos corrian hacia los magos de la luz lanzando cada maldición que conocían.

Adelante mis sirvientes, mátenlos. Matenlos a todos— pensaba el ser maligno mientras observaba a sus seguidores matar o ser matados.

Estaban a las afueras de Hogwarts la escuela de magia donde hace cincuenta años el mago oscuro aprendió las artes de la magia.

El ser giro volviendo a meterse al bosque tenia cosas que hacer antes de que fuera a la batalla. Hoy terminaría lo oposición, hoy mataria a Harry Potter y Albus Dumbledore.

Una sombra seguía a Voldemort mientras caminaba entre los arboles.

— Los preparativos están listos, maestro— indico la sombra.

El señor oscuro parecía satisfecho.

—Muy bien, Rabastan. Comenzaremos de inmediato— indico el señor oscuro y ambos llegaron hasta un lugar en el bosque sin arboles. Habia una runa dibujada en el suelo.

Voldemort chasquio sus dedos y Hombres lobo transformados comenzaron a aparecer por un lado y Vampiros por el otro.

Rabastran uso un complejo movimiento con su varita y las criaturas eran apresadas en cruces para su sorpresa.

— Comienza— ordeno el Maestro.

Rabastran asintio con su cabeza y comenzaba a decapitar a cada una de las criaturas y la sangre que caia comenzaba a juntarse en la runa que brillaba al sentirla.

Voldemort sonreía mientras observaba con felicidad el ritual.

Habia tardado mucho tiempo en encontrarlo. Años para ser preciso. Pero por fin ahora lo sabia. Hoy el señor Oscuro crearía un ser mágico definitivo.

Algo creado con la mas negra de la magias.

Pronto el mundo conocera el verdadero poder de Lord Voldemort— pensaba con arrogancia el señor oscuro.

Los cadáveres de los hombres-lobo comenzaban a caer en la runa desintegrándose al tocarla. Los vampiros se desintegraban también al tocar la runa y dejaban un vapor expeso donde lo hacían.

Rabastran observaba el proceso con ansias, muy pronto obtendría el poder de vencer a Potter y entonces…

Entonces el consanguinitas competidor terminara… Yo terminare esta maldición matándote Potter — pensaba con satisfacción el Mortifago.

Voldemort observaba la sonrisa que adorno la cara de su servidor.

Se ve preparado…Eso esta bien, cuanta mas confianza tenga mas poderoso sera—pensó el señor oscuro.

— Preparate Rabastan— indico el señor oscuro.

Rabastan Lestrange asintio con su cabeza y se metió adentro de la Runa, llego al centro de esta donde toda la sangre se mesclaba y se acosto en ella.

El cuerpo del Mortifago fue cubierto totalmente por la sangre y Voldemort alzo su varita apuntando a la Runa .

adunatio vegetus— grito con placer mientras que de su varita salía un vapor violeta que golpeaba a Rabastan.

Los gritos de dolor del Mortifago se escucharon en todo el bosque. Mientras el señor oscuro reia a carcajadas.

Xxxxxxxxxxxxxx

Harry estaba algo inquieto luego de preparar las defensas de la escuela con el director, había optado por ir a descansar. Arise lo esperaba en el cuarto y terminaron haciendo el amor nuevamente.

La tensión que tenia el chico le hizo ser un poco mas agresivo y Arise aunque no se queje había resibido un trato bastante duro para una primeriza en la cama.

El chico despertó unas horas despues Arise aun dormía…Pero el chico no iba poder volver a dormir. Lo sentía.

El bosque, los arboles, las plantas. Todas lloraban.

Que demonios están haciendo— pensaba el chico.

Un olor a podrido infestaba el bosque y llegaba hasta su cuarto…Claro nadie exepto el lo sentía…No era un olor que las personas ordinarias ya sean magos o muggles notarían.

El olor a magia negra.

Y en estos momentos Harry lo sentía como nunca antes. Era como si mataran a alguien y luego lo revivieran solo para matarlo nuevamente.

Algo expantoso.

Pero que es…Nunca e sentido algo como esto— pensó el chico.

Se acerco a la ventana, afuera se podía ver Aurores y miembros de la orden peleando con Mortifagos. El no estaba ahí, tenia ordenes de quedarse a defender el castillo en caso de que Dumbledore tenga que ir a la batalla.

Mas lejos en el bosque se podía ver un vapor negro…No era humo…No era que algo se quemara. Era algo perverso y a Harry se le erizo todo la piel al sentirlo.

— Amor— escucho el chico.

Arise se había levantado. La chica lo vio parado en la ventana y se acerco aun desnuda como estaba hacia su novio. Al llegar hasta el lo abrázo por detrás y apoyo su cabeza contra el hombro del joven.

Harry gimio con placer mientras que Arise le daba pequeños besos en el cuello.

El joven tenia ordenes de no salir del castilo asi que no se dejo rogar y lanzo a su novia a la cama. Se encargaría de lo que sea que este en el bosque a su tiempo…Ahora debería encargarse únicamente del bonbon en su cama.

Xxxxxxxxxxxxxxx

Serverus Snape miraba por la ventana a la batalla frente a el. Hogwarts era un verdadero caos, y ni bien habían mandado a la mayoría de los menores con sus familias, los Mortifagos atacaron.

El profesor de posiones miraba con algo de molestia la batalla, deseaba estar ahí ayudando a los Aurores, sin embargo tenia ordenes de Dumbledore de no intervenir hasta que los Mortifagos entren en el castillo.

Serverus susupiro.

Tambien estaba preocupado por su sobrina. Arise Moon debería a ver abandonado el colegio junto con la mayoría de los estudiantes, pero las cosas no resultaron como el esperaba.

Yo me quedo, aqui— Snape recordaba como su sobrina se le enfrentaba. Algo que nunca había pasaso.

Claro el profesor de posiones sabia que la chica estaba enamorada de Harry Potter y no se despegaria de el. Albus Dumbledore había aceptado que se quedara. Snape creyo que solo lo había aceptado para asegurarse de que Harry no salga del castillo.

Los pensamientos del profesor fueron ahora directamente a la persona que amaba como a un hijo. El joven de ojos verdes estaba recuperado según Dumbledore, pero Snape lo dudaba, no sabia muy bien la magia que aprendió del legado de los dioses, pero su experiencia le decía que no hay magia que recupere a un joven con heridas mágicas como las que tenia Harry Potter de un dia para el otro.

Escucho un grito y cerro los ojos no queriendo ver mas por la ventana. Muchos Aurores ya han muerto, y mas morirían…Al menos tenían que asegurarse de matar al señor oscuro esta noche…Debian terminar la guerra esta noche.

— Serverus— escucho y vio como la profesora de astronomía se acercaba.

— Sinistra—saludo el profesor de posiones.

Era una mujer de cabello negro y ojos celestes. La mas jóven de todos los profesores. Con treinta y dos años recién cumplidos.

Snape no pudo hacer otra cosa que admirar disimuladamente la hermosura de su compañera, no por nada era la profesora mas deseada por los alumnos de las cuatro casas.

Sinistra era una mujer bastante simple. Siempre gozo de la enseñanza de astronomía y no era una profesora muy exigente con sus alumnos. Incluso Snape pensaba que ella disfrutaba mucho de las miradas que sus alumnos le daban.

Sinistra había sido una de las profesoras las cuales estaban muy deseosas de tener a Harry Potter con ellos a fines del año pasado, claro se llebo una gran descepcion al saber que ya se había graduado en astronomía y como tal no había podido tenerlo como estudiante. Claro eso no impidió a la profesora pasar cerca de el cuando estaba en la biblioteca a ver si el chico le dedicaba alguna mirada a ella como tantos otros estudiantes de Hogwarts le han regalado.

Pero para su molestia Potter la saludaba con respeto pero no le dedicaba una segunda mirada. Serverus había estado muy divertido esos días en los que la joven profesora hablaba con el en privado sobre esos temas.

— Albus nos a llamado— indico la mujer dándole una sonrisa.

Serverus asintio y ni siquiera la espero mientras salió hacia el despacho del director.

Sinistra sonrio ante tal falta de modales.

Hay cosas que nunca cambiaran— pensó la mujer mientras alcanzaba a Serverus.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxx

Hermione Granger y Ronald Weasley estaban en la sala común de Gryffindor junto a un par de chicos. Habian decidido quedarse en la escuela, a pesar de todo.

Ambos sabían de el ataque que llegaría pronto, pero ellos y otros Gryffindor estaban mas que dispuestos a pelear contra cualquier Mortifago que se les ponga enfrente.

Neville Longbotton se encontraba con ellos. EL pequeño y timido Gryffindor había cambiado mucho luego de la muerte de su abuela, en ataques previos de los Mortifagos, y se mostraba tan fuerte como Hermione y Ron en estos momentos.

A otros chicos se los veía con miedo, mientras que los tres lideres de Gryffindor trataban de sonreir mostrando confianza. Aunque sinceramente ellos también estaban aterrados.

Sabian que ya no eran niños y debían pelear por sus seres queridos. Los tres habían sufrido mucho por los ataques de Mortifagos por años. De repente escucharon una explosión.

Los Mortifagos lograron entrar al castillo. Todos en el cuarto lo sabían.

— Es hora— dijo Neville.

Los demás asintieron con su cabeza.

Ron fue el primero en dirigirse hacia la puerta de la casa Gryffindor. La jefa de casa les había ordenado quedarse adentro, pero todos sabían que en cuanto ellos pudieran saldrían a pelear.

Eran Gryffindor despues de todo. Ninguno se quedaría quieto.

—andando—susurro Hermione.

Todos la escucharon y asintieron. Unos segundos despues la sala común de los leones quedo completamente vacia. Los alumnos de Gryffindor marchaban hacia la guerra.

XxxxxxxxxxxxxxxxxxxxX

Voldemort miro con felizidad autentica a su mas fiel seguidor.

Rabastan Lestrange tenia el cuerpo cuvierto de sangre negra, tambien ahora tenia el doble de tamaño y su rostro era negro y ojos blancos, su cabello habia desaparecido.

EL Mortifago lanzo un grito y la sangre a su alrrededor empezo a levitarse, alzo una mano y la sangre se convirtio en una espada y llego hasta su mano.

—¿ Y bien? — pregunto el señor oscuro.

— Es exelente maestro, puedo sentirlo, sus almas, sus vidas, su sangre—susurro el Mortifago.

— Ahora esas listo Rabastan— indico Voldemort.

— Potter— susurro el mortifago y salio corriendo por el bosque.

XxxxxxxxxxxxxxxxxX

Arise se encontraba con los profesores y alumnos enfrentando a los Mortifagos.

— ¿Y tu novio? — pregunto Hermione Granger a su lado.

Arise desvio una maldicion y contra ataco con un poderoso encantamiento de desarme contra un Mortifago.

— Dijo que iria por Rabastran al bosque oscuro— dijo la chica.

Los profesores llegaron a su lado y empezaron a combatir contra los Mortifagos.

Albus Dumbledore tambien lanzaba a cada Mortifago hacia atras con poderosos encantamientos.

— Señorita Moon, señorita Granger, Señor Weasley. Tengo una mision para ustedes— indico el director.

Snape y Sinistra remplazaron a los chicos atacando a los Mortifagos.

Los tres chicos fueron con Dumbledore.

— ¿Quiero que vayan al cuarto del profesor Potter y busquen un libro? — indico el viejo.

Los tres lo miraon incredulos, pero la mirada de Dumbledore decia que era importante.

— Usted sabe que libro verdad, señorita Moon— indico el viejo.

Arise asintio sabiendo a que se referia Dumbledore.

Miraron al frente y Vieron a Lord Voldemort aparecer.

— Rapido— susurro el viejo.

Los chicos salieron del lugar.

XxxxxxxxxxxxxxxxxX

Harry camino por el bosque, sentia el horribel edor a muerte segun caminaba por el.

— Bienvenido Harry— escucho el chico y vio a una criatura aproximarse.

Sabia quien era, el consanguinitas competidor se lo decia. O simplemente su instinto.

—¿Rabastran? — pregunto Harry.

— Si, te gusta mi nuevo Look— dijo ela criatura.

— Das pena— dijo Harry.

El mortifago rio con fuerza.

—Te estaba esperando Harry— indico el Mortifago.

— ¿En serio? — dijo Harry.

La criatura asintio.

— ¿Queria que fueras el primero en que mate con mis nuevos poderes?— susurro el Mortifago.

— Que honor— dijo con ironia el chico.

La criatura levanto su mano y Harry vio como un torrente de sangre salio de ella y se dirigio hacia el.

El joven esquivo el torrente y contraataco lanzando una enrredadera de sus manos, la planta salio de sus manos como latigos y se enrredo atravez de la criatura. Pero Rabastran simplemente la destruyo con su nueva fuerza fisica.

La criatura corrio hacia Harry y lo lanzo por los aires facilmente, el chico cayo diez metros atras adolorido.

Puede usar una especie de magia de sangre, ademas que su fuerza fisica esta a la par con un hombre-lobo y su velosidad tambien— pensaba el chico un poco preocupado ante las nuevas habilidades de su enemigo.

—¿Preocupado? — dijo Rabastran.

Harry sonrio.

— Ven— proboco el chico.

Rabastran lanzo otro torrente de sangre, pero esta vez harry golpeo con sus manos el suelo y a su alrrededor crecieron arboles que detuvieron el torrente.

La criatura gruño y levanto sus manos. Harry vio con maravilla como la sangre empezo a elevarse y se convertia en cuchillos, con otro movimiento de sus manos, Rabastran lanzo decenas de cuchillos sobre el joven.

Protego Maximus—dijo Harry y un escudo de energia dorada lo envolvio.

Se escucho como las cuchillas golpeaban el escudo pero no lo penetraban.

— Nada mal, muchacho— dijo Rabastran.

CLADES CORDIS— grito Harry pero un muro de sangre aparecio frente a la criatura protegiendola de el hechizo.

Rabastran levanto su mano y de ella bolas de sangre del tamaño de puntas de flecha salieron a gran velocidad hacia el joven.

Harry se lanco hacia un lado para esquivarlas y rapidamente contraataco.

exitium cruris— dijo el joven y un rayo negro salio de su varita y el escudo de sangre que protegia a Rabastran exploto cuando la maldicion le golpeo.

— Magia de sangre, harry esas son artes oscuras— indico el Mortifago.

— No te gusta Rabastran, y yo que queria ganarme tu aprecio— indico Harry.

La criatura sonrio divertida ante lo que dijo. Levanto su mano y en esta aparecio una espada de sangre.

— Si asi lo quieres—susurro Harry.

Sin decir nada mas levanto su mano y una rama con espinas la cubrio y en unos sengundos tenia una espada de madera filosa.

Harry y Rabastran se lanzaron el uno contra el otro usando la sangre y plantas como espadas.

El combate estaba parejo hasta que Harry dio un fuerte golpe sobre la espada de sangre y la atravezo.

Rabastran sonrio y de la nada aparecio otra espada que la uso para a travezar el estomago de Harry.

— Te has olvidado que la sangre es liquida— indico el hombre.

Harry cayo al suelo.

— Que hago ahora Harry, te mato, o espero a que te mueras tu solo...Quizas busque a tu novia en el castillo. Si eso hare, y luego la violare frente a tu cadaver, que dices eh—susurro el hombre.

Sin embargo eso es todo lo que pudo decir ya que unas raices comenzaron a salir de su pecho.

Rabastran escupio sangre y miro para atras. Donde un Harry Potter bastante sano estaba apuntandole con su mano, de ella poderosas enredaderas salian.

Harry se veia furioso pero satisfecho, las enrredaderas comenzaron a apretar y cortar a la criatura.

— ¿Como? — pregunto Rabastran incredulo.

— Nunca le des la espalda al enemigo— susurro Potter.

Sin responder nada mas dio un chasquido con sus dedos, y ramas filosas comenzaron a atravesar a Rabastran, el chico observo como la sangre de su enemigo manchaba toda la enrredadera, y unos segundos despues el ultimo Lestrange estaba muerto.

— Listo, por fin— susurro el chico.

Miro sus heridas y vio como su estomago sangreba por la herida de la espada de Rabastran.

El chico cerro sus ojos y su piel se tornaba verde, luego los volvio a abrir vio que la herida desaparecio completamente.

— Gracias al Legado de los dioses puedo usar esta magia — susurro el chico y salio corriendo hacia el castillo.

XxxxxxxxxxxxxxxxxxxX

Dumbledore estaba agotado y vio como Voldemort se acercaba con una sonrisa maligna.

— Terminemos con esto Dumbledore— susurro el señor oscuro con placer.

Un aura roja como la sangre aparecio sobre el.

—Te gusta, gracias a Rabastran puedo hacer esto— susurro el lord oscuro.

Movio una mano y un torrente de sangre se lanzo hacia el viejo. La sangre golpeo a Dumbledore lanzandolo en el aire.

— se termino— susurro Voldemort.

CLADES CORDIS— escucho y fue impulasdo hacia aun lado.

Voldemort levanto la cabeza y miro a Harry entrar por la puerta.

— Asi que mataste a Rabastran— susurro Voldemort.

Harry no dijo nada, se dedico a atacarlo.

Pero la sangre protegia a Voldemort.

No temas— escucho en su cabeza.

¿Que? ¿Quien eres? — penso Harry.

Soy Ret, y soy quien custodia a los que poseen un don como el tuyo— escucho Harry.

Escuchame bien, Voldemort a roto las reglas al usar el ritual que le permite usar la magia de sangre, por eso puedo hablarte— indico la voz.

¿Que hago? — pregunto Harry.

El legado, con su poder podrás vencer— termino la voz en su cabeza.

Como si fuera obra del destino, Harry vio como Arise entraba en el comedor con Ronald y Hermione. El libro estaba en sus manos.

Levanto la mano y Arise entendió perfectamente lo que decía. Lanzo el libro hacia Harry, el chico lo tomo en el aire.

Voldemort lanzo un poderoso torrente de sangre sobre el joven, mientras que Harry abria el libro. El torrente golpeo el libro y Harry vio con maravilla como lo absorvio por completo.

Voldemort sintió miedo por primera vez al verse arrastrado a gran velocidad hacia el libro.

Un segundo después el Dark lord desapareció , el legado de los dioses lo absorbió por completo.

XxxxxxxxxxxxxxxxxxxxX

Epilogo

Ronald Weasley y Hermione Granger ayudaron junto a sus familias a los demás, años después se terminarían casando y teniendo dos hijos.

Theoroden Nott había estado en el hospital durante la batalla junto a su hermana, por lo que fue una buena noticia para él cuando se entero de la victoria de la luz sobre la oscuridad. En unos años se convertirá en maestro de pociones y crearía una mejora de la poción matalobos. Su hermana terminaría el colegio y se convertirá en profesora de encantamientos.

Draco Malfoy había desaparecido con su madre antes de la batalla, los demás creían que el había huido para no tener que matar a Theoroden en la iniciación y su madre lo acompaño, su padre murió en la batalla en Hogwarts, y no se supo nada de ellos.

Harry Potter termino agotado luego de la batalla y Arise Moon se quedo a su lado.

Unos años después ambos se casarían y tendrían tres hijos. Harry cumplió su sueño de ser un Fulgor Auror y luego se convertiría en ministro de magia.

Arise se graduó y estudio para ser curandera, ejerció su carrera hasta cinco años después de casarse, pero cuando nació su tercer hijo decisivo dejarla.

Los profesores de Hogwarts surgieron en la escuela por muchos años.

Dumbledore sigue siendo el alocado Director.

Minerva lo sigue regañando por todo.

Severus y Sinistra se casaron un año luego de la última batalla pero no tuvieron hijos.

Harry suspiro viendo alejarse al tren de Hogwarts donde sus hijos iban.

— Estarán bien— le dijo su esposa.

Harry le sonrió.

— Lo sé— susurro el antes de darle un beso en la boca.

XxxxxxxxxxxxxxxxxxxxX

Fin

Hace años que no actualizo, y no parecía que iba hacerlo nunca.

Así que decidí achicarlo y meter todo en un ultimo capitulo.

Un saludo a todos