Disclaimer: Tengo la mala suerte y desgracia de no poseer ni Slam Dunk, ni sus protagonistas.

Sumario: Alguien está atacando a las chicas que se incorporan en los equipos masculinos como jugadoras. ¿Hasta donde estará dispuesto a llegar el detective Hanamichi Sakuragi?

AU. RUHANA. SENKOSH

CAPÍTULO 1

Mierda! Esta ya es la tercera víctima y aún no tenemos NPI de quien está detrás de todo esto. Bufó malhumorado el detective Sakuragi.

Sakuragi es un hombre alto, mide 1'90m, tiene el pelo rojo, largo hasta los hombros y lo lleva recogido con una coleta. Siempre va con tejanos y camisa, a pesar que todos sus superiores están hasta los Ejem! Ejem! de repetirle una y otra vez que un detective debe ser más formal.

NPI? Preguntó su compañero Youhei. Youhei es delgado y tiene el pelo corto y negro, mide 1'75m

Ni Puta Idea. Cuesta creer que aún no sepas que significan estas siglas. Pero ahora esto no importa tenemos que hacer algo.

Hana...

No me llames así, no soy una chica.

Vale. Pero te tomas este caso muy personalmente, se que te encanta el básquet, pero hay algo más y quiero saberlo.

Mi hermana, el año pasado fue la manager del equipo de su instituto. Pero este curso quiere ser jugadora.

Entiendo. ¿Tienes algo por lo que empezar?

¿Tú estás sordo verdad? No me has oído antes por lo que veo.

Si no te calmas no vamos a solucionar nada.

Lo se pero, no se me ocurre nada y quien sea que haga esto parece que se burla de nosotros en nuestras narices.

¿Qué te ocurre ahora Hanamichi? Preguntó Hiroaki que ahora había entrado en la habitación. Hiroaki tiene el pelo negro, corto, mide 1'80m. Él y Hanamichi son amigos desde que salieron de la academia.

El caso de las jugadoras de básquet Kosh-Kosh.

Hiroaki ya había aceptado mucho tiempo atrás que no serviría de nada quejarse por el apodo.

Bueno yo os dejo solos que tenéis cosas que hacer. Dijo Youhei.

Hanamichi se recostó en la silla, puso los pies sobre la mesa y sacó su pistola, la desmontó y empezó a limpiarla con mucho empeño.

¿Sabes, para ser tan bestia, me recuerdas a una mujer, tío eres un maniático de la limpieza, hahahaha.

Hanamichi se detuvo en seco, bajó los pies de la mesa. Hiroaki dio un paso atrás, no pensó que Hanamichi se molestaría tanto por ese comentario.

Hiroaki...

Mierda! Por como me ha llamado esto es serio. Pensó el chico más bajo.

¿Tú eres bueno en básquet, verdad? ¿Y al igual que yo tienes el rostro juvenil? ¿Y si no recuerdo mal el entrenador del Ryonan es muy amigo de tu padre, no?

Los dos tenían 22 años, ingresaron juntos en la academia cuando tenían 18.

Si pero...

Tengo una idea genial. Pose de Tensai y musiquilla de fondo. Tu y yo nos haremos pasar por estudiantes de instituto, entraremos en el equipo de básquet, tu en Ryonan y yo en Shohoku.

Hanamichi pero es que resulta que solo atacan a las chicas cuando están solas y...Hiroaki deja de hablar, tiene la sensación de que aquí hay algo que no cuadra. MIERDA! Esa idea se le ha ocurrido cuando le he dicho que parecía una mujer, ¿no pretenderá?...no...no puede ser. Gritaba horrorizado el pobre Kosh-Kosh en su mente. Hanamichi dime que no pretendes que nos hagamos pasar por chicas, anda dímelo, te lo suplico. Dijo con una cara de espanto de aquí te espero Koshino.

NYAHAHAHAHA! ORE WA TENSAI! Lo has pillado a la primera Koshy, aunque teniendo en cuenta que siempre estás al lado de un genio como yo, no es nada raro.

Hanamichi pero que estupideces estás diciendo, ¿como quieres que nos hagamos pasar por chicas? Primero somos demasiado altos sobre todo tu, tenemos los dos una voz muy fuerte. Y lo más importante nos sobran atributos abajo y nos faltan arriba. Exclamó el pobre Hiroaki.

Cuando vio que su amigo fruncía el ceño, respiró aliviado. Pero entonces Hanamichi empezó a reír y supo que de alguna manera el pelirrojo ya había solucionado el enigma, por difícil que cueste de creer.

ORE WA TENSAI! NYAHAHAHA! Operaciones especiales. Dijo simplemente después de soltar su línea.

¿Huh?

Koshy, Koshy, los de operaciones especiales utilizan como un tipo de piel artificial para disfrazarse, solo tenemos que recubrirnos con esa piel, utilizar un distorsionador de voz, utilizar un poco de cera depilatoria, crear unos bustos de mujer que nos podamos poner como si se tratase de una armadura, y por lo que respecta a nuestros atributos de ahí abajo, con unos calzoncillos especiales sobrará, además utilizaremos maquillaje para suavizar nuestras facciones. Y por la altura no te preocupes, eso nos ayudará a llamar la atención del agresor¿ A que soy un genio? Cuando el chico quería, sus neuronas se reproducían como conejos e iban a velocidad luz.

Hanamichi pero...pero...Solo con la ayuda del entrenador de Ryonan no habrá suficiente. Necesitaremos algún contacto en Shohoku y tu hermana no tiene la suficiente influencia. Ya está, si no puede contar con alguien de peso en Shohoku su plan no tendrá salida. Pensó relajándose Hiroaki.

Mi padre es profesor en Shohoku y además es el entrenador del equipo de básquet, ho, ho, ho...Ehehehehe! Ya me río como el. Dijo con una mano detrás de la cabeza. Hiroaki solo atinó a caerse al suelo del horror. OH! Dios! Ayúdame. Pensó y luego pegó un grito que se oyó hasta el Polo Norte. AAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!

Bueno me voy tengo que prepararlo todo y hablar con nuestros superiores para que nos autoricen a faltar el tiempo necesario en el trabajo. Dijo marchándose Hanamichi.

Hiroaki se levantó del suelo de golpe.

Claro! El capitán seguro que se opone a tal locura. Estoy salvado. Dijo para si mismo alegre.

Pero como si se cumpliesen los deseos de Hiroaki, esta historia se habría terminado prácticamente antes de empezar, ño, ño. El capitán accedió. La verdad es que el tipo era un pervertido de cuidado y el hecho de ver a 2 de sus subordinados con uniformes de colegiala...Buuuueeeennnooooo! No sabéis como le ponía.

Hiroaki el capitán ha accedido. Dijo un feliz Hanamichi entrando. Hiroaki dejó caer su mandíbula en el suelo.

Muy bien invita al entrenador de Ryonan a mi casa esta noche, también estarán mis padres y mi hermana. Vamos apúrate que no tenemos todo el curso. Y se fue dejando a un Hiroaki que aún tenía la mandíbula tirada por el mosaico. Después de unos segundos pegó un grito, esta vez se oyó en toda la Vía Láctea, el chico tenía unas cuerdas vocales hiper-mega-super potentes, os lo digo yo. NNNNOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!

Hora de cenar en casa de Hanamichi.

DING, DONG.

Deben ser mis padres y mi hermana. Ve a abrir Kosh-Kosh, que tengo la cena en el fuego. Dijo un muy ocupado Hanamichi que estaba haciendo malabares con los platos, mientras cocinaba tres platos a la vez.

Hiroaki fue abrir con resignación. Cuando abrió la puerta se encontró que en la puerta no solo había la familia de su amigo, sino que el amigo de su padre también había llegado.

Taoka-san! Me alegro de verle, supongo que ustedes son los Sres. Anzai y tu Ayako, la hermana de Hanamichi verdad? Dijo inclinándose en señal de respeto. Pasen Hanamichi está terminando de preparar la cena.

Una vez hechas las presentaciones y sentados en la mesa, Hanamichi les explicó todo.

El matrimonio después de procesar la información solo atinó a reírse. Bueno la Sra. Anzai (Los padres de Hanamichi fallecieron cuando tenía 14 años y el matrimonio lo adoptó) dejaba escapar algunas risitas mientras se imaginaba a su hijo mayor con sostén y bragas. Anzai solo hacía el típico y famoso ho, ho, ho.

Ayako estaba carcajeándose, y golpeando el suelo como una posesa, mientras se imaginaba el momento en que su hermano y su amigo tendrían que depilarse hasta la última parte del cuerpo. Ha! Ahora sabrán esos lo que sufrimos las mujeres para asearnos. Pensaba ella con un brillo diabólico en los ojos.

Taoka estaba con la boca abierta y miraba a Hiroaki para que se lo negara. Luego de comprender que la cosa iba en serio y de cerrar la boca. Tosió un poco para llamar la atención. Todos le miraban expectantes; Hiroaki rogando a Dios para que ese hombre estuviera lo suficientemente cuerdo como para negarse a semejante locura y los otros 4 con ganas de que aceptase.

Bueno esta idea no es muy convencional que digamos, pero como es por el bien de las alumnas voy a colaborar.

Hiroaki solo suspiró, su última oportunidad se acababa de esfumar.

Hanamichi estaba feliz, todo el mundo apoyaba su plan así que eso quería decir que creían que era un genio. Bueno eso pensaba el.

Ahora que todo está listo chicos, mañana iremos de compras al centro comercial, luego a un centro de belleza, y por último mamá y yo os enseñaremos a moveros como una chica. Dijo una alegre Ayako que con la excusa del plan de su hermano, iba a renovarse el armario.

Su padre solo se miraba de reojo la cartera. Pero a la vez estaba aliviado, cuando su hija le dijo que iba ser jugadora en el equipo masculino, a pesar de las agresiones, se asustó, pero como respetaba a su hija no se opuso. Ahora con su hermano cerca, todo sería mejor. Aunque a veces no podía evitar pensar que la mayor de los hermanos, era ella.

Durante dos semanas los chicos se sometieron a todo tipo de torturas a.k.a, depilación; aprender a caminar y correr con tacones, porqué si iban a perseguir a alguien se suponía que tendrían que atraparlo; a pasarse horas y horas interminables comprándose ropa que ayudara a disfrazar sus peculiaridades, como también tuvieron que soportar las miradas de las dependientas y clientes aunque con un par de cabezazos mortales y miradas asesinas todo solucionado; luego vinieron las clases de expresión corporal.

Oi! Ayako, ¿Y tu esto cuando tardaste a aprenderlo? Preguntó un curioso Hanamichi.

Poco a poco hermanito, pero vosotros no tenéis tiempo, así que deja de hacer el vago y continúa practicando TWACK! Contestó ella.

Cuando ya estaban lo suficiente 'afeminados'. Les entregaron los distorsionadores de voz, los bustos falsos y la documentación falsa.

Primer día de clase para nuestros amigos.

Ryonan. Clase de segundo A.

Chicos y chicas tenemos entre nosotros a una nueva compañera se llama Hiromi Koshino. Dijo el profesor.

Hola a todos! Me llamó Hiromi Koshino, tengo 17 años, me encanta el básquet y voy a entrar como jugadora. Espero que seamos amigos. Mucho gusto. Terminó inclinándose.

Muy bien Srta. Koshino siéntese al lado de Sendoh...un momento ya vuelve a llegar tarde maldita sea, ese chico no conoce la puntualidad. Se quejó el profesor, en esto un feliz Akira Sendoh llega a clase.

Lo siento me dormí. Dijo Akira feliz de la vida con su típica sonrisa deslumbrante de llego-tarde-pero-no-me-importa-por-que-se-que-todo-el-mundo-me-ama-y-siempre-me-perdonan. Entonces se fijó en la alumna nueva, era delgada y muy alta, tenia el pelo negro y corto casi estilo chico, pero le quedaba muy bien, también tenia los ojos negros, y francamente no estaba nada mal. Sonrió para si mismo cuando vio a la chica sonrojarse levemente al notar que la estaba chequeando con la mirada.

Sendoh usted siempre tarde, bueno como es un caso perdido lo dejaré pasar. Le presento a una nueva alumna se llama Hiromi Koshino y se sentará a su derecha, así que muéstrele su asiento. Le ordenó el profesor.

Ahora mismo señor, ven te acompaño. Dijo Akira con una sonrisa.

Gracias. Contestó algo turbado Hiroaki. ¿Son imaginaciones mis o este mocoso está intentando ligar conmigo? Preguntó algo nervioso en su mente. No podía creerse que un CHICO menor de edad intentase seducirlo.

Los chicos miraban con envidia a Akira. Y las chicas y algunos chicos lo mismo pero con Hiroaki.

Esto va a ser muuuuuuuuyyyyyyyy duro pensó Hiroaki al darse cuenta. Y cuando llegó la hora del entrenamiento, la cosa se salió de madre.

Cuando entró a la cancha con pantalones cortos y una camiseta muchos de los jugadores babeaban. Y más aún cuando corría o saltaba.

En esos momentos solo había un pensamiento en su cabeza...

HANAMICHI SI SALGO DE ESTA TE MATOOOOOOOOOOO!

En Shohoku.

Escúchame bien Hanamichi, digo Hana, recuerda que ahora eres una chica, así que compórtate. No debes llamar a papá Padre, sino entrenador. Y por lo que más quieras no pongas apodos a nadie, ¿entendido? Le decía Ayako, como una madre que habla con su hijo.

Te lo prometo yo...Hanamichi no pudo terminar la frase porqué un chico moreno casi tan alto como el, eh ella, esto bueno, lo que sea. Se le echó encima con su bicicleta.

Como pudo se levantó y fue recibido con una mirada azul marino aburrida, fría pero penetrante, y que parecía de...de zorro!

TEME KITSUNE! BAMM! Cabezazo mortal al canto para el zorrito dormilón.

TWACK! HANA SAKURAGI COMPORTATE. Le regañó Ayako mientras se controlaba para no tirar por la borda la tapadera de su herman. Perdona Rukawa es muy violenta, pero tu no te deberías dormir así. Ahora nos vamos. Ja ne!. Dijo despidiéndose de un zorro aturdido con un chichón en la frente.

Hana Sakuragi, así que este es el nombre de esa fiera. Vaya si es más alta que yo...un momento me acaba de llamar ZORRO la muy do'aho. Pero tiene una mirada de fuego, el fuego derrite el hielo...¿Pero que tontería dijo? Eso debe ser el golpe, seguro. Mientras caminaba por los pasillos Kaede tenía una batalla mental consigo mismo aunque por fuera tenía la misma expresión de nada de siempre.

Cuando entró en el gimnasio lo primero que oyó fue un fuerte...

TEME KITSUNE OTOKO! ¿Qué haces tu aquí? Gritó Hanamichi. Hanamichi iba con pantalones cortos y con una camiseta sin mangas. Tenía a medio gimnasio babeando, aunque algunos le tenían miedo. Pero les gustaba igualmente.

TWACK! Deja al pobre Rukawa en paz y ponte a entrenar. Le reprendió Ayako, después obviamente Hanamichi recibió un Gori Punch.

Que seas una chica no significa que vayas a tener privilegios. Aunque no lo mostró cuando Akagi recibió la mirada asesina de Hanamichi, se puso nervioso, esa mirada era distinta, era como si le dijera "Tienes suerte que no te haga pedazos aquí mismo". Pero cuando Hanamichi la remplazó por otra igual de agresiva pero menos intimidante, supuso que había sido su imaginación.

Hanamichi empezó a driblar a oponentes imaginarios con gracia y agilidad, y lanzando tiros perfectos. Todos menos Ayako se quedaron impresionados. Pero cuando Hanamichi y Akagi lucharon por un rebote y ganó el pelirrojo, allí se quedaron de piedra. Incluso Kaede se quedó con la boca abierta aunque, al darse cuenta enseguida la cerró.

JO-DER! Incluso si fuese un chico, tendría que tener una potencia de salto increíble para ganarle al Gori, er, capitán maldita sea esa do'aho, me está afectando. Pensó Kaede.

Y así termino es primer día de clase para Hiromi Koshino y Hana Sakuragi.

Continuará...