"Harry Potter y la Mano Blanca"

Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería

Uniforme

Los alumnos de primer año necesitan

1.- tres conjuntos de sencillas túnicas de trabajo (negras)

2.- un simple sombrero puntiagudo (negro) para uso diario

3.- un par de guantes protectores (piel de dragón o semejante)

4 una capa de invierno (negra con broches plateados)

Recuerde que toda la ropa de los alumnos debe llevar etiqueta con su nombre

Libros

Todos los alumnos deben tener un ejemplar de cada uno de los siguientes libros

El libro reglamentario de hechicería

Historia de la magia

Teoría mágica

Guía de transformaciones para principiantes

Mil y una hierbas y hongos

Filtro y pociones mágicas

Animales fantásticos y donde encontrarlos

Las fuerzas oscuras

Otro Equipo

1 varita

1 caldero de peltre, reglamentario de la medida 2

1 un conjunto de ampolletas de vidrio o cristal

1 telescopio

1 conjunto de balanzas de latón

Los alumnos también pueden traer, una lechuza, un gato o un sapo. Se recuerda a los padres que los de primer año no tiene permiso para tener sus propias escobas

> No, Harry, no... Hola Ginny

> Hola Hermi ... Hola Harry

> Si Hola ...

> ¿Qué lees Ginny?

> La lista de primero de Hogwarts... aun recuerdo ese curso

> Fue bastante movido para ti

> Solo un poco, comparado a los últimos años

> Tienes razón

> Iré a ver si Luna termino de descifrar el hechizo de quimera... nos vemos

> Nos vemos

> ¿Hermione podemos volver a nuestra conversación?

> Esta bien Harry... mi respuesta es No...

> Pero Hermione, no habrá ningún problema

> ¿Quien asegura eso?

> Bueno... ...

> Vez Harry... será mejor que compremos un libro...

> ¿Un libro?

> ... Estaba pensando en Antología de los encantamientos del siglo XVIII...

> ¿QUÉ?... pero ese es libro es para tercer año

> Si, tienes razón... el Silabario del hechicero será mas útil

> Si insistes en un libro... que sea Quidditch a través de los tiempos

> ¿Quidditch?... Jamás lograremos ponernos de acuerdo, Harry...

> Tu deseas un libros... y yo... un Thestral

> Solo digo que tiene que ser algo ventajoso para lo que se viene...

> Un Thestral es muy ventajoso... o se te olvido en quinto año el viaje al ministerio de magia

> Por favor, Harry... no me lo recuerdes... solo digo que es muy peligroso tener un anima, que no se puede ver, tan cerca y sin supervisión adulta

> En este lugar, Hermione, tu eres la única que no puedes ver un Thestral

Un fuerte portazo interrumpió la conversación, Harry y Hermione guardaron silencio manteniendo el alerta, Harry llevo su mano a la manga y extrajo su varita suavemente, mientras Hermione tomaba una sabana y tapaba una mesa redonda que tenia en su centro una maqueta de Azkaban y miles de pergaminos.

> De entre la oscuridad avanzó la silueta de una persona

> ¡Lo conseguí! ... hoy me autorizaron su compra...

> Ron... por favor, anuncia tu llegada...

> Si... si... como digas Hermione...

> Hola Ron... ¿Que conseguiste?

> La autorización para comprar un objeto muy especial y que le gustara mucho, lo llevo buscando hace un año...

> Ronald Weasley ni siquiera lo pienses, no aceptaré...

> ... según mi papá seria imposible... pero por suerte Bagshot aun recuerda el ultimo incidente del ministerio y mi heroica participación

> ¿El ministro te autorizo su compra?

> Claro Harry, con una pequeña condición...

> ¿Que no lo utilices?

> No Hermione... que solo lo utilice en caso de emergencia

> Ósea Ron, le mentiste... le dijiste que lo comprarías para ti...

> Algo así... Hermione deja el melodrama para después

> Hermione tiene razón Ron, si el ministro se entera que lo compraras para regalarlo tendrás graves problemas

> Ustedes dos deberían estar felices, será un instrumento muy útil para el futuro...

Pasa la vida y el tiempo
No se queda quieto
Llego el silencio al fin
Con la soledad
Y en que lugar anida de mis sueños nuevos
Y que me dará una mano
Cuando quiera despertar

Volver a empezar
Que aun no termina el juego
Volver a empezar
Que no se apague el fuego
Queda mucho por andar
Y que mañana será un día nuevo bajo el sol
Volver a empezar…

Se fueron los aplausos y algunos recuerdos
Y el eco de la gloria duerme en un placar
Yo seguir adelante atravesando miedos
Sabe Dios que nunca es tarde
Para volver a empezar

Volver a empezar
Que aun no termina juego
Volver a empezar
Que no se apague el fuego
Queda mucho por andar
Y que mañana será un día nuevo bajo el sol
Volver a empezar
Volver a intentar
Volver a empezar

Volver a empezar
Que aun no termina juego
Volver a empezar
Que no se apague el fuego
Queda mucho por andar
Y que mañana ser un da nuevo bajo el sol
Volver a empezar
Volver a intentar
Volver a empezar

CAPITULO 1 "Volver a Empezar"

Llega a su fin el último día de julio, la calurosa noche se apoderaba de las cuadradas casa de Privet Drive, donde todas las familias se refugiaban de la oscuridad dentro de sus residencias. Un noche común para casi todos los habitantes de este barrio residencial, para casi todos, porque en un pequeña habitación en el segundo piso del numero 4 de esta calle se encuentra un joven que en esos momentos cumplía 17 años, ya era todo un adulto, nada quedaba de ese pequeño niño de 11 años, pálido y flacucho.

Ahora sobre la cama, tendido boca arriba se encontraba un joven de cuerpo bien formado, alto, de rasgos mas duros y un pelo rebelde, sus preciosos ojos esmeraldas no habían perdidos su color a pesar de sus experiencias y su cicatriz parecía no querer desaparecer a pesar de su crecimiento.

Era casi medianoche y permanecía mirando el techo de su habitación, recordaba su sueño, había sido particular, pensó que los sueños se habían terminado el año pasado con el encuentro de las velas, pero extrañamente este sueño era distinto, no le provocaba ninguna preocupación, solo curiosidad por saber a que se debía.

Miro el reloj que tenia en su mesa de luz, y comenzó a contar mentalmente en forma regresiva, esperaba ansioso la llega de Hedwig, su lechuza, a la que había enviado en una misión muy especial. Pasa sus manos por su cara tratando de espantar el sueño, se sentía cansado, el trabajo que debió realizar ese día había sido agotador.

> No hay problema Herman... mi sobrino lo hará con mucho gusto – sonrió tío Vernon al nuevo vecino que habían llego en la casa del lado - ¡HARRY!... ¡HARRY!

> ¿Algún problema? – pregunto apareciendo tras de el asustándolo

> ¡Estup...! ve a ayudarle a los nuevos vecino a descargar – ordeno

> Pero tengo cosas que hacer... – se quejo

> ¡VE AHORA! – grito – ¡Y NO PROVOQUES PROBLEMAS!

Toda la tarde estuvo acarreando bolsos, cajas, muebles, incluso tuvo que alimentar al Rottweiler que traían.

> 6... 5... 4... 3... 2...

Se escucho un ulular desde fuera de la ventana que daba a la calle

> ¡Justo a tiempo! – Harry salto de la cama y corrió a la ventana la abrió rápidamente y se encontró con una hermosa lechuza parda, Harry se sorprendió al verla pero le permitió el paso, la lechuza planeo en el techo y bajo a la cama estirando su pata para que retirara en sobre que traía en ella, Harry al tomarlo distinguió un sobre amarillo con un tejon como escudo – ¿ Hufflepuff ! ... Anais... - susurro Harry mientras abría el sobre, en papel amarillo y con letras finamente redondeadas se leía

Feliz Cumpleaños Harry

Prepare la lechuza para que llegara justo a las doce, espero que haya sido así, mi regalo es muy pequeño pero se que tendrá una gran utilidad en tu ultimo año en Hogwarts, como te lo había comentado en otras cartas mi madre a decidido que termine aquí mi educación, tuvo temor por lo que paso hace algunos meses y prefiere que este a su lado, al parecer Dumbledore también piensa lo mismo porque no puso objeción a la decisión, pero me hizo prometer que viajare para las vacaciones a Inglaterra, según el para pasar mas tiempo con ustedes, pero tu sabes a que se refiere. Espero que tu cumpleaños sea un día especial.

Cariños Anais Black

Harry permaneció mirando el papel unos minutos, Anais no venia a Hogwarts¿eso era bueno o malo?... a pesar que había tenido contacto con Anais toda el verano, le era extraño saber que iba a verla y tenia que tratar con ella después de todo lo revelado el año pasa, desde que es la hija de Sirius hasta el punto que su vida esta unida a la de ellas. Cuando recupero la sorpresa miro dentro del sobre y vio una fina cadena, muy larga que terminaba en un dije pequeño, del porte de una moneda, de color amarillo con destello rojos en forma de estrella.

> Gracias – susurro atónito mientras lo colgaba al cuello, en cuanto lo hizo el dije desprendió pequeños destello

Harry permaneció admirando la estrella amarrilla unos minutos mas hasta que un zumbido lo sobresalto, Pig la lechuza pequeña de Ron revoloteaba en su cabeza, con una mano la tomo y retiro el pergamino que traía enrollado en su pata y el paquete que le colgaba del cuello.

Querido Harry

¡Feliz Cumpleaños!

17 años, ya estas todo un hombre, puedes sacar tu licencia de apariciones y pedir Whisky de fuego en las tres escobas, para que pensar en los hechizos y maldiciones que le puede lanzar al cerdo de tu primo muggle... ¡no es grandiosa la mayoría de edad! Quizás te permiten entrar en la Orden del Fénix, después de todo lo que has hecho es lo menos que pueden hacer y claro tu harás que me integren a mi. Espero con ansias que volvamos a Hogwarts, Fred y George han estado insinuando cosas, dicen que hay una sorpresa en séptimo que no esperamos y que los veremos mas seguido de lo que creemos, solo no espero que sea como el torneo de los tres magos. Espero que los Muggles no se hayan acordado de tu cumpleaños, para que te dejaran tranquilo. Iremos a Londres a comprar los nuevos libros ¿podríamos vernos hay?

No dejes que los muggles te depriman

Intenta venir a Londres

Ron

PD: Hermione ira a pasar una semana a Londres según ella para prepara sus materiales con tranquilidad

Harry permaneció meditando la carta¿Hermione y Ron una semana en la madriguera? Eso no lo hizo sentir muy bien y ¿qué seria esa sorpresa que les tenían a los de séptimo?

Luego Harry desenvolvió el regalo. Era una caja llena de todos los tipos de golosinas posibles, incluso algunas que dudo que se pudieran comer. Adentro había otra nota

Harry: estas son provisiones, se que tus tíos no son fanáticos a alimentarte, y mi mamá preparo todo esto especialmente para ti, pero creo que Frad y George incluyeron algunas cosas extras así que ten cuidado, toda la familia te manda muchos saludos. Hasta Pronto

Harry dejo la nota a un lado y con precaución tomo una pequeño bollo que reconoció como de la señora Weasley y lo saboreo, hace mas de una semana que venia comiendo lechuga por otra estúpida dieta de Dudley que no tiene efecto. Sabia delicioso, cuando terminaba de tragar vio que justo en ese momento Hedwig atravesaba el marco de la ventana, venia acompañado de una lechuza dorada, que reconoció como la que el mismo le había regalado a Hermione el año anterior

> ¡Hedwig!

Harry corrió a la albina lechuza y arranco de su pata el sobre que traía, la lechuzo ululo molesta mientras se dirigía a un rincón en lo alto del closet y le daba la espalda

> Lo siento... – se disculpó abriendo el sobre con rapidez – pero esta carta es... de Hermione – finalizo cuando pudo ver la perfecta caligrafía de la castaña en una corta nota

Harry

No crees es que es exagerado que le ordenes a Hedwig que me picote si me niego a escribir, tengo mi brazo cubierto de moretones por tu culpa. Claro que me acordaría de tu cumpleaños, como olvidarlo, así que¡ feliz cumpleaños Harry! Espero que todo este bien con tus tíos, ten paciencia, ya falta poco para estar nuevamente en Hogwarts y no ocasiones problemas. Cuídate mucho

Hermione

Harry sonreía abiertamente releyendo una y otra ves la pequeña nota, era bastante tranquilizador saber que Hermione si pensaba en el. Noto que la lechuza dorada traía un paquete atado a su cuello, lo retiro con delicadeza y le entrego unas migas de bollo, la dorada ave agradeció y desapareció por la ventana

Era una caja de terciopelo negro, ha Harry le recordó el joyero de tía petunia, conociendo a Hermione le sorprendió que no fuera un libro, al abrirlo el corazón le dio un vuelco al encontrarse frente a una verdadera Snitch dorada

> ¡Guau, Hermione! – murmuro Harry – siempre sabes como sorprenderme

Tomo con suavidad la pelota con la mano derecha y en el instante que la pelota estaba sobre su palma y fuera del cobre, extendió sus alas y vibro fuertemente. Harry se sintió energizado, después de sus amigos lo que mas amaba era el Quidditch, en quinto no pudo jugar y en sexto fue el capitán del equipo y llegaron al interescolar, pero debido al extravió de las velas, tuvo que dejar el deporte de los magos y esperaba con ansias volver a jugar.

Dejo la Snitch en la cajita y tomo el sobre que traía la caja. Al abrirlo se encontró con una foto, era mágica, sonrió abiertamente al ver en ella a Ron, Hermione y el sonriendo alegremente, los tres vestían el equipo de Quidditch de Gryffindor en las afueras del campo de juego, para el primer partido de la temporada anterior. Al reverso de la foto tenia escrita con tinta escarlata

"No hay sentimiento mas grande e irrompible que la hermandad entre amigos"

Hermione

Harry volvió a sonreír mientras colocaba sobre su mesita de luz la foto de sus amigos, y la cajita con la dorada pelota, mientras Hedwig baja nuevamente para mostrarle otros pergaminos atados en su cuello

> ¿Otro? – pregunto Harry sorprendido, pero supo de quien era en cuanto vio la letra desprolija y atarantada que decía en cortas oraciones

¡Feliz Cumpleaños Harry!

No nos hemos visto muy seguido pero de corazón espero que todo este bien, cuídate mucho Harry y mas ahora que eres todo un hombre. Ten presente que el poder de la magia es peligrosa, mas para un mago inexperto como tu, no abuses de los beneficios de ser mayor. Mi regalo lo encontraras en Hogwarts.

Cariños Hagrid

A Harry le dio mala espina que la nota de Hagrid fuera tan corta y rápida, casi no había visto al semigigante el año pasado, porque estaba realizando alguna misiones importantes para la orden, solo deseaba volver a verlo muy pronto y que estuviera realmente bien.

Miro el despertador, eran ya las dos de la madrugada. Decidió irse a descansar tendría que ingeniárselas con su tío para que le permitiera viajar a Londres y poder ver a sus amigos. Se metió bajó las tapas y apago la luz mientras contemplaba el resplandor de la Snitch


2 de Junio de 2005

Iquique - Chile