e aki mi nuevo fanfic lemon >/ es k soy una pervertida tooooooootaaaaaaal!

disclaimer; inu nio me pertenece TT k rabiaaa! pero algun dia sera solo mio...muajuajauaj!


Ya eran las nueve menos cuarto. Kagome se levantó de su cama, se puso su vestido de falda corta negra junto la bata de sirvienta. No savia por que, pero a su amo desde hacia semanas se le antojo que llevara ese vestido, como si de una criada se tratará.

No es que fuera una mujer, sino una adolescente ya mayor pero solo de pensar en el hombre que le esperaba a la otra habitación para avisarle que se despertará, un deseo reprimido le recorrió por dentro.

Entró a trabajar con él en sus 16 años y medio a falta de dinero.

Su padre murió, y su madre solo tenía suficiente dinero para pagar los estudios de su hijo barón: Sota, de apenas nueve años.

Al principio solamente limpiaba la casa una o dos veces por semana. Pero al pasar los meses, cada vez deseaba ir más para poder ver a su "amo".

Y como si el pudiera leer los pensamientos de la chica, al cumplir los 17 años, él le pidió que fuera más a menudo. Al final le compró la habitación de al lado suyo, con la excusa de así poder servirle y pagarle más para que ella tuviera más dinero, y tambien asi ayudarle en todo no solo en limpiar a casa; sino hacer tambien la comida, limpiar, planxar, guardarla ropa, o simplemente para lo que el quisiera. El piso lo pagó él, como el agua o la electricidad…que ella gastaba.

El apartamento tenía diferentes partes. Era conjunto, era como una casa situadaen el campus de la escuela. En el piso de abajo vivían Sango y Miroku. Tenían una habitación y un lavabo para cada uno de ellos. Pero la cocina-comedor era conjunta, había un sofa cama, una television d pantalla plana con DVD y PS2 para k jugraran los chicos y detrás una mesa con las sillas para comer a gusto.

Arriba vivía ella y justo al lado su amo…Inuyasha… ((siiiiiiiiiiiiiiiiii)). Él era un chico rico que iba a la universidad. Tenía el pelo negro y bastante largo. Unos ojos dorados e arrogantes, pero cálidos cuando estaban solos. Era un hombre, más bien un muchacho, ya que tenía 18 años e iba a cumplir 19 la semana siguiente. inuyasha era un conquistador, al final de baxillerato él estuvo a punto de suspender pero gracias a las clases de kagome, consiguio aprovar. Y ahora también le ayudaba en la Uni. Inu al principio tría o salía con algunas chicas, pero al pasar el tiempo empezó a aburrirse con ella y ya hacia meses que no hacía "nada" de lo que hace un universitario decente a su edad, pero era mejor asi, decía siempre él al preguntarle por su cambio repentino.

Hacía más de un año que trabajaba para él; y cada vez le dolía más el corazón. Pero su amo savía como curarlo. Él estaba al tanto de los sentimientos de la chica y, más de una vez él también había demostrado cierta debilidad hacia su sirvienta.

Muchas veces había ido a la habitación de ella solo para verla dormir y oír como suspiraba su nombre mientras dormía; otras la despertaba y le pedía si podía quedarse con ella…durmiendo…la abrazaba como si de un peluche fuera y no la soltaba, hasta el dia siguiente que sonaba el despertador y tenía que irse a la uni; aunque algunas veces había pedido el pequeño favor a Sango o a Miroku quele guardara los pauntes y asi poder seguir con ella...acurrucandose en sus brazos, imaginandose quetal vez algun dia, pasaria algo.

Ella tan solo asentía con esa amable sonrisa, la misma que había causado algunos mimos entre ellos: roces en la mejilla, besitos en la comisura de los labios por parte de él o piquitos que ponían la cara de la inocente Kagome rojo tomate; aunque tan solo...Un par…eran dignos de recordar. fue en esos momentos que su amor platónico pasó a ser de romántico, a ser deseoso y excitantes, ya quecuando más tiempo passaba con él más ganas tenía de amarlo y demostrarselo.

Él se desesperaba ya que había tenido algunas "amantes", que evidentemente ella conocía…pero el cosquilleo era diferente ya que solamente con Kagome aparecía.

Anhelaba amarla y juntarse con ella en un beso lleno de deseo y pasión. No solo sintiendo sus labios mimarse sino comerse unos a los otros, quería sentir esa pequeña lengua por toda su boca, por recorrer su cuerpo mientras las mejillas de ella seguían siendo de ese tono rosado que tan…amaba. la quería solo para él; poder llevarla a sitios bonitos, salir al cine. decirlo lo que sentía por ella de todas las maneres possibles.

Pero no podía, nunca había hablado de nada a sus padres, aunque fueran ellos mismos quien la contrattaron ya que la anterior…era demasiado sobre protectora con SU amo. Una tal Kikyou…que aún le daba pesadillas; escalofríos que solo la mirada de Kagome podía hacer desaparecer.

Peroahora tenía a kagome...

Esa mañana Inuyasha tenía uno de esos sueños que los chicos al levantarse deben irse CORRIENDO a la ducha; esos atrayentes malditos sueños con ella…con Kagome…SU sirvienta…

Aparecía de la nada. Ellos en la cama sin nada más que sus labios juntarse. Sentía las pequeñas manos de ella acariciando todo su cuerpo. Y tenía la maravillosa vista de ella encima de él; totalmente desnuda y deseosa de pertenecerle… Inuyasha sentía el placer recorrer por todo el cuerpo y de repente ella susurraba su nombre

-amo…mi amo…mi Inuyasha…- decía ella jalándole el perfecto pelo azabache para que se le levantará de su posición de "descanso" para besarla con deveciòn , para ir bajando él por su cuenta hacia su cuello, lamiendole dulcemnete paraseguir bajando hacía sus senos y seguir acariciando como habia echo con el cuello de ella… mientras ella buscaba en el interior de sus bóxer eso tan sumamente exctinate y acariciarlo...

- Kagome… ¡quiero amarte! Ahhaaa…Kagome…

Y como si tratará de una revelación abría sus ojos para encontrarse solo en la habitación con los rayos del sol acariciando su cuerpo casi desnudo, solo tapado por unos bóxer que…sin lugar a duda, parecíanestrechosal tener que aguantar la excitación del chico, como si de un adolescente se tratará se le habia levantado.

Faltaban pocos minutos para que ella llegue a despertarlo. Miró el reloj: faltaba media hora. Tenía tiempo.

Se metió en la ducha esperando que el agua fría le ayudara a tranquilizarse…

Pero era invierno y podría enfriarse…no era convincente sino aún sería peor, ella debería cuidarlo.

Inuyasha: como si fuera débil para eso. No necesito para nada sus cuidados. - Pero la mente divago algunas imágenes que irrumpían de su más remota inconsciencia: él sentado en la cama con Kagome dándole de comer. – Eso pasaría… - pensó. Otra de ella acurrucándole en la cama dándole un pequeño beso en la frente – eso demasiado maternal.

Volvía a recordar, y lo siguiente…lo siguiente.

Estaba debajo la ducha con el agua tibia y recordó lo que Miroku le dijo para curar el resfriado.


flash back

Miroku: lo mejor es pasarlo a otra persona- dijo con una sonrisa pícara.

Inu: u.ú…¬¬ ¿que quieres decir con eso Miroku?- contestó él haciéndole creer a su amigo que no entendía de que hablaba.

Miroku: ya me entiendes ¬¬! El SEXO! Otra de sus perfectos razones para hacerlo!

fin flash back


Otra vez eso en mente…otra vez en eso… había conseguido que su miembro descansara ligeramente, para recuperar su punto más alto y grande, otra vez con lo mismo…

Inuyasha: Kagome….

Susurró mientras las imágenes de todos sus sueños volvían a su mente. Y sin más…dejó su último recurso para que su miembro "bajará" como si fuera el evidente. Al cabo de unos segundos empezó a masajearse, creando la ilusión que quien lo hacía era su Kagome. Con sus frágiles manos, con esa tez blanca y esos ojos chocolates tan tiernos. Ese olor que hacía su pelo medio ondulado que le volvía loco, ella…solo ella era la que le hacía comportarse como un crío de 15 años tocándosela como cuando no has sentido nadamás que una mano recorrer su miembro.

Luego el placer lo inundó. Como si hiciera tiempo que no explotará y el susurro de su sirvienta volvío a recorrer el baño por enésima vez durante esos últimos meses...((comnt.autora: cuando ara k ace eso? ¬¬))

Inuyasha: "Kagome…KAGOME…" aaaahhhhh….

Y en ese estado de medio ensoñación una imagen de ella con esa sonrisa tan plácida seguida de dos susurros que para él era droga pura para vivir… lo que le decía ellasiempre antes de irse a dormir…

Kagome: te quiero Inuyasha…

Creyendo que él nunca lo había oído…y por fin la descarraga le abatio.


ueno y aki ta mi capi! espero k les guste pk yo tengo muuuuxaaas ideas con esooo! y como siempre k le pido a lizy-chan k kiere me dice... LEMOOOOOON! u.ú pues mira la complaci e amiita!

y espero k lagun dia mis istoria sean tan animadas como las d anyara o lady sakura lee ...sniffsniff...ToT k feliz seriiia!

espero vuestros reviews para saver si la historia se entiende o gusta o lo k sea okii!

nio me odias x amaRte + kiSieRa yo oLvidaRte --- LLegex ´arepedpac´!