EN UNA NOCHE DE LUNA LLENA

Por Saoriluna a.k.a SakuLuna

"Todo puede pasar en una noche de luna llena", eso solía decir mi abuelo, y por eso desde pequeña me acostumbré a contemplarla desde mi terraza, así se hizo mi amiga, y poco a poco empecé a contarle mis secretos, le hablé de mi amor por él, de lo preocupada que estaba por su entrenamiento en Grecia; cuando regresó le conté mi sufrimiento porque era obvio que me detestaba. Luego, empezaron las batallas, y yo apenas si tenía tiempo como para verla desde mi ventana y aún así le rogaba por su salud y la de mis amigos.

La noche siempre ha sido mi reino, siempre me he sentido más cómoda bajo el abrigo de la oscuridad; es bajo el gobierno de la luna que he podido ser libre, quitarme el disfraz que me han impuesto de día; no hay nada mejor que poderme acostar a la intemperie y pensar, sentir el aire fresco; allí es que puedo ser yo misma.

Es por eso que hoy, después de tanto tiempo regreso a mi terraza, pero hay un pequeño inconveniente, no estoy sola!

-Hola Saori!- me dice suavemente.

-Hola Seiya!- respondo.

Y nos quedamos callados, estoy tan nerviosa, no sé que pueda pasar esta noche, de todos los lugares y momentos en que nos podríamos encontrar, por qué justo aquí y ahora?

-Saori?

-Dime- alcanzo a murmurar.

-Hay algo que me gustaría decirte.

-Si?

-"sabes qué es, que alguien que este al lado tuyo te ponga a temblar?
que te suba el ánimo de solo verla?
que tengas que verla para saber que todo a tu alrededor esta bien.
que con solo mirar sus ojos te pierdas en un vacío donde te imaginas estar solo con esa persona.
pero lo más importante!
que parece que todo pasa lentamente.
y que no se puede dar pistas de que esta pasando algo...
no poderte mirar mucho tiempo cuando están todos... "
-Seiya?- no podía creerlo, acaso mis sentimientos ocultos por tanto tiempo eran correspondidos, no era este un amor prohibido?

-"Sobre todas las cosas, quisiera saber que sientes. "

Siento como se me sube la sangre a la cabeza. Me quedo callada y no atino a contestarle nada.

-Discúlpame si te molesté, no debí haber dicho nada. Lo siento, ya me voy.

Noto como empieza a levantarse; se va, y no puedo hacer nada, estoy inmovilizada. Las lágrimas empiezan a llegar a mis ojos.

-SEIYA!- grito, mientras corro tras él- No te vayas!

Se voltea sorprendido y una ligera sonrisa aparece en su rostro, mientras abre los brazos para recibirme. Siento su ternura, su apoyo, todo su amor.

-No te vayas, yo también te amo.

Mi abuelo tenía razón, cualquier cosa puede pasar en una noche de luna llena, lo sé ahora que veo su brillo, mientras abrazo al hombre que amo.

FIN

Notas de la autora: Demoré casi un año en terminar esta fanfic por muchas razones... no podría haberlo terminado sin la ayuda de alguien muy especial para mí, discúlpame por poner esas palabras en la boca de Seiya, simplemente me parecieron la declaración perfecta, hoy es 30, este es un regalo para ti. ¡Feliz día, mi amor!

A todas las personas que me han apoyado para que siga escribiendo, muchísimas gracias por su ayuda, Lorena, Victoria, Darien, Lula, Greki, Athenea, Claudio, en fin a todos las personas maravillosas que he conocido gracias a mis fics, a las webmasters por publicarlos.

Comentarios? A Hasta la próxima!