Terranigma es un juego excelente. Nunca me cansaré de repetirlo (para mayor información sobre el juego, pueden ver, de mí misma, "El Monólogo", capítulo 41, "Las maravillas del Letargo". Sáltense todo hasta donde dice: "El planeta tenía dos almas". No tiene pierde.)

Sin embargo, no se necesitan muchos conocimientos sobre el juego para entender esto. De hecho, no se necesita ningún conocimiento sobre el juego, ni siquiera noción de su existencia.


El mundo está lleno de corrupción… sálvanos, Berruga.

Devoto.

Ésta es Devota, la ciudad en que vivo. La única ciudad donde Dios tiene un nombre, un rostro y una historia. La única ciudad que fue elegida para convertirse en el Paraíso Terrenal. La Única…

Nunca ha conocido la guerra o el hambre. No será tan rica, poderosa o famosa, pero es totalmente independiente. Algún día (cuando el Dr. Berruga, el único Dios, despierte), la nieve que nos rodea todo el año desaparecerá, las tormentas cesarán, y una suave y tibia brisa olorosa a flores y aire limpio de montaña nos envolverá, y estaremos en el Edén. Cuando Berruga despierte…

Él duerme en su castillo, en el lago al sur de Devota. Una vez entré, cuando era niño. Estaba todo oscuro. En el primer piso no había mucho que ver, invariablemente; o al menos eso cuentan las historias. Berruga está en el tercer sótano…

Pronto me ordenaré Discípulo Blanco. Quiero servir a Berruga. Lo necesito. Deseo ser uno de los que preservan la memoria de Berruga para que los Devotos nunca olviden a quién se deben. Para que los niños disfruten de una infancia tan maravillosa como la que tuve yo.

… En realidad quisiera que todo eso fuera verdad.

¿Porqué no puedo creer en Berruga tan ciegamente como todos los demás? Ni siquiera puedo aceptar el dogma básico, que asegura que Berruga no está muerto, pues él descubrió la forma de vencer a la muerte. En serio quiero creer que sólo está durmiendo, y que llegará un guerrero desde el centro de la Tierra que luchará contra el guardián y lo vencerá, y despertará a Berruga. Berruga castigará la soberbia en el mundo y subirá a su torre, de la que saldrá una nave desde la cual Berruga purificará el planeta… No. Sencillamente no puedo creerlo.

¿Cómo olvidar que nació siendo un humano común y corriente?

Claro que, al final, se convirtió en el más grande científico. Luchó contra la Epidemia Final que acabó con toda la vida en la Tierra…

Pero no pudo vencerla. ¿No es ésa la prueba de que no es un Dios? Cuando no hubo nada más que pudiera hacer, regresó a su laboratorio y se congeló con el frío criogénico.

Contrario a lo que se esperaba, algunos de sus aprendices sobrevivieron, y fundaron Devota.

Devota, el Paraíso Terrenal del único dios verdadero. La ciudad en que vivo.

Mi infierno personal.