Konnichiwa mina-san! He aquí, otra de mis grandes creaciones (Nota: Cambie mi pen-name, antes era 'Hotaru' -Hades' Daughter-, ahora es… el que se puede ver, jeje.), salida de mi ingenioso cerebro… Muy bien, basta de alardear. Bueno, aquí publico mi tercer Fic… Dios! El tercero!... Eso fue rapido... ¬¬... Ehh... Como sea... Este fic fue el primero que termine, aunque suene extraño, así es, solo que por algunos inconvenientes que tuve, no me fue posible subirlo antes. Lo empecé a escribir a eso de Noviembre del año pasado (Lo se! Raro!) y pretendía hacerlo corto, pero a medida que las ideas llegaban, la historia se ampliaba y ahora aquí esta. Mi idea original era publicarlo antes o durante la pasada navidad, pero no pude, así que pido su comprensión si esta fuera de las fechas… jeje…

Otra cosa, este fic será de varios capítulos, no se de cuantos, pero mas de uno… También, los primeros 3 capítulos ya están listos, solo tengo que pasarlos al computador para subirlos, aun así pueden dejar sus reviews con sus consejos o sugerencias, criticas, etc…

Un agradecimiento especial a las siguientes personas por leer mis fics anteriores: fogachan, izumi frontier, sorita-DG1, Mrim Hiwatari, Alexeigirl, SkuAg, aska ishida, Summer, Alba, izumi-zoe-tachikawa, Izumi y Atori-chan.

Ahora… con el Fic!...


"Merry X-mas!"

'There's always one or another way to make all your wishes become true.'

By 'Ayumi'.

ºººººººººººººººººººººººººº

Chaper one:

"A painfull memory of the cold reality... In X-mas time."

¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬

"A… ¿a que te refieres?…"- susurró, pero no obtuvo respuesta…

--------------------------------------------------

Odaiba, usualmente una ciudad muy tranquila, pero ese día la población parecía más energizada que de costumbre, seguramente por las festividades, ya que todos deseaban estar libres para esos días y así disfrutarlos con sus familias.

La crisis en el Digimundo había acabado y los elegidos disfrutaban de una vida normal de adolescentes. Se encontraban en el aeropuerto a la espera de uno de sus amigos, Yamato, quien regresaba de una gira con su banda, Teen-Age Wolves, luego de 3 largos meses; sin embargo no se encontraba todo el grupo de los DD's, solo estaban: Takeru, Hikari, Daisuke, Mimi, Sora y Taichi, el resto estaba de viaje con sus respectivas familias por esa Navidad. El grupo ahora no era tan unido como antes, con excepción de los presentes en el aeropuerto, los otros se ocupaban de sus cosas, pero sus reuniones de cada 1ero de Agosto eran sagradas para todos ellos.

El ambiente que había entre los chicos era algo tenso, ya que llevaban cerca de 2 horas esperando el vuelo de Yamato que, según la información que les dio Takeru, debería haber arribado hace 2 horas; Taichi era el único que demostraba esa impaciencia, seguramente por ser hiperactivo, y estaba al borde de explotar.

"De nuevo, Takeru… ¿A que hora dijo que llegaría su vuelo?"- preguntó Taichi, por 3ra vez, mostrando claramente su enfado. Miró al menor de los rubios esperando su, ya muy conocida, respuesta.

Los presentes miraron a Takaishi, quien estaba oculto detrás de su novia por temor a ser lastimado, lo que provocó que el enfado de Taichi aumentara. El mayor de los Yagami miró al menor de forma desafiante, casi peligrosa; se calmó inmediatamente al sentir la mano de su novia tomar de él, Sora lo miró indicando que se calmara y él no vaciló en obedecer.

Después de un lamentable incidente ocasionado por el fan-club de Yamato, lo que provocó que Ishida y Takenouchi se vieran obligados a terminar su noviazgo de casi 4 meses; Taichi vio su oportunidad con Sora y tras esperar algunos meses, junto con algunas citas, finalmente le pidió que fuera su novia y Sora, luego de pensarlo unos días, aceptó. Tenían poco mas de 1 año de ser novios y a pesar de que Sora siempre se mostró algo distante desde el comienzo del noviazgo, era cariñosa con el y durante ese tiempo fueron felices hasta cierta discusión hace 3 meses, luego de eso su relación se tornó fría o al menos por parte de Sora y eso hacía que Taichi sufriera aunque no lo demostrara, ya que sabia muy bien el motivo de ese cambio. Además el tiempo del que disponían no les favorecía mucho.

"Anoche me dijo que llegaría al medio día… y ya se retraso bastante."- dijo Takeru, mirando su reloj. Pero luego de darse cuenta de lo que dijo y de la mirada de Taichi, se retractó. "Iré a preguntar si hubo algún problema con su vuelo."- agregó y tomando a Hikari de la mano, se dirigió a recepción.

"He… ¡Hey, espérenme!.. ¡Iré con ustedes!"- gritó Daisuke, no queriendo quedarse junto a un Taichi furioso.

Las chicas observaron a Motomiya correr tras sus amigos, lo curioso era que el chico había madurado bastante en esos 2 años; ya no sentía nada por Hikari, bueno… aun le gustaba, pero también le gustaban muchas otras niñas de su clase y de la escuela, lo que permitió que su amistad con Takeru no se viera afectada de ningún modo.

"¡Por dios Taichi, relájate! Todos estamos agotados de tanto esperar, pero no es para que te enfades y mucho menos para que te desquites con Takeru, el no tiene la culpa."- dijo Mimi, reprimiendo las acciones de su amigo.

"Es cierto Taichi, seguramente hubo un inconveniente y por eso se retrasó el vuelo."- dijo Sora, para calmar a su novio, quien la miró detenidamente y luego miró a Mimi, suspirando resignadamente.

"Muy bien, muy bien, lo lamento; tienen razón, tal vez si me excedí un poco. Me disculparé con Takeru."- dijo, abrazando a Sora y besando su mejilla. Las chicas sonrieron triunfales, sabían que eso nunca fallaba.

Luego de eso cada cual volvió a sus asuntos; Mimi, quien había vuelto a Japón luego de aquel incidente en el 2002, estaba muy tranquila en ese momento y no debería ser así, considerando su personalidad y el hecho de que Yamato era su actual novio. A Mimi siempre le gusto Yamato y cuando el y Sora rompieron, ella aprovecho eso para coquetear con el rubio; al comienzo este no le prestaba mayor atención a su coqueteo, pero luego de unos días empezó a corresponder la acción y al cabo de un par de meses Yamato le pidió que fuera su novia, Mimi encantada aceptó. En un principio Tachikawa temía que Yamato solo la haya utilizado para darle celos a Sora, pero cuando esta empezó su noviazgo con Taichi, se tranquilizó. Su relación con Ishida era perfecta para ella, Yamato era distante, pero siempre lo había sido, así que no le importaba, ya que aun así era atento y algo cariñoso con ella; sin embargo su único problema era que con todo el asunto de la banda y eso, no tenía mucho tiempo para ellos, pero Yamato sabía como reponer ese tiempo.

Mimi miró a sus amigos y luego se acercó al ventanal del aeropuerto, estaba preocupada: por el retraso del vuelo, por Yamato y por la llamada que le había hecho la noche anterior…

Flash Back

Mimi se encontraba en su habitación escuchando música, un CD de los Teen-Age Wolves que Yamato le había obsequiado, mientras observaba una fotografía de ella y Yamato que fue tomada en el parque, poco después de que se hicieran novios; sin embargo no prestaba atención ni a la fotografía, ni a la música, solo pensaba en lo ocurrido el día anterior a la partida de Yamato a su gira…

Flash Back

"Mimi…, por favor, trata de entender… Cariño esto es algo que no puedo controlar y tu bien lo sabes."- dijo Yamato, dulcemente, tratando de calmar a su novia, quien estaba un poco alterada debido a esa situación que se venia repitiendo muy seguido casi desde el comienzo de su noviazgo.

"¿Qué quieres que entienda, eh?.. Que desde el comienzo de nuestro noviazgo no tienes tiempo para mí… para nosotros. Pues te diré que no.. ¡no puedo entenderlo!"- dijo Mimi, al borde de las lagrimas. Se sentó en su cama y comenzó a sollozar.

"No, lo que pasa es que no quieres entenderlo. Mimi, yo se que con todo esto de mis ensayos, los conciertos y las recientes giras, casi no tenemos tiempo para nosotros, además del que tenemos en la escuela… créeme que lo se y lo siento. Pero bien sabes que cada tiempo libre que tengo lo paso contigo y trato de recompensarte en todo lo que puedo. Además no es mi culpa que la popularidad de la banda haya crecido tanto de un tiempo a esta parte…"- explicó, una vez mas la situación. Caminó hacia Mimi, tomándola de los hombros y mirándola tiernamente, la abrazó. "…Y si todo sale bien en esta gira, la banda se tomara un largo descanso y así pasaremos mas tiempo juntos. ¿Me entiendes ahora?"- susurró.

"Lo siento, pero… no… no puedo."- respondió, provocando que Yamato la soltara y caminara al otro extremo de la habitación. "Yamato, si esta gira fuera como las otras que eran de 2 o 3 días y hasta de 1 semana, lo entendería… ¡Pero son 3 meses, por Dios, 3 meses!.. ¡Y ni siquiera sabes si regresaras antes de Navidad o para Año Nuevo! Es demasiado tiempo Yamato y estas situaciones.. ¡están destruyendo nuestro noviazgo!…"

"Mimi, trato de hacer el mayor tiempo posible para estar contigo, pero no puedo cancelar mis ensayos por ti…"- dijo, siendo interrumpido por Mimi, abruptamente.

"Pero por Sora si ¿verdad?"- reclamó, dejando a Yamato helado ante las palabras. "Por Sora podrías cancelar miles de ensayos, faltar a clases.. ¡y hasta retrasar un concierto! Incluso le rogabas para que faltara a sus practicas de Tenis cuando tu no tenias ensayos."- le echó en cara. Yamato trato de protestar pero Mimi no se lo permitió. "Y no lo niegues, porque es cierto. Sora me lo dijo cuando ustedes aun eran novios. En ese tiempo, generalmente era yo la que llamaba para que me contara todo lo que ocurría aquí. Pero cuando eso sucedía, ella era la que me llamaba muy feliz y me lo contaba todo: La ocasión en que cancelaste un ensayo para pasar la tarde con ella, ya que su madre estaba fuera de la ciudad con su padre; o la vez que se escaparon de clases para ir al parque y poder pasar un día en paz; o aquella ocasión en que la convenciste para que faltara a su practica por que tu tenias la tarde libre… ¡Oh! Y la que se lleva el premio, que también es mi favorita: Cuando retrasaste el concierto de San Valentín, porque justo ese día se te ocurrió hacerle un regalo y no podías encontrar el más adecuado para ¡ella!- dijo sarcásticamente y con una evidente rabia.

Yamato tenía la cabeza baja y estaba extrañamente tranquilo. "En ese tiempo la banda no tenía tanta popularidad…"- murmuró con algo de fastidio, desviando su vista a la ventana. 'No tenía que involucrar a Sora en el asunto… Sora… ella… no tiene nada que ver en esto…' pensó, con melancolía al recordar aquel tiempo cuando aun era novio de Sora.

"¡No, Yamato!.. ¡Ese no es el punto!.. ¡El punto es lo que hacías por ella y que no eres capas de hacer por mi!.. ¡Sabes perfectamente que la banda no tiene nada que ver en esto!"- gritó enfurecida, soltando toda esa frustración que tenía dentro. Pero se arrepintió al ver a Yamato agachar la cabeza. 'Cielos, tal vez me sobrepase un poco y exagere al gritarle eso.'

Sin embargo, sucedió lo que tenía que suceder: Yamato no pudo seguir aguantando mas su rabia y frustración, que venia acumulando de hacia ya un largo tiempo, y explotó. ¿Y como no? Además de que ese había sido el limite para el, todos sabían muy bien que Ishida NO era alguien con paciencia y con Mimi se había hecho de bastante.

"¡Maldición, Mimi!.. ¿Hasta cuando?... ¡Mi relación con Sora era diferente!.. ¡Con ella todo era diferente!... ¡Y a ti no te puedo tratar igual porque tú NO eres Sora!.. ¡Y no quiero que vuelvas a tocar ese teme otra vez!… ¡No la involucres en esto!"- gritó enfurecido y tratando por todos los medios posibles de evitar hacer algo que podría lamentar, así que mantuvo su distancia de la chica.

Mimi se sorprendió, pero la reacción de su novio hizo que su arrepentimiento se fuera por la alcantarilla; enfadándose nuevamente, caminó hacia Ishida y se paró frente a el. "¡Pero tengo razón! Incluso ahora serias capas de hacer lo que ella te pida y tu lo sabes…"- dijo con un deje de tristeza, pero su enfado y sarcasmo volvieron a hacerse presente. "¡Pero claro!.. ¿De que te sirvió todo lo que hiciste por ella, eh?.. ¿De que?… ¡De nada!.. ¡Aun así te dejo, echando por la borda 2 meses de una PERFECTA relación!"- gritó furiosa, enfatizando sarcásticamente la palabra "perfecta".

Eso fue lo que provocó que la ira de Yamato se desatara. "¡CIERRA LA BOCA!... ¡Tú no tienes idea de cual fue el motivo que tuvo para hacer eso!.. ¡Jun y sus amigas le carcomieron la cabeza diciéndole mentiras, haciéndole creer que yo solo jugaba con ella!.. ¡Y no la culpo por eso!"- gritó lleno de ira, tomando a Mimi por los brazos, lastimándola levemente.

Realmente, si había algo que Yamato odiara, era que la gente hablara de su relación con Sora; y desde que rompieron nunca permitió que alguien se refiriese al tema, no lo hizo antes y no lo haría ahora.

Mimi trato de decir algo, pero Yamato la cayó con una sola mirada y la soltó abruptamente.

"Me voy. No tiene sentido que siga aquí, además ya es tarde y no tengo intenciones de seguir esta charla."- dijo fríamente, ironizando la última palabra. Recogió sus cosas saliendo de la habitación, dando un portazo al salir de la casa. 'Maldito el día que le pedí que fuera mi novia, la quiero mucho, Dios sabe que me obligue a ello. Pero esto fue demasiado. Este noviazgo ya no tiene sentido.' pensó.

Mimi quedo ahí, paralizada y asustada por la última reacción que tuvo su novio, luego de poder reaccionar cayó al piso llorando desconsoladamente.

Fin Flash Back

"No debí gritarle… ni involucrar a Sora en eso, no venia al caso…"- suspiró.

Su madre entro de repente, asustando a Mimi, quien la miró confundida luego de recuperarse de la impresión. La Sra. Tachikawa le sonrió pícaramente, dándole el teléfono.

"¿Qué ocurre, mama?.. ¿Quién es?"- preguntó.

"Es Yamato, Mimi. Por favor no tardes mucho, debes prepararte para dormir."- dijo.

Mimi se ruborizó. "No te preocupes."- murmuró y esperó a que su madre la dejara sola en su habitación. Una vez estuvo sola, suspiró hondamente y contestó. "¿Alo?"- dijo, esperando escuchar esa voz tan anhelada por ella.

"Hola Mimi ¿cómo estas?"- dijo Yamato. A pesar de que el tono de su voz era neutro, casi frió, Mimi se alegró muchísimo al oírlo.

"¡Hola Yamato!. yo estoy muy bien, gracias ¿y tu, como te encuentras?"- dijo alegremente, apagando su radio.

"Bien… eh… Mimi, te llamaba para 2 cosas… Bueno, la 1era es que mañana llegare a Odaiba al medio día, ya que tuvimos éxito y terminamos antes de lo previsto y…"- dijo sin poder terminar, ya que Mimi lo interrumpió.

"¿En serio?.. ¡Es grandioso! Así pasaremos Navidad juntos. Y muchas felicidades por su logro."- exclamó entusiasmada, evidentemente no esperaba eso.

"Si… Bueno la 2da es que… Mimi, desde que tuvimos esa discusión hace 3 meses, he estado pesando… en ti, en mi, en nosotros… en nuestra relación y no creo que… ¡Dios, esto es difícil!…"- dijo Yamato, haciendo una pausa, dándole la oportunidad a Mimi de hablar.

"Yamato, yo también he estado pensando y en realidad lo lamento, todo, se que no debí enfadarme, al contrario debí apoyarte, pero es que como pasamos poco tiempo juntos temí que… tenía miedo de perderte… Y si lo de Sora te molestó, bueno se que me sobrepasé, pero es que por favor entiéndeme… tal vez… no se… sentí celos y se que es absurdo pero… así fue. Como sea, Yamato, por favor solo olvidemos lo sucedido ¿si?"- dijo así, excusándose y suplicándole.

"No puedo… Mimi, el asunto de Sora solo abrió mas una herida en mi que aun no sanaba, referente a eso, sabes que la situación solo nos jugo una mala pasada, lo que nos llevó al termino de la relación… Sin embargo ese tema estaba zanjado y te agradecería que no lo mencionáramos más. Además la actitud que habías tomado en esos últimos días me estaba cansando y fue la razón principal del por que de mi decisión… Mimi, yo… ya no se que es lo que siento por ti… estoy confundido ¡no se!"- dijo tranquilamente y con calma, pero de una forma fría y distante para Mimi.

"A… ¿a que te refieres?"- susurró, pero no obtuvo respuesta… "¿Yamato?"- preguntó con voz temblorosa. Escuchó un largo suspiro.

"Mimi, debo ir a dormir… Mañana, cuando llegue a Odaiba, hablaremos mejor y con mas calma ¿OK? Bien, buenas noches, que descanses."- dijo finalmente.

"Yamato, espe…"- pausó al escuchar el tono del teléfono. "… ra… Dios"- murmuró, mientras lágrimas caían libremente por sus mejillas.

Mimi se recostó, llorando amargamente, ya que sabía perfectamente lo que Yamato le diría y ella no quería que eso pasara. Luego de unos minutos llorando, se durmió por el cansancio que tenía.

Fin Flash Back

Mimi salió de sus recuerdos cuando sintió una mano en su hombro, al voltearse vio a Sora mirarla con preocupación.

Tsuzuku…

Tada! He aqui el primer capitulo, bueno... mmm... eso, espero les haya gustado, y tambien esperare ansiosa sus reviews. Como ya saben, se aceptan consejos, criticas de todo tipo, sugerencias... etc, etc... Y eso, Ja ne!