Hola! Y aquí estoy actualizando! La última actualización si me lo preguntan, éste es un capi un poco más largo y especial por ser el último! Lamento no haber avisado antes que sería el último pero es que de repente me vino la inspiración y pues aquí está! Espero que les guste! Disfrútenlo!

Mis agradecimientos:

nayru-san: Hola! Non hay razon para disculparse! Has sido muy fiel a mi historia y por eso te lo agredezco! Lamento la demora pero aquí esta el siguiente y ultimo capitulo! Espero que te guste!

Saori: Hola a ti y a tu amiga! Me halagas! Gracias por preocuparte, pues si, habia tenido un pequeño bloqueo, pero ya paso! Hasta escribi un capi mas largo! Jaja! Y va a ser el ultimo, espero no decepcionarlas con el final que elegi! Besos! Y muchas gracias por su apoyo!

Lea: Muchas gracias! Me alegro que te haya gustado! Espero que el final tambien! Besos!

el nino genio: Gracias! Por lo que veo, creo yo, hablas en ingles, espero puedas entenderme, pues los niños tienen la misma edad que en la serie, unos 10 u 11 años. Gracias por leer!

De nuevo muchísimas gracias a todos! Espero que el final les guste! Estoy preparada para aceptar cualquier comentario o queja! Asi que no se preocupen! Jaja! Los quiero mucho y que lo disfruten!

-----------------------------------------------

Capítulo 9: "Lo inesperado... el final"

"Sucede algo malo?" la actitud que había adoptado Cindy al intentar echarlo de su casa lo estaba preocupando de sobre manera. Volvió a acercarse a ella, temiendo que esta lo volviera a rechazar. Pero ella ni se inmutó, simplemente mantuvo su mirada fija en los ojos de él.

"Es que... lo que hicimos... no debió de suceder..." con todo el dolor del alma, Cindy lo dijo. Si bien lo había perdonado, no quería mantener una relación así con él, no todavía, no se sentía preparada.

"Qué!" los ojos de Jimmy se dilataron "Porqué! Acaso estas arrepentida? O es que tu no me..." no quería terminar esa frase, se le desgarraría el alma si resultaba ser cierto.

"hu? No! Yo si... yo si" Cindy adivinó sus pensamientos "yo si... también t... te amo Jimmy" pero rápidamente los despejó. Jimmy se sintió tan feliz que se dejó llevar por sus impulsos, iba al encuentro de sus labios una vez más... pero esta vez Cindy logró frenarlo, posando sus dedos sobre los labios de él.

"Pero..." lo que iba a decir no iba a ser bueno, no quería lastimarlo pero era la verdad "pero eso no quiere decir que quiera mantener una relación contigo".

"Cómo! Pero... porque?" el niño la tomó fuertemente de la mano, en un intento desesperado por hacerla entrar en razón. "Yo... yo pensé..." sus rostro enrojeció por lo que iba a decir "que tu querrías ser... bueno... mi novia". Esbozó una gran sonrisa al imaginarse tener semejante privilegio. "No te gustaría?..."

"Lo siento... Neutron..." Cindy bajo su vista, incapaz de mirar la expresión formada en el rostro de Jimmy ante su rechazo.

"Lo sientes!" explotó el niño "si lo sintieras no lo estarías haciendo!" no lo podía creer, tenía que ser mentira, lo deseaba con todo su ser. "Acaso te estas escuchando? Dices que me amas pero nisiquiera quieres ser mi novia!"

"No me siento preparada! Tan difícil de comprender es!. No te basta con haberte dicho que te amaba?" Cindy le estaba hablando con el corazón, no quería hacerle pensar que todo esto era una venganza.

"Pues no! No me basta! No me alcanza con meras palabras! Necesito acciones!" no estaba dispuesto que después de todo lo que había hecho, no pudiera demostrarle al mundo que ella era suya!

"No confías en mi, verdad? Crees que al no tener compromisos ya no te amaré?" Cindy se sentía lastimada.

No, no era en ella en quien no confiaba, no confiaba en los demás, en los otros niños que se vallan a acercar a intentar conquistarla. Y todo porque ella se mostraría libre, sin una persona que la cuidara. Por eso quería que fuera su novia, para que nadie pudiera quitársela, tomarla de la mano en publico para alejar a todos de ella.

"Claro que confío en ti! Pero aún así no te puedo comprender! Si dices amarme tanto como lo hago yo entonces lo más natural sería que comenzáramos un noviazgo!"

"A penas somos unos niños! Tenemos toda una vida por delante! Cuando queramos formalizar nuestra relación podremos hacerlo, por que apresurarlo?" Cindy quería convencerlo por las buenas, no quería que las cosas terminaran peor de lo que alguna vez estuvieron. "Continuemos como estábamos, si?"levanto su mano para cerrar la promesa. Siendo aceptada por él.

"De acuerdo, supongo que ahora debo irme..." rendido se levantó, preparándose para irse.

"No! Claro que no! Quédate, tomemos la merienda juntos!." Cindy dijo con una amable sonrisa, la cual fue correspondida por él.

Y así fue, por primera vez en sus vidas pasaron una tarde agradable, sin pleitos ni competiciones. Sólo como dos niños normales, que no buscan ser uno mejor que el otro, como los amigos que nunca pudieron ser...

-----------------------------------------------

Semanas después...

"Sólo eres un baboso!"

"No tienes derecho a reclamarme!"

Pero lamentablemente esos hermosos momentos de paz no duraron mucho.

"Podrías al menos disimular tus babas por la señorita perfección! No te parece?"

"Ya te pedí perdón! No? O quieres que te lo de por escrito!"

Libby y Sheen no pudieron más que rodar sus ojos en frustración. Ya se habían acostumbrado al ambiente de paz que se aspiraba cuando el grupo se juntaba, cuando nuevamente comenzaron las irremediables peleas sin sentido y, como siempre, sin solución.

Lo lamentable de la situación era que ahora eran discusiones de mayor jerarquía pues, desde que se confesaron sus sentimientos, sus amigos dejaban a la vista libremente sus terribles celos. Así que ya no sentían remordimientos para expulsar todo lo que sintieran cuando de por me dio estaba una posible traición. Traición a una supuesta relación de pareja que, por deseos de Cindy, no existía por el momento.

"No quiero nada! Tendrás que hacer mucho mérito para salvarte esta vez Neutron!" y así, la temperamental Cindy dio por terminada la discusión y se marchó sin escuchar las suplicas del niño genio, haciendo muestra de su orgullo.

Libby suspiró en resignación la ver que su amiga estaba a punto de pasar al lado de ella. Le dio una mirada cómplice y algo triste a su novio, de despedida. Tanto ella como Sheen sabían que cuando había pleito entre sus amigos debían de separarse al menos en su presencia, pues sino sería considerado como una traición. Si las cosas ya eran así, no querían ni imaginarse la odisea en la que se encontrarían cuando de verdad fueran novios. Libby se marchó al lado de una exasperadísima Cindy. mientras que Jimmy, en igualdad de condiciones, llegaba al lado de su recién abandonado amigo.

"Por todos los cielos! Qué condena!" exclamó el niño genio.

"Si, no son nisiquiera novios y ya actúan como una pareja de recién casados!" respondió Sheen.

"Pero eso quiere decir que tu plan va al pie de la letra Jimmy" agregó el recién llegado Carl, quien se unió a la conversación. Inmediatamente lo tres emprendieron el camino hacia sus casas, pues el día escolar había finalizado.

"Así es Carl." Asintió Jimmy esbozando una sonrisa "Si Cindy no reacciona con esto creo que nada lo hará."

"Aún no entiendo porque haciéndola enfadar harás que acepte ser tu novia." Interrogó Carl, a lo cual se le sumó Sheen.

"Es muy simple amigos..." comenzó a explicar calmadamente Jimmy asiendo ademán en su cabeza"...se llama psicología, si me comporto como una persona libre y descarada frente a Cindy eso provocará reacciones adversas en su cerebro femenino, en pocas palabras eso le demostrará a Cindy la desventajas que conlleva el no poseer los beneficios de un noviazgo con la persona amada..."

"Ohh te refieres a beneficios tales como el respeto, verdad?" preguntó Carl, a lo que Jimmy volvió a asentir.

"Si, pero creo que se te pasó la mano, haber invitado a Betty a almorzar contigo fue un golpe bajo." Exclamó Sheen recordando la penosa escena que había protagonizado su amigo en el receso escolar.

"Claro que no! Ya no quedaban mesas disponibles y ella aún no almorzaba, es lo que cualquier caballero habría hecho!" intentó defenderse el niño.

"Eso es lo mismo que dijo Nick el otro día cuando ayudó a Cindy a bajar del autobús tomándola de la mano."

El calmado comentario de Carl le hizo perder la poca calma que contenía el niño genio. "Ni me lo recuerdes!"

"Si Carl, eso fue lamentable!" exclamó Sheen "Todavía me zumban los oídos por lo reclamos de Cindy ya que, según ella, arruinamos su perfecta asistencia escolar al llegar tarde a clases."

"Y eso que sólo fue Jimmy quién nos retraso cuando armó el escándalo con Nick por haberla tocado." Agregó Carl.

"Si, yo pensaba que las únicas histéricas que podían escandalizar de esa forma eran las niñas y Nick... Jajaja!" ambos estallaron en risas observando a un frustrado Jimmy.

"Yo no soy un histérico!" quiso volver a reclamar pero poca importancia les dio a sus amigos, quienes alegres continuaron con su bufada.

Pero lo que ellos no sabían era que una perfecta pero maligna niña los había estado escuchando y que, a cada palabra dicha, su mente iba maquinando un plan como venganza.

"Con Betty Quinlan no se juega...".

-----------------------------------------------

"Oh! Vamos Cindy! Tranquilízate ya chica! Quieres?" intentaba desesperadamente Libby de calmar a su mejor amiga. El repentino paro que hizo la rubia era augurio de un mal presagio para la morocha.

"Qué me calme? QUÉ ME CALME!" explotó Cindy "Cuando vea a Neutron en un cajón bajo tierra veremos SI ME CALMO!"

"Vamos Cindy! Tú mejor que nadie lo conoces! Sabes perfectamente bien que lo que está tratando de hacer es ponerte celosa para que reacciones de una buena vez!" Cindy agachó su cabeza tristemente frente a ese comentario, Libby pareció comprenderla en ese momento "Él te ama y ya no quiere seguir escondiendo lo que siente por ti, quiere demostrártelo y hacerte feliz pero tu no se lo permites..."

"Yo solo... no quiero volver a salir lastimada... tengo miedo..." confesó Cindy, Libby se sorprendió, al parecer ese niño genio sería el punto débil de la rubia, jamás antes la había escuchado decir que tuviera miedo. Era su deber como amiga aconsejarle, colocando una mano sobre su hombro le hablo con toda la sinceridad posible...

"Pero tu tampoco debes de lastimarlo a él, porqué no lo perdonas y le das una oportunidad? Piensa que te estás prohibiendo de sentir la dicha de estar al lado de tu ser amado, tú misma te estás lastimando..." y allí finalizaron las palabras, todo el apoyo dado por Libby ya se encontraba sobre su amiga, ahora era el turno de Cindy, ella tenía la última palabra...

-----------------------------------------------

"Jimmy!" una melosa vos llamó la atención del susodicho, quien estaba a punto de entrar a su casa.

"Betty!"exclamó al descubrir la identidad de la persona, lo cual lo extrañó de sobremanera "Qué haces aquí?"

"Estaba por aquí y pensé el visitarte, te estoy molestando?" preguntó ella haciéndolo sentir culpable por el tono que había utilizado en sus palabras, pero es que nisiquiera recordaba haberle dicho alguna vez a la niña donde vivía.

"No, claro que no." Respondió tratando de sonreír. "Quieres pasar?"

"NO!" respondió efusivamente Betty extrañando nuevamente a Jimmy "Es decir... porque no nos quedamos aquí afuera un momento? Es un bonito día!" el niño genio no tuvo más remedio que quedarse allí, en compañía de una niña que, en tiempos anteriores, le habría caído muy bien, hasta tal punto de creer que estaba enamorada de ella, claro está que estaba muy equivocado.

Estuvieron un rato largo conversando, a decir verdad, sólo Quinlan puesto que Neutron solo se limitaba a escuchar y a asentir en ciertas ocasiones con secos no ó si. Pero lo que al niño genio le llamó la atención es que ella volteaba de vez en cuando a observar la calle como si esperara que alguien pasara por ahí.

"haa... buscas algo?" la pregunta del niño la puso muy nerviosa.

"Ha? No, no! Claro que no!" tendría que hacer un mayor esfuerzo a eso para convencerlo, aún no veía venir a Cindy pero comenzaría con su plan, de a poco... "De hecho, sólo me aseguraba de que no hubiera nadie por aquí..."

"Y eso porque?"

"Bueno es que deseaba estar a solas contigo por un momento..." el tono seductor de Betty asustó un poco a Jimmy, supo desde ese momento que no había venido solamente a visitarlo... "Y es que tengo una confesión que hacerte..." poco a poco comenzó a acercarse a él "Sabes? Debido a la popularidad que tengo en la escuela todos creen que puedo conseguir lo que quiero debido a mi belleza..." Jimmy comenzó a retroceder un poco, tratando de nos ser grosero pero es que la cercanía entre ellos, por primera vez, lo incomodaba "Pero.. hay algo que nunca pude conseguir... y sabes lo que es?" finalmente lo acorraló contra la cerca del patio, obligándolo a contestar.

"Q-Qué?..." temió preguntar.

"A ti." Lo próximo sucedió muy rápido, tanto que nada pudo hacer Jimmy para reaccionar, nisiquiera cuando una dulce y familiar voz llegó hasta sus oídos pronunciando su nombre. Repentinamente Betty lo tomó bruscamente de los brazos y lo hizo girar, intercambiando así, los lugares de ambos y acortando la distancia de sus rostros, y lo inevitable pasó... frente a los dolidos ojos de Cindy...

-----------------------------------------------

Jamás creyó caer en una trampa así y mucho menos de una persona como ella. Pero eso ahora ya no importaba, le había fallado a su amada, le había hecho daño. Pero no por haberla traicionado, porque él no fue quien besó a Betty. Sino por haber permitido que eso sucediera, por haber querido utilizar a una tercer persona en su relación con Cindy, por haber acudido a alguien que no conocía. A alguien que lo traicionó de esa manera, que derrumbó toda posibilidad de ser feliz. Y lo peor es que ya se lo habían advertido, la misma Cindy lo había hecho, pero él no quiso creer, se dejó cegar por la belleza maligna de Quinlan y no se permitió ver más allá.

Porque iba ahora Cindy a creerle? Porqué iba ahora a rogarle que lo perdonara? Para salvarse a sí mismo egoístamente? Y quien estuvo allí para salvarla a ella? Cuando sus llorosos ojos se encontraron con los propios después de tal escena, los ojos que reflejaban el dolor de su alma. Fue tan grande la herida que no pudo articular palabra, sólo un lastimoso sollozo se escapó de sus temblorosos labios segundos antes de que escapara de la situación corriendo valla a saber donde, lejos de él y de sus suplicas.

Y así ha sido hasta el día de hoy, todos saben donde ella se encuentra menos yo, sabiendo a ciencia acierta que soy capaz de irme hasta la misma Antártida por recuperarla. La agonía de estos días me han sido insoportables sin ella, Libby ha sido la única intermediaria entre nosotros. Le rogué porque me dijera la verdad, no quería lastimarme pues sabía que yo no había sido el culpable de ése indeseable beso, pero la verdad era la verdad.

Cindy había decidido aceptarme como su novio y fue radiante de felicidad a decírmelo directamente a mi casa, en el camino ya iba planeando como sería su vida de allí en adelante, memorizando la fecha y la hora en que dentro de un año sería nuestro primer aniversario. Y por supuesto, en el gran beso que me daría...beso que le fue dolorosamente robado y beso que injustamente se me fue negado a mi...

Y se fue... se fue para pensar mejor las cosas lejos mío. No me odiaba, eso fue lo que dijo cuando hablaba con Libby, no podía odiarme porque me amaba. Pero no por ello el dolor de su corazón se disiparía. Necesitaba tiempo... necesitaba un ambiente diferente al de Retroville para relajarse y gente nueva a la que conocer para formar nuevas amistades... y olvidar los malos momentos...

Y fue allí donde mi corazón se detuvo por un instante, recuerdo que en ese momento Libby paró su relato al ver la expresión de mi rostro y como me dirigía una mirada de comprensión y de lástima. Esas palabras sólo podían tener un significado, Cindy había decidido rehacer su vida, lejos de él. El miedo me invadió como nunca, la estaba perdiendo poco a poco, solo era cuestión de tiempo para que otro niño ocupara su lugar y quizás algo más...

-----------------------------------------------

Ya ha pasado casi una semana desde esa frustrante y triste situación, aún puedo recordar la mirada que Quinlan me dio cuando se separó de los labios de Jimmy, fácilmente me decía un te gané! su mirada llena de odio y de burla, como hubiera deseado quedarme allí, quedarme y pelear con ella por él, como siempre lo hice, pero a cambio de ello huí...

Y aquí estoy, en mi pequeño refugio, tratando de olvidar y de ver si la decisión que tomé es la correcta.

La última vez que había visto a su mejor amiga, ésta la le había dicho palabras tan pero tan ciertas que le eran imposible ignorarlas.

Sin dolor no te haces feliz es verdad, la felicidad no es fácil de conseguir, hay que luchar por ella, pero... aún no tenía las fuerzas suficientes para hacerlo. Pero lo haría, aunque nadie le aseguraba de que esa felicidad estuviera con Jimmy. Pero ahora, entre sus manos, tenía una carta de él dirigida hacia ella, la leería, porque sea cual sea el contenido de esa carta nada la haría cambiar de opinión, era una promesa que se había hecho a si misma. Y con manos temblorosas se atrevió a abrir y leer el contenido de la misma...

A pesar de ser un genio, sé perfectamente que ninguna ciencia podrá explicarme que ha pasado con tu corazón que se ha quedado ciego. Jamás me sentí de esta forma, tan desorientado y a lo que más temo es a perderme sin descubrir como hacer para seguir por la vida, renunciando a tu amor al igual que lo hiciste tu, como puedes tu vivir sin mi?

Si lo que quieres es huir, hazlo, no te detendré, yo haré rezos y buscaré en mis inventos las fuerzas necesarias para vivir. Pero nada apartará de mi éste miedo que me da el no volver a verte nunca más. No intentaré convencerte mediante argumentos sin sentido, pues no tengo más motivos para darte que esta triste soledad que me invade. Sólo sé que son tantas las cosas que necesito darte, que tú no me permitiste darte y que yo, finalmente, acabé por destruir cualquier posibilidad existente. La realidad es que hoy te hecho de menos. Pero a pesar de todo, aunque nuestra relación nunca haya existido quiero que sepas que siempre estaré ahí, cada vez que te sientas sola puedes hablar conmigo, te estaré escuchando aunque no estemos cerca, aunque no pueda ver tus preciosos ojos.

"Jimmy..."

-----------------------------------------------

"Ten..." Libby le entregó a Jimmy un sobre. Junto a Sheen les había costado horrores dar con él esa tarde, pero finalmente lo habían encontrado a orillas del mar, en la playa, observando silenciosamente la puesta del sol y es que... le parecía tan distante, quizás así de distante estaría Cindy, del otro lado del mar, en otro país o hasta en otro continente. El niño miró inquieto el sobre.

"Es de Cindy..." respondió Libby al ver la confusión en su mirada "Me lo dio poco antes de desaparecer, no te lo había dado antes puesto que me pidió que lo hiciera cuando su situación fuera totalmente estable." No tuvo que decir más nada para convencerlo de leer su contenido, sus azules ojos se dilataron, ella le había escrito una carta al igual que él lo hizo.

No te lo voy a negar, estoy llorando y mucho, como jamás lo hice en mi vida, lloro por ti, sin ti, ya lo entendí, tu no eres para mi, nunca lo fuiste y nunca lo serás, por eso lloro. Pero lo lamentable es que tuvo que suceder algo así para finalmente darme cuenta de ello, sólo fue mi terquedad la que me cegó durante tanto tiempo. Yo te creí todo, todo lo que prometiste darme y no lo hiciste. Y es que amarte a ti ya no es amar, es repartir el corazón con el dolor y tú no lo puedes negar porque tú no has sentido el amor como yo. Y la realidad de hoy es que ya no debo retenerte en mi memoria, por mi propio bien debo hacerlo...

Bruscamente Jimmy cerró el papel y no pudo evitar arrugarlo un poco con la presión de sus dedos, tratando de no gritar en ése momento. Se estaba despidiendo, ya se había dado cuenta de ello, ya más de semana y media que se había ido y aún no volvía. En la escuela habían dicho que se ausentaría por tiempo indeterminado, pero ya no había razones para seguir esperándola según sus compañeros, simplemente había dejado de formar parte del grupo. Se había ido y no volvería, el tiempo que se tomó la convenció de que lo mejor era olvidarse de todo y comenzar de nuevo, lejos de Retroville, de sus amigos y de él...

Jimmy bajó su mirada tristemente, lo cual le partió el corazón a Libby y a Sheen. Y en mutuo acuerdo cada uno apoyó una mano en cada uno de los hombros del niño genio.

"La vida es así, siempre cuesta ser feliz. Sólo deja que esto pase, tienes que seguir, el tiempo lo cura todo." Había dicho Libby con su melodiosa vos.

"Aunque también... puede que el tiempo también vuelva a rescatar toda esa fantasía." Sheen terminó por explicar, a continuación tomó delicadamente la mano de su novia y se la llevó de allí. Para así dejar a Jimmy sólo con sus pensamientos.

"Esto tiene que ser una pesadilla...por favor..." comenzó a relatar sin saberlo en voz alta Jimmy, ya el manto azul y negro de la noche decaía sobre los calurosos colores del sol. Y entre tantos astros uno en especial comenzó a recorrer su propio camino, independientemente. Era una estrella fugaz, especialmente hecha para él, para cumplir su deseo. Y él no lo dudó ni un segundo...

"Quisiera poder abrazarte tan solo por última vez, quisiera sentir tu corazón latiendo por mi como ayer, quisiera escuchar que me quieres, mirarme en tus ojos y en tu corazón, quisiera escuchar que me extrañas así como yo extraño tu amor. Cindy..."

Pequeños pasos a sus espaldas dejaban su rastro sobre la tibia arena, deleitándose con el dulce relato de su voz, parando su caminar...

"No quiero olvidarme tu imagen, tu rostro no quiero perder, quisiera poder sentir tu vos diciendo mi nombre por última vez..." Con ojos cerrados, Jimmy comenzó, sin quererlo, a sollozar.

"Jimmy..." no podía ser, su mente debería de estar jugándole una mala pasada, no pudo haber escuchado su vos, no podía ser, la carta... "No me creas...". No lo pudo evitar, debía confirmarlo, lentamente se volteó para descubrir a la dueña de tan tierna voz. "No me creas, en la carta, no lo hagas...". Y allí estaba, como una ilusión. Abatida con sus ojos ligeramente sollozos que sólo la hacían ver más hermosa, esas hermosas esmeraldas que tanto extrañaba. "Ésa carta la escribí tiempo antes de mi desaparición..." Pudo sentir como su vista se nublaba ligeramente por sus propias lágrimas.

"Como es posible que estés aquí?..." alcanzó a preguntar con la vos quebrada "Cuando volviste?..."

"Nunca me fui..." respondió Cindy, el viento mecía sutilmente sus cabellos "...siempre estuve aquí, pero tú no podías verme... estaba escondida..."

"Porqué!" exclamó Jimmy, tentado de echarse a los brazos de su amada.

"Ya lo sabes, necesitaba pensar... necesitaba reconsiderar mis sentimientos para averiguar si el amor que te tenía era lo suficientemente grande como para vivir a su lado, a sabiendas de que tus labios fueron probados por otra persona. Y... finalmente me di cuenta de la verdad..." Cindy tuvo que cerrar sus párpados ya no pudiendo evitar las lágrimas que agotaban sus ojos en busca de una salida acompañando, a su vez, su agitada respiración en busca de aliviar su propio dolor, dejando escapar cada una de las palabras en forma de lamentos y de súplicas."Lo siento..." Jimmy tan solo la miraba soñadoramente aún sin poder creerse que estuviera allí, pero su disculpa lo despertó de su dulce sueño "Lo siento tanto Jimmy..." ya no pudo controlar su llanto, dejándolo escapar libremente. "Tú no tuviste la culpa, siempre lo supe, pero... no pude evitar que los miedos de perderte sin haberte tenido me invadieran..." Sin dudarlos ni un segundo, y ya no pudiendo controlar sus propios impulsos, Jimmy corrió hacia ella abrazándola fuertemente, era tanto su anhelo por ella, quería sentir su calor, para disipar cualquier posibilidad de que se tratara de un holograma producto de su imaginación. Y la sintió, su calidez, su aroma, la suavidad de su piel y de sus cabellos, poco podía escuchar lo que su amada le decía debido a las sensaciones. "Todo esto fue mi culpa, por mis miedos, por mis desconfianzas, por ser tan débil... por no luchar, por no aceptar que la felicidad no es fácil de obtener, por no querer cruzar los obstáculos..." ahora Cindy lo abrazó tanto o más fuerte que él, ambos derramaban lágrimas "porque... más allá de todas las formalidades... yo siempre te pertenecí Jimmy... siempre fui tu novia... siempre lo fui!" Por toda respuesta, Jimmy sólo la besó acallando la lastimosa voz de Cindy que tanto lo molestaba, las innecesarias disculpas que ésta la estaba ofreciendo. Esto sorprendió de sobremanera a Cindy, lo último que creyó que Jimmy haría después de su desaparición es actuar como si nada hubiera sucedido. Por lo mismo se separo un poco de él, lo cual le costó bastante ya que éste parecía no querer dejar sus labios.

"No hay nada que perdonarte Cindy..." dijo éste esbozando una pequeña sonrisa y sin vergüenza alguna de demostrar lo mucho que había llorado.

"Pero... no estás enojada conmigo?..." preguntó dudosamente Cindy.

"Claro que no. Lo único que me importa en éste momento es que estés aquí! Conmigo!" volvió a abrazarla "Comprendo tus miedos... porque eran los mismos que me impedían a mi confesarte lo mucho que te amo... no podía aclararme... demasiado joven para entender lo que sentía... pero eso ya forma parte del pasado, verdad?" Cindy finalmente sonrió dejando que las lágrimas fueran ahora de felicidad.

"Por supuesto que si! Tú siempre fuiste y serás... mi personita especial..."

"Y tú la mía... por siempre."

Y así, una parejita de niños enamorados quedaron abrazados ya con la luz de la luna iluminándolos. Siendo ella la única testigo de la madurez adquirida por los mismos y del fuerte lazo que los uniría de ahora en adelante. La sabiduría de saber que nada es imposible cuando de por medio se encuentra el amor. El amor, ése amoroso tormento que se veía en sus corazones, más no sabían la causa del porque lo sentían, solo sintiéndolo y disfrutándolo. Ya no hacia falta nada más.

-- FIN --

-----------------------------------------------

Y si! Después de tantos meses finalmente llegó el final de ésta historia! Quiero agradecer a todo aquel que se tomó la molestia de leer mi historia en éste tiempo! Muchissisisimas gracias! Los quiero mucho! Y esperocon muchas ansias sus reviews! Hasta el próximo fic!

Felices fiestas para todos! Y hasta siempre!