Título: EL AMOR TAL VEZ

Autor: Clumsykitty

Género: Yaoi con toques de aventura y otras incoherencias, producto de la falta de azúcar.

Parejas: Las que se dejen –no es mi culpa si no quieren estar juntos-.

Disclaimers: ni modo, Yu Gi Oh no es mío u.u

Feedback: Lo agradeceré eternamente.

Notaclumsykitty: Heme aquí de nuevo, torturándome yo sola con esta historia. Esta pequeña mía nació de una tarde solitaria en que me harté del mismo patrón que estaba leyendo en los fics: Seto desalmado/cruel/indiferente se topa por x o y razón con un Joey torturado/violado/prostituido/enfermo y tras una suerte de eventos desafortunados, se quedan juntos. Por una vez deseé leer otra cosa, y como decía Margaret Thatcher, si quieres hacer algo, hazlo tú misma. Así que veamos si el orden de los factores si altera el producto. Por lo menos ya me he quitado las telarañas de los ojos y he podido volver a leer más a gusto mis fics favoritos y me he dado cuenta lo difícil que es hacer esto... n.n

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

PROLOGO

-Si lo analizas detenidamente, todo el asunto es una absoluta porquería. Nada tiene ni pies ni cabeza. Por ejemplo, empecemos por Joey. El muy descerebrado se cargó el muertito de otro ¿o no? Digo¿qué es eso de venir a esconderse para llorar lágrimas de cocodrilo porque su gatito ya se acordó de la paliza que le metió hace tiempo¿Y los buenos tiempos¿Dónde quedaron aquellos promesas que se dieron en sus momentos romanticones durante su temporada juntos? Ah, pero como le dio el patatús al ojiazul piensa que TODO es su culpa. Y he aquí a María Magdalena llore que llore. Y vas a preguntarme ¿El tal Kaiba, qué? Otro tonto. Con tanto medicamento y sedantes ya se le cruzaron los dragones y se quedó en casa con su fenómeno milenario y pariente cercano. ¡Es verdad! En su viaje de drogas anda pensando que su cachorro fue un vil traidor por seducirlo con "mentiras", sumándole a eso, su depresión casi esquizofrénica, pues es un caso perdido de amante resentido. Yo creo que como necesita batería nueva. Y luego, el tal Faraón¡Válgame! Ese sí que encajó en ese proverbio que reza "No hagas cosas buenas que parezcan malas", ya ves, según vuelve a la vida para salvar a su amorcito y terminó siendo el malo del cuento. Luego de hacer sus trastadas, se arrepiente cual pecador en la tumba y se convierte en el Mea Culpa encarnado. Que ya me di cuenta de que la regué. Que ahora te voy a adorar hasta el fin de los tiempos. Que ya no lo vuelvo a hacer. ¡Al diablo con eso! Si fuera cierto, el tal Yugicito no tenía por qué aparecer en escena. A mi huele mal eso. Como también que un tipo al que le dicen Ladrón de Tumbas se haya aparecido de la nada, dispuesto a rebanarle el cuello al Faraón. ¿Qué le sabe para quererlo tanto? Y aún sigue cerca de él, según me cuentan, como que no quedó a gusto con lo que pasó. Pero te digo, ese Faraón tiene o sabe algo que aún no saca a la luz. Después piensas en ese trío de ayudantes egipcios, que tienen las tuercas flojas y la cosa se complica. Finalmente, como cereza al pastel, le agregamos el hermanito del dragón, los amigoches de Joey y asociados a la trama y te queda un panorama bien pintoresco ¿O no te parece, Sniffle?

-Wurf. Uf. Af. Urf. Arf. Af.

-¿Cómo que el pavo en el horno está echando humo¿Qué pavo?... ¡EL PAVO¡MALDICION¡JOEY ME VA A MATAR!

-Uf.