- El Cancionero-

¡Hola! Los personajes de esta obra pertenecen a CLAMP ante todo y la historia me pertenece.
Con respecto a los signos de diálogo avisaré siempre cuando piensan o cuando hablan, espero que disfrutes y me escribas algún Review ¡Opina! y ¡Disfruta!

NA- Konnichiwa! quiero anunciarte, que este fic no va a ser una historia seguida, no por ahora, como bien indica el nombre, se trata de un cancionero, recoge una serie de Songfics que iré actualizando poco a poco, son dos carreras separadas, que se unirán cuando comience la historia.
Todo esto es un poco difícil de entender, pero con la leyendo se entera uno muy bien - espero que te guste.

Songfic I

- Sakura No Está -

Autor y Nombre de la canción- Nek, Laura No está

Por aquel entonces, ya había cumplido los dieciocho años de edad, estaba frente a mi ordenador metido en internet en una página web, registrándote, podías expresar libremente lo que sentías, anonimamente claro, yo no pensaba hacerlo, pero algo hizo que me registrara.

Normalmente, escribía lo vacío que estaba, pero... ¿por qué piensas que un chico tan joven podría estar tan vacío? pues la respuesta es la siguiente, hacía dos años que no sabía nada de ella.

La amaba, no podía negarlo, la había conocido durante mi viaje a Japón hacía muchos años, fuimos compañeros y rivales en clase, pero nos enamoramos, fue todo tan perfecto que no podía creerlo, con ella, no me sentía solo, vacío e hicimos mil promesas que hace dos años se desvanecieron.

Habíamos quedado en aquel parque pingüino, a eso de las 5 de la tarde, pero ella no acudió a la cita, fui hacía su casa, pero tampoco se encontraba allí, la casa estaba vacía.

Mi corazón se heló, jamás volví a saber de ella, pregunté a sus amigas, pero no me daban una respuesta clara, pasaron los días y los meses, volví a mi China natal, a mi casa, pensando que allí la olvidaría, pero no fue así.

Volviendo a la época en la que me registré, creo que me encontraba solo, nada llenaba el hueco de su ausencia y aquello no me dejaba realmente vivir, en aquella web, publiqué inumerables escritos, canciones y poemas. Tiempo más tarde, aquellas canciones que escribí, fueron leídas por un grupo de culto aquí mismo en China.

Parecía que se interesaban por mis letras, y se pusieron en contacto conmigo, aquel grupo se hacían llamar los Dong Wu Lu, la verdad es que los integrantes, vivían en China, cantaban en mi idioma y en inglés, pero ninguno tenía la nacionalidad, excepto yo, claro.

Dicha banda era compuesta por un Teclista inglés, de nombre Edward aunque le llamaban Edd. Un batería, de nacionalidad Norteamericana, Russel. El guitarrista de la banda, era un japonés, con un expectacular estilo Visual de nombre Miyabi, Un bajo Italiano que se llamaba Stefano y una vocalista femenina que se ocupaba de los coros, la Alemana Ximena.

Los Dong Wu Lu, llegaron a mi casa un día, vaya, y yo que creía que firmaba como un escritor anónimo en aquella página, intentaron convencerme a toda costa, la verdad es que no quería hacerme famoso. Me dijeron que mis letras eran especiales y por aquella razón me querían, me necesitaban realmente, pues querían llegar a un público internacional.

Al final, no pude resistirme, aquella idea al final no parecía tan mala, si teníamos éxito, estaríamos llenos de trabajo y no pensaría en ella, nunca más, así que me volví adicto al trabajo, dejé mi casa con la idea de volver si me estrellaba, pero jamás fue así.

Ahora, un año después somos escuchados en más de 25 países, y yo soy el cantante principal, mi nombre es Shaoran Li.

Amenudo muchas chicas, fans enloquecidas querían que las tocara, besara o incluso cosas que no se me hubieran ocurrido ni por asomo, aunque yo jamás estaría con nadie. Nada me llenaba por completo.

Solía pensar en ella por las noches, su risa me despertaba en sueños, aquel color de sus ojos me invadía, era una dulce pesadilla de cual no podía escapar, no hasta saber... el por qué de su marcha.

Y la verdad, no podía imaginarmelo.

Durante las giras, solía ser solitario, mientras los demás se divertían y yo me sentaba a escribir canciones, trabajaba sin descanso alguno, aveces incluso lloraba, no me podía creer que ella penetraría tanto mi ser.

Un día solitario después de un concierto, en la tranquila Alemania, Ximena habló con Stefano, el líder del grupo y este no dejaba de mirarme a mi, yo no lo entendía hasta que ella se me acercó.

Ximena- vamos Shaoran, hoy te sacaré a un bar tranquilo que conozco- dijo ella sonriente, la verdad es que ella era muy bella, tendría mi edad más o menos, eso creía.

Shaoran- no, prefiero quedarme aquí tranquilo- dije rechazándola.

Ximena- vamos Li, se que tú puedes, ya es suficiente la soledad en la que te encierras- dijo ella tirando de mi brazo.

Shaoran- está bien, si no me queda más remedio- me resigné.

Ximena- así se habla.

Salimos del hotel en el cual nos hospedaríamos mientras dábamos varios conciertos en la capital, y era verdad, las calles eran tranquilas en Alemania, había chicos de nuestra edad bebiendo por las calles, o saliendo de las fiestas de noche, pero nada más.

Llegamos hasta un bar, donde nos sentamos en una barra, allí comenzamos a hablar Ximena y yo, ella me quería engatusar, yo lo sabía, sobre todo por la manera en la que me miró desde que nos conocimos, una mirada pícara.

Comenzamos a bailar, pero yo no me sentía cómodo, las luces de los focos, la gente bailando y el alcohol, hicieron que yo viese en Ximena, la cara de mi antiguo amor, mi corazón palpitaba al ritmo de aquella música House que bailábamos, y susurraba su nombre, Sakura.

Sakura no está, Sakura se fue
Sakura se escapa de mi vida

Ximena me besó, yo me dejé llevar, creí que estaba besando a ella, pero no era así, besaba el recuerdo de Sakura, tomamos aire para respirar, y yo ahogue su nombre entre mi entrecortada respiración, Ximena me miró con ojos tristes.

y tu que si estás, preguntas porqué
la amo a pesar de las heridas

Salimos de allí y nos dirigimos a otro bar, más tranquilo, en él había una barra y varias mesas, la gente que estaba allí, no eran los típicos adolescentes que bailaban extasiados por la música, aquel era un lugar bueno para hablar tranquilamente. Ella en la entrada del bar, me abrazó fuertemente, y la volví a recordar.

lo ocupa todo su recuerdo, no consigo olvidar
el peso de su cuerpo.

Nos sentamos en una de las mesas y no hablamos, pedimos varias cervezas y las bebíamos poco a poco, ella rompió el silencio.

Ximena- ¿por qué te empeñas en recordarla?- me dijo con ojos lagrimosos.

Sakura no está, eso lo sé
y no la encontraré en tu piel, es enfermizo
sabes que no quisiera besarte a ti, pensando en ella.

Shaoran- lo siento- dije realmente dolido, sonreí amargamente y la besé.

esta noche inventaré una tregua
ya no quiero pensar más
contigo olvidare su ausencia

Nos besamos durante largo rato, sabía que ella no era Sakura, tenía que olvidarla, costara lo que costara, no podía más, pero sentía mis besos tan vacíos, tan amargos, me sentí tan desgraciado.

Y si te como a besos tal vez
la noche sea más corta, no lo sé
yo solo no me basto quédate
y lléname su espacio, quédate, quédate

Pagamos nuestras cervezas y salimos de allí, nos sentamos en un banco cerca de un parque, todo estaba lleno de árboles y el frío europeo dibujaba la situación más melancólica.

Sakura se fue no dijo adiós
dejando rota mi pasión

Ximena- ¿ocurrió hace mucho?- preguntó mirando a un lado.

Shaoran- así es- apreté mis manos.

Ximena- ella ya te ha olvidado seguramente... habrá encontrado a otro... tú deberías hacer... lo mismo.

Miré amargamente el lugar, graciosamente comenzaba a nevar, aquellas palabras me habían congelado completamente y me quedó la duda ¿habría encontrado a otro?

Sakura quizá ya me olvido y otro rozó su corazón
y yo solo se decir su nombre
no recuerdo ni siquiera el mío
quien me abrigará este frío

Ximena- Shaoran, a mí me gustas mucho.

La miré, asimilando sus palabras, ella estaba temblando de frío, yo bajé la cabeza y me resigné ¿Qué me quedaba ya?, la volví a besar.

Y si te como a besos tal vez
la noche sea más corta, no lo sé
yo solo no me basto quédate
y lléname su espacio, quédate, quédate

Rompí aquel beso, y bajé la cabeza, Ximena comenzó a llorar, ya eran más de las 4 de la mañana, puse una mano sobre su hombro y la miré, lo más tierno que podía, mi corazón estaba herido, no quería herirla realmente.

Puede ser difícil para ti
pero no puedo olvidarla, creo que es lógico
por mas que lo intente escaparme ... ella esta

Shaoran- lo siento, no quisiera herirte, comprendo mis sentimientos pero...

Ximena- bésame solamente, no hables más.

unas horas jugaré a quererte
pero cuando vuelva a amanecer
me perderás para siempre
Y si te como a besos sabrás lo mucho que me duele este dolor

La besé de nuevo obedeciendola, luego nos abrazamos y se quedó adormilada, el frío cada vez era más mayor, tenía mis dedos helados, se formaba un vaho por culpa de nuestras respiraciones.

no encontrare en tu abrazo el sabor
de los sueños que Sakura me robó

Ximena- te quiero Shaoran Li, me vuelves loca, no podría amar a otro que no seas tú, corresponde a mi corazón por favor- dijo ella con voz melosa.

si me enredo en tu cuerpo sabrás
que solo Sakura es dueña de mi amor

Shaoran- lo siento... creo que yo... tengo que escribir una canción...- dije apartándome de ella.

Ximena- ¿a esta hora?- preguntó aturdida.

Shaoran- así es, debo escribirla ahora...- salí corriendo de aquel parque dejándola sola, llegué al Hotel, y dí varias vueltas por la habitación buscando papel y lapiz, la letra de aquella canción rondaba en mi cabeza y yo debía plasmarla, aquella melodía la acompañaba y debía sacarla, en pocas horas sería el nuevo concierto y la tocaríamos.

Shaoran- bien, ahora comenzaré- dije abriendo mi bloc de notas.

Me había encerrado en mi cuarto, y a eso de las tres de la tarde, ya tenía compuesta la canción, Stefano y Edd entraron buscándome y me hayaron dormido entre papeles.

Edd- mira esto es lo que estaba haciendo- dijo él a su amigo.

Stefano- debe estar agotado.

Edd- la letra es muy buena, deberías leerla- dijo sorprendido.

Stefano- deberíamos tocarla hoy- dijo animadamente.

Edd- bien, iré a darle las partituras a los chicos ¿cuanto tiempo habrá tardado en escribirla?- preguntó asombrado.

Stefano- quién sabe, conociéndole, no mucho, pues anoche salió con Xime...

Edd- bien, pues hasta ahora- se fue.

Stefano- ¿qué habrá ocurrido anoche?- se preguntó a sí mismo, mas tarde salió de la habitación.

Pasaron Varias horas más, y desperté, aturdido miré el reloj y salí corriendo, llegaba tarde al ensallo, increíble, jamás me había pasado.

Shaoran- ¡Lo siento!- dije disculpándome.

Miyabi- no pasa nada tio- me dijo guiñándo un ojo.

Entonces recordé aquella canción y caí que no la tenía, me llevé las manos a la cabeza y quise salir corriendo a por ellas, pero Russel entró por la puerta y me impedió el paso, estaba jugando conmigo.

Shaoran- Russel, no ahora no, tengo que ir a por una cosa urgentemente- dije yo entre risas.

Russel- si te refieres a la nueva canción, no te preocupes, la aprendimos mientras dormías, es guay- dijo dándome ligeras palmadas en el brazo.

Stefano- buen trabajo Shaoran, esta cancion es realmente buena- dijo él.

Shaoran- gracias- dije yo un poco sonrojado.

Ximena estaba sentada en un sofá observándome con cierta picardía, intenté no mirarlay comenzó el ensallo.

El furor del campo de fútbol se escuchaba a varios Kilómetros, diría yo que había más personas que el día anterior, además es que venía gente de muchos países y aquello era muy agradable.

Saltamos al escenario como siempre, nuestro estilo de música recoge todos los aspectos, baladas, pop, rock e incluso Miyabi, se había atrevido a cantar su J-Rock Visual, cantásemos lo que cantásemos, a la gente le gustaba oírnos, nuestras fusiones eran magníficas y el esfuerzo realizado se notaba en el clamor del público.

Jamás tuvimos ningúna mala crítica y eso nos asustaba un poco la verdad, nadie criticaba nuestro trabajo, éramos perfectos.

Tocamos muchos de nuestros temas y guardamos para el final mi canción. Llegó el momento, las luces se oscurecieron. El teclado y las guitarras comenzaron a sonar, era mi momento para entrar.

Sakura no está
Sakura se fue
Sakura se escapa de mi vida
y tú que si estás,
preguntas porqué
la amo a pesar de las heridas
lo ocupa todo su recuerdo
no consigo olvidar
el peso de su cuerpo.
Sakura no está
eso lo sé,
y no la encontraré
en tu piel.
Es enfermizo,
sabes que no quisiera
besarte a ti pensando en ella
esta noche inventaré una tregua
ya no quiero pensar más
contigo olvidaré su ausencia..

Y si te como a besos,
tal vez, la noche sea más corta,
no lo sé. Yo sólo no me basto,
quédate, y lléname su espacio,
quédate, quédate.

Sakura se fue, no dijo adiós
dejando rota mi pasión,
Sakura quizá ya me olvidó
y otro rozó su corazón.
y yo sólo se decir su nombre
no recuerdo ni siquiera el mío,
¿quién me abrigará este frío?

y si te como a besos, tal vez
la noche sea más corta,
no lo sé,
yo sólo no me basto,
quédate,
y lléname su espacio,
quédate, quédate.

Puede ser difícil para ti
pero no puedo olvidarla
creo que es lógico,
por más que yo intente escaparme...
ella está...

Solo Instrumental

Unas horas jugaré a quererte
pero cuando vuelva a amanecer
me perderás para siempre.
y si te como a besos sabrás
lo mucho que me duele
este dolor.
no encontraré en tu abrazo el sabor
de los sueños que Sakura me robó,
si me enredo en tu cuerpo
sabrás,
que sólo Sakura es dueña
de mi amor,
no encontraré en tu abrazo
el sabor de los besos que Sakura
me robó...
me robó...

El público gritó de emoción, le había gustado la nueva canción y nos vitoreaba, yo había estado pensado en Sakura toda la canción, y mis sentimientos en aquel momento se expresaron genial, había sido una gran canción, una lluvía de globos dorados salió del cielo, y papeles plateados volaban, la gente estaba encantada y yo alcé los brazos y grité.

Todos aplaudieron, y esperó con ansias la siguiente canción, pero ya no habría más canciones hasta el próximo concierto, como anunció Stefano, nuestra próxima parada era en su Italia Natal y allí los esperaba.

No se si podré olvidarla completamente, pero solo me quedaba esta canción que iba dedicado a ella, y era la respuesta clara para Ximena, no podía amarla a ella mientras Sakura existiera.

Aunque claro... Sakura No Está.


¡Konnichiwa! Aquí te dejo El Primer Songficde mi fanfic, espero que te haya gustado.

¡Ya sabes! algún comentario, alguna crítica, peticiones etc.

- ¡Deja Review! -

ATTE:

--Hikari-sys--