Todos los personajes son propiedad de Wataru Yoshizumi

NOTA : Este fic esta escrito a partir de la serie de anime de Marmalade Boy, no confundáis con la versión del manga.

SWEET GIRL

Marmalade Boy 2

Capitulo 1 : Comienza una nueva época

Estamos a 23 de Mayo, domingo, es un día caluroso... hace ya nueve meses que Yuu y Miki se graduaron y la difusión de la noticia de que Rumi y Chiyako estaban embarazadas.

En la casa de los Koishikawa-Matsura se respira un ambiente como el de cualquier otro día. Toda la familia están en torno a la Tv mirando una película, a excepción de Yuu que esta en la mesa del comedor pasando a limpio unos apuntes de Arquitectura.

- Ahh...- susurra Chiyako la cual esta temblando.- a... acabo de romper aguas...

- AAAHHHHHHHHH ! - gritaron todos a la vez.

Rápidamente, cogieron el coche y marcharon hacia el hospital mas cercano.

Ya en el hospital, todos aguardaban en la sala de espera de la primera planta, bastante nerviosos. Ambos andaban de un lado a otro de la sala con las manos temblorosas y un sudor frío que les resbalaba por la cara.

- Cariño... - dijo Rumi apaciblemente.

- Que ? - respondieron Jin y Yoji al unísono.

- Ya viene... - musito ella.

- AAAAHHHHHHHHHHHH ! - gritaron Jin y Yoji, los cuales rápidamente sentaron a Rumi en una silla de ruedas y la llevaron "a toda pastilla" hacia los paritorios.

- Me hubiera gustado verles en nuestro parto... - dijo Miki cínicamente.

- Si continuar armando este escándalo terminaran por echarles del hospital... - replico Yuu.

Pasaron los minutos. Tanto Jin como Yoji corrían de un paritorio a otro para ver a sus respectivas esposas y ex-esposas.

3 horas después, Miki y Yuu se habían quedado dormidos en la sala de espera cuando sus padres les despertaron.

- Queremos que conozcáis a vuestros nuevos hermanitos.- dijeron Jin y Yoji muy sonrientes.

Los cuatro discurrieron por los pasillos del piso 4 hasta llegar a la habitación numero 452, allí se encontraban ambas madres con sendos bebes en sus brazos.

- Miki, Yuu... os presento a vuestro nuevo hermano.- dijo Chiyako.- Su nombre es Kensuke

- Y yo a vuestra hermana...- prosiguió Rumi.- Ella es Megumi.

Los pétalos de las flores de los cerezos caen cada primavera y son arrastradas por el viento... Han pasado dieciséis años desde el nacimiento de Kensuke y Megumi. Tres años después de este doble nacimiento, Yuu y Miki se casaron y se independizaron, dejando a sus padres y hermanos menores conviviendo a solas.

- Vamos Kensuke ! Eres un romancero ! Vamos a llegar tarde ! - decía Megumi mientras golpeaba la puerta de la habitación del muchacho.

- Ya voy, pesada ! - replicaba el mientras acababa de abrocharse la camisa del uniforme del instituto Toryo.

Como manda la tradición familiar, después de acabar la secundaria, Megumi y Kensuke entraron a estudiar al mismo instituto de sus padres y hermanos, a aquel instituto que había sido testigo de tantos romances, desamores y demás acontecimientos.

Megumi Matsura era una chica delgada, pero con formas de mujer. Su cabello era largo, liso y castaño, que le llegaba hasta la cintura. Sus enormes ojos marrones contrastaban con su piel blanca. No se había apuntado a ningún club deportivo que ofrecía el instituto, pues ella prefería los pasatiempos tranquilos, como dibujar o leer.

Kensuke Koishikawa también tenia tanto el cabello como sus ojos castaños. Su pelo recordaba al de Ginta años atrás. Era delgado, pero atlético. Era miembro del club de fútbol del instituto.

Ya eran mas de las ocho y media cuando traspasaron la verja del centro escolar. Ante este retraso, fueron castigados en el pasillo.

- Tu tienes la culpa de todo... - refunfuño Megumi mientras recogía su largo cabello con una pinza.- Si no te hubieses levantado taaan tarde me hubiera evitado estar la primera hora en el pasillo...

- Ah si, señorita perfecta ? Ya te he dicho que lo siento, vale ? No me apetece discutir de buena mañana...

En ese momento una chica morena, de cabellos rizados, esbelta y hermosa sale de la clase de enfrente.

- Buenos días Koishikawa-kun ! Has llegado tarde ? - dijo la muchacha.

- Ah ! Buenos días Sugata-san... - respondió Kensuke tímidamente.

Sizuka Sugata (que así era como se llamaba la joven) sonrió y camino hasta llegar a la sala de profesores contorneando sus caderas armoniosamente. Al cabo de unos segundos regreso a su clase cargada con las hojas de faltas de asistencia. Antes de entrar miro con garbo a Kensuke, el cual la observaba embelesado, mientras su cabello rizado era movido por ese perfecto movimiento de cabeza.

- No se que le ves a esa ! - dijo Megumi enfadada.

- Hmmm... Acaso estas celosa ?

- Celosa yo ? Ya te gustaría !

- Ahh... Megumi chan... te conozco demasiado bien...

La muchacha frunció el ceño, pero en ese momento sonó la campana que anunciaba la siguiente clase.

Ambos entraron sin mirarse. Kensuke sonreía mientras que Megumi seguía con esa expresión de enfado en su rostro.

- Ha ocurrido algo, Megumi ? - pregunto una muchacha delgada, de cabellos lacios y negros que llegaban casi a la altura de sus hombros.

- Nada !... solo ese imbécil de Kensuke... hmmfffff !

- Jajajajaaaa... si yo se que en el fondo hay algo mas que un simple sentimiento entre... er... "hermanos"

- No digas tonterías Yukiko ! Ya se que tu piensas que dos personas de sexo opuesto, que no pertenecen a la misma familia y conviven bajo el mismo techo acaban enamorados ! No es así !

- Ah no ? Y lo que me contaste de tus hermanos ?

- Eso es muy distinto ! Además, ellos se conocieron a mi edad!

- Ejem ! - interrupio una voz femenina.- Cuando ustedes quieran comenzaremos la clase...

- Ah ! Claro señorita Ryoko ! Perdone ! - dijeron las dos muchachas al unísono.

La mañana transcurrió rápidamente... la campana que anunciaba el final de la jornada escolar sonó a las tres en punto.

Megumi espero, como de costumbre, a Kensuke en la salida para regresar juntos a casa. Ella espero un buen rato.

- Donde se debe haber metido ? - dijo mientras miraba su reloj plateado.

Ella levanto la vista y se percato de que Kensuke estaba en el patio, apoyado contra un árbol y... con Sizuka ! Eso hizo enfurecer a Megumi y se marcho a casa indignada.

- Por lo menos podría haberme avisado...- mascullo entre refunfuños.

Al llegar a su casa, se cambio de ropa inmediatamente. Dejo el uniforme colgado sobre una percha dentro del armario y, se vistió unos pantalones anchisimos, una camiseta corta y estrecha que dejaba entrever levemente su ombligo y unas deportivas.

Escribió a toda prisa una nota, la dejo encima de la mesa del comedor y cerro la puerta tras de si.

La nota decía :

Estoy en casa de los tetes volveré hacia las nueve. No me esperéis a cenar.

Megumi

tete : apelativo español cariñoso para referirse a los hermanos mayores.

Megumi recorrió las calles del barrio donde ella vivia hasta llegar a una casa unifamiliar, de dos plantas de altura, pintada de blanco y con un pequeño jardín en la entrada, también disponía la vivienda un garaje, el cual albergaba un coche de color azul metalizado.

La muchacha cruzo la verja hasta llegar a la puerta principal. Llamo al timbre y en seguida salió a recibirla una niña de unos diez años de edad, rubia y con unos grandes ojos marrones.

- Hola Miyu chan ! - dijo sonrientemente Megumi.

- Hola tía ! - respondió la niña.- Papa todavía no ha llegado de trabajar, pero mama esta en casa

Megumi entro a la vivienda, se descalzo a la entrada y camino por el pasillo de tarima hasta llegar al salón.

- Hola Miki ! - dijo la muchacha al ver a su hermana.

- Buenas tardes hermanita ! - contesto ella. Miki no había cambiado demasiado en estos ultimos dieciséis anos. Aunque ella contaba ya con 34 años, conservaba la frescura de su adolescencia. Su rostro todavía no presentaba arrugas de ningún tipo y conservaba su esbelta silueta a pesar de haber dado a luz años antes. Su cabellos había crecido hasta alcanzar la parte superior de sus senos y el tono marrón anaranjado de su cabellera lacia no había variado.

- Kensuke me preocupa, Miki...- dijo Megumi.- Ultimamente se le ve enamorado de una chica...

- Y cual es el problema ? - respondió ella mientras sostenía en su mano una taza con te.

- No se... es que veo a esa chica demasiado...er... provocativa para un chico como el, que nunca ha tenido novia...

- Je ! Tienes miedo de que te lo quiten, eh ? Yo estuve en situaciones parecidas a tu edad. Yuu, en su juventud, tenia muchisimo éxito entre las chicas, y a mi me dolía eso pues esas feminas eran superiores a mi en belleza y temía que lo alejasen de mi lado.

- No es eso ! - protesto Megumi bastante enfadada.

- Y que es entonces ?

Megumi se quedo sin saber que decir, pues no tenia palabras para expresar lo que era.

- Analiza tus sentimientos, parece que estas confusa y necesitas aclarar tus ideas...

Megumi asintió, pues no tenia ganas de discutir con su hermana mayor.

En ese momento, sonó el timbre de la entrada. Miyu, bajo como una flecha las escaleras hasta llegar a la puerta.

- Hola Miyu, cielo ! - saludo una chica de aproximadamente la misma edad que Miki, de cabellos verdes y lacios que se posaban sobre los hombros de la mujer.

A su lado había un hombre de su misma edad, castaño y con los ojos azules que lucia una bien recortada perilla.

- Hola Arimi ! Hola Ginta ! - saludo Miki efusiva mientras se aproximaba a la entrada.

- No ha venido Shinji ? - pregunto Miyu insistentemente.

- Se ha quedado en casa estudiando... - respondió Arimi cariñosamente.- Por que no te acercas un día a nuestra casa le saludas ?

Las mejillas de Miyu se enrojecieron de repente.

- Claro ! - respondió ella antes de subir al piso superior como si estuviera huyendo de algo.

- Estos niños... - dijo Ginta.

- Bueno, yo me voy a casa.- musito Megumi colocándose los zapatos.- Hasta luego Miki, Ginta y Arimi.

Los tres se despidieron, y la muchacha marcho hacia su casa por las solitarias calles del barrio iluminadas por la tenue luz de las farolas y de los patios de las casas.

Al llegar a su hogar, Megumi descubrió que Kensuke todavía no había llegado. Ella se duchó, cambió su ropa por un pijama verde oscuro y se dirigió a su habitación.

Estuvo sentada frente a su escritorio una media hora, haciendo sus tareas escolares. Miro hacia la ventana y vio a Kensuke acompañado por Sizuka.

- Diablos ! penso enfurecida.- como puede estar con esa z...

Pero vio algo que la dejo sin respiración, sus ojos se abrieron y su voz se enmudeció...

CONTINUARA

Notas de la autora : Hace ya casi un año surgió de mi mente la idea de hacer la segunda parte de Marmalade Boy. Comencé a dibujar la historia a modo de cómic, pero por falta de tiempo la deje casi al principio. Casi un año después encontré olvidado en una vieja carpeta los bocetos de aquella idea. Mas como ahora tengo el gusanillo de escribir fanfics, pense... Y por que no escribirlo ? Y así empezó todo... Para cualquier duda, comentario, sugerencia, halago, critica, etc, podéis escribirme a