DESPEDIDA

Un silencio opresivo se sostuvo en el carro saliendo de la estación de King's Cross desde el principio.

"Déjame salir aquí" exigió Harry tranquilamente, rompiendo el silencio.

"¿Que?" Dijo Vernon violentamente, "¿Quien eres para decirme lo que tengo que hacer?"

"Te daré una simple elección" Harry le dijo a su tío con una fría mirada, "tu me dejaras salir del carro ahora mismo, o informare a mis amigos que tu me has estado maltratando, que necesitas una visita para recordarte a ser mas cortes. "

"Esta bien" Vernon gruño de enojo, "pero no esperes que te espere por aquí cerca."

"No lo haré" Harry paso por la puerta tomando solo su lechuza, " Lo que espero es que tomes a Dudley y Tía petunia a comer y te tomes tu tiempo para regresar a casa."

"¿Quien eres para ordenarme aquí chico?" pregunto Vernon casi perdiendo el control sobre su temperamento.

"Toma" Harry le dio a su tío $630 prestados, "disfrútalos."

"De donde los sacaste chico" pregunto Vernon sorprendido.

"Adiós tío" se despidió Harry de sus sorprendidos parientes con la mano, "no creo volver a vernos de nuevo."

Los Dursleys no se molestaron en contestar, escogieron seguir su camino y manejaron sin mirar atrás.

Harry sonrió tristemente viéndolos irse, luego abrió la puerta de la jaula y dejo en libertad a su lechuza.

"Lleva esto a Hermione chica" ato la nota a la pata de la lechuza, "y quédate con ella hasta que yo regrese por ti."

Ululando tristemente, Hedwing le dio una última mordida a su oreja antes de volar a entregar el mensaje de su dueño.

Harry la miro hasta que su amada mascota se perdió de vista, entonces dio la vuelta y empezó una corta caminata de regreso al mundo mágico.

Tomando una gran bocanada de aire antes de entrar al Caldero Chorreante, Harry abrió la puerta y se encamino rápidamente hacia la puerta que sirve de entrada al Callejón Diagon.

Pauso por un segundo enfrente de la entrada de ladrillos, temiendo los llamados de 'El-niño-que-vivió' que empezarían a sonar atrás de esta, destruyendo su oportunidad de tener un feliz verano.

Después de varios momentos en silencio, presiono la secuencia correcta de ladrillos y camino a través de la entrada al mundo mágico.

Apresurándose hacia Gringotts, fue inmediatamente hacia el cajero más cercano; "si" el goblin miro a abajo donde el estaba.

"Necesito una manera de acceder a mi cuenta mientras fuera del país" Harry respondió rápidamente, "y necesito que sea capas de obtener dinero muggle como también Galeones."

"Llave" el goblin pregunto acercándose para aceptar la llave de la cámara, "un momento por favor."

El goblin busco en el pequeño cajón de su escritorio por varios minutos antes de sacar un pequeño saco, "este saco le dará monedas directamente desde su cuenta y si usted toca tres veces con su varita el saco y este cambiara a la suma de dinero muggle apropiado que usted necesita, algo mas?"

"También necesito que todas mis transacciones se mantengan en secreto" Harry endureció sus rasgos faciales, "no quiero a nadie conociendo mis compras."

"Claro que No" el goblin parecía medio ofendido, "nos enorgullecemos de nuestra confidencialidad."

"Muy bien" Harry cabeceo satisfactoriamente, "de otra manera me vería forzado a cerrar mi cuenta y anunciar en el diario el Profeta que ya no confió en Gringotts para manejar mi fortuna."

"Ya veo" el goblin frunció el seño, "le aseguramos que nadie mas que usted recibirá información relacionada con su cuenta."

"Gracias" Harry cabeceo gentilmente, "entonces si no tiene nada mas que decirme, me tengo que ir."

"No Sr. Potter" la cara del goblin podía ser de piedra en ese momento, "No creo que tengamos nada mas que discutir."

Resistiendo la necesidad de reírse, Harry dio la vuelta y lentamente hizo su camino hacia la salida, esperando que su plan de pasar disfrutando el verano funcionara por primera vez.

De Gringotts, Harry fue hacia 'La Vieja tienda del Viajero' la cual era una pequeña tienda especializada para brujas y hechiceros con intenciones de permanecer fuera del país.

Harry escucho el tintineo de la puerta al abrirse y busco al dueño de la tienda.

"¿En que puedo ayudarle?" un hombre viejo se acerco, "¿esta planeando salir del país?"

"Tal vez" Harry se encogió de hombros, "solo quiero mirar por los alrededores y ver donde termino"

"Ah" el anciano sonrió con entendimiento, "recien graduado de una de las escuelas de magia y quieres ir a encontrarte a ti mismo."

"Algo así" Harry acepto con una triste sonrisa.

"Entonces tengo la cosa perfecta justo para ti" replico el anciano entusiasmado, "La mochila de viajero patentada por mi que es lo mas nuevo, es todo lo que un joven viajero puede pedir, una mochila con multi compartimentos y marco con cuero, hechizada para ser ligera como una pluma y cargar muchas veces mas su capacidad normal."

"¿En serio?" Harry comenzó a tomar interés, "¿Que mas?"

"Viene con estufa portable, utensilios para cocinar, una tienda de campaña, una bolsa para dormir y mucho mas" el encargado de la tienda estaba muy excitado, "todo lo que tu necesitas para viajar desde los trópicos hasta el Monte Everest, esta mochila lo tiene todo."

"Wow" Harry estaba muy impresionado, "¿Que mas recomendaría para alguien que es impulsivo para viajar?"

"Algunas cosas mas señor" el se encogió de hombros, "la mochila contiene lo esencial pero hay mas cosas que puedo recomendarle para hacerle la vida mas placentera en adición a la mochila" el anciano miro las ropas usadas de Harry, "usted querrá unas ropas nuevas, algo que le ayude con otros lenguajes, y podría ser buena idea tener un libro guía además de eso."

"Ok" Harry se encogió de hombros,"déme lo mejor de lo que sea que usted recomiende, solo sea rápido, quiero estar fuera del país lo mas rápido posible."

"No hay problema hijo," el encargado puso varios objetos sobre la mesa, "estos anteojos se ajustaran a cualquier prescripción, y en adición a muchas otras cosas, te permite leer en cualquier lenguaje. Estos aretes de plata van en las orejas y convierten cualquier lenguaje que oigas en ingles, este anillo va en la mano que usas para escribir y te permite escribir cualquier lenguaje, y finalmente esta pequeña barra de plata va en tu lengua y mágicamente mueve tu boca para permitirte hablar en cualquier lenguaje, con el tiempo y con suficiente uso eventualmente aprenderás ese lenguaje."

"Wow" Harry cabeceo impresionado con los productos, "¿Que mas?"

"Este libro," el hombre indico el libro titulado 'Todo lo que necesitas saber mientras viajas alrededor del mundo', "esta lleno de información valiosa y ... yo recomendaría que leyeras las advertencias en el frente acerca de magia a menores de edad antes que hagas cualquier cosa, y este tipo de ropa se alterara sola a cualquier clima que estés, tiene hechizos pasa auto-limpieza y auto-reparable y puede cambiar colores y estilos con solo pensarlo."

"Hay algo mas que me gustaría obtener," Harry mordió su labio inferior, "Me preguntaba si tenia un objeto que me permitiera ... ¿mezclarme mejor?"

"¿Quieres mezclarte mas en la cultura huh?" el dueño de la tienda asintió con su cabeza, "tengo justo lo necesario, este brazalete crea un poderoso campo SEP alrededor tuyo y te ayudara a permanecer desapercibido al menos si no cometes algún acto muy agresivo o increíblemente extraño."

"Gracias" Harry le dirigió una sonrisa de alivio, "¿Sabe donde podría conseguir un Trasladador para ir a otro continente?"

"Recoge todo lo que llevaras y tendré uno listo para ti en un instante"

"Gracias"

"Aquí tienes muchacho," el hombre le dio una pequeña piedra a Harry.

"Gracias, ¿Cuanto le debo?"

"No te preocupes Harry,"el hombre sonrió ante la mirada sorprendida de Harry, "considéralo como un agradecimiento por cuidar de nosotros y por haber creído lo peor de ti, no se puede rastrear y te llevara directamente a Holanda justo..." Harry desapareció, "ahora, espero que encuentres lo que buscas muchacho."

Un pandemonio seria la mejor descripción para la escena que aconteció afuera de número 4 en Privet Drive cuando los Dursley llegaron sin Harry.

Apenas unos minutos, y Albus Dumbledore junto con varios miembros de La Orden del Fénix llegaron para hacer la investigación.

"Los Dursleys dicen que les pidió que lo dejaran en Londres Profesor," un miembro de la orden le reporto al Director, "dijeron que el no quería quedarse con ellos y decidió solo irse."

"Encontré algo en el carro que pertenecía a Harry, " Remus Lupin corrió hasta ellos moviendo un pequeño papel de publicidad, "tiene la esencia de Harry por todos lados."

"Gracias Remus," el Director acepto el pequeño papel, "creo que es tiempo de que vaya y tenga una charla con los amigos de Harry sobre donde podría estar."

El Director apareció en una pequeña casa de los suburbios de clase alta y toco el timbre una ves, "¿Hola?" Una guapa mujer apareció en la puerta, "¿En que le puedo ayudar?"

"Saludos," Dumbledore sonrió, "soy el Director de la escuela de Hermione y me preguntaba si podría hablar con ella."

"Claro," la mujer afirmo con la cabeza, "¿No quiere pasar?"

"Me encantaría"

"Profesor Dumbledore," una jovencita de espesa cabellera le llamo desde arriba de las escaleras, "Que bueno que recibió mi carta, pero lo esperaba tan pronto."

"Me temo que no recibí su carta Señorita Granger," Dumbledore le sonrió amablemente, "¿Cual era el problema?"

"Recibí una carta de Harry muy extraña que pensé usted debía saber de ella," la joven pero inteligente bruja lucia preocupada, "y esperaba que lo fuera a ver para ver como estaba."

"Me temo que tengo malas noticias," Dumbledore respiro profundamente, "Harry le pidió a su tío que lo dejara en alguna parte de Londres, y a estado perdido por varias horas."

"¿No cree que lo hayan capturado o si?"

"Le aseguro que no tengo ninguna información de que eso haya pasado," le Director busco entre su ropa y saco un papel un tanto arrugado que Remus Lupin había encontrado, "Me temo que nuestra única pista es este papel que encontramos en el carro de sus familiares."

"¿Puedo verlo Profesor?" Hermione tomo el papel gentilmente, "paréese publicidad de las organizaciones de caridad que estaban en la Estación de King´s Cross."

"¿Por que crees que Harry lo conservo?"

"Bueno, esta publicidad en particular se dedica a los niños que están muriendo y ... o no." la hermosa bruja palideció, "Harry piensa que va a morir."

"¿Que quiere decir señorita Granger?" demando el Director, "¿Que la lleva a esa conclusión?"

"Esta pertenece a la fundación 'Pide un Deseo' ellos hacen cosas para traer felicidad a niños con enfermedades incurables," Hermione señalo el papel, "Harry debe de saber algo que le hizo pensar que no tiene mucho tiempo de vida."

"Ya veo," los hombros del Director cayeron unos cuantos centímetros, "¿Es por eso que no regreso a Privet Drive?"

"El quiere que el tiempo que le queda," Hermione estaba conteniendo sus lagrimas, "no pasarlo con personas que odia."

"Gracias, has sido de gran ayuda," el Director le dirigió una triste sonrisa a Hermione y desapareció con un ligero pop.

Después de que el Director desapareció, Hermione corrió a su cuarto para leer de nuevo la corta nota que le había mandado con Hedwig, abrasándola contra su pecho dejo que las lagrimas cayeran esperando que su mejor amigo regresara.

Hermione,

Por favor cuida de Hedwing; Quiero vivir antes de que muera.

Harry