Cap.6

Era por la tarde. Ya todos estaban preparados para que, cuando oscureciera, salir en busca del asesino de nuevo. Anna y Pilika estaban en su habitación hablando…

-¿No sería mejor que les acompañáramos…? –le preguntó Pilika a la Itako.

-Pues…no se tú, pero yo si les acompañaré…-se cruzó de brazos.-yo podría defenderme al tener poderes de sacerdotisa pero…tú…

-Sí lo se, yo no tengo ningún poder…quizás solo sería un estorbo, pero allí estarán mi hermano y mi novio…y quiero acompañarles…si algo les pasara yo…-decía la Ainu mientras bajaba la mirada.

-No les pasará nada…ten fe. Ellos son fuertes, estoy segura de que no les pasará nada…

-Eso espero…

En ese momento se oyó por los altavoces por donde el director llama a los alumnos para que vayan a su despacho, como llamaban a Pilika.

La peliazul se levantó de la cama donde estaba sentada con Anna y se dispuso a ir.

-Es raro que te llamen a ti, ¿no?-le preguntó Anna dudosa.

-Sí tienes razón pero…tendré que ir para ver que quieren, quizás sea importante…

Anna asintió y Pilika se fue. Iba caminando por el pasillo y entró en el ascensor para bajar. Cuando salió siguió andando por los pasillos hasta llegar a la puerta del despacho del director…

Mientras, en la habitación de los chicos…

-¿¿Por qué habrán llamado a Pilika?-preguntaba Yoh nervioso.

-Cálmate…será por algún problema de estudios o que se yo…-lo intentó calmar su hermano Hao.

-Eso es imposible, mi hermana es lista…no tiene problemas de estudios-alegó Horo empezando a preocuparse bastante.

De repente Len se levantó de la silla donde estaba sentado.

-¡¡Y esa no era la voz del director!-frunció el ceño.-estoy seguro de que no era…he hablando bastantes veces con él como para no saberlo…

-Dios…no será que…-Lyserg los miraba a los demás con cara de aterrado.

-…Pilika…-dejó salir Yoh en un susurro y sin perder más tiempo salió corriendo de la habitación y se dispuso a ir al despacho del director. Los demás no se quedaron atrás y lo siguieron…

Mientras, Pilika ya estaba abriendo la puerta del despacho. Entró y no vio a nadie…

-¿Señor director…? ¿Hola…?-miró de lado a lado.- ¿Hay alguien aquí…?

En ese momento oyó un ruido proveniente del baño del despacho. Su vista se fijó en la puerta de éste, de repente se abrió lentamente y…el cuerpo muerto del director calló de bruces contra el suelo completamente manchado de sangre…

Pilika dio un grito de terror y angustia nada más verlo, pero no pudo hacer nada más, cuando notó como una mano la agarraba abrazándola desde atrás por la cintura y con la otra mano le tapaba la boca.

La chica solo podía mover las piernas en señal de querer librarse de su agresor, pero le era imposible. De repente notó como la tiraba al suelo de un golpe, haciéndole daño en la espalda al caer.

-No por favor…-solo podía rogar que no la matara, ella ya se había dando cuenta de que quién tenía frente a ella, era el asesino de Tamao.

El sujeto la agarro de los brazos con una mano y con la otra le desagarró la camisa que traía puesta la peliazul. Ella no pudo evitar dejar salir unas lágrimas de sus ojos mientras seguía suplicando que la dejara en paz.
Las manos del individuo bajaron hasta agarrar la falda de la chica y empezar a quitársela bruscamente. Pilika pudo notar como las manos del ser tocaban todo su cuerpo y como le lamían el cuello. Ella solo podía sentir asco…pero más que eso, era miedo…la estaba intentando violar…

Por los pasillos iban corriendo los chicos, Yoh iba el primero, se estaba temiendo lo peor, tenía miedo de que pudieran matar a Pilika…a su Pilika…
Notaba escalofríos por todo su cuerpo y una impotencia enorme al pensar que no llegaría a tiempo para salvarla…aceleró el paso corriendo más fuerte.

Horo Horo no se quedó atrás, estaba aterrado de pensar que podría perder a su hermana a la que tanto adora…

Llegaron a la puerta del despacho. Lyserg agarró el pomo de la puerta pero está no se podía abrir.

-¡Está cerrada!-gritó el inglés.

-¡¡Maldita sea tenemos que abrir esa puerta!-gritaba Len desesperado.

Yoh tenía en su rostro expresión de mucho enojo a la vez que de miedo. De repente pateó la puerta de tal manera, que ésta calló de golpe al suelo.

Todos entraron dentro y…pudieron divisar como Pilika estaba tirada en el suelo, ya casi sin ropa, y como tenía encima a un sujeto que la tocaba, la besaba y la lamía por donde quería…

Yoh empezó a llenarse de ira…notaba como la sangre le hervía por sus venas…

-Yoh…, hermano…-los llamaba Pilika entre el llanto que no podía evitar dejar salir.

-Hermana…-Horo corrió hacia donde se encontraban el individuo y su hermana, pero de repente este se puso en pie, como si fuera teletransportándose por arte de magia. Se puso en pie con Pilika sujetada en sus brazos y tapándole la boca.

-¡¡¡Suéltala ahora mismo desgraciado!-le gritaba Yoh.

-No lo haré…-contestó el sujeto, tenía una voz bastante grabe, daba miedo oírle, parecía el mismísimo diablo.

-¡¡Déjala en paz ahora mismo maldito!-le gritaba Horo enfurecido.

-¡¡Más te vale soltarla o…!-le gritaba Len con el ceño fruncido y apretando sus puños.

-…La dejaré libre si me dais lo que quiero…-les dijo el asesino.

-¡¡¿Y qué diablos quieres! ¡Te daré lo que quieras pero suéltala!-le decía Yoh acercándose a él. De repente notó como una fuerza invisible lo lanzaba contra la pared.

-Para empezar…mantened la distancia si no queréis que ella muera o que muráis vosotros mismos…

-¡¡Di de una vez que quieres!-le gritaba Hao.

-Quiero vuestros poderes…vuestros espíritus…vuestras esencias…-les dijo.-Pero, eso os llevará tiempo…así que pensarlo…mientras tanto me llevo a esta chica, creo que me divertiré bastante con ella…

-¡¡¡No te atrevas…no te atrevas a llevártela maldito hijo de puta!-Yoh estalló en ira, no aguantaba más, pensar que se iba a llevar a su novia, que podría hacer con ella lo que se le diera la gana…lo ponía furioso.

-…-el asesino no dijo nada, simplemente se desvaneció en un chasquido de dedos y llevándose a Pilika con él.

-No…no…¡¡¡¡¡NO!-gritaba Horo al vació en donde antes estaba su hermana con el sujeto.-¡¡¡¿Por qué a ella!-calló de rodillas al suelo, llorando, se sintió débil, sin fuerzas…

Hao y Lyserg se arrodillaron a su lado intentando calmarlo.

-Horo…cálmate…-le decía Lyserg.

El Ainu se dejó caer a los brazos de su amigo, aun llorando.

Yoh estaba paralizado, mirando al sitio en donde se habían desvanecido. Estaba como en shock, solo sentía ira…mucha ira y mucho miedo…

-Tengo que encontrarla…no puedo dejarla en manos de ese…de ese…mal nacido…-decía apretando los puños.

-¡¡Ahora si que no descansaré hasta verlo muerto!-gritó Len.-Se acabo, esta noche sin falta lo vamos a matar…como hemos podido ver, es un ser sobrenatural…tal vez sea un shaman…

-Sí tal vez…-dijo Hao incorporándose del suelo.-Debemos encontrarle…pero no podemos darle lo que quiere…si no, moriremos todos…

-¡No me importa!-saltó Yoh mirándolos a todos, enfurecido.-le daré todo lo que pida…aun que sea mi propia vida…lo que sea por salvarla a ella…daría lo que fuera…-en ese momento no pudo evitar dejar salir lágrimas de sus ojos.

-¡¡Yoh no digas bobadas!-le regaño su hermano.-Vamos a encontrarle y vamos a luchar…no podemos perder nuestras vidas así sin más…

-Pero…

-¡No hay peros que valgan, Yoh!-le seguía diciendo Hao. En ese momento se acercó a él y le puso la mano en el hombro.-No te preocupes…encontraremos a ese asesino y tendrás a tu chica a tu lado de nuevo…te lo juro…

Yoh se dejó caer sobre el hombro de su hermano, descargando toda su ira en dolor, llorando sin poder evitarlo por más tiempo.

Al pasar unos minutos, los chicos fueron hacia la habitación de las chicas, donde ahora solo se encontraba Anna. Al entrar la Itako pudo ver la cara de pena que traían todos.

-¿…Qué ha pasado…? ¿¿Dónde está Pilika?-abrazó rápidamente a Horo, el cual seguía llorando, no pudo explicarle nada, las palabras no le salían de la boca.

Lyserg fue el que le contó todo lo sucedido. Anna abrió los ojos como platos de la impresión mientras abrazaba más fuerte a Horo, consolándolo.

Ahora ya no podían hacer nada más, estaba decidido…ese maldito sujeto tenía que pagar por lo que había hecho, no podían dejar que Pilika muriese…no podían…

-------------------------------------------------------

Bueno aquí esta el siguiente capítulo o.o espero que les haya gustado…los deje intrigados? T.T espero que si jeje…

Buenos muchisimas gracias por los reviews a: mItSuKi TaO, Pilika Usui, Kurusugawa Himeko, loconexion, Liver Girl y Alejandra.

Espero sigan dejándome reviews T.T de veras me hace falta para poder seguirlo…y perdonen la demora! n.nU