Recnac Transfaerso

Disclaimer: J.K. Rowling es la dueña de todos los maravillosos personajes e ideas sobre Harry Potter. Solo los robe un ratito y estoy jugando un poco.

Autor: Celebony

Traductor: Lady Sermik

Advertencia: Este fic contiene abuso a menores de edad, violencia obviamente y es necesario tener una caja de pañuelos por un lado si lo considera necesario, mas en los siguientes capítulos.

AN: Esta historia comienza mucho antes de Ootp y muchas cosas lo contradicen esto es un AU del quinto año. Espero que les guste ,


Nuevos amigos y malas noticias.

Era el 28 de Agosto. Era oficialmente el peor día en la vida de Harry. Siempre había sido muy comprensivo en cualquier situación, tal vez por su vida con los Dursleys, pero esto simplemente injusto. La vida podía ser muy cruel a veces.

Para Harry, el verano después de su cuarto año comenzó su vida en el infierno. Aparentemente, los Dursleys no le había perdonado lo del incidente del dulce que le hizo a Dudley crecer la lengua como lo habían hecho con otros incidentes.

Ahora, junto con el castigo regular que era hacer una lista sin fin de tareas, empezaron a abusar de el también. Ahora Harry estaba acostumbrado a que Dudley y su banda lo maltrataran, y a los ocasionales golpes en el cuerpo o jalones de pelo de su tío o tía, pero ahora era diferente. Nunca había tenido miedo de su tío antes, pero ahora, a medida que los 'castigos' de Harry se hacían peores, Harry notaba el extraño brillo en los ojos de su tío que le daba un mensaje claro: aun cuando lo golpeaba con más pasión que nunca antes, claramente se estaba conteniendo de lo que en verdad quería hacer. Matarlo.

Sin embargo, Harry tenía mucho orgullo, o quizás estaba avergonzado, y eso no le permitía pedir ayuda. Entonces, continuaba escribiendo a sus amigos como si nada pasara, diciendo "Si Dudley sigue estando como vaca gorda y fea" y ocasionalmente "No pudo esperar por regresar ya a Hogwarts" pero nada que pudiera delatar a sus amigos de la situación en la que se encontraba.

A medida que la Vida de Harry iba declinando, una familia se mudo unas cuantas casas abajo, los Stensons. Un día cuando Harry estaba arreglando los bordes, la chica se acerco a el y le hablo. Fue una corta conversación ya que Harry tenia que terminar sus tareas. (También tenia miedo de lo que los Dursleys le fueran a hacer si descubrían que había hablado con uno de los nuevos vecinos. ¿Que pasaría si la anormalidad de Harry afectaba lo que ellos pensaban?) Ella era un año mayor que Harry, con cabello ondulado de color café y pecas en la cara, y un poco llenita (pero si tuviera otras dos clones, y lo comparara con Dudley estando lado a lado se quedaba atrás de lo gordo que el estaba). Días después, después de unas cuantas visitas más de ella, su madre vino diciendo que Dakota, su hija, había visto a Harry trabajando el jardín de enfrente y se preguntaba si podía hacer un poco de trabajo para ellos también. Que se podía quedar hasta a comer. Bueno, la idea de deshacerse de el por todo el día, junto con hacer una buena impresión con los nuevos vecinos le vino de maravilla a su tío y así fue como Harry se dirigió sombriamente hacia la casa a la que lo estaba guiando la mujer.

'Genial' pensó Harry, 'Además de lo que hago aquí tendré que hacer lo de ellos también'

Pero cuando llego a la casa, no había ningún que hacer por realizar. La señora Stenson proclamo que, por lo que había visto, el estaba ¡Haciendo muchas tareas alrededor de esa casa para el bien de un muchacho en crecimiento. Por tu apariencia, ya has perdido el peso suficiente y le toca a tu primo hacerlo, y podía hacer toda la casa si quería! Ella misma se rió de sus palabras y se fue a la cocina. Dakota camino hacia el cargando un montón de películas y le pregunto cual de todas le gustaría ver. A este punto, Harry estaba muy pero muy confundido, como cualquier persona estaría. Esta chica que había conocido días anteriores y que solo había platicado unos dos minutos venia y le trataba como si fuera de la familia. En ves de responderle le pregunto el algo.

"Espera¿No estoy aquí para hacer tareas en la casa?"

Ella lo miro con una mirada entre alegre y un poco nerviosa. "Umm... no, pensé que te gustaría mas esto que hacer tareas todo el tiempo. Por lo que he visto, es todo lo que haces todo el día. Pensé que seria una linda sorpresa, a menos que no quieras estar aquí. No me ofenderé si te vas a tu casa."

"Oh no¡Esto es genial! Solo estaba un poco confundido. ¿Estas segura?" se recupero rápidamente. Estaba aliviado. Al principio pensó que era una broma cruel.

"Claro. ¿Entonces te gustan de comedia o de Acción?" le sonrió cargando los videos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Esa noche conoció al papa de Dakota en la cena. Harry lo disfruto inmensamente. Ellos le habían preguntado cosa con genuino interes y no por entrometerse en su vida como los otros vecinos (Petunia siendo el líder del círculo).

Al principio la señora Stenson venia por el algunos que otro días para pedir que Harry la ayudara con alguna de las tareas hasta que Harry fue yendo solo después de terminar sus tareas, aun que sea una hora cada día. Era genial para el ya que los Dursleys lo habían dejado de alimentar y podía comer comida saludable sin tener que esconderse para robarla. Era como si perteneciera a la casa de los Stenson y siempre era recibido con alegría. Era agradable tener aunque sea unos momentos del día sin las miradas de odio y desdén. Aparte de su tiempo en la Madriguera, estos momentos eran sus favoritos de todos sus veranos.

Un día, Harry llego a casa para encontrarse con una tensión extrema. El tío Vernon había perdido su gran cuenta. Harry rápido se dirigió a su habitación, esperando que el gran tomador de juerga que era su tío lo pasara desapercibido. Se acostó en la cama apenas permitiéndose respirar, oyendo por alguna indicación de las acciones de su tío. Podía captar algunas palabras ocasionalmente siendo gritadas a tía Petunia, la mayoría sobre que era muy sospechoso que su mayor cliente encontrara una compañía con menores precios. El corazón de Harry empezó a latir fuertemente. De repente se oyó un grito de su tomado tío, "¡Es ese chico, el lo hizo¡El y su anormalidad!" Harry sabía lo que se avecinaba cuando oyó las fuertes pisadas de su tío. Rápidamente miro hacia las ventanas pero se dio cuenta que era inútil escapar ya que su tío había puesto nuevos y reforzados barrotes al principio del verano. En lugar de eso cerro los ojos. El sabia que pretender dormir no le ayudaría en lo absoluto, pero francamente no podía ni pensar en nada mejor que hacer en ese momento.

Escucho la puerta siendo abierta con mucha fuerza y sintió ser jalado de un brazo siendo este casi dislocado de la fuerza en que fue sacado de la cama. La siguiente cosa que supo era ser aventado contra la pared y las manos de su tío ahorcándole el cuello. Su cabeza giraba por la falta de oxigeno causando que las lejanas palabras de su tío se perdieran mas. De repente le tiraron al suelo y las manos desaparecieron de su cuello.

"¡Bueno responde chico!" Gruño su tomado tío. Desafortunadamente Harry estaba demasiado ocupado agarrando aire para responder, no que hubiera escuchado la pregunta en primer lugar. Sintió un dolor agudo en el estomago para luego ser pateado en el pecho por su tío. Harry se encogió en un circulo intentando proteger su estomago como si una patada le fuera a sacar todo lo que justo había comido. Esto solo enfureció mas a su tío quien piso sobre el y luego le pateo en la espalda, lo que ocasiono que Harry de arqueara de dolor rompiendo la forma como estaba. Sus lentes habían sido aventados en su caída. Lo que quedaba de su visión empezaba a fallar y volverse blanca. Su ultimo pensamiento coherente siendo golpeado en el pecho fue Hey, siempre pensé que todo se veía negro cuando te desmayabas. Luego, cuando su mundo se volvía un blanco cegante, fue consumido por la confortante oscuridad de la inconciencia.

El siguiente día, Harry siguió con sus tareas mecánicamente, el dolor en su brazo y estomago y el ardor en su cuello sacándolo de sus pensamientos en los cuales se encontraba perdido por momentos. No podía decidir si ir con los Stensons o no. Si iba arriesgaba que se descubriera su terrible secreto, pero si no su ausencia causaría preguntas que podrían causar la misma conclusión. El pensamiento de los Stensons confrontándose con los Dursleys por el gano su argumento, entonces iría después de que terminara sus tareas, saco el suéter de cuello de tortuga que pertenecía a Dudley, el cual era lo suficiente para cubrirlo y para poder caminar bien.

Les dijo que no se podía quedar por mucho tiempo por que tenia una especie de resfriado (explicando así las ropas abrigadoras que traía en verano) pero Kota tenia una nueva película de terror que se rehusaba a ver sola. A la primera escena de miedo en la película, Kota brinco y le agarro el hombro con fuerza, el mismo que casi tenia dislocado, y a pesar de sus esfuerzos, Harry respingo de dolor. Esperando poder cubrirlo diciendo que ella lo había asustado, pero Kota tenía sus sospechas y le movió el hombro de nuevo. Harry no pudo evitar reaccionar.

"¿Que le paso a tu hombro?" ella pregunto, olvidando la película y llamando la atención de su padre quien leía el periódico.

"Uh nada. Me tengo que ir." se trato de parar rápidamente pero a Kota no la podía dejar con la curiosidad.

"Deja me ver eso, Harry, yo solía ser la primera en mi clase de primeros auxilios." Harry comenzó a protestar pero Kota le jalo el collar tratando de ver la herida, pero lo soltó rápidamente al ver las demás heridas en el cuello de Harry. El sabía que se encontraba en un serio problema. Las yemas de dedos en su cuello podían ser comparados mas fácilmente que las otras heridas y pensó que lo mejor seria salir de allí. Dio media vuelta diciendo que se tenia que ir pero encontró al señor Stenson bloqueándole la salida, su boca semiabierta y ojos con mirada decidida.

"Espera un segundo Harry, déjame mirar eso." dijo agarrando y jalando el cuello de la camisa de Harry nuevamente. Harry tomo un paso atrás diciendo que no era nada y que se tenía que ir, ojos buscando nerviosamente una salida de escape.

El Sr. Stenson repitió las acciones de Kota jalando el cuello hacia abajo. Harry maldijo silenciosamente a Dudley por tener una camisa tan larga que se podía estirar lo suficiente para ver las marcas de su cuello por segunda vez esa noche. Harry no sabia que decir, solo murmurando que no era nada mientras trataba de hacer una excusa.

"Kota quédate aquí. Harry, ven conmigo." Era la mirada mas seria y dura voz que le había escuchado al Sr. Stenson enfrente de el. Harry trato de decir que necesitaba irse, pero salio como una plegaria desesperada, ya que Sr. Stenson parecía sordo.

Este le puso una mano en la espalda y le dirigió a la cocina. Harry tuvo que apretar la quijada para prevenir gritar de dolor.

En la privacidad de la cocina, el Sr. Stenson le ordeno que se quitara la camisa. Su mente trabajaba rápidamente en encontrar salida de esto, pero como todas requerían de la magia enfrente de muggles, reluctante y lentamente se quito la camisa. No podía verlo a los ojos cuando le demando que le dijera quien lo había hecho. Su mente estaba en esta de pánico. ¿Que le haría su tío cuando descubriera que Harry había dejado que descubrieran su secreto? Bueno digamos que no se medirá esta vez le dijo una molesta voz en su cabeza. ¿Como reaccionarían Ron y Hermione cuando descubrieran que estoy muerto? Si tengo suerte, lloraran por un tiempo significante. Y luego quizás dejaran de negar lo que sienten por el otro y admitan que se aman mientras se consuelan el uno con el otro. Es tan evidente que se gustan. Wow mi mente si que se pierde a veces pensó antes de darse cuenta que el Sr. Stenson lo estaba llamando por su nombre.

Lo miro esta vez sin esconder el terror en sus ojos.

"¡Fue solo esta vez!" dijo de repente como si eso lo arreglara todo. Pero los moretones amarillos debajo de los azules decían otra cosa y el Sr. Stenson lo noto de inmediato. Sus ojos llenos de furia.

"Harry te quedaras aquí esta noche. Puedes quedarte en el cuarto de huéspedes."Empezó marchar fuera de la cocina. Harry agarro su camisa y se la puso nuevamente mientras seguía al Sr. Stenson.

"¡Espere¡No hable con ellos! En serio no es tan malo y me iré a la escuela en Septiembre de todas maneras. ¡Por favor!" Estaban ya en la sala y por la cara de la señora Stenson, Kota le debió de haber contado lo que ella sabia hasta ahora. Las dos mujeres se veían asustadas y desconcertadas, pero Harry no le importaba. Había otros problemas más urgentes.

"Kathryn, Harry se quedara aquí por esta noche. Dale unos calmantes. Necesito hablar con los Dursleys." Ignorando las plegarias de Harry, marcho fuera de la casa, azotando la puerta al salir.

La media hora que el Sr. Stenson estuvo fuera se la pasaron en la mesa de la cocina, con las dos mujeres tratando de calmar a Harry que temblaba sin control y no dejaba de mirar una que otra vez a la puerta. Cuando regreso masajeándose su puño derecho, simplemente dijo que buscaría ayuda la siguiente mañana y que era hora de dormir. Los adultos guiaron a los adolescentes a sus habitaciones en la planta de arriba, luego de que la señora Stenson se separara para pedirle a Dakota que no lo visitara en la noche y lo dejara dormir, y el señor Stenson guió a Harry dentro de la habitación de huéspedes. El estaba cargando una mochila que Harry no había notado antes, la cual explico traía cuanta ropa de Harry pudo agarrar. Harry quería decirle gracias pero solo pudo cabecear afirmativamente.

El Sr. Stenson cerró la puerta para que Kota no escuchara mientras hablaban. "Escucha Harry, lo que te hicieron los Dursleys esta mal. Nadie merece ser tratado así y mucho menos tu. Todo resultara bien¿OK? ahora trata de dormir. Te quedaras con nosotros por un tiempo."Le dirigió una sonrisa reconfortante y luego salio de la habitación, cerrando la puerta gentilmente detrás de el.

El Sr. Stenson llamo al servicio de Protección a Menores el día siguiente, pero como estaban seguros que no existía ningún peligro inmediato y estaban ocupados con otros casos mas urgentes, al mismo tiempo que su tío Vernon tenia varios amigos con trabajos de alto rango ahí, tomo mucho tiempo para que uno de sus trabajadores viniera a investigar, demasiado tiempo. Las heridas de Harry ya habían desaparecido a excepción de unos cuantos aruñones que no se notaban mucho, y aparentemente eso no era suficiente evidencia. El trabajador social hablo con los Dursleys quienes le aseguraron que ellos nunca se atreverían a tocar a su querido sobrino y no entendían de lo que esas personas estaban hablando, pero que su sobrino tenía un poco de carácter delincuente y no teniendo padres había tenido la necesidad de llamar la atención. Sabían que Harry era un mentiroso sin remedio, pero no se imaginaron que llegaría tan lejos por atención. Tambien le confiaron que pensaban que los Stenson le estaban lavando el cerebro a Harry y jugando con el ya que siempre habían querido un hijo y esta era la oportunidad perfecta. Lo que significo, que la Corte (con un juez que conocía a Vernon Dursley personalmente) decidió que era peligroso que los Stenson estuvieran en contacto con Harry y que seria regresado con sus Tíos de inmediato, solo siendo permitido verlos cuando sus tíos lo permitieran, que resulto ser cuando salieran y la señora Figg no se encontraba para cuidar de Harry.

Sorpresivamente Harry había sido capaz de mantener al mundo mágico fuera de esto, no mencionando su vida familiar en sus letras, aparte de que ocasionalmente mencionaba algo de los nuevos vecinos. (Les había explicado a los Stenson que Hedwing era una lechuza entrenada para llevar mensajes.)

A pesar de que había vuelto con los Dursleys, había vuelto a los tiempos en que solo eran las jaladas de cabellos o manotazos, ya que el trabajador social había advertido que visitaría a finales de mes. Su tío decía cortantemente cosas como:

"Solo espera la siguiente vez que te veo chico. ¿Por que no vienes para las vacaciones de Navidad?" con in brillos amenazante en los ojos y una sonrisa malvada en sus labios.

En el 28 de Agosto, Harry fue con los Stensons para pasar la tarde ya que los Dursleys tenían una cena del negocio de su Tío Vernon. (Y el record de Harry con este tipo de Cenas no era de su agrado.) Kota estaba sola en casa, y Harry aprovecho para enseñarle como mandarle cartas con Hedwing y que le gustaba comer antes o después de llevarlas. Kota le contó que le gustaría mucho que viniera para las vacaciones de navidad. Que podía quedarse y los Dursleys nunca se enterarían de que estaba aquí. Los dos estaban muy alegres cuando sus padres llegaron a casa, pero su humor tomo una gigantesca sacudida cuando notaron las miradas sombrías de las caras adultas.

Les dijeron a Harry y a Kota que se sentaran; que tenían algo muy importante que decirles. Harry les dijo que si querían el podría irse, pero ellos dijeron que no, que el también tenia que oír esto. Ellos acababan de regresar de con el doctor, y este les había confirmado sus sospechas. El señor Stenson tenía una extraña pero a la vez común forma de Cáncer. La boca de Harry quedo abierta al igual que sus ojos se abrieron grandemente. Ellos siguieron explicando como lo diagnosticaron y que iban a tratar lo mejor que podían para luchar contra la enfermedad. Harry conocía un poco de lo que era el Cáncer, pero de lo que había visto en las películas de Drama acerca de los Hospitales junto con Kota, les daban usualmente un tiempo estimado de vida. Harry se sentía desesperado por saber esta parte pero se contuvo. No era su lugar el preguntar eso. Kota lo pregunto reluctantemente esa pregunta.

"Bueno, es solo una estimación, muchos pacientes viven 10 veces mas de lo que les dicen cuando lo descubren rápidamente y se tratan... pero dicen que yo lo tengo desde hace algún rato y bueno... me estimaron unos seis meses mas," el señor Stenson se veía muy nervioso como si dudara de haber hecho lo correcto en decirlo. Kota dejo salir un sollozo y Harry ahogo un grito. Eso era demasiado pronto. ¡Y el iba a estar en Hogwarts hasta al menos Diciembre!

Probablemente es lo mejor Harry pensó, Necesitan pasar tiempo juntos sin mi molestándolos. Espera. Hogwarts. Magia. Quizás. Sus pensamientos fueron interrumpidos por un brazo sobre su hombro confortándolo. Miro hacia arriba y vio a Kota llorando en el cuello de su papa y el consolándola, y la señora Stenson sentada por un lado de el diciéndole que los Dursleys les habían dicho que tenia como 5 minutos para que regresara a su casa, y que ella lo sentía mucho por terminar así su verano, pero que todo iba a estar bien. Le dijo gentilmente que la pasara bien en la escuela, y que no se preocupara mucho por esto, y que a ellos les encantaría de todas maneras tenerlo aquí para las vacaciones de Navidad, que los Dursleys no tendrían que saberlo.

Harry camino aturdido hasta la casa de los Dursleys, apenas notando que no quedaba ningún carro extra en la entrada y que por lo tanto estaba bien que entrara. Lo aturdido no se le quito hasta llegar a su habitación, siquiera notando los comentarios de los Dursleys sobre lo perturbado que venia.

Sentándose en su cama, recordó de repente la idea que había tenido anteriormente. ¡Quizás había una cura mágica! El podía investigar o preguntarle a algún profesor. ¡Nunca había oído que un mago lo contrajera entonces deben tener alguna cura! La esperanza de que así fuera le dio determinación por los días siguientes.

El 1 de Septiembre, Dakota se ofreció llevarlo a la estación de tren. A pesar de que Vernon odiaba a los Stensons, la oferta era demasiado tentadora para negarla y pronto el baúl de Harry estaba en la cajuela del carro, y Harry sentado silenciosamente en el asiento del pasajero con Hedwing en su regazo, mientras Dakota manejaba con igual silencio.

"No puedo creerlo, Harry." Su voz sonaba débil y rasposa, probablemente de haber llorado tanto.

"No es justo," Harry suspiro, acariciando a Hedwing a través de la jaula. Permanecieron en silencio por lo que restaba del viaje, perdidos en sus pensamientos. Nada que dijeran parecía importante en ese momento; todo parecía tan crucial en estos instantes.

Kota se estaciono y acompaño a Harry al interior, cargando la jaula de Hedwing mientras Harry llevaba su baúl. Pararon cerca de la plataforma 9 3/4 y se despidieron. Ella hubiera querido llevarlo hasta el tren pero el insistió que necesitaba unos minutos para recuperarse antes de subir en el. Kota lo abraso, el cual regreso un poco avergonzado susurrando en su oído, "Encontrare una forma de arreglar esto."

Ella se rió y rompió el abraso, limpiado una lagrima que se escapaba. "Es lo que me gusta de ti Harry, siempre pensando que puedes cambiar el mundo y que todo depende de ti para hacerlo. Todo lo que quiero que hagas es que vengas para navidad. ¿Lo harás?" El asintió con la cabeza, con una sonrisa triste, ella se voltio y camino hacia la salida.

Harry voltio y vio la familiar barrera. Se recordó a si mismo que el podía ayudar y tomo un suspiro profundo antes de caminar a través de la barrera, con Hedwing y su baúl siguiéndole.


AN: Gracias a la maravillosa Celebony por permitirme traducir su historia, espero la disfruten tanto como yo.

También gracias a todos los que han mandado reviews en mi historia anterior y en la que acaban de leer, y no lo olviden si quieren que les traduzca a alguien lo que sea mail me y ya veremos.

,Bye Bye!