Disclaimer; ¿Realmente lo tengo que decir a estas alturas? Bueno ya entendí…. Nada de estos personajes me pertenece ellos son de las chicas de Clamp yo solo los tomo prestados un ratito para divertirme, y soñar que en el mundo existe un hombre como Syaoran o Eriol… Sigo insistiendo ¿¿¿¿por que los hombres perfectos son personajes ficticios?

Hola bueno tengo que avisar que en este capitulo va a haber un crossover espero que les guste y le entiendan. Si alguien al finalizar de leer no le entiende la otra historia, háganme sus preguntas y con mucho gusto les responderé.

Antes que nada una enorme disculpa por no haber actualizado antes, pero mi vida se me complico un poco los últimos meses y la inspiración se me fue, este capitulo lo escribí cuatro veces hasta que por fin me gusto como quedo, espero que les guste y a leer. Gracias por continuar conmigo

Capitulo 4

La tierra vibro un suave aire mecía las ramas y las flores del cerezo cubrían el suelo como una hermosa alfombra rosada. De pronto un agujero en el tronco se abrió y una silueta claramente femenina emergió de el.

Sakura abrió sorprendida sus ojos no logrando reconocer el lugar. Un aire frió soplo y un escalofrió recorrió todo su cuerpo.

A lo lejos visualizo una estilizada figura claramente masculina que se acercaba poco a poco hacia ella. Pensó en esconderse no sabia quien podría ser pero el hombre se dirigía directamente a ella, aguardo en el mismo lugar esperándolo aun con algunas dudas.

-¿Qué haces aquí? Pregunto el extraño.

Sakura veía fijamente al hombre que sin saber el por que le transmitía confianza. Era alto, delgado, sus cabellos rubios cual rayos de sol y su mirada celeste le daban paz.

-¿Qué haces aquí? Pregunto de nuevo el hombre

-¿Y tu quien eres?

-No has contestado mi pregunta. Le dijo el hombre

-Ni tu la mía.

-Bueno en ese caso permíteme presentarme me llamo Fye D. Flourite del país de Celes. Pero tu Sakura llámame solamente Fye. Le dijo sonriendo

La chica abrió los ojos sorprendida

-¿Cómo sabes mi nombre?

-Por que te conozco

-No lo creo. Nunca te he visto.

-Lo mejor será que nos sentemos para poder platicar

El hombre se sentó al pie del árbol, Sakura estaba realmente confundida no sabia si seria seguro confiar en ese extraño, pero algo en su interior le decía que confiara en el.

Fye al ver su indecisión le sonrió con cariño.

-Sabes Sakura conmigo estas segura nunca te lastimaría, puedes confiar en mí.

Sakura se ruborizo y se acerco a donde el estaba y se sentó junto a el.

-Bien como ya te dije me llamo Fye y te conozco o mas bien podríamos decir que a tu alma

-¿Mi alma, de que estas hablando?

-Por favor déjame decirte mi historia sin interrupciones quizás te cueste trabajo entenderlo o creas que estoy loco pero te pido que no me interrumpas y trates de aceptar lo que te voy a decir.

Sakura asintió con la cabeza.

Nuestras almas viven mucho tiempo en diferentes mundos a veces al mismo tiempo o en diferentes tiempos y resulta que una parte de tu alma vive en este mundo ahora y que es la que yo conozco.

Por lo que me han platicado eres la princesa del reino de Clow.

-¿Clow?... ¿El reino de Clow?... ¿Qué Clow?... ¿El Clow que yo conozco?... ¿El mago Clow?... ¿Acaso el esta vivo?.. ¿Yo la princesa?... No puede ser… Entonces eso haría a Clow mí… ¿Padre?...

-Por favor Sakura recuerda lo que te pedí.

-Lo siento… Pero… entiende esto es muy confuso… En serio ¿Clow?... ¿Estas seguro?

-Y eso que apenas empiezo con el relato

-¿Qué?

-Por favor Sakura permíteme terminar.

-Lo siento continua.

-Como te decía lo que me han dicho de ti es que eres una princesa del reino de Clow que es un mundo diferente del que yo vengo, de alguna forma perdiste tu memoria que cada uno de tus recuerdos se convirtieron en unas plumas y volaron a diferentes mundos.

La primera vez que te vi estabas a punto de morir por que esas plumas permiten que vivas, podríamos decir que es tu corazón y un chico que viaja contigo que te traía en su brazos inconsciente, es el que se esta encargando de encontrarlas pero a un alto precio.

La bruja de las dimensiones le permitió saltar de mundo en mundo para encontrarlas pero el precio que pago fue la relación que tiene contigo, yo se que el te ama con todo el corazón pero aunque recuperen todas la plumas y todos tus recuerdos jamás podrás recordarlo a el.

-Y ¿Aun así acepto esa misión?

-Si, yo creo que realmente te ama como para no importarle perderte con tal de que tú estés viva. Algún dia regresaran a su mundo tu con tus recuerdos pero el no estará en ellos y tendrá que dar la vuelta y renunciar a ti no importando lo que sienta o lo que su corazón sufra tu serás algún dia la reina de tu mundo y el solo será un vago recuerdo del viaje que estamos haciendo ahora

Fye veía la mirada triste de Sakura al imaginarse la escena, el tampoco podía ignorar la tristeza del chico cuando esto pasara.

-Bien y ahora dime ¿Por qué estas aquí? ¿Qué clase de magia usaste para venir aquí?

-¿Cómo sabes que use magia?

Fye sonrió dulcemente

-No me subestimes querida Sakura, pero si quieres saber yo soy un hechicero y puedo sentir la magia. Pero debes de ser muy poderosa para poder haber viajado a otra dimensión por ti sola.

-Este árbol también me ayudo le pedí poder aclara mis sentimientos use mi magia pero el decidió a donde mandarme.

-¿Te puedo ayudar a aclara tus sentimientos? Platícame que es lo que te sucede quizás te pueda ayudar o al menos escucharte.

Sakura realmente necesitaba alguien con quien desahogarse y Fye le daba la suficiente confianza como para abrir su corazón ante el. Le relato su vida en su mundo junto con la relación que tuvo con Syaoran y la relación que tenia con Eriol. Paso algunas horas explicándole su vida. Fye la escuchaba atento pero una duda crecía en su interior.

-Hay algo de lo que me dices que me tiene intrigado, ese Syaoran ¿como es físicamente?

La pregunta extraño a Sakura ¿para que querría saber como era Syaoran? Lo describió a la perfección sobre todo sus hermosos ojos castaños que era lo que mas le gustaba a ella.

-Y ¿Por qué me preguntas como es Syaoran?

El cielo oscurecía cada vez mas y el hechicero volteo a ver el firmamento, las estrellas aparecían en el y la luna iluminaba la oscuridad que comenzaba a reinar. Meditaba su respuesta

-Creo que primero tengo que estar seguro de algo antes de contestar tu pregunta, pero ya se hace tarde ¿que te parece si vienes conmigo? Estoy con mis amigos en una pequeña cabaña cerca de aquí, de todas formas no sabemos como le haremos para que regreses a tu mundo.

La chica acepto su propuesta y caminaron lentamente hacia una pequeña cabaña no muy lejos de donde estaban. La cabaña era pequeña y se veía acogedora, Fye antes de entrar le pidió a Sakura que esperara fuera para poner sobre aviso a sus amigos y no se sorprendieran mas de la cuenta, la misma Sakura estaba nerviosa no sabia como sentirse al imaginarse verse frente a frente con ella misma. La cabaña estaba en el borde de un espeso bosque.

Se recargo en un árbol haciendo tiempo a que saliera Fye y le avisara que podía entrar, la magnifica noche que hacia las estrellas inundaban el cielo el aire soplaba suavemente y movía sus castaños cabellos como si fuera una danza improvisada.

A lo lejos empezó a oír el crujir de las hojas bajo pisadas, como estaba en un mundo que no conocía saco su llave y la convirtió rápidamente en su espada esperando que no fuera necesario utilizarla y que fuera solo un pequeño animal nocturno buscando a su presa, pero los pasos se oían no de algún animal mas bien parecían los de un humano, invoco salto y subió al árbol para tener mejor visión.

Una figura negra se acercaba aunque borrosa lo que si podía distinguir bien era el plateado destello de un una espada de acero, contuvo la respiración no quería pelear en ese momento la figura se acercaba cada vez mas al árbol y vio que se trataba de un hombre joven y fuerte, el sujeto al llegar al pie del árbol se detuvo. El sonido de la hoja de acero al ser desfundada rompió el silencio de la noche.

-Quien quiera que seas mas te vale dar la cara ante a mi. Dijo el hombre con una profunda y fuerte voz

Su corazón retumbaba fuertemente contra su pecho Sakura no lograba entender como descubrió su presencia

¿Acaso no escuchaste? Da la cara ante mi o te bajare de ahí a la mala dijo el hombre volteando a ver directamente hacia donde Sakura estaba, invoco de nuevo salto y cayo frente a el.

-¿Sakura? Dijo el hombre sorprendido

-Quien eres tu? Pregunto la chica

El hombre hizo una mueca

-Si no me reconoces entonces no importa. ¿Qué haces aquí? ¿Por qué te escondes? ¿Quién eres tu? Responde

-Eso es algo que a ti no te importa contesto la chica fríamente

-Entonces tendrás que luchar contra mí

El hombre corrió hacia ella, Sakura contuvo el primer golpe de la espada a duras penas, el era realmente fuerte y no podría aguantar mas estocadas así y aunque ella era buena con la espada jamás podría ganarle un combate cuerpo a cuerpo, tendría que ser mas astuta que el

-Vuelo. Invoco la chica y unas hermosas alas salieron de su espalda y voló encima del hombre antes que el la atacara de nuevo.

-¿Que eres? Le grito el hombre ¿una hechicera?

-Bosque…. Unas ramas salieron volando hacia el hombre y le atraparon los brazos…

-eres muy astuta mujer pero se necesita mas que eso para derrotarme… y con un movimiento de su espada corto las ramas que lo tenían prisionero.

Al estar libre de su prisión sujeto fuerte su espada de nuevo y lanzo un ataque que fue directo hacia Sakura que seguía volando sobre el., El golpe la lanzo lejos del lugar y fue a golpearse contra un árbol, con trabajo se levanto realmente adolorida pero lista para seguir luchando

-Viento… y una fuerte ráfaga de aire fue directo hacia el y le aprisiono dejándolo encerrado en un domo de aire.

-detente por favor…Grito Fye acercándose corriendo hacia ellos

-Fye… Pero el empezó a luchar

-Lo se Kurorin ataca antes de preguntar, pero te prometo que no hará nada.

-tu no te metas en esto Fye. Le dijo el hombre muy molesto

-Será mejor que me dejes manejar esto, yo se lo que hago.

Sakura se llevo la mano a su cabeza y se toco la parte de atrás que le dolía mucho y al ver de nuevo su mano esta estaba ensangrentada el dolor le cegó la vista y cayo al suelo…

-SAKURA… grito el hechicero y corrió hacia ella, cuando ella cayo inconsciente le ráfaga de viento que aprisionaba al hombre desapareció, y el quedo libre y se acerco a los otros dos

-¿Que fue lo que hiciste Kurogane? Le pregunto molesto el hechicero

-¿Que acaso no es obvio que luchamos?

-Eso ya lo se pero ¿Por qué lo hiciste?

-Creí que era una espía, pero dime algo ¿realmente es otra parte del alma de la princesa?

-Así es, pero ahora ayúdame a llevarla a la cabaña.

El hombre cargo en sus brazos a la chica y caminaron rumbo a la cabaña.

Escuchaba un murmullo de voces cerca de ella pero no lograba recordar el por que sentía que la cabeza se le iba a partir en dos de pronto recuerdos de un hombre vestido de negro y con unos ojos rojos como si fueran rubíes, peleando contra ella, su ataque que la lanzo contra el árbol y Fye llegando a detenerlos, abrió los ojos y en la esquina cerca de ella ahí estaba de nuevo ese hombre sentado viéndola fijamente, rápidamente Sakura se puso de pie y saco su báculo y se puso en posición de defensa

-Sakura detente. Le llego la voz de Fye acercándose a ella

-¿Se puede saber que demonios esta pasando aquí? ¿Por qué este hombre esta aquí?

-Lo siento Sakura pero este hombre con el que peleaste es amigo nuestro

-hey yo no soy tu amigo

-De acuerdo este hombre que ves aquí es nuestro compañero de viaje y por lo que se, te debe una disculpa ¿cierto Kurogane?

-no molestes Fye. El hombre se paro y dio la espalda y salio de la habitación

-Cielos nunca cambiara. Y esta chica que ves ahí es nuestra princesa Sakura

Sakura se sorprendió si algo en ella quería creer que era un sueño esto le confirmaba que no lo era. Vio a la chica… era ella cuando tenia unos 15 años hasta el mismo corte de pelo, la misma estatura, la misma mirada todo era idéntico se acerco lentamente a ella que la veía fijamente también como no pudiendo creer lo que sus ojos veían. Cuando finalmente estuvieron frente a frente ninguna podía articular palabra solo se veían fijamente la una a la otra, los minutos pasaron el silencio no se rompía

-¿Así que somos la misma alma solo separadas en otros mundos?….

Dios incluso su voz era la misma de cuando ella tenía su edad

-Si yo soy Kinomoto, Sakura Kinomoto mucho gusto dijo tendiéndole la mano a la chica

-Y yo soy Sakura del Reino Clow la princesa Sakura Clow

Fye se acerco a ellas

-En serio el parecido es asombroso ¿Qué edad tienen?

-Tengo veinticinco años

-¿En serio? Pues no los aparentas querida Sakura

Sakura rió un poco

-Que galante me saliste Fye

-¿Y tu princesa que edad tienes? Pregunto de nuevo el hechicero

-Yo, yo no lo recuerdo. Lo siento. Dijo bajando la mirada un poco triste

-No preocupes princesa pronto podrás recuperar todas tus recuerdos

La princesa le sonrió al hechicero

-!FYEEEEE!……. Una bola blanca se le aventó al hombre tumbándolo al suelo, Sakura asustada se dio un paso atrás sacando instintivamente su llave y convirtiéndola en la espada

-¡Mokona!…. Tranquila Sakura, Mokona jamás me haría daño o a ti. Dijo tomando a la bola blanca y abrazándola… Guarda tu espada… confía en mi.

-Mokona quiere que Fye la abrace… dijo la criatura con una voz chillona

Sakura todavía sorprendida veía la cosa que se aventó hacia Fye era una bola blanca y esponjosa que viéndola mas de cerca tenia un cierto parecido a un conejo sobrecrecido y una joya roja en su frente, pero lo mas que le sorprendía era que hablaba…

-¿Qué o quien es eso? Pregunto Sakura transformando su espada en su báculo todavía no convencida si eso era indefenso.

-Ummm… esta Sakura es una guerrera… interesante… dijo la extraña criatura sonriente

-Sakura te presento a Mokona, ella se podría decir que es nuestra mascota, nos la dio la bruja de las dimensiones para poder viajar entre ellas.

-Hola Sakura… dijo la criatura y se lanzo a la chica para que la abrazara

La chica sorprendida solo atino a sujetar a la criatura que con mucha alegría la abrazaba

-Hola Mokona, siento el haberme asustado.

-Uhhm ahora creo que va a ser un tanto difícil el poder intentar hablar con una de ustedes sin que nos confundamos, pero lo mas simple será que a ti princesa nos dirijamos a ti por tu titulo y a ti Sakura solo por tu nombre para no confundirnos ¿les agrada mi idea? Pregunto el hechicero.

-Si. Contestaron las dos.

-Voy a traerles un poco de té, dijo la princesa

-Yo también quiero té. Dijo la extraña criatura y se fue junto con la princesa

Sakura como Fye tomaron asiento tranquilamente esperando el te, Sakura convirtió su báculo en llave de nuevo y se la guardo, volteo a ver hacia la ventana y vio dos figuras que se acercaban a la cabaña un era del hombre llamado Kurogane pero junto a el venia otra figura mas pequeña que el pero claramente masculina, sus cabellos castaños se movían con la suave brisa, esa forma de caminar se le hacia muy familiar, de pronto pudo ver las facciones del hombre.

-Sya... ¿¿¿Syaoran?... no… no es posible, ¿Por qué esta el aquí?...

Fye la veía que estaba lívida

-¿Lo conoces?

-Claro que lo conozco el es una de las razones por las que estoy aquí

-Cielos entonces estaba en lo cierto

-Fye ¿de que diablos estas hablando, dime ¿que esta haciendo Syaoran Li aquí?

-Bueno no se su apellido pero el es el chico que esta buscando las plumas de la princesa….

-¿¿Qué? ¿¿El es…? Por todos los cielos como es posible…

-Sakura lo mejor será que trates de tranquilizarte

-¿Tranquilizarme? ¿Y me puedes decir como hacer eso? El es una de las razones por la que huí, si no es que es la mayor de la razones, y tu me pides que me tranquilice, pues discúlpame no se como hacerlo.

- Definitivamente el sarcasmo no es lo tuyo Sakura, pero simplemente respira profundamente y no dejes que tus sentimientos interfieran, por que no solo te harías daño tu sola si no que a la princesa y al propio Syaoran, ya que si la princesa de alguna forma logra recordar algo de la relación que tenia con el chico simplemente desaparecerá y eso ya ha pasado y lastima profundamente a Syaoran, así que te pido que te tranquilices. Seca tus lágrimas, no es el momento para llorar. Dijo quitándole las lágrimas con sus pulgares.

La puerta se abrió y por ella entro el hombre que si mal no recordaba Sakura le habían dicho que se llamaba Kurogane, aun con cara de pocas pulgas y tras el entro Syaoran, en serio que el mundo estaba loco se veía exactamente como el Syaoran de su mundo cuando se separaron. El chico se fijo en ella y en un momento las miradas de los dos se conectaron, las piernas de Sakura temblaban lo bueno es que estaba sentada si no hubiera caído al suelo.

-Buenas noches. Dijo el chico

-Hola contesto Sakura

-Syaoran te presento a Sakura Kinomoto, ella esta en este mundo por una enorme coincidencia

-No existen las coincidencias solo lo inevitable. Dijo la voz chillona de Mokona, venia entrando con la princesa. O eso es lo que dice Yuko

-Eriol… dijo por lo bajo Sakura

-¿Dijiste algo Sakura? Pregunto Fye

-No, lo siento. Solo que yo conozco a alguien que dice exactamente la misma frase.

Syaoran se acerco a darle la mano a Sakura y al momento que sus palmas hicieron contacto Sakura sintió una enorme corriente eléctrica que cruzo todo su cuerpo y por la cara del chico también le paso lo mismo por que separo su mano rápidamente y volteó a ver a la princesa. Después se sentaron a tomar un poco del té que la princesa había traído para todos, esa fue la oportunidad perfecta para Sakura para poder estudiar el comportamiento de los chicos, por parte de la princesa era claro que estimaba a Syaoran, pero por parte de el era mas claro que estaba enamorado de la chica, la forma que la veía cada uno de sus movimientos cada gesto, la forma en que se ruborizo cuando su mano sin querer rozo la de ella, Sakura no aguantaba el estar viendo eso, se disculpo y salio un momento fuera de la cabaña se sentó al pie del un árbol. Habían pasado algunos minutos cuando sintió que alguien se acercaba era Fye que se sentó junto a ella.

-¿Que es lo que pasa por tu mente en este momento?

-Demasiadas cosas Fye, no se pero estoy mas confundida jamás creí que hubiera otros mundos, universos, o dimensiones… en las que llevamos otra vida, en las que quizás somos muy diferentes pero a la ves iguales, cuando huí jamás pensé que llegaría aquí yo creía que iría a un lugar donde pudiera aclarar mis sentimientos, no a un lugar donde los confundiera mas, pensé que iría al pasado, alguna vez ya fui al pasado a aclarar algo

-Y ¿Quién te dice que esto no es el pasado?

-Por favor Fye no me confundas mas de lo que estoy no se si podré aclararme alguna vez.

Sakura recargo su cabeza en sus rodillas

-Sakura déjame aclarar algo. ¿Le pediste ayuda al árbol y te mando aquí? Estoy en lo correcto.

-Fye eso ya te lo había dicho. Dijo la chica sin levantar la cara de sus rodillas

-Si disculpa pero que vuelva a insistir, pero ¿Y por que crees que te mando a un mundo donde Syaoran arriesga su vida para que tú tengas una? Yo creo que si tu destino fuera Eriol te hubiera mandado hacia el y no aquí con Syaoran.

Un hombre que es capas de permitir que lo separen de la mujer que ama para que ella viva, definitivamente ese es amor, y por lo que me dices en tu mundo el se alejo de ti por unos años no fue por gusto, fue su responsabilidad, para después regresar por ti.

Yo pienso que el no te ha dejado de amar ni por un instante y dudo que tu no lo ames.

Un amor como el de ustedes que sus almas han estado juntas incluso en otros mundos y con otras vidas no se puede ignorar y creo que en tu manos esta que en tu mundo estén juntos ya que la historia de ustedes en este mundo no se como termine, quizás aquí si tengan que estar separados, pero aprovecha en el tuyo que lo tienes para ti y sean felices. Ya desperdiciaron diez años de su vida no desperdicien lo que les queda de ella.

Sakura por fin levanto su cara y las lágrimas recorrían sus mejillas, su corazón le gritaba una respuesta.

-Pero… ¿Qué va a pasar con Eriol? Digo si me llegara a decir por Syaoran… ¿Tú entiendes que estoy suponiendo lo que pasaría con todas la decisiones que pueda tomar?

Fye le sonrió dulcemente.

-No hay peor ciego que el que no quiere ver... dijo mas para si que para Sakura. Pero hablando hipotéticamente, yo solo te puedo decir lo que veo y también por lo que me dices que te ha pasado en tu vida, yo te puedo decir mil cosas pero tu eres la que tiene la ultima palabra. Pero sobre todo deja que tu corazón sea el que decida, el jamás se equivocara.

El hombre beso suavemente su frente y se levanto del suelo

-Llora todo lo que quieras, desahogate y busca tu respuesta. Cuando estés lista te espero dentro de la cabaña, ya es tarde y seria bueno que durmieras un poco.

El hechicero la dejo sola de nuevo con sus pensamientos, el sonido de las hojas moverse al compás del viento, el ulular de algunas aves nocturnas, y el olor de los pinos a su alrededor llenaban sus sentidos, su mente viajo a sus recuerdos, la primera vez que vio a Syaoran recordó como su mirada la atemorizo, esos ojos que eran capas de atravesarla, su mal carácter cuando comenzaron a cazar las cartas pero después como fue conociéndolo y descubrió que era un chico muy dulce aunque era muy difícil para el decir sus sentimientos como arriesgo su vida varias veces para salvar la de ella. Una sonrisa apareció en su cara al recordar como le confeso su amor.

La luna ya estaba muy arriba había pasado algunas horas en sus recuerdos cuando de nuevo escucho pasos acercarse

-Fye te aseguro que estoy bien solo que me perdí en mis recuerdos.

-Lo siento, no quería molestarte

Sakura giro rápidamente al escuchar la voz de Syaoran que ya regresaba por el camino por donde venia

-Espera por favor. Pidió ella, el chico detuvo sus pasos y se giro de nuevo hacia ella

-No quería importunarte pero necesitaba platicar un poco contigo, Fye me dijo que en tu mundo nos conocemos.

-Si así es.

-Y me podrías decir que clase de relación tenemos o bueno tienes conmigo o con el, disculpa no se como tengo que decirlo

-No te preocupes, te entiendo ni yo misma se como darme a entender con todo esto. Ven siéntate a mi lado y tratare de explicarte un poco.

Syaoran se sentó junto a ella muy pendiente de lo que le diría. Por su parte para Sakura era extraño platicar con el.

-Bien ¿Cómo empezare? Tu y yo fuimos amigos de la infancia tuvimos una misión que llevamos juntos, al crecer un poco, empezamos una relación, pero por cosas fuera de nuestro alcance nos tuvimos que separar, por algunos años, yo seguí con mi vida y estoy a punto de casarme con otra persona cuando llegaste de nuevo a mi vida.

-¿Y todavía me… perdón lo amas?

Sakura tomo aire era una pregunta que se hacia desde hacia mucho tiempo.

-Si, todavía lo amo.

-¿Y que es lo que piensas hacer?

-No lo se. Estoy muy confundida. Pero ¿Qué me dices tu? Se ve que amas a la princesa.

Syaoran enrojeció hasta la punta de los cabellos.

-La amo, pero no creo que alguna vez estemos juntos.

-¿Y por que lo dices?

-Bueno ella jamás me recordara.

-Y ¿Qué es ella para ti?

-Ella es mi amiga de la infancia la mujer que amo pero también es la princesa del reino donde vivo y jamás se podrá casar con un plebeyo… El día que recupere todos sus recuerdos tendré que irme, no quiero hacerle daño, lo mejor será que continué con la arqueología y ella que sea feliz en el reino con su hermano.

-Sabes Syaoran en mi dimensión una ocasión para salvar nuestro mundo estuviste a punto de perder tu memoria y olvidarías que me amabas, y ¿sabes que me dijiste para convencerme que lo hiciera?

-¿Que fue eso? Pregunto el chico interesado

-Que no importaba que me olvidaras que si unas vez te habías enamorado de mi lo volverías a hacer. Así que yo te digo lo mismo aunque yo o bien tu Sakura no te recuerde, se volverá a enamorar de ti otra vez, confía en mi.

El chico sonrió.

-Gracias. Lo mejor será que nos vayamos a descansar un poco ya es muy tarde.

Se levantaron y caminaron hacia la cabaña al entrar vieron que los demás estaban ya dormidos, Kurogane en un esquina estaba sentado agarrando su espada pero estaba dormido.

-Dime Syaoran ¿el siempre duerme así?

El chico sonrió

-Si, el es un samurai y siempre esta listo para luchar. Buenas noches Sakura y gracias por la plática.

Sakura le sonrió y el chico se fue a acostar cerca de la princesa a Sakura no le quedo mas que dormir cerca de donde estaba Kurogane, se recostó en el piso esperando poder dormir de esa forma tan incomoda.

-¿Sakura?

La chica al oír el susurro cerca de ella volteo hacia el samurai.

-¿Si?

-Siento lo de hace unas horas, pero eres buena luchando.

-Gracias

El hombre no dijo nada mas y cerro los ojos para dormirse, aunque le extraño la forma de ese hombre, algo en el le recordó un poco a la actitud de Syaoran Li cuando era un niño. Sakura sonrió un poco y se quedo profundamente dormida.

El sol le daba de lleno en los ojos sintió como si apenas unos minutos antes se hubiera dormido, pero no le quedo mas que levantarse, a su alrededor ya no estaba nadie se levanto rápidamente y vio que todos estaban sentados del otro lado de la cabaña desayunado se acerco hacia ellos.

-Buenos días

-Buenos días. Saludaron todos excepto Kurogane que solo la volteo a ver.

Sakura se sentó junto a Fye cuando de pronto Mokona se acerco a ella.

-Yuuko quiere hablar contigo.

-¿Quién es Yuuko? Pregunto Sakura sorprendida volteando a ver a Fye, como para que quisiera hablar con ella o la conociera.

-Yuuko es la bruja de las dimensiones. Dijo Fye.

Sakura se sorprendió ¿que podría querer esa mujer de ella? ¿Cómo sabia que ella estaba ahí? Bueno era la bruja de las dimensiones, ¿pero por que la buscaba?

La joya que tenía Mokona en su frente comenzó a brillar y un holograma se apareció frente a ellos una mujer alta, cabellos largos y negros como la oscuridad y unos ojos violetas la veían fijamente.

- Sakura, este no es tu mundo ni tu tiempo, tu no puedes estar aquí.

-Lo se.

-Entonces prepárate para partir ahora, Mokona te va a ayudar a viajar a tu mundo.

-Un momento Yuuko ¿Qué me va a pedir a cambio por viajar? Por lo que se usted siempre pide algo a cambio.

-De eso no te preocupes ya tuve el pago.

-No entiendo ¿Cuál fue el pago? ¿Quién se lo dio?

-Eso es algo tu no puedes saber confórmate con saber que te vas a tu mundo. Prepárate... Mokona confió en ti.

La imagen desapareció.

-Bueno Sakura fue un placer conocerte. Dijo Fye levantándose y ayudándola a levantarse.

Sakura lo abrazo y le susurro.

-Gracias por escucharme y ayudarme… Y Fye…

-Dime Sakura.

-Espero con todo mi corazón que Syaoran y la princesa logren ser felices y tu has lo posible por ayudarlos. Pero tú también busca tu felicidad.

-Lo haré Sakura.

Sakura se acerco a los demás.

-Les deseo que tengan suerte en su viaje y gracias por todo.

-¿Nos volveremos a ver? Pregunto la princesa.

-No lo se princesa. Y Syaoran…

-Dime.

-Recuerda lo que te dije… confía en mi, no te rindas.

-Lo haré le dijo sonriendo.

Sakura se alejo un poco de todos, viéndolos quizás por ultima vez. Mokona saco unas alas enormes de su espalda volando encima de ella hizo un circulo y fue como si se hubiera tragado. Sakura lo siguiente que vio fue estar en un túnel de colores en el que iba volando, no lograba ver nada mas. No supo cuanto tiempo paso viajando.

La tarde caía en Tokio ninguna nube en cielo que escondiera las estrellas que comenzaban brillar en el firmamento, de pronto sobre el templo Tsukimine algo parecido a una gota gigante se postro sobre el y así como apareció, desapareció. Una chica cayó al suelo sin nada que amortiguara su caída.

-Cielos jamás quiero volver a viajar entre dimensiones… Al tiempo que se frotaba la espalda baja por el impacto, se puso de pie, no sabia por que aquí ya estaba oscureciendo, no sabia si había desaparecido solo unas horas o quizá días de su mundo.

Su corazón le había dado la respuesta que necesitaba y ahora había llegado el momento de enfrentar su decisión, camino hacia la salida del templo y paso por el lago que había en el lugar.

-¡¡Sakura!

Sakura volteo hacia la voz y ahí frente a ella unos ojos celestes la veían con preocupación

-¡¡Eriol!

La chica se acerco a el y lo abrazo.

-Estaba preocupado pequeña, ¿te encuentras bien?

-Si Eriol, pero necesitamos hablar.

Eriol tomo su mano y caminaron a unas pequeñas bancas que había cerca. Al tomar asiento Eriol la volteo a ver y ella por alguna razón no le sostenía por mucho la mirada, Eriol suspiro.

-¿Estas completamente segura de lo que quieres hacer?

Sakura lo volteo a ver interrogante.

-Mejor no me adelanto, por favor dime que es lo que me quieres decir.

-Eriol, no se como empezar, estos últimos días han sido algo muy confusos para mi, hasta hace una semana yo sabia lo que quería y lo que esperaba de la vida, pero con el regreso de Syaoran a nuestras vidas todo se vino abajo y resurgieron sentimientos que yo creí enterrados. Que equivocada estaba… Yo se que te amo y eso jamás será diferente, pero Syaoran es el amor de mi vida, no me había dado cuenta de eso o mas bien no me quería dar cuenta de eso, creí que al ya no verlo mas lo olvidaría y que podría llegar a amarte a ti como lo amo a el. Pero no puedo engañarme y mucho menos tú mereces que te engañe de esa forma. Yo se que te estoy lastimando al decirte esto, pero mas te lastimaría si continuara con esto, discúlpame Eriol no me puedo casar contigo este tiempo que desaparecí solo me confirmo que amo a Syaoran con todo mi corazón y que no quiero volverme a separa de el. Quiero tener una oportunidad con el y quiero que el sea la persona con la que pase el resto de mi vida.

Sakura se quito el anillo de su dedo anular y se lo dio en su mano.

-Perdóname Eriol pero no puedo lastimarnos de esta forma a ninguno. Tú eres un hombre que merece una mujer que solo te ame a ti, y yo no puedo ser esa mujer.

Sakura callo por unos instantes unas lagrimas salían sin poder detenerlas. Eriol sostenía en su mano el anillo que hasta hace unos momentos significaba el compromiso con la mujer que amaba, lo veía fijamente, que rápido esa pieza pasó de ser un símbolo de su amor a ser solo un trozo de metal inservible. Se levanto lentamente de la banca. Sakura al sentirlo levanto su mirada y vio fijamente a sus ojos. El se acerco lentamente y deposito un suave beso en sus labios.

-Mi corazón siempre me dijo que estaba viviendo un sueño del que algún día me despertaría, nunca creí que fuera tan pronto, pero Sakura te deseo que seas realmente feliz con Syaoran, por el momento no puedo ver las cosas muy claras pero espero que con el tiempo, algún día nos podamos encontrar de nuevo y las heridas ya no sean tan dolorosas como en este momento. Adiós mi pequeña.

El hombre dio la vuelta y camino fuera del templo. El anillo se lo guardo en el bolsillo del pantalón, y a lo lejos vio una figura de un hombre que corría hacia el, tomo aire era tiempo de aclarar una ultima cosa.

-Hiragizawa ¿Dónde esta Sakura? Sentí su presencia ¿esta bien?

-Ella esta bien y será mejor que vayas esta sentada al lado del lago… Ganaste Li.

-¿De que hablas Hiragizawa? Dijo sorprendido Syaoran

-Ella tomo una decisión y aunque no este de acuerdo quedamos que el perdedor aceptaría su decisión, y ante todo yo soy un caballero de palabra Li. Así que ve con ella y hazla feliz, por que si la haces desdichada te doy mi palabra que no vives para contarlo.

Syaoran se acerco a Eriol y le tendió la mano

-Gracias Hiragizawa eres un hombre de honor

-No creas que lo hago por ti Li, lo hago por la mujer que amo.

-De todas formas gracias y te prometo que la haré feliz mientras este vivo.

Syaoran se alejo de el y fue corriendo hacia donde Hiragizawa le dijo que la chica estaba.

La vio sentada con las manos en la cara de seguro estaba llorando lentamente se acerco a ella

-Sakura.

La chica levanto su vista y al ver a Syaoran se lanzo a sus brazos.

-Syaoran… Syaoran te amo y jamás deje de hacerlo, por favor no me vuelvas a abandonar.

-Jamás, jamás lo haré Sakura estaré contigo por siempre…

Syaoran acerco sus labios a los de ella y la beso. Por fin podrían estar juntos, después de diez largos años de separación por fin podrían hacer la vida que habían planeado.

Syaoran saco del bolsillo del pantalón la joya que llevaba días ahí esperando que la aceptaran

-Sakura casate conmigo.

Sakura solamente lo abrazo más fuerte y lo beso, aceptando el anillo que el le ponía en su dedo anular.

No lejos de ahí en una colina una figura estaba recargada en un árbol serenándose un poco.

-Pague mi deuda contigo Clow, regrese a Sakura a este mundo.

-Lo se Yuuko… gracias

-Y dime ¿valió la pena el que te pagara de esta forma el favor que alguna vez me hiciste, como para que Sakura corriera a los brazos de Syaoran y te abandonara? Le pregunto con una mueca de disgusto

-Eriol le sonrió dulcemente a la mujer

-Si…

-Por dios Clow eso ni tú te lo crees.

-Yuuko tu no sabes que tanto se puede llegar a amar a una persona.

-¿Y valió lo que estas sufriendo en este momento?

-Yuuko cada momento que pase con Sakura fueron los mejores de mi vida y no me arrepiento de ninguno de ellos. Van a estar conmigo hasta el día que muera, te mentiría si te dijera que no estoy herido en este momento o que no me duele, yo siempre supe que en mi relación con Sakura yo era el que mas amaba y llegue a creer que mi amor seria suficiente para mantenernos unidos, creí que con el tiempo ella me llegaría a amar un poco mas, pero se que Syaoran siempre reino en su corazón mi intención jamás fue alejarlos si ella decidía que quería estar con Li, yo no me impondría entre ellos, tu sabes que no existen las coincidencias

-Lo se, lo se, solo existe lo inevitable. Pero yo pensé que el grandioso Clow haría lo posible por salirse con la suya.

-Cuando hay dos almas que están predestinadas a viajar juntas por toda la eternidad como es el caso de ellos es imposible separarlas Yuuko. Y tú te vas a dar cuenta de eso.

-No estés tan seguro Clow los que yo conozco jamás podrán estar juntos.

-Lo dudo Yuuko y tú pronto me darás la razón cuando Sakura logre recordar a Syaoran aun cuando tú no permitas que lo recuerde, Sakura es muy poderosa en este y en cualquier mundo su poder viene de su corazón y contra ese poder nada podrás hacer.

-Bueno eso ya lo veremos y dime ¿que vas a hacer ahora?

- Volveré a Londres

-Pues te deseo suerte Clow y no te dejes de dar una vuelta a mi casa cuando regreses a Tokio, tengo un nuevo empleado que sabe prepara un sake muy bueno que te podría compartir…

-Lo haré Yuuko gracias de nuevo.

-En serio que no te entiendo Clow… Pero es tu vida y tú decides

La mujer se dio la vuelta y camino hacia el horizonte donde de pronto su figura desapareció.

Eriol se recargo sobre el árbol y se sumergió de nuevo en sus pensamientos saco de su bolsillo el anillo que Sakura le había regresado hacia unas horas, lo giraba en su dedo sin darse cuenta de nada

Una suave lluvia comenzó a caer del cielo levanto su cara al cielo las gotas le recorrían todo su cara y de pronto se unieron a ellas unas cuantas gotas salinas que escaparon de sus celestes ojos mezclándose con las del cielo. De nuevo vio el anillo y lo lanzo lejos del el.

-Adiós mi pequeña Sakura, se feliz. Y se que nuestros caminos se volverán a unir algún día.

Saco su báculo y desapareció del lugar, con el suave susurró del viento como su despedida. Dejando atrás el dolor, de un amor no correspondido.

FIN

Hola Espero que les gustara el final de mi historia, y bueno para los que no ubiquen lo que fue el universo alterno, fue con la nueva historia de Clamp que se llama Tsubasa Reservoir Chronicle. En donde los personajes principales son Sakura y Syaoran, pero también han salido personajes de; X, Tokyo Babylon, Chobits, RG Veda, bueno de casi todas las historias de Clamp. Espero que les gustara y quiero darles las gracias por haberme acompañado hasta aquí, fue la primera historia que escribí y espero que fuera de su agrado.

Y la verdad pues se quedo Sakura con Syaoran por que definitivamente ellos no me permitieron separarlos por más que trataba de escribir un final con Eriol no me salía. Así que por favor una disculpa a los que querían que se quedara con Eriol aun si espero no haberlos decepcionado

Si llegaste a dejar algún mensaje te lo agradezco de corazón, créeme que me alegraban el día, pero si no lo dejaste, de todas formas gracias por dedicarme unos minutos y leer mi historia.

Especialmente muchas gracias a:

Nadia

Fabisa

Akiras

Asukax

Clow Riusaky

Lunita Kinomoto

Kishuu Arashi

Helena

Shadowcat

Brujis gracias por todo tu apoyo y tus correcciones te quiero mucho y tu sabes que esta dedicado a ti y al renacuajo.

Que se tomaron la molestia de dejarme un mensaje y me animaron muchísimo. Y si me quieren dejar alguno no lastima a nadie pero me alegrara mi día. 

Mil gracias de nuevo y espero poder volver a escribir otra cosa y contar con su apoyo

Ale Snape Li