16

- No me miren así, es la verdad...Ben me ama.

- Ginny, linda no debes engañarte. - dijo Pansy

- ¡No me engaño! - exclamó la pelirroja - Me tomo tiempo, pero finalmente lo entendí.

- ¡No irás a volver con lo mismo! - masculló Ron exasperado.

- Pero sí tu mismo lo viste...

- Haber...explíquenos porqué no entendemos nada - interrumpió Hermione.

- Bien, ésta mañana...

-- FLASHBACK --

- ¡Mire doctor, despertó. ¡Al fin despertó! - gritó Ginny sonriente.

- Si, sí señorita, cálmese y déjeme examinar al paciente.

La pelirroja se hizo a un lado y salió sigilosamente de la habitación dejando que el médico revisara a Ben.

- ¿Cómo lo encuentra? - preguntó preocupada cuando el doctor salió.

- Lo que temía...

- ¿Qué, que pasa?

- No se altere, recuerde que usted también esta enferma. - la calmó el médico.

- ¡Dígame! - rogó Ginny.

- La contusión craneal que sufrió fue demasiado fuerte, ninguna persona resistiría ese tipo de golpes, al menos no sin secuelas.

- ¿Y cuál es la secuela?

- A perdido por completo la memoria.

- ¿P-por completo? - tartamudeó la pelirroja llena de angustia.

- Bueno, en realidad si hay algo que recuerda...

- ¿Qué? - preguntó de improviso Ron, quien oculto había oído la conversación; había salido a buscar a su hermana quien se había "escapado" para ver a Ben.

- ¡Ron! - lo reprimió Ginny por su falta de tacto - ¿A quién recuerda? - le preguntó ella con gentilesa.

- A usted. - dijo el doctor señalándola.

- ¿A mí? - eso alegró a la pelirroja.

- Déjenme explicarles...él ha olvidado absolutamente todo lo que ha vivido, hasta éste momento, ni siquiera sabe quien es usted.

- Pero usted dijo... - interrumpió Ron.

- Él recuerda lo último que vio.

- A mí.

- Y también lo primero que vio.

- A mí... - repitió de nuevo.

- Así es.

- ¿Es imposible que él recupere sus recuerdos? - preguntó ella de pronto.

- En casos como éste la posibilidad de recuperación es poco menos que nula. Digamos que él puede llevar una vida normal, pero empezando de cero.

Inexplicables y amargas lágrimas surcaron el rostro de Ginny.

- El nunca recordara lo que vivimos juntos - Ron abrazó a su hermana - nunca recordará los buenos y malos momentos...jamás volverá a ser el mismo.

- "Gracias al cielo" - pensó el pelirrojo, sin dejar de confortar a Ginny.

- Ahora sí que lo he perdido…todo ésta perdido.

El pelirrojo sintió que el corazón se le encogía al ver tan destrozada a su hermana, lo sentía por ella, no por él…por su culpa ella había intentado quitarse la vida, la había hecho miserable y había convertido a una chica perfectamente normal y feliz en un despojo humano, la veía sufrir y eso le dolía, pero no le importaba en absoluto si ese tipo vivía o moría; aunque sabía que en parte le devía que su hermana siguiera con vida…

- No se ponga así señorita – dijo el doctor – a pesar de la amnesia él está sano, vivo y si me permite decirlo, si se enamoró una vez de usted ¿porqué no habría de hacerlo de nuevo?

Ginny se abstuvo de decirle lo "enamorado" que Ben estaba de ella, sí…como no.

- ¿Enamorado, ese tipo? ¡Para nada! – gruño Ron.

- Es obvio que lo está, de hecho lo primero que me preguntó fue "¿cómo está ella?" yo le pregunté si la recordaba y me dice que lo único que recuerda es su rostro y a él protegiéndola poco antes de perder el conocimiento. Y ahora que la volvió a ver supo que era a usted a quien había protegido.

Ginny se llevó una mano a la boca, presa de la sorpresa y la felicidad.

- Entonces… ¿usted piensa qué…?

- Lo podría asegurar. – afirmó sonriente el médico.

- ¿Puedo verlo? – preguntó ella.

- No Ginny, te lo prohíbo ¡por culpa de ese tipo casi te perdemos! – gritó Ron sosteniendo a su hermana para impedir que entrara a ver a Ben.

- Por favor Ron… ese fue un momento de locura, de desesperación…de estupidez, él no sabia lo que yo pensaba hacer y cuando se enteró fue él el que me salvó; me pasé toda la noche pensando porqué lo había hecho, me negaba a hacerme falsas ilusiones de que en verdad me amara, pero…ahora…tengo que comprobarlo.

- Pero…

Porfavor. - le suplicó Ginny.

- Bien, pero sólo tienes 5 minutos.

- Hace bien… - dijo el médico después de que Ginny entró en la habitación.

- Eso espero…

-- FIN DEL FLASHBACK --

- Y así fue…

- Pero eso no explica el porqué estás tan segura… - dijo Draco.

- Y ¿cómo estás segura de que él no miente?

- Le han hecho todos los estudios, en verdad peridó la memoria - aseguró Ron – yo mismo lo comprobé.

- Cuando hablé con él – prosiguió Ginny – estaba completamente diferente, se veía tan perdido.

- Te enterneció – dijeron Pansy y Hermione al unísono.

- Dijo "eres la cosa más bonita que he visto en toda mi vida, bueno como no recuerdo nada, al menos ya tengo idea de porque te salvé" – suspiró – en su sano juicio jamás me habría dicho algo así…me preguntó muchas cosas, quiso que le explicara sobre el accidente y en que nos relacionamos él y yo.

- Supongo que no le dijiste nada.

- No, pero me hizo prometerle que lo visitaría con frecuencia… - sonrió tiernamente.

- El nos ha hecho mucho daño – dijo Hermione tomando la mano de Ginny, ella había sufrido más que la propia castaña, por lo que Hermione sentía de nuevo esa empatía con la pelirroja, sentía que podían volver a ser amigas – sería mejor que te alejes de él…

- Sé que el es malo, lo era… - corrigió – sé que se a comportado muy mal, que ha usado y pisoteado a la gente para conseguir sus propósitos. Eso nos incluye a nosostras Herm – dijo mirándola a los ojos – pero…yo no soy menos culpable, lo seguí y apoyé en todas bajezas, y el amor que le tengo no es excusa para todo el daño que hicimos, pero si ustedes vieran al hombre que yo ví en esa habitación, comprenderían lo mucho que ha cambiado y todo lo que me necesita.

- ¡Pero tú no puedes ser la salvadora del mudo! – bramó Ron – parece que no entiendes lo que ese miserable ha hecho.

- Lo comprendo a la perfección, y tal vez me alejaría de él si no estuviera convencida de que me salvó en un acto de amor, tal vez el único que ha tenido en toda su vida – lo defendió la pelirroja – no pretendo repetir los errores del pasado – esta vez dirigió su mirada a Draco y Hermione – esta vez comenzaré desde cero junto a él, esta vez haré las cosas bien, con calma…seré su amiga y si no paso de ahí no importa, porque solo quiero estar junto a él.

Las sinceras palabras de Ginny conmovieron a los presentes o al menos, los dejaron dudosos.

- ¿Y si te hace daño de nuevo? – preguntó Ron.

- Pediré ayuda, como debí haberlo hecho en un principio…tomaré terapias, intentar suicidarse no es cualquier cosa – bromeó ella – pensaré primero en mí: lo juro. – dijo mirando a su hermano – Pero no me separaré de él.

Ron miró a Pansy como pidiendo su consejo, ella sólo sonrió asintiendo con la cabeza.

- Bien, en ese caso los mantendré vigilados muy de cerca… - suspiró el pelirrojo abrazando a su hermana.

- Gracias – sollozó ella oprimiendo a su hermano – lo siento, perdónenme todos por haberlos preocupado.

- Por mí todo está olvidado - dijo Hermione tendiéndole la mano.

Ginny la aceptó sonriente.

- Cuida de Draco, veo que el es tu felicidad. – le sugiró la pelirroja en secreto al oído, poco antes de que la pareja abandonara la habitación.

- Claro que lo haré, pero antes tenemos que aclarar muchas cosas, para que yo sea su felicidad. – le respondió Hermione guiñándole el ojo.


- ¿Draco, aún estás enojado?

- Para nada ¿porqué habría de estarlo?

- Ah, sí…entonces ¿porqué aprietas de esa forma el acelerador?

- Quiero llegar pronto al hotel…

- Ah, sí…y entonces ¿porqué tomás de esa forma el volante? – preguntó al ver como se le ponían los nudillos blancos.

- Porque no quiero que el auto se derrape.

- Y entonces…

- ¡Bueno, basta ya! – estalló Draco orillandose a un lado de la acera. - ¿Quieres saber que me pasa?

- Claro que sí.

- ¡Que me revienta que hayas besado a ese …!

- Cálmate, ya te lo explique.

- ¡Me cansé de explicaciones, me cansé de sentir celos o inseguridad todo el tiempo…

- …Y yo estoy cansada de que no me tengas confianza!

- ¡Confianza! – exclamó sarcástico – Mira quien habla de confianza. ¿Porqué asumiste que te engañaba con Ginny?

- ¡Te ví abrazándola!

- ¡Porque la salvé!

- En ese momento yo no lo sabía. ¿Cómo te hubieras sentido tú si…

- No, no empieces con tus suposiciones, porque sé perfectamente lo que se siente, recuerda que te he visto besándote cariñosamente en 2 ocasiones y con 2 hombres diferentes.

- ¡Me lo hechas en cara?

- No pensaba hacerlo, pero tú insististe en que lo hiciera…

- ¡Ahora te haces la víctima!

- No me hago la víctima ¡lo soy! – gritó el rubio – desde que nos conocimos no hemos parado de tener problemas, que si mentiras por un lado, desconfianza por el otro…

- ¡Lo sé! – gritó Hermione bajándose del convertible y siguiendo a Draco hasta la mitad de la calle – y se que la mayoría de las cosas que han pasado han sido por mi culpa…por mis miedos, pero…juramos que nos diríamos la verdad, que no volveríamos ha hacernos más daño.

Las lágrimas empezaron a cubrir el rostro de Hermione.

- ¿En serio no entiendes lo que me pone furioso? – preguntó abrazándola. - Detesto herirte, y también detesto que te lastimen y no poder hacer nada…

- Oh, Draco…

- No, déjame continuar: aquel día cuando llegaste a mí, pidiendo ayuda, aquel día dejé de ser yo…me convertí en una extensión de ti, quería protegerte, cuidarte y amarte, aunque no tenía esperanzas de que tu sintieras lo mismo…

- Pero lo sentí.

- Y cuando hicimos el amor por primera vez y me dijiste que me amabas…creí que no podía ser más feliz y me propuse nunca dejarte ir. Nunca me había sentido así, y en parte eso me asustaba.

- ¿Asustado, tú? - repitió Hermione incrédula.

- Aunque lo digas de esa forma…dejé de ser el multimillonario asediado, dejé de ser el famoso director de cine, me convertí solo en un hombre.

- En el hombre que amo.

Draco sonrió.

- Aún recuerdo la primera vez que te vi…me quedé sin habla.

- Me veía horrible…

- Sucia y desarreglada, pero hermosa. Tan hermosa que me quedé sin habla.

- Me di cuenta… - rió la castaña.

- Tonta… - masculló Draco tomando a Hermione en brazos y haciéndola girar - ¿en verdad pensaste que seguiría enojado? Después de la golpiza que le di a Potter me quedé completamente satisfecho.

- Ni me lo recuerdes, pobre Harry.

- ¿Pobre? - repitió - ¡Te besó!

- No, yo lo besé. Por despecho.

- Y yo lo golpee.

- Eres un celoso – rió Hermione.

El rubio se detuvo y le dio un largo y calido beso a su esposa, en medio de la calle y con algunos autos varados con los claxon sonando.

- ¡Ey, muévanse!

Los esposos se miraron mutuamente y sonrieron con complicidad.

- Mañana regresamos a casa, así que será mejor que aprovechemos nuestra última noche en esa lujosa habitación de hotel.

- Me leíste el pensamiento. - masculló Hermione besando el punto sensible tras la oreja de Draco.

- Eres una traviesa…

- No, sólo soy una actriz. Una actriz muy enamorada de un director de cine.

- ¿Me puedes decir quíén es? – bromeó Draco.

- Te lo diré cuando estemos en la cama...


New York, 2 meses después…

- ¿Cómo le ha sentado la vida de casado?

- Excelente, aunque temo que ya he engordado 5 kilos desde que me case con Hermione.

Los reporteros y la prensa en general comenzó a reír.

- ¿Ya piensan en ser padres?

El rubio y la castaña se tomaron de las manos.

- Bueno, aun no hemos planeado ser padres… - dijo ella – pero en algún tiempo, quizás.

- Cielos, yo deberia decir eso.

Los reporteros rieron de nuevo.

- ¿Y cuándo será el casting de su diguiente película?

- Justamente para eso los citamos hoy, los castings se harán durante los próximos 3 meses.

- ¿Eso quiere decir que su esposa no será la estrella? – preguntó una reportera

- No esta vez, no sería ético que la escritora fuera la protagonista…

Esto sorprendió a la prensa.

- … Ni que el director fuera el otro escritor de la historia.

Esto sí que sacudió a los periodistas.

- Entonces… - comenzó un joven reportero.

- Los productores serán Pansy Parkinson y Ronald B. Weasley.

- ¿Y el director?

- Harry Potter.

- Creímos que usted y el señor Potter habían peleado, bueno…ese fue el escándalo hace un par

de meses…

- Es sólo porque este tipo es un loco celoso. – dijo una voz a espaldas de la reportera.

- ¡Miren!

- ¡Es Harry Potter!

- ¿Esa era la sorpresa?

Dijeron varios periodistas.

- Así es, éste film será hecho por varias personas.

- Será una película hecha entre amigos. – dijo Hermione.

- Amigos que no golpean a otros amigos – le susurró Harry a Draco.

- Callate Potter.

Cuando la euforia pasó un reportero más preguntó:

- ¿Y cómo se va a llamar la película?

- Fácil… - dijo Hermione mirando embelezada al rubio, con una sonrisa en los labios.

- "True Love" – completó Draco besando a su esposa frente a medio Manhattan.


FIN


Sniff…sniff… sí, esta historia llegó a su fin, creo que éste ha sido el final más "light" que he hecho en toda mi vida, jajaja…me refiero a que ya no hubo más drama (bueno, eso ya sería demasiado ¿no?) por otro lado, de seguro se dieron cuenta que dejé algunos cabos sueltos, los cuales resolveré en el EPILOGO, sólo ténganme mucha paciencia. Espero sus comentarios sobre este capítulo final y lo que les gustaría ver en el epílogo.

Aprovecho para recordarles que en mi profile encontrarán más de mis historias y otras cosas interesantes; además sería un honor que visitaran el foro "Príncipes de Hogwarts" la dirección es: http : / / www . fanfiction . net / forum / Pr(guión bajo)ncipes(guión bajo)de(guión bajo)Hogwarts / 42420 / (sólo escríbanla sin espacios y con los guiones bajos correspondientes).

Ahora sólo me resta agradecerles por el inmenso apoyo que he recibido de su parte, sobre todo en esta "remasterización" y ya saben lo que siempre digo: "no se librarán tan fácilmente de mí" :D ¡Un millón de gracias!

Atte. Aimé

Canción final: Actriz frente al espejo / Charm

Finalizado originalmente el 26 de agosto del 2006.