PERDOOOON.

Se que no tengo justificación, bueno de hecho la tengo pero no creo que les sirva xD, es que no tenia inspiración, sin inspiración no me muevo o sea no escribo u.u, casi un año sin actualizar de verdad es que me pase u.u

En fin una pequeña explicación, este capitulo me iba a salir muy largo asi que decidí dividirlo en dos partes, la segunda ya tengo la idea así que no me tardare tanto en escribirlo, se los prometo. PALABRA DE CANGRI! EJEM u.u espero que me perdonen y me sigan leyendo. TT

"Nada es perfecto excepto en villa Roman"

Capitulo 4: Flow Natural (Bailando I)

Al llegar a la casa de su abuela, Sumire-sensei le había dicho que era mejor que fuera a descansar y a acomodar su nuevo cuarto, no sabia cuanto tiempo iba a vivir con su abuela pero le alegraba tener un poco de compañía. Mientras ordenaba su ropa podía escuchar a su abuela hablar por teléfono muy alegremente, hasta escucho un par de risas y luego un llamado para que ella bajara.

Bajo las escaleras cuidadosamente, con la suerte que tenía últimamente podría ser que se cayera y le saliera otro chichón para tener mas adornitos en su cabeza…

-¿Qué paso Obaa-chan?- dijo Sakuno caminando hacia donde estaba su abuela.

-Ah, aquí esta Desli, quiere hablar contigo- la mayor Ryuzaki le paso el teléfono y antes de irse de la sala a otro lado se escucho decir- Que muchachita tan loca.

-¿Hola?- preguntó Sakuno y escucho unas risas al otro lado del auricular.

-Hola Saku-chan, me dijeron que te habían dado unos pelotazos, jaja ¿Cómo te sientes?- escucho una voz burlona pero un poco preocupada del otro lado.

-Me siento mejor- dijo con un ligero sonrojo en sus mejillas- ¡y no fueron pelotazos!

-Jajaja, me alegro, bueno mañana no te podré ayudar, ya que tengo unos compromisos pero no te preocupes Yuiko se encargara de ti ya Sumire-san me dijo que te ayudara con unos pasos, ¿¿ y ya has pensado en que vestuario vas a usar?? Digo… tienes que ponerte algo en la cabeza para tapar eso chichones…

-¡Mou! Que malas eres Desli-chan- se quejo Sakuno.

- ¿Yo? No digas eso, ¡solo me preocupo por ti!-dijo riéndose- en fin… mañana pásate por la academia, hasta aquí llego el chisme de que andabas hospitalizada.

-Ano… no quise preocuparlos a todos…- dijo apenada la chica de grandes ojos rojizos.

-Tranquila, ya por lo menos con tu llamada sabemos que estas bien, ya me voy, ahorita me toca otra clase, ¡saludos a tu abuela!

-Ok, Ja ne- se despidió y colgó el teléfono. Desli era una de las amigas que había conocido en la academia de baile, la verdad es que tenia muchas amigas allá.

La historia de cómo había entrado a la academia era un poco cruel pero a la vez graciosa…

Sakuno se encontraba en uno de los parques de la ciudad en una reunión familiar, se encontraba jugando frisbee con uno de sus primos y como era característico de ella, se enredo toda y lanzo el objeto al lado contrario de donde debía, después de disculparse con su primo y ofrecerse a buscar el objeto perdido, su familiar ya conociéndola y sabiendo que si ella iba a buscarlo era muy probable que nunca encontrara el freesbe y que también ella se extraviara decidió ir el. Luego de unos minutos unas chicas se le acercaron y le dijeron que la habían visto lanzar el freesbe y que tenia mucha soltura con la cintura y la cadera y le recomendaron practicar belly danza, hasta le dieron el nombre de una academia y la dirección y le pidieron que por favor se pasara por allá, las chicas se fueron y dejaron a Sakuno pensativa… si le gustaba la música y las artes, había estudiado música un tiempo y luego intento con el ballet… pero su falta de coordinación la hizo abandonarlo, había escuchado que la belly danza era un baile exótico y que se necesitaba de cierta habilidad para hacerlo. Una vez alguien le había dicho que era una buena para nada… ella se lo había creído y lo había aceptado, la realidad es que Sakuno era un poco resignada.

Su primo llego y la saco de sus pensamientos, aunque el recuerdo de lo que le habían dicho esas chicas seguía en la mente de Sakuno, hasta que un día se lo comento a su abuela y ella le había propuesto ir un día para la dichosa academia. Una tarde se había aparecido con Sumire-sensei en la academia y entro curiosa, allí fueron recibidas por una chica que se veía amigable. La reconoció como una de las que se le habían acercado aquel día en el parque y le había dicho que no le haría mal practicar belly danza. La chica les dijo su nombre, se llamaba Yuiko y era una de las profesoras de ahí, ¡lucia demasiado joven como para ser profesora! Su abuela como era medio indiscreta le pregunto su edad y ella le explico que era una de las bailarinas mas avanzadas de allí y que además de recibir clases también era profesora de las principiantes y que era muy común que alguna avanzada diera de vez en cuando alguna clase.

Primero las llevo directamente a una de las aulas donde se encontraban unas chicas bailando.

Flashback

-Ellas son del avanzado- les dijo Yuiko- significa que ya tienen mas de dos años bailando.

Sakuno observaba con admiración la forma de baile que estaban haciendo, moviendo sensualmente sus caderas y la forma en que movían sus vientres, cinturas y pechos. Era impresionante y atrayente, Sakuno se entusiasmo con la idea y sonrió.

- Claro, si te inscribes empezarías como novata, pero ya vi que tienes cierta habilidad así que no tardarías mucho en avanzar… - Yuiko le dijo a la chica- Las novatas empiezan practicando movimientos para aflojar la cintura, practicando con velos pequeños y mediante avances ya veremos que requisitos necesitaras.

Sakuno se quedo entre pensativa y entusiasmada, la verdad es que esto le llamaba mucho la atención, quizás mas que el tenis y sentía que en verdad podía llegar a practicarlo y a dominarlo.

-hmm- Sumire-sensei entendió la indesición de Sakuno- ¿Nos puede dar un momento por favor?

-Claro, cualquier cosa que necesite estaré en la recepción- Se fue del lugar dejando a las dos solas-.

-Entonces ¿Qué piensas Sakuno, quieres intentarlo?- le pregunto esperando la respuesta- no tienes nada que perder.

-Bueno… esta bien- dijo con ojos brillantes de emoción- lo haré.

-Vamos a inscribirte- puso su mano en el hombro de su nieta y se dirigieron a la recepción.

Yuiko que era una chica alta y delgada con un corto cabello de color negro se alegro de que hubiera decidió intentarlo y les explico las cosas que necesitaba tener la chica, un caderin con un mínimo de 250 monedas, el uniforme de la academia y que las clases eran los lunes, miércoles y jueves a las 5:30, el único inconveniente era que coincidían con algunos entrenamientos del equipo femenino de tenis, pero como Sakuno no era titular no había problema en que faltara un día a la semana. La chica las dirijo a la tienda de la academia donde podían encontrar las cosas necesarias para el baile como zapatillas, mayas, medias, uniformes, licras, velos, trajes y demás cosas que llamaron la atención de la niña de ojos rojos.

El uniforme era una licra azul hasta las rodillas y un top por encima del ombligo de color blanco y en el medio decía el nombre de la academia, también podías escoger un short de color blanco y una camiseta de color azul idéntica al top, Sakuno era tímida así que opto por el segundo uniforme ya que no le hacia mucha gracias estar mostrando el ombligo. Yuiko le explico que seria mejor usar el top porque se vería mas como movía la cintura, aun así no lucia convencida… compraron los dos, el caderin y se marcharon de la tienda.

Al salir escucharon una música algo exótica, o por lo menos lo era para la mayor de las Ryuzaki, a Sakuno le sonaba conocida, estaba sonando constantemente en la radio, un genero musical traído de Latinoamérica llamado reggaeton o algo así, era un ritmo bastante pegajoso y las letras también lo eran, como ambas eran muy curiosas decidieron acercarse mas al salón donde se escuchaba la música, se asomaron por la ventanillas y vieron a un grupo de personas bailando al ritmo de la música y a una chica dirigiendo la clase.

Se veía divertido, era como si estuvieran haciendo una coreografía pero eran pasos sencillos y repetitivos. Sin darse cuenta la chica que las había atendido, Yuiko, se les acerco por detrás.

-Esa es la clase de bailo terapia latina – les dijo y las dos féminas se voltearon a verla- las da Desli, seria bueno que lo intentaran un día, es desestresante y mejora la coordinación.

-pero… ¿eso no es reggaeton?- pregunto Sakuno un poco confusa.

-Oh, si, es un género que esta muy de moda, como es bailo terapia latina también bailan reggaeton, obviamente, pero si estas interesada además dan clases de baile de ese genero, la chica las dirige también.

-Oh… mou- dijo Sakuno un poco tímida, debía admitir que quería intentarlo pero le daba pena.

-Oh, vamos Saku-chan, si quieres inténtalo, yo estaré dando unas vueltas por ahí mientras terminas.

-ano… -dijo aun indecisa.-

-Vamos niña, no es una decisión de vida o muerte- abrió la puerta y la tomo por la muñeca y la guió hacia el interior.

Sakuno se dejo llevar mientras observaba a su abuela que la despedía con una sonrisa y una señal de ánimo,

Cuando entraron las personas estaban tomando un descanso, bebiendo agua, secándose el sudor o hablando entre ellos, por eso Sakuno paso casi inadvertida escondida detrás de la chica, se acercaron hasta la guía que se encontraba tomando agua y viendo cual canción era la que seguía. Yuiko se detuvo y fue a hablar con ella.

-Ne, desli-chan tengo una alumna nueva para ti- dijo llamando la atención de la chica, era mas o menos alta dentro de lo que cabe, de piel blanca, cabello marrón oscuro y ondulado y figura atlética.

-¿Quién?- pregunto desviando la mirada de la chica y fijándose en un pequeño ser que miraba hacia el piso.- ah, ¡hola!

-Ano… Hola- dijo levantando la mirada y fijándose en la chica, lucia agradable- mi nombre es Ryuzaki Sakuno.

- Ella es nueva, se acaba de inscribir en belly dance y pues parece interesarle el reggaeton así que le dije que entrara y viera que tal le parece- dijo Yuiko soltando la muñeca de la chica- bueno Saku-chan te dejo para que disfrutes la clase.

Yuiko salio del salón cerrando la puerta tras ella.

-Bueno Sakuno-chan yo soy Desli y soy una de las guías de bailo terapia, también doy clases de Reggaeton Dance y soy estudiante de bailes latinos, bienvenida a la academia Impacto de baile- Desli le indico a todos que la clase se retomaba- ubícate por aquí cerca para que no te pierdas los pasos.

La chica de ojos grandes y rojos se coloco no muy lejos de la guía, sin que pasara mucho tiempo la música empezó a sonar y como todos lo hacían ella también empezó a seguir y a copiar los paso que hacia la guía, le costo agarrar el ritmo pero antes de terminar la clase ya podía seguir los pasos a tiempo.

Fin del flash back

Luego de esa primera clase siguió yendo una y otra vez cada vez que podía, y también fue a su primera clase de belly dance que al principio no fue nada fácil pero no había decidido no rendirse, el baile ahora era parte de su vida y hasta ahora era algo en lo que se podía decir que destacaba ya que hace mas o menos un mes había avanzado a un nivel superior y dentro de pocos días seria su primera presentación como intermedia.

Ella estaba emocionada a más no poder, y mas que nada por el traje que debía usar… ¡era tan kawaii! Mañana tenia que ir a recogerlo, la semana pasada se lo habían entregado pero hubo que hacerle unos ajustes por que le quedaba un poco ancho en el pecho… ella era tan delgada y sin un cuerpo con muchas curvas, pero su abuela le había dicho que olvidara los complejos, de aquí a unos años tendría un cuerpo con todo lo que una verdadera mujer debe tener… aun no perdía las esperanzas de que las palabras de su abuela se cumplieran.

-Sakuno, ven, ya la cena esta lista- Escucho a su abuela llamarla para que fuera a comer, en realidad tenia mucha hambre, no comía desde el día pasado.

-Ya voy Obaa-chan- la niña salio prácticamente corriendo hacia la cocina, el instinto la movía, el hambre era algo muy poderoso.

-Siéntate, debes estar hambrienta- la entrenadora tomo asiento junto con su nieta y empezaron a comer en silencio, por un momento la mujer mayor se dedico a observar a su nieta, ahora que estaban solas era el mejor momento para hablar sobre todo, y mas que nada le interesaba saber que pasaba entre su Sakuno y Ryoma.

-Sakuno-chan, ¿no tienes alguna noticia que decirme?- pregunto tomando un sorbo de jugo.

-No…- dijo como pudo entre cada bocado y bocado, estaba entretenida devorando la comida y nada mas le venia a la cabeza.

-¿Segura?- vio la señal de asentimiento que hizo Sakuno, y dudo- Algo que tenga que ver con Ryoma…

Sakuno dejo de comer por un momento, agacho la mirada y sus mejillas se tiñeron de rosado, eso era una señal muy obvia para Sumire, que mostró una pequeña sonrisa, ¡se lo tenían bien escondido! Sabia que su nieta sentía mucha mas que simpatía por Ryoma, pero no tenia idea que el Echizen le correspondiera los sentimientos y que estuviera acortejando a su nieta, definitivamente el trabajo la absorbía.

-Jajá jajá, así que son novios- Sakuno se sonrojo aun más- ¿desde cuando?

-Ano… pues d-desde hoy…- dijo sin aun atreverse a mirar a su abuela.

-Oh… ¿y vas a invitar a tu nuevo novio a tu presentación?- dijo provocándola y mirándola con una sonrisa.

-N-no se obaa-chan…- dijo mientras jugaba con sus pulgares, le daba mucha pena hablar sobre estas cosas.

-Ohh… ¿y porque no sabes?- pregunto mientras su sonrisa se agrandaba.

-Es que… me da mucha pena… que me vea bailar- dijo por fin subiendo la mirada y encontrando a su abuela muerta de la risa- ¡obaa-chan! No te rías.

-jajaja ay que lindos son los amores de la juventud- dijo ya dejando de reírse- vamos Saku-chan invítalo, tiene derecho de ver lo buena que eres bailando.

-¿tu crees? – Sakuno vio a su abuela asentir con la cabeza, luego de eso termino de comer y entre ella y su abuela empezaron a recoger los platos para lavarlos y luego cada una iría a hacer cualquiera que sea su siguiente actividad, pero el plan fue interrumpido por el sonido insistente del teléfono.

Sakuno corrió a atenderlo y al levantar la bocina escucho una voz muy familiar, era estruendosa pero sus oídos ya se habían acostumbrado a ella.

Waaaaa!!! ¡¡¿Saku-chan?!! ¿Como estas? Se suponía que debías llamarme inmediatamente cuando llegaras a tu casa, ¿porque no lo hiciste? Dimeeee!!!!

-Hola Tomo-chan- saludo al escuchar a su mejor amiga de toda la vida haciendo semejante escándalo- Gomen ne Tomo-chan, es que tenia hambre…

-Hmmm no es excusa, pero lo pasare por alto- se escucho a través de la bocina aclarar su garganta- ¿¿Y... el ohjisama te dijo algo??

-Etto... ¿a que te refieres con algo?- dijo mientras sus mejillas empezaban a colorarse otra vez.

-¡¡Ya Sabes!! ¡¿Se te quedo mirando?! ¿Luego de disculparse que hizo? ¡¿Te tomo la mano?! ¡¿Dijo que le gustabas?! ¡¡¡Ya dimeeeeeeee!!! ¡Saku-chan! ¡No puedes ocultarme esas cosas! ¡Soy tu mejor amigaa!- dijo perdiendo la paciencia, de seguro había pasado algo entre ellos, y mas aun después de lo que Sakuno le había contado que paso en diciembre, su instinto le decía que había gato encerrado.

-Bueno… algo así- dijo casi en un susurro

-¡¡¡¿¿HONTOOOOOOOOOO??!!! ¡¡¡KYAAAAAA!!! ¡CUENTA! ¡¡¡¡¡CUENTA!!!!!- dijo gritando de emoción, ella en su casa se encontraba saltando de felicidad, esto era un bomba.

-Etto, Tomo-chan… me da pena- dijo Sakuno volviendo a acercar el teléfono a su oído, debido a los gritos había tenido que alejarlo, esto solo lograría que le volviera a doler la cabeza.

-¡¿Que te da pena?! ¡ANDA! ¡¡¡No seas así!!! ¡¡Dime!! ¡¡¿Como te lo dijo?!! ¡¡¿Como te estaba mirando?!! ¡¡¡Ahhh... pero que romántico!!! MAS VALE QUE HAYA SIDO LINDO SAKU-CHAAAAAAAN- trataba de moderarse pero la emoción se escapaba, kami que genial.

-Ahhh ¡Tomoka! no grites! me va a empezar a doler la cabeza de nuevo.

-Ups... ¡¡perdón!! Demo ¡¡¡Saku-chan!!! ¡¡No me puedo aguantar!! Anda... Dime.

-bueno...-dijo por fin decidiendose a contarle a la niña de coletas- pues si se disculpo conmigo, pero no me tomo la mano ni nada de eso.

-Mmm... ¿Nada de nada? Entonces como me dijiste antes, que algo si te había pasado... Se te declaro, ¡¿verdad?! ¡¡Andaa!! ¡¡Dime!! ¡¡¿¿Como lo dijo??!! ¡¿Que hacia?! ¿Te estaba mirando fijo a los ojos?- decía Tomota imaginando la escena con rosas y todo, debía dejar de ver tanta TV la chica.

-Tomo-chan, ¿como sabes todas esas cosas?- pregunto al ver que atinaba a muchas cosas que en verdad le habían pasado.

- ¡Porque soy la mejor! Y no por nada soy tu mejor amiga. ¡¡¡Entonces si se te declaro!!! ¡¡¡Que waaaayy!!! ¿y te pidió ser su novia?

-Ahh Tomo-chan… ¿Para que preguntas si lo sabes todo?- dijo resignada, no tenia sentido contarle nada a Tomota, lo sabia todo incluso los detalles, es como si ella hubiera ideado todo o hubiera estado presente ahí, quizás se quedo escondida en el pasillo del hospital escuchándolo todo.

-¡¡Sugoi, ya tienes novio!! Y no es nadie menos que el mismísimo príncipe... ay... si, ya los veo...

Sakuno sonrió, no sabia que tenia tanto apoyo de sus seres querido, en especial le importaba la de Tomota, ya que Ryoma era su obsesión y se sentía tranquila al ver que podía despreocuparse de las acciones que tomarían las del club del fan ya que ella tenia la aceptación de la "presidente"

-Arigato, Tomota-chan

Al día siguiente después de dejar a su nieta en la academia para que practicara y desearla por enésima vez un feliz cumpleaños se dirigió a Seigaku, las practicas de ese día no eran a primera hora así que no tenia que preocuparse por llegar tarde, cuando al final llego a la institución se dio un pequeño paseo por la dirección y así entregar la justificación media de la ausencia de Sakuno y luego fue directamente a su oficina a planificar las practicas del equipo de tenis y a pensar que le iba a regalar a su nieta.

Mientras tanto en otro lugar de Seigaku se encontraba una chica de coletas eufórica por una noticia que había recibido la noche anterior, habían pasado severas horas y aun no lo asimilaba, cuando fue que Ryoma empezó a corresponder los sentimientos de Sakuno, se había sentido traicionada no porque su mejor amiga estuviera con el chico que mas adoraba si no que era precisamente su MEJOR AMIGA la que no le había dicho nada antes de que tenia algo con Ryoma, ella prácticamente había tenido que sacarle las palabras de la boca y ahora que sabia, se haría cargo de que la relación estuviera bien.

Entre los objetivos de Tomota estaban que el príncipe supiera las cosas básicas sobre su amiga así que se había encargado de hacer un interrogatorio para el ohjisama, en estos momentos se encontraba buscándolo por todo Seigaku para someterlo a una prueba de capacitación. Al localizar a su objetivo se aproximo y lo acorralo.

-¡Ryoma-Sama!- grito al verlo-

-¿Qué?- pregunto fastidiado, ya de por si el día no era muy agradable para el y la presencia de esta atorrante niña complementaba un mal escenario.

-Ya se lo que pasa entre ti y Saku-chan- Ryoma ajusto su gorra, así que Ryuzaki le había dicho, bueno después de todo era entendible ya que esta fastidiosa niña era su mejor amiga.

-¿Y?- pregunto ansioso por que lo dejara en paz.

-Creo que no estas calificado para ser su novio-dijo cruzando los brazos sobre su pecho.

-¿Nani?- pregunto desconcertado.

-Como dije no creo que estés calificado para ser su novio, no conoces nada de ella, ni siquiera su color favorito, su numero de ID, la profesión de sus padres, su segundo nombre, y te apuesto a que no sabias que hoy es su cumpleaños numero 13- Los ojos del príncipe se ensancharon era cierto, no conocía ninguna de las cosas antes mencionadas pero eso no era problema podía ir conociéndola con el tiempo, pero estaba completamente ajeno a la realidad de que hoy era su cumpleaños- Parece ser que estoy en lo cierto, por eso y otras cosas mas pienso que de verdad no tienes derecho a serlo, y por mas ídolo mió que seas Sakuno es mi amiga y tengo que probar que en verdad estas interesada en ella.

Ryoma lo medito, esta niña parecía preocupada de cierto modo por Sakuno, y de cierta forma sus sentimientos eran buenos, además de que tenia razón en todo lo que decía. Demonios ¿desde cuando la niña escandalosa hace algo mas que molestar? Bueno al parecer solo quedaba una solución.

-Y de acuerdo a tu criterio- Ryoma la miro con sus ámbares ojos gatunos- ¿Qué tengo que hacer?

Tomoka mostró una sonrisa de victoria.

-Muchas cosas Ohjisama… Muchas cosas.

Espero que les haya gustado, ¿valió o no valió la pena la espera? ;; dejen reviews.

Una frase característica mía xD

"Le gusta reggaeton, blin blin y el diamante."- Teléfono Remix

I.D