EeEeE

Capítulo 15 "¿Y la trifuerza del poder?"

---: ya les dije señores, no podemos más con esto!
Nohansen: calma señores, calma por favor¡Somos gente civilizada! hablemos como es debido.
---: pero señor presidente, no entiende? son criaturas mitológicas!
Nohansen: sólo digo que debemos analizar la situación.

En una tele conferencia con proyector, se hacía una junta de todos los alcaldes de Hyrule y el presidente. Todos estaban tensos por los sucesos recientes.

---: pero monstruos han aparecido por doquier, señor! debemos cuidar a la población!
Nohansen: calma señores!
---: creo que no puedes dominar el pánico, Nohansen.

Esa voz altanera y sarcástica, sólo significaba una cosa, y se agregó a la tele conferencia el alcalde de Ciudad Desierto Coloso.

Nohansen: Ganondorf...
Ganondorf: el mismo¿a quién esperaban?
Alcalde de Kakariko: Ganondorf! no empieces ahora con tus reproches! que también en tu ciudad, como en todas, debemos hacer un frente nacional...
Alcalde Yeil: Frente nacional? contra qué? contra las criaturas de cuento?
Nohansen: -.- caballeros...
Alcalde de Kokiri: necesitamos protección!
Alcalde Yeil: no permitiremos más ataques!
Ganondorf: montón de pusilánimes! en vez de estar aquí discutiendo y parloteando como una bola de niñitas deberían mandar a su policía a combatir a las cosas!
Nohansen: ¬¬ NADIE manda a la policía a atacar a esas cosas, es peligroso para el pueblo.
Ganondorf: no sabes! lastiman a mi gente!
Nohansen: Ganondorf! por favor! compórtate... ya veremos soluciones.
Secretario: señor presidente, tiene una llamada del jefe de guardia nacional... (le dijo interrumpiendo la conferencia) hay una protesta de clérigos afuera del palacio nacional.
Nohansen: qué!? caballeros, debo retirarme, es todo por hoy...

Y con eso, Nohansen sale de la conferencia dejando a los alcaldes sorprendidos.

Alcalde Yeil: una protesta de clérigos? por qué?
Alcalde de Kokiri: no has escuchado? varias iglesias protestantes han llamado a la gente a que se rebele, por lo mismo de los monstruos.
Ganondorf: ja! eso es puro fanatismo¿piensan que el juicio final se acerca¿o que las Diosas encarnaron? jajajajajaja! (comentó sarcásticamente)
Alcalde de Kakariko: no sabemos Ganondorf, muchas cosas extrañas han pasado (suspira) tal vez no sólo sea fanatismo, y si ocurran cosas fuera de nuestra comprensión.
Ganondorf: pues... sinceramente no me importa. Otra cosa caballeros, oficialmente les presento mi candidatura para la presidencia del país. Debo marcharme, saludos. (se desconecta)
Alcalde Yeil: Diosas, diosas¿ahora qué?

EeEeE

Gente: (con cánticos de protesta y pancartas) queremos protección! queremos protección!
Secretario: acaban de llegar señor, piden hablar con el secretario general de protección civil y con usted.
Nohansen: no te preocupes. (Sale) Buenas tardes!
Gente: o0ó queremos explicaciones¿por qué hay monstruos¿el mundo se va a acabar?
Nohansen: calma! todo se solucionará! pero esto no es problema sólo de esta ciudad! en todo el país es lo mismo! y debo velar por la protección de toda la gente en Hyrule!
Tipo: pero la profecía se cumple!
Gente: la profecía!
Secretario: (llegando al lado de Nohansen) son de la Iglesia protestante de Din, sabe que hay como cuatro corrientes diferentes...

Y como en cualquier país multicultural, hay varias religiones y todas derivan de la misma, aunque haya ligeros cambios. Una es la religión de la Santa Trifuerza, que es la que profesan la mayoría de los pueblos de Hyrule; una más es la religión conservadora de Nayru, donde adoran a esta Diosa más que a las otras dos; lo mismo pasa con la protestante de Din y la ambiguo-liberal de Farore.
En cada una hay distintas profecías, pero todas concuerdan que cuando el día de la prueba final llegue, condiciones similares a las que había cuando se creó el mundo aparecerán, y los elegidos por la trifuerza saldrán de su anonimato de siglos.
(N/A: como se supone que OoT es el primer juego de la saga, me afianzo en esto)
Y sería cuando, si esto sucede, que el regulador de todo saldría de las sombras para vengarse, terminando así con el mundo como lo conocían.
(N/A: -w- ah! que chafa profecía T.T)

Nohansen: lo sé! no soy ignorante!
Gente: protección! protección! seguridad!
Nohansen: calma!

EeEeE

Se sentó detrás de su escritorio, siendo observado por su secretaria, que estaba algo distraída con unos papeles que traía en los brazos.
La miró algo arrogante y sólo resopló aire, como si fuera obvio lo que acababa de hacer.

Aveil¿cree que fue lo correcto señor? decirles a los demás alcaldes?
Ganondorf: son una bola de inútiles, cuando sea su presidente ya no estarán más (mueve los brazos con un ademán exagerado)
Aveil: no lo sé señor...
Ganondorf: oh vamos Aveil¿qué puede salir mal?
KABOOM

Una explosión que venía desde la puerta de la oficina de la chica se hizo presente, haciendo que los dos voltearan. Aveil corrió y abrió la puerta, para ser golpeada por ¿un palo de escoba?

Ganondorf¿qué demonios?

Había polvo de la explosión y se distinguía dos figuras que eran chaparras y enjutas.

Ganondorf¡seguridad!
Kotake: ni los llames...jojojo
Ganondorf¿¡quienes son ustedes?!
Koume: jijijiji tus más leales servidoras...

Caminaron amenazadoramente hacia él, que estaba aterrado pegado en la pared. Ambas, que eran señoras vestidas como las de su edad, pero se veían raras. Ambas levantaron su brazo derecho y lo apuntaron al hombre gerudo.

Ellas: JUYIA!

(N/A: T.T mis onomatopeyas de sonido no sirven xD, se supone que es el grito que lanzan las twinrova cuando lanzan el conjuro sobre Nabooru en el juego)

Ganondorf: AUXILIO!

Y una luz iluminó el cuarto.

EeEeE

Se asomó por la ventana sin mucho ánimo, sosteniendo su mentón con la mano mientras ponía el codo en la cornisa de la ventana. Hacía rato que había llegado de con Rauru, lo mismo de siempre, probar sus poderes.
Habían pasado dos semanas desde que el chico se le había declarado, dos semanas desde que había levantado a los sabios, dos semanas desde la última vez que pudo salir con él.

Zelda: demonios, estoy aburrida T.T

Y volteó a donde estaban su mochila y sus libros. ¿Cuánto faltaba para que se terminara el semestre? Faltaban escasos tres meses para que hubiera seis meses de vacaciones. Y en enero a su facultad.
Escucha cómo abren la puerta.

Impa: perdón que la moleste señorita, pero debemos ir a entrenar.
Zelda: -.- de nuevo?
Impa: cálmate (ríe de buena manera) ya casi terminamos.
Zelda: o.o ¿de veras¿cómo sabes?
Impa: n.nUU lo presiento. Vamos.

La apremió a salir de su habitación, y caminando se fueron al ya tan familiar parque, donde gracias a influencias de Impa, el área donde trabajarían estaba desierta.

EeEeE

----¿seguro?
----¿nos contrataron para eso, no?
----: Mmm, si. Pero es un pez muy gordo¿para qué la querrá?
----: ay mira yo no sé... pero si el jefe pidió que se la lleváramos y nos pagó para eso, pues hagámoslo.
----: a mi me dieron mala espina esas mujeres.
----: no lloriquees. Anda! Que debemos regresar a Coloso.

Los cuatro hombres caminaron algo más apurados por la acera del parque; se pusieron sus pasamontañas que cubrían sus pieles morenas, se dirigían al claro de la parte oeste del lugar.

EeEeE

Impa: arriba! más arriba! dobla esas piernas!
Zelda: x.x
Impa: salta!

Y le lanzó un tronco, Zelda saltó pero no a tiempo y chocó con el madero, haciendo que cayera de cara al suelo.

Zelda: (sosteniéndose la nariz por el golpe) TOT ya! me duele.
Impa: n.nU bueno, descansemos un rato.
Zelda: o.o (mira cómo se mueven unos arbustos) Impa!

De entre los árboles salió un hombre con pasamontañas, que noqueó a la sheikah por detrás, haciendo que cayera inconsciente.
Zelda se levantó y asustada trató de defenderse poniéndose en guardia para atacar, pero dos hombres le llegaron por atrás y poniendo una tela en su boca, ella forcejeó.

Zelda: AUXI... todo se vuelve negro, que sueño.

La chica puso los ojos en blanco y cayó desmayada por el efecto del cloroformo, uno de ellos la asió y la cargó poniéndosela al hombro, les hizo una seña a los otros tres y corrieron.

EeEeE

Kotake¿crees que la hayan obtenido?
Koume: claro (sostiene un libro) para eso les pagó, verdad amo?
Ganondorf: ...

Ellas: jojojojo

EeEeE

Impa: ay, mi cabeza! (abre poco a poco los ojos) ¿Qué pasó? ¿Señorita Zelda? (dijo con algo de trabajo) ¿Zelda? ay por las diosas, no...

La sheikah se incorpora y mira a su alrededor, todas las cosas estaban como las había dejado, pero no había ningún rastro de Zelda.
Con trabajo y aun mareada por el golpe, sacó su celular y con el marcado rápido llamó a Jessica.

EeEeE

Ring! Ring!

Jessica: ah, cómo molestan! (deja de estar cruzada de brazos para sacar su celular y contestar) Jessica Or... ¿Impa¿Qué te pasó? Suenas rara...
Impa: cállate! me quitaron a la chica! la han secuestrado! llama al patrón y al servicio secreto!
Jessica: QUE QUÉ? POR DIN yo les aviso! (cuelga) SEÑORA CEIDY! SEÑORA CEIDY!

Entra corriendo a la casa, mientras marca otro número en su celular, Ceidy sale del estudio y la mira confundida.

Jessica: (al teléfono) si con el general del servicio (a Ceidy) patrona, han secuestrado a su hija.
Ceidy: (se le caen los bocetos de dibujo que traía en las manos) Zelda...
Jessica: (al teléfono) señor? si, movilización clave beta, tenemos un 3654 con la hija del presidente, llamen refuerzos, por los aeropuertos y carreteras, ajá. Los mantendré informados.
Ceidy: Jessica! QUE LE PASÓ A MI HIJA!
Jessica: Impa me llamó, la noquearon y se llevaron a Zelda, no vió a los agresores. No se preocupe patrona, el servicio secreto la esta buscando ahora.
Ceidy: (con una mano en la frente) llamaré a Nohansen.

Ceidy se fue a su estudio, Jessica se quedó ahí, con el teléfono aún en la mano, escuchó a su jefa romper en sollozos, y luego tomar su teléfono y llamar con la voz entrecortada a su esposo. Su celular volvió a sonar.

Jessica¿Impa?
Impa: ya llamaron los secuestradores?
Jessica: aun no... (se escuchan ruidos afuera) espera, nuestro superior llegó.
Impa: no hay tiempo...creo que estoy herida, ese tipo me golpeó con algo, y creo que estaba hechizado.
Jessica: segura? (le dice mientras abre la puerta) señor! la primera dama está en su estudio!
----: gracias Jessica, estaremos al pendiente ahora.

Jessica salió de la casa, una gran movilización policíaca estaba afuera, en menos de cinco minutos; siguió hablando con Impa.

Jessica¿Dónde estas ahora?
Impa: en... el parque...
Jessica¿Impa¿Impa? ay diosas... (colgó y salió corriendo)

EeEeE

----: esto es raro, ellas dijeron que nadie nos vería, y creo que es verdad.
----: (aún con el trapo con cloroformo en la cara de Zelda) si, es como magia¿verdad?
----: tienen toda la finta de brujas, pero me pregunto ¿qué relación tiene el jefe con ellas?
----: bueno, parecían conocerse desde hace mucho.
----: hey! mira por donde vas! un policía!

El tipo que conducía el auto dio un frenón enfrente del policía, que parecía como si no hubiera visto nada, éste sólo se limitó a hablar por radio y decir algo como "nada de un auto negro".

Los cuatro tipos se vieron entre si algo asustados.

----: parece que cuando dijeron, "nadie los verá" era cierto.
----: son brujas.
----: vamos! ¬¬U brujas!?

Así, discutiendo su extraña suerte se fueron hasta el aeropuerto, donde otro hombre los esperaba con un helicóptero, que extrañamente nadie le prestaba atención.

Piloto: los estaba esperando, parece que nadie me ve!
-----: a nosotros nos pasó igual, pero ha de ser de las--
-----: que no son brujas!
-----: a bueno, ya -.-
Piloto: entonces suban.

Los cinco hombres y la jovencita desmayada suben a la aeronave, donde el piloto enfila al oeste, a Ciudad Desierto Coloso.

EeEeE

Jessica llega con otros diez guardias del servicio secreto al parque; todo parecía normal; pero un cuerpo tendido sobre el césped llamó la atención de la joven peliazul.

Jessica: IMPA! (corre a su lado) Impa! estás bien!?

La mujer la voltea, la sheikah estaba con los ojos cerrados con fuerza, y la frente perlada en sudor.

Impa: Jess... (logra abrir los ojos y sonreír ) hola...
Jessica: dónde te duele?
Impa: toda mi mente...
Jessica: ay diosas, creo que... (le mira más detenidamente los ojos) no puede ser, estás...
Impa¿hechizada? lo sé; esas bastardas ya recuperaron sus viejos poderes, y todo gracias a la inútil de Nabo--
Jessica: no sigas! (la apremia a sentarse, ayudada por ella) aún no tenían sus poderes, estaban débiles, Impa esto te está haciendo daño. (mira a uno de los guardias que revisaban el lugar) eh! compañero! ayúdame a levantar a Impa!
Guardia: claro señorita Jessica.

Entre los dos llevan a Impa a una banca, donde se sostuvo con ambas manos de la losa, mientras respiraba agitadamente.

Jessica: (al tipo) gracias
Impa: (cuando el tipo se va) ya se me había olvidado cómo se sentía estar maldecida (sonríe tristemente)
Jessica: mejor te ayudo...
Impa: ah no, eso si que no! no puedes--
Jessica: Impa! puedo hacerlo!

Y detrás de los arbustos saló una leve luz celeste. Mientras los hombres y mujeres del servicio secreto trataban de averiguar algo u obtener una pista.

EeEeE

Sra. Forester: anda hijo, pásame ese vaso ¿quieres?
Link: si...
Aryll: (prende la TV) n0n hora de mi programa!
Link: (tomando el vaso de la sala) ¬¬ niña traumada.
Aryll: amargado! XP
Sra. Forester: dejen de pelear! parecen perros y gatos!
TV: Interrumpimos nuestra programación para traerles un boletín informativo (sale la presentadora de noticias con el fondo y el logo del canal) Buenas tardes tele auditorio, tenemos una noticia de último minuto, al parecer hace apenas media hora nos enteramos de la noticia de que la hija de nuestro señor presidente, Zelda Hyrule, ha sido raptada en la ciudad Lake Hylia, hace una hora y media. La noticia ha desatado un movimiento policiaco sin precedentes en la ciudad, donde el alcalde Yeil se ha mostrado muy trastornado. Vayamos con nuestra corresponsal en la ciudad...
-Gracias Tatl. Como iba diciendo, la chica se encontraba con su guardaespaldas...
CRASH
Sra. Forester: (llegando a la sala) Link!? se te rompió el vaso!
Link: (mirando la tele todo ido) Zelda...
Aryll¿hermano?

El chico siente que todo le da vueltas, un sentimiento de puñetazo en el estómago recibió y se quedó sin aire; para luego desvanecerse en plena sala.

Sra. Forester: Link! (va y lo auxilia) rápido! Aryll, llama a tu padre!
Aryll: si mamá!

EeEeE

Nohansen: me pueden decir qué pasó???

El hombre estaba encolerizado, había llegado en un vuelo privado a la ciudad; para reunirse con su esposa; el capitán del servicio secreto miraba al suelo algo confuso.

Capitán: lo siento señor, no conseguimos ni una pista, nadie vió nada e Impa...
Nohansen: Impa... ¡IMPA!

La aludida llega caminando ayudada por Jessica, hacía poco que habían regresado a la casa, y habían estado interrogando a la mujer.

Impa: señor...
Nohansen: (yendo hacia ella y furioso la toma del cuello del saco de vestir) debías cuidarla! te encargué su vida! así nos pagas!?
Jessica: señor! no fue su culpa!
Impa: (permanecía en silencio sepulcral)
Nohansen: tú... tú... (la deja libre) estás despedida.
Ceidy: Nohansen... no--
Nohansen: (al capitán) quiero a mi hija de vuelta!! Búsquenla por todo el país si es necesario!
Capitán: señor! (se retira)
Impa: estás cometiendo un error Nohansen, de nuevo...
Ceidy: Jessica, déjenos solos. (la mujer se retira)
Impa: fue twinrova, se los aseguro.
Nohansen: cómo lo sabes!?
Impa: el golpe que me dieron, con no sé qué objeto, tenía un hechizo paralizante, que pude revertir.
Ceidy: segura?
Impa: no hay duda.
Nohansen: Impa, cómo quiero que estés equivocada... (mira tristemente a su esposa) con toda mi alma, que sea un enemigo político mío, pero no twinrova...
Ceidy: por lo de las elecciones? (lo toma de los hombros) Nohansen... ella es fuerte, lo logrará. ¿Verdad, Impa? No le han enseñado ya todo lo que debía saber?
Impa: asi es... ella sabrá cómo aplicarlo.
Nohansen: mi Zelda... de nuevo no.
Impa: debo llamar a Rauru.

EeEeE

Todo negro.

Se escuchaban blasfemias de hombres y una discusión lejana de "si son brujas", "que no".
Cada vez despertaba más. Entreabrió los ojos, y no atinaba a darse cuenta en dónde estaba. Los cerró y los volvió a abrir, estaba en un auto, alguien la mantenía sujeta, y podía ver por la ventanilla, un enorme basurero junto a un poste de luz y luego entrar a una especie de jardín.

Piloto: imbécil! la chica!
-----: ah! (mira a Zelda que se estaba despertando) el cloroformo! (le pone la tela de nuevo y ella cae noqueada) fiu! por poco!
Piloto: este carro tampoco lo ve la gente, verdad?
-----: es por que son brujas...
-----: y dale! ¬¬ que no!
-----: que si!

EeEeE

En la sala de la casa de Darunia, Rauru, Impa y acabando de llegar, Saria y Ruto, todos estaban conmocionados por la noticia.

Darunia: segura Impa?
Impa: no puedo mentir con eso...
Darunia: y dices que era un hechizo paralizante?
Rauru: Impa, no puede ser, ese tipo de hechizos...
Impa: lo sé, duran días. Pero alguien me ayudó (le sonríe a Rauru) ya sabes tú quién.
Rauru: ...
Ruto: o.O quién?
Impa: ¬¬U alguien.
Saria: dime! T-T
Rauru: ahora no es el momento. Lo que sabemos es que tal vez twinrova ya quiera despertar a Ganondorf, regresarle sus recuerdos.
Saria: qué? así!? Raptando a nuestra amiga!?
Darunia: fue más pronto de lo que pensé.
Rauru: pero se van a llevar una desagradable sorpresa (hace una mueca) debemos atenernos a las consecuencias de nuestra acciones, y ellas la pagarán.
Ruto: sabían desde el principio que harían algo así?
Impa: más o menos...
Saria: leen el futuro?
Rauru: no, pero tenemos al tiempo de nuestro lado (les guiña un ojo a la chicas)
Darunia: dónde está Nabooru? no ha llegado!
Rauru: ella se fue, pidió permiso para ir a visitar a...

EeEeE

Nabooru¿Madre?

La mujer entra a la humilde casa en uno de los tantos barrios suburbanos de Ciudad Desierto Coloso; Nabooru pasa a la pequeña salita, adornada de fotos de ella y su familia.

Nabooru: cuántos años han pasado? Madre?
----: (saliendo de la cocina, al fondo) Nabooru? Hija! viniste a visitarme!
Nabooru: hola ma' n.n al fin me dieron vacaciones.
----: ven, siéntate (le indica el sofá después de abrazarla) ¿qué has hecho, mi Nabooru?
Nabooru: hay, pues madre, qué más? trabajando.
----: hacía tres años que no te veía! Y adivina qué, tu hermana consiguió trabajo! Pero hace poco tuvo unos imprevistos.
Nabooru: de veras? y ahora en dónde trabaja Aveil?
----: es la secretaria del alcalde n.n
Nabooru: O.O qué?
----: hasta le queda cerca! la casa del alcalde está a pocas cuadras de aquí, y la oficina donde trabaja está a 5 minutos en autobús.
Nabooru: o.o
----: pareces sorprendida hija.
Nabooru: no, no es nada. (finge una sonrisa) Sólo me sorprendió lo...
----: por lo de las revueltas? Ay, hija, eso ya pasó, desde que Ganondorf expuso su candidatura hace dos días todo anda muy tranquilo; espera, hace dos días que no veo a Aveil... estará en otra ciudad?
Nabooru: cómo, madre? No has visto a Aveil?
----: no, pues no.
Nabooru: esto no está bien me podrías dar la dirección del alcalde? quiero darle una sorpresa a Aveil n.ñU
----: claro... (se levanta y va a la cocina) a propósito¿cuánto te piensas quedar?
Nabooru: (viendo una foto) hasta mañana, no hay inconveniente?
----: oh no! es perfecto! podremos hablar de más cosas cuando vuelvas n-n (dice al regresar con un papel en la mano) esta es la dirección: Avenida Fuerte del Diablo número 7654 (le entrega el papel) si no está ahí puedes ir a la oficina, sólo pregunta.
Nabooru: gracias ma'. Bueno, vengo luego n-n
----: ve con cuidado... dicen que andan monstruos sueltos.
Nabooru: no te preocupes (le guiña un ojo)

EeEeE

Zelda: ah! me siento mareada!

La chica poco a poco recobra la conciencia; y se desespereza. Al tratar de mover sus manos y pies no puede, y nota que estaba amarrada a una silla. Estaba en una especie de bodega, con anaqueles llenos de latas de conserva.

Zelda: dónde estoy? ¿Hola? (dice con la esperanza de no estar sola, o sólo probando que podía gritar, para lo que se necesitara)

Estaba de espaldas a la puerta, de eso no tenía la menor duda porque oyó cómo la abrían, chirriando horriblemente, le faltaba aceite. Zelda tomó aire, estaba nerviosa, no sabía lo que le podían hacer.

----: vaya, niñita. Si no has cambiado nada.
----: jijijiji

Esas voces.
Esa risa.
Horribles recuerdos vagamente llegaban su mente.

Zelda: twi-twinrova? (dijo tratando de verlas)

Y de cada lado, dos ancianas bajitas, con aspecto de bruja la encararon, sonriendo maliciosamente, mientras mantenían su distancia prudente.

Zelda: ustedes? Pero si es la bibliotecaria!?
Kotake: ¬¬U haz silencio niña! (le dijo visiblemente afectada)
Koume: no estás en la posición de decirnos nada! así que guarda silencio!

Zelda se calló, pues no estaba segura de lo que eran capaces las viejas.

Kotake: ahora... niñita, nos vas a ayudar.
Koume: si. Danos una muestra de tu poder!
Zelda: poder? de qué hablan? demonios! si saben que ya puedo usar mis poderes...
Koume: NO NOS VENGAS CON QUE NO SABES NADA! (chilló)
Zelda: mi padre puede pagarles todo lo que pidan.
Kotake: no queremos dinero... (le dijo poniendo su huesuda mano en la barbilla de la muchacha, haciendo que mirara su horrible cara) queremos tu poder...

Y se alejó unos pasos. La chica comenzó a sudar.

Koume: te hemos revisado, y tienes la cresta de la sabiduría en tu mano (dijo como si hubiera ganado una pelea) no puedes engañarnos.
Kotake: ya no...
Zelda: no (dijo susurrando)
Ellas¿no?
Zelda: (se trata de zafar) NO VAN A USARME!
Ellas: jojojojo!
Kotake: (tapándose la boca) trata todo lo que quieras, sólo lograrás que se aprieten más.
Zelda: qué? ah! (gritó al sentir cómo las cuerdas en sus tobillos y muñecas la lastimaban)
Koume: mientras más te resistas, más fuerte te amarrarán.

Zelda dejó de luchar, y poco se fue relajando en la silla, lo menos que quería era soltar la furia de esas dos.

Zelda: déjenme ir, por favor (les imploró tratando de que recapacitaran) no entiendo cómo podría ayudarles. Además! no--
Kotake: no te hagas la que no sabes! bien que nos conoces!
Zelda: ·-·U la regué eh... n.nU
Koume: ¬¬U bien, ahora, a lo que en verdad nos importa.

Koume camina hacia la puerta, mientras Kotake le hecha un vistazo de hielo a la chica (N/A: xD entendieron? "vistazo de hielo" xD –grillitos- ¬¬U osh!) se abre otra vez la puerta, que rechina y se escuchan los pasos apresurados de Koume y otra persona iban hacia ellas.
Zelda tragó saliva, y no quiso voltear a ver.

Koume: señor... ella es la chica.
Kotake: los dejamos... solos...
Ellas: jijijiji (salen)
Zelda: (viendo por el rabillo del ojo al hombre) ay diosas...

EeEeE

Nabooru: vaya, que lujosa mansión.

Así pensó nuestra gerudo al ver el caserón del alcalde de la ciudad, tenía una amplia reja que delimitaba el jardín, un gran patio, y como cien metros después, la casa de dos pisos.

---: argh...
Nabooru: que demonios... (se acerca hacia la parte trasera de un bote de basura que estaba ahí, encontrándose a alguien tirado ahí) O.O AVEIL?
Aveil: (parpadea y mira a la mujer) Nabooru? auch! (se toma la cabeza) dónde estoy? qué haces aquí?
Nabooru: buscándote! mamá estaba preocupada porque hace dos días no te ve; pero¿Qué haces aquí detrás de la basura?
Aveil: ocurrió algo extraño, hermana. Hace dos días que estaba trabajando en la oficina del alcalde, y hubo una explosión. Cuando desperté, estaba en la casa del señor Ganondorf; después lo vi muy raro, como si no fuera él. Tenía a dos viejas con él, las recuerdo, ya las había corrido de la oficina hacía años. Pero, ellas me hicieron dormir, y ahora aparezco aquí! (solloza) no me estoy volviendo loca? Parecían brujas! (llora y se aferra a su hermana)
Nabooru: tal vez no... tal vez no. (la consuela acariciándole el cabello) ven, vayamos a casa...

Pero antes de que ambas se levantaran se escucharon risas, macabras risas que estaban detrás de la reja.

Nabooru: esas risas, son de...
Aveil: son esas viejas, las que me noquearon, puedo recordar su risa.
Nabooru: shh! (le susurra) escucha...

Detrás de la pared.

Koume: crees que lo levante?
Kotake: debe! su fragmento reaccionará con el de ella, y tendemos a nuestro señor con nosotros de nuevo.

Detrás del basurero.

Nabooru: qué? pero cómo? sólo podrían decir eso si... ay diosas, Zelda! levántate Aveil (le dijo una vez que las viejas se fueron) vamos con mamá.

Se alejaron, y Nabooru de vez en cuando volteaba para ver la casa. Donde de seguro estaba Zelda.

EeEeE

Nabooru: madre¿sabes algo de la hija del presidente?
----: (limpiando las heridas de Aveil) Mmm... creo, que, era la chica a la que habían raptado, no?
Aveil y Nabooru: la raptaron? o.O
----: si, hace como unas horas. Es de lo único que hablan en las noticias.
Nabooru: entonces si es en serio?
Aveil: eh? de que hablas?
Nabooru: (como si no hubiera escuchado el comentario anterior) madre, pasan muchas patrullas por la casa del alcalde?
----: o.o? no, pues no.
Nabooru: creo que saldré esta noche...

EeEeE

Ese hombre, lo había visto antes, cuando su padre y el habían peleado la candidatura hacía como cinco años. Pero lo sabía, lo había visto mucho antes, y leves recuerdos de él; horribles recuerdos.

Ganondorf: tú... eres la princesa?
Zelda: soy Zelda Hyrule. Señor (se dirigió así por respeto y temor) por favor, no me haga nada.

Zelda lo notó raro, sus ojos no tenían brillo alguno, y hablaba torpemente.

Ganondorf: ...
Zelda: por favor, déjeme ir!

En eso, se abre la puerta y deja entrar de nuevo al par de ancianas, que venían riendo, pero cambiaron su semblante al ver que nada había pasado entre ellos dos.

Kotake: cómo!? aún no haces reaccionar su fragmento??
Koume: maldita niña desgraciada...
Kotake: espera, creo que no está funcionando bien (mencionó al acercarse al alcalde gerudo) el lavado cerebral.
Koume: bueno, vamos a hacerle de titiriteras, y luego lo volvemos a hechizar.
Kotake: está bien.

Se acercaron a Zelda, Kotake levanta una mano hacia la chica, como amenazándola, mientras Koume le desamarra una muñeca.

Kotake: si tratas de hacer algo heroico, te congelo mocosa.
Koume: ahora, me vas a prestar tu mano...
Zelda: (tratando de no mover el brazo) no!
Koume: niña! (forzándola) no quieres que te queme (le dijo al comenzar a hacer un hechizo en la mano de la joven)
Zelda: (sintiendo cómo poco a poco la iba quemando) está bien! cooperaré!
Koume: buena chica...

La bruja le toma la muñeca derecha, quitándole el esparadrapo, dejando la marca de la trifuerza a la vista. La mente de Zelda estaba en blanco, no había qué hacer.
Kotake, aún con la mano en alto, le ordenó a Ganondorf que se acercara, y levantara su mano derecha.
El controlado hombre hizo lo que le ordenaban, y Koume hizo que la mano de la chica y la de él hicieran contacto con la parte donde estaba la trifuerza de la chica.
Zelda cerró los ojos, no quería ver.
Ganondorf estaba ido.
Twirova esperaba ansiosamente.

Pero nada pasó...

Koume: pero qué demonios...
Kotake: no debería haber reaccionado ya?
Zelda: ... (abrió los ojos al escuchar el descontento de la dos)
Ganondorf: ... (como despertando) eh? (parpadea un par de veces antes de preguntar) QUE DEMONIOS ESAN HACIENDO EN MI CASA?
Twinrova: ¬0¬ (levantan una mano hacia él) JUYIA! (y una luz poderosísima le da de lleno al pobre alcalde, haciendo que quedara en el mismo estado vegetal que antes)

Zelda estaba asustadísima. Rauru no le había dicho que ella podían lavar el cerebro de la gente; entonces si no tenía cuidado podrían controlarla. Comenzó a temblar e inconscientemente a llorar.

Zelda: no, nunca podré contra ellas... necesito valor...
Koume: (volteándose hacia Zelda) y tú... ¿con que no quieres cooperar, eh?
Kotake: reservándote tu poder? (le da una bofetada con la mano huesuda)

Zelda se voltea por inercia, con la mejilla inflamada por el golpe, pero en vez de ardor, sintió un enorme frío. Un frío que le recorría el cuerpo.

Kotake: para que con eso pienses en lo que hiciste.
Zelda: pe-pero no-no les hice nada! (les tartamudeó al sentir todo helado)
Koume: ¬0¬ silencio!

Las dos salen de la bodega junto con el hombre, dejándola completamente sola... y bajo un efecto congelante.

EeEeE

Sra: Forester: (hincada junto al chico desmayado en el sillón) u.u por cuánto tiempo puede dormir?
Aryll: (llegando) ya pude encontrar a papá! dice que en cuanto salga de la junta llega.
Sra. Forester: gracias hija... mira! creo que se está despertando.

Una gran y vasta pradera, rodeada de un frondoso bosque, al noreste una alta montaña, con una villa en sus faldas. Un enorme castillo, y al sur un vasto lago. Y al oeste un desierto.

Eso veía en su sueño.

Oscuras nubes cubrieron esa bella tierra, pero un haz de luz que salía del bosque, una piedra seguida de un hada, disipó la oscuridad.

Sentía una enorme desesperación.

-Volveremos para cazarte.- Esas palabras resonaban en su cabeza.
-Gracias chico- le dijo ¿su maestra del Colegio? Nabooru -pude despertar como Sabia del Espíritu; has terminado, podrás ir contra el Rey Malvado-
-¿eh? que demonios ocurre?-

Confusión.

-Ellas han vuelto...- le dijo una chica algo familiar- los sabios han decidido eliminarlas de una forma poco ortodoxa-
-¿Mm?-
-¿No entiendes? Debemos arriesgar nuestros poderes, y debes ayudarnos, por favor, te lo pido. Tu fragmento de la trifuerza puede ayudarnos-
-Claro que lo hará- le respondió un hombre con increíble parecido a su ex-director- sólo tengamos más cuidado con las ánimas de twinrova-
-Claro Rauru- respondió la chica rubia- ¿Verdad, Link?-

Link: (abrió los ojos de golpe y respirando agitadamente) ...
Sra. Forester: Link! por las diosas! gracias a Nayru que despertaste¿pues con qué te asustaste hijo?

Link no respondió a los preocupados llamados de su madre, sólo se levantó y se fue corriendo hacia fuera, hacia la casa de Zelda.

Sra. Forester¡Link! (se levanta tratando de detenerlo) ah! se me fue!
Aryll: pero qué le pasa?
Sra. Forester: ni idea...

EeEeE

Corría a todo lo que le daba sus piernas; la calle estaba llena de patrullas y autos de reporteros rodeando la modesta casa. Había acordonados alrededor de las aceras, y varios gorilones del servicio secreto impedían el paso.

Jessica: (hablando por celular) perímetro resguardado...
Link: con un demonio! déjenme pasar! (forcejeaba con un policía)
Policía: no puede pasar jovencito!
Jessica: oye! (le llama la atención a los dos) dejen de hacer escándalo! (se le queda viendo al chico rubio) o.o diosas, no puede ser él.
Link: usted sabe dónde está Zelda?! (le gritó histérico) no puede ser verdad! dígame que no es verdad!
Policía: chico no seas bromista! ahora lárgate!
Jessica: espera... (le dijo aleándolo de él) oye, de casualidad tu nombre no es Link?
Link: (algo desesperado) si... eh¿es cierto eso... lo del secuestro?
Jessica: demonios! es él... si chico, pero no te preocupes, todo la policía del país la está buscando.
Link: ... no! No! (se va corriendo en la dirección contraria)

Demasiada frustración. Tenía la esperanza que todo fuera un cruel sueño. No. Se la habían llevado, algún desgraciado; y estaba sola, sin nadie.
Sabía que parecía cruel, pero se culpaba a sí mismo, no había estado allí. No desde hacía un par de semanas. La dejó ir.

¿Y porqué le parecía que eso ya lo había vivido? Se sentía miserable.

Corrió. Corrió igual o más de fuerte que antes¿a dónde? no importaba. Justo donde estaba la avenida, se topó con Ruto y Saria, que tal vez iban a su casa.

Ruto: Link? por qué vienes corriendo?
Link: déjenme ir! (les dijo deteniéndose antes de chocar con ellas para después comenzar a correr, siendo detenido por Saria) déjenme!
Saria: cálmate! (le dijo tomando su brazo) no puedes hacer nada por ella!

Se detuvo. Era cierto. No podría encontrarla, no sabía dónde buscar.

Link: no...
Ruto: la encontrarán sana y salva. No te preocupes.
Link¿por qué?
Saria¡calma! ella está bien.
Link: (se aferra al brazo de la kokiri) PORQUÉ?

Ruto y Saria suspiran y se miran entre sí. La situación era difícil, y más o menos tenían una idea de dónde se podía encontrar la chica, pero no podían hacer nada.

EeEeE

Con la presteza de un gato y su sigilo cayó en el patio de la cuidada propiedad. Sabía que eso era nato, pues en otra vida había sido ladrona, pero hasta ahora ponía en práctica sus oxidadas habilidades. Pasó el césped sin hacer ruido con sus tennis y conjunto deportivo negro, cuidando que los ocasionales policías perezosos no la atraparan. Llegó hasta una ventana donde había luz, y se paró a un lado, podía escucharlas bien, estaban discutiendo.

Kotake: pero cómo!?
Koume: cálmate...
Kotake: no la hizo reaccionar!
Koume: debió; sólo con hacer contacto la trifuerza despierta. (le dijo confundida)
Kotake: entonces el problema no es la chica... es (mira al controlado hombre, que estaba sentado en una silla a pocos metros de donde ellas se encontraban, detrás de un escritorio)
Koume: oh, no! no creerás que es él!? Sabes cuánto batallamos para llegar hasta aquí?
Kotake: hermana! (dijo molesta) hemos perdido el tiempo! todo esto fue una total pérdida de tiempo!
Nabooru: (desde su escondite) jeje, viejas tontas¿acaso no se acuerdan de lo que le pasó a su "rey"?
Kotake: y ellos lo sabían! (le dijo apretando el puño) esos malditos sabios y el desgraciado de Rauru! lo sabían! y por eso no hicieron nada para detenernos!
Koume: jugaron con nosotras? (dijo embobada)
Kotake: así es!
Koume: pero... (le dijo mirando al suelo) por qué? qué salió mal?
Kotake: no lo sé...

Nabooru aprovechó esa distracción y realizó uno de los simples hechizos que había practicado durante meses. Uno de liberación de conjuro, y disimuladamente lo lanzó a Ganondorf, escondiéndose de nuevo en la ventana.

Nabooru: (tapándose la boca para no reír) jeje! viejas inútiles, vamos a ver qué les parece eso.
Ganondorf: (como despertando) o.oUU (mira a las señoras discutiendo de quién era la más tonta por haber caído en esa trampa, y oprime un botón debajo de su escritorio)

EeEeE

No era la temperatura del cuarto la que estaba bajando, era la de ella. Podía ver su aliento condensado aún amarrada a esa silla. Se trató de serenar, le estaba dando miedo todo lo que había ocurrido. Trató de pensar en algo, y lo único que se le venía a la mente era que tenía que escapar de ahí... y después hallar la manera de regresar.

Pensó en una infinidad de conjuros, pero ninguno le parecía, y si se movía mucho las cuerdas harían que se amorataran sus ya congelados miembros. Se le vino a la mente el basurero que vio antes de caer desmayada de nuevo. ¿Y si iba hasta allá?

Zelda: eso no es problema... ( cerró sus ojos y se trató de concentrar) vi-vi-viento de Farore... (tartamudeó por el frío) VI-VIENTO DE FA-FARORE!

Una luz verdosa inundó el cuarto y para cuando desapareció, la bodega estaba vacía.

EeEeE

Nabooru desde su refugio escuchó cómo varios guardias apresaban a las viejas, mientras lanzaban gritos pero no podían conjurar nada porque las habían tomado desprevenidas. Y se las llevaron a la orden de "arráiguenlas y después interróguenlas" de Ganondorf; después una luz verdosa afuera de la propiedad. Le ganó la curiosidad y con un salto salió del alborotado jardín, para encontrarse una silla con una chica amarrada.

Nabooru: Zelda?! (corrió hasta ella)
Zelda: lo logré! pude salir! (escucha el grito de la mujer) Na-nabooru?
Nabooru: si estabas ahí! malditas desgraciadas de twinrova... ven mi niña (desamarra las cuerdas de los tobillos y muñecas de la chica) ya va a pasar todo.
Zelda: E-estoy bi-bien...
Nabooru: nada de bien! llevas casi un día desparecida! tus padres te están buscando!
Zelda: e-ellos siempre hacen lo-lo mismo...
Nabooru: si (le dijo mientras la cargaba y comenzaba a caminar a su casa) pero también te buscan en Ciudad Desierto Coloso, verdad?
Zelda: qu-qué?
Nabooru: mejor descansa, te llevo a casa de mi madre y llamo a Impa... estás muy fría...
Zelda: ...

Estaba sorprendida, no tenía ni idea de dónde se encontraba; ahora Nabooru la había salvado. Pero no entendía muy bien cómo había logrado escapar.

EeEeE

----: está al borde de la hipotermia hija... ¿vas a llamar a sus padres?

La madre de Nabooru le había dado un té caliente a Zelda, pero la chica sólo se calentaba las manos. Ese frío no se le pasaba.

Nabooru: mejor que eso... voy a llamar a Impa. (le dijo con el teléfono en la mano, mientras de su bolso sacaba un papel)
Zelda: gra-gracias...

EeEeE

Ceidy: cualquiera comete errores, Impa. Nohansen ha estado muy tenso, tanto que creo que mejor no quiere hablar de eso, y se regresó a la capital. (supira) pero por qué sé que Zelda está bien?
Impa: es por que lo está... ella de seguro ya salió de cualquier imprevisto, es fuerte...
Ceidy: hablando de fortaleza, Impa... (le dijo restregándose las manos) eh.. me gustaría saber que me dieras tu opinión acerca de algo que Nohansen y yo intentamos hacer...
RING RING
Impa: (le hace un ademán a Ceidy para que esperara y contesta su celular) Hola? Nabooru? Si¿cómo te la estás pasando con tu madre?
Ceidy: (sonríe al escuchar la plática entre amigas) n.n
Impa: qué? o.o QUÉ? POR NAYRU!
Ceidy: o.o Impa! que sucede?
Impa: (cuelga) Señora, Nabooru encontró a Zelda!
Ceidy: (se levanta) QUÉ!? AH, POR LAS DIOSAS! GRACIAS! (comienza a sollozar)

EeEeE

... n.nU ¬0¬ bueno, ahí está el capítulo 15...

En el próximo capítulo...
¿Qué sucede con Twinrova?
¿Qué falló en su plan?
¿Cómo regresa Zelda a su casa?
¿o.o le van a avisar a Nohansen?
¿Algún día terminaré (o empezaré) el cap 16? #0#
¿Obtendré el Twilight princess?

Ah! en estas semanas chequen mi deviant art, por que estoy segura de que subiré un cap extra de este fic, y un dibujo inédito O-o seh, el cap extra es una extensión del 16... que por cierto, no lo he empezado! xD neh...

Pues, no sé... sólo me queda saber por sus comentarios cómo sintieron este cap... que por lo visto ya se dieron cuenta de cierto detallito ¬0¬ y si no... pues no xD

Chaito, dejen reviews (si quieren)