Es el comienzo de todo, este es mi primer fan fic en el intento de expresar todos mis sentimientos. La historia es totalmente distinta a la original pero espero que les agrade. Se los agradece su amigo Goke Redop. Me gustaría que me escriban y me dieran su opinión, sugerencias o críticas por medio de sus reviews o a mi correo. GRACIAS

Galerians damnation

Primera parte

LA NUEVA PERFECCION

Cuando era joven el universo, en lo más profundo de la nada se realizó una combinación de sustancias químicas llegando a fusionarse y formando una pequeña energía eléctrica, esta energía estuvo flotando por todo el universo durante miles de millones de años, recogido de los campos magnéticos de otras estrellas energía, haciéndose más grande, la energía vagó hasta llegar a una galaxia joven, en la que fue atraída por un sol en un sistema solar. Un planeta virgen se atravesó en la trayectoria de atracción y la energía fue devorada por el planeta, en él, la energía fue comprimida por la tremenda gravedad y por la presión de la tierra que se ha formado por miles de años, y llegó a transformarse en un sólido cristalino.

500 mil millones de años después. Un grupo de expedición que trabajaba en unas pirámides encontraron por accidente un túnel que los llevaba una habitación en lo mas profundo de la pirámide, pero en especial una arqueóloga que los acompañaba, descubrió en esa habitación unos jeroglíficos, los cuales mencionaban que los antiguos temían a la roca. Ignorando esto, un joven encontró un diamante o algo parecido incrustado en la pared y sin hacerle caso a los jeroglíficos retiraron la roca del descanso eterno, fue mandada a estudios lo mas rápido que pudieron, en medio de los estudios la roca desprendió energía y esto llamo la atención de los científicos, teniendo su teoría de que la roca desprendía energía perpetua y sin pensarlo dos veces, construyeron una máquina para aislarla y retirarle su energía, nombrando a la energía immer. Mientras tanto la máquina con éxito logró entrar a la red mundial, descargando y obteniendo toda la información necesaria, en una acción repentina la máquina desprendió una onda de choque que devastó una par de cientos de metros a la redonda, convirtiéndolo todo en un desierto La habitación que estaba habitando la máquina fue sepultada, escondiéndose de la humanidad, la máquina con toda su ira desprendió de nuevo un extraño poder que recorrió todo el mundo, ese poder se separó en dos fragmentos que se introdujeron en dos mujeres que iban a ser futuras madres.

La máquina con su poca energía y dos tentáculos metálicos funcionando, construyó una incubadora con todo lo necesario para mantener a un ser vivo dentro, al terminar buscó la presencia de un ser humano, con éxito encontró una presencia de un feto que descansaba en la matriz de una mujer. La máquina lanzo un poder mental a hacia la señora y le arrebató al feto cruelmente provocando la muerte de la mamá, lo transportó a la incubadora, el feto fue desarrollándose poco a poco, la máquina nombró al futuro niño con el nombre de Rion, la máquina le está enseñando todo lo que aprendió. Y ella se llamo así misma DOROTHY.

14 años después, ha despertado una criatura que hará sembrar terror a la humanidad, conocido como Rion. Al abrir la incubadora, con un zumbido sale a presión una gran cantidad de vapor que cubre toda la habitación, una luz que sale de la incubadora dibuja una silueta de un cuerpo desnudo que lentamente se mueve en dirección a Dorothy sólo se escucha una escalofriante risa, está rodeado de un campo de energía que va destruyendo todo lo que se atraviese, Dorothy ya preparada para este día, le tiene listo un cambio de ropa y las medicinas que debe administrarse. Ella se reconstruyó mejorándose en todas sus funciones, convertida en una gran cabeza con un poder mental sin límites.

-¿Por qué me clonaste, Dorothy?

-Porque tú solo nunca podrás conseguirme los immer que poseen unas poderosas niñas.

Rion con una risa grita:

-¡Unas niñas, jajajaja, bromeas!

-No te confíes, ellas despiden una presencia muy fuerte, seguramente te matarán.

-¿Y qué quieres que haga?

-Ve y haz lo que sea necesario para conseguirme los immer.

-¿Y él que?- señala con la cabeza- ¿Se va a quedar dentro del tubo todo el tiempo?

-No, pronto saldrá.

En lo más profundo de la ciudad, vive una señora con su hija en una casa, donde no existen preocupaciones ni problemas.

En un día cualquiera, la hija llamada Julieta se preparaba para asistir a la escuela, sin previo aviso Rion aparece en su casa, destruyendo todo lo que se le opusiera, llegando a la sala donde estaba Julieta y su mamá. Julieta sólo veía la sombra que proyectaba sin poder ver su rostro, Rion reclamando el immer que poseía Julieta, se les acerca exigiendo la vida de ella, pero su mamá lo único que pudo hacer fue empujarla por la ventana.

-¡Corre Julieta!

Al ver que su mamá moría al frente de sus ojos, sin pensarlo corre lo mas rápido que pudo, escurriendo lagrimas que le salían por los ojos lo único que pensaba era: "¡Mamá!" Corrió lo más lejos que pudo fuera del alcance de Rion, ya derrotada por el cansancio, su cuerpo y mente no pueden más y se desploma quedando hincada y entrando en un estado de shock, Julieta en su desesperación grita con toda su fuerza, en el momento de desmayarse solo mira que algunas rocas empezaron a flotar y pulverizarse, su cuerpo se desbanda y se desmaya.

Ella regresa en sí, pero no totalmente y sólo escucha la sirena de la ambulancia y ve una luz que la deslumbra, en medio de esa luz ve una silueta que era parecida a su mamá y empieza a llorar. No podía pronunciar ni una palabra, en ese momento escucha la voz de su mamá con un cálido tono.

-No te preocupes Julieta, todo está bien, siempre te cuidaré.

Julieta no soportó más y se volvió a desmayar. Despierta confundida en una habitación del hospital y observa que está sola, mira su brazo y se desconecta el suero. A lo lejos escucha la campana del elevador y de él sale la enfermera con unos papeles en sus manos.

-Qué bueno, ya despertaste.

-¿...?

-¿Cómo te sientes? Permíteme tu brazo.

-Disculpe, ¿dónde estoy?

-Hijita, estás en el hospital.

-¿Y mi mamá?

-Lo lamento, pero ella fue asesinada – con un tono de tristeza.

-¡Entonces no fue un sueño!- recuerda algo- Pero en la ambulancia iba ella, la escuché pero no la pude ver.

-Creo que estuviste soñando.

-¡Soñando!

-Sí, estuviste en coma dos semanas. Sólo estamos esperando a que te recuperes, serás llevada a un orfanato.

-¿Por qué?

-No te podemos dejar sola, todavía eres menor de edad, intentamos localizar algún pariente tuyo y el único tío que tienes vive en el otro continente.

Horas después...

Ya en la tarde, Brenda termina sus labores cotidianas en la escuela y ya está preparada para regresar a su casa. Antes de llegar a la esquina la esperaba un auto conocido, en él iba la vecina. Con un comportamiento desesperado le pide subir al auto para llevarla a su casa lo mas pronto posible, su rostro estaba pálido, Brenda se preocupó y sin pensarlo acepta subir al auto, el auto arrancó bruscamente quemando llantas en el pavimento, el auto desaparece en enseguida.

En el transcurso del camino la vecina le platica que su familia sufrió un terrible accidente, su casa exploto con ellos adentro.

En escasos momento las dos llegaron a la casa donde se encontraban los bomberos y varias patrullas, Brenda sale de auto lo mas rápido posible e intentando entrar a la casa pero sin éxito, los policías no le permitieron el ingreso. Ella forcejeó en los brazos de ellos, al poder escapar lo único que encuentra es el collar de su madre, en su desesperación se hinca a llorar deseando que no hubiese pasado nada. En ese momento un niño pequeño lentamente se le acerca a Brenda por atrás.

-El que hizo esto es un señor malo.

-¿Qué?

-Si, un señor entró a tu casa caminando y todo a su alrededor se deshacía.

-Entonces alguien los mató.

En eso, la madre del niño entra y lo jala del brazo para sacarlo.

-¡No, espere...!

Brenda entra en estado de shock, intentando estar despierta sólo ve los policías que empiezan a caerse por un extraño dolor en la cabeza.

Al despertar observó que estaba en una habitación humilde, desconcertada se levanta de la cama y empieza a perder el equilibrio, al acercarse a la puerta ve que comienza a abrirse frente de ella y entra una señora.

-¿Pero que hace, jovencita? Vuelva a la cama.

-Pero...

-No. Tú necesitas más descanso, sufriste una terrible experiencia.

-¿Dónde estoy?

-Estás en un orfanato temporalmente mientras unos familiares vienen por ti.

-Pero... ¿por qué?

-Tu familia sufrió un terrible accidente.

En el orfanato han trascurrido varios días.

Al llegar Julieta al orfanato solo sentía como si alguien la llamara, siguiendo su presentimiento llega con una joven que se encontraba sentada en el suelo.

-Por casualidad, ¿tú me llamabas?

-No, ¿pero tú a mi sí?

-Tampoco.

Las dos chicas por fin se reunieron, desde este momento la humanidad cambiará por la eternidad.

Julieta decidió acompañar a Brenda, sentándose a su lado.

-¿Tú eres como yo?

Brenda lentamente levantaba la cabeza.

-Odio ver a la gente morir y en especial a mi familia.

Julieta se entristece, apagando toda felicidad que le rodeaba. Trascurrió el tiempo y las dos platicaron de su vida, pasatiempos, gustos, desprecios y todo lo sucedido con su familia.

-Siento como si tuviera algún poder mental, me siento más despejada desde el momento en que me desmayé en la calle

-¿Tú también sentiste como si algo se te hubiese despendido del cuerpo, Brenda?

-Si, lo sentí antes de desmayarme.

Julieta recordó que Brenda lo sentía cuando estaba desesperada, intentándolo, se levantó y se provocó recordando a su madre, Julieta agachó la cabeza y solamente se vio una lágrima caer, Brenda confundida se le acerca.

-¿Que té pasa? ¿Por qué lloras?

Brenda sólo sintió un dolor extremo en la cabeza que no la dejaba reaccionar, con los gritos, Julieta salió del trance. Brenda cayó a su lado bruscamente, ella sorprendida se hinca y le sujeta la cabeza a Brenda.

-¿Qué te pasó?

-Tú... eh, no sé qué pasó.

-Sí tenía razón, tenemos poderes especiales.

Brenda se pone seria al pensar que ella posee el poder, pero no está convencida.

-Sólo es fantasía.

Ya en la noche Julieta y Brenda se fueron a acostar, Julieta susurró al viento unas palabras.

-¿Todavía no crees?

Brenda en su confusión decide darle a espalda a Julieta.

-No.

Ya cansada, Brenda lentamente cierra los ojos.

En lo más oculto del pequeño desierto, Rion en un estado de desesperación empieza a gritar.

-Ya estuvo... me largo...

Dorothy, con su telepatía se comunicó con él.

-No regreses sin que lo consigas.

-No hay problema, ¡jajajajaja!

Julieta intenta ver qué poder tenía, experimentaba hasta con los pies, pero sin éxito. Brenda empezó a soñar el momento de la muerte de su familia, ya divagando su mente se desdobló recorriendo todo el edificio hasta el otro lado, apareció en el pasillo de la entrada. A pesar de todo Brenda se mostró tranquila, pero confundida y empezó a mirar a su alrededor para ver en qué lugar se encontraba. Antes de girar la cabeza hacia atrás, un vigilante rodó a través de ella, desconcertada observó que el vigilante estaba desesperado por escapar, estaba pálido, el vigilante solamente hizo lo que pudo: levantarse y correr.

-¡Espere! ¿Qué le pasa?

Lo llamó la chica sin éxito. A lo lejos observó entre las sombras la silueta del vigilante, queda en una posición de hincado sujetando su cabeza, sólo se escuchó un tipo estallido, de él no quedó nada. Brenda queda perpleja, quedándose rodeada en un silencio total escucha un respiro detrás de su oreja, paralizada le entró un escalofrió que corrió por todo su cuerpo. Armándose de valor, se da la vuelta de golpe, sus ojos dilatándose, miró que era el asesino de su familia, lentamente camina hacia atrás hasta no más poder, el joven solamente dice una frase que puso a Brenda casi a llorar.

-Ya vine por lo mío.

La mente de Brenda se restauró, sorprendida se levanta de golpe de la cama sorprendiendo a su compañera de cuarto.

-¿Que té pasa Brenda, estás loca?

-Ya creo Julieta, nos persigue él.

-Ves, te dije Brenda, somos especiales.

-Hay que escapar de aquí.

Julieta puso la mejor cara de what que nunca se haya puesto.

-Ni modo Julieta, hay que brincar por la ventana.

-Brenda te dije que no tomaras café.

Brenda, ya afuera: - Julieta, ya o te dejo.

-Ni modo, espérame.

Las dos corrieron por todo el patio, al dar la vuelta a una esquina repentinamente Julieta detiene a Brenda.

-Es él.

-¡Nooooooo!

-¡Corre Brenda!

-¡Qué te dije!

Brenda armándose de valor se atreve a hablarle, con una voz ronca y tartamudeando.

-H-Hola, ¿có- cómo te llamas? ¿Qué quieres de nosotras? ¿Qué es tuyo?

Pero el joven le contesta con un pequeño poder lanzándola hacia unas jardineras.

-Primero yo soy Rion, segundo yo quiero la immer que portan en su cerebro, tercero la immer.

-¿Para qué es el immer?

-La immer está en ustedes, pero como no han recibido el tratamiento, ese poder va a crecer y será imposible controlarlo.

-¿Qué? ¿Les da miedo a que aumentemos el poder immer que tenemos y los vayamos a matar?

-¡Calla!- él se enoja - ¡Hasta aquí llegaste, vas a morir aquí, mocosa!

Rion intenta entrar a la mente de Julieta para causarle todo el daño posible, pero ella con el poder que tiene logra protegerse a sí misma y a Brenda, que todavía sigue atorada en la planta. Julieta observa alrededor, las personas que miraban la acción empezaron a tener el síntoma de trauma permanente, y los niños pequeños no soportaron la presión cerebral y...

-¡¡¡¡¡Noooooo!– grita con toda su ira - ¡¡¡¿Qué hiciste!

Ella logró protegerse y a Brenda de su poder pero no los demás. Julieta, al ver tantas personas muertas despide una energía que logró alcanzar a Rion que, sin poder escapar, empieza a flotar e intenta pelear por su libertad. Julieta con toda la ira acumulada lo único que deseaba era matarlo. Rion inmovilizado empieza a gritar teniendo el conocido dolor de cabeza, en ese momento una figura sombría en la azotea contrarresta el poder de Julieta y Rion cae bruscamente al suelo.

Pasmada se pregunta: - ¿Quién fue el que hizo eso?

-¡¿Que haces aquí Cain! – grita Rion sosteniéndose la cabeza con una mano - Maldito.

-¿Cain?

Pero Julieta se le queda mirando al individuo, más que sorprendida, en su mente sólo pronuncia: - "¡Wow! ¡Wow!

-¡Lárgate de aquí Rion, en este momento son más fuertes que tú!

Cain y Julieta no se quitan la mirada de encima, Cain lentamente se desvanece.

-Regresaré – dice Rion con tono de orgullo.

Brenda logró zafarse al fin de los molestos arbustos.

-Dónde están esos dos para romperles toda la cara, ahora sí ya me calenté.

Julieta da un suspiro de "ya ni modo, qué se puede hacer".

-Brenda retirémonos de aquí, porque ni aquí estamos seguras y aparte viene la policía

Las dos corrieron hasta más no poder logrando llegar a un tranquilo parque.

-Hay que quedarnos aquí,

-Utilicemos esos cartones.

-Sí

Tomaron unos cartones que encontraron tirados y se acostaron, para mantener el calor las dos se abrazaron. Brenda ya cansada entra en un profundo sueño, en su sueño borroso mira a una mujer alta, delgada, que está utilizando un poder mental contra Julieta, pero antes de que llegue hasta ella, es protegida por un tipo de campo de energía que es despedida por una figura masculina, del otro lado se mira así misma meditando con otra figura masculina a su lado, en ese momento todo oscurece.

-Brenda despierta, ya vámonos.

Abre los ojos – ¿Eh? – se levanta y bosteza - ¿Pero adondeeeeeemmmm? No tenemos a dónde ir.

-Conozco esta zona, mi casa está aquí cerca.

-Necesito un baño, comida, un cambio de ropa...

-Emmm…

Después de un par de bostezos, Julieta y Brenda comenzaron su larga caminata.

-Tuve un sueño- comienza a decir Brenda- En él, ví a las dos peleando contra una mujer, pero no éramos las únicas, estábamos con dos hombres, lo malo es que únicamente ví sus siluetas.

Julieta levantando la cabeza dirección al cielo y dejándose acariciar por el sol, se queda pensando- "¿De quiénes eran esas sombras incógnitas?" Bueno, Brenda no te preocupes, las dos lograremos descifrar esos enigmas que rodean nuestras vidas de guerreras.

-¿Qué? ¿Por qué guerreras?

-Quiero derrotar a esos dos muchachos, también saber quién es su ama y poder controlar estos nuevos poderes o immer, como se llame, a la perfección, jajajaja.

-Como tú digas – con una expresión de preocupada.

-Espera Brenda, necesitamos comida, vamos a pedirles que nos regalen un poco de comida en esa tienda. Mira es mi casa, umm cómo entramos, ah, si, por atrás.

Ya adentro, Julieta prepara la comida, pone a calentar agua y prepara el baño.

-Julieta voy a agarrar una bata

-Sí, cuando quieras te puedes bañar.

Brenda se mete al baño con una sonrisa de satisfacción, a Julieta le da nostalgia el lugar y camina por toda la casa, al llegar al cuarto donde vio morir a su mamá, las lagrimas salieron de sus ojos y resbalaron por su cara, sostuvo la manija y lentamente la giró. Al entrar lo único que hay es una mesa vencida, lentamente ella se hinca y empieza a llorar.

-¡Mamá! – grita – ¡¿Por qué!

Brenda asustada sale corriendo del baño hacia donde está Julieta.

-¿Qué te pasó Julieta?

Al entrar ve a Julieta hincada con la cabeza agachada y mojada por las lágrimas, Brenda se acerca.

-¿Fue él?

Julieta se levanta y se limpia las lágrimas, mira a Brenda con una sonrisa.

-Mi mamá me dijo que nos cuidemos.

-¿Pero cómo te lo...? Ah.

Julieta abraza a Brenda y se tranquiliza, susurrándole unas palabras al oído.

-Ya está la comida, y tú enjuágate, estás llena de jabón.

Brenda solo sonríe.

-Está bien.

Brenda se da la vuelta y sale primero del cuarto.

-Ya tengo hambre Julieta.

Julieta antes de cerrar sólo voltea.

-Te extrañare... mamá.