La boda.

-No sabéis lo nervioso que estoy, que ganas tenía de que este día llegase.-

Harry no le contesto y le resulto raro que no le extrañase ver s draco allí, este al ver su cara dijo:

-Tranquilo es que no sabe que soy yo, el me ve como Deán al igual que todos los demás menos tú claro.-

-Pero ¿y que vas a hacer?-

-Al ser una boda mágica una vez que se une a dos personas estas no podrán evitar seguir casadas, cuando el que nos case diga mi nombre ya no podrán hacer nada por que lo primero que se hace es poner los lazos de la unión, así que lo siento por Deán pero se queda sin mujer.-

Llevaban media hora allí de pie, Harry estaba muy tentado a largarse no sería capaz de ver a Hermione casándose a su lado y con Ron.

Comenzó a sonar la música y Harry se fijo en la parte de delante ante él apareció Ginny, con su vestido blanco, y su pelo rojo que con la luz que le daba del sol la hacía verse increíblemente hermosa, llevaba un velo muy largo que estaba siendo sujeto por Jane la hija de Persy.

La llevaba su padre de la mano, y se la entrego a Draco con una enorme sonrisa cuando Harry se fijo en Ginny vio que esta no estaba nada de contenta así que no se arrepintió de no decirle que Deán en realidad era Draco Malfoy.

Estaba tan absorto en eso que no se dio cuenta de que alguien más entraba, pero al escuchar un Oh por parte de los invitados se giro y ante él pudo ver a su mejor amiga.

Llevaba un vestido largo que se ceñía a su cuerpo excepto por abajo, que se abría como una campana, tenía la parte de mas arriba traslucida decorada con unas florecillas, llevaba el velo no tan largo como el de Ginny pero bastante largo también, iba con un ramo de rosas blancas, sus favoritas, tenía una fina capa de maquillaje pero que él notaría en cualquier sitio.

Y llevándola hasta el hartar estaba Remus Lupin, y cogiendo la cola del vestido iba Sirius.

Harry sonrió al verla tan hermosa pero su sonrisa se veía claramente de tristeza después de todo ella no iba hacía el sino hacía Ron.

Harry se quedo mirándola y no aparto su vista de ella en ningún momento de la ceremonia.

No le importaba que se dieran cuenta ya nada importaba solo que ella se estaba casando con su mejor amigo.

Y entonces escucho lo que la persona que los casaba decía:

-Bueno ahora ya solo queda la famosa pregunta empecemos por ustedes, ¿usted Ginebra Weasley aceptas a este joven como tu esposo?-

A Ginny le extraño que no dijera su nombre pero sin más y dejando de pensar en Draco al ver que este ni se había presentado a la ceremonia ni había echo nada para impedirla dijo.

-Si acepto.-se fijo en Deán y vio que este sonreía y le apretaba la mano, se quedo observándolo y cuando oyó las palabras que dijo el que los casaba miro al frente sorprendida:

-¿Y usted Draco malfoy acepta a Ginebra Weasley como esposa?-

-Espero que sea verdad que con la ginebra te emborrachas por que eso es lo que quiero emborracharme de ti, si que acepto no lo dude ni un segundo.-

Ginny se volvió hacía él y sonrió abrazándolo fuertemente Ron los miraba sin entender nada Harry les sonrió cuando escucho que ya se podían besar y los vio besarse y después bajar y empezar a dar explicaciones pero su atención volvió de nuevo hacía el frente cuando escucho otra vez al que los casaba.

-Señorita Hermione Jane Granger ¿aceptas a este joven como esposo?-

Hermione se giro para mirar a Harry y este se vio a él mismo suplicándole que no, que dijera que no, que se fuera con él, pero la realidad le golpeo cuando tras una sonrisa ella se volvió al que los casaba y le dijo:

-Sin duda acepto.- dijo esta.

Y Harry sintió que su mundo se acababa tras esa respuesta, sintió como las lágrimas peleaban por escapar de sus ojos y él se resistía.

¿Por qué no se podría haber quedado atento a la ceremonia y haber dicho que se oponía en el momento que lo preguntaran, ya era demasiado tarde ni siquiera sabía si eso lo decían en las bodas mágicas, ya no tenía nada mas que hacer.

Se iba a ir no quería escuchar a Ron decir que si y mucho menos verlo besarla.

-Necesito que me conteste si o no- escucho que decía el hombre, Harry se giro para ver que pasaba y vio que el hombre lo miraba a él.

-Perdone pero se equivoca.- dijo este.

-Haber repetiré la pregunta joven, ¿usted Harry James Potter aceptas a Hermione Jane Granger como su esposa?- Harry sintió que alguien le agarraba la mano, y miro hacía abajo y siguió el recorrido y vio que pertenecía a Hermione.

-Pero que…-

-Contesta de una vez Potter no tenemos todo el día.-

Harry miro a Draco que sonreía con Ginny entre sus brazos.

-Pero…-

-¿Si o no?-

-Harry miro a Hermione a los ojos y sintió que se moría de felicidad y tras ver que ella sonreía se acerco a ella la acerco a su cuerpo y sin mirar al que los casaba dijo:

-No lo dude.- y la beso como lo había echo hacía dos noches, y como había deseado hacerlo.

Cuando se separo de ella fue en el justo momento en el que se dio cuenta de que había otra novia en el hartar agarrada de la mano de Ron y contestando alegremente que si a la pregunta que le hacían, vio a Ron sonreírle y después volver su atención al que los casaba dijo que si.

Vio como se besaban y cuando la chica se giro se encontró con unos ojos azules soñadores que irradiaban de alegría.

-Ya creía que decías que no y te iba a matar hay mismo.- dijo Ron acercándose con Luna en sus brazos.

-Pero es que yo creía que se casaba contigo.- dijo este excusándose.

-¿No se lo habíais dicho?-

-No me dio la oportunidad de hacerlo.- dijo hermione.

-¿Y por que estabas hay arriba?-

-Yo le dije que era el padrino de la boda.- dijo Draco.

-¿Y tu como es que estas aquí y Deán?-

-Ocupado con una vieja amiga mía.- dijo Draco.

-Pero Harry ¿y que pasa con Nary?- pregunto Ginny.

-Yo estoy prometida con este galanazo que tengo detrás.- dijo esta acercándose a ellos.

-Hola soy Héctor Vency.- se presento el chico.

-Encantada yo soy Ginny Malfoy.- dijo esta sonriendo ampliamente al decir su apellido.

-Yo Luna Weasley y este Ronald Weasley.-

-Yo soy Hermione Granger.- dijo esta y Harry dijo:

-No te confundas tu eres Hermione Potter.- dijo este sonriendo.

-Tienes razón tengo que acostumbrarme ahora soy Potter.- y lo beso.

La fiesta duro hasta bien entrada la noche y las tres parejas se fueron al día siguiente se reunirían para pasar su luna de miel juntos, pero la noche de bodas era otra cosa y esa iba por separado.

-Ya hemos llegado.- dijo Ron abriendo la puerta de una habitación de hotel.

Luna sonrió al entrar.

-¿Te gusta?-

-Si aunque prefiero lo que tengo delante.- dijo esta acercándose a su ahora esposo.

-Hombre no tiene comparación.- dijo este cogiéndola y acercándola hacia él.

-Bueno te tengo que decir que tienes que tener cuidado conmigo.- dijo esta.

-¿Tan peligrosa eres?- bromeo el pelirrojo.

-No pero podrías lastimarlo.- dijo esta.

-¿A quien?-

-¿No lo adivinas?- y por toda respuesta poso su mano en el vientre.

-Eso es maravilloso.- dijo este sonriendo mientras la cogía fuertemente y la comenzaba a dar vueltas sonriendo ampliamente.

Después la bajo y la beso:

-Te quiero.- dijo Luna después del beso.

-Pues yo te amo.- dijo este y la volvió a besar.

En otra habitación de ese mismo hotel:

-Ya hemos llegado.-

-Pues entonces deja ya de torturarme.- dijo Draco intentando cogerla de la cintura.

-De eso nada ahora te toca sufrir a ti, ¿sabes lo mal que lo he pasado creyendo que no te importaba?-

-Pero si estaba a tu lado claro que lo se, no sabes el pánico que sentí creyendo que dirías que no.- dijo este acercándose a ella.

-No se por que dije que si, pero al mirarte me di cuenta de que no me había equivocado al dar esa respuesta se te veía tan feliz.-

-Se veía lo que sentía en ese momento.- dijo este que ya la había conseguido coger.

-Y ahora como me siento yo.- dijo esta rodeándolo por el cuello.

-Eso espero señora Malfoy.- dijo este sonriendo.

-Por supuesto Señor Malfoy.- y se fundieron en un beso que los dos deseaban y sin mas comenzaron con lo que mas les gustaba a ambos perderse en los brazos del otro.

Harry estaba en los jardines del hotel el que habían escogido las chicas era precioso, y los jardines eran inmensos y le recordaba a Howarts.

Hermione al verlo pasear sin chaqueta y corbata y con su melena toda despeinada y su camisa por fuera se mordió el labio inferior como quería a ese hombre se acerco a él.

-¿Qué haces?-

-Estaba pensando no esperaba que este día terminara así.-

-¿Y que esperabas?-

-Pues a ti con Ron y yo en un avión muy lejos de aquí.- dijo este.

-¿Y que final prefieres?-

-Hombre entre estar aquí contigo, como mi mujer e irme a viajar y conocer otros sitios y meterme en líos, por supuesto que escojo lo segundo donde vamos a ir a parar.- dijo este y hermione lo miro y le dio en golpe en el hombro y le dijo:

-Tienes razón es mejor ese final yo con Ron en un cuarto y él poseyéndome y haciéndome suya una y otra vez es mejor ese si señor.-

Harry le sonrió y la cogió de la cintura y le dijo:

-Pero por supuesto que este no esta tampoco mal.-

-Así que no esta tan mal.-

-Vale lo admito no lo cambiaría por nada del mundo.- dijo este haciéndola girar para que lo mirara.

-Yo tampoco.-

-No sabes como me sentía allí arriba pensando que te casarías con él.-

-Y tú no sabes como me sentí al ver que no respondías creía que dirías que no después de todo nunca me dijiste que me quisieras.-

-Si que te lo dije anoche.- dijo este recordando.-

-No tú me dijiste que me querías en séptimo no que siguieras haciéndolo.-

-Eso es fácil TE AMO HERMIONE JANE POTTER.- dijo este gritando.

-Y yo a ti Harry James Potter.- y cogiéndolo del cuello se lo acerco y lo beso.

-Me gusta como suena ahora mi nombre.- dijo esta sonriendo todavía en sus labios.

-A mi más créeme.- dijo este acercándola más a él.

Después de un largo beso, Harry y ella se sentaron en el jardín y se fijaron en el cielo y vieron una estrella fugaz y Harry dijo:

-Pide un deseo.-

Los dos cerraron los ojos y pidieron un deseo al abrirlos Harry le dijo:

-¿Qué has pedido?-

-Que siempre estés a mi lado.- dijo esta besándolo: ¿y tú?-

-Bueno lo que yo he pedido es algo que no podemos conseguir solo hablando.- dijo este y la beso y sonrió picadamente mientras la apoyaba en la hierba y la seguía besando.

-¿Y de que se trata?- pregunto esta cuando él abandono sus labios y comenzó con su cuello.

-Si se cumple en unas semanas los sabrás.- y tras eso la volvió a besar haciéndola suya por fin.

Harry se despertó primero y al ver a Hermione a su lado vio que no había sido un sueño, y se fijo en las estrellas.

-¿Por qué no vamos a la habitación?- le dijo Hermione al odio

-Te quiero Hermione, nunca llegaras a saber cuanto.- dijo este besándola pero luego añadió: - no perdona Te Amo, nunca me dejes no lo soportaría.-

-Eso nunca va a pasar Harry.- dijo esta volviéndola a besar.

Era el 25 de Septiembre y Harry estaba deseando llegar a la casa para ver a Hermione.

-Hermi ya estoy aquí.-

-Ahora mismo bajo.- dijo esta desde arriba.

-Vale te espero en el jardín.- dijo este y salió al patio.

Hermione no tardo en reunirse con él y al llegar vio una estrella fugaz y dijo.

-Pide un deseo Harry.-

Este cerró los ojos y cuando iba a pedir el que había pedido hacía un mes y unos días esta le dijo.

-Pero cámbialo por otro.- dijo esta y se coloco delante de él, cuando Harry escucho esas palabras abrió los ojos y encontró ante él un trajecito de bebe.

-En serio.- dijo este mirando ahora a Hermione.

-Si, estoy de un mes se te cumplió bien el deseo.- dijo esta sonriendo.

Harry la abrazo y la beso y le dijo:

-Te amo, y a ti también te quiero.- dijo poniendo la mano en el vientre de Hermione.

-Y yo a ti.- y con un beso se acabo esta historia.

FIN.

Espero que les haya gustado dejen comentarios porfi.