Neon Genesis Evangelion: La 2nda Oportunidad

Capítulo 11: El 17°

Escrito por: JimmyWolk

Traducido por: beamknight87


"Mucho más de lo esperado no salió de acuerdo a nuestros planes. La situación a la mano difiere significativamente de la situación que buscábamos".

"Tal vez, pero no todo es para nuestro infortunio. Aún somos capaces de comenzar la ceremonia una vez el último Ángel haya encontrado su destino".

"¿Pero qué hay de Ikari?"

"Le enviaremos nuestra mejor carta, a pesar de estos cambios en el escenario".

"Tal vez sea un traidor, pero no es ningún tonto. Sospechará cuando la enviemos sin una razón adecuada".

"Ya sospechará por la sola razón de que es nuestro deseo. Pero así el también. Aceptará de todas formas. Está seguro de que su Dios no fallará. Ya veremos qué bestia es la última en quedar en pie. Será para nuestra fortuna de cualquier forma".

"Que así sea", las otras voces sin rostro estuvieron de acuerdo mientras sus avatares en forma de monolito se desvanecían en la oscuridad.

"Que así sea", Lorenz Keel repitió calladamente para sí mismo, permitiendo a su voz bajar de tono. Su anciano cuerpo se sentía cansado mientras lentamente seguía pudriéndose. Sabía que no le quedaba mucho tiempo antes de que los implantes cibernéticos no fueran capaces de postergar más lo inevitable. Sólo le quedaba esta oportunidad y no dejaría que un solo hombre se interpusiera entre él y su salvación. "Ikari… si nunca me servirás en tu vida… al menos me servirás con tu muerte…"

OOO

"¿Un Quinto?"

Las noticias habían tomado a todos por sorpresa y Makoto Hyuga no fue la excepción. Había habido un jadeo general en el salón de conferencias cuando el Sub-Comandante Fuyutsuki hizo el anuncio de que otro piloto llegaría en solo dos días.

"Pero aún no hemos recibido un reporte del Instituto Marduk", Maya protestó. "¿Cómo se supone que preparemos simulaciones para él sin los datos necesarios?"

"El comité tiene bastante preferencia en este candidato y…" Fuyutsuki frunció el ceño levemente, "aceleró algunos asuntos para que fuera asignado lo más rápido posible. El reporte de Marduk pronto estará disponible – aunque si fuera ustedes, me prepararía para hacer las pruebas necesarias de todas formas".

Un fuerte gruñido vino de la esquina donde la Dra. Akagi estaba sentada tan malhumorada como la mayor parte del tiempo desde los eventos luego del último Ángel. Su sonoro descontento era entendible, no sólo debido a su nueva posición en esta junta como la simple operadora en jefe del sistema MAGI. Casi todos en la habitación sabían que esto significaba que, si llegaba pronto, el reporte estaría en gran parte censurado y le faltaría mucha si no es que toda la valiosa información sobre este chico.

Fuyutsuki se aclaró la garganta. "De todas formas, el piloto llegará el día después de mañana. Espero que todos ustedes hagan su mejor esfuerzo en mostrarle la… hospitalidad de NERV", terminó, una rara sonrisa juguetona acompañando las últimas palabras antes de dar la última orden. "Pueden retirarse".

La mayoría de los asistentes se dispersaron y se dirigieron a la salida como siempre tras una junta, pero faltaba el típico murmullo dado que todos parecían estar pensando acerca de este anuncio.

"Aún sin contar a Rei ya tenemos más pilotos que EVAS", Misato murmuró, como si lo dijera para sí misma. "¿Por qué necesitamos un Quinto Elegido?"

Makoto escuchó bastante bien sin embargo. Y entendió la silenciosa petición entre las palabras. Parecía que de nuevo tendría unas cuantas horas extras de trabajo por venir.

OOO

"¡Sonrían todos!" Kensuke demandó, hundiendo su cámara bajo las narices de los presentes. "¡Después de todo, es la última vez que estaremos todos juntos por un tiempo!"

De no haber sido por sus modales, Hikari lo habría abofeteado por su demasiado entusiasta comportamiento que nadie más parecía compartir durante este triste evento. Él, ella misma, Touji, así como Asuka y Shinji se habían reunido una última vez para decir adiós. Ella y Kensuke tenían que evacuar la ciudad que había recibido demasiado daño en la última pelea. Los pilotos, sin embargo, incluyendo Touji como respaldo, por supuesto se tenían que quedar, en caso de otro ataque.

Ahora estaban enfrente de su casa y – al menos la mayoría de ellos – en silencio en este ambiente depresivo. Detrás de ella, pudo oír a su padre haciendo las últimas preparaciones, asegurando su equipaje que no había cabido en la cajuela encima del auto. Sus hermanas ya habían tomado asiento dentro, esperando a que el viaje comenzara. PenPen, quien había sido traído por Shinji y Asuka, se suponía que fuera con ella por seguridad, y de momento era un compañero de juegos de peluche en el regazo de Nozomi.

"Oh en serio chicos", Kensuke se quejó, bajando su cámara. "No es como si nos fuéramos para siempre. Sólo estaremos en Odawara por un tiempo".

Hikari estaba a punto de estallarle por su insensibilidad cuando notó algo que le hizo difícil suprimir un chillido. En secreto, casi por su cuenta, las manos de Shinji Ikari y Asuka Sohryu se habían encontrado entrelazadas la una con la otra.

"¡¿U-ustedes finalmente…?!" tartamudeó, radiante ante la tan esperada vista.

El par al que se dirigió parpadeó de sorpresa, luego miró a sus manos unidas como si ni siquiera lo hubieran notado.

"Um…"

"Bueno…"

Ambos con sus caras sonrojándose levemente, tartamudearon incoherentemente mientras miraban a todas partes excepto al otro. Pero sus sonrisas, además del hecho que no se soltaron era prueba suficiente de que tenía razón.

Y no sólo para ella. "¿QUÉ? ¿Ustedes dos?" Kensuke gritó, casi tirando su cámara por el shock, pero atrapándola en el último segundo. "¿Quieres decir que ella tenía razón todo el tiempo?" añadió, señalando a Hikari.

"Bueno, tiene un talento para ver semejantes cosas", Touji explicó tímidamente.

Hikari empezó a sonrojarse ante el cumplido, pero el rojo en su cara rápidamente cambió a uno de enojo ante la burlona voz de su hermana mayor que se oyó a través del aire. "¡Que mal que no funciona para ella misma!"

"¡SHH!" la morena siseó mientras se daba la vuelta.

"¡Sólo ponte cariñosa con tu novio ya, para que podamos irnos!"

Forzándose a olvidar la embarazosa observación de Kodoma, regresó su atención a la pareja.

"¡Oh, estoy tan feliz por ustedes dos!" exclamó, aplaudiendo vertiginosamente. "¿Cuándo pasó? ¡Debieron decirme entonces! ¿Ya se han besado?"

"Bueno…"

"Um…"

"¡Por favor, bésense ahora!" Hikari rogó, fallando en resistir la urgencia de presenciar la manifestación de su amor. "Sé que es descortés, pero por favor, sólo una vez. ¡Quiero verlo antes de irme!"

Tímidamente se miraron el uno al otro, Asuka incluso mordiendo su labio con una sonrisa reservada mientras a regañadientes se daban la vuelta, sus caras acercándose temblorosamente hasta que sus labios se encontraron durante un corto picoteo del cual se separaron instantáneamente.

Hikari no se decepcionó del todo de que no fuera un muy apasionado, beso de película, todo lo contrario. Estaba en extremo contenta ante la linda demostración de la recién encontrada pareja.

El fuerte sonido de un claxon hizo que todos se sobresaltaran y dirigieran su atención al auto, donde su padre ahora había tomado su lugar en el asiento del conductor. "¿Podrías darte prisa, Hikari? ¡Aún tenemos un largo camino por delante y quisiera evitar el casi seguro tráfico!"

"¡Sólo un momento!" gritó de vuelta, su corazón latiendo a toda velocidad mientras se mordía el labio. No podía contenerlo más. Si Asuka y Shinji podían, ¿Por qué ella no?

"¡Touji!" llamó, lanzándose a sí misma al chico, sobresaltándolo al bajarle la cabeza levemente mientras se paraba de puntitas. Y haciéndolo aún más cuando plantó un rápido beso en su mejilla. "Cuídate, ¿Está bien?"

"S-seguro…" el aturdido deportista murmuró cuando finalmente recuperó su voz luego de que Hikari lo dejara ir.

Dando pasos hacia atrás, no pudo evitar sonreír de orgullo y alegría a pesar de sus mejillas quemantes mientras él inconscientemente palpaba el lugar que sus labios habían tocado. "Bueno, adiós entonces…"

"S-seguro…"

"Nos… nos veremos el uno al otro pronto, ¿Verdad? Una vez que esto…" hizo una pausa, sorprendida cuando su espalda hizo contacto con el auto, "¿Una vez que esto termine?"

Antes de que Touji tuviera la oportunidad de continuar como una grabadora descompuesta, la mano de Asuka le tapó la boca. "No te preocupes", respondió por él. "¡Tú cuida a nuestra mascota, nosotros cuidaremos la tuya!"

Hikari ni siquiera entendería la broma sino hasta mucho después, su mente aún dando vueltas mientras trataba de abrir la puerta y meterse sin despegar la vista de sus… amigos.

Justo a tiempo recordó agitar la mano por la ventana cuando su padre arrancó el motor. "¡Cuídense todos!"

OOO

La mano de Shinji aún seguía entrelazada con la de Asuka mientras caminaban a casa. No sólo era ese precioso contacto muy apreciado, también lo era la risa acerca de la más-alegre-despedida-de-lo-esperado que aún los estaba acompañando.

"¿No debimos asegurarnos de que Touji finalmente se hubiera ido a casa?" Shinji dio una risa ahogada. "Cuando nos fuimos, aún no se había movido un milímetro".

"Sí", Asuka rió. "Se quedó mirando el auto como un cachorrito abandonado aún luego de que desapareciera de vista. Ni siquiera notó a Kensuke decir adiós también".

"Pobre Kensuke, espero no se sienta desplazado".

"Ah, no creo que realmente le importe. O crees que deje de acompañarnos aún si nosotros las parejas queremos… bueno, 'ponernos cariñosos'", dijo ella sonriendo mientras se inclinaba contra él, rozando sus labios sobre su mejilla.

"Oh", Shinji suspiró exageradamente. "No, probablemente no".

"Simplemente fue demasiado divertido cuando Hikari nos pidió que nos besáramos", Asuka trajo de vuelta el tema. "Tuve que morderme el labio para no reírme a carcajadas".

"Lo sé, también apenas pude contenerme". Su sonrisa cayó levemente mientras la miraba, dándole a su mano un leve apretón. "Creo que de verdad necesitábamos eso. Una última distracción de todos los últimos problemas – y los que faltan por venir…"

OOO

La lata en la mesa aún seguía sin abrir. No era una prueba de autodisciplina de parte de Misato, simplemente sentada enfrente de ella. Ni siquiera la veía, a pesar de estar mirando directo a ella. Mientras que sus ojos estaban fijos en la cerveza, su mente no.

Un suspiro se le escapó.

Se había apresurado a casa tan pronto como pudo y terminó llegando mucho antes que sus "encargados" regresaran de despedir a sus amigos.

Que temiera cómo Shinji tomaría las noticias de otro piloto aún antes de que supiera que era uno de sus amigos sólo había empeorado la situación cuando el Cuarto había sido designado, casi volviéndose un completo desastre. Aún luego de que todo terminó bien y supo que Shinji lo había sabido todo el tiempo, aún no podía sacarse la culpa por ser incapaz de encararlo con la verdad; demasiado temerosa de la confrontación, demasiado asustada de ser la causante de lastimarlo más.

No sucedería de nuevo. Le gustaba decirse a sí misma que era más fácil ahora que sabía que él era un hombre más fuerte, y que se las había visto mucho peor. Pero cuando oyó la puerta abrirse y su entrada en un humor obviamente alegre, su resolución desapareció. Aún más cuando llegaron a la cocina y la vieron. Su risa desvaneciéndose instantáneamente.

"¿Sucede algo malo, Misato?" Shinji inmediatamente preguntó consternado.

"No, no realmente, pero…" Una vez más suspiró, levantándose para encararlos. "Tengo que decirles algo. Esto se suponía que fuera confidencial – por cualquier razón, porque aún si no lo saben, probablemente lo sepan para mañana de todas formas…" Inspiró profundamente. "El Quinto Elegido ha sido designado y llegará dentro de las siguientes 48 horas".

"¿Kaworu?" la cabeza de Shinji se alzó de repente, sus ojos abiertos como platos mientras la miraba fijamente en shock, todo el color yéndose de su cara. Visiblemente preocupada, Asuka rápidamente estuvo ahí para apoyarlo, su mano izquierda sobre su pecho mientras la derecha pasaba tranquilizadoramente sobre su hombro.

"¿Así que lo conocen?" Misato se figuró, frunciendo el ceño levemente por haber tocado el tema. Pero era para lo mejor.

Viendo que Shinji aún no estaba en condición para responder, fue Asuka quien habló por ellos primero, sacudiendo su cabeza. "Yo no. Estuve…" Cerró fuertemente sus ojos, obviamente luchando contra una memoria no grata, "… fuera… por un tiempo en ese entonces. Pero para Shinji, él fue…"

"Aún sólo por los pocos días que lo conocí, él fue la persona más importante en mi vida", Shinji calladamente continuó por ella luego de que el shock inicial se desvaneciera.

Misato fue tomada por sorpresa por su elección de palabras, pero no quiso reprochárselo. "L-lo siento, Shinji. No sabía que tendría semejante impacto en ti".

"Está…" suspiró, sacudiendo su cabeza para aclararla, "Está bien. Yo sólo – esperaba de alguna forma que él no tuviera que venir. Originalmente, se suponía que el fuera…" tragó saliva, mirando a la chica que aún lo estaba sosteniendo, "el… el piloto de reemplazo para la Unidad-02. Creo que eso sólo fue un deseo tonto".

"Lo siento", Misato se disculpó de nuevo, sin saber qué más decir.

"Está bien. Es sólo… Simplemente no sé cómo deba ver a la cara a alguien…" cerrando sus ojos, cerró en puños sus manos temblorosas, "alguien a quien maté…"

OOO

Misato no podía ponerse cómoda en su silla, mirando fijamente en blanco en su escritorio mientras daba vueltas a una pluma inconscientemente en sus dedos. Había querido ponerse al corriente en algo del papeleo, algo para sacarse de la mente lo que Shinji y Asuka le habían dicho. No era necesario decirlo: No funcionó.

Un Ángel con disfraz de humano. Y se suponía que dejaran a semejante monstruo tan peligroso caminar libremente a través de los pasillos de NERV. ¿Por qué no mandarle una invitación para tomar el té a los pies de Adán de una vez?

La pluma en sus dedos dejó de rotar, la otra mano apretó fuertemente en enojo la cruz que colgaba de su cuello. ¿No había jurado que lucharía contra ellos de cualquier forma que pudiera? ¿Cómo podía ahora simplemente quedarse sentada y observar?

Por supuesto no podía simplemente ir y matar a alguien que, para todos los demás, era un chico normal, su quinto piloto. Tendrían mucho problema para explicarse aún si pudieran probar que él era un Ángel – y quién sabía si eso era posible. No, tenían que aguardar hasta que actuara. Sólo podía esperar que al menos pudiera mantenerlo monitoreado todo el tiempo. Shinji le había asegurado que este tal Kaworu realmente no era hostil per se, pero aún así…

Un pitido desde su computadora la sacó fuera de sus pensamientos.

Una ventana en el monitor demandó su atención, aparentemente un recordatorio del calendario.

"Jueves, 2:00pm: Junta en Matsushiro, almacén de depósito".

Habría ignorado ese mensaje, al no tener el tiempo ni la intención de manejar todo el camino para una junta sin sentido con algún controlador sobre mercancía que ya ni siquiera existía. Pero además del punto de que – aún si alguien seguía trabajando ahí – podía fácilmente haberse arreglado con una llamada telefónica, no podía recordar haber hecho semejante cita. De hecho, nunca había hecho mucho uso de esa herramienta-calendario.

Quizás una visita a Matsushiro era lo justo para sacarse de la mente a este chico-Ángel.

OOO

Tras el incidente con el 13° Ángel, la instalación había sido abandonada excepto por un grupo mínimo de mantenimiento que se suponía debía encargarse del sistema MAGI local. Y dada la estructura del sistema MAGI, no necesitaban venir más de una vez al mes. No había habido nadie dentro del enorme y presuntamente vacío almacén desde que el EVA-03 había sido llevado al lado de pruebas.

Así que más grande fue la sorpresa de Misato cuando abrió el seguro y empujó la compuerta para abrirla, para ser instantáneamente confrontada con una forma masiva, que ocupaba casi todo el espacio del lugar.

Naturalmente, su curiosidad creció mientras miraba la enrome masa que estaba cubierta completamente con lonas.

No era que se preguntara cómo había sido posible esconder algo tan grande en una instalación de NERV, aparentemente sin que nadie lo supiera o le importara, o por qué alguien usaría tal sigilo para dejarla saber. Más bien se sentía como una niña con un gran regalo de Navidad, tratando de figurarse qué era antes de abrirlo.

La impresión aumentó aún más cuando vio una pequeña tarjeta blanca colgando de un cordón sujeto a las cubiertas grises.

/Un Regalo de los Muertos/

Su estómago dio un vuelco ante esas palabras mientras que la débil esperanza que Shinji le había dado despertaba otra vez. Sin perder más tiempo, levantó una de las lonas lo suficiente para escalar por debajo de ella.

Le tomó un poco de tiempo darse cuenta de qué estaba viendo. Pero al darse cuenta de la naturaleza de su "regalo", una amplia sonrisa cubrió su cara. Sacando su teléfono celular, marcó automáticamente el número más usado.

"La Mayor Katsuragi aquí. Páseme a la Dra. Akagi".

OOO

El crepúsculo había llegado y bañaba los restos sumergidos de la ciudad en un matiz dorado. Cerró sus ojos, disfrutando la cálida brisa del verano que soplaba sobre el nuevo Lago Ashi. Esta vista debió infringir a los afectados con tristeza y pena, pero para él, era serena. Incluso la estatua que había escogido para descansar, una vez modelada en la a menudo usada forma religiosa de un Ángel alado, ahora grotesca y descabezada, encajaba en esta pacífica imagen mientras sobresalía medio sumergida en el agua.

Casi por su cuenta, una vieja melodía vino a su mente y empezó a tararearla en expresión de su alegría.

Sabía que esperaban que se reportara al cuartel general de NERV, pero necesitaba hacer esto primero. No le había gustado su confinamiento dentro del avión que lo había traído a Neo Tokyo-3. Así que más disfrutaba esta libertad.

Eso fue, hasta que su paz fue perturbada.

"¡Tú!" una voz llamó, pero no pareció importarle; simplemente bajó el volumen de su canción. "¡Hey, tú! ¡Maldita sea, te estoy hablando!"

Ahora dejó de tararear, aunque aún no se dio la vuelta para ver quién había venido aquí para encontrarlo. No es que lo necesitara.

"¿Y qué puedo hacer por ti, Asuka Langley Sohryu?"

Hubo un corto silencio. Seguramente, fue sorprendida de que esta persona que nunca antes siquiera había conocido supiera su nombre.

"Tú eres Kaworu Nagisa, ¿No? ¿El Quinto Elegido?"

"Así es como me han llamado", confirmó con un deje de sorpresa en su voz. "Pero debo admitir que esperaba ver a alguien más antes. Así que dime, Segunda Elegida, piloto designada del Evangelion Unidad-02, ¿Qué te trae por aquí? ¿Quieres advertirme que no tome tu lugar como piloto? ¿O que no me lleve al que amas?"

De nuevo, hubo un breve silencio, antes de que la oyera bufar. "¡Escucha; sé más acerca de ti de lo que piensas! ¡Si intentas algo estúpido, seré la primera en patearte el trasero!"

"No estoy seguro de a qué te refieres con 'estúpido'", tranquilamente respondió divertido. "Haré la que es mi tarea y la haré cuando el tiempo para ello llegue".

"¡Bien, pero te lo advierto una última vez: Si tratas de lastimar… a cualquier de mis amigos, lo lamentarás!"

"¿En verdad hablas por alguien más, Sohryu? Semejante declaración parece tan inapropiada de lo que escuchado de ti, pero no negar que llega mi corazón de alegría. Tu amor por…" dio una leve risa ahogada, "ellos tiene que ser muy grande si estás dispuesta a arriesgar este deslice de tu verdadera yo".

Hubo un fuerte impacto de una roca más pequeña golpeando la estatua donde estaba sentado, pero no hizo gesto alguno. Aunque estaba levemente entristecido, que recurriera en un acto físico como una amenaza más, en vez de usar su habilidad verbal. Le habría gustado continuar charlando, pero el sonido del revolver de la arena le dijo que ella ya se estaba marchando.

"¡Sólo aléjate de él!"

"Como desee…" habló suavemente, mientras giraba su cabeza para verla mientras se alejaba caminando, "… Sra. Ikari…"

OOO

"¿Asuka? ¿Dónde has estado?" Shinji preguntó con curiosidad al oír la puerta cerrarse, pero inmediatamente se arrepintió al verla quitarse de una patada sus zapatos frustrada, simplemente dejándolos donde cayeron.

"Afuera", fue todo lo obtuvo como respuesta mientras pasaba a su lado hacia la cocina.

Suspirando, levantó los zapatos y los colocó apropiadamente a un lado. "Fuiste a verlo después de todo, ¿No?" la llamó. Claro que no hubo respuesta.

Al seguirla a la cocina, encontró a Asuka recargada contra el refrigerador, sosteniendo una lata de soda contra sus labios. No estaba seguro sobre si ella en verdad la estaba sorbiendo, a juzgar por la manera en que simplemente miraba fijamente hacia delante.

"Pensé que podía darle una sorpresa con la guardia baja, ser más astuta con mi conocimiento del futuro. Pero fue él quien resultó más astuto", Asuka eventualmente murmuró. "¿Crees que él pueda saber?" añadió, mirándolo por primera vez desde su disgustado regreso.

Shinji lo pensó, pero finalmente sacudió su cabeza. "No tengo idea. Es un Ángel después de todo. ¿Dijo algo… ya sabes… acerca de nosotros siendo del futuro?"

"No exactamente", Asuka admitió murmurando, finalmente quitando la lata de su boca. "Pero él – él sabía quién era sin siquiera verme. E hizo implicaciones extrañas sobre… 'mis seres queridos'".

"¿Así que realmente no tenemos ninguna prueba de que él lo sepa?" Shinji se figuró. "¿Ninguna señal de que él pueda decirnos…?"

Cerrando sus ojos, Asuka suspiró cansada. "No, nada que no haya podido obtener de reportes y agudos sentidos o buenas suposiciones", concurrió. "Pero no sé, fue… inquietante…"

Él no pudo suprimir una leve sonrisa ante eso. "Bueno, ese es Kaworu para ti…"

OOO

"Y aquí tenemos el cuarto de descanso. Aquí, la gente puede obtener pequeños refrigerios y hablar casualmente cuando no está en servicio"

Maya no tenía intención de hacer precisamente eso, más bien quería terminar ser la guía turística tan pronto como fuera posible. Pero mientras continuaba su camino, rápidamente notó que la presencia detrás de ella ya no la estaba siguiendo. Dándose la vuelta vio al Quinto Elegido aún parado enfrente de las máquinas expendedoras, mirando fijamente fascinado al colorido despliegue.

"¿Tienes sed?" preguntó.

"No, creo que no es el caso".

Maya dio una sonrisa nerviosa. No había optado en contra de mostrarle las instalaciones al nuevo piloto, pero eso fue más que nada por pura cortesía, no porque haya estado muy dispuesta a pasar su tiempo con él.

El chico parecía tener una extraña aura, no exactamente espeluznante, sino…incómoda. Esta constante, excesiva actitud amistosa simplemente no era normal. Por supuesto, eso implicaba un hecho triste, pero era una innegable verdad de la naturaleza humana pensar en uno mismo primero. Así que más se extrañó que él no mostrara absolutamente ninguna señal de semejante comportamiento.

"Bueno, ¿Continuamos…?" Se interrumpió al oír pasos de alguien viniendo en su dirección. Girando el cuello para mirar por encima del salvaje cabello plateado de su compañero, vio a dos formas familiares acercarse, discutiendo algo que no podía escuchar. Ambos, su plática así como sus pasos, cesaron instantáneamente cuando Shinji y Asuka los notaron.

"Ah, qué bueno que están aquí", Maya los saludó. "Quiero presentarles a Kaworu Nagisa, el Quinto Elegido. Será un piloto de respaldo en caso… um…"

Como si sintiera su predicamento, el chico continuó y terminó la introducción. "¿Por qué no decir que todos esperamos que nunca haya la necesidad de que tome el lugar de uno de ustedes?" Su sonrisa creciendo, extendió su mano hacia Shinji. "Tú debes de ser el famoso Shinji Ikari. Es un placer finalmente conocerte".

El chico de cabello oscuro aún no lo miraba. "B-bienvenido", murmuró llanamente. Luego pasó a su lado sin mirar atrás, Asuka siguiéndolo de cerca, sólo dando una mirada de advertencia al recién llegado mientras pasaba.

La sonrisa de Kaworu disminuyó pero no desapareció, la mano sin estrecharse regresando a su lado mientras los miraba marcharse.

"L-lo siento", Maya trató de disculpar la no-tan-cálida bienvenida. "Asuka puede ser un poco… gruñona a veces cuando se trata de posibles… um… rivales. Pero Shinji usualmente es mucho más amable que eso".

"No se preocupe", el chico le aseguró. "Estoy seguro de que no era su intención lastimar mis sentimientos. En realidad, estoy seguro de que jugaremos nuestros roles juntos justo como estamos destinados…"

OOO

Otros a menudo se quejaban acerca de la lentitud de las largas escaleras eléctricas y los transportadores que servían como puentes para conectar las varias secciones de los cuarteles generales sobre los vastos abismos. A menudo había presenciado a gente rendir el confort de ser transportada a favor de ahorrar tiempo al adicionalmente usar sus piernas para caminar en ellos. A Rei nunca le importaba. La única razón para que ella hiciera lo mismo sería en una situación de emergencia, pero fuera de eso, no importa si pasaba su tiempo de camino o en su destinación.

Ikari y Sohryu se habían ido hace rato y ella había decidido regresar a su departamento por su cuenta. No era que no apreciara su compañía, todo lo contrario. Era una sensación placentera el saber que había personas a quienes les importaba. Trataban de incluirla en sus actividades, pero a menudo se sentía fuera de lugar cuando hablaban el uno con el otro. Intentaban esconderlo, quizás ni siquiera lo habían notado ellos mismos todavía, pero parecía haber un lazo entre ellos y sentía como si lo estuviera perturbando.

Sabía que era irracional sentirse culpable de esta manera. Quizás simplemente no estaba acostumbrada a esta nueva situación. Quizás, eventualmente, se sentiría tan aceptada como ellos querían que fuera. Quizás… había otra razón para la tristeza en ella cuando los miraba.

"Tú debes de ser Rei Ayanami".

Sólo entonces notó al chico de cabello que gris que la miraba desde el cercano extremo de la escalera mecánica y se preguntó por qué no lo había visto antes. Una fuerte aura parecía ser emitida por él, algo no sólo vagamente familiar. No podía recordar siquiera haberlo visto antes, pero lo conocía, de eso estaba segura.

"Eres justo como yo", eventualmente le dijo con una sonrisa. "Ambos hemos tomado la forma Lilim como nuestro cuerpo para vivir en este planeta".

Sus ojos se estrecharon ante sus palabras.

¿Lilim?

"¿Quién eres?"

"Ah, ¿Dónde están mis modales?" el chico se preguntó a sí mismo, antes de dar una leve reverencia. "Soy Kaworu Nagisa, el Quinto Elegido".

"No"

Una ceja se alzó. "Temo que no entiendo".

"Quién eres", sus ojos se volvieron simples ranuras, "¿Realmente?

La sonrisa de Kaworu no cambió, pero por alguna razón, de repente se sintió… amenazadora. "Creo que ya lo sabes…"

Tenía razón. Hacía mucho que lo… conocía… "¿Estás al tanto de que no puedo permitirte tener éxito?"

"No habría esperado menos. Pero…" empezó cerrando sus ojos y la tensión de repente pareció desvanecerse como si nunca hubiera estado ahí, "eso puede esperar hasta que la hora llegue".

Pasó al lado de ella caminando, dejándola con la impresión de que la conversación había terminado. Pero al moverse para continuar su camino, se dirigió de nuevo a ella. "Dado que no puedo pasar mi tiempo con… alguien más, como había esperado… ¿Te gustaría acompañarme?"

Rei simplemente parpadeó de sorpresa.

OOO

El sonido de la plática la rodeaba. Todo a su alrededor, la gente hablaba con sus colegas mientras comían sus alimentos escogidos de su limitado menú, sorbiendo sus bebidas o simplemente disfrutando unos pocos minutos lejos de su trabajo.

Rei no hacía ninguna de esas cosas. Simplemente frunció el ceño ante la bandeja llena de su oponente mientras se sentaba en su mesa.

"No es demasiado, ¿Verdad?" el chico de cabello gris preguntó, notando su mirada. "No era mi intención parecer ser glotón".

"No estoy segura sobre si otros se disgusten por semejante comportamiento", le dijo, mirando los tres tazones de diferentes sopas, así como uno de fideos y un plato de arroz junto con una botella de la bebida carbonatada llamada cola. "Pero es improbable que seas capaz de consumir todo".

"Ah, creo que simplemente no estoy acostumbrado a los hábitos de los Lilims", admitió, mirando curiosamente la brillante cuchara en su mano. "Es impresionante, incluso de una cruda necesidad de su cuerpo mortal, han creado un hermoso arte".

"¿Un arte?" Rei repitió, incapaz de seguir sus pensamientos.

"Así es", empezó a explicar, agitando la cuchara en uno de los tazones de sopa. "Para sobrevivir, sería suficiente para ellos si sólo comieran los ingredientes crudos por sí mismos. Pero los combinan, los sazonan, hasta que, al final, han creado una pequeña obra maestra que no solamente satisface la pura necesidad, sino que también es una alegría consumir".

"Por lo que he escuchado de las conversaciones entre el personal, muchos de ellos no estarían de acuerdo contigo acerca de los alimentos en esta cafetería".

Incomprensible para Rei, una sonrisa cristalina emergió del chico. "Ah. Humor. Otra de las agradables proezas que esta cultura ha creado", dijo mientras se calmaba. "Pero sí, tal vez aprecie sus logros más de lo que lo hacen ellos mismos. Estas sensaciones son todavía nuevas para mí, pero para ellos, son naturales, habiéndolas tenido a su alrededor durante todas sus vidas. Y ha pasado un tiempo desde la última vez que fui capaz de sentir estos placeres".

Con eso llevó la cuchara llena a su boca. Rei consideró recordarle de lo caliente. Pero a pesar de los que otros pensaran, el concepto de humor no estaba completamente perdido para ella.

OOO

"Parece que todo está progresando bien".

Aunque no realmente sobresaltada, Ritsuko se sorprendió de oír esa voz. Decidiendo usar esta oportunidad para un breve descanso, conectó los últimos tres cables dentro del panel y se levantó de la unidad de control donde había estado trabajando.

"Sí", estuvo de acuerdo, dando pasos hacia atrás hacia su amiga sin darse la vuelta, mientras buscaba su paquete de cigarrillos en el bolsillo de su bata de laboratorio. "El control remoto prácticamente está terminado y una vez terminen de colocar las partes finales, podemos empezar las primeras simulaciones antes de que lo llevemos al cuartel general".

"¿Qué les dijiste?" Misato preguntó, sacudiendo la cabeza en dirección a los técnicos que estaban ocupados en el coloso.

"Lo de siempre: Nada". Ritsuko se encogió de hombros. "Están acostumbrados a hacer su trabajo sin preguntas. Aún si es bastante obvio que no es el mantenimiento de la MAGI para el que están designados".

"Así que… ¿No hay señales de que el Comandante pueda saber de nuestro pequeño proyecto aquí?"

"¿Ikari?" Ritsuko murmuró, encendiendo el cigarrillo entre sus labios. Dio una calada, luego sopló una nube de humo, antes de continuar. "A menos que nos descuidemos demasiado, dudo que se dé cuenta. Le gusta hacer pensar a la gente que es un sabelotodo, una sombra siempre presente; profesional y calmado en toda situación. Pero la verdad es que está demasiado enfocado en sus planes, ahora que están tan cerca de llegar a su conclusión. Es… caprichoso…"

"¿Caprichoso? ¿El Comandante?" Misato tembló visiblemente ante la imagen que debió aparecer en su mente.

"Bueno, a su manera al menos", la doctora murmuró solemne. "Hablando de Ikari… no he hablado con Shinji todavía".

El anuncio pareció no sorprender a la joven Mayor. Mientras que nunca muy extrovertida en primer lugar, Ritsuko se había vuelto más distante desde el incidente con los clones de Rei, al menos hacia los dos testigos. Ya había sido una dura lucha para la rubia disculparse con su vieja amiga de la universidad. Shinji, sin embargo, siempre había sido – para ella al menos – un simple niño; alguien inferior a ella, ni siquiera en un sentido negativo, sino alguien para el que ella, como una adulta inteligente, tenía que ser un buen ejemplo. Aún si nunca lo ponía de esa manera, se sentía profundamente avergonzada de haberle mostrado semejante lado tan débil y emocional suyo.

"No te preocupes", Misato le aseguró, sin embargo. "Entiende mejor de lo que tal vez creas".

"Hmm". Ritsuko miró al vacío por varios segundos, analizando las palabras de Misato mientras su cigarrillo se quemaba. ¿Su amiga sólo estaba tratando de alegrarla? Esa era su naturaleza después de todo. Pero como su guardiana, Misato conocía a Shinji mucho mejor que ella. Sin llegar a una conclusión, habló de nuevo.

"De todas formas", cambió el tema, "el código es bastante simple, no debería ser mucho problema adaptar el sistema de control a algo más eficiente".

"Mejor no pregunto cómo ya sabes el código", Misato interrumpió medio gruñendo.

Ritsuko sólo le mostró a su amiga una sonrisa significativa. "Estoy más preocupada por el componente humano. ¿De verdad estás segura que el Cuarto es capaz de esto?"

Misato sacudió su cabeza, probablemente más para disolver sus propias dudas que para responder la pregunta. "Es un piloto entrenado después de todo, así que debería de ser más fácil para él acostumbrase a controles levemente adaptados que para alguien que ha tenido que aprenderlos desde cero". Suspiró. "Sí, es joven y no tiene mucha experiencia, pero el Comandante hizo bastante claro que Rei está fuera de límites y encontrar a uno nuevo no nos llevaría a ninguna parte. Y realmente no confío en el Quinto".

Ritsuko la miró. Claro, había visto a Makoto husmear de nuevo en los datos del Quinto. "¿Así que sabes…?"

La Mayor asintió. "Probablemente más de lo que debería…"

OOO

"¡Hey, Ayanami!"

"Vaya, pero si se trata de nuestra Rei"·, Asuka añadió al saludo de Shinji, causando que la chica a la que se dirigió se detuviera al salir por la puerta.

"¿Es una sorpresa verme en la puerta de nuestro vestidor?" Rei preguntó, confundida por el tono de voz de la pelirroja.

Asuka suspiró, pellizcando el puente de su nariz. "¡Humor, Rei, humor! Eso es algo en lo que realmente debemos trabajar".

Rei escogió no responder. De hecho, Asuka notó que parecía haber pescado el molesto hábito de Shinji de ignorar sus comentarios mientras iban a través de los pasillos juntos, asintiendo inconscientemente para mostrar que estaba de acuerdo, ya sea que ellos en verdad o no lo estuvieran. Eso podía considerarse un paso adelante comparado con la manera de ser completamente descuidada de la chica de cabello azul hacía poco en su vida, pero Asuka aún se sentía con ganas de golpear a Shinji por ser tan mal modelo a seguir. Todo lo que faltaba ahora era que a Rei se le escapara un "Sí, Asuka" (o peor, "¡Sí, querida!") de vez en cuando.

Al menos podía timar a Shinji con preguntas como "¿Vas a hacer mis tareas por el resto del mes?" o "¿Te gustaría una botella de salsa Tabasco en tu curry?" cuando notaba que no la estaba escuchando. Pero a diferencia de él, Rei de alguna forma lograba escuchar incluso cuando no lo hacía, tan paradójico como eso sonara.

"Así que, ¿Qué piensas del Quinto?" Asuka eventualmente fue al verdadero punto de recoger a Rei y, casi como había esperado, obtuvo una respuesta sin un segundo de indecisión esta vez.

"Estoy segura de que sería un piloto muy eficiente". Que la implicación que Asuka había querido saber su opinión de él en lo personal, en vez de lo profesional, se perdió en Rei o si ella sólo eligió ignorar ese hecho fue imposible de decir para Asuka.

"¿Es verdad que pasaste un tiempo con él?" Shinji sonó quizás un poco demasiado urgente, pero Rei no pareció haberlo notado.

"Estuve en su compañía en algunas ocasiones, sí", admitió sin remordimiento. "¿No debería interactuar con otros?"

"Oh, está bien, genial en realidad que hagas eso", trató él rápidamente de cubrir un potencialmente fatal malentendido. Que se abriera y encontrara amigos era más que bienvenido después de todo. "Pero él… quizás él no… n-no creo que sea la mejor compañía, ¿Sabes?"

"Es peligroso", Asuka añadió bruscamente.

Pero sus advertencias no parecieron preocupar mucho a Rei mientras los observaba a ambos como si le acabaran de decirle que el cielo es azul. "Sé que el no es una amenaza para mí", dijo simplemente mientras daba la vuelta para irse.

Con alguien más, Asuka habría visto eso como un intento de escapar de una discusión incómoda de la cual sabían no podían ganar. Pero con Rei, era mucho más difícil de decir si ese era el caso o si Rei sólo estaba siendo Rei, habiendo dicho todo lo que necesitaba decir.

"Sólo no preocupamos por ti, ¿Sabes?"

Eso pareció tomar a la chica de cabello azul por sorpresa, al detenerse súbitamente. "Yo… gracias", dijo sin darse la vuelta. "Pero no hay necesidad de. Puedo asegurarles que él no representa ninguna amenaza para mí".

OOO

En verdad había comenzado a odiar las pruebas de sincronización. Mientras que habían sido capaces de sacarla del aburrimiento alguna vez, incluso llegando a esperarlas con ansia como una forma de aumentar su ego con sus altas marcas, ahora eran simplemente tediosas. Por supuesto no podía solamente decirles que seguramente su radio de sincronización sería lo bastante alto en una batalla, aunque de momento estaba contemplado seriamente hacer eso. Por desgracia, aún si lo hacía, era dudoso que le creyeran y la forzarían a hacer las pruebas de todas maneras.

Gruñendo por dentro, Asuka ausentemente miró a la pantalla de comunicación mostrando el interior de la cabina de Shinji, pero justo cuando estaba desviando la mirada, algo por el rabillo del ojo llevó su atención más de cerca de la pantalla. Aparentemente el propio Shinji estaba mirando algo fijamente. No podía ver qué era, pero no era difícil adivinar.

Ese chico Ángel rarito. Estaba ahí sentado, calmadamente sonriendo en la cabina de contacto de Rei, probablemente superando todas las marcas como deseaba. Probablemente nunca se volvería amiga con ese "tipo" aún en otras circunstancias. Pero Shinji no era ella y en el estado en el que había estado, era entendible que hubiera tomado cualquier tipo de afecto que pudiera recibir. Aún si venía en semejante cantidad ridícula en la forma de ese desgraciado.

Shinji tal vez haya sido tonto ciego, pero era Kaworu quien había sabido que uno de ellos tendría que morir; había sido él quien sabía que esta "amistad" terminaría lastimando a su esposo más tarde de cualquier forma. Y ella sabía que, muy en el fondo Shinji seguía siendo el mismo tonto ciego.

Si él no podía verlo, entonces dependería de ella que lo hiciera por él.

OOO

La prueba de sincronización terminó luego de otra hora. Kaworu esperaba que los Lilim no estuvieran demasiado confundidos con los resultados que obtuvieron, sonriendo para sí mismo mientras salía de la cabina de contacto. Vio a Shinji y a la Segunda hacer lo mismo, instantáneamente yendo a la salida, aunque notó a Sohryu mirarlo por un segundo. ¿Ya le habían dicho los resultados? Se decía que ella era bastante competitiva con estos numeritos.

No recibiría la respuesta pronto. Mientras que sus compañeros pilotos se dirigían a las regaderas, encontró su camino bloqueado por un chico atlético, de cabello café de la edad de Shinji, luciendo un traje de contacto oscuro similar al que él estaba vistiendo.

"Touji Suzuhara, supongo", Kaworu saludó. "El Cuarto Elegido".

"Uh, sí. ¿Tú eres el nuevo, eh?" Suzuhara respondió, extendiendo su mano. "Karo…"

"Kaworu Nagisa", corrigió amistosamente, tomando la mano ofrecida en este común ritual.

"Oh, sí. Así que ¿Qué tal se siente ser carne de cañón?"

"¿Cañón…? Oh sí, escuché sobre tu desafortunado… accidente…"

"Sí…" Suzuhara dio un paso atrás, mirándola un poco diferente. Kaworu había notado esa mirada en varias personas, pero nunca le había dado mucha importancia. "Hey, ¿Sabes?... la forma en la que te mueves y hablas… y esas sonrisas… no eres…" El chico lentamente agitó la mano. "Quiero decir no tengo nada en contra de eso… pero aún así…"

"Temo que no entiendo a qué te estás refiriendo".

"Sí, claro, olvídalo", Suzuhara rápidamente balbuceó, lentamente caminando de espaldas hacia la cabina. "Mejor me apresuro. Todavía me quieren para ese súper secreto… eh, hehe, proyecto secreto. En serio, con cinco pilotos, podrían tener cinco cabinas de contacto, ¿No? Haría las cosas más rápido. Bueno, adiós…"

El Cuarto rápidamente se dio la vuelta luego, murmurando algo acerca del LCL fresco en la cabina. Kaworu halló esa reacción muy interesante. Quizás debiera investigar acerca de ello eventualmente. Pero por ahora, decidió que lo mejor era dirigirse a las regaderas.

Sin embargo, se sorprendió un poco de encontrar a una pelirroja mirándolo con desprecio haciendo guardia en las puertas de los vestidores. Aparentemente, no se había molestado en ducharse después de todo, sólo se cambió rápido la ropa, dado que su cabello y piel aún mostraban rastros de LCL.

"¿Y a dónde crees que vas?" escupió despectivamente.

"Sólo me dirigía a las regaderas para limpiar mi cuerpo del LCL restante", dijo lo obvio.

Pero ella sacudió su cabeza, su cabello mojado mandando gotas a volar. "Shinji acaba de entrar".

"¿Lo hizo? Bueno, nuestra introducción ha sido más bien corta…" Kaworu comentó mientras daba otro paso hacia la puerta. Pero la chica lo detuvo de nuevo. La mirada de los dos orbes azules intensificada, pero su efecto planeado se perdió en él.

"Pensé haberte dicho que te alejaras de él".

"Me disculpo. No estaba al tanto de que me estaba acercando a él más de lo que me estaba 'permitido'". No tomó la amenaza implicada muy seriamente. Despertó su curiosidad sin embargo. "Me pregunto… esta paranoia, esta agresión… ¿Es esto lo que llaman celos?"

"¿Q-qué estás…? Por primera vez su resolución se debilitó mientras él se acercaba más, haciéndola retroceder hasta que fue detenida por la pared al lado de la puerta, dejándola sin escapatoria mientras entraba en su espacio personal.

Inclinándose lo más cerca posible hacia su rostro sin tocarlo, oscureció su voz. "¿De verdad tienes tanto miedo de perderlo por mi mano?"

Los ojos de la chica ya no fueron capaces de ocultar el miedo, sin importar lo mucho que trataba mantenerlos firmes. La respuesta esperada vino más pronto de lo que él había pensado.

Kaworu se estremeció por el exquisito dolor cuando el puño de Asuka se estrelló en su estómago. Le tomó sólo un segundo hasta que su sonrisa regresó mientras que la pelirroja usó la oportunidad para escapar de su cercana proximidad.

"Si realmente necesitas saberlo: ¡Sí, tengo miedo!" admitió gritando. "No dejaré que sea lastimado, no por ti o alguien más".

"¿Es porque él haría lo mismo por ti?" Kaowru se preguntó.

"¡No, porque él hace lo mismo por mí!" Asuka firmemente respondió, sin dejar duda en su fe.

"¿En verdad lo hace?" preguntó de todas formas. "Esta posesión no parece propia de él. ¿O es sólo yo con quien no quieres compartirlo?"

"Heh" se rió burlonamente. "¿Me dices posesiva pero luego demandas que lo 'comparta' contigo?"

"Mi elección de palabras tal vez no haya sido la más sabia, lo admito. Pero aún se mantienen. No temes que 'alguien' lo lastime. Sólo me temes a mí".

"Yo…" se interrumpió, tratando de esconder el deje de inseguridad en sus ojos al desviarlos. "Tengo mis razones".

"Pero ni siquiera me conoces", continuó entusiasmado, acorralándola ahora verbalmente. "Pero aún así me estás juzgando por cosas que has oído".

"No necesito saber más", dijo ella, ya recuperando sus espíritus. "Si eres bueno con él, lo vas a lastimar; si eres un culero con él, lo lastimarás igual. No me importa cómo eres. No quiero llegar a conocerte. Lo último que me serviría es que me lastimes también".

¿Así que ese era su motivo? "¿Sabes?, para alguien que parece saber quién soy, fue muy valeroso confrontarme como lo hiciste. ¿Fue eso realmente sólo la valentía que te precede, o podría ser que me conoces mejor de lo que admites?"

No le respondió. Lo miró con odio, apretando los dientes, sus puños cerrados listos para golpear mientras seguía bloqueando su camino, bufando en enojo y frustración. Kaworu sonrió para sí mismo. Supo entonces que había dado en el clavo.

Asuka probablemente se habría quedado ahí parada por toda la eternidad, pero una mano en su hombro la hizo brincar de sorpresa, antes de que su cara se suavizara al mirar a la otra detrás de ella. La sonrisa de Kaworu, sin embargo, disminuyó levemente al notar la tristeza y remordimiento que aparecieron en los ojos de Shinji mientras se clavaban en él.

"Lo… lo lamento…" le tomó un segundo reconocer la voz del joven de cabello café. Las palabras habían sido apenas audibles y era obvio que Shinji luchaba duro consigo mismo para decirlas; sus labios apenas moviéndose. "Si tienes algo que decir… Pero si no, yo no… yo no…"

"No te molestes", la pelirroja lo interrumpió, demostrativamente tomando su mano en la suya mientras seguía mirando ferozmente a Kaworu. "Sólo le gusta jugar con la gente, usando palabras engañosas. No sirve de nada escuchar a alguien que no puede probar sus palabras mediante acciones".

La cabeza de Shinji se hundió levemente, antes de asentir. Asuka lo tomó como señal para irse, arrastrándolo consigo. La pareja se apresuró en silencio pasando al chico de cabello plateado, sin molestarse en mirarlo, y eventualmente ni siquiera el sonido de sus pasos pudo seguir escuchándose.

Kaworu, sin embargo, aún no se movió.

OOO

Sabía que muchos la envidiaban por convertirse en la nueva líder del Proyecto E, aún si sólo fuera temporalmente. Como la anterior asistente de su predecesora, estaba muy bien acostumbrada con el trabajo y de momento era la más indicada para el puesto.

Pero Maya había sido mucho más feliz al lado de la Dra. Akagi.

Donde otros veían la fama y privilegios que venían con semejante posición, más cuando ya la alcanzaban a su edad tan joven, ella sólo vio el difícilmente soportable peso de la responsabilidad en sus hombros y la imposible cantidad de trabajo le hizo preguntarse cómo su ídolo se las había arreglado.

Darle al Comandante los reportes de las últimas pruebas harmónicas parecía más fácil en comparación, pero estar sola con él en esta oscura tenebrosa oficina hacía que su estómago diera retortijones.

"Ya veo", finalmente murmuró, la única respuesta a los resultados más inusuales que jamás habían recibido.

'Oh Dios, ¿Lo avergoncé? ¡No debería ser siempre tan científica!' su mente iba a toda velocidad, culpándose a sí misma mientras intentaba esconderse detrás de su sujetapapeles. '¿Pero él tiene un doctorado, o no? Debería entender. Oh Dios, ¿Qué hago?'

"P-para ser honesta, no tengo ninguna explicación para estos resultados", intentó apaciguarlo. "Tal vez… tal vez la Dra. Akagi deba mirarlos".

Eso difícilmente tuvo el efecto deseado. Aunque finalmente mostró algo de emoción, podría haberlo hecho sin la mirada llena de enojo. "¿La Dra. Akagi?"

"Um… Sí, Señor, ella ha estado ausente últimamente". Maya murmuró nerviosamente. Lo último que quería era meter a su ídolo en más problemas, aún si sólo fuera por accidente. "Pensé que tras ese incidente de hace poco, ella… bueno… desde… desde que me pusieron a cargo…"

"Ciertamente, ella ya no me es de importancia", la interrumpió. La muchacha tembló por su uso de "me", en vez del colegial "nos" ante eso.

El Comandante se quedó callado de nuevo tras eso y se quedó viendo fijamente abajo. Parecía estar perdido en sus pensamientos y pronto Maya tuvo la impresión de que se había olvidado completamente de ella. Sus ojos iban y venían de un lado a otra de la vasta oficina, mirando a los símbolos abstractos que decoraban la habitación mientras esperaba por una señal suya sobre qué esperaba de ella a continuación. Tras unos pocos minutos de seguir de pie, se preguntó si ya podía retirarse, pero tampoco se atrevía a retirarse nada más así.

Así que se sobresaltó cuando habló de nuevo, aunque no estaba segura de si le estaba hablando a ella o a sí mismo. "Eso no importa ahora. Otros asuntos tienen mayor prioridad". Finalmente la miró de nuevo. "Puede retirarse".

OOO

Siempre le había gustado la sensación del agua limpia, purificando su cuerpo y alma mientras enjuagaba su piel. Disfrutaba ir a nadar a la gran piscina que NERV proveía, pero también tenía esa sensación en las regaderas y baños del cuartel general. Lo último especialmente le permitía tranquilizar su mente, dejar que sus pensamientos vagaran, dado que a menudo los visitaba cuando no había nadie más alrededor.

Esta vez sin embargo, la paz y tranquilidad fueron súbitamente interrumpidas por pasos aproximándose. Lentamente, abrió un poco sus ojos, pero no sintió la necesidad de darse la vuelta para dirigirse al recién llegado.

"Estos baños no son mixtos".

"Me disculpo. ¿Mi presencia te inquieta?"

Rei no respondió y tras un breve vistazo sobre su hombro, simplemente miró fijamente el reflejo de él en el agua. Él obviamente sabía que no se molestaría por su presencia o por sus propios estados de desnudez, de lo contrario no la habría seguido aquí. Tras esperar respetuosamente un momento por una respuesta positiva de todas formas, eventualmente se sentó al lado de ella en el agua tibia, poco profunda.

Se quedó en silencio y Rei no lo presionó para explicar su razón de venir a ella. Aún cuando notó que algo aparentemente lo molestaba.

Al final, eventualmente habló por su cuenta. "Así que ella se parece mucho a él, ¿Supongo?"

"¿Quién?"

"La Segunda Elegida. Una persona interesante. Tan llena de miedo y dolor que protege su felicidad restante a toda costa, incluso ante el peligro de perder lo que busca. A él no le quedaba ninguna felicidad del todo en ese entonces. Pero no me sorprendería si en verdad él hubiera hecho lo mismo que ella".

"No entiendo…"

"Un corazón frágil justo como el suyo", continuó sin realmente dirigirse al asunto de su confusión. "Y el tuyo también", comentó, mirándola con una breve recuperación de su típica sonrisa. Pero su rostro rápidamente se revirtió a su expresión pensativa. "¿Todos los Lilim son así? Pensé que los entendía. Sabía que siempre sentían dolor. Que todos ellos estaban solos. Apartándose los unos a los otros para no lastimarse, pero con eso también aislándose de aquellos que pueden ayudarlos a aliviar el dolor. Pero había pensado que él, la intensidad de su sufrimiento, era un caso especial. Ahora me pregunto si otros, en vez de olvidar su dolor, sólo saben mejor cómo esconderlo".

"Yo no…" trató de negar, pero fue interrumpida instantáneamente.

"No, pero te pareces mucho a ellos. Si es debido a tu herencia o porque has vivido entre ellos por tanto tiempo, ni siquiera yo puedo decirlo".

"Tal vez no es una característica sólo de ellos, sino de todos los seres vivos". Estrechó ella sus ojos. "¿De qué otra forma es que estás aquí conmigo en vez de estar con él?"

Estaba inusualmente callado al principio, confirmando su éxito de dar la vuelta a la conversación. "Lo enfrentaré cuando la hora llegue".

"¿Y por qué eso no es ahora? ¿Cuál es tu razón para esperar?"

De nuevo, se tomó su tiempo para pensar en sus palabras y su cara se volvió solemne, dándole la impresión de que de repente fue reemplazado por una persona completamente diferente. Él tal vez fuera un experto para leer los pensamientos y emociones de otras personas, pero – tal cual como muchos otros humanos – no era tan intuitivo cuando se trataba de él mismo.

"Tal vez tienes razón" eventualmente admitió. "Este… miedo… tal vez sea una emoción más poderosa de lo que pensaba. Pero no seré capaz de contenerme por más tiempo".

No era difícil figurar el significado de sus palabras. "Así que actuarás pronto…"

"Sí…"

"¿Estás al tanto de que no puedo permitirte tener éxito?"

"No esperaría menos…"

Esas fueron las últimas palabras que dijeron mientras seguían sentados ahí en silencio. Era difícil decir cuánto tiempo pasó dado que los únicos sonidos eran los goteos y chapoteos que el agua hacía ante sus leves movimientos. Pero ya fueran tres minutos o tres horas cuando las luces también se apagaron, a ninguno le importó.

Eventualmente sin embargo, Rei se levantó de la refrescante piscina. Una última vez lo miró, casi como para asegurar que efectivamente él seguía ahí. Su vista fue regresada con una sonrisa que no parecía tan confiada como siempre, pero una sonrisa de todos modos.

Sin decir nada más que eso como una despedida, Rei salió del baño, juntando y cambiándose en sus ropas antes de salir, sin molestarse en secarse antes.

OOO

"Esto parece terriblemente familiar", Kozo murmuró mientras levantaba sus manos. La sorpresa en su voz no parecía apropiada en esta situación, pero tenía dudas de que el hombre detrás de él en verdad quisiera lastimarlo. Probablemente ya estaría muerto si ese hubiera sido el caso.

"Perdón, usualmente no soy un hombre de repeticiones", el intruso se disculpó, vocalizando su sonrisa. "A menos que eso involucre a una mujer claro está. Y no es mi culpa que sus guardias aún no sean capaces de reaccionar apropiadamente a las sorpresas. Supongo que la última vez no les enseñó bastante".

"Debo admitir que, yo, también, no esperaba verlo otra vez, Sr. Kaji", Fuyutsuki dijo, dándose la vuelta sin esperar el permiso.

"Para ser honesto, yo tampoco", Ryoji se encogió de hombros, aún sonriendo. Continuó sosteniendo la pistola por un corto momento antes de colocar el seguro y ponerla de vuelta en su funda debajo de su traje.

"¿Qué puedo hacer por usted entonces? Supongo que su tiempo como el recadero de SEELE también se acabó, y este no es el estilo del gobierno".

"No, probablemente no", Kaji concurrió. "Pero como tal vez recuerde, quiero encontrar la verdad por mí mismo. Bueno, quizás yo y un puñado de otros – un puñado, si estamos hablando de la mano de un Dios claro.

Una ceja gris se alzó. "¿De verdad? Tenía la impresión de que se había figurado que su cruzada por la verdad había llegado a su fin y pasado a alguien más".

"También pensé eso por un tiempo", Kaji admitió encogiéndose de hombros. "Pero me di cuenta de que aún había varios misterios restantes que eran lo bastante interesantes como para tomar las precauciones necesarias que me permitieran resolverlos".

"Eventualmente verá que siempre habrá misterios en su vida que valen la pena investigarlos. ¿Pero supongo que se está refiriendo a los extraordinarios viajes de la Segunda y Tercer Elegidos?"

Por una vez, la sonrisa en la cara con barba de tres días se desvaneció. "¿Sabe sobre ellos?"

Fuyutsuki asintió, afirmando la conclusión del hombre. "Hasta ahora no es más que una teoría basada en evidencia circunstancial que aún necesita una prueba final, pero es suficiente para poner nervioso a Ikari acerca de lo que saben. No sé que tiene planeado hacer con los dos dado que ellos, o al menos Shinji, seguramente aún será necesitado incluso después de que el 17° Ángel sea destruido, pero no creo que los siga viendo perturbar su precioso escenario por más tiempo".

"Para alguien que siempre se mantuvo fidedigno detrás de él, realmente no suena como si estuviera muy de acuerdo con él".

"Para alguien que nos ha observado por tanto tiempo, sabe muy poco acerca de mí", Fuyutsuki replicó. "Jamás estuve y no estoy de acuerdo con muchas de sus decisiones. Pero no hay mucho que pueda hacer excepto ser la voz de su consciencia. Aunque debo admitir, a veces pienso que debí hablar en voz más alta".

Inspiró profundamente, sintiendo su edad mientras se enderezaba. "Estoy aquí en nombre de Yui Ikari, no de Gendo. Cuando me explicaron sus planes de trabajar contra SEELE, que había estado a punto de destapar, no vacilé por mucho. Pero incapaz de sobrellevar el sacrificio de su esposa, Gendo los cambió. Ya no quería prevenir el Tercer Impacto, ahora está apuntando por su propia versión que lo reunirá con Yui, y creó un catalizador que le dará el control sobre él".

"¿Rei?" Kaji adivinó correctamente. "¿Pero por qué lo sigue ayudando entonces?"

"Ya no creo que haya una forma de prevenirlo. Y por difícil de creer a pesar de cómo suene, su versión será el menor mal".

"Parece bastante seguro de eso".

Kozo asintió. "El plan original involucraba las muertes de Lilith y Adán una vez que los otros Ángeles fuera derrotados, para que así no pudieran ser usados para iniciar la Instrumentalización. Pero con los EVAS bajo su control y Adán literalmente en su mano, eso está fuera de toda cuestión".

"Aún está la posibilidad de encargarse de los ancianos antes de que ataquen".

Fuyutsuki arqueó sus cejas ante el desvarío del agente. "Debería de saber que SEELE es demasiado poderoso como para ser despachado tan fácilmente".

Pero Kaji sólo sacudió su cabeza. "Nadie es lo bastante poderoso como para ir en contra de la humanidad entera".

El anciano no pudo evitar sonreír. Esa ingenua idea claramente le recordaba a alguien más. "¿Cómo dejaría que la humanidad lo supiera? Evidencia que los lleve a ellos tal vez exista, pero es difícil de interpretar y aún más difícil hacer imposible de desprestigiar. Alguna vez fui igual de tonto como para pensar de esa manera. Pero si no hubiera obtenido la oferta de trabajar aquí cuando confronté a Ikari con lo que había reunido, habría estado muerto mucho antes de que pudiera hacerlo público".

"Oh, sé sobre eso. De hecho, una pequeña charla con el Sr. Yamaki es la razón por la que vine a visitarlo después de todo". Kaji se rascó la barbilla. "Sólo quiero saber: ¿Aún tiene los documentos?"

"Sabe que no tiene oportunidad de descubrirlos ante la gente", Kozo le recordó una vez más.

Pero el antiguo espía sólo sonrió. "Déjeme preocuparme sobre eso. Así que, ¿Los tiene o no?"

A regañadientes, Fuyutsuki sacudió su cabeza. "Temo que casi todo fue destruido cuando me uní a GEHIRN", dijo. La decepción estaba escrita por toda la cara del otro y no podía culparlo por eso. Años de trabajo llegando a semejante fin abrupto, una noble cruzada siendo para nada. Sin embargo, no podía hacer nada para ayudar…

¿O sí?

"Pero eso no significa que no haya más". Kozo cerró sus ojos con un suspiro. "Busque un disco en un bote de basura en la estación de Nagao Toge mañana después de las 7pm".

OOO

Su sonrisa era una solemne mientras estaba parado en silencio en la pasarela de la jaula del EVA. Sentía arrepentimiento por tener que hacer esto, pero ella tenía razón. No podía seguir esperando. Incluso aunque sabía que lo que buscaba no estaría allí, iría voluntariamente a la trampa a la que SEELE lo había enviado como su peón. Habría preferido una oportunidad diferente para arreglar ciertas cosas con Shinji, pero aparentemente eso no podría ser. Esta sería su única oportunidad.

Y así, Kaworu miró al gigantesco instrumento que estaba forzado a usar una vez más. "Vamos, alter ego de Adán, sirviente de los Lilim".

Pero mientras se daba la vuelta, sintió que su orden no fue obedecida; ni siquiera escuchada.

"No tan dispuesto como esperaba, ya veo…" se figuró sin ninguna señal de decepción. Su sonrisa no desapareció cuando miró sobre su hombro a la Unidad-01. "Seguramente sería interesante ver los roles revertidos. Pero temo que no tendré ninguna oportunidad de que ella se me una. Así que sucederá como está destinado".

Con eso el Mensajero Final volvió a darse la vuelta al gigante rojo, sus pies levantándose del suelo mientras desplegaba su verdadero poder y hablaba con una voz atronadora justo en el corazón de la bestia familiar.

"¡Así, Descendiente de Adán, silencia la voz del alma Lilim dentro de ti y sígueme, como debe ser!"

Y la bestia despertó.

OOO

"¡El EVA Unidad-02 acaba de activarse!" Hyuga gritó sobre las alarmas que empezaron a sonar instantáneamente ante la actividad sin autorización en las jaulas.

"¿Qué demonios?" La situación tomó a Misato por sorpresa igual que al resto del personal presente en el Centro de Comando. ¿Planeaban ir tras el Ángel ellos mismos sin decirle? "¿Asuka?"

Rezó porque su pregunta sobre la piloto fuera respondida negativamente. Si iban y mataban al "inocente chico y compañero piloto", se meterían en serios problemas. Aún si más tarde se probaba que él era un Ángel, ¿Cómo iban a explicar que lo sabían?

Sin embargo, la forma en que Maya sacudió su cabeza enterró cualquier esperanza de alivio. "¡No puedo decirlo; no estamos recibiendo señales de la cabina!"

'¿No puedo decirlo?' la Mayor ponderó. '¿Eso significa que el Quinto…?'

Obtuvo su respuesta un segundo después. "¡Campo-AT detectado en el Dogma Central!"

"¿La Unidad-02?" tuvo que preguntar aún cuando estaba segura de qué oiría a continuación.

"No. El patrón es azul. ¡No hay duda, es un Ángel!"

OOO

La fuente del patrón azul siguió avanzando, habiendo ya usado al poderoso gigante para limpiar el camino hacia el túnel principal que lo llevaría a su meta. Tabriz descendió lentamente con su Campo-AT, escudado por las poderosas manos de la Unidad-02. No tenía razón para apresurarse. De hecho, aún seguía esperando, su cabeza se alzó para ver cuándo finalmente reaccionarían.

Ahí arriba, muy por encima de él finalmente pudo ver la pequeña forma del EVA-01 entrando al túnel.

Su sonrisa se amplió en alivio. "Llegas tarde, Shinji".

"¡No, llegó justo a tiempo!"

Por un momento, la al parecer eterna sonrisa fue reemplazada por una mirada de sorpresa al de repente sentir una presencia que no debería de estar ahí. Pero ya era demasiado tarde. Las manos del EVA-02 que le habían dado refugio hasta ahora se cerraron en torno a su cuerpo.

"Muy impresionante, debo admitirlo. Tu lazo debe de ser muy fuerte para que ella haya sido capaz de esconderte de mí. Ni se diga anular el mío".

"¡Usualmente no me molestan los cumplidos, pero puedo ahorrarme los tuyos!" la emocional voz de la Segunda Elegida retumbó. "A menos que eso es lo quieras decir como tus últimas palabras".

"¿Últimas palabras?" Repitió calmadamente. "No, eso sería demasiado pronto. Y deseo hablar con él antes".

"¡Te lo advertí! ¡No dejaré que le hagas hacer esto otra vez!" Asuka gritó y pudo sentir las palmas gigantescas apretar más fuerte contra él.

"Temo que no puedo que esto suceda todavía. De no haber sido por mi estupidez y dejarme distraer, ni siquiera habrías llegado tan lejos".

"¡Bueno, qué mal para ti!" ¡No creo que sigas teniendo mucha elección en esto!"

Simplemente sonrió mientras cerraba sus ojos. "Él ha elegido muy bien, puedo verlo", dijo suavemente, murmurando más para sí mismo que para ella. "Una compañera leal, aún cuando los tiempos sean rudos, aún cuando es un compromiso que podría tener poco que ganar y tanto que perder. Justo como él mismo. Estos lazos que son los más difíciles de hacer son los más difíciles de romper. Y cuando dos corazones frágiles logran unirse, ya no serán de cristal, sino de diamante".

"¿De… de qué estás hablando?"

"Shinji estará aquí en cualquier momento. Y dado que has tenido éxito en perturbar mis planes, tendremos que acelerar las cosas un poco. Hasta luego, Sra. Ikari".

"¡Hey, ¿Qu…?"

Antes de que pudiera terminar su pregunta, cambió a un grito penetrante, cuando un Campo-AT apareció entre las manos y brazos del EVA Unidad-02, cercenándolas con un corte preciso. Los ahora dedos flácidos liberaron su cuerpo mientras las manos masivas cayeron en el abismo. Antes de que la Segunda pudiera reaccionar, revirtió el poder que había usado para reducir la velocidad de su caída para ahora acelerar al coloso, enviándolo a estrellarse a través de las compuertas restantes mientras lo seguía.

OOO

A Shinji no le gustó lo que vio del todo. Usando a la Unidad-02 como un ariete, Kaworu de repente aceleró hacia abajo y aunque el piloto experimentado se dejó caer libremente a través del túnel, no había forma de que pudiera alcanzarlos a tiempo. A pesar de la velocidad a la que la gravedad jalaba el EVA abajo, tomó muchos largos, agonizantes segundos hasta que cayó a cuatro patas en el fondo del al parecer foso sin fin. El fuerte impacto lo sacudió hasta los huesos y le tomó otro momento para reorientarse en este extraño mundo subterráneo que reflejaba la deforme Antártica con su cielo rosado y estalagmitas de hielo. Los ojos de Shinji pronto cayeron en el Evangelion rojo, el cual yacía desparramado en el suelo congelado.

"¡Asuka!" gritó. "¡¿Estás bien?!"

"Sí. So-sólo un aterrizaje… unos cuantos aterrizajes forzosos", fue la respuesta gruñida. "¡No pierdas el tiempo, ve por él!"

Asintió a la pantalla de comunicación, dando la vuelta a su EVA mientras la voz de Asuka sonó una vez más. "¿Y Shinji?"

"¿Hm?"

"Perdón".

No respondió. No había necesidad de. Cerrando sus ojos, inspiró profundamente, luego corrió tras la pequeña figura flotando en la distancia, acercándose a las "Puertas del Cielo". Sin embargo, no importaba cuán rápido luchara contra el piso resbaloso, era demasiado lento. La puerta se abrió, revelando al gigante blanco que estaba crucificado en medio del vasto lago de LCL. No fue sino hasta que el pequeño Ángel flotó hacia Lilith que Shinji pudo alcanzarlo.

"¡KAWORU!"

"He estado esperando este momento. Y lo he temido. Pero…" El Ángel se dio la vuelta, sonriendo débilmente hacia él. "Me alegro de finalmente volver a verte, Shinji Ikari".

Con eso, la mano de la Unidad-01 se cerró alrededor del chico de cabello gris. Y cerró expectante sus ojos.

OOO

El personal se quedó en silencio para ver si las señales de vida del Ángel cesarían o si la Unidad-01 sufriría el mismo destino que el Modelo de Producción Alemán. Ni siquiera un hombre como el mismo Gendo podía negar sentir cierta cantidad de nerviosismo, aún cuando contaba con la habilidad de permanecer calmado aún durante situaciones estresantes. Ese Ángel estaba demasiado cerca.

Con toda su fuerza y astucia, ninguno antes había logrado alcanzar las Puertas del Cielo, y este simplemente había pasado a través de ellas. Quizás había subestimado a este "niño" y a los ancianos que lo enviaron después de todo.

Pero antes de que nadie pudiera averiguarlo, la tierra empezó a temblar por una sacudida enorme, las visualizaciones holográficas convirtiéndose en estática.

"¡El Campo-AT más fuerte jamás visto ha sido detectado!" uno de los técnicos gritó.

"¡Luz, magnetismo, partículas sub-atómicas! ¡Está apagando todo!" otro gritó. "¡No podemos monitorear nada!"

"¿Esperó por esto hasta que pudiera atrapar a la Unidad-01 junto con él?" Fuyutsuki musitó a su lado, en voz muy baja como para que el persona del puente pudiera oír.

"¿Para qué? Ninguno es lo que realmente buscaba"; Gendo respondió, sintiendo el implante en su mano derecha contra el guante blanco. "A menos que… más bien esté interesado en el piloto".

"¿Para pelear con él?" el viejo profesor cuestionó. "¿O para ayudarlo?"

Gendo no tenía respuesta para él. Y no tuvo tiempo el tiempo para buscar una.

"¡Un segundo Campo-AT!"

"¡Otro Campo-AT tan fuerte como el primero ha rodeado el Dogma Terminal!"

"¡Está invadiendo el otro Campo-AT!"

"¡Imposible! ¿Otro Ángel?"

"¡No lo sé! ¡No puedo confirmar – lo… acaba de desaparecer!"

"¿Desapareció? ¡¿El Ángel?!"

Ahora Gendo se permitió una sonrisa de alivio bajo sus manos sujetadas. A diferencia de sus nerviosos subordinados abajo, tenía una muy buena idea de quién era ese "otro Ángel". Y ciertamente no era uno al que tuviera que temer, todo lo contrario.

Fuyutsuki aparentemente había llegado a la misma conclusión. "Es ella, ¿Verdad?"

"Sí. Nuestra victoria está asegurada".

Parecía casi irreal. El último obstáculo en su camino estaba a punto de ser eliminado. Después de todos estos años, el día en que sus esperanzas se volverían realidad finalmente estaba cerca.

"Haz que la Sección 2 esté preparada para la tarea de la que hablamos", sorprendió a su Subcomandante.

"¡Ikari!" Fuyutsuki advirtió. "¿No crees que eso sería tonto? Sería demasiado pronto, con SEELE en marcha".

"No importa qué tan rápido se muevan. Una vez que el 17° Ángel se haya ido, puedo moverme más rápido. Ya no los necesitaré más".

"¿Entonces por qué molestarse?"

"Porque no puedo arriesgarme a que alguien me apuñale por la espalda ahora".

"¿No es más bien", el anciano habló sabiamente, "que sólo tienes curiosidad?"

OOO

"No puedo…"

Shinji había querido pasar a través de esto sin indecisión, matarlo sin pensarlo dos veces, sólo acabar con esto. Se odiaría a sí mismo más tarde de cualquier forma, pero habría evitado revivir esos largos momentos agonizantes en los cuales había sido forzado a hacer semejante elección espantosa. Pero el momento en que su manó se cerró en un puño gigante alrededor del cuerpo del Ángel, su corazón había suplantado a su voluntad de nuevo. "Simplemente no puedo hacer esto, Kaworu…"

"Como te dije una vez antes, no me importa si muero aquí. Vida y muerte son sin importancia para mí tal y como son el espacio y tiempo…"

"¿Tiempo…?" Shinji repitió en voz baja. '"Volver a verte…" "Como te dije…"' Su mente había registrado esas palabras, pero no fue sino hasta que se calmó lo suficiente que fue capaz de hallares sentido. "¿T-tú? Tú estuviste detrás de esto, ¿Verdad? ¡Tú nos enviaste de regreso!"

"No puedo ni negar ni afirmar eso. Pero puedo decirte que han sido observados, sus miedos y penas, y se les tuvo lástima. Cuando llegó la hora en que hicieron su deseo, se les concedió…"

"¿Deseo?" Shinji preguntó incrédulo. "¿Estás diciendo que yo deseé esto? ¿Dices que quería abandonar a mi – mi hija atrás?

"Ciertamente lo hicieron – y a la vez no. ¿No recuerdas el día antes de que regresaran a este tiempo?"

"¿Qué…?" murmuró, fácilmente recordando la última vez que había visto a su pequeña hija.

OOO

Asuka estaba parada en la entrada de la habitación de Aki, como la había encontrado incontables veces antes. Abrazándola en silencio por detrás, descansó su barbilla en su hombro, siguiendo su vista a la forma durmiente de su hija.

"¿No deberíamos cambiarla en su camisón?" susurró él sonriendo ante la vista de Aki yaciendo medio cubierta bajo su cobija, su pierna izquierda pateando por liberarse, mientras aún tenía puesta sus pantalones y playera.

Asuka sacudió su cabeza, sin embargo. "Se quedó dormida en el porche así. Me alegro de haber podido llevarla a la cama sin despertarla. No quise arriesgarme".

En cualquier otra ocasión, habría reído. Después de todo, él sabía de primera mano cómo era su pequeña granuja cuando la forzaban a despertarse otra vez. O se ponía gruñona o estaría tan activa otra vez que tomaría dos horas para hacer que vuelva a dormir.

Pero la expresión afligida de Asuka y voz desprovista de emoción previno su reacción natural. "¿Qué sucede?" inquirió gentilmente.

"¿Qué quieres decir?" preguntó ella inocentemente. Lo bastante inocente que era obvio que ella estaba negando la verdad.

"Al parece estar en tu mente últimamente", continuó dando voz a sus preocupaciones. "La has estado mirando así bastante a menudo".

"¿Cómo 'así'?" Asuka respondió. "Siempre miro a mi hija".

"No, no de esta manera. Cuando está contigo, actúas como siempre, para que ella no se dé cuenta, pero tan pronto te das la vuelta, pareces estas preocupada por algo".

Su cuerpo se hundió levemente mientras suspiraba, por fin rindiéndose. "Es sólo… desde nuestro último viaje… desde que ella sigue preguntando… he empezado a preguntarme cuán sola realmente está sin siquiera saberlo…"

Shinji casi deseó no haber preguntado. "Bueno… c-creo que no podemos hacer mucho más que estar ahí para ella tanto como podamos".

"Sí, pero… ¿Es vivir sólo con nosotros dos la peor forma de crecer o ella nunca extrañará la interacción con otros, cuando nunca sepa qué debería extrañar?" Sacudió su cabeza. "Recientemente, me he preguntado cómo sería su vida si no fuéramos los únicos humanos en la Tierra. Ella ya casi tiene cuatro años ahora. Estaría en un jardín de niños, ahora, conociendo a otras personas, haciendo… amigos…"

Sintió su corazón dolerle al verla hacer una mueca. No porque estos pensamientos obviamente le dolían, sino también porque sentía que ella tenía razón. Él mismo se había estado preguntando acerca de esto desde que Aki empezó a preguntar acerca de otros. Sobre amigos. Podían hacer su mejor esfuerzo como padres, ¿Pero eso era suficiente para mantenerla feliz?

"Para ser honesta, yo… simplemente desearía poder hacer algo para permitirle vivir una vida normal. Una vida en la que pueda crecer como una niña normal".

"Sí…" Shinji murmuró, mirando a la durmiente, niña inconsciente. "Yo también…"

OOO

"¡¿Eso es todo?!" Shinji gritó. "¿Por un estúpido deseo? ¿Nos quitaste a Aki porque le deseamos a ella una mejor vida?"

"Lo lamento profundamente. Pero de seguro estás de acuerdo conmigo en que traerla a este tiempo con ustedes habría sido contraproducente a su propósito aquí".

"¿Q-qué? ¡Pero eso no tiene sentido!"

"¿No?" Kaworu se preguntó, visiblemente sorprendido por esa conclusión. "Querían crear un mejor futuro para su descendencia. Para darles esa oportunidad, fueron traídos de vuelta al punto desde el cual serían capaces de cumplir sus intenciones".

"¡Pero no fuimos capaces de hacerlo! ¡No pudimos cambiar nada! Touji aún fue lastimado. Asuka aún fue torturada. Rei aún murió. ¡Y ahora se supone que te mate otra vez!" Shinji se tragó un sollozo enojado. "¡Y nada de esto podría traer de vuelta a mi hija!"

"Pero las heridas de tu amigo no fueran tan severas como pudieron haber sido. Tu esposa no cerró su corazón de todos, incluyendo a ella misma. Y mientras que el cuerpo de Ayanami cambió, su alma y emociones no, porque sus amigos tampoco le dieron la espalda". Kaworu cerró sus ojos por un momento luego de hacer su razonamiento, su sonrisa desvaneciéndose levemente. "Puedo entender el dolor que la pérdida de tu hija te ha causado y lo lamento mucho. Puedo entender el odio que sientes contra mí ahora por eso y no te culpo por ello. Tal vez te ayude con esta elección. Aunque desearía que no partiéramos en semejantes términos. Confía en mí, Shinji. Encontrarás tu felicidad de nuevo algún día, siempre y cuando sigas este camino".

"¡Pero nunca será ella otra vez!" Shinji refutó incrédulo. Entendía que para alguien como Kaworu, su felicidad había venido de tener una familia del todo. Pero había mucho más que eso. "¿Cómo esperas que sea feliz sin ella?"

"No temas. No estás solo", el Ángel, sin embargo, se lo aseguró una vez más. "Ahora, no titubees por más tiempo. Tal vez sea el Ángel del Libre Albedrío, pero esa es mi oferta, no mi poder. Mi libertad de elección es tan limitada como la de mis hermanos, incapaz de resistir el llamado. Mi verdadera libertad sólo puede ser concedida por ti, mi amigo".

"Pero…" Las palabras se quedaron atoradas en la garganta de Shinji. No podía dejar de temblar por la familiaridad de esta situación. "No… no quiero hacer esto de nuevo. ¿No puedes ignorarlo? ¿Ese llamado? Yo… nosotros… ¡Nosotros podríamos necesitar tu ayuda! Kaworu, por favor…"

Pero el Ángel sólo continuó usando su voz tranquilizadora. "No me necesitas para cumplir tu meta", disolvió el intento de Shinji por persuadirlo sin embargo y miró arriba. "Ya tienes más aliados de los que piensas".

OOO

Rei regresó la vista del chico atrapado por la Unidad-01. No era capaz de escuchar las palabras que intercambiaron desde su posición, pero podía ver la sonrisa complacida que le estaba dando. Seguramente él sabía que era ella quien perturbó su Campo-AT, dejándolo vulnerable. Sabía que ella no le permitiría tener éxito. Él sabía…

¿Era esa la razón… por la que sonreía…?

OOO

"Esto está destinado a suceder, sea de esta forma o de otra. Y Shinji, has llegado muy lejos desde el tímido chico que una vez conocí. Te has encontrado a ti mismo. Has encontrado tu razón para existir. No deberías abandonar eso por mí". Kaworu le urgió una vez más. "¿No quieres verlos otra vez?"

"¿De qué estás…?" Pero Shinji se interrumpió. Sabía a lo que se refería con eso. Si no hacía esto ahora, Kaworu tenía que unirse con Lilith, empezando el Tercer Impacto. Y esta vez, no habría ninguna esperanza de que sobrevivieran. No volvería a ver a nadie otra vez.

"Ya veo… Aún no te das cuenta…" El Ángel sonrió. "Pero eso no importa. Lo harás eventualmente. Una alegría inesperada es aún mayor que la que estás anticipando", Kaworu musitó, y le pareció a Shinji que sus ojos rojos estaban mirando fijamente a través de él, como si no hubiera un Evangelion entre ellos. "Así que, Shinji, haz tu decisión. Sigue viviendo. Sigue protegiendo a aquellos que amas".

La cabeza de Shinji se hundió. Quería protestar, decir que no había manera en la que pudiera cumplir ambos deseos si tenía que hacer esto.

Pero al final tuvo que admitir que Kaworu tenía razón.

"Lo siento…"

"No lo estés…"

Shinji cerró sus ojos. Sólo un leve jalón en los controles. Y sin siquiera mirar, supo que había terminado.

El 17° Ángel estaba muerto.

OOO

Asuka se maldijo, yendo y viniendo dando vueltas mientras elevador subía. Había fallado de nuevo en tomar esta horrible carga de los hombros de Shinji y no fue capaz tampoco de estar ahí para apoyarlo. Sin mencionar que falló en patearle el trasero a otro Ángel.

Sólo podía esperar que su EVA fuera reparado rápidamente. Había ciertas cuentas que saldar demasiado pronto y ella y su Unidad-02 necesitaban estar en máxima forma para eso. La pelea ya iba a ser suficiente dura por sí sola – y no había forma de que perdiera. No de nuevo.

Las puertas del elevador finalmente se abrieron, y Asuka se movió para salir – pero instantáneamente se detuvo por la sorpresa de encontrar su camino bloqueado.

"¿Piloto Sohryu?"

OOO

La cabina de contacto ya había sido expulsada, pero Shinji aún no hacía un movimiento para salir del asiento. De alguna forma, simplemente no podía moverse. Apenas y podía recordar mover al EVA de regreso fuera del Dogma Terminal.

Todos los otros Ángeles – habían sido monstruos enormes, destruyendo todo y a todos en su camino. Estaban tan fuera de lugar, tan irreales que era fácil no verlos como seres vivos. Fácil de matarlos sin sentir culpa.

Pero Kaworu no era así. Él era tan… humano.

Había sido tonto pensar que la segunda vez sería más fácil.

Exhaló, tratando de forzar a salir la mayor parte del dolor en su pecho junto con el aire, antes de finalmente encontrar la fuerza para salir de la cabina, su cuerpo trabajando agonizantemente lento. Mientras se daba la vuelta para irse, casi instantáneamente chocó con uno de los cinco hombres voluminosos de la Sección 2. Con recelo, miró de uno los rostros fríos como la roca, cubiertos por lentes oscuros a otro.

Shinji tentativamente dio un paso atrás. No le gustaba esto. No sólo era muy diferente de lo que recordaba, era bastante dudoso que ellos estuvieran aquí para felicitarlo.

"Piloto Ikari", contra el que casi había chocado bramó fríamente, su mano cerrándose alrededor del hombro de Shinji en un apretón de acero. "Por las órdenes del Comandante, queda bajo arresto por conspiración y traición contra NERV".

OOO

Notas del autor: Ahí lo tienen, el gran secreto finalmente revelado, ahora saben cómo regresaron… ¿O no? Sí, está bien, creo que muchos de ustedes reaccionaron igual que Shinji ante la explicación del "deseo" y ya van en camino a lincharme por haberlos tenido esperando todo este tiempo por eso. Pero, verán, mientras que muchos tal vez no estén de acuerdo, tal vez también porque sin intención le di demasiado hype a ese "secreto", realmente nunca me importó mucho. En mi opinión no era importante para la historia cómo regresaron, sólo que lo hicieran. Sé que eso no es precisamente lo que encuentras en un relato, pero, hey, sólo soy un tipo promedio tratando de escribir un fanfic para ver si es divertido (o eso era cuando tuve la idea para esta historia hace casi cinco años). Originalmente, ni siquiera tenía intención de dar una explicación del todo, pero cuando los reviews llegaron noté que había más interés en esta pregunta de lo que había anticipado, lo cual significada que no podría zafarme tan fácilmente. Sin embargo aún traté de mantenerla lo más vaga posible, al menos con el quién les concedió su deseo; ya fuera, Kaworu, los Ángeles en general, Rei/Lilith, algún otro ser superior, el propio Shinji con algún poder latente posterior al TI, aliens, Anno, o tu Madre.

Espero la relación de Kaworu con Rei no parezca un pobre intento de K/R. Después de todo, como dije antes, realmente no me gusta la idea de emparejarla con nadie. Diría que "no es más de la que compartió con Shinji", pero eso probablemente es contraproducente, y eso también a menudo es visto como una romántica por… ciertas personas. Pero no, es sólo una – bueno, ni siquiera yo estoy seguro si uno puede llamarle ya amistad. Sólo compartir algo de tiempo y aprender el uno del otro.

Mientras que la segunda escena implica algo de acción de Makoto, esa idea fue desechada muy pronto (incluso la línea acerca de él husmeando sólo fue añadida después), ya que lo que tenía planeado había sido más que nada sólo un recuento directo de sus escenas en el episodio; a lo mucho con alto de atención de que Misato parece saber todo lo que dice de antemano. Realmente no le habría hecho nada al capítulo, especialmente dado que quería enfocarme en Kaworu.

Una de las quejas más grandes de LD con este capítulo (además de mi inglés) era que Asuka y Shinji no intentaron preguntarle a Kaworu acerca de Aki a pesar de algunas suposiciones de que él tal vez supiera algo. Tristemente él no hizo/logró hacer una edición completa esta vez para que pudiera ver exactamente qué tenía en mente, pero no quería quitar nada del final de todas formas. Así que en vez de eso, añadía unas cuantas cosas, más notablemente el final de la escena donde Asuka bloquea a Kaworu de entrar a las regaderas – originalmente Shinji se quedaba callado e instantáneamente se alejaba caminando con ella.

Otra "adición de último minuto" (o cambio, en este caso): La escena donde se despiden de Hikari y Kensuke originalmente era después de la escena del baño para ser más coherente con el episodio (Misato hablando con PenPen). La verdad quería mover eso un poco antes (por otras razones), pero noté que quedaba mucho mejor al inicio temáticamente. Mientras que cronológicamente esté un poco desordenado de acuerdo a la línea temporal "original" ahora (dicho fragmento con Misato & PenPen), realmente quedaba mucho mejor en la (ahora) siguiente escena donde Asuka y Shinji llegan de buen humor al departamento.

Notas Varias:

- Muchas cosas mencionadas aquí que están muy abiertas a interpretación. Definitivamente no iré y diré que todo debería ser tratado como un hecho, especialmente cuando se trata de los desvaríos de Kaworu.

- Además de las mencionadas anteriormente, hice unas cuantas más "adiciones de último minuto". Así que unos cuantos detalles más en la escena de la cafetería. Había contemplado tener a Kaworu "analizando" los efectos de la cola. Pero lo de la sopa funcionó mejor con lo que ya tenía.

- Una parada en Nagao Toge es mencionada en el Episodio 4. Deseaba que hubiera habido más, el trazado de sistema de tráfico de Hakone me dio dolores de cabeza más tarde.

- Hasta donde entiendo, el jardín de niños y pre-escolar están "combinados" en los E.U. (desde mi punto de vista), así que no estoy muy seguro de que Aki en verdad visitaría el primero ahí. Tengo incluso menos idea acerca de la situación en Japón, pero Asuka es alemana, siempre puedo referirme a ella a juzgar por su propia herencia.

Así pues… Aquí termina la Número-"presente"/verbo-"pasado" rotación de capítulos. Podría haberla mantenido probablemente al, digamos, separar "Criar", pero eso habría sido dos capítulos-verbo con temas similares y no habría quedado tan bien en mi opinión. Y pienso que no está mal cortarlo aquí dado que prácticamente es el fin de la "serie" (viendo que desecharé los Episodios 25/26 de TV aquí). No quiero ir tan lejos como para colocar la "película" por separado, pero tal vez sea mejor si la tratan así. Así que viene un

¡CORTE! ¡RAJADA! ¡ROMPIMIENTO! ¡SEPARACIÓN! ¡JUSTO AQUÍ!

Lo que viene a continuación es "mi" EoE y tal cual eso fue separado en los temas más prominente de NGE ("Air" estando enfocado en la Acción y "Mi Corazón Más Puro para Ti" en la chaqueta mental), será de una "Faceta Doble" separado por el distintivo ida y vuelta de L2O.

¡Así que manténgase en sintonía para la conclusión en "El Último final"!

Traducido al español el 22 de Mayo del 2008

OOO

Notas del traductor: muchas gracias a Theblacksun y a BurningFlower por su función como pre-lectores de esta traducción.

Este es el capítulo que desde el principio de la historia me interesaba más y ahora puedo ver que mis expectativas fueron cumplidas por Jimmywolk. Tengo mis propias supocisiones al respecto de lo que ocurrirá, pero creo que este no es el lugar más adecuado para expresarlas, excepto que es muy probable que en verdad veamos un final "feliz".

SaintZero: un capítulo más... quizás me anime a leer tu historia, pero tras este trabajo de sacar 3 capítulos seguidos, no pienso entrar a ffnet en un rato.

la generala: vaya emoción, este no es tan triste, pero no por ello deja de ser menos interesante.

luminos: gracias por revisar mis otras historias, en fin, a ver qué te parece este capítulo nuevo.

Loquin: gracias por tu apoyo, aquí la nueva entrada.

klasnic: sí, se nota mucho la madurez de sus personajes, pero creo él mismo mencionó una vez que sí se vio bastante influenciado por todo lo del RE-TAKE, aunque creo empezó a escribir esta historia antes de que ese doujin saliera. Por cierto, ando dispuesto a matar por boletos para el evento al que JAM Project se supone se presentará... aunque el precio en teoría debería de ser el mismo al de otras ocasiones, como en la que Kageyama vino solito a México...

Bien, tengo entendido que el EoE de esta historia saldrá por ahí de julio con diferencia de 1 semana entre los 2 capítulos... según Jimmy claro...

En fin. Realmente, no tenía la más mínima intención de continuar la traducción de esta historia sino hasta que se publicara su final, pero dado que tenía el tiempo y próximamente estaré ocupado en otros asuntos personales, decidí que era mejor ponerme al corriente tras 8 meses de inactividad mientras podía y no luego cuando seguramente esté involucrado en otras distracciones.

Así pues, no puedo decir nada en lo referente a qué tan pronto será la traducción del final de esta historia una vez se publique de mano de su autor. Quizás sea en semanas o tal vez meses, no lo sé.

Hasta la próxima.