Neon Genesis Evangelion: La 2nda Oportunidad

Capitulo 5: El 14°

Escrito por: JimmyWolk

Traducido por: beamknight87

OOO

Cuando abrió sus ojos, la primera cosa que Touji vio fue un desconocido, techo blanco. Débilmente, pudo escuchar fracciones de una discusión fuera de su habitación.

"... sólo tiene cinco minutos", alguien dijo, seguido por un acuerdo de una voz más joven.

La puerta se abrió y reveló a una chica morena, aún vestida con su uniforme de escuela verde y blanco. Fue directo, aunque con velocidad respetuosa, a la silla al lado de él.

Parpadeó unas cuantas veces con sus ojos aún cansados, incluso aunque rápidamente tuvo una buena idea de quién era la recién llegada.

"¿Hikari?" preguntó con voz ronca, al parecer sobresaltando un poco a su visita.

"Suz... Touji", la chica de coletas se corrigió a sí misma, incapaz de pelear contra el débil sonrojo en sus mejillas. "Lo siento. No me había dado cuenta de que ya estabas despierto. ¿Estás... estás bien?"

"Sí". Sonrió él débilmente. "Creo que aún estoy vivo".

"Bueno, tú... tú dormiste por un día..."

"¿Un día, huh? Siento como si pudiera dormir por un día más o dos..." murmuró Touji, antes de regresar su atención a ella. "¿Y por qué estás tú...?"

"Oh, sólo estoy aquí debido a mis deberes como representante de clase, nada más," respondió ella dócilmente, con una gran sonrisa inocente en su cara.

Touji le regresó la sonrisa con complicidad. "Sí, lo sé..."

"Sí, eso creo..." susurró Hikari.

Un corto momento, lleno con un silencio de incertidumbre, pasó entre ellos. Lentamente, sus sonrisas se desvanecieron cuando sus mentes regresaron a los eventos recientes.

"¿Sabes qué pasó?" Touji eventualmente preguntó. "¿Al EVA, quiero decir?"

"Ikari lo destruyó..."

"¿Shinji...?" se preguntó, sonriendo débilmente, mientras miraba fijamente de nuevo el techo. "A veces es difícil creer cuán peleador es nuestro dócil, tímido amigo. Si lo hubiera visto en el EVA antes de conocerlo en la escuela, no estoy seguro si me habría siquiera atrevido a golpearlo en ése entonces..."

Hikari asintió estando de acuerdo, aún cuando él no pudo verlo. "Pero si no hubieras hecho eso, tal vez ustedes dos nunca se habrían vuelto amigos..."

"Sí", concordó él. "Creo que a veces algo bueno puede resultar incluso del error más grande..."

Touji se quedó en silencio otra vez. Por primera vez, su vista viajó por su cuerpo. Le dio una mirada inquisitoria a sus heridas tratadas, especialmente al yeso en su brazo y a su pierna que colgaba de un cabestrillo y la inmovilizaba. "Así que... ¿Qué me pasó?"

"Por lo que he escuchado, él y las otras te sacaron antes de que atacaran. No sé exactamente qué pasó, pero parece que no fueron lo bastante rápidos..." Hikari se quedó en silencio, notando que sonaba casi como si culpara a los pilotos por todo. Pero estaba demasiado contenta de que nada peor haya pasado de hecho para en verdad sentirse así.

"Tu brazo y pierna están rotos", eventualmente continuó ella. "Dicen que casi seguro te quedarás aquí por unas cuantas semanas".

"¿Semanas?" preguntó él con una nota de pánico en su voz. El sólo pensamiento de estar confinado en una cama por más tiempo que unos cuantos días causó que su estómago se retorciera. Él era el tipo de persona que necesitaba salir si quería mantener su cordura.

Hikari, sin embargo, pareció encontrar su temerosa expresión bastante divertida. "No es como si tus miembros se hubieran ido para siempre", soltó una risita. "En sólo cuatro o seis semanas estarás bien y serás libre de ir adonde quieras".

Touji gruñó de pura desesperación, pero se sintió demasiado cansado como para seguir discutiendo. Dejó escapar un suspiro y regresó su vista una vez más a la chica a su lado. "Entonces... si no voy a salir de aquí pronto... ¿Podrías hacerme un favor?"

"Por supuesto..."

"¿Podrías decirle a mi hermana que estoy bien?"

"Seguro..." prometió Hikari, asintiendo. Pero cuando sus ojos se encontraron, ninguna otra palabra pareció escapárseles. Ninguno se movió ni se atrevió a parpadear por segundos incontables, en temor de que éste momento desapareciera muy pronto.

"Temo... temo que tengo que irme ahora", la chica eventualmente rompió el silencio. "Tuve suerte de que siquiera me dejaran visitarte del todo".

Ella ya se había levantado de la silla y estaba a medio camino de la puerta cuando Touji la llamó una vez más. "¿H... Hikari?"

"¿Hmm?" preguntó ella, pero no se dio la vuelta.

"Gracias... por estar aquí..."

"Seguro..."

Con eso, se fue en silencio, esperando que él no notara el sonrojo en sus mejillas.

OOO

"No, Kensuke..." Shinji suspiró en el teléfono, "No, no sé por qué escogieron a Touji en vez de a ti... ¿Qué?... ¿No te dejan visitarlo? Oh... no, no, n-no creo que pueda hacer nada por ti ahí... ¿Horaki puede visitarlo?. ¿Pero no es eso debido a sus deberes como jefa de clase?... Sí, probablemente tienes razón, es un poco de más para sólo eso... No, no sé si Asuka tenga algo que ver con eso..."

Dirigió una mirada desde el pasillo a la sala. Su compañera pelirroja yacía en el piso, mirándolo curiosamente ante la mención de su nombre. No es que realmente pareciera prestar atención a la película o lo que fuera que daban por TV.

Shinji giró sus ojos mientras Kensuke continuaba por el otro lado del teléfono. "¿P-preguntarle?" gritó en su mejor impresión del Shinji 'nervioso/asustado'. No... no lo sé... Ella... ella ha estado bastante susceptible últimamente... Hey. ¿Por qué no se lo preguntas tú mismo? Puedo pasarle el teléf... ¿Kensuke?. ¿Hola?. ¿Kensuke?"

Dando una leve risa ahogada, terminó la conexión y puso de nueva cuenta el teléfono en su lugar. "Creo que nunca aprenderá..." murmuró mientras entraba otra vez a la sala.

"¡Aún no puedo creer que haya perdido de nuevo!" la pelirroja exclamó de la nada.

Otra vez...

"Asuka, estamos solos". Shinji bostezó. "Misato se fue mientras tomabas una ducha".

"¿Y qué?"

Le dio una mirada curiosa. Ya había sido un tiempo desde que la había visto tan gruñona, al menos sin que sólo lo actuara. "No estás diciendo que aún te estás tomando algo como eso de forma tan personal¿Verdad?"

"¿Y qué si lo hago?" gruñó ella y giró en su costado, desviando su mirada de él.

"Oh, Asuka..." Dio una risa ahogada por su conducta. Para alguien quien siempre pensaba de sí misma como una persona madura, ella en verdad conservaba actitudes infantiles incluso después de en verdad haber pasado por la adultez.

Cuidadosamente, se puso detrás de ella, atrayéndola cerca en una holgado abrazo. Se puso rígida, pero aunque era obvio que quería continuar sus quejidos en vez de abrazarlo y relajarse ahora, sabía que ella usualmente no era capaz de mantener ésa actitud por mucho tiempo.

"Es sólo..." El enojo en su voz ya se estaba desvaneciendo. "¡Fui noqueada tan fácilmente!. ¡Otra vez! Nunca tuve siquiera la oportunidad de pelear apropiadamente. Ahí estaba, pensando que podía redimirme a mí misma y yo... yo..."

"Nos atrapó a todos por sorpresa", le aseguró, pasando sus manos tranquilizantes por sus brazos. "No había nada que pudieras hacer. Estoy seguro que le habrías mostrado quién mandaba de lo contrario..."

Finalmente, una pequeña risa quebró y pasó a través de su máscara de enojo. Se volteó para verlo y llevó sus brazos alrededor de sus hombros. Hizo un berrinche, ahora juguetonamente. "Odio cuando haces eso. ¿Lo sabías?"

"Sí..."

Ella sacudió su cabeza, lentamente poniéndola cerca de la suya. "Ésa es la frase equivocada", susurró. "Tienes que decir 'Lo siento' ".

"¿Oh?" Sonrió él, inclinándose hacia delante y a medio camino, ya sintiendo su respiración en su rostro. "Lo siento".

"Mejor..." Cerró sus ojos, justo antes de que sus labios...

"¡Ya llegué!"

Ambos se sobresaltaron ante el fuerte, alegre llamado de la joven voz; no en shock o miedo, sino en sorpresa y en una esperanza más allá de la razón. Pero no había nadie a la vista...

Asuka se tensó notablemente cuando Shinji puso su mano en su hombro. Mientras lentamente se daba la vuelta, miró en sus ojos, y vio el destello de esperanza que había brillado en ellos justo unos pocos segundos antes de que fuera reemplazado por tristeza total.

"Sólo fue la TV..." murmuró ella llanamente. Ningún rastro de emoción podía encontrarse en su voz.

"Sí..." Se tragó el nudo de tristeza en su garganta, mientras la tomaba de nuevo en sus brazos. "Sólo la TV..."

OOO

No era el primer campo de batalla que ella había visto, pero aún así la vista del gigantesco, casi-humano cadáver mandaba escalofríos por su espalda.

El proceso de limpieza ya había empezado, pero aún así tomaría un tiempo remover todos los restos sangrientos del EVA/Ángel. Grúas pesadas y camiones estaban ocupados transportando el cuerpo fuera del área. El personal de NERV estaba por todo el lugar, bloqueando la región de ojos curiosos. Pero ninguno de ellos se habría atrevido a detenerla en su humor actual, incluso si no hubieran reconocido a la Mayor.

"¿Ya estás bien?"

La pregunta retórica de Ritsuko ni siquiera sobresaltó a Misato. Por supuesto que ella no estaba 'bien'. Sus heridas eran claramente visibles, especialmente por el cabestrillo alrededor de su brazo, y se quedarían así por varias semanas. No era como si su vieja amiga estuviera mucho mejor, con el vendaje alrededor de su cabeza.

"Estaré bien siempre y cuando pueda hacer mi trabajo. No puedo tomar un descanso con ésta situación de emergencia". Suspiró ella con enojo. "Habría venido incluso antes si cierto Comandante no hubiera hecho la orden más estúpida de su carrera".

"Escuché sobre Shinji", la doctora comentó. "Y aunque su castigo tal vez no parezca razonable al principio, creo que el Comandante Ikari tenía razón..."

"¿Siempre tienes que estar del lado de ése bastardo, no?. ¿Qué es esto, un nuevo juego del que todavía no he escuchado?. ¿'Veamos quien puede lastimar más a Shinji'? Yo..." un súbito dolor en el brazo la detuvo en seco, ya que se había movido demasiado abruptamente en su rabia.

"¡Ya cálmate!" Ritsuko contraatacó severamente, pero mantuvo su calma. "¡Hablas como si acabara de ser arrestado o expulsado por completo de NERV!"

Misato suspiró. "Perdón. Es sólo... él no lo merece. ¡No ha hecho nada malo! Habría sido mucho peor si no hubiera intentado salvar a su amigo. Está arriesgando su vida por nosotros una y otra vez y ahora que finalmente muestra algo de confianza en pilotear el EVA, no se le permite hacerlo".

"No creo que él se preocupe mucho por perder unas cuantas pruebas..." Ritsuko dio una risa ahogada.

"Bueno... tal vez no..." Misato se permitió una sonrisa divertida. "Creo que tienes razón. Pero aún así espero que el siguiente Ángel no aparezca en las próximas pocas semanas..."

OOO

Shinji se incorporó de golpe en su cama. Su corazón latía muy rápido y se encontró a sí mismo cubierto de sudor, pero la realidad ya empezaba a rodearlo otra vez.

Otra pesadilla...

Habían pasado años desde la última, pero últimamente llegaban más constantemente, siempre burlándose de su pérdida, siempre diciéndole que todo lo que estaba haciendo era para nada. Y siempre ése monstruo que simplemente no lo dejaba ir.

Con un fuerte suspiro, cayó de espaldas en la cama otra vez y cerró sus ojos, pero aún estaba demasiado disgustado para dormir otra vez. Gruñó, molesto por ésta situación, se giró a un lado, sólo para cambiar de posición otra vez ni siquiera un minuto más tarde. Cansinamente, su vista vagó alrededor del cuarto oscuro hasta que cayó en las luces fluorescentes del reloj digital.

4:36... Y con su mente ocupada y garganta seca, no había ninguna forma de que durmiera pronto. Pero al menos podía hacer algo contra la sed.

Shinji tembló un poco cuando su piel bañada en sudor entró en contacto con al aire congelante de la noche mientras se levantaba e iba a la cocina. No quiso prender las luces, para no perturbar el sueño del pingüino en su refrigerador privado, y en silencio se sirvió una bebida del otro refrigerador.

Pero después de que rápidamente la bebió y arrojó la lata vacía a la basura, realmente no se sentía refrescado del todo, y difícilmente mejor. Sólo había sido otro intento inútil de cambiar algo.

Con la cabeza agachada, arrastró los pies de vuelta a su cuarto. Pero mientras pasaba la puerta del cuarto de Asuka, un suave gimoteó lo paró en seco.

Un triste suspiro escapó sus labios. Había pocas cosas que odiara más que éste sonido; siempre le recordaba cuán inútil realmente era. Pero no podía culparla por llorar. A menudo él encontraba su propia almohada también húmeda por sus lágrimas.

Por un rato sólo se quedó ahí parado en el pasillo, encontrándose incapaz de o ir a la habitación de ella y tranquilizarla o irse y dejarla sola con su dolor.

Finalmente, luego de asegurarse de que Misato no estaba cerca, con indecisión se dirigió a la habitación de Asuka y abrió la puerta, en silencio y con cuidado. Por un instante, sonrió ante el caos de su cuarto. Siempre y cuando no se tratara de su aspecto, ella siempre había sido la más descuidada de ellos; ni siquiera madurar le había ayudado mucho ahí.

Pero la sonrisa se desvaneció tan pronto como llegó cuando vio su silueta llorando en la cama.

Con pequeños, callados pasos, se le acercó, cuidadosamente evitando el desorden en el suelo. Ella no lo notó en su sueño inquieto mientras se sentaba a su lado.

Él quería susurrar palabras tranquilizantes en su oído; cualquier cosa para calmarla, pero todo lo que pudo pensar habrían sido mentiras aún más dolorosas. Todo lo que pudo hacer fue colocar su brazo alrededor de ella y compartir su dolor. Y así ambos lloraron juntos en silencio hasta que tuvo que regresar a su propia habitación, antes de que la mañana llegara para traer otro día de represión y farsas.

OOO

"¿De verdad ella dijo eso?"

Hikari asintió, con una gran sonrisa en la cara ante la vista de su expresión de piedra. "Su palabras exactas fueron: '¡Ése tonto idiota de mi hermano mayor puede estar contento de que nada peor le haya pasado, de lo contrario yo misma lo habría matado!' "

"Ésa pequeña desagradecida..." Touji murmuró, pero Hikari sólo sonrió, sacudiendo ligeramente su cabeza al chico en la cama a su lado.

"No te hagas el tonto. Sabes exactamente que ella no se refería a eso. Estaba asustada cuando oyó que arriesgaste tu vida sólo para que obtuviera mejor tratamiento, Y dado el progreso que ha logrado, estoy segura que está muy agradecida por lo que hiciste por ella".

La cara del chico se iluminó visiblemente ante sus palabras. "Así que. ¿Cómo está la pequeña mocosa?"

"Oh, lo está haciendo bien. No estaría sorprendida si ella empieza a caminar más pronto que tú".

"¡No lo creo!" exclamó él orgullosamente y le sonreía de vuelta.

"¿Huh?. ¿Por qué estás tan seguro?"

"Porque", empezó él suavemente, mientras ponía la mano de su brazo bueno en la suya y miraba profundamente en sus ojos en una manera que enviaba escalofríos por su piel y traía una calidez a su rostro, "ella no tiene la misma motiva..."

Fue abruptamente interrumpido por un fuerte golpe en la puerta. Antes de que alguno de ellos pudiera responder, fue abierta de golpe por un torbellino rojo, el cual arrastraba a otra persona con él.

"De verdad espero que no hayamos interrumpido nada..." una visiblemente disgustada Asuka gruñó.

Aunque 'inocentes', las caras de Hikari y Touji su pusieron inmediatamente rojas.

Por fortuna para ellos, el chico quien entró con Asuka intervino antes de que el silencio pudiera volverse realmente incómodo. "H-hola, Touji", murmuró él. "Hola, jefa de clase..."

"¡Hey, Shinji!" El deportista agradecidamente aceptó el desvió del tema. "¿Cómo estás?"

"Eh... bien..." dijo Shinji, obviamente tomado por sorpresa por la pregunta más bien de rutina. "Pero y-yo de hecho vine aquí para preguntarse eso..."

"¿Yo? Ah, estoy bien. Ya sabes... sólo tirado en la cama, comiendo, yendo por ahí", bromeó él, señalando la pierna que colgaba del cabestrillo.

"... Jugando al doctor con tu novia..." Asuka en broma añadió a su lista.

Mientras que otra ola de embarazoso silencio calló a Hikari antes de que pudiera hablar, Touji sólo giró sus ojos ésta vez.

"¿Y qué te trae aquí, Señora Lucifer?. ¿Ya me extrañas?"

"Sí, seguro..." la pelirroja bufó. "Sólo estoy aquí porque Misato no quería que su pequeño Shinji viniera solo", añadió en un tono de fingida indulgencia, alborotando el cabello de Shinji como si fuera un niño pequeño.

"¡Asuka!" protestó él, sonrojándose ligeramente de vergüenza. "Eso no es lo que ella dijo..."

"¡Lo que sea!" exclamó ella, y regresó su atención al inválido. "Pero dado que estamos aquí ahora para agraciarte con nuestra presencia. ¿Qué tal un pequeño 'gracias' por salvar tu pobre trasero?"

Touji sólo miró con desaprobación hacia, o más bien a través de ella.

"Gracias, Shinji..." dijo él eventualmente, sin cambiar su expresión.

Asuka parecía a punto de estallarle, pero el codo de Hikari fue más rápido.

"¡Ouch!" gritó él, sobándose el punto vendado de sus costillas donde ella lo golpeó. "¿Por qué fue eso?"

Pero antes de que ella pudiera responder ésta muy innecesaria pregunta con más que una mirada severa, Shinji decidió intervenir una vez más. "Tiene razón. ¿Sabes? Ella y Rei ayudaron mucho para salvarte".

"A-hem..." Asuka trajo su atención de vuelta a ella, donde fue saludado por una mirada de advertencia.

"Eh... por supuesto que Asuka incluso fue una mayor ayuda..." rápidamente añadió.

"¡A-hem!" Ésta vez fue acompañado por una leve bofetada en la parte trasera de su cabeza.

"Yo... eh..." Los hombros de Shinji cayeron, mientras suspiraba en derrota. "Quiero decir, Rei y yo le ayudamos, por supuesto..."

"¡A-HEM!"

"N-no es que ella hubiera necesitado ninguna ayuda..."

"Perdón, Shinji". Touji sonrió. "Pero no me siento con ganas de darle las gracias a tu esposa sólo porque te sometió".

"¡A-hem!"

Sus ojos vagaron cansinamente a su izquierda, desde donde el último sonido había venido, y se encontró con la mirada desaprobatoria de Hikari.

"Eh... yo..." Dejando salir un gruñido, miró al techo, haciendo un berrinche de manera casi infantil, mientras calladamente murmuraba un "gracias por salvarme..."

"¿Quién está sometido ahora?" Shinji murmuró, su voz apenas audible.

Pero por dentro, estaba sonriendo contento ante la suerte de su amigo. Había querido visitarlo al menos una vez y era algo bueno que lo hubiera hecho antes...

...antes de que las sirenas súbitamente empezaran a sonar por toda la ciudad.

Y mientras Asuka y Shinji intercambiaban una mirada conocedora discreta, todos los demás en Tokyo-3 acababan de saberlo: El siguiente Ángel estaba por atacar en cualquier momento.

OOO

Misato se apresuró a través de los corredores del Cuartel General sólo unos pocos minutos después de que la alarma se disparó. El anuncio a todo el personal de 'tomar sus posiciones de combate y prepararse para combate tierra-aire' había sido repetido ya por tercera vez, pero el tamaño tremendo de los Cuarteles Generales hacía la ruta más larga de lo necesario. Buscó su teléfono con su mano sana, finalmente pudiendo extraerlo de su bolsillo, y estableció una conexión con el centro de comando. "Aquí Katsuragi. ¿Cuál es el status?"

"¡Mayor!" La voz de Hyuga resonó a través de su teléfono. "¡El Ángel fue visto en Komagatake y dudo que su línea de defensa pueda contenerlo por mucho tiempo!. ¡Ésta cosa se mueve a través de nuestras fuerzas como si ni siquiera estuvieran ahí!"

¿Ni siquiera podían frenarlo un poco? Eso significaría que tenían aún menos tiempo para preparar el contraataque.

"¡Muy bien, preparen el lanzamiento de los EVAS!. ¡Vi a Shinji y a Asuka apresurándose a los vestidores!. ¿Qué hay de Rei?. ¿Ya está lista...?"

"Mayor", una voz fría la interrumpió.

"¿Sí, Comandante?"

"Sólo la Primera y Segunda Elegidas se enfrentarán al Ángel. La Unidad-01 entrará en combate con el sistema sustituto".

"¿QUÉ?"

OOO

A pesar de caos a su alrededor, había un silencio impresionante mientras los oficiales técnicos miraban al asiento del Comandante.

"El Piloto Ikari aún está suspendido de su deber..."

"¡Señor, con todo el debido respeto, éste no es el momento para hacer cumplir medidas disciplinarias!" la voz de Misato hizo eco a través del comunicador.

"¡No lo repetiré, Mayor!"

Hubo una corta pausa que apretó la atmósfera, hasta que Misato respondió con un débil "Entendido..."

Ritsuko, quien estaba parada cerca de los técnicos del puente, sintió que alguien jalaba su bata de laboratorio.

"Pero, Sempai, el sistema sustituto ni siquiera funcionó la última vez", Maya susurró. "¿Cómo puede arriesgar todo en un sistema tan poco fiable como ése?"

"Sé que nunca te gustó mucho la idea del sistema sustituto". Ritsuko sonrió cansinamente a su protegida por un segundo, pero dejó de hacerlo tan pronto miró de vuelta al hombre sentado por encima de ellos. "Pero para él, es más personal. Una vez que el sistema sustituto funcione, no necesitará depender más de Shinji. No es un secreto que él no es muy... apegado a su hijo, y el último incidente le dio una oportunidad para ampliar las diferencias entre ellos. No dudo que tan pronto Shinji haya perdido su utilidad, el Comandante hará todo para alejar al chico de él..."

"Suena casi como si tuviera miedo de su hijo", Maya comentó, sin siquiera notar cómo fruncía el ceño la doctora en forma pensativa.

'Es sólo que siempre lo está', Ritsuko se recordó a sí misma. 'Quizás sea verdad. Tal vez en verdad él es la persona más asustada en éste cuarto...'

Una fuerte explosión de repente los golpeó, recordándole a todos de la amenaza mortal arriba de ellos.

"¡Daños de la primera a la dieciochoava capas!"

"¿Destruyó dieciocho capas de armadura especial tan fácilmente...?" Makoto exclamó en shock y asombro ante la muestra del poder destructivo del Ángel en camino.

"¡No vamos a poder mandar a los EVAS a la superficie a tiempo!" Misato exclamó en el momento en que entró al puente a través de la puerta. "¡Posicionen a las Unidades 00 y 02..." le lanzó una rápida mirada al Comandante, "... dentro del Geofrente para proteger el Cuartel General!. ¡Que ataquen al blanco tan pronto entre al Geofrente!"

OOO

Sólo unos pocos segundos después, los dos EVAS esperaban la llegada del 14° cerca de los Cuarteles Generales; armados con un rifle estándar, pero con docenas de armamento adicional como lanzacohetes y lanzas progresivas a su disposición. Asuka aún recordaba cómo vació un arma tras otra al lentamente descendiente Ángel. Había sido como dispararle a una roca con una pistola de agua.

Lo sabía mejor ahora.

Pero el hecho de que el poder de fuego solo no pudiera ayudar contra éste enemigo no significaba que sería inútil del todo.

Entonces, ahí estaba. Una última explosión causó que el Geofrente entero temblara mientras el Ángel del Poder comenzaba su descenso hacia su meta. Pero mientras Rei inmediatamente empezaba a disparar en un intento por detener al intruso de progresar más; el EVA-02 no se movió del todo.

"¡Asuka!" la severa voz de Misato llamó a través del comunicador en confusión. "¿Qué estás esperando?. ¡Acábalo ya!"

Pero ella no respondió.

En vez de eso, tranquilamente observó a su enemigo, el cual no parecía estar molestado del todo por todo el poder de fuego dirigido a él. Recordaba su vista demasiado bien; el enorme cuerpo verde y blanco con los al parecer enclenques e inofensivos apéndices, la brillante orbe roja en su pecho, y la cara como cráneo que parecía estar sonriendo grotescamente; todo esto parecía esconder los poderes mortales que esperaban dentro a ser liberados.

Pero entonces, justo antes de que tocara el suelo...

"¡Cúbreme!"

Antes de que nadie pudiera reaccionar, Asuka había tirado su arma y corrió hacia el Ángel. Sabía que Rei, siendo una piloto experimentada, no lo pensaría dos veces y se movería a un lado, forzando al 14° a concentrarse en dos blancos diferentes.

'¡Te derrotaré sin importar lo que pase!'

Pero al Ángel del Poder no le importaban los picotazos de las balas, ni parecía temer a la amenaza roja que rápidamente se aproximaba.

'¡No dejaré que Shinji pelee contigo otra vez!'

Sus brazos, que habían salido como miembros inútiles de sus hombros, ahora se desdoblaron en lo que parecían largas, delgadas tiras de papel.

'¡No lo perderé a él también!'

Y con una velocidad inhumana los brazos volaron en su dirección, cortando como navajas todo lo que se pusiera en su camino en jirones...

... pero falló.

"¡NO VOY A PERDER!"

En el destello de un momento, Asuka no le importó más sobre contenerse. No le importaba si todo el comando se volvía loco, viendo un radio de sincronización que había sido rivalizado por ella sólo una vez, en otro tiempo.

En un rápido movimiento, evadió las letales armas como cuchillas y saltó a su atacante. El suelo se sacudió cuando el Ángel fue empujado a la tierra por el impacto y el peso de la Unidad-02.

El efecto sorpresa de su ataque no duró mucho. Justo cuando Asuka se preparaba para golpear a su oponente, el EVA fue lanzado atrás por el centelleante familiar Campo-AT naranja del Ángel. Tambaleándose hacia atrás, apenas y puedo evitar que su Unidad cayera.

El Ángel no le dio mucho tiempo para recuperarse.

"¡Asuka!. ¡Cuidado!. ¡Detrás de ti!"

Realmente no necesitaba la advertencia de Misato; habría sido muy tarde de todas formas. Los aún estirados brazos del Ángel se retrajeron en cuestión de milisegundos, evitándola sólo por pulgadas. Si no se hubiera movido en el último segundo, el EVA habría sido partido a la mitad. Pero ésta maniobra no pudo salvar su cable Umbilical. Asuka maldijo cuando el contador de las baterías internas empezaba mientras el cable proveedor de energía se estrellaba en el suelo, la electricidad brillando por donde había sido cortado.

No había forma de que pudiera lastimar al Ángel mientras produjera semejante Campo-AT tan fuerte. Las barreras de energía se estrellaban la una contra la otra mientras los combatientes trataban de abrumar a su oponente, ninguno de ellos dispuesto a rendirse.

Asuka apretó sus dientes en concentración. ¡No había manera de que perdiera¡Su enemigo tal vez fuera fuerte, pero no invencible¡E incluso si era con la última gota de energía que a su EVA le quedara, derrotaría a éste monstruo!

"¡Unidad-02, retrocede!" la voz de Rei advirtió de repente.

"¿Qué...?" No preguntó más, al ver al EVA-00 apuntando con un pesado lanzacohetes en su dirección. Tan pronto saltó fuera del camino, Rei no perdió el tiempo y disparó.

El Campo-AT, debilitado por las dos Unidades y especialmente debido a los poderes de la batalla a corto rango con el EVA-02, permitió que el misil pasara a través sin ningún problema visible, al parecer golpeando directamente el núcleo rojo.

"¿L-le dimos?" Asuka preguntó en voz alta, tratando de ver algo a través del humo que la explosión había causado.

Pero la respuesta llegó más pronto de lo que esperaba. Los dos brazos salieron disparados a través del humo otra vez, pero pasándola a ella...

"¡Ayanami, cuidad...!"

Demasiado tarde. Antes de que Rei pudiera evadirlos, uno de los apéndices como cuchillas cortó el brazo que estaba sosteniendo el arma justo en el hombro, mientras que el otro perforó a través de la cabeza de su EVA como si fuera de papel.

Un horrible grito de dolor y agonía hizo eco a través del comunicador.

OOO

"¡REI!"

La mayoría de las personas en el centro de comando tal vez habrían estado sorprendidas de oír a Gendo Ikari tan emocional, si le hubieran prestado atención, pero estaban demasiado distraídas por la batalla que se desarrollaba. Se suponía que Rei se quedara en la retaguardia, sólo debilitando el Campo-AT, y proveyendo fuego de cobertura. E incluso con sus 'sustitutas' listas en cualquier momento, parecía que tenía una razón para preocuparse más por ella que por todas las demás cuando estaba en grave peligro.

La única persona quien notó éste corto, inusual arranque del Comandante miró a la cubierta de comando encima de la jaula del EVA desde la plataforma que llevaba a la Unidad restante. Con cada segundo que pasaba, Shinji tenía que esforzarse más por no estallarle a los técnicos, quienes seguían la orden de no dejarlo entrar a la Unidad mientras trataban de iniciar el sistema sustituto de forma directa, sin mucho éxito.

Mientras más escuchaba a través de las bocinas del comunicador, más pinchazos sentía en su corazón. Ya había sido bastante difícil quedarse en su rol, cuando fue detenido al llegar ahí después de cambiarse en su Traje de Conexión, pero ahora estaba a punto de forzar su camino a la cabina de contacto.

¿Qué estaba pensando su padre?. ¿Acaso humillar a su hijo significaba tanto para él, que arriesgaba la vida de todos por ello?. ¿O... podría ser que él de verdad quería que pasara como la última vez?. ¿Era eso lo que quería lograr?

El miedo de ésta posibilidad apretó su corazón. Eso fue suficiente.

"¡PADRE!"

OOO

Asuka miró el contador otra vez. Sólo 30 segundos quedaban y el EVA-00 estaba fuera. Pero ella aún vencería al Ángel. Tenía que hacerlo. De lo contrario...

De nuevo, sólo tuvo tiempo de reaccionar por instinto para esquivar, ya que los brazos acuchillaron una vez más.

Pero justo cuando pensó que había escapado de las hojas mortales, perdieron su rigidez y en vez de cortar a través de ella, se enrollaron, alrededor de las muñecas del EVA. Con una fuerza increíble, el monstruo verde alzó a la Unidad roja, sosteniendo los brazos aparte en un agarre irrompible.

OOO

"¡Concentración de energía detectada!. ¡El Ángel se prepara para disparar otra vez!"

OOO

Asuka trató de no aterrarse al ver la centelleante luz en los ojos y boca del Ángel. Forcejeó por liberar su brazos con toda su fuerza, pero fue en vano; el agarre simplemente era demasiado fuerte.

Pero no perdería. Concentró toda la energía que le quedaba en su Campo-AT...

OOO

"¡Está drenando su poder demasiado rápido!. ¡No va a ser capaz de bloquear semejante potencia de fuego por mucho tiempo!"

OOO

"¡No voy a perder¡Mi madre me protege!. ¿No es así, Mama?"

OOO

El poder concentrado destelló.

OOO

"¡Corten las conexiones!"

OOO

"¡NO VOY A...!"

Oscuridad...

"no..."

OOO

Una poderosa explosión sacudió el Geofrente.

Una cabeza gigante salió volando, habiendo recibido un golpe directo por la enorme explosión.

Un gigantesco cuerpo rojo, ahora flácido, cayó estrellándose en el suelo.

Y una joven piloto maldijo el que hubiera fallado otra vez, y ésta vez no sólo a sí misma.

OOO

"¡EVA-02 está en silencio!. ¡El Ángel se aproxima!" La advertencia hizo eco a través de todo el Cuartel General, alcanzado también las jaulas de los EVAS.

"El Sistema Sustituto aún no es aceptado por la Unidad-01!"

Debajo de su frío exterior, Gendo estaba temblando de enojo. Debió de haber enviado a Rei fuera con el EVA-01. Incluso si algunos hubieran estado disgustados con la idea, de que ella debería de usar la Unidad de Shinji cuando la suya propia estaba perfectamente bien y el Tercer Elegido disponible; pocos se habrían atrevido a cuestionar su decisión de darle a ella el modelo superior.

¿Por qué no funcionaba el sistema sustituto? Akagi había asegurado que no había nada malo con las cabinas mismas. Las pruebas hechas con el EVA-00 no habían tenido complicaciones.

¿Podía ser verdad?. ¿Podía ser que...?

'¿Yui?'

"¡PADRE!"

Lentamente, se giró hacia el chico parado en las plataformas de las jaulas de los EVAS debajo de él.

"¿Esto no funciona, no puedes verlo?. ¡Déjame pilotear, antes de que sea demasiado tarde!"

"¿Por qué?" Gendo preguntó, típicamente tranquilo.

Por una vez, su hijo lo miro sin mostrar ningún temor. El chico de hecho pudo sonreír un poco cuando sus ojos se encontraron.

"¡Porque soy el piloto del Evangelion Unidad-01!"

Y por una vez, mientras miraba al gigante púrpura otra vez, los rasgos del Comandante se suavizaron por un corto momento.

'Siempre obtuviste lo que querías. ¿No es así?'

OOO

Misato miró con horror mientas el Ángel pasaba los vencidos e inofensivos Evangelions, ignorándolos por completo mientras iba hacia su verdadera meta que yacía justo debajo de ellos. El rápidamente comenzado ataque con armas convencionales, nada más que un acto frenético de su deseo de sobrevivir, no tuvo efecto visible en la criatura.

La enorme masa del monstruo fue todo lo que llenó la pantalla holográfica justo antes de que la imagen fueran reemplazada con estática. El suelo se sacudió con más violencia que ningún terremoto que la Mayor hubiera presenciado cuando el Ángel disparó su rayo otra vez, destruyendo acero y roca de las capas de defensa exteriores del Cuartel General.

Una explosión final acabó con todas las esperanzas que les quedaban.

"¡Golpe directo en el tercer sótano!"

"¡Oh no!" exclamó Misato en pánico ante el reporte de Makoto, sabiendo muy bien lo que esto significaba. "¡El eje principal fue expuesto por completo!"

Habían perdido. Todo lo que habían hecho hasta ahora, todo para prevenir éste momento, había resultado ser inútil. Ahora todo lo que les quedaba por hacer era esperar su final.

Pero antes de que el humo se disipara, un figura púrpura gigante saltó a través agujero, chocando contra el Ángel con su cuerpo, tirándolo al piso.

"¿EVA-01?. ¿Quién...?" Misato preguntó, observando con asombro a la pantalla revivida, incluso aunque instintivamente ya sabía la respuesta. "¡Shinji, ten cuidado!. ¡Ésta cosa es aún más fuerte de lo que parece!"

"¡Lo sé, Misato!"

OOO

"Lo sé muy bien..." añadió Shinji bajo su aliento, mientras se preparaba para otro salto contra el Ángel, antes de que pudiera levantarse otra vez.

No podía permitirle ninguna oportunidad de recuperarse. Ésta era una pelea de puro poder. Y ésta vez, estando equipado con un Cable Umbilical y por lo tanto sin estar restringido por un límite de tiempo, en verdad tenía buenas oportunidades de ganar, siempre y cuando no le diera a su oponente la habilidad de contraatacar.

Puñetazo tras puñetazo golpeó al distraído Ángel, el cual ni siquiera parecía intentar evadirlos. Un súbito destello le dijo a Shinji por qué. Saltó de su enemigo tan rápido como pudo, antes de que su arma de rayos pudiera golpearlo con toda su fuerza. Aunque ésta vez no perdió su brazo, gracias a su maniobra rápida, le costó la ventaja que había esperado. Para éste momento el gigante verde había usado el tiempo para levantarse otra vez y ni siquiera se veía lastimado del todo; listo para pelear de vuelta con todo su poder.

Y el cronómetro empezó su cuenta atrás.

Maldiciendo en silencio, Shinji expulsó los ahora inútiles restos del Cable Umbilical, permitiendo al EVA moverse más libremente. Aún tenía más tiempo que en su primera pelea contra el 14° Ángel, pero ya no tenía más tiempo para errores.

Extendiendo por completo su Campo-AT, corrió tan rápido como pudo hacia el Ángel, el cual ya se estaba preparando para golpear otra vez con sus brazos. Hubo un corto destello de luz cuando los Campos-AT chocaron, pero la gran velocidad de la Unidad-01 le dio un poder que fue suficiente para mandar de espaldas al 14°. En un rápido movimiento, Shinji pudo sostener ambos brazos como cuchillas que se sacudían sin dirección detrás. Gritó de rabia mientras los jalaba con todo el poder que su Evangelion podía proveer, y fue respondido por un grito de dolor cuando de hecho pudo arrancar uno de los brazos.

Shinji no perdió el tiempo en soltar el flácido brazo de la mano del EVA y avanzó una vez más. El puño del EVA-01 golpeó directamente la cara morbosa del Ángel. Pero en vez de prepararse para otro golpe, Shinji la agarró fuertemente, mientras presionaba al gigante verde contra la tierra al empujar sus pies en su abdomen.

El al parecer indefenso Ángel soltó un chillido mientras su oponente trataba de tener éxito donde había sido detenido una vez. A Shinji ya no le importaba más sobre contenerse, sólo quería matar a ésta cosa que había causado tanto dolor y destrucción una vez y ahora de nuevo. En ésta rabia, jaló la cara como máscara, deseando sólo arrancarla antes de hacerle lo mismo al resto del monstruo. Y el contador aún mostraba más de un minuto antes de que se quedara sin energía.

Los tendones y carne que conectaban el cráneo con el resto del cuerpo se estiraron, haciéndose más y más delgados con cada metro, hasta que...

El EVA de repente se tambaleó hacia atrás cuando finalmente se desprendió, para el gran shock y alivio de Shinji. Con casi una satisfacción enferma, aplastó los restos en su mano antes de regresar su atención al cuerpo para hacer lo mismo con el resto.

Pero la sonrisa demente fue reemplazada por una mirada de miedo cuando el supuestamente Ángel muerto se levantó otra vez. Ahí, donde había estado la cara, había una nueva, sólo un levemente deforme reemplazo. Con un gruñido, la monstruosidad puso rígido el muñón que era el pequeño resto de su brazo, y un nuevo miembro salió disparado con velocidad tremenda, como si nada hubiera pasado.

"¿Se regenera tan rápido?" gritó Shinji incrédulo, pero antes de que pudiera reaccionar, el brazo regenerado se enrolló alrededor de la cabeza del EVA. Trató de alejarse y agarró el miembro contenedor, pero en vano; el agarre del Ángel era demasiado fuerte. Era una pelea fútil no aterrarse cuando su Unidad fue, al parecer con facilidad, alzada y arrojada a través del aire.

Shinji gruñó de dolor cuando su EVA se estrelló con fuerza en el suelo una y otra vez; su conexión mental con la máquina haciéndole sentir cada roca y árbol que se partía y aplastaba bajo "su" espalda. Frenéticamente, trató de sostenerse de algo, pero las raíces y escombros no eran nada que pudiera soportar el poder del Ángel.

Entonces todo se puso negro.

Los sonidos se desvanecieron en un eco distante.

Todo lo que podía sentir eran los temblores de los golpes, parcialmente reducidos en la escudada, cabina de contacto llena de LCL.

El contador mostraba sólo ceros.

Shinji sólo podía suponer lo estaba pasando afuera por las ya reducidas fuerzas de gravedad y el fuerte impacto cuando su EVA fue arrojado otra vez y aterrizó estrellándose contra la forma de pirámide de los Cuarteles Generales.

El Pánico que se alzó en él desde las profundidades de sus instintos de supervivencia primarios le hizo apretar los controles en sus manos, jalándolos inútilmente contra toda lógica, como si sólo necesitara suficiente de éste movimiento para recargar su arma gigantesca con energía para pelear contra el monstruo, que audiblemente expuso el núcleo del EVA y lo golpeó con sus mortales brazos.

Pero eventualmente, Shinji se fue deteniendo hasta llegar a un alto. Lágrimas de desesperación brillaron a través de sus ojos cerrados mientras la lógica amarga ganaba la batalla sobre los últimos restos de esperanza.

¿Por qué?. ¿Por qué simplemente no pudo matarlo?. ¿Por qué tenía que pasar así?

¿Acaso el destino iba a repetirse después de todo...?

Un débil sonido, como el latir de un corazón, resonó en la cabina de contacto.

Y Shinji sonrió tristemente al sentir su cuerpo disolverse en el LCL.

"Hola, madre..."

OOO

Y mientras el monstruo fuera de control destrozaba a su oponente para matarlo y devorar sus retos, anexando un poder que iba más allá de lo que nada poseía; mientras una joven mujer vomitaba y sus colegas sólo miraban fijamente en shock; mientras dos conspiradores pensaban sobre las consecuencias de éste comienzo y mientras otro hombre sólo parecía regar su jardín de sandías en la distancia, una adolescente lloró en silencio por una pérdida que ni siquiera podía ver, sino sólo sentir en su corazón.

OOO

Kaji suspiró mientras se desplomaba en el asiento enfrente de su escritorio. Katsuragi siempre se quejaba sobre todo el papeleo que tenía que organizar, pero sólo unas pocas personas podían haber imaginado la cantidad de reportes, archivos, y papeles que un espía tenía que ver y responder, y más de eso, si trabajaba para más de un lado. Era sólo que usualmente evitaban hacerlo hasta que inundaba el lugar de trabajo.

Aún así, no estaba seguro del por qué seguía molestándose más. Sabía que su 'trabajo de medio tiempo' había sido descubierto, o más precisamente, ya no sería tolerado, dado que dudaba que Ikari no lo hubiera sabido hasta ahora. Tal vez él ya había sabido desde el comienzo. Y ahora que más y más eventos no parecían seguir sus planes, su paciencia se volvía más y más corta.

Tal vez sólo era cuestión de semanas, o hasta días...

Los ojos de Kaji vagaron a la pantalla de la computadora, donde una pequeña pantalla de status mostraba el lento progreso de encriptación y transferencia de datos que había podido juntar hasta ahora. Estaba tan cerca para éste momento, tan cerca de descubrir toda la verdad. Sólo unos pocos meses más y tal vez habría sido capaz de cumplir su meta. Pero ahora parecía que dependería de Katsuragi el encontrar las piezas restantes del rompecabezas.

Sonrió tristemente ante el pensamiento de la belleza de cabello púrpura. Parecía como si ayer se hubieran conocido en ése bar, ambos aún tan llenos de ingenuas esperanzas y sueños.

'¿Cuál era su nombre otra vez?' se preguntó.

Mientras dejaba a su vista inspeccionar otra vez sobre los papeles dispersados, perdido en pensamientos del pasado, Kaji de repente notó un sobre tirado, medio escondido debajo de los documentos encima de su escritorio. Se debió de haber deslizado entre los otros papeles.

(¡Para ser abierto después del 14°!)

Varios segundos pasaron mientras miraba fijamente con curiosidad a la cubierta sellada. Pero eventualmente, se encogió de hombros tristemente y lo arrojó a un lado.

"Nada que no sepa ya..."

OOO

Rei estaba sola en la pasarela abandonada. El personal principal hacía mucho que se había ido a casa y la mayoría de las luces habían sido apagadas para ahorrar energía. Pero el ojo humano estaba hecho para adaptarse a la oscuridad a un grado adecuado y Rei no tenía problemas en ver el cráneo vendado de la Unidad Evangelion enfrente de ella.

Aún no estaba segura del por qué había venido aquí. Su presencia no causaría un cambio en la situación y no era hábil en éste campo científico como para ayudar a la Dra. Akagi y su equipo.

¿Entonces cuál era la razón para que rompiera su rutina diaria?

¿Quería ver la situación por sí misma? Eso era dudoso; no había razón para cuestionar la información de sus oficiales superiores.

Estaba confundida.

Y aún así, mientras miraba fijamente en los ojos verdes del Evangelion, se percató de que era ésta confusión la que originalmente la había traído aquí. Había venido a buscar respuestas a las preguntas que emergían en su interior.

Pero el gigante no respondería.

OOO

Hikari miró encima de su escritorio a la visiblemente abatida pupila quien estaba empacando sus libros y papeles en su mochila.

Eran casi dos semanas desde el último ataque, y casi dos semanas desde que su compañera de clase había entrado en éste estado deprimido. Al principio, Hikari había descartado el humor de Asuka como el resultado de la batalla y dado que había estado ocupada con... otras cosas, no había prestado mucha atención como lo habría hecho.

Pero ahora, se volvía más y más aparente que no era sólo algo temporal, lo cual significaba que sentía que necesitaba hacer algo al respecto. Llevada por el deber, y un poco de culpa de que tal vez haya negado su amistad últimamente, Hikari se levantó.

"¿Asuka?"

"¿Qué?" la dirigida pelirroja gruñó, sin siquiera mirar arriba mientras colocaba el libro de historia en su mochila negra.

"Me estaba preguntando... eh... si podíamos ir a casa juntas..."

Asuka no respondió inmediatamente; sólo miró fijamente enfrente suyo.

"Yo... yo preferiría ir a casa por mí misma hoy..." murmuró eventualmente, antes de que lentamente se levantara de su silla y se diera la vuelta de su representante de clase.

Pero Hikari no quería dejar que la oportunidad de hablar se le escapara. Dio un paso rápido hacia su amiga y delicada pero firmemente puso una mano en el hombro de la pelirroja.

"Asuka. ¿Qué sucede? Te ves tan melancólica últimamente".

La otra chica no se dio la vuelta. En vez de ello, sólo trató de liberar su hombro de la mano de su amiga. "¡No sé a qué te refieres!"

"¡Oh vamos, no puedes engañarme! Algo malo te pasa".

"Sólo tuve un mal día. ¿Está bien?"

"Una mala semana, o más bien, dos, al parecer". Mientras decía esto, Hikari notó que la mirada de Asuka estaba fija en un escritorio vacío cerca de las ventanas. Un pequeño jadeo se le escapó al darse cuenta de quién era dicho escritorio. "¿Es... es debido a Shinji? No ha estado en la escuela desde el ataque del último Ángel... ¿Acaso algo..."

"¡Me venció otra vez, está bien?" Asuka de repente estalló. "¡Me hizo ver como la peor piloto de todos los tiempos e incluso robó la gracia que me pertenecía!" Pero Hikari notó que había algo más detrás de ésta rabia, y brillaba a través más y más con cada palabra. Sus últimas frases venían más bien en sollozos que el poderoso grito con el que había empezado. "¡Ahora... ahora vete ya!. ¡Visita a tu estúpido 'novio' en el hospital o algo!"

Y aunque Hikari se sonrojó ante la comparación, era dudoso que su amiga siquiera lo notara más, ya que la pelirroja ya se había apresurado a alejar de ella.

"Asuka..."

OOO

¿Dónde estoy?

"Dentro del EVA..."

¿EVA?

Sí. Ahora recuerdo. No puede detenerlo.

Fallé otra vez...

"Hiciste tu mejor esfuerzo".

¿Entonces de qué sirve esto¿Por qué regresamos aquí? Si no podemos hacer una diferencia, no valió el precio.

No es que nada hubiera valido ése precio...

"Hasta las cosas pequeñas pueden cambiar el destino. El poder del espíritu humano puede doblar lo que sea a su voluntad si tiene la fuerza para hacerlo".

¿Cambiar el destino¿De verdad fue ése el por qué fuimos enviados de vuelta?

Para mí parece como si todo esto sólo fuera un cruel broma del destino. '¡Mándalos de vuelta! Barre todo por lo que han trabajado, todo lo que amaron. Sólo para que siempre tengan que repetir sus horas más oscuras y nunca sean libres del EVA'.

"¿El EVA te capturó?"

Sí.

"Pero depende de ti decidir si quieres ser libre".

¿Lo es?

OOO

"¡Ah!. ¡Cuidado con el árbol!"

Sobresaltada por el súbito grito del muchacho en silla de ruedas, Hikari salió de sus pensamientos y se detuvo inmediatamente. De haber empujado unos pocos centímetros más, la pierna vendada de Touji habría hecho contacto doloroso con la rama de un árbol que estaba al lado del camino.

"¿Sabes, no me importó la idea de salir de la habitación y dar una vuelta en el parque del hospital. Pero preferiría regresar en una pieza", Touji se quejó con suavidad.

"Perdón..." murmuró Hikari, jalando la silla de ruedas un poco hacia atrás para dar vuelta a la izquierda mientras continuaban en silencio.

"¿En qué estás pensando?" preguntó de repente Touji.

"¿Huh? Yo... nada..."

"¡Sí, claro! Tratas de engañar a alguien quien te conoce por casi cinco años. No eres alguien quien vaya por ahí ausente por nada. ¿Entonces qué es?"

"Es... Asuka..."

"¿Estás pensando en Asuka?" Touji se preguntó, pero su expresión desconcertada rápidamente se convirtió en una ancha sonrisa. "¿Estás pensando en Asuka así...?"

"¡Será mejor que no tengas esa mueca pervertida idiota en tu cara, Suzuhara!" advirtió Hikari.

"¡Perdón, perdón!" rió él. "Así que ¿Cuál es el problema con la demonio roj... eh... Asuka?"

"No lo sé", la chica murmuró. "Ése es el problema. Ha estado tan distante desde la última pelea, y sólo se ha puesto peor y peor desde entonces. No estoy segura, pero... creo que es debido a Ikari..."

"¿Shinji?" preguntó Touji en voz alta. "¿Aún no ha regresado a la escuela?"

"No..."

"¿Crees... crees que algo malo le pasó¿O que incluso esté...?"

"Espero que no. Pero... explicaría unas cuantas cosas..."

"¡No puede estar muerto!" Touji casi gritó, un obvio enojo en su voz. "¡Habrían dicho algo!. ¡Le habrían dado un mega funeral! Al menos, es lo que se merecería, si..." sacudió su cabeza libre de éstos pensamientos negativos, antes de que pudieran abrumarlo. "Probablemente sólo está en algún entrenamiento secreto o algo. El último Ángel justamente les mostró que necesitan trabajar más duro. Algo así..."

La jefa de clase asintió, sonriendo débilmente ante el optimismo de su amigo.

"Sólo quisiera saber..." suspiró ella. "Pero Asuka no me lo dirá, y dudo seriamente que sea diferente con Ayanami o con alguien más en NERV".

Continuaron su camino en silencio por un rato, lo cual parecía un poco inusual para ambos. No era la primera vez que había un silencio incómodo entre ellos, pero por una vez no era debido a la vergüenza.

Pero eventualmente, Touji giró su cabeza.

"Bueno, aún está..."

OOO

"¿Kensuke?"

El chico de lentes miró arriba de su escritorio, donde simplemente estaba sentado, la cabeza descansando en su mano, mientras miraba nostálgicamente por la ventana. El almuerzo enfrente de él apenas y había sido tocado.

"¿Qué pasa jefa de clase?" preguntó a la chica enfrente de él.

Kensuke parecía haber perdido algo de su energía desde el día que finalmente se le pudo permitir visitar a Touji. Hikari no sabía qué había pasado exactamente entre ellos, pero después de ver a su amigo en el hospital, y aprender que fácilmente pudo haber terminado mucho peor, Kensuke parecía finalmente haber darse cuenta de los peligros de pilotear un EVA. Pero claro, dejar que el largo sueño aspirado simplemente se fuera nunca era fácil. Si al menos sus mejores amigos estuvieran ahí para animarlo, pero aún pasarían semanas antes de que Touji se recuperara por completo y Shinji...

Hikari miró al chico con algo de lástima. Incluso si su depresión, si uno podía llamarle así, no era tan seria como la de Asuka, hacía una vista triste. Por fortuna, era casi seguro que nada no pudiera ser curado con un poco de distracción, y tal vez el trabajo que tenía para él era lo justo para que recuperara su espíritu.

"¿Sabes?., Asuka parece un poco distraída últimamente..." empezó ella, tratando de sonar casual.

Realmente él no reaccionó, pero al menos la mención de la pelirroja lo sacó de su estado deprimido. "¿Y...?" preguntó él, mirándola con desconfianza.

"¡Tienes que averiguar qué pasa con ella!"

"¿Qué?" Kensuke gritó incrédulo. "¿Por qué debería?"

"Porque eres el mejor calificado para el trabajo. Debe de tener algo que ver con el último Ángel y la desaparición de Ikari. ¿No estás interesado del todo?"

"Por supuesto que lo estoy. ¿Pero por qué eso me hace 'el mejor calificado para el trabajo'?"

"Bueno, todos sabes que te encantan ésas cosas de hackear y espiar, así que podrías encontrar algo..."

"De hecho, prefiero las 'cosas' militares..." interrumpió él, pero a Hikari realmente no le importó y continuó.

"... Y dado que ella no quiere hablarme, debido a T... quiero decir, y Touji estando en el hospital e Ikari quién sabe dónde, eres lo más cercano a un amigo para ella ahora".

"¿Un amigo? Ella ni siquiera me conocería si no anduviera con Shinji. No es que eso fuera necesariamente algo malo..." el chico murmuró, sobando su mejilla ya que aún podía sentir las magulladuras que la 'demonio' le había causado.

"¡Kensuke!" gruñó Hikari enojada, pero Kensuke no parecía intimidado ésta vez.

"¿Qué? Tal vez seas la jefa de clase, pero esto está fuera de tu responsabilidad. No puedes ordenarme a hacer algo como eso".

"Pero..." La morena empezó a ponerse ansiosa. Si él no la ayudaba¿Entonces quién...?

"Hablaré con ella", una voz tranquila de repente interrumpió, sobresaltándolos a ambos.

"¿Ayanami?" Hikari preguntó en voz alta mientras miraba fijamente un tanto incrédula a su compañera de clase de cabello azul. "¿T-tú quieres ayudarla? Pensé que ustedes dos no se llevaban muy bien".

Rei no respondió inmediatamente. A diferencia de sí misma, desvió su mirada un poco y un leve ceño fruncido era visible en su frente.

"Tengo... curiosidad... por los sentimientos de Sohryu", eventualmente trató de vocalizar sus pensamientos. "Ella parece estar en éste estado de depresión desde la desaparición de Ikari..."

"¿Ikari?" Kensuke interfirió, de repente picado por la curiosidad. "¿Sabes algo sobre el paradero de Shinji?"

"No estoy autorizada para hablar sobre eso". Giró su cabeza para verlo. "Pero mientras no temas tener que confrontar las posibles consecuencias, creo que tus... 'cosas de hackear y espiar' tal vez proporcionen las respuestas que buscas tan desesperadamente".

"Con eso, se dio la vuelta y salió del salón de clases.

"Dije que prefiero lo militar..."

OOO

"¿Algo nuevo?" preguntó Misato por lo que parecía ser la centésima vez en las últimas semanas.

"Estamos trabajando en ello..." fue la respuesta que recibió, como siempre.

Si, estaban trabajando, eso podía verlo Misato. La habitación, que era usada cuando no estaban en el centro de comando o en la jaula del EVA, trabajando directamente en la Unidad-01, estaba llena de pequeños grupos de técnicos, dirigidos por Ritsuko y Maya; todos escribiendo en computadoras, simulando, o buscando información en sus terminales de la MAGI. Cada vez que ella venía aquí parecía que nadie se había movido del todo.

Odiaba ésa vista. No era que los envidiara, trabajando bajo éstas condiciones, pero la hacía sentir inútil. Todo lo que podía hacer era traerle a su amiga un café de vez en cuando.

"¿Arrepintiéndote otra vez de no haber asistido a la clase de bioinformática?" la súbita pregunta de Ritsuko la trajo de vuelta a la realidad.

Misato gruñó. "Sabes que eso no habría ayudado mucho... habría reprobado de todas formas..." gruñó en silencio. "Así que. ¿Cómo te sientes?"

"Me vendría bien algo de sueño. El café no te mantiene despierto por siempre". La doctora dejó de escribir en el teclado y sobó su cuello cansinamente, antes de dar vuelta a su silla hacia la Mayor y finalmente recibir la taza presentada. "¿Qué hay de ti?"

"Desearía poder decir 'Me siento bien', aunque tengo que admitir que al menos se siente mucho mejor sin el cabestrillo..." Misato murmuró y movió su brazo izquierdo un poco. Sólo habían pasado unas cuantas horas desde la última revisión del Dr. Kanegawa, cuando el último recordatorio del 13° Ángel había sido removido.

Casi ausente, puso sus manos en los pequeños bolsillos de su chaqueta, algo que no había sido capaz de hacer por tanto tiempo. Se sorprendió más de la cuenta cuando su mano izquierda, sin usar por tanto tiempo, entró en contacto con un pedazo de papel arrugado. Probablemente sólo era un viejo recibo o una lista de compras de la que había olvidado deshacerse, pero la curiosidad ganó rápidamente.

Mientras desdoblaba el papel, sólo parecía ser una especie de nota. Pero pronto, empezó a fruncir el ceño mientras leía las líneas.

(Espero que leas esto antes de la prueba de sincronización del Cuarto Elegido con el EVA-03. ¡Un Ángel tiene el control del Evangelion!. ¡No activen el EVA hasta que se confirme que todo es seguro!. ¡Aléjense de él!

Un Amigo)

"¿Qué sucede?"

Misato ni siquiera miró de vuelta para responder a la doctora.

"Nada, tengo... sólo tengo que irme..." murmuró rápidamente y se apresuró a la salida.

Ritsuko la miró de manera sospechosa mientras se iba. "Nada,. ¿Huh?

OOO

Asuka había abandonado la clase tan pronto la última campana anunció el fin del día de escuela. No podía quedarse ahí más de lo necesario, no con todos ésos ojos cuestionadores sobre ella, y especialmente no desde que Hikari empecé a volverse sospechosa. Asuka no tenía idea de cuánto le tomaría para quebrarse bajo la presión mental y dejar que todo se le escapara por accidente, cuando esto siguiera por más tiempo.

Iba a la mitad de camino a casa en tiempo récord, pero sin saberlo ella alguien lentamente había podido alcanzarla.

"¿Sohryu?"

A pesar de su shock inicial, Asuka no se detuvo o aminoró el paso cuando oyó la tranquila voz detrás de ella.

"¿Qué quieres?" La respuesta no era ni mucho menos tan fuerte como se suponía que casi siempre debía de ser. Un extraño ni siquiera habría notado que habían sido dos personas diferentes las que habían hablado.

"Me pidieron que hablara contigo".

"¿Entonces de qué quieres hablar?" Ésta vez había un poco más de energía detrás de la respuesta.

"Yo misma me lo estaba preguntando..." se interrumpió, como si no estuviera segura de cómo poner sus pensamientos en palabras. Esto era aún menos típica para ella; ya era raro para ella empezar una conversación, pero cuando lo hacía, siempre sabía exactamente qué decir. "¿Qué... sientes por la situación de Ikari?"

La Segunda Elegida de repente se detuvo. Se quedó en silencio por un rato, luego salió disparada hacia delante otra vez. "¿Desde cuándo te importa lo que los otros piensan?. ¿Tienes miedo de que alguien esté interesada en tu precioso Shinji?"

"Ésa no fue mi pregunta", Rei respondió tranquilamente y lentamente fue tras ella. "Sólo quiero saber cómo se supone que me debo sentir".

De nuevo, Asuka se detuvo. Ésta vez sin embargo, giró su cabeza lo suficiente para mirar a su compañía sin invitación. "¿De qué... de qué rayos estás hablando?"

"Éstos... sentimientos... no los entiendo... cómo reaccionar ante ellos... porque no puedo recordar haber experimentado nada como esto antes. ¿La manera en que tú estás actuando es la apropiada en ésta situación?" Rei se quedó en silencio, esperando una respuesta. Pero la única respuesta que Asuka le dio fue la expresión confundida en su cara. "Ikari una vez me dijo que debería sonreír en una situación cuando me siento alegre. ¿Pero qué se supone que haga ahora, que una persona querida para mí se ha ido?"

"Tú..." Asuka de repente la miró casi en shock, pero rápidamente se dio la vuelta otra vez. "¿Qué sé yo?"

"Ya veo", la chica de cabello azul susurró, antes de asentir levemente. "No te molestaré más". Con eso, Rei se dio la vuelta y fue calle abajo en la dirección opuesta, sin notar siquiera a la pelirroja mirando su figura alejándose.

"Llora cuando te sientes triste. Ríe cuando eres feliz..." Asuka murmuró y regresó su vista al camino ante ella. "¿Quién soy yo para pedir una promesa que yo misma no puedo mantener?"

OOO

Misato no perdió el tiempo para regresar a casa. Quería silenciar el pesado sentimiento dentro de ella tan rápido como fuera posible, esperando que sus sospechas no fueran confirmadas. Había suficientes secretos en NERV; realmente no necesitaba o los quería en casa.

Mientras entraba a su departamento, fue saludada con silencio.

"¡Ya vine!"

Nada. ¿No se suponía que Asuka ya estaba en casa?

Entonces otra vez, no había ni visto ni oído mucho de su segunda encargada en las últimas semanas. Así que se encogió de hombros y fue directo al cuarto de Shinji, donde esperaba encontrar la razón que hizo valer violar aún más reglas de tráfico que lo usual para llegar a casa tan rápido como pudo.

La habitación estaba justo como él la dejó. Y él siempre la dejaba perfectamente limpia, algo de lo que no sabía si debía admirar o preocuparse. La única diferencia era la fina capa de polvo cubriendo los muebles.

Pero no estaba aquí para sentir recordatorios de él y preocuparse de que el cuarto tal vez se quedara así; ni tampoco estaba aquí para sentir culpa de que no había tomado la responsabilidad de él para mantener el departamento limpio, incluso después de su desaparición. Se acercó a su escritorio y abrió el cajón. No pasó mucho antes de que encontrara lo que estaba buscando entre sus libros de escuela.

Entonces tomó el arrugado pedazo de papel y lo comparó con el del cuaderno abierto, ya no había más dudas.

Pero en vez de calmarla, ésa revelación sólo alzó aún más preguntas en su mente. Tal vez sólo era una buena suposición; él había sabido, de alguna forma, de la identidad del Cuarto Elegido y sólo no quería que la vida de su amigo estuviera en peligro. ¿Pero y si no?. ¿Cómo pudo haberlo sabido?

Lamentablemente, el único quien tenía las respuestas se las había llevado con él en el EVA.

'A menos que...' Su vista fue a la puerta del corredor.

Tal vez él de hecho le había confiado su secreto a alguien. Podía preguntarle a sus amigos; tal vez ellos sabían algo. Tal vez ni siquiera había sido su idea y lo habían impulsado o incluso forzado a hacerlo, lo cual significaría que había un campo aún mayor de personas potenciales quienes escondieron esto de ella. Y en ése caso, era posible que no tuviera siquiera que buscar muy lejos, si una pelirroja en particular ya sabía las respuestas que buscaba.

Seguro, no parecía muy propio de Asuka de hacer todo lo posible por evitar pelear contra un Ángel, pero sin conocer los hechos, no había forma de adivinar las razones posibles detrás de todo. Y Misato ahora estaba lo bastante ansiosa por hallar las respuestas de éste acertijo que incluso iría tras las pistas más improbables, una tras otra.

Pero mientras Misato se paraba enfrente de la puerta de la pelirroja, se mano se detuvo en el aire justo cuando estaba a punto de tocar. Un débil sonido, casi como un gimoteo, vino de la habitación. Calladamente, abrió la puerta.

"¿Asuka...?" La forma temblante en la cama súbitamente se alejó de un tirón cuando Misato anunció su presencia. "¿Estás... estás llorando?"

"¡Por supuesto que no!"

"Has mentido mejor antes", Misato le recordó; las rayas húmedas en las mejillas de la niña eran claramente visibles después de todo, incluso en el cuarto oscuro. "¿Qué sucede?"

"¡Nada!" Asuka trató de gruñir, alejándose mientras su tutora se acercaba más, pero su voz quebrándose le falló. "¡Qué me importa si b-baka Shinji obtuvo un radio de sincronización que nunca seré capaz de alcanzar!"

"Oh. ¿Así que estás deprimida debido a su radio de sincronización?" Misato musitó casi burlonamente mientras se sentaba al lado de la chica en la cama.

"¿Qué... qué más podría ser?"Asuka murmuró tan suavemente que apenas fue audible.

Misato suspiró, pero por dentro, se resolvió a usar ésta oportunidad. "Entonces supongo. ¿No te importaría explicar esto?" preguntó ella mientras desdoblaba el pedazo arrugado de papel y se lo presentaba a la pelirroja.

Los ojos de Asuka se abrieron como platos por un segundo mientras miraba fijamente la nota. Entonces no pareció que le importara seguir escondiendo más su dolor; las lágrimas fluían libremente a través de sus mejillas.

"Ése... ése baka..." murmuró ella, su boca volviéndose una sonrisa quebrada. "Le dije que no la escribiera a mano..."

Misato miró a la sollozante pelirroja por un segundo. Esto parecía tan poco propio de la usualmente orgullosa y fiera Segunda Elegida; era casi doloroso verla. Una punzada de culpa se arrastró en su conciencia, evocando el deseo de sólo dejarlo ahí e irse, pero mantuvo la calma. "Así que sabes algo sobre esto..." eventualmente confrontó a su encargada con lo que había deducido.

Asuka sólo asintió débilmente, pero obviamente no pudo obligarse a sí misma a ver a su tutora a los ojos.

"¿Entonces qué...?"

"¡No puedo decírtelo!" la niña sollozante la interrumpió y trató de secarse las lágrimas con sus manos. "Fue... fue su decisión también. No puedo decírtelo. No... no hasta que él regrese".

El primer pensamiento de Misato fue el de protestar abiertamente, pero de alguna forma pudo tragarse el inapropiado comentario al respecto de la situación. Pero por mucho que deseara poder negarlo, el pensamiento trajo otro temor dentro de ella. "¿Sabes, las posibilidades no son muy altas", dijo suavemente. "Él tal vez..."

"¡No!" Asuka de repente le estalló. "¡Él regresará!. ¡Él regresó antes!"

Las lágrimas regresaron mientras se hundía en su cama. "Él... tiene que..."

OOO

Casi eran las 2:00 AM en la mañana, pero una habitación en la residencia Aida aún estaba iluminada.

Kensuke dejó salir un bostezo y se frotó sus ojos cansados. La luz del monitor parecía casi demasiado brillante para su gusto en éste momento.

¿Por qué siquiera se molestó en hacer esto? Definitivamente no era por Asuka, ni por Hikari, ni siquiera por Touji. Claro, Shinji era su amigo, y no podía negar que también tenía curiosidad sobre lo que le había pasado al piloto de EVA que había admirado por tanto tiempo. Pero con los eventos recientes Kensuke no estaba seguro si su meta de convertirse en piloto parecía tan aspiradora como había pensado. Incluso aunque había sido testigo del dolor de Shinji en la segunda pelea contra un Ángel, siempre había tratado de pasar por alto el peligro siempre y cuando tuviera la oportunidad de pilotear semejante Mecha.

¿Así que por qué siquiera trataba de entrar en uno de los sistemas de computadora más seguros sin siquiera saber cómo?

(¡Conexión a la Terminal MAGI X-53 denegada!)

Gruñendo, cerró el mensaje con un click por la doceava vez y finalmente comenzó el procedimiento para apagar su computadora.

'¿Quién empezó éste rumor de "Kensuke es un nerd, así que es bueno con las computadoras" de todas formas...?'

OOO

La mañana siguiente, Asuka se quedó en cama más tiempo de lo usual. La alarma del reloj había sonado a la misma hora como siempre, pero sólo golpeó el botón para callarla en su entresueño. No tenía ganas de ver a nadie hoy, no después de haber dejado salir tanto ayer.

Y especialmente no a Misato. Su tutora había evitado hacer más preguntas la última noche, pero Asuka estaba segura que no la dejaría ir con eso. Tan pronto se vieran, casi seguro podía esperar muchas preguntas incómodas que serían muy vergonzosas de responder.

No era inusual para ellas no verse en la mañana cuando la Mayor tenía más tiempo para dormir antes de trabajar. Así que tal vez, era posible que ni siquiera lo notara si Asuka se quedaba en silencio en su habitación en vez de ir a la escuela.

Pero justo cuando la alarma empezó a sonar por quinta vez y Asuka estaba a punto de arrojarlo contra la pared, un impulso más natural la forzó a levantarse después de todo.

Una vez que terminó sus 'asuntos', decidió que por lo menos podía quedarse levantada e ir por algo contra su hambre creciente. No es que tuviera mucho apetito, pero sabía muy bien que no podía pelear contra las necesidades de su estómago para siempre. Y si era lo bastante rápida, podía estar de vuelta en su habitación antes de que Misato siquiera lo notara.

Cuando entró a la cocina, vio a PenPen mirando fijamente hambriento su cuenco vacío. Dejando salir un pequeño suspiro, fue al refrigerador y sacó unos cuantos ingredientes para su desayuno y una lata de atún para el pingüino que se estaba muriendo de hambre.

Después de alimentar al ave, maldiciendo en silencio por el fuerte sonido del abrelatas, puso dos rebanadas de pan en el tostador y empezó a llenar la jarra de la máquina de café con agua.

"Haz uno para mí también".

"¿No pudiste haberlo dicho...?" Se detuvo a sí misma y casi tiró la jarra de agua en sorpresa, al darse cuenta de que había sido descubierta.

"¿Pasa algo malo?" Misato preguntó casualmente mientras se sentaba en la mesa, aún vestida en la corta playera y shorts que le servían de pijama.

"Eh... no..." Asuka dijo mansamente.

Mientras esperaba la elaboración del café, apenas notando que se estaba mordiendo el labio inferior levemente, la pelirroja arrojó unas cuantas miradas ansiosas a su tutora, quien había empezado a leer el periódico.

"¿Hoy no hay cerveza?" eventualmente preguntó, tratando de sonar tan casual como Misato aparentaba estar. 'Como si nada hubiera pasado del todo ayer...'

"Me gustaría, pero me bebí la última lata ayer".

Se quedaron en silencio otra vez. Ambas sabían que ya no había más cerveza debido a que Misato había olvidado que Shinji no había sido capaz de ir de compras como era lo usual.

Por varios minutos sólo hubo el sonido goteante de la máquina de café y el ocasional arrugue del periódico.

Después de un rato éste, al menos para Asuka, incómodo silencio finalmente terminó cuando la máquina notificó que había terminado su proceso y se apagó sola.

Misato le dio un casual "gracias" cuando Asuka puso una de las recién llenas tazas ante ella en la mesa, mientras que la pelirroja a su cargo se sentaba del otro lado de la mesa y sorbía el suyo. Una leve sonrisa estaba en los labios de la Mayor mientras ponía la taza abajo otra vez después de tomar un pequeño sorbo de ella.

"Así que... ¿Ustedes dos están enamorados, huh?"

No realmente sorprendida por ésta 'súbita' pregunta, Asuka asintió con indecisión.

"¿Algo serio?"

La pelirroja se permitió una leve sonrisa. "Creo que podrías decirlo..."

"¿Por cuánto tiempo?"

Su sonrisa se ensanchó un poco más. "Un tiempo..."

"¿Y cuán serio?" Misato alzó una ceja sospechosamente.

"Bastante..." Asuka dijo sonriendo.

"¿Tan bastante?"

"Tal vez..."

No puedo evitar soltar una risa ahogada ante la ahora completamente desconcertada expresión de su tutora. Pero por mucho que quería apreciar éste sentimiento de familiaridad casual lo más posible, sabía muy bien que no duraría mucho.

OOO

"¡Ya vine!" Kensuke llamó en el pasillo al llegar de la escuela, aunque realmente no esperaba una respuesta. Usualmente estaba solo, cuando regresaba a casa a ésta hora del día.

Estaba más que sorprendido cuando una voz pegajosa lo saludaba de vuelta. "Bienvenido a casa, Kens'ke..."

Mientras seguía la voz a la sala encontró a su padre levantándose torpemente y tambaleándose hacia él. Kensuke notó ausentemente varias botellas vacías tiradas alrededor, y el pesado aroma del alcohol en el oscuro cuarto.

"¿Estás ebrio otra vez?" preguntó más bien retóricamente y dio un paso atrás disgustado por el aliento alcohólico de su padre. Aunque nunca bebía regularmente, quizás una vez cada dos o tres meses, tendía a perder el control cuando lo hacía.

"Oh hijo, un día elogiaras el sentimiento de insensibilidad que puede causar, después de que llegas a tu casa vacía tras un día estresante y todo lo que puedes hacer es esperar a tu único hijo quien también es el único miembro que queda de tu familia". De repente el hombre más alto abrazó a su hijo más bien a la fuerza. "¡Lo siento! No quise... te amo, mi Kensuke..."

"Lo sé, papá..." Kensuke sólo giró sus ojos ante éste tan familiar proceso desde la muerte de su madre hace ya años. No podía realmente recordarla, era completamente normal para él crecer sólo con su padre, quien hacía su mejor esfuerzo por cubrir ambas partes. Así que, por mucho que quisiera, era difícil para Kensuke hacer empatía con el hombre quien aún lamentaba tanto la muerte de ella, especialmente cuando perdía el control de su consumo de alcohol ahora y entonces.

Kensuke lo alcanzó para darle apoyo al hombre ebrio. "Vamos, te llevaré a la cama..."

"¡Tonterías!. ¡Aún estoy completamente despierto!" su padre protestó, antes de casi caerse al suelo.

"Sí claro... Ahora ven. Mañana tienes que trabajar".

"¡Meh! No tenemos mucho que hacer, mientras están ocupados sacando a ése chico del EVA..."

Los ojos de Kensuke se abrieron como platos. Por un momento miró fijamente sin expresión a su padre.

Realmente no había querido usar y arriesgar ésta 'fuente' más, especialmente desde que se volvió aparente que su cruzada por convertirse en piloto era fútil después de todo.

'Oh... pero, sólo una vez más...' pensó él, sacudiendo su cabeza. 'Pero esto no significa que ahora estoy más en lo de espiando'.

Tomando una respiración profunda, como si se estuviera convenciendo a sí mismo de dejarle ganar a su curiosidad otra vez, abrió su boca.

"¿Qué chico...?"

OOO

"Está atrapado".

Hikari parpadeó en confusión ante la extremadamente corta explicación de Kensuke, por qué quería hablar con ella. "¿Quién?"

"Shinji, por supuesto", Kensuke suspiró, mientras se inclinaba más sobre su escritorio y continuaba explicando en un susurro conspirador. "De alguna forma está atrapado dentro de su EVA y no saben si podrán sacarlo".

La representante de clase jadeó en shock. "¿Él-él tal vez nunca regrese?"

Kensuke sacudió su cabeza. "Ni siquiera están seguros sobre si aún está vivo..."

"Dios mío..." Su vista fue hacia la pelirroja quien estaba sentada varias filas más allá de su escritorio y ausentemente jugaba con los botones del teclado de su laptop. "¿Quieres decir, es por eso que ella ha estado actuando así últimamente?"

"Phht, seguro..." Kensuke gruñó a manera de descarte. "Apuesto que sólo fue vencida por ése Ángel y ahora se está lamiendo las heridas de su ego con exceso de confianza".

"No lo sé... no estoy segura si estaría tan delicada entonces por el sólo hecho de mencionar a Shinji".

"¿Quieres decir que ella no es delicada de otra forma?"

"Así no", murmuró Hikari tristemente mientras miraba a su amiga. "Es casi como si hubiera perdido la parte de ella que la mantenía estable".

"¿Y ésa parte era Shinji? Suenas como si ella hubiera sentido algo por él", Kensuke ponderó incrédulo. "Para ser honesto, la prefiero desquilibrada que 'estable' en el lado oscuro".

Hikari giró sus ojos. 'Chicos...' Suspiró por dentro. Aún era una pelea difícil evitar que Touji hablara mal de su amiga, pero tratar de mostrarle a todos los escépticos, cómo ver a la verdadera Asuka detrás del feroz exterior, era simplemente tan fútil como explicarles las reglas más básicas de un romance, incluso aún más, cuando ella misma no estaba segura de poder ver a la verdadera Asuka.

"Bueno... gracias de todas formas..."

"Ah... no fue nada..." dijo exageradamente presumido y juguetonamente se despidió de ella.

Hikari sonrió; parecía que al menos había podido levantarle el espíritu a uno de sus amigos. Pero ahora tenía problemas más serios por manejar, y había escuchado bastante sobre ellos para actuar. Se enfrentaría a su amiga con su recién ganado conocimiento, y no se iba zafar tan fácilmente ésta vez.

"¡Asuka!"

La única respuesta que la chica a quien se dirigió dio fue un leve movimiento de sus ojos hacia su compañera de clase.

"¿Podemos ir juntas a casa hoy? De verdad me gustaría hablar contigo; es... importante".

Asuka no respondió inmediatamente. Para sorpresa de Hikari, en verdad estaba tratando de forzar una sonrisa, antes de rendirse y regresar su vista a la pantalla ante ella. "Seguro..."

OOO

"¿Así que qué quieres, Hikari?" Asuka murmuró sin entusiasmo, manteniendo su mirada fija en la ciudad ante ella.

Tan sólo hacía unas cuantas semanas, habían estado sentadas en el mismo lugar, al mismo tiempo, y aún así la situación era ahora tan diferente que se sentía cada vez más enferma con cada segundo que el sol se ponía.

"¿Por qué no me lo dijiste?" la chica a su lado acusó. "¿No son éstas cosas que tienen que ser compartidas con tu mejor amiga?"

El duro tono de Hikari sobresaltó lo suficiente a Asuka para finalmente mirarla. "¿De qué estás hablando?"

"¡Tus sentimientos por Shinji!. ¡Y ni siquiera trates de negarlo! Pude adivinarlo antes, pero desde su desaparición se volvió bastante obvio".

Los ojos de Asuka se abrieron aún más ante la súbita revelación y se puso rígida por un segundo, pero luego sus hombros se hundieron en un suspiro y una débil sonrisa suavizó sus rasgos. "O Suzuhara te lo está pegando o realmente nunca te presencié en tu 'modo de jefa de clase'..." murmuró ella, dando una risa ahogada. "Creo que no soy tan buena como actriz como desearía ser..."

La chica morena dio una risita, aunque no era obvio si era debido a la primera o última parte de la declaración de Asuka. "Bueno, hiciste tu mejor esfuerzo, puedo asegurártelo. Cuando ustedes chicos estaban discutiendo, varias veces me pregunté si ibas a besarlo o a matarlo en cualquier segundo", dijo ella con una sonrisa que de repente se desvaneció otra vez. "Sólo estoy un poco decepcionada. Habría asumido que confiabas lo bastante en mí como para decirme. ¿Para eso son los amigos, no?"

"Oh, Hikari, si tan sólo tú supieras", Asuka suspiró y dejó que su vista vagara sobre los edificios que eran bañados por la luz naranja del sol ocultándose. "Pero... esto no es tan simple como un enamoramiento en una guapa estrella de cine..."

"Así que... ¿Ya es 'la gran A'?" Hikari preguntó, sonriendo, y difícilmente apenas y pudo resistirse a darle un codazo en son de broma a su amiga.

" '¿La gran...?' " La pelirroja parpadeó en confusión al ser sacada de sus pensamientos, pero entonces una mansa sonrisa se arrastró en sus labios. "Sí, creo que podrías decirlo..."

"¿As-Asuka?" Hikari tartamudeó, perpleja. Ésta definitivamente no era la respuesta que había esperado. "¿Hab... hablas en serio?"

La sonrisa no dejó la cara de Asuka mientras ponía las manos en los hombros de su amiga y la miraba profundamente a los ojos. "¡Sí, Hikari, hablo en serio!. ¡Amo a Shinji Ikari!" dijo ella con toda la honestidad que pudo poner en su voz, y se sintió como si una carga pesada fuera finalmente quitada de encima de ella. "¡Y lo siento si te dejé pensar lo contrario, pero confío en ti!. ¡Y... como mi amiga... confío en que mantendrás esto para ti misma!"

"Pero..."

"¡No le digas a nadie sobre ello! A ninguno de nuestros compañeros de clase. Ni a tus hermanas. Y especialmente no a Touji. Por favor..."

Hikari sólo respondió con una dulce sonrisa al eventualmente acceder y asentir en acuerdo.

"¿Para eso son los amigos, verdad?"

Asuka no pudo decir ninguna palabra, cualquier cosa apropiada parecía escapar de su mente. Todo lo que pudo hacer fue regresar el asentimiento y el abrazo al que fue arrastrada.

Hikari tal vez no fuera capaz de aliviar todos sus dolores. Pero Asuka ahora sabía que su amiga estaría ahí para ella.

OOO

Es hora.

Puedo sentirlos llamándome.

Tengo que ir.

"¿Sabes?., no tienes que hacerlo".

Tal vez no...

Pero quiero hacerlo.

OOO

Asuka miraba las últimas preparaciones en la Unidad-01 desde una pasarela sobre el EVA contenido. Era dudoso que alguien la notara ahí a menos que realmente prestaran atención, lo cual no parecía ser mucho el caso viendo cuán ocupados estaban todos. Ella, por otra parte, tenía una vista perfecta de los eventos desarrollándose debajo de ella. Eso, sin embargo, no alivió el nerviosismo que sentía dentro del todo.

Así que no fue sorprendente que se tensara un poco cuando alguien de repente se paró a su lado.

"No tienes que preocuparte. La Dra. Akagi, la Teniente Ibuki y su equipo están bien preparados para ésta tarea".

A pesar del shock inicial de haber sido atrapada por la piloto de cabello azul, Asuka rápidamente recuperó su fachada despreocupada y giró su atención de vuelta a la jaula del EVA debajo con una mirada molesta. "¿Quién dice que estoy aquí para ver si ése idiota estará bien? Yo... sólo no tengo nada mejor que hacer ahora mismo".

Rei no respondió. No es que esto fuera inesperado, pero su tranquilidad siempre tendía a crear un silencio incómodo. Ella sólo cerró la distancia entre ellas con unos pocos pasos y siguió la vista de Asuka hacia abajo con sus ojos.

"Él regresará", Rei declaró simplemente, pero en un casi cálido, tranquilizante tono.

Tal vez era debido a eso, tal vez debido a que ella estaba muy distraída o debido a su nerviosismo o sólo porque no tenía ganas de pelear ahora mismo, Asuka no discutió con su compañera piloto.

"Lo sé..." fue todo lo que susurró.

Un súbito tumulto viniendo del centro de comando regresó su atención a los sucesos unos cuantos pisos abajo. Asuka no pudo negar la llegada del pánico, haciendo que sus puños se cerraran de temor alrededor del barandal mientras la escotilla de la cabina de contacto de repente se abría y el LCL empezaba a escurrirse. No sabía si aún estaba respirando o si su corazón aún estaba latiendo en los al parecer sin fin segundos que siguieron, mientras que el único sonido parecía ser el derrame de las últimas gotas del líquido.

Pero todos sus miedos se desvanecieron en un instante para ser reemplazados por una suma alegría y felicidad cuando distinguió una mano sosteniéndose de un lado de la escotilla. Apenas registró la carrera de Misato hacia la plataforma llevando a la cabina; sus ojos descansaban en la forma de un chico, quien usó el resto de su fuerza para arrastrarse fuera de la cabina cilíndrica y eventualmente se colapsó en los brazos de la Mayor.

Asuka apenas y pudo detenerse a sí misma de apresurarse abajo; para estar cerca de él otra vez después de un mes de separación, pero de repente se dio cuenta de nuevo de la piloto de cabello azul a sólo unos pasos al lado de ella. Así que mantuvo su posición firmemente sin siquiera darse la vuelta.

"¿No te dijo él hacer algo en una ocasión semejante?" Asuka preguntó, tratando de sonar tan inafectada por los eventos como fuera posible.

Rei sólo la miró fijamente sin expresión por un segundo. Pero entonces, como si de la nada, sus rasgos faciales parecieron iluminarse de alegría y una tibia sonrisa se formó en sus labios.

"¿Sabes?", Asuka empezó, incluso aunque podía ver ésta inusual muestra de emociones sólo desde el rabillo de su ojo, "si sigues haciendo eso, uno en verdad podría confundirte con un ser humano..."

Incluso aunque la elección de palabras no era la más amigable, no había malicia en su voz. De hecho, detrás del sarcasmo, era uno de los más grandes cumplidos que Rei jamás había recibido, especialmente por alguien como la Segunda. Y tenía que admitirlo, se sintió bien...

OOO

Lo primero que Shinji sintió mientras lentamente recuperaba la conciencia fue una suave, levemente salada sensación en sus labios. No inesperadamente, lo primero que vio fue a cierta pelirroja, obviamente sorprendida cuando él empezó a regresar el beso. Mientras ella, algo perpleja, rompía el contacto, él notó que obviamente ella había estado llorando.

Le sonrió a ella mientras se sentaba encima de él. "Y siempre tenías miedo de que yo tomara ventaja de ti", rompió él el silencio.

Sonrojándose, Asuka salió de su trance, pero aún parecía estar peleando por palabras; abriendo y cerrando la boca varias veces, parecía como si hubiera olvidado cómo hablar. Entonces de repente, lo abofeteó.

"¡Ouch!" gimió él, sobándose su mejilla enrojecida. "Ya me diste eso en el discurso 'Por hacer que te preocuparas'¿Recuerdas?"

"¡Bueno, obviamente no fue suficiente!. ¡Así que tendré hacerlo cuantas veces sea necesario!"

Con la más astuta sonrisa que pudo formar, se sentó y puso sus brazos alrededor de ella. "Bueno, no me importa", aseguró, acercándose más. "Siempre y cuando también tenga el de 'Por regresar'..."

Asuka ni siquiera trató de dudar por mucho; tomó su cara con sus manos y encontró sus labios en un largamente esperado y apasionado beso y pronto, Shinji se encontró yaciendo en su espalda otra vez.

"¿Estoy interrumpiendo algo?"

Los ojos de Shinji se abrieron mucho cuando se dirigieron hacia la puerta.

"¡Uh... Mi... Misato!" tartamudeó él, tratando de quitarse a la sorprendentemente calmada pelirroja de encima de él. "¡No... no es lo que parece!"

Pero la mano acariciando su mejilla lo silenció.

"Shh..." Asuka susurró y ni siquiera le importó detener otra lágrima de felicidad que cayó en su cara. "Está bien. Ella... ella sabe..."

"No tanto como me gustaría saber, temo..." la Mayor regañó, sonriendo levemente, mientras se dirigía hacia su cama. Pero no tomó mucho para que la apariencia profesional se quebrara por completo, y lanzó sus brazos alrededor de la pequeña parte de su cuerpo que Asuka estaba dispuesta a compartir. "Me alegro de que hayas vuelto con nosotros, Shinji", dijo una vez más, mientras se levantaba y se ajustaba su chaqueta. "Creo que mejor les daré un poco de tiempo para ustedes ahora. Pero recuerden¡Quiero algunas explicaciones cuando estemos de vuelta en casa!"

Con una última, tierna mirada a la pareja, dejó el cuarto tan en silencio como había entrado.

"¿Así que... qué sabe ella...?" Shinji preguntó después de un momento de silencio.

"Sólo que estamos juntos..."

"¿Y... cómo?" preguntó él cuidadosamente, tratando de no sonar como si la acusara por alguna culpa.

Asuka alzó la parte superior de su cuerpo de él. "¡Se puso curiosa porque tú, baja, no le diste una advertencia anónima como te dije que lo hicieras!" regañó ella, mirándolo y picando su pecho con su dedo.

"Pero lo hice..."

"¡La escribiste a mano!. ¡Tal vez no se capaz de ver la diferencia entre cada Kanji pero hasta yo puedo reconocer tus garabatos su quiero!"

"Oh..." Shinji murmuró. "Lo s..."

"Sí, lo sé..." suavemente lo interrumpió algo triste, mientras se dejaba caer otra vez en él.

El silencio incómodo que siguió amenazó con abrumarlos otra vez.

"Ha... ha sido mi culpa de todas formas..." Asuka eventualmente admitió, antes de que su pusiera peor. "Traté de mantener mi vieja actitud, pero...yo... simplemente no pude. Ya era bastante difícil mantenerla cuando nos la quitaron, pero el pensamiento de perderlos a ambos..."

"Pero... sabías que iba a regresar..."

"Al diablo que lo sabía!" Asuka le estalló, pero entonces llevó su rostro aún más cerca al suyo, sus mejillas tocándose. "Por el último mes, me estuve preocupando sobre si lo que estamos haciendo está bien. Acordamos que trataríamos de cambiar el futuro para que todos tuvieran la oportunidad de sobrevivir. Pero la verdad es, nosotros realmente nunca pensamos en las consecuencias de nuestras intervenciones. ¿Quién sabe si de verdad podemos cambiar todo para lo mejor?. ¿Quién sabe si no termina incluso aún peor si seguimos haciendo esto?. ¿Quién sabe si... si...?"

Su agarre se volvió más fuerte mientras se interrumpía. "Simplemente no quiero ver otra vida de alguien cercano a mí sacrificada en ésta guerra. Nunca otra vez..."

Shinji cerró sus ojos con un suspiro y pasó sus dedos tranquilizadoramente a través de su cabello.

"No importa tanto si ella sabe", dijo él eventualmente, cuando notó que ella se había calmado en sus brazos. "¿Sabes?., yo también pensé un poco. Y para ser honesto, creo que tal vez haya sido un paso en la dirección correcta. Tendremos que cambiar 'quienes somos nosotros' para todos en algún momento. Nunca pensamos en eso; éramos parte del problema justo tanto como las cosas pasaron, y si continuamos actuando exactamente como lo hicimos, muy bien podría terminar como lo hizo. Cuando me quedé ahí en la pasarela hacia mi EVA y escuché cómo éste Ángel las había lastimado a ambas, yo... simplemente no me pude contener más. Y no me arrepiento. Porque de no haberlo hecho, si sólo me hubiera quedado en mi rol, quién sabe si mi padre habría entrado en razón a tiempo para dejarme ir cuando aún tenía una oportunidad de vencerlo..."

"¿Así que... estás diciendo que deberíamos dejar de actuar después de todo?. ¿Pero... qué hay de...?"

Él rápidamente sacudió su cabeza. "No deberíamos apresurarlo. Si lo mantenemos lento, para que todos puedan adaptarse... tal vez no noten nada muy extraño..."

"Bueno, es muy tarde para ocultar cosas de Misato, creo. Y... y creo que le debemos a ella al menos unas cuantas explicaciones". Una sonrisa de repente reemplazó su previa expresión vacía, mientras pasaba su dedo seductoramente a lo largo de su pecho. "Al menos no tenemos que contenernos más en casa..."

Su risa ahogada sacudió ambos cuerpos, pero no respondió en otro modo más que acercase a ella un poco más. Se quedaron en silencio así por unos pocos minutos más, antes de que fuera hora de dejar la paz confortante de su propio pequeño mundo y enfrentaran la realidad una vez más.

OOO

Dicha realidad los golpeó lo bastante pronto en la forma de Misato. Ella no les dio muco tiempo para preparase una vez que llegaron a casa; tan pronto se cambió en algo más cómodo que su uniforme, los llamó a la cocina. Cierto pedazo de papel los saludó en la mesa cuando se sentaron, pero ninguno de ellos dijo una palabra.

"Bueno, espero que ésta sea una buena historia", Misato rompió el silencio antes de que en verdad pudiera posarse. "Tuve que posponer una... ehm... reunión por esto".

"Sí, puedo suponer qué clase de 'reunión'..." Asuka gruñó.

Misato la silenció con una mirada de advertencia. "Así que. ¿Les importaría explicarme esto ahora?" preguntó firmemente y señalaba el pedazo de papel que yacía entre ellos en la mesa. "Asumiendo que no hicieron una muy buena suposición. ¿Cómo supieron que el Ángel previo poseería a la Unidad-03?"

Shinji miró a su lado por la garantía de Asuka, la cual encontró en un pequeño asentimiento.

"Lo sabía, porque yo..." Sintió la mano de Asuka apretar levemente la suya, "... nosotros... habíamos presenciado todo esto antes..."

"¿Cómo?" Misato preguntó con una extraña calma. "¿De alguna forma obtuvieron poderes visionarios?. ¿Una especie de déjà vu?"

"Fue más bien como viajar en el tiempo", la pelirroja intervino.

"¿Viajar en el tiempo? Misato repitió lentamente. "¿Pero... cómo puede ser eso posible?"

"Nosotros... nosotros no lo sabemos la verdad", Shinji murmuró, sacudiendo su cabeza. "Todo lo que puedo decir es que regresamos hace dos o tres meses, después de sobrevivir por nuestra cuenta varios años..."

"¿Sobrevivir?" la Mayor visiblemente estaba en shock. "¿Por qué 'sobrevivir'?. ¿Qué sucedió?"

"¡El Tercer Impacto!" Asuka simplemente declaró con una voz fuerte. "Nosotros dos fuimos los únicos quienes quedamos".

"¿El Tercer...?" los ojos de Misato se abrieron mucho. "¿Entonces... fallamos?"

Shinji lentamente sacudió su cabeza. "N-no estoy seguro de que sea sabio para nosotros dejarte conocer cada detalle. Pero... sólo digamos que no fue un Ángel el que lo causó".

"¿Qué?. ¿Entonces quién fue el responsable?"

"No puedo..."

"¡Shinji!" Misato lo interrumpió con más enojo en su voz de lo que quería.

Pero el chico la sorprendió al no echarse para atrás; en vez de ello, la miró con un rostro grave. "Como dije, no creo que sea sabio para ti saberlo todo. Nosotros... nosotros estamos tratando de evitar el Impacto ésta vez, pero hay demasiadas personas quienes podrían trabajar contra nosotros". Con una débil sonrisa, asintió ante el papel. "Y como puedes decir, ya nos es bastante difícil mantener todo en secreto".

"¿Así que creen que yo no puedo ayudarles?" protestó ella.

"Tal vez", Asuka interfirió con una mirada de advertencia, "pero podrías crear incluso más problemas para nosotros. Mientras más gente sepa algo crítico, mayor es el riesgo de que alguien deje escapar algo que alguien no debería saber..."

"¿Así que no confían en mí...?" Misato susurró con una nota de decepción.

"No... no le diría así..." Shinji trató de apaciguarla. "Es sólo que... hay demasiado en riesgo..."

"Bueno, entonces..." Misato se interrumpió, obviamente no muy complacida por su explicación. "¿Cuánto... cuánto tiempo han estado ahí?" preguntó eventualmente, cambiando el tema algo involuntariamente.

"No lo sabemos exactamente. Los primeros pocos meses, o incluso años, estábamos tan ocupados con otras cosas que no nos molestamos sobre mantenernos al tanto de las fechas. Así que sólo podemos suponer que fue casi año y medio o dos antes de que empezáramos a contar otra vez. Después de eso casi fueron cuatro años más".

"¿Por qué...?" Se detuvo para darse un respiro. "¿Por qué no me dijeron nada?" la frustración de Misato era claramente audible en su voz.

"¿Cómo íbamos a saber si nos habrías creído?" Shinji dio su mejor esfuerzo por mantenerse calmado.

La paciencia de Asuka, por otra parte, parecía agotarse con cada segundo. "¡Ya dijimos que el riesgo era muy alto!" escupió ella con más veneno del que parecía necesario. "¿Qué habría pasado si te hubiéramos dicho a ti o a alguien más que de alguna forma viajamos a través del tiempo sin ninguna prueba? Nos habrían declarado 'mentalmente inestables' enseguida, al menos removido de nuestro deber en NERV y de ésa forma nuestra única oportunidad de hacer una diferencia. Casi seguro también nos habrían separado o encerrado..."

"Asuka..." Shinji trató de calmarla, pero en vano.

Misato sólo suspiró ante el arranque de la pelirroja y se desplomó de nuevo en su silla. "Creo que tienen razón ahí. Ésta historia por completo simplemente es tan... no sé... realmente suena un poco como una fantasía bizarra. Quiero decir, me están diciendo que ustedes dos vivieron solos en un mundo devastado por varios años, donde eventualmente se abrieron el uno al otro y se enamoraron y regresaron por ninguna razón aparente..." Había descansado su frente en su mano, pensando profundamente, y suspiró una vez más. Después de un corto momento de silencio, sacudió su cabeza. "Si no fuera por la nota..." murmuró ella y los miró de vuelta. "¿Saben, realmente no es muy fácil de creer, pero yo..."

Fue interrumpida a la fuerza cuando Asuka de repente estrelló sus palmas en la mesa, saltando de rabia. "¡BIEN!. ¡Cree lo que quieras!"

"¡Asuka!"

Shinji la alcanzó para retenerla, pero ella ya había corrido fuera de la cocina. La tristeza y la pena lo llenaron mientras éste evento dolorosamente le recordaba que no era capaz de hacer nada por ella del todo.

"¿Qué le pasa?" Misato preguntó detrás de él, pero no pudo obligarse a sí mismo a dar la vuelta para encararla.

No podía hacer nada, quedándose quieto en la puerta, sin saber cómo explicar algo tan delicado como esto.

"Tú no... no puedes entender cómo es, cuán doloroso es asumir... sólo pensar que no fue real... que nunca sucedió", eventualmente respiró con una voz fuerte, sus puños firmemente cerrados a sus lados mientras las una vez alegres memorias se repetían en su mente. "No... no después de que fuimos forzados a dejar atrás lo que más nos importaba".

"¿Qué quieres decir?" Misato sonaba obviamente confundida. "¿Qué pudo haber sido tan importante en ése mundo que no lo puedan encontrar ahora? Quiero decir, no es como si ustedes..." Se interrumpió con un jadeo audible. "¿Ustedes...? Quiero decir. ¿No...?. ¿No pudieron haber...?"

"Sí, Misato..." Shinji la cortó suavemente, "nosotros... nosotros tuvimos una hija..."

OOO

Notas del autor:

¡Sí, el "gran" secreto finalmente ha sido revelado!

Está bien, está bien, creo que lo había hecho lo suficientemente obvio. De hecho, estaría sorprendido si hubiera alguien quien no pudo haberlo adivinado ya después del primer capítulo, pero ahora es oficial.

Tal vez hayan notado que divergí más de los episodios reales en éste capítulo que en los previos raramente numerados. Una razón es el obvio efecto interno de la historia de los cambios de Asuka y Shinji a la línea temporal; la otra es que escribí casi todo en la Universidad en mi nueva/vieja laptop la cual es tan lenta que no pude siquiera obtener un pequeño, video sin sonido para revisarlo constantemente; así que hice casi todo de memoria y traté de cambiar al menos unas partes reconocibles para que entraran en cierto grado.

Pero, por fortuna, de ahora en adelante veremos más de la razón anterior de todas formas. Por fortuna, porque algo de lo que no estoy muy apegado es cómo tuve que 'exprimir' la nueva historia de forma que pudiera acoplarse a la original, lo cual resultó en una trampa en la que yo mismo escribí; por ejemplo Gendo parece hacer unas decisiones 'extrañas' en "El 13°" y éste capítulo. Aunque di mi mejor intento por explicar semejantes cosas, aún parecen algo torpes para mí. Pero mientras no pueda pensar en una mejor forma de lidiar con ése problema, no deberían tener esperanzas de una reescritura (más o menos les temo desde la del capítulo 2 de todas formas...)

Para continuar hundiendo mi propio trabajo de meses, la segunda mitad del capítulo se salió un poco de la mano. No quería hacer una parte de "Shinji conoce a Yui en el EVA" (las partes del 'diálogo' no sólo fueron añadidas después para darle un mejor ritmo a la historia, sino también para mantenerla más bien neutral a propósito. Depende de ustedes si quieren que 'hable' con su madre, su yo más joven y/o la desnuda Misato/Asuka/Rei). En vez de ello, quise usar la oportunidad de darle una mirada más de cerca de los personajes secundarios, pero al final fue más o menos Hikari y un poco Kensuke (quien me dio algunos problemas al parecer tan amargo (especialmente hacia Hikari) en la 'versión beta'. Esperanzadoramente eso está un poco mejor ahora).

Oh, y a aquellos quienes están esperando el siguiente capítulo de 'Los Ikaris': Creo que me estrellé con un bloqueo de escritura mayor para ése capítulo y para añadir, la pre-lectura/fase de edición de éste capítulo de L2O tomó más tiempo de lo anticipado. No se preocupen, vendrá, pero no estoy ni prometiendo que será tan pronto, ni que será muy bueno...

Y antes de que lo olvide: Por supuesto muchas gracias a mis pre-lectores Bal'ferrin, Fool's Gold, Nova y dennisud.

OOO

Traducido al español el 9 de Septiembre del 2006

Notas del traductor: como simpre, gracias a Theblacksun y a BurningFlower por la prelectura para las corecciones y demás fallas orotográficas.

darkwolf: lamentablemente no está en mi política traducir/escribir/y/o similares de lemons, así que lo siento si te decepcioné a ti o a alguien más.

klasnic: en efecto, no me llegó tu mensaje, pero veamos, pasar al español el RETAKE... wow, se oye bien, mucha suerte, si necesitas ayuda con gusto te la puedo proporcionar, sobre el volumen 4... así está la cosa, el martes me parece pasado, ya estaba en la red.. para el VIERNES 8 de septiembre ya estaba traducido al INGLÉS... no me esperaba la verdad que lo tradujeran TAN rápido, pero en fin, está excelente la historia y el tomo final la termina con broche de oro, en serio, se los recomiendo bastante, quizás el fin lo deje un poco extrañados pero como siempre, es Evangelion...

En otras cosas, acabo de conseguirme mi figura Soul of Chogokin ésta vez del EVA-02, me gusta más el color cómo resalta que la del 01, bien, ya sólo me falta el 00 azul para tener a los 3 EVAS, qué alegría.

Bien, un capítulo más de "L2O", el fnal de éste ya se veía venir, pero la verdad de los 7 que Jimmy ha sacado, el 4 es sin duda alguna el mejor... de momento ya no ha escrito nada al estarse tomando un descanso, lo cual me da la oportunidad de alcanzarlo apropiadamente con los 2 que faltan hasta el momento.

En fin, hasta la próxima.