Neon Genesis Evangelion: La 2nda Oportunidad

Neon Genesis Evangelion: La 2nda Oportunidad

Capitulo 9: El 16°

Escrito por: JimmyWolk

Traducido por: beamknight87

Como siempre, Ritsuko despertó sola. Sin molestarle su desnudez, se incorporó, tomando su paquete de cigarrillos del buró. Activando el encendedor tres veces, la chispa eventualmente emitió una pequeña flama, débilmente alumbrando la habitación tenuemente iluminada.

'Niña tonta,' se reprendió a sí misma mientras daba una calada, '¿Todavía sigues esperando por un beso para despertar en la mañana? ¿O encontrar al menos una nota?'

¿Por qué seguía haciendo esto? ¿Por qué estaba tan desesperada por el tacto de un huma... del suyo? Alguien como ella no debería ser reducida a semejante estado. Ella era una mujer lógica de ciencia. Sabía que solamente era el resultado de las hormonas y reacciones químicas. Y aún así, aquí estaba, anhelando por esa tonta emoción llamada amor.

Presionando el medio consumido cigarro en el cenicero, Ritsuko se levantó para vestirse para otro día normal. Justo como siempre…

OOO

Había sido un largo día para Hisao. Ese montón de niños que siempre merodeaban en la entrada posterior de la escuela habían roto otra ventana. Obviamente lo negaron diciendo que sucedió cuando no había nadie a la vista, pero él no tenía duda de que habían sido ellos. Ellos simplemente significaban problemas. ¿Y quién tenía la maravillosa tarea de hacer las reparaciones? Por supuesto que él.

Pero la puerta de su pequeño departamento individual se deslizó para abrirse y dejó escapar un suspiro de alivio, ya que pronto finalmente obtendría algo de descanso. Realmente le serviría un baño relajante y luego una plácida noche con una buena película.

Sin embargo, se figuró que su día aún no terminaba cuando al activar el interruptor de la luz todo permaneció a oscuras.

"Oh genial, ¿Ese bulbo también se quemó?" murmuró enojado para sí mismo ante el prospecto de aún no ser capaz de descansar; inconscientemente activando el interruptor varias veces en vano.

"No, en realidad es el fusible".

Hisao se congeló. Un escalofrío le recorrió la espalda mientras se daba la vuelta lentamente hacia la voz que había venido desde las sombras.

Todo lo que podía ver era la silueta de un hombre que estaba sentado casualmente en su silla, los pies sobre la mesa de la sala de estar. La brillante punta del cigarrillo que estaba fumando daba sólo la luz suficiente para revelar una barbilla sin afeitar y una sonrisa cínica.

Un miedo que le habría gustado suprimir pero que lo había acompañado durante los últimos quince años finalmente lo golpeó de lleno. "¿Quién-quién eres tú? ¿Cómo llegaste aquí?"

"Escuché que fue un miembro del equipo de rescate que fue a buscar sobrevivientes de la expedición Katsuragi".

"No… no sé de qué estás hablando. S-soy un conserje. Jamás he puesto un pie fuera de Japón".

"¿Oh?" No podía verlo, pero Hisao simplemente sabía que el hombre estaba sonriendo ampliamente. "Es sorprendente que un simple conserje sepa que un experimento altamente clasificado haya tomado lugar fuera de Japón".

El hielo en las entrañas de Hisao se expandió todavía más. "Eso… eso fue sólo una suposición. Yo realmente no…"

"Es usted un hombre ocupado, Sr. Yamaki", el extraño lo interrumpió. "Me hizo un verdadero reto el encontrarlo. Cambió su identidad dos veces, se mudó un total de ocho. ¿Qué tal estaba el clima en Osaka?"

Hisao tragó fuerte. Mentir no lo llevaría a ninguna parte. Sin importa el cómo, este tipo lo sabía. "¿Cómo-cómo me encontró?"

"He escuchado algunos rumores, ¿Sabe? Que un cierto alguien había encontrado cierta información y documentos que no le pasó a sus superiores", el extraño siguió ignorándolo.

"¡Escuche!" Hisao gritó rogando. Oh Dios, todavía no quería morir. ¿Por qué no simplemente dejó todo eso en el témpano de hielo donde lo encontró? Se habría perdido en el mar y eventualmente hundido, para no molestar a nadie nunca más. "No sé quién sea usted, pero ya no tengo nada que ver con eso. Yo-"

"Relájese, Yamaki. No estoy aquí para matarlo. En ese caso hace mucho que estaría muerto. Todo lo que quiero es esa información".

"Sí, claro", Hisao escupió sarcásticamente, sin creer una palabra. "¡Y una vez tenga lo que quiere, me-!"

El extraño echó atrás su cabeza y dejó salir un suspiro exagerado. "Si quiere que saque mi arma y le pida la información mientras se la clavo debajo de la nariz, sólo dígalo. Sin embargo, no puedo forzarlo a que confíe en mí. Pero puede estar tranquilo, no estoy trabajando para ellos; más bien todo lo contrario. Hasta donde sé, usted hizo su trabajo lo suficientemente bien para esconderles su existencia. De hecho, probablemente nunca dudaron que lo perdieron durante el Segundo Impacto".

"Pero… pero ya no lo tengo", el conserje trató de explicar. "Honestamente, cuando me di cuenta en lo que ese conocimiento me había metido me alegré de deshacerme de él".

"¿Lo destruyó?" La voz del extraño se oyó severa, haciendo que Hisao temiera haberle dado una respuesta demasiado equivocada después de todo.

"No", trató de justificarse rápidamente. "Hace unos doce años, otro tipo me la pidió. Fue él quien me dijo que debería esconderme. Le di todo lo que tenía. Nunca hice ninguna copia".

El cigarrillo pasó de una esquina de la boca a la otra mientras el extraño casi se preguntaba qué hacer con esa información, le creyera o no. Tras un breve periodo de silencio, la sombra expulsó una última nube de humo antes de que la pequeña luz fuera extinguida en el cenicero de la mesa.

"¿No recordará el nombre de ese tipo?"

OOO

Desde su charla, Misato trataba de pasar más tiempo con Asuka. Debido a sus turnos y al horario de la escuela no era muy a menudo, pero al menos una vez a la semana había el "día de las chicas", en el que salían de compras, a almorzar o simplemente a sentarse en un café. Misato no había estado muy segura al principio sobre si no sería un poco demasiado "de niñas" para la dolida madre y Asuka ciertamente había dudado un poco ante la idea. Pronto, sin embargo, empezó a disfrutarlo tanto como Misato sorpresivamente también lo hacía.

Había olvidado lo mucho que extrañaba esto, salir con una amiga. Ritsuko no estaba interesada en algo más allá que una plática, conseguía sus ropas ordenándolas por catálogo. Y se había puesto peor últimamente. Misato ni siquiera estaba segura de cuándo fue la última vez que la doctora había estado en la superficie, fuera del Geofrente. Y eventualmente Misato le había seguido el ejemplo, sólo saliendo de compras cuando realmente necesitaba algo.

"Amiga". Ese era probablemente el mejor término para describir cómo veía a Asuka ahora. No "encargada", no "hija adoptiva", mucho menos "pequeña hermana", sino una mujer a su mismo nivel. Incluso se había vuelto mucho más fácil ver más allá del cuerpo adolescente.

"¡Hey Asuka!" consiguió la atención de la pelirroja, que estaba mirando la lencería con descuento.

Sonriendo ampliamente, alzó una tanga roja para hombre. "¿Qué tal esto para Shinji?"

Asuka hizo una mueca. "No, gracias", murmuró sonriendo, sacudiendo su cabeza en incredulidad. "Una vez trató de sorprenderme con una. Por mucho que lo amo… bueno, digamos que realmente no ayuda al ambiente cuando no puedes parar de reír".

Aunque Misato a veces extrañaba las veces en que sus chistes tenían un efecto visible, no evitó que diera una risa ahogada ante la historia de Asuka. "¿Tan malo fue?"

"Ohh, sí. E incluso él tenía un físico mejor que ahora".

Misato sonrió. Había escuchado mucho sobre estas exquisiteces de su tiempo en el mundo del Post-Impacto recientemente: lo lindo, lo malo, lo romántico, lo sucio (y complicado), lo gracioso y por supuesto, sobre Aki.

No podía negar que después de todo esto, de verdad deseaba haber podido conocer a la niña; ver por sí misma cómo la hija de Shinji Ikari y Asuka Sohryu habría resultado. No, había resultado. Si ella sentía semejante dolor por la pérdida de la pequeña niña, era difícil imaginar el dolor que los padres debían de sentir.

"No creo que haya nada aquí para mí", Asuka murmuró dándole una última mirada a las ropas, finalizando los pensamientos de su "tutora". "Vayamos a esa pequeña boutique cerca de…"

Misato se preguntó acerca del súbito alto en voz y movimiento de su compañera. "¿Asuka?" Siguiendo la vista de la pelirroja cuando no obtuvo respuesta, se dio la vuelta para mirar a una chica de cabello azul.

"Mayor Katsuragi", Rei saludó, asintiendo levemente. "Piloto Sohryu".

"Ah, hola Rei", Misato respondido amistosamente. "¿Qué te trae por aquí?"

"Necesito nuevos calcetines", respondió tranquilamente. Mirando abajo, Misato vio un gran agujero en el derecho, el contraste de la pálida piel asomándose por entre el algodón oscuro haciéndolo imposible de no ver.

"Me lo figuraba", Asuka gruñó mientras se le acercaba. El súbito cambio de su actitud era casi sobrecogedor. Y ella ni siquiera era tan mala como solía serlo. "El diablo probablemente visitaría el Ártico para pasar las vacaciones antes de que fueras por tu cuenta por un atuendo nuevo".

Rei, sin embargo, parecía indiferente como siempre. "Las ropas que fueron provistas por la escuela son suficiente para mí".

"Suficiente, suficiente", Asuka repitió en tono burlón, alzando las manos y girando los ojos. "Esto no es un asunto de suficiencia. Deberías hacerlo para sentirte más cómoda, para mostrarle al mundo que tienes otra vida además de la escuela y el deber. ¡Y más importante, para hacerte sentir mejor!"

Misato dio una leve sonrisa. A pesar de su tono, era obvio que quería ayudar a Rei en vez de humillarla. Pero su sonrisa se borró ante la tristeza que resonó junto con la respuesta.

"No hay razón para que desee algo semejante", Rei dijo como si "sentirse bien" fuera un lujo, tan inalcanzable de todas formas que no valía la pena perseguir. Aparentemente quería dejarlo en eso y seguir caminando, pero no llegó lejos. Cuando estaba por pasar a Asuka, la pelirroja de repente la agarró de la muñeca para detenerla.

"Sí, la hay", Asuka dijo inusualmente severa. Y aún más extraño, pareció alcanzar a Rei, ya que no hizo nada para romper el contacto visual o el apretón de Asuka en su brazo.

Probablemente se habrían quedado así por un buen rato si Misato no hubiera eventualmente sentido la necesidad de intervenir. "Uh, ¿Rei?" ganó su atención. "Queríamos ir por algo de almorzar pronto. ¿No te gustaría venir con nosotras?"

La chica parecía casi sorprendida ante esa invitación, pero no negativamente. Misato tomó eso como señal para continuar. "Estoy segura de que también tendrán algo de comida vegetariana".

La mente de Rei obviamente estaba en un torbellino. Titubeante, casi con pena, su vista regresó hacia Asuka como si buscara una confirmación, lo cual debió de ser una sorpresa aún mayor para ella al obtenerla en la forma de un pequeño asentimiento.

"Yo…" se interrumpió, sus hombros hundiéndose levemente al igual que su cabeza. "Lo siento. No puedo acompañarlas", rápidamente se excusó, liberando su brazo sin mucha resistencia y se alejó apretando el ritmo.

"Al menos podría haber dicho adiós", Misato murmuró, un poco decepcionada. Por un segundo pensó que realmente habían tenido éxito. "Bueno pues, vayamos por algo de comer. ¿O quieres checar esa boutique primero?"

No hubo respuesta. Girándose hacia ella, Misato vio que Asuka seguía mirando fijamente en la dirección en la que Rei se desvaneció, su rostro mostrando el ceño fruncido en decepción.

"¿Asuka?" preguntó de nuevo, finalmente alcanzado a la pelirroja.

"Sí…" Asuka murmuró, forzándose a mover. "Ya voy…"

OOO

A pesar del incidente, en general había sido un día de diversión. Las dos mujeres estaban riendo ruidosamente con otra de las anécdotas de Asuka acerca de los intentos de Shinji para impresionarla cuando llegaron al departamento varias horas después, cargando una gran cantidad de bolsas de las diferentes tiendas que habían visitado. Al llegar, la voz del tercer inquilino podía oírse.

"Sí, Sr. Satori, sé que es la tercera vez en las últimas dos semanas, pero…"

"Oh no…" Asuka suspiró, la alegría previa desvaneciéndose instantáneamente.

Misato, sin embargo, no era capaz de ver la conexión de Shinji hablando con alguien por teléfono con semejante cambio de humor. "¿Qué pasa?"

"Se está aferrando a una esperanza en vano otra vez", Asuka comentó llanamente, mirando fijamente de forma solemne a la figura del chico en el pasillo.

"Lo sé… sí, sé que dijo que llamaría si veía…" pudieron oírlo decir.

"¿Por qué, con quién está hablando?" Misato continuó preguntando con curiosidad.

"El encargado de un orfanato en Gora. Después de todo, no es como si Shinji pudiera simplemente hacer un reporte oficial de extravío…"

"¡No! ¡No, por favor!" la voz del chico de repente se volvió frenética. "¡Lo siento, no quise molestarlo! Por favor no se detenga… I-Incluso le pagaré…"

Fue entonces cuando Asuka tuvo suficiente he hizo bastante ruidosamente ese hecho. "¡Shinji, basta ahora mismo! ¡No vas a arrojarle tu dinero a ese codicioso bastardo!"

"Eh, tengo… tengo que colgar", casi susurró tímidamente como si no las hubiera notado hasta entonces. "Muchas gracias por su trabajo".

Asuka sacudió su cabeza. "Sabes que ella no aparecerá ahí", dijo cansada y con lástima. Aparentemente, esta era una larga discusión que habían mantenido por ya bastante tiempo.

"¿Todavía estás tan segura de que ella no está ahí?" murmuró él tristemente.

"Ya me he dado cuenta por ahora que ella está aquí con nosotros, pero no así", Asuka respondió el mismo tono de voz. "¿No crees que ella ya habría aparecido en algún lado hace mucho si hubiera vuelto con nosotros?"

"A-Al menos tengo que intentarlo…"

Un silencio inconfortable estaba amenazando con volverse abrumador. Pero no tuvo la oportunidad de.

Las sirenas anunciando la llegada del 16° Ángel causaron que los tres dieran un respingo de sorpresa y especialmente el rostro de Shinji estaba retorcido de miedo.

"Rei…"

OOO

Makoto estrelló el teléfono en el recibidor. "¡La Mayor Katsuragi viene en camino y llegará en pocos minutos junto con la Segunda y Tercer Elegidos!" gritó por encima del ruido general en el Centro de Comando. "¡La Unidad-00 está lista para salir por la compuerta 32 a sus órdenes!"

"¡El Cuarto Elegido acaba de llegar!" Shigeru señaló también. "Al parecer estaba cerca de una entrada cuando las alarmas se activaron".

"Sin un EVA, no es de utilidad alguna", el Comandante Ikari dijo tranquilamente. "La Unidad-02 saldrá tan pronto la piloto esté lista".

"Señor, ¿Qué hay de la Unidad-01?" Makoto preguntó. "La Mayor Katsuragi…"

"Afortunadamente no ha olvidado sus límites", el Comandante firmemente lo interrumpió. "El EVA-01 se mantendrá congelado bajo mi orden explícita".

"Sí, señor".

"¡Unidad-00, comience!" las órdenes fueron repetidas por los altavoces. "¡Muévase a posición de intercepción!"

OOO

Rei sostenía su rifle de positrones lista mientras observaba al Ángel detrás de su cobertura. La doble hélice parecía no hacer nada más que dar vueltas encima del suelo, aunque sabía a no confiar en esta aparente calma y no sólo por experiencias pasadas con sus predecesores.

Cada fibra de su cuerpo la estaba llamando, gritando que algo estaba mal. Nunca antes había sentido semejante terror inminente. Esta incómoda emoción la perturbaba tanto que el deseo de que solamente atacara se formó dentro de ella, para que pudieran terminar con esto.

"Rei" la voz de la Mayor Katsuragi vino por el comunicador, "observaremos su status por un rato".

Que la Mayor haya llegado significaba que sus refuerzos vendrían pronto. Pero no podía sentirse aliviada. Esa sensación había llegado a su límite.

"No", expresó sus sentidos, "Ahí viene".

Y ciertamente, la hélice dejó de girar, transformándose en un único anillo brillante que de repente se abrió en un punto antes de salir disparado directo hacia ella. Penetró su Campo AT como si ni siquiera hubiera estado ahí; penetró su EVA antes de que pudiera evadirlo. Trató de ignorar el dolor del impacto que fue transmitido del estómago de su EVA al suyo propio, sosteniendo al Ángel con su mano izquierda para contraatacar. Pero aunque disparó varias veces desde un rango extremadamente corto, las balas fueron completamente desviadas, sin causar daño alguno.

Peor todavía, el Ángel estaba empezando a infectar el EVA; podía sentirlo introducirse mientras empujaba a la Unidad-00 al suelo. Rei perdió el rifle mientras peleaba por extraer a su enemigo con todo su poder, pero aún usando ambas manos no pudo hacer nada para contenerlo. Estaba invadiendo no sólo su EVA, sino a ella también.

Había algo.

Una sensación como si hubiera otra, presencia desconocida junto con ella en el EVA.

Pero podía notarse sólo a si misma, y a la vez… no. Como si… como si fuera una parte diferente de ella que nunca antes había notado. O algo más fundiéndose con ella.

'¿Quién eres?' le preguntó al ser, aunque sólo fuera pensando. La luz destelló ante sus ojos mientras la brillante serpiente se agitaba afuera. '¿Eres tú? ¿Un Ángel? ¿Ese ser al que llamamos Ángel?'

"¿Un Ángel?" pudo oírlo hablar con su propia voz tan claramente como si estuvieran hablando cara a cara la uno con el otro. Casi podía verle en su mente, vistiendo su propio rostro. "¿Eso importa? Pronto nos uniremos. Seremos uno y el mismo".

'No. Yo soy yo. No quiero convertirme en algo más'.

"¿No? Ya veo… Pero es muy tarde". La voz era tan clara, justo como la suya propia. "Este dolor… Ya no es tan malo, ¿Verdad?"

'¿Dolor?' Rei se preguntó, reconociendo casi instantáneamente el sentimiento que era compartido a través de su conexión. '¿Hablas de… la soledad?'

"Sí. Pero no entiendo. No tienes que sentirlo más. Pero evitas que sea aliviado debido a ese otro sentimiento".

'Porque… ¿Tengo miedo…?'

Rei casi podía ver la sonrisa de esta cosa con su rostro. "".

Hubo una perturbación antes de que pudiera responder; una sensación que por un segundo le recordó la sorpresa y el entusiasmo.

"Uno nuevo ha aparecido. Es una guerrera con talento, ¿No? Eso es lo que sabes de ella".

Forzando a su cabeza a dar la vuelta, Rei miró por la cabina para ver al Evangelion rojo mientras acababa de salir del elevador que lo transportó a la superficie. "¿Sohryu?"

"No te preocupes. Me adaptaré a su voluntad de pelear con nosotros. Ella se volverá uno con nosotros pronto".

'No. No deseo que eso suceda'.

"Mentirosa. Puedo verlo. Puedo ver el deseo de tu corazón; unificarte con otros. No puedes negarlo".

OOO

Asuka instantáneamente fue a cubrirse detrás de los pocos edificios enfrente de ella tan pronto salió del elevador, tratando de no atraer la atención del Ángel al no expandir su Campo-AT todavía. En la distancia, poco más afuera de los bordes de la ciudad, podía ver los forcejeos del EVA-00 y la cola ondeante de su atacante que se había enterrado en el Evangelion azul.

Era dudoso que pudiera disparar lo bastante rápido sin correr el riesgo de darle al rehén, pero si se tomaba el tiempo para apuntar apropiadamente, el Ángel definitivamente atacaría antes de que pudiera disparar. Además, hasta donde sabía esto no tendría efecto alguno de todas formas. Todo dependería del combate cuerpo a cuerpo.

Atisbó cuidadosamente por entre los rascacielos otra vez, tratando de dar con una estrategia para acercársele sin ser descubierta. Pero eso parecía imposible, dado que estaba rodeado sólo por, comparados con un EVA, árboles pequeños.

"¿Necesitas una diversión?" La voz de Misato la sacó de sus pensamientos. Aparentemente le había estado leyendo la mente.

"Eso tal vez sea de ayuda", Asuka respondió asintiendo.

"¿Qué tal una breve cortina de humo? ¿Crees poder atacar a través de eso?"

Asuka simplemente le soltó al rostro de la Mayor en la pantalla de comunicación una sonrisa seca en respuesta.

Misato aceptó la respuesta asintiendo y continuó explicando su plan. "Hay un lanza misiles en la colina a tu derecha. Lanzaremos unos pocos en dirección al Ángel, para que hagan contacto a unos cincuenta metros de él. Es difícil decir qué tanto se va a distraer con eso, pero temo que es todo lo que podemos darte por ahora".

"Supongo que tendremos que comprobarlo", Asuka murmuró, extrayendo el cuchillo progresivo de su hombro.

"¿Estás lista?"

Enfocó su vista en la posición del Ángel. "Sí".

"Entonces dispararemos en 5… 4… 3… 2… 1… ¡FUEGO!"

Asuka esperó otro segundo hasta que escuchó el primer impacto, entonces salió despedida hacia delante. Una gruesa cortina de humo escondió al Ángel de su vista mientras misil tras misil detonaba en el suelo, elevando la tierra, rocas y árboles. Sólo podía esperar que estuviera tan ciego hacia ella como ella estaba hacia él mientras corría a toda velocidad en la sucia nube, el cuchillo listo en su puño.

Apenas y pudo evadir el tentáculo rápido como un relámpago que se disparó hacia ella.

Sacando sus instintos entrenados durante tanto tiempo, se agachó, rodó para alejarse y se incorporó, encarando a su oponente de nuevo desde una distancia más segura; todo en unos pocos segundos. Pero lo único que veía del Ángel era la parte que seguía atorada dentro del EVA-00 retorciéndose.

"¡Maldición! ¡No sabía que esta cosa fuera tan rápida!" maldijo, frenéticamente escaneando el suelo. Pero tras la densa cubierta de arbustos, apenas y podía distinguir el débil resplandor del cuerpo similar a una serpiente aquí y allá, su movimiento demasiado errático para seguirlo.

Como un pilar de luz, el Ángel de repente salió disparado hacia arriba directamente enfrente de ella, sobresaltando a la pelirroja lo suficiente para que se tambaleara hacia atrás. No cayó, pero la breve distracción fue todo lo que el Ángel necesitaba para dirigirse sin nada que lo detuviera hacia ella. En el último momento, Asuka salvó su EVA de recibir un impacto directo similar al de la Unidad-00, pero el brazo con el que se defendió aparentemente era más que suficiente para el Ángel al introducirse en él con todas sus fuerzas.

Asuka gritó, más en shock que de dolor, sosteniendo su propio brazo en el mismo punto donde el Ángel estaba penetrando el de su EVA. Para su horror sintió las mismas venas expandirse debajo de su traje de conexión que infectaron la armadura de la suya y la Unidad de Rei. Pero lo que alimentó su miedo y rabia más fue la sensación tintineante en su mente; pulsante, pero rápidamente volviéndose más fuerte.

"¡No… NO DE NUEVO!" gritó con todo su odio mientras apretaba el cuchillo progresivo en el puño de su EVA, lo extendía a toda su longitud y lo clavó en el Ángel retorciéndose como una serpiente con todas sus fuerzas; determinada a cortar la 'cabeza' invadiendo su Unidad del cuerpo. Pero el Ángel, chillando de dolor, soltó a su poca dispuesta presa tras un breve forcejeo, el cuchillo aún dentro de él.

"¡Mierda!" Asuka maldijo la pérdida de su arma, a pesar del alivio en su hombro y la presencia desvaneciéndose en su mente.

Un terrible chillido ensordeció los oídos de todos los que lo oyeron mientras el extremo del Ángel se agitaba de dolor. Parecía como si se hubiera vuelto loco de agonía; estrellándose en el suelo, moviéndose contra los árboles en su intento por sacarse la cuchilla, pero sólo terminó astillando o cortando la madera.

OOO

Ahogado por el grito del Ángel, nadie escuchó a la otra persona gritando de dolor. Rei pudo sentir el cuchillo como si estuviera empalado en su propio pie; sintió el afilado acero, la vibración cortante de la cuchilla, cada movimiento dentro de su carne mientras el Ángel trataba de liberarse de él.

'Justo como el EVA', se dio cuenta, pero a diferencia de la criatura que era controlado por sus implantes mecánicos no había medidas de seguridad, nadie más que el Ángel mismo para disminuir la conexión entre ellos.

"Duele, ¿No es verdad? ¡Haz que se detenga! ¡Sácalo!"

Rei hizo una mueca ante las palabras del Ángel. "No".

"¿Estás dispuesta a sufrir sólo para verme sufrir? ¡Ya es muy tarde para regresar! ¡Ya no hay más 'mi dolor' o 'tu dolor'! ¡Sólo el 'nuestro'!"

"Si tengo que sufrir para que seas derrotado, así será".

"Entonces tendrás que morir conmigo también".

"Si tengo que…" Rei hizo una mueca de dolor cuando el cuchillo se movió en la herida.

"¡Eres una tonta! Sólo piensas que eres reemplazable porque crees que estás sola. Pero nadie puede ser realmente reemplazado, ni siquiera tú. Sabes eso, ¿No es verdad? Es por eso que tienes miedo", el ser habló. "Pero si aún deseas desperdiciar tu vida, que así sea. No me rendiré. Si no quieres ayudarnos, entonces tiene que doler todavía más para que sea mejor".

Rei gritó, pero ni siquiera con todo lo que sus pulmones podían dar fue capaz de darle voz al explosivo dolor mientras el Ángel se estrellaba en el suelo otra vez, enterrando más profundamente el cuchillo dentro de sí. Chispas salieron volando al friccionar la empuñadora con su cuerpo a través de una calle, cortando su propia carne. Cuando la cuchilla finalmente se deshizo en el suelo, Rei tenía la imagen mental de su pie siendo partido en dos hasta sus dedos.

La 'cola' del Ángel se veía tal cual, partida en dos, aunque se estaba fusionando rápidamente otra vez para reconstruirse.

OOO

El triunfo del exitoso contraataque de Asuka lentamente se estaba convirtiendo de nuevo en frustración. A pesar de la regeneración del Ángel, obviamente había sido lastimado más de lo que esperaba e incluso había logrado recuperar su arma mientras ejecutaba una maniobra evasiva. Pero la serpiente de luz se había vuelto mucho más cuidadosa ahora con sus ataques, esquivando el cuchillo con facilidad mientras acechaba al EVA rojo una y otra vez desde varios ángulos hasta que a Asuka le dio la impresión de que estaba viniendo por todos lados a la vez. Logró mantenerlo a raya por ahora, pero el juego defensivo definitivamente no era su fuerte.

"¡Maldita sea, quédate quieto para que pueda matarte!"

OOO

"Es inútil si está demasiado ocupada esquivando para atacar apropiadamente. Uno solo no puede hacerlo", Misato analizó la situación igualmente frustrada. "Comandante, necesitamos…"

"De acuerdo", obtuvo el permiso más rápido de lo que esperaba. "El congelamiento de la Unidad-01 está cancelado, de manera efectiva e inmediata. ¡Que salgo lo más pronto posible!"

OOO

Shinji apretó los dientes, urgiendo a las fuerzas que lo catapultaron hacia arriba a que multiplicaran sus esfuerzos, pero aún tomó varios agonizantes segundos hasta que finalmente llegó a la superficie. El momento en que expandió su Campo-AT, el Ángel se alejó de la Unidad-02, encarando la nueva amenaza como lo había hecho antes. Pero no se veía tan confundido entre los dos posibles objetivos como había previsto o al menos esperado. La luz empezó a pulsar extrañamente, y Shinji temía que no fuera de miedo. Justo un segundo después, probó que tenía razón.

La 'cola' pareció separarse, el Ángel partiéndose a la mitad de su longitud. Sin embargo, ambas extremidades eran del mismo grosor que la única previa, más como si se hubiera duplicado en vez de partirse a sí mismo.

"¿Puede hacer eso?"

Shinji no tuvo más tiempo de preguntarse sobre esta habilidad desconocida. Sus instintos apenas y lo salvaron contra el shock inicial, sacándolo del camino del extremo que estaba acelerando hacia él. El Ángel se estrelló en el edificio elevador detrás de su EVA, pero ya había reiniciado su caza tras él antes de que el polvo se disipara.

OOO

Rei sólo pudo mirar con horror cómo el Ángel mantenía su ataque simultáneo en los otros dos EVAS. Ya había estado asustada antes, cuando fue tras Sohryu, pero ahora… él también… Por si fuera poco, el Ángel se había vuelto aún más determinado a tener éxito.

'"Unificarte con ellos"', recordó las palabras anteriores del Ángel. "¿Ese es… mi deseo…? ¿Volverme una con ellos?" se preguntó a sí misma por la verdad que no había querido ver antes.

Había deseado alejarse de la soledad que la había consumido durante su existencia entera. Había deseado formar lazos con otros, tener a otros como parte de su vida. Pero sabía que no eso no podía ser. Por lo que ella era, por su propósito, habría terminado lastimándolos y siendo herida de vuelta. Así que se había mantenido alejada de ellos, aún cuando ellos trataban de acercársele. Eso era para lo mejor… o así se había engañado a sí misma.

Pero ahora no tenía elección. El Ángel la había hecho por ella en su propia agenda. Unificaría a los tres… contra su voluntad… y luego…

Comenzaría el Tercer Impacto…

"No". No podía dejar eso pasara. La humanidad, millones de personas que no conocía del todo. Unos pocos que sí conocía, pero no muy bien. Pero era su propósito el proteger a todos y cada uno de ellos. Aún si eso significaba…

"No funcionará", la voz del Ángel de repente interrumpió sus pensamientos.

"¿Qué?"

"Tu plan para destruirnos. Lo vi dentro de la otra. Así que ya he desactivado ese mecanismo antes de que pudieras sorprenderme".

Rei sintió hielo en sus entrañas mientras su mente registraba esas palabras. ¿Todo ahora estaba perdido? Ya no tenía el poder para pelear. Y por como estaban las cosas, sólo era cuestión de tiempo antes de que Ikari y Sohryu sufrieran el mismo destino que ella, aún si podían retirarse por ahora. Sin la Lanza de Longinus, no tenían nada a la mano contra este enemigo, nadie…

No… Todavía quedaba un aliado. Uno involuntario, uno que despreciaba la misma existencia de ella y bajo cualquier otra condición preferiría romper sus ataduras que lo encadenaban y esclavizaban que ayudar a su enemigo. Pero ahora que estaba encarando la muerte a manos de uno de sus parientes distantes, sólo podía esperar que escuchara su plegaria.

"Replica de Adán. Abro mi corazón para ti. Por favor acéptalo".

La escuchó.

La escuchó y aceptó. No la dejaría controlarlo, pero ella ya sabía eso. Sólo necesitaba su corazón y alma para sí mismo.

Ya podía sentirse desvanecer a sí misma mientras la voz del Ángel retumbaba en su mente una última vez y estaba llena de pánico, de miedo por su inevitable perdición. "¡No puedes hacer eso! ¡Sabes lo que pasará en esa conexión! ¡Los Lillim que estás tratando de proteger sufrirán también! ¡Lo mismo que estás tratando de evitar será causado por ti y nadie más!".

"Eso pasaría, si este fuera el vínculo prohibido. Pero este no es el verdadero cuerpo de Adán y el corazón que estoy ofreciendo no es el de Lilith, sino el corazón de Rei Ayanami. Este es mi regalo, mi propio poder para proteger a aquellos que me importan. Aún si tengo que dar mi vida por ello…"

Y con eso, cerró sus ojos, sonrió, abrazando la calidez de la nada. Mientras se lo permitiera.

OOO

"¡El radio de sincronización de Rei se está disparando! ¡75 por ciento! ¡80! ¡85! ¡95! ¡Está fuera de la gráfica!"

Misato se dio la vuelta alarmada. "¡¿El Ángel se está fusionando con ella?!"

"No, es…" Maya jadeó, dándole una mirada llena de pánico. "¡Es el EVA!"

OOO

La armadura no se rompió, más bien parecía como si el interior se estuviera derritiendo y saliendo a través de poros invisibles para crear una nueva piel de una cruda mezcla de blanco y azul. Como en cámara rápida, cabello pareció crecer de la cabeza de acero, sin detenerse hasta alcanzar la familiar forma del corte de Rei.

Donde alguna vez había estado el prominente único lente ahora había dos ojos humanos rojos mirando fijamente sin expresión al mundo. Una hueco se abrió debajo, mostrando dientes y lengua, antes de que unos labios formaron una boca sonriente.

La figura se alzó en una movimiento inhumano, dejando los pilones de los hombros en el suelo al deslizarse a través del cuerpo como si estuviera constituido por una sustancia semi fluida. De algún modo recordaba a una versión grotesca de Rei vistiendo la armadura del EVA-00.

OOO

Misato observó con horror el acontecer de los hechos afuera. "¿Cómo… cómo puede ser esto? Cuando Shinji… él simplemente se desvaneció en LCL; no se… fusionó con la Unidad-01".

Forzando a sus ojos a alejarse de la enfermiza vista, trató de recuperar la compostura mientras se daba la vuelta al personal por una explicación. "¿Está más allá del 400 por ciento?"

"¡No lo sé!" Maya gritó de vuelta, el miedo en su voz haciendo aparente que ella tampoco había olvidado la forma en que el EVA-01 obtuvo su motor S2. "¡Los números están fluctuando! ¡La MAGI no puede comprenderlo!"

OOO

El cuerpo del Ángel se sacudió salvajemente como la cola de un renacuajo atorado en un obvio intento por liberarse en vano del abdomen del "recién nacido". El híbrido miró abajo como si fuera la primera vez que "ella" siquiera notara la cosa atoada dentro de "ella". Y tal y como un niño curioso, el ente tomó al objeto interesante con sus gigantescas manos.

OOO

"¡La Unidad… quiero decir… algo está siendo emitido por… eso!"

"¿Un Campo AT?" Misato inquirió a pesar de saber que algo tan obvio no pondría a Makoto tan nervioso.

"¡No! Los valores dimensionales se están invirtiendo, volviéndose negativos", Ritsuko respondió por él. "Un Anti-Campo AT…"

OOO

Shinji ni siquiera notó que no se había movido un centímetro, ni siquiera parpadeado, mientras miraba fijamente con horror cuando el Ángel de repente estalló; explotando con el sonido de entrañas estrellándose. Una fina lluvia naranja de LCL roció los sensores ópticos de su EVA, disminuyendo la vista desde su cabina antes de que los restos del 16° escurrieran al suelo.

"Rei…"

Como si hubiera escuchado su susurro, la cabeza del híbrido inmediatamente se alzó, enfocándose en él. Moviendo su cuello, parecía como si tratara de recordar la forma púrpura de su Unidad. Entonces, con pasos lentos y pesados, se tambaleó hacia delante.

OOO

"¿Ikari?" La voz de Fuyutsuki tembló levemente al dirigirse al hombre sentado a su lado. "¿Hemos fallado?"

"No", vino la calmada, simple respuesta. "Ese poder no está destinado a ser por esta unión".

OOO

Mientras tanto la monstruosidad continuó su camino, sin notar o sin importarle que su brazo izquierdo se estirara más allá de su límite mientras la mano se volvía más y más una víctima de la gravedad hasta que cayó al piso.

OOO

"¿Qué está pasando?" Misato se preguntó ante esa escena. "¿El Anti-Campo AT también la está afectando?"

"No", Ritsuko figuró con tranquilidad científica. "Está usando demasiada energía. Las baterías internas del EVA están vacías, pero el núcleo no sabe si puede o no confiar en el motor S2, simplemente sigue consumiendo más y más energía de ella hasta que no quede nada para sostenerlo".

"¡Afirmativo!" Maya concurrió. "¡El núcleo se está volviendo inestable!"

"¿Así que sólo esperamos hasta que el problema se revuelva por sí solo?"

Misato se estremeció ante la ruda definición de Shigeru de lo que había sido Rei hacía unos cuantos minutos; una chica de catorce años, que tal vez no había conocido tan bien como a Shinji y Asuka, pero que aún así había sido cercana a ella, a todos ellos. Y ahora, luego de que esa chica hubiera sido lastimada por el Ángel y transformado en ese grotesco ser allá afuera en su certero camino a la muerte, se había convertido en un mero "problema".

Pero las palabras de Ritsuko hicieron el asunto todavía peor. "Temo que no será tan fácil. Cuando el núcleo se filtre con toda la energía que ha absorbido dentro…"

"¿No te referirás a que…?" Su mano pasó inconscientemente sobre la cicatriz en su pecho, la memoria de pesadilla del Segundo Impacto surgiendo imparable en su mente. "No fue un Ángel lo que lo causó", recordó las palabras de Shinji. '¿Se refería él a esto? ¿Acaso fallaron…?'

OOO

'Hemos… hemos fallado…'

Shinji inconscientemente alzó el brazo del EVA cuando el gigante parecía tratar de alcanzarlo, mirándolo fijamente con la deforme, pero a la vez aterrorizante sonrisa mientras la cara lentamente se derretía enfrente de sus ojos.

"¡Rei!"

Ni siquiera había notado que se había estado moviendo hacia delante hasta que fue detenido por la mano de la Unidad-02 en el hombro de su EVA.

"¡Shinji! ¡Shinji, contrólate!" La voz de Asuka vino de algún lado, pero su mente no fue capaz de reconocerla originándose desde la usual ventana de comunicación al lado, demasiado ocupado con el ser ante él.

Sus dedos casi se tocaron, sólo pocos metros aparte. Si podía alcanzar su mano, sostenerla, entonces la salvaría. No sabía cómo, pero de algún modo sería suficiente. Aún si toda lógica desafiaba eso, aún si era ya… demasiado tarde…

La sonrisa cambió a una expresión de sorpresa cuando el hibrido miró a su brazo, quebrándose justo encima del codo.

Las apretadas manos de Shinji temblaron en los controles mientras él, impotente, tenía que verla regresando sus ojos, llenos de decepción y tristeza, hacia él; en silencio rogando por la ayuda que él era incapaz de proveer.

OOO

"¡El núcleo está alcanzado niveles críticos! ¡La explosión es inevitable!"

OOO

"¡Shinji!"

Penetrantes chillidos de agonía hicieron eco en el valle mientras el ente blanco se sacudía y estremecía de dolor.

"¡Shinji!"

Por mucho que quería, no podía desviar sus ojos de este grotesco forcejeo entre la vida y la muerte. "Rei, no…"

"¡Maldición, Shinji!" Asuka continuó gritando, pero no se encontró capaz de responder. "¡Ya no hay nada más que podamos hacer por ella! ¡Pero tenemos que contener…!

Su voz fue ahogada cuando el grito cambió al agonizante sonido de la explosión, las flamas del destrozado núcleo engullendo el enorme cuerpo en menos de un segundo, quemando árboles, evaporando el agua de los lagos cercanos… Entonces alcanzaron a su EVA, cegándolo de la vista de Asuka tratando de bloquear la ciudad de la onda expansiva con su Campo AT. Pero con la proximidad tan cercana y el rango limitado de su escudo, sus intentos fueron de poco éxito.

Él había fallado…

OOO

Misato suspiró al entrar en su departamento, física y emocionalmente agotada por los efectos secundarios de… la pelea. Grandes porciones de Neo Tokyo-3 habían sido destruidas o ahora se estaban ahogando en agua debido a una fisura en la formación que separaba la ciudad del lago Ashinoko. Los civiles estaban en refugios seguros, así que no había habido muchas bajas, pero ahora NERV tendría que enfrentar a mucha gente sin un hogar demandando respuestas.

Shinji y Asuka probablemente llegaron a casa antes que ella y se sintió algo culpable por no haber tenido tiempo de estar ahí para ellos. Después de todo, no era como si no hubiera habido bajas del todo.

La condición de Shinji especialmente la preocupaba. Ya era bastante malo si eran sólo algunos números anónimos o nombres de personas de las que jamás habías oído hablar, pero siempre era peor si se trataba de alguien cercano a ti.

Así que fue a buscarlo primero, y casi chocó con Asuka quien acababa de salir de la habitación de él, cerrando la puerta detrás de sí.

"¿Cómo está?" Misato preguntó tan pronto hicieron contacto visual.

La expresión de Asuka en realidad ya decía bastante, pero respondió de todas formas. "Lo está tomando muy mal. Supongo que era de esperarse, pero aún así…" Se estremeció, frotando las manos sobre sus brazos como para calentarse tras un escalofrío inexistente. "Simplemente no me gusta verlo así".

Misato sonrió débilmente ante eso. "Si alguna vez necesitaba alguna prueba de que has madurado, la tengo ahora. Me sorprende que no muestres ninguna señal de celos por el hecho de que está de luto por ella de esta manera".

"Oh, estaba celosa, durante bastante tiempo de hecho, aún cuando supe de su verdadera naturaleza. Pero me di cuenta hace mucho que, aunque fuertes, sus sentimientos por ella son diferentes a los que tiene por mí. Ella no es una amenaza para mi en ese aspecto".

"¿Su verdadera naturaleza?"

Asuka cerró sus ojos. "Creo que Shinji o tal vez la propia Rei deberían explicártelo"

"¿Rei?" La sorpresa de Misato se alzó todavía más.

Pero Asuka sacudió su cabeza, sonriendo débilmente. "Shinji se siente mal consigo mismo porque cree que falló. Pero no estoy tan segura de que realmente no haya oportunidad".

"Pero… ¿De verdad crees que ella haya podido sobrevivir eso?"

"Oh, de eso estoy bastante segura". La pelirroja se permitió una débil risa, pero que rápidamente se desvaneció. "¿Encárgate por mi, de acuerdo? De verdad tengo mucha sed de tanto estar hablando".

Misato asintió naturalmente, y entró por la puerta tan pronto Asuka se movió a un lado en su camino a la cocina.

"¿Shinji? Voy a entrar", anunció respetuosamente antes de abrir la puerta.

Ya se había preguntado por qué escogió su viejo cuarto, viendo que ahora prácticamente estaba viviendo con Asuka ahora, pero se volvió claro cuando entró. El pequeño recinto no tenía ventanas que permitieran a la luz natural entrar, y la artificial parecía perfecta para añadirse al ambiente depresivo en el que obviamente estaba metido.

"Hola, Misato", saludó sin siquiera verla. Simplemente se quedó viendo fijamente adelante, sentado lánguidamente en su cama.

"Hey", murmuró ella de vuelta. A pesar de sus previas confrontaciones con una Asuka depresiva, aún se sentía lejos de ser una experta en semejantes charlas. Dar órdenes, interrogar, quejarse, burlarse, eso podía hacerlo bien; incluso admitir sus defectos era comparablemente fácil. Pero cuando se trataba de confortar a alguien, las palabras simplemente no venían.

"No estarás pensando en aprovecharte de mí, ¿Verdad?"

Misato usualmente no se sonrojaba fácilmente. Pero también rara vez se encontraba a sí misma como objeto de burla. Fuera la implicación o la sonrisa poco entusiasta que le dio, sintió su cara calentarse, pero rápidamente se recobró. "Depende. ¿Un abrazo cuenta?"

Antes de que pudiera responder, ella ya se había acercado a la cama, sentado al lado del chico y le pasó un brazo alrededor de los hombros, acercándolo.

"Para ser honesta, aún después de todo lo que pensé hoy, esto es todo en lo que pude pensar para hacerte sentir mejor", admitió. Antes de que una juguetona sonrisa apareciera en sus labios. "Hasta tu oferta justo ahora…"

Eso trajo la pelota de vuelta a su juego. "¡Mi-Misato!"

Pero sólo tomó un minuto de silencio y el momento de bromear y sonreír fue abrumado de nuevo por las memorias de hacía unas horas.

"Así que… ¿Cómo te sientes?" intentó con cuidado.

"No lo sé. La he visto morir antes. Y esa primera vez fue devastadora. En ese entonces no tenía a Asuka o a ti para ayudarme… bueno, simplemente no quería a nadie cerca de mí. Así que en ese aspecto, estoy un poco mejor. También porque ahora sé más. Pero…" Se tragó un súbito sollozo, cerrando con fuerza sus ojos en obvio dolor y enojo. "¡Pero aún así duele! Me había jurado a mí mismo que no dejaría que sucediera de nuevo, que la protegería. ¡En vez eso… en vez de eso murió aún más en vano! Ya no sé cómo encararla".

"¿Encararla? ¿Shinji…?" Misato alzó una ceja. ¿Estaba él tan ilusionado como Asuka? Quizás la última vez las cosas no habían sido tan definitivas.

"Sé que no lo entiendes Misato, pero ella sigue viva".

"Oh… oh, Shinji. Lo sé, siempre y cuando la recordemos, ella nunca dejará de existir. Pero aún así, no deberías…" Fue interrumpida por algo que nunca esperó en esta situación: Una débil risa ahogada escapando de la garganta de Shinji.

"No lo entiendes, Misato. Rei Ayanami aún sigue viva. Y probablemente aparezca con incluso menos heridas que yo o Asuka". Aunque la sonrisa dejó su rostro tan rápido como apareció. "Pero fallé en protegerla de todas formas".

"¿Qué-qué quieres decir? ¿Cómo pudo sobrevivir a eso? Si lo hizo, ¿Por qué importa tanto que hayas fallado? ¿Está tan lastimada o…?"

"No. Como dije, aparecerá completamente ilesa".

Misato aún no podía seguirlo. "¿Pero entonces…?"

"No será ella", Shinji murmuró. "No la Rei que nosotros conocimos".

"¿Entonces es mental? ¿Amnesia?"

"No. No…" Suspiró frustrado. "Ella es… un clon…"

Los ojos de Misato se abrieron como platos por el shock. Se había esperado mucho, ¿Pero esto? "¿Un… clon…?"

"¿Lo entiendes ahora? Rei Ayanami está viva. Una nueva Rei Ayanami. La que conocíamos antes sin embargo, la que nosotros… ella… ella murió. Murió porque no pude protegerla".

La cabeza de Misato estaba dando vueltas. La imagen mental de docenas de Reis idénticas en una línea de ensamblaje, todas equipadas con los mismos "ajustes" básicos, cada una lista para reemplazar a la previa una vez que tuviera un "defecto"; le dio escalofríos. ¿Cuánto mantenía NERV en secreto incluso a ella? Había pensado que no lo necesitaba con el conocimiento de que aún seguía vivo y buscando la verdad él mismo, pero tal vez necesitaba mirar más de cerca el regalo de despedida de Kaji después de todo.

Pero primero lo primero. "Shinji, tú… hiciste lo mejor que pudiste…" trató de consolarlo, pero fue interrumpida por la puerta abriéndose.

"No le digas semejantes cosas o de verdad pensará que ya todo terminó", Asuka regañó impacientemente.

Misato estaba por criticar a la pelirroja por semejante comportamiento tan rudo, el cual parecía contradecir la compasión que vio en ella hacía solo unos cuantos minutos. Pero Shinji fue más rápido para protestar. "Pero Asuka…"

"¡Sin peros! ¡Tú mismo me dijiste que apenas y habías visto Rei luego de lo que sucedió porque estabas muy asustado de ella! ¡No tienes absolutamente ninguna idea de cómo es ella y cuánto de la vieja Rei aún queda! Sólo supones que murió".

Dada esa lógica, Misato casi se sintió mal por sus pensamientos previos. De nuevo había olvidado que no estaba tratando con un pobre, depresivo niño que necesitaba algo de compasión materna y protección del severo mundo o un pequeño mocoso que estaba celoso de la atención que otro estaba recibiendo con su mansa conducta, sino con dos adultos; una esposa que no quería ver a su marido destruirse a sí mismo sumergiéndose en autocompasión.

Pero antes de que pudiera comentar en eso, el timbre del teléfono se lo impidió.

"¡Vamos, Baka!" Asuka demandó, jalando a Shinji de la cama por su camisa. "Creo que esa es nuestra señal".

OOO

Rei despertó tosiendo, un débil sabor cobrizo de LCL aún permaneciendo en su lengua. Sus músculos se sentían débiles, incluso abrir sus ojos parecía ser una tarea agotadora. Cuando finalmente lo logró, notó que sólo podía ver por su ojo izquierdo, aún cuando no sentía dolor en el derecho que aparentemente estaba cubierto con un vendaje. Su brazo derecho también parecía estar vendado, ya ajustado en un cabestrillo alrededor de su hombro.

Se dio cuenta de que estaba en la enfermería antes de mirar alrededor. Cualquier otro habría llegado a esa conclusión por las aparentes heridas, la ausencia de dolor debido al medicamento. Pero Rei no se dejó engañar.

No sabía qué había sucedido. Y sabía que nunca lo recordaría. Porque ella sabía que ella nunca había hecho esas memorias. Porque no le había pasado a ella.

Ella ahora debía de ser la tercera. Pero…

"Aún sigo con vida…" susurró para sí misma, las severas palabras quemándole la garganta.

Por supuesto que aún seguía viva. Él nunca la dejaría ir, no hasta que hubiera cumplido su propósito en su escenario. Pero ahora, ¿Por qué ni siquiera la dejó morir? Siempre había sabido que era reemplazable. Aunque no había esperado que le doliera tan extrañamente en su corazón. La había salvado en ese entonces, cuando la prueba de activación del EVA-00 había fallado. ¿Por qué no esta vez? ¿Por qué dejó que la reemplazaran?

De pronto sintió la abrumadora necesidad de levantarse, de alejarse de esos pensamientos. Su cuerpo se quejó al forzarse a incorporarse en la cama y dirigirse hacia su borde, pasando sus piernas por encima de él antes de lentamente deslizarse hacia abajo.

El suelo se sintió frío cuando sus pies descalzos hicieron contacto con él. Cuidadosamente se levantó, balanceando su peso por un momento antes de dar un primer paso, luego otro, lentamente acercándose a la salida. Su mano alcanzó la perilla, tomando el metal con la palma y sus dedos, dándole la vuelta para abrir la puerta.

Al salir, su ojo se estrechó ante la luz invasora viniendo de las ventanas en la pared opuesta del corredor. Pero no se escudó de ella girando la cabeza en dirección contraria al brillo. Más bien sintió una especie de curiosidad, una necesidad incluso, de caminar adelante para ver afuera.

Algo en su mente le recordó que no era realmente el mundo exterior, sino una creación hecha por el hombre dentro del Geofrente. Y aún así, ver montañas, árboles… por primera vez…

"¡Hey, Primera!"

El llamado atrajo su atención, dirigiéndola hacia la chica pelirroja y el chico de cabello café. Ella conocía a estas personas. Eran sus compañeros de clase, sus camaradas… Había algo más también, especialmente respecto al chico, algo que no podía determinar del todo.

El chico, Shinji, evito su mirada; a lo mucho, rápidamente le lanzó un vistazo. Parecían incómodo de estar allí, saludándola; diferente a su común nerviosismo con el sexo opuesto. ¿Podría él saber? ¿Presenció él el final de su segunda vida? Explicaría su inseguridad acerca de su supervivencia.

Si no fuera por su compañera, probablemente él habría dado la vuelta y se hubiera marchado, pero la chica, Asuka, le dio un codazo y musitó un "Vamos".

"Ikari", saludó ella asintiendo la cabeza hacia el chico, luego a la chica, "Sohryu".

Shinji hizo una mueca ante sus palabras, aunque no estaba segura por qué. ¿Había algo inusual acerca de su saludo? La boca de él se abrió y cerró, pero no pudo entender sus palabras.

Asuka lo miró expectante, pero cuando nada pasó, eventualmente intervino. "Hey, Primera. Misato nos pidió que pasáramos a verte, así que aquí estamos".

Parecía irracional que la Mayor Katsuragi no hubiera consultado simplemente los reportes médicos, pero Rei asintió de todas formas en entendimiento.

"Aún estoy algo débil", reportó ella su condición, sintiendo el esfuerzo en su cuerpo aún más mientras más tiempo estuviera fuera de la cama. "Me gustaría sentarme".

Ya mientras hacía ese anuncio, se dirigió a la fila más cercana de sillas de espera que estaba en las paredes de los pasillos de la enfermería. Ikari y Sohryu la miraron tomar asiento en la silla en medio de una hilera vacía, pero no hicieron intentos de seguir su ejemplo.

Rei notó que Asuka parecía estar esperando algo. Seguía mirando una y otra vez entre sus co-pilotos, su expresión volviéndose más impaciente y eventualmente empezó a golpear el suelo con su pie. Shinji sin embargo no lo notó, o la ignoró, hasta que ella le dio otro fuerte codazo e hizo un amplio gesto hacia la chica presuntamente lastimada

"Uhm… ¿Cómo… cómo estás, Ayanami?" finalmente tartamudeó.

Aparentemente, no era lo que su compañera pelirroja había querido que preguntara. "'¿Cómo estás?' ¡¿Cómo crees que está?!" le siseó.

"Pero… sólo mírala. No está…"

"¡¿No está qué?! ¡Para ser honesta, ni siquiera veo una gran diferencia, especialmente no considerando su condición!"

Estaban manteniendo su conversación en voz baja, probablemente no queriendo que ella los escuchara, pero Rei oyó cada palabra, aún si no podía entender perfectamente el significado.

"Pero tú no la conoces tanto como yo".

Asuka suspiro enojada. "¡Bien! Tal vez algo de distancia es justo lo que se necesita aquí. ¡Si tú no quieres, entonces yo lo haré!"

"¡Asuka!"

Pero sus intentos por contenerla fueron demasiado tardíos, ya le había dado la espalda y estaba cerrando la brecha entre ella y Rei. Una vez alcanzó a su compañera sentada, Asuka se acuclilló para ver los ojos rojos de la chica.

"¿Qué es lo último que recuerdas, Rei?" preguntó en un tono que Ayanami nunca había escuchado de su usualmente agresiva co-piloto. "¿Antes de que despertaras?"

La memoria del cuarto oscuro vino a su mente, como lo vio desde su punto de vista detrás del tubo de cristal lleno de LCL. "No tengo…" desvió el contacto visual por un momento, "permitido decírtelo".

Asuka asintió, pero no se rindió. "Eso está bien. ¿Pero puedes decirme cuándo fue?"

Respondió la pregunta con la verdad, aunque algo acerca del nada natural comportamiento de la Segunda puso a Rei incómoda. No sólo la voz de la pelirroja parecía más suave de lo usual, todo su lenguaje corporal había cambiado; ya no intentando mantener apartados a todos, sino más abierto, invadiendo en una forma no-hostil. Y Rei ahora era el foco de esa atención, mucho más de a lo que estaba acostumbrada, mucho más personal. Ciertamente la ponía nerviosa. Y aún así… de alguna manera sintió… que le importaba a alguien.

"¿Así que entonces aún recuerdas todo lo que pasó hasta ayer por la tarde? ¿Me recuerdas a mí y a Shinji?"

Ella asintió afirmativamente, pero aún estaba insegura de lo que Sohryu tenía en mente.

"¿Aún recuerdas todas las cosas que hicimos juntos? ¿Nuestras batallas contra los Ángeles? ¿O cuando fuimos a ese puesto de fideos con Misato? ¿O nuestro paseo de excursión? ¿O qué tal cuando Shinji te rescato de tu cabina y te pidió que sonrieras? ¿O la vez que esperamos juntas a que él volviera de la Unidad-01?"

Todas esas preguntas la irritaron, pero cada una trajo imágenes, destellando en su mente. "S-sí".

"Entonces dime, ¿Recuerdas cómo te sentiste aquellas veces?"

"¿Cómo me… sentí…?" Desvió su vista en shock cuando todo volvió a ella.

Sí. Sí, podía recordarlo. Esos otros sentimientos además de la soledad. La cálida sensación de cuando le importaba a alguien, cuando alguien quería estar con ella. La camaradería… amistad…

Al principio, casi por su cuenta, su mano izquierda libre empezó a moverse. Pero al mirar de nuevo el rostro de su compañera piloto, una pequeña sonrisa apareció en sus labios.

"Sería… conveniente", repitió una vieja memoria, el brazo estirado temblando levemente.

"Sí", Asuka contesto con una pequeña sonrisa propia mientras tomaba la mano ofrecida en la suya. "Si, lo sería".

OOO

"¿Asuka?"

"¿Síííí?"

No pudo evitar sonreír ante el expectante tono de su amor, satisfactoriamente saboreando lo que estaba por venir.

"Gracias".

Su cabeza giro levemente, pero fue lo suficiente pare que él pudiera ver la sonrisa en su rostro antes de mirar adelante otra vez. "¿Qué? No, 'Tenias razón, oh gran Asuka, la más sabia y por supuesto la más bella de todas, Diosa sobre todos los Dioses…'"

Shinji la interrumpió al dar tres pasos rápidos para alcanzarla, inclinándose cerca de su oreja. "Esperaremos por eso hasta que lleguemos a casa, ¿De acuerdo?"

Ella no respondió a eso, pero vio la sonrisa juguetona hacerse más ancha antes de continuar adelante una vez más.

Sin embargo, por alegre que estaba de haberse equivocado con Rei, la forma en que Asuka lo había probado simplemente no dejaba su mente. "Sabes… La forma en que le hablaste… Casi parecía como si hubieras estada hablando con…" Se detuvo a sí mismo, titubeando por un segundo sobre si continuar, "… una niña".

Asuka seguramente sabía lo que realmente él quería decir, pero no dejó que le afectara, no visiblemente al menos. "Bueno, pensé, que en una forma, ella todavía es una niña", dijo suavemente. "¿Estuvo mal?"

Sacudió su cabeza. "No. Creo no importa qué edad tengas, siempre es bueno tener a alguien que te muestra que está tratando de ayudar a guiarte. Es sólo…" Cerró sus ojos, tratando de sacar las últimas palabras. Pero fueron un simple susurro. "… me recordó…"

"Sí… A mí también…" Asuka respondió y aunque no podía ver su rostro, su horriblemente quebrada voz dijo suficiente. "¿Y sabes qué?" Se llevó una sorpresa aún mayor cuando al darse la vuelta, a pesar de la brillante humedad en sus ojos, ella tenía una sonrisa en su cara. "Aún si fue por sólo ese momento fue lindo ser una madre otra vez".

OOO

Estos ojos lo veían por primera vez, esta nariz lo olió por primera vez, sus oídos registraron los sonidos del vecindario por primera vez… y aún así era el lugar que había reconocido como suyo por muchos meses. Físicamente, no se sentía nada diferente, como si acabara de regresar como lo había echo cada día. Y aún así era muy perturbador.

Cuando su primera yo murió, la segunda había sido demasiado joven para entender por completo que ella no era realmente la misma que acababa de despertar otra vez luego de un sueño profundo. No pudo darse cuenta de que era otro ser con las memorias impresas que habían sido registradas por la primera.

Gracias a Ikari y Sohryu, también recordó las emociones de la Rei anterior. ¿Pero también eran realmente suyas? Se sentían correctas, ¿Pero había sido ella quien las hizo? Su alma era la misma, ¿Pero había sido ella quien la formó y la dejó ser formada por aquellos con quien interactuó?

Se había vuelto amiga con ella, ¿Pero siquiera tenía el derecho de, cuando ellos realmente no la conocían sino solo a su predecesora? ¿No era ella sólo un alma robada en un cuerpo robado con memorias y emociones robadas? Ellos parecían saberlo, pero no parecía importarles. ¿No entendían? ¿Estaban en negación? ¿O podía ser que ella era la misma Rei Ayanami que ellos habían conocido después de todo? ¿Podía ella realmente ser no sólo un reemplazo, sino ella misma?

Si tenía el alma de su yo anterior, las memorias de su yo anterior, las emociones de su yo anterior, ¿Podía ella ser la misma?

Rei se sintió confusa.

Y odiaba esa sensación.

OOO

'"No queremos humillarla más". Qué generoso de parte de esos viejos pervertidos', Ritsuko mentalmente rabió, ajustando su blusa de nuevo. 'Como si hubiera podido llevar algo en una cámara holográfica que hubiera podido ponerlos en peligro'.

Pero era difícil concentrar su enojo en un montón de pervertidos. Todo lo que eso hizo fue servir como una pequeña distracción de las otras palabras que la habían molestado más de lo que hubiera querido durante todo el interrogatorio.

Él la había enviado para ser humillada en vez de a Rei.

Realmente no se había sorprendido de que él no le dijera ese pequeño detalle extra cuando le había dado la orden. Se sorprendió aún menos de que quisiera proteger a su preciosa Rei. Pero eso no ayudó a calmar la amarga sensación de traición.

Tal vez no era un incidente para tanto en una larga lista de decepciones, pero era la gota que colmó el vaso, suficiente para finalmente hacerle ver lo que ella siempre había pretendido estar ciega al respecto: Él nunca la escogería sobre su preciosa Rei.

Ella era aún una tonta justo como la jovencita que había sido, que había saltado en la falsa afección que él le había estado dando tras la muerte de su madre. La tonta que una vez se tiñó el cabello de rubio para obtener un cumplido de alguien hacia ella como mujer, no como la hija de su madre. La tonta que lo había mantenido así para distinguirse a sí misma de su "tonta madre". La tonta que pensó que tal vez podía hacerle olvidarla a ella a pesar de la presencia de su preciosa, preciosa Rei.

Ritsuko apretó sus manos en enojo. No era tan estúpida como para no darse cuenta que esta reacción simplemente era lo que esos viejos desgraciados querían, pero estaba más que feliz de otorgarles esta satisfacción.

Tal vera fuera una tonta. Pero él era uno más grande sI pensó que ella nunca se lo iba a hacer saber.

OOO

"Sí, Dra. Akagi, entiendo".

Mientras colgaba el teléfono, Asuka se incorporó del suelo donde se habían puesto cómodos el uno con el otro por un rato antes de que la llamada los interrumpiera. "¿Entonces es hora?"

Shinji asintió con un suspiro. "Sí, sólo voy a prepararme y luego me voy", dijo calladamente. "¿Segura que no quieres venir?"

Ella sacudió la cabeza con una sonrisa gentil. "No a menos que tú quieras", respondió. "Eso es algo que no necesito, o tal vez no debo siquiera ver".

"Eso difícilmente sorprende, ¿No? Después de todo, ella había sido su más cercana amiga…"

OOO

Ritsuko sonrió para sí. No había salido tan bien como esperaba, no con Misato anticipándola justo antes de encontrarse con el hijo de Ikari. El chico usualmente tan sensible también había tomado la vista de la "guardería" de Rei y el basurero mucho mejor de lo que había esperado; incluso la mención de la muerte de su oh-tan-querida madre lo había dejado relativamente sin desconcertar, sólo mirándola pasivamente. Pero eso no importaba. Todo eso sólo había sido un anticipo para esto.

Tal vez no fuera justo el dirigir su odio por sus padres a Shinji. ¿Pero y qué? Ella no era del tipo compasivo de todas formas. Él sólo era una herramienta, todos lo veían así. ¿Así que por qué debería ella dudar en usarlo como herramienta para su venganza? Dependiendo del impacto que este shock tuviera en él, su habilidad para pilotear bajaría considerablemente. Y habiendo ya perdido un EVA activo, definitivamente lastimaría al Comandante perder otro.

Y si Shinji se separaba de ella debido a esta revelación… bueno, a Ritsuko ciertamente no le importaría verla sufrir justo como había sufrido debido a ella.

"¿Dices que este es el núcleo del Sistema Sustituto?"

Ritsuko sonrió otra vez. Misato siempre tenía que cuestionar lo que le decían, ¿No? Por sí misma, tan imponente como era la cámara con la enorme construcción similar a un cerebro encima, se veía más bien vacía debido a la oscuridad y al único tubo visible en medio. Pero todo eso cambiaría ahora.

Su mano apretó el control remoto. "Les mostraré la verdad".

Las luces se encendieron con un único toque del botón preparado, iluminando los tanques de LCL alrededor. Y sus contenidos, sus estúpidas risitas llenando la habitación al ser despertadas.

"¿Rei?" El jadeo que había estado esperando vino, pero no de la fuente que había estado anticipando. Mirando detrás de ella vio que sus preocupaciones no tenían fundamento. Aparentemente, Shinji estaba tan sorprendido que se quedó quieto, sus manos convertidas en puños, los ojos dirigidos al piso, evitando mirar a cualquier otro lado. Misato era la que miraba fijamente incrédula a la vista de los clones. "¿El Sistema Sustituto de los EVAS es…?"

"Sí, estas son el núcleo del Sistema Sustituto", Ritsuko explicó con satisfacción. "Y esta es la fábrica para manufacturarlas".

"¿Esta es…?"

"Estas son muñecas. Nada más que partes de repuesto para Rei", interrumpió a su amiga de la universidad. Las repeticiones la estaban alterando. Finalmente tenía que terminar con esto. "Los humanos encontraron a un Dios y trataron de obtenerlo. Como resultado la humanidad fue castigada. Eso fue hace 15 años. El Dios que encontraron se desvaneció. Sin embargo, el hombre trató de revivir a Dios con sus propias manos y creó a Adán. De Adán, el hombre creó lo que parecía Dios. Eso es el EVA".

"¿Humano? "¿Es un humano?"

"Sí, es un humano. El EVA, que originalmente no tenía un alma, ahora tiene la de un humano. Todas ellas fueron salvadas", Ritsuko sonrió. Se sentía bien finalmente liberar estos secretos, quitarse de encima su carga. Pero esto todavía no era suficiente para ser libre. No con ella aquí, tantas de ellas. "Sin embargo el contenedor que realmente contiene un alma es Rei. Sólo ella tiene un alma. Ninguno de estos otros contenedores tiene una. No había nada en el cuarto de Gauf".

"Estas", miró a las formas risueñas a su alrededor, su ira creciendo, "no son nada más que recipientes vacíos. No tienen almas. Nada más que envases. Así que-"

"¡MISATO!"

Ritsuko dio un respingo, sobresaltada por el súbito grito del chico que se había quedado tan callado hasta ahora. Le tomó sólo una fracción de segundo regresar a sus sentidos, pero en ese tiempo Misato ya había cerrado la brecha entre ellas, tomando el control remoto que aún estaba en sus manos.

"¡NO!" Instintivamente, ejerció más presión en su agarre.

"Suéltalo", Misato demandó fríamente, el arma que nunca había guardado desde que se detuvo en la entrada ahora presionada contra la espalda de la rubia.

Ritsuko ya no le temía a la muerte, sin embargo. Pero tenía que hacer esto antes a cualquier costo. Entonces alegremente se iría. Así que lo sostuvo con toda su fuerza, tratando de alcanzar el botón con su pulgar. Pero la bien entrenada Mayor eventualmente jaló el control remoto más y más fuera de su mano a pesar de sus esfuerzos.

No, todavía no podía perder. ¡No importaba después, pero todavía no!

Impulsada por nada más que determinación pura, tomó la muñeca de su vieja amiga con su mano libre, usando cada gota de su fuerza que pudo invocar para evitar que el control remoto se escapara de sus dedos.

Un agudo dolor contra su mejilla, lo suficientemente fuerte para hacerla retroceder tambaleándose, puso fin a su forcejeo dado que Misato uso la culata de su arma. Sin embargo, causó que ambas dejaran ir el artefacto que ahora estaba volando en el aire. Cubriendo su cara ardiente, Ritsuko no pudo hacer nada más que seguir su vuelo con sus ojos antes de que se estrellara en el piso, deslizándose un buen trecho sobre la resbaladiza superficie hasta que se detuvo enfrente de dos pies. Sus ojos se abrieron como platos de sorpresa y no fueron los únicos en la cámara en hacerlo.

Lentamente, Rei se inclinó y tomó el control remoto.

Un suspiro de alivio se le escapó a Misato. "Bien hecho", la elogió. "Ahora dame esa cosa, ¿De acuerdo?"

Sin embargo, la chica simplemente se le quedó viendo fijamente, luego al dispositivo.

Ritsuko vio eso como su última oportunidad. "¡Dame el control remoto, Rei!" ordenó, esperando que en la confusión la chica no fuera capaz de decidir si debía seguir su orden o la de Misato.

Pero todo lo que obtuvo fue una mirada fría de la albina. "Temo que no puedo hacer eso", explicó mientras se acercaba al tanque, cara a cara con uno de los clones. Era como si estuviera mirando en un espejo distorsionado; de un lado vestida en su uniforme de escuela, al parecer mirando fijamente al frente sin emoción alguna; del otro una forma desnuda flotando, sin preocupaciones como una recién nacida. Lentamente, Rei alzó el dispositivo. "Esto es algo que tengo que hacer por mí misma".

La sonrisa de victoria que Misato había tenido hasta ahora se desvaneció instantáneamente. "¿¡Rei!? Tú… ¿Planeas convertirte en una asesina como ella?"

"Usted no entiende, Mayor. Estos no son seres humanos. Su propósito oficial es servir como el núcleo del Sistema Sustituto, pero incluso eso es secundario. Como la Dra. Akagi explicó, son simplemente recipientes para contener mi alma. Esa fue la única razón por la que fueron creadas, justo como el cuerpo que poseo ahora y los anteriores".

Con su mano libre, tocó el vidrio separándola de las copias mientras continuó. "Sin un alma, no pueden estar al tanto de sus sentimientos. Notan la calidez del LCL alrededor de ellas, de este vidrio conteniéndolas; pueden vernos, el mundo fuera del suyo. Pero… no importa para ellas. Todo lo que hacen es existir, felizmente sin percatarse de nada. No pueden entender la diferencia entre el dolor y la alegría. No conocen la vasta variedad de emociones humanas. No sienten esperanza o miedo por el futuro".

Bajó la cabeza y su voz la siguió. "Siempre me he preguntado si debo tenerles lástima o envidiarlas".

Una débil presión de su pulgar. Eso fue todo lo que necesitó para activar el mortal mecanismo que tomó las formas de los cuerpos para siempre, el LCL naranja enrojeciéndose como si estuviera combinado con sangre y carne desintegrándose.

"Rei…" Shinji preguntó incrédulo, luchado visiblemente para ver el horrible espectáculo. "¿Qué has hecho?"

"Las he… liberado…"

Casi sin que nadie lo notara, una única lágrima cayó al suelo.

OOO

El Comandante había demandado instantáneamente que Ritsuko y Rei fueran llevadas ante él. Ella y probablemente Shinji eventualmente tendrían que explicar su rol en este asunto también, pero por ahora él quería solamente a las dos principales sospechosas, dándole a Misato el tiempo para llevar a su visiblemente perturbado encargado a casa.

No es que ella misma no estuviera perturbada. Le habían contado sobre ello, pero en verdad ver a todas esas copias idénticas de Rei había sido tal shock que casi había olvidado su plan. Tal vez también porque no quería que fuera verdad que Ritsuko estaba dispuesta a ir tan lejos. Siempre había sospechado que la doctora le ocultaba más secretos de lo que hubiera querido, como Mayor, como Directora de Operaciones y más importante, como amiga. Y luego estaba, por supuesto, lo que ocurrió después. Como si no tuviera suficientes horrorosas imágenes en su mente que acecharan sus sueños.

Y pensar que Shinji ahora lo había presenciado dos veces…

"Lo siento. Probablemente pude detener a Rei, pero… creo que me tomó demasiado por sorpresa".

"Está… está bien", Shinji murmuró, por primera vez desde que dejaron el Dogma Terminal. "Fue su decisión".

"¿Y estás bien con eso?"

"En verdad fue… perturbador 'verla' disolverse así. Pero tal vez… tal vez realmente no lo entiendo completamente. Si incluso ella misma no las reconocía como humanos, entonces tal vez traté de interferir con algo en lo que no tenía ningún derecho porque no podía entenderlo. Ni siquiera consideré tal posibilidad. Que ella misma quería liberarlas… Pensé que quería hacerlo por ella. Pero creo que simplemente quería hacerlo por mí mismo".

"Hiciste lo que creías que era correcto".

"Sí. Pero lo que es correcto para uno no significa que sea correcto para los demás". Sonrió débilmente como si hubiera recordado algo. "Después de todo… hay tantas verdades como existen personas".

Entonces, se quedó callado, simplemente mirando fijamente por la ventana. Pero justo cuando Misato pensó que estaba esperando que le respondiera, él habló una vez más. "Solo hace que me pregunte… ¿Qué tal si no estoy tan en lo correcto como pensé en otros asuntos también?"

OOO

Gendo Ikari no tenía razón para sonreír. La destrucción del Sistema Sustituto era más que un simple obstáculo. Traición en semejante nivel, tan cerca del final, eso era algo que no podía permitir ahora.

"¿Por qué lo hiciste?"

Sabía que Akagi no respondería esa pregunta, al menos no por ahora, pero esa desafiante mueca que tenía mientras estaba de pie al otro lado de su oficina le dijo suficiente. Ella había querido lastimarlo y había tenido éxito. Había esperado ser odiado, ser traicionado, pero que pudiera anticiparlo no alivió la amarga sensación dentro de él ni un poco.

Pero no importaba. Su escenario no fue afectado muy severamente. Y entonces ya no necesitaría más un reemplazo.

Aún así, necesitaba saber. No estaba seguro de por qué ella no respondió. Fuyutsuki probablemente no se sorprendería mucho si su aventura era revelada y a Rei no le importaría. Y lastimaría su reputación más que la de ella en la situación actual.

Pero era un hombre paciente. Tenía suficiente para encerrarla por traición. Podía esperar mientras ella pasaba el resto de su vida en una celda de contención hasta que se diera cuenta de su lugar y estuviera lo bastante desesperada como para decirle todo lo que quería saber.

"La Dra. Akagi solo configuró el dispositivo como se lo pedí. Era mi deseo destruir el Sistema Sustituto".

Todos en la habitación parecieron sorprenderse ante las palabras de Rei, pero nadie tanto como Gendo Ikari. Otras personas probablemente no habrían notado la sorpresa en su voz mientras luchaba con la náusea previa regresando cien veces más fuerte. "¿Por qué?"

"Ya no veía un propósito para ellas. El Evangelion Unidad-00 está destruido. El Evangelion Unidad-01 ya no me acepta. Todo indica que eso será similar con la Unidad-02. Con eso, no solo el Sistema Sustituto prueba ser inútil, sino que dado que sólo falta un mensajero más por venir, las posibilidades de que yo participe en otra pelea en persona son casi inexistentes. Por lo tanto, los riesgos para este cuerpo son relativamente nulos".

Por obvia que fuera la mentira, ofreció una excusa razonable.

"Eso…" Gendo se forzó a permanecer calmado, "no era para que tú lo decidieras".

Rei, sin embargo, no hizo gesto alguno para disculparse.

"Akagi", se dirigió a la rubia que ya no estaba sonriendo, "Ya no puedo aceptarte más como la líder del Proyecto E. Estoy al tanto de que no sería de mucha utilidad revocar tus contraseñas y códigos de acceso, pero te advierto que puedo y no toleraré otra ruptura en la cadena de mando".

Se guardó para sí el decir "No tendrás tanta suerte de tener a alguien para cubrirte la próxima vez" dado que eso era obvio para todos los presentes.

"Puedes retirarte", respiró. Nunca había esperado dejarla ir con tan leve castigo por su traición, ¿Pero qué otra opción tenía con Rei cubriéndola? La doctora parecía igualmente sorprendida de librase tan relativamente fácil mientras asentía sin palabras y salía de la habitación.

Pero apenas y le prestó atención de todas formas. Sus ojos estaban fijos con los rojos de la adolescente de cabello azul. ¿Por qué estaba haciendo ella esto? ¿Cuál podía ser la razón por la que quisiera la destrucción del Sistema Sustituto? ¿Qué se suponía que hiciera con ella ahora? Por una vez, en verdad se encontró a sí mismo sin palabras.

Fuyutsuki eventualmente terminó esta silenciosa contienda. "Eso va también para ti, piloto Ayanami".

Ella asintió y se movió para marcharse.

"Rei", Gendo la detuvo sin embargo, justo cuando llegó a la puerta. Ella sólo giró su cabeza levemente. "Me has decepcionado".

No era una pregunta, así que no había necesidad de responder. Pero si la molestó de alguna forma, no lo mostró. El único signo de que lo escuchó que dio fue la breve pausa en silencio. Entonces continuó su movimiento y se fue.

Mientras la puerta se cerraba, el profesor dio una risa de sorpresa que Gendo realmente no podía compartir. "Es astuta. De un modo, se aseguró de que tengas que encargarte adecuadamente de ella ahora".

"Eso podría hacerse fácilmente encerrándole en una celda de contención".

"Me sorprendí un poco de que no lo hicieras. Si cualquier otro lo hubiera hecho, ese habría sido el castigo más piadoso". Fuyutsuki se permitió una sonrisa. "Y otros padres hace mucho le habrían dado a su rebelde adolescente arresto domiciliario".

"Otros 'padres' no dependen de la cooperación de sus hijos. Hasta ahora, aún es lo bastante obediente como para no ir contra una orden directa. Pero si la encerrara ahora, solamente alimentaría su odio contra mí. Ella tal vez no acepte el cumplir su propósito sólo por rencor cuando el día venga. Eso es algo que no puedo arriesgar".

Gendo sabía que el anciano lo estaba mirando con leve disgusto. El profesor siempre había tenido un problema con su forma de usar a la gente. Y tenía que admitir que tenía sus desventajas, teniendo que quedarse en su lado bueno mientras él las necesitara.

Por fortuna, Fuyutsuki era lo bastante profesional como para no dar voz a su inconformidad con sus decisiones. En vez de eso, mencionó otro problema.

"Los vieron hacer contacto con ella luego de su resurrección. ¿Crees que ellos la influenciaron también?"

OOO

La cabeza de Ritsuko aún estaba dando vueltas mientras salía de la oficina del Comandante. Lo que acababa de revelarse ahí era difícil de comprender para la doctora. Honestamente había esperado encontrarse en una celda de contención, o probablemente incluso muerta poco luego de que hubiera entrado y ahora ella era… libre…

Una profunda exhalación se le escapó, de repente sintiendo el cansancio que se había acumulado en los últimos meses abrumándola. Todo eso ahora había terminado. No más secretos que añadir. No más responsabilidad insoportable. No más esperar por un amor que nunca podría ser…

Perdida en sus pensamientos, casi ni notó la puerta a su lado abrirse otra vez.

"¡Rei!" llamó, casi en reflejo, pero hizo que la chica de cabello azul se detuviera, esperando a oír lo que Ritsuko quería. Si sólo ella misma lo supiera.

Había un "gracias" en su lengua, pero no saldría. Ni siquiera estaba segura de que Rei pudiera apreciar semejantes palabras de gratitud. En vez de eso, la siguiente cosa lógica pasó sus labios. "¿Por qué?"

"Creo… que usted aún tiene un propósito aquí", fue la tranquila respuesta. Levemente dándose la vuelta, los ojos penetrantes de Rei la miraron fijamente en los suyos mientras continuó, "Usted no es reemplazable, Dra. Akagi. No debería desperdiciar su vida".

Las palabras sorprendieron a Ritsuko más de lo que hubiera pensado. No por frustración o enojo. Sino porque las escuchó venir de la última persona que había esperado. Y una débil sonrisa apareció en sus labios. "Lo que hiciste ahí… Ni siquiera sabía que podías ser capaz de eso".

Rei estrechó sus ojos. "¿Mentir?"

Ritsuko sacudió su cabeza. "Ayudar a alguien como yo. Ponerte en contra de él en ese asunto".

La chica de cabello azul parecía sorprendida ante sus palabras como si ni siquiera se hubiera dado cuenta qué había hecho hasta entonces. Luego de un segundo de contemplarlas sin embargo, se dio la vuelta para irse. "Soy mi propia persona. Puedo decidir por mí misma".

Se fue antes de que Ritsuko pudiera decir más, pero incluso si la científica hubiera querido, se encontró a sí misma en realidad sin palabras debido a esa declaración. Una sonrisa confusa se formó en sus labios.

Él tal vez hubiera escogido a Rei sobre ella. Pero eso no quería decir que Rei también lo haya escogido. Y de alguna forma, ese pensamiento era más placentero para Ritsuko de lo que hubiera pensado jamás. Porque, al final, él tal vez se diera cuenta de que eligió mal.

Y Ritsuko estaría ahí para ver su cara entonces.

OOO

"Oh Dios", Daisuke Tanaka murmuró, nerviosamente moviendo los pies mientras miraba el transporte detenerse. "Oh Dios, oh Dios".

"Relájate", el hombre de cola de caballo a su lado le dijo sonriendo. Todo era su culpa. "Uno pensaría que necesitas ir al baño".

"¿Relajarme? ¡¿RELAJARME?!" Daisuke repitió gritando. Su mano temblorosa pasó a través de su cabello sudoroso en un vano intento por calmarse. "Estoy muerto. Lo sabrán. No hay forma de que no lo hagan. Algo tan grande como esto simplemente no pasa inadvertido".

"No te preocupes", el otro dijo con calma, rascándose su barbilla sin afeitar. "Se toman mucho trabajo de nuestra parte con todos esos secretos suyos. Y tal y como tú mismo lo dijiste, nadie sabe qué hace el otro. La compañía de transporte no sabe lo que está siendo transportado, los fundidores en las plantas no saben qué es lo que se supone que tienen que destrozar y derretir en una plasta indefinible de metal. Estarán felices con las 300 toneladas de artillería descartada y nosotros somos felices con la preciosidad descartada aquí". Asintió hacia los amplios camiones que cuidadosamente llevaban su carga cubierta en revesar dentro del pasadizo.

"'No te preocupes'", Daisuke repitió para sí mismo, enterrando su cabeza temblorosa en su mano izquierda. "'No te preocupes', dice él. Estoy muerto, y él dice 'no te preocupes…"

"Bueno, míralo de este modo: Ahora estamos a mano".

"¿A mano? ¡¿A MANO?!" lanzó otro grito histérico, sin importarle que los conductores ahora los estuvieran viendo. "Oh, no, no, no, no estamos a mano. Ahora me debes una. ¡Una muy grande!"

Su compañero dio una risa ahogada sonora. "Está bien, está bien", se rió, dando una palmada en la espalda de Daisuke lo bastante fuerte como para empujar su admitidamente cuerpo no demasiado musculoso adelante. "Pero creo que eso debería de ser pronto, antes de que sea demasiado tarde, ¿Eh?"

"Eso no es gracioso", Daisuke gruñó, aunque la opinión del otro era bastante diferente.

"Créeme, morir no es tan malo como dicen". La risa del hombre cesó, pero conservó una sonrisa confiada. "Y tengo experiencia en eso después de todo".

Notas del autor: Woha, ya otro capítulo. Casi trae de vuelta memorias de cuando el segundo capítulo salió unos pocos días después del primero, ¿Eh?... Bueno, esto no salió tan irónico como cuando originalmente lo escribí. Creo que esperé un poco más de lo necesario por las ediciones de los pre-lectores y lo admito, yo también me tomé mi tiempo para aplicar los cambios. Aún no estoy siquiera seguro de que la publicación mensual vaya a funcionar, a pesar de que prácticamente ya he terminado.

Sé que estoy caminando sobre hielo muy delgado al respecto del canon con la pelea del Ángel, teniendo tanto a Rei y Armisael más bien parlanchines, completamente ignorando el asunto de "¿De quién es el alma en el EVA-00?" y por supuesto todo el "Mini-Impacto". ¿Me desvié demasiado? No lo sé, pero me gustó la idea y no es como si siempre me haya aferrado al canon. A veces, simplemente tienes que lanzar la exactitud por la ventana a favor de algo original y (espero) divertido/interesante de leer, aun si algunos se van a quejar al respecto.

Matar o no a Rei II fue la última decisión mayor sobre la trama en general. Espero a los fans de nuestra albina de cabello azul favorita no les importe mi decisión, pero su sacrificio es en mi opinión, un énfasis demasiado emocional, no sólo para nosotros sino también para ella. Y creo que mi interpretación no del todo de ella estuvo tan perdida que pareció ofrecer un compromiso lo bastante bueno.

También espero no haberle dado a los fans R/S (¿hay alguno leyendo esto de todas formas?) una falsa esperanza con esto o esa escena enfocándose en esa relación. Personalmente, no dudo que hay amor entre ellos; incluso le diría a alguien que no lo ve que está en negación. Pero mientras que necesita amor, Rei nunca me pareció que ella necesita un amante. Es por eso que no puedo verme hacerla pareja con Shinji (o con alguien más de plano).

Dicho eso, no soy muy fan del a menudo realizado "hermano/hermana" tampoco. Sí, está esa relación distante y creo que es una alternativa conveniente sólo en un nivel levemente más abajo que el amor romántico, pero no veo por qué la amistad debe de estar mucho más abajo que eso.

Notas varias:

- El nombre correcto en inglés para el lago(s) es solamente "Ashi", con "noko" ya significando "lago" (creo, no soy un experto en japonés). Pero lo tradujeron como el "Lago Ashinoko" en toda versión de NGE que tengo (y revisé) así que lo dejé. (En realidad lo tenía como "Lago Ashino" antes. Pero probablemente lo cambie mientras rehaga los capítulos previos).

- En verdad quería poner los lentes de Gendo en la escena donde Rei III regresa a su departamento, pero eso simplemente no quedaba (en mi opinión al menos). Harán una aparición en un capítulo posterior sin embargo.

- La mayor brecha (cronológica) que me pregunté cómo llenar por el mayor tiempo fue entre la llamada por teléfono de Ritsuko y la revelación de los clones. No podía decidir del todo cuánto de eso en verdad quería contar. Mi yo más flojo eventualmente optó por "casi nada", pero dado la falta de cambios drásticos a la serie, creo que también es para beneficio del lector.

- No estoy seguro de haber capturado los motivos de Ritsuko ahí correctamente. Para ser honesto, nunca entendí por qué tenía que mostrárselo a Shinji (además de los meros propósitos de contar la historia claro).

- Noté que en la escena donde Shinji visita a Rei en el hospital ella de repente cambió de la bata de hospital a su uniforme de escuela entre los cortes. No sé si eso fue un error de continuación Gainaxiano (¿su traje de contacto de todas las cosas es la manifestación del ego de Shinji? Claro…) o si Shinji realmente esperó tanto que ella pudo regresar a su habitación, cambiarse, regresar a una de esas sillas de espera hasta que finalmente sacara un "Me alegro de que estés con vida, gracias por salvarme". Por sí mismo, sería propio de Shinji, pero decidí ignorarlo de todas formas.

- Para compensar, un "error" cronológico que metí fue el tiempo entre Misato tratando de consolar a Shinji y la llamada de NERV/el hospital de que Rei aún estaba viva. En el Anime, parecían ser unas pocas horas, si no es que días entre eso. Pero fue una buena forma de terminar la escena y no hay nada diciendo que la "señal" no podía simplemente ser alguien con el número equivocado…

- Gracias a LD (espero el cambio sea suficiente, aún si no fue tan grande como sugirió), Eric Blair, Tarage, y William T. Martin por la pre-lectura.

- Haré algunos cambios al capítulo 1 (y otros leves al 2-6 ó 7 (más que nada sólo correcciones en los últimos)) antes del siguiente para que se acople mejor con eso. Nada enorme, pero si la siguiente entrega llega y encuentran algo raro acerca de ella, tal vez quieran darle otra mirada al primero.

Traducido al español el 5 de Mayo del 2008

Notas del traductor:

Bien, después de varios meses volvemos con este trabajo. Francamente ya estaba comenzando a olvidar partes de esta historia, pero dado que Jimmy ha sacado hasta el capítulo 11 ya, el recordatorio fue bastante efectivo como para tener en cuenta los puntos clave de la trama.

No hay mucho que contar esta temporada, excepto quizás el haber visto el Rebuild of Evangelion, Gundam 00 y de momento Code Geass R2 (¡por fin!) y Macross Frontier.

LJ-90: traduzco en mi tiempo libre y si tengo ganas. Nada más. Espero llegues a terminar la historia que andabas traduciendo tú.

Loquin: pues aqui está el siguiente capítulo, que lo disfrutes.

RFSD: tras... ¿8 meses desde el capítulo 8? Aquí está el siguiente, que sea de tu agrado.

klasnic: deberían agradecerle a este individuo, dado que en realidad es gracias a él y su constante recordatorio sobre el hecho de que no había trabajado en la traducción de esta historia que volví a ella...

la generala: me alegro de que esté resultando de tu agrado esta historia, créeme que a mi también.

Muchas gracias a Theblacksun y a BurningFlower por su trabajo como pre-lectores de esta traducción. Para los interesados, pueden esperar la traducción del capítulo 10 en un tiempo de 1 ó 2 semanas más.

Hasta la próxima.