Uff hace ya mucho que no publico un H/G netamente en esta sección.

Este lo he comenzado a escribir el 5 de octubre del 2005 pero por cuestiones de tiempo y otros fics lo dejé pendiente. Está inspirado en la canción "Niña" de la quinta estación.

Espero les guste y dejen muchos r/r que con esta son 4 historias en circulación, necesito ánimos. Advirtiendo que puede contener escenas algo o tal vez fuertes, aún no lo decido.

Por cierto. Los invito a leer "HP y el Enigma del Pasado" es uno compartido con una amiga, les aseguro que cada vez está más bueno.

Disclaimer: Ninguno de los personajes me pertenece, todo es de JK Rowling & Co. pero eso no le da derecho a nadie a plagiar esta historia...por favor evítenme la molestia y evítense la Pena.

---Capítulo 1---

HERMIONE REGRESA

DING DONG

Había sonado el timbre del departamento. Una chica pelirroja tendida en su cama se removió un poco.

DING DONG

La chica dormida se tapó los oídos con una mezcla de dolor.

DING DONG

Abrió los ojos y la luz del sol penetró dolorosamente por ellos... ¿quién sería a esa hora? no esperaba a nadie.

DING DONG

Definitivamente alguien tocaba el timbre.

DING DONG

-¡YA VOY!- gritó la pelirroja incorporándose de la cama sujetándose fuertemente la cabeza y tambaleándose hasta llegar a tomar la bata que estaba en una silla.

Salió de su recamara tambaleándose por un pasillo sujetándose con una mano la cabeza para luego cruzar la sala y abrir la puerta y descubrir quien era esa persona que tan desesperadamente hacía sonar el timbre de su departamento. Y pensó en quitarlo justamente después de que el dolor de cabeza se le quitara.

-¡Hola Ginny!- exclamó la voz de chica al abrir la pelirroja.

Ginny trató de aclarar su mirada para encontrarse cara a cara con una chica un poco más alta que ella, con un largo y ondulado cabello castaño.

-¿Quien eres?- preguntó desinteresadamente la pelirroja dejando entrar a la chica quien de pronto borró la sonrisa que segundos antes tenía en la boca.

-¿Que quién soy¡Por Merlín Ginny, soy Hermione!-

La pelirroja quien ya se encontraba en la cocina se volteó rápidamente observando mejor a la chica.

-¿Hermione?... ¡Hermione!- gritó un cerró con los ojos con dolor- no me hagas gritar...

-¿Que tienes?- preguntó la castaña bajando sus maletas en la cocina.

-Es evidente ¿no?- dijo Ginny sacando de uno de los anaqueles de la alacena un frasco con un liquido verdoso.- Es la cruda...y una de las peores que he tenido.

Ginny se sirvió un vaso del líquido verde y se la tomó de un trago haciendo una mueca de asco.

-Siempre me he dicho que no volveré a tomar para no tener que beber esta porquería y mírame...vuelvo a caer en lo mismo.-

-Ya pareces mucho mejor.- dijo Hermione un poco cohibida.

-Es de efecto rápido...-sonrió la pelirroja.- Y bien... ¿que haces aquí? no te lo tomes a mal, pero la verdad es que me sorprende verte por aquí...además tocas el timbre como una asesina y a estas horas de la mañana, debes estar loca o desesperada.-

-Je je, lo siento...no pensé que estuvieras así y Ginny, ya son las 9 de la mañana- Hermione se sentó en la mesa a la señal de Ginny.- Y bueno...ya terminé mis cosas en Francia y ya tengo mi título...algo muy importante para poder introducirme al ministerio para poder imponer mis ideas...ya sabes, allá si las aprobaron y creo que será de peso el que presente todo eso aquí en Inglaterra.-

-Me alegro por ti...- sonrió Ginny vagamente.- ¿y cómo te viniste? pudiste llegar por Flú, aunque, bueno...mi chimenea te expulsaría al lugar más probable sin poder llegar aquí.-

-¿Por qué?-

-Bueno, les pedí a los del Flú que la bloquearan, ya sabes...no quiero visitas indeseadas en momentos indeseados.- la pelirroja se paró de su silla.- Y bueno...no te recibí como te mereces.

Ginny abrió sus brazos y esperó a que Hermione se acercara para darle un abrazo.

-¿Y cómo has estado¿Que sabes de los chicos?- preguntó Hermione desesperada de información, Ginny rió algo fría.

-Me ha ido bien y bueno, de Ron no se nada desde que él se enojó conmigo por dejar el ministerio y bueno, Harry...sigue igual que siempre, es el que a veces viene a visitarme...-

-¿Dejaste el ministerio?- preguntó la castaña sorprendida.

-Si...-Ginny se paró un tanto nerviosa.- es que me tomé un año sabático...las cosas se pusieron feas y terminé muy mal y creí necesario un descanso.-

-Bueno, si tú lo creíste necesario...para variarle Ron no deja de ser un inmaduro.-

-Tu inmaduro...- sonrió Ginny feliz de dejar el tema del ministerio.- que por cierto, Harry me ha comentado que está loco por volverte a ver y no se que tantas cursilerías más dice.

-Si.- Hermione suspiró.- me muero de ganas de verlo...

-Te llevo con ellos si quieres.-

-Claro…pero...-Hermione pareció dudarlo.- quería saber si me podía quedar contigo en tu departamento...

Justo lo que Ginny se temió al ver las maletas de Hermione, no era que no la quisiera allí, por el contrario, ya no estaría sola y no era precisamente que lo estuviera, además era su mejor amiga, pero...sería un estorbo.

-Claro que si Hermione...- y lo había hecho otra vez, no había podido decir que no y darle una excusa...

-¿En verdad no te molesta?-

-Hermione...será divertido tenerte por aquí.-sonrió Ginny falsamente.- Bueno...me baño y te llevo con Ron y bueno, ahí desayunas con él.

Hermione solo sonrió.

Ginny entró a su cuarto que era un completo desastre, como todos los días. Comenzó a recoger prendas de ropa recién tiradas...unas medias, un sostén...un bóxer...la pelirroja suspiró con desánimo y metió la ropa en un cesto. Cogió ropa interior limpia, una toalla y se metió al baño.

Mientras el agua caía por su cuerpo mojándolo comenzó a pensar en todos los problemas que le traería tener a Hermione viviendo con ella...

Ella ya tenía hecha una vida, a pesar de que Hermione se fue solo un año a Francia, ella ya tenía su ritmo de vida, y sabía que si Hermione se llegaba a enterar, no le gustaría nada.

GinnyPotterW

10-agosto-2006