UN BEBÉ INESPERADO

SUMARY: Como debes reaccionar ante la llegada de un bebé que no esperas, sobretodo cuando te enteras quien es su padre.

NOTAS DE AUTORA (NA): Todas aquellas frases que se encuentren dentro de paréntesis son mis opiniones, y las que se encuentren dentro de comillas son los pensamientos del personaje.

Cuando encuentres una líneas de este tipo ---------, significa que cambie de escena, como por ejemplo que vaya a hablar de otros personajes en otro lugar.

También debo aclarar que Inuyasha no es de mi propiedad, lo que haré será retomar la historia y agregarle algunos personajes.

PROLOGO

Ya ha pasado más de un año desde que Naraku fue derrotado por Inuyasha y sus amigos. Aome Higurashi ahora es la encargarda de proteger la perla de Chikon, como alguna vez lo hizo Kikyo. Aome se encuentra a punto de terminar la preparatoria, sí que fue un año duro para ella casi no tuvo tiempo de ir a visitar a sus amigos en la época feudal, pero las pocas veces que lo hizo fue muy feliz de poder verlos nuevamente, Sango estaba casada con el monje Miroku que ya no era tan mañoso como antes, sobretodo ahora que acaban de tener a su primer hijo Kohaku; Shipo seguía igual que siempre sólo que ahora era más grande como el mismo decía, era muy feliz viviendo con la anciana Kaede que seguía igual y era ayudada por Shipo a curar a los enfermos de la aldea. Aunque una tristeza siempre empañaba la felicidad de poder estar con ellos (NA: Ya podrán imaginarse la razón), Inuyasha había decidido quedarse con Kikyo, eso le dolió, pero decidió no intervenir después de todo ella sabía que eso sería así. La última vez que visito la época feudal, ni Kikyo e Inuyasha estaban, eso ya hace unos seis meses, pero ocurrió algo que la ha motivado a no dejarse llevar por su dolor. Ahora podía decir con seguridad que ya no le duele tanto verlos juntos.

CAPÍTULO 1

VOLVER

NOTAS DE AUTORA (NA): Todas aquellas frases que se encuentren dentro de paréntesis son mis opiniones, y las que se encuentren dentro de comillas son los pensamientos del personaje.

Cuando encuentres una líneas de este tipo ---------, significa que cambie de escena, como por ejemplo que vaya a hablar de otros personajes en otro lugar.

También debo aclarar que Inuyasha no es de mi propiedad, lo que haré será retomar la historia y agregarle algunos personajes.

- RING RINGGGG

Aome escucha el despertador y se levanta suavemente y lo apaga.

- AH, hoy por fin volveré a ver a mis amigos después de tanto tiempo.

Al terminar de decir esto, se levanta se ducha y se viste rápidamente. Baja las escaleras y se encuentra con un adormilado Sota.

- Buenos días Sota.

- Buenos días hermana, hoy irás a visitar la era feudal no?

- Si esa es mi intención, hace tiempo que no veo a los muchachos, tengo muchas ganas de ir.

Caminaron juntos hacia la mesa para tomar sus desayunos.

-Buenos días, hijos. Como amanecieron?

- Estamos bien mamá- responde Sota.

-Aome hija, prepare algo para que les lleves a tus amigos, hace tiempo que no los vez.

- Gracias mamá, por cierto donde esta el abuelo?

- Esta en el templo, realizando un ritual de purificación.

- nnU Mamá a veces pienso que el abuelo se pasa un poco con los rituales. "Más bien que sólo los hace para entretenerse".

- No sé hija, tu sabes lo terco que es. Aquí tienen- dice la madre mientras coloca delante de sus hijos sus desayunos- Buen provecho.

- Gracias por la comida -dicen Sota y Aome.

Después de desayunar Aome se despide de su madre y su hermano, toma su mochila que ya había arreglado la noche anterior y se dirige directamente al pozo. Al llegar a este, muchos recuerdos vienen a su cabeza.

Flashback.

- Muévete Aome no tenemos todo el día- decía un muy enojado Inuyasha.

- Ya, no te aceleres Inuyasha ni que el pozo se fuera ir de su lugar.

- Como quieres que me calme, entra rápido, a veces te comportas como si tuvieras 5 años.

- ¿QUE DIJISTE?

- LO QUE OISTE.

- ABAJO

PLOM

Inuyasha se encuentra de cara con el piso.

- Eres una…

- TE lo merecías, ya deja de jugar y vamonos.

- Ja, ahora yo soy el que juega.

Fin de flashback.

Aome ríe ante el recuerdo: - Esos eran buenos tiempos- y sin decir nada más se lanza al pozo. Cuando sale de este se encuentra en medio de un inmenso bosque, donde no se escuchaba el sonido de autos ni de personas yendo rápidamente a sus trabajos, era todo lo contrario, en su lugar se escuchaba el sonido del aire y los cantos de los pájaros. Aome aspiro, llenando sus pulmones de aire puro.

- Ahhh, que bien se siente volver- al decir esto tomo el camino que la llevaría a la aldea.

Mientras Aome se dirigía a la aldea algo entre los árboles la observaba atentamente.

- Es la indicada, estoy seguro- dice la figura en un susurro.

----------

En la aldea, Inuyasha, Kikyo, Sango, Miroku, Shipo y la anciana Kaede se encontraban en la casa de esta última.

- Hace tiempo que no se aparecían por aquí, hermana- dice Kaede.

- Si hace como cuatro meses que no venían - dice Shipo.

- Estábamos ocupados, o es que acaso te molesta que hayamos vuelto- dice Inuyasha con el ceño fruncido, mirando fijamente a Shipo.

- No te enojes Inuyasha, sabes que Shipo no lo decía por eso- dice Miroku.

- Arg fdsa- pronuncia Inuyasha enojado.

- No te pongas así, sólo queremos saber a que vinieron porque no creo que sea sólo para visitarnos o si?- dice Sango que llevaba a su pequeño hijo Kohaku en regazo.

- La verdad hemos venido siguiendo el rastro de un mounstro- dice Kikyo.

- Ya veo, ¿de qué mounstro se trata?- pregunta Miroku.

- Es un mounstro que esta raptando a las chicas de la región, unas aparecen pero no recuerdan nada y otras no lo hacen- dice Kikyo.

- Es terriblemente bueno para esconderse el desgraciado, no le hemos visto un pelo- dice Inuyasa molesto.

- Es extraño, en los alrededores no ha habido ninguna desaparición- dice Kaede- Están seguros que se encuentra por esta parte.

- Mi olfato nunca me engaña, no lo habré visto, pero deja su olor en sus victimas y por eso hemos podido seguir su rastro.

- El problema es que no sabemos de que mounstro se trata, sobretodo porque las chicas no recuerdan nada- dice Kikyo.

- Vaya, han estado ocupados, en lo que podamos les ayudaremos.

- No es necesario Miroku, ustedes tienen que atender al pequeño Kohaku, nosotros nos encargaremos- dice Inuyasha.

- Pero no es molestía, lo haremos con gusto- dice Sango.

- Gracias- dice Kikyo "en verdad son muy amables en ayudarnos incluso cuando yo no les simpatizo, lo digo por la forma en que ese pequeño zorro lleva viéndome desde que llegue"

Y efectivamente Shipo no estaba mirando de muy buena forma a Kikyo, lo único que le venía a la cabeza era: "porque Inuyasha la ha preferido a ella y no a Aome, la habían hecho sufrir, parece que ni siquiera se acuerda de ella, pero yo me voy a encargar de recordárselas, como que me llamo Shipo".

- Sango, no sabes cuando vienen Aome- dice Shipo con la sola mención del nombre las orejas de Inuyasha se alzaron- Hace tiempo que no viene.

- Shipo, sabes tan bien como yo que no sé cuando vendrá.

- Yo quiero que venga.

- Hace cuando no viene- todos se sorprendieron incluso Inuyasha, porque quien realizo la pregunta fue Kikyo.

- No hemos sabido nada de ella desde hace 6 meses- responde Sango.

- Tanto tiempo- dice kikyo mientras Inuyasha la mira significativamente y piensa "Porque le interesa tanto a Kikyo saber de Aome".

- Si, la última vez nos dijo que estaba muy ocupada con sus estudios, que no vendría tan seguido como siempre, pero es que no ha venido desde hace tanto tiempo. La extraño. - dice Shipo.

Mientras su amigos hablaban Aome acababa de llegar a la aldea, había decidido tomarse su tiempo para llegar y así disfrutar del bosque. Con paso firme pero feliz se dirigió a la casa de la anciana Kaede.

Volviendo al interior de la casa. Ya todos sólo hablaban de que habían hecho mientras no se habían visto. Shipo veía fijamente la puerta, como si esperara que alguien entrará de repente, y es que esa era una de las costumbres de Shipo desde que esta viviendo en la casa de la anciana Kaede. Cuando iba retirar la mirada vio una figura familiar en la puerta.

-AOME!- grita Shipo mientras señala la puerta.

- Ay Shipo porque gritas ya te dijeron que no saben cuando viene- dice un muy enojado Inuyasha, pero luego escucha a sus amigos llamarla también

- Aome- dice Sango, y sale corriendo a recibirla.

Cuando por fin Shipo reacciono y se dirigió a la puerta corriendo, Inuyasha se dio la vuelta y la vio ahí, ahí en la puerta abrazada por Sango y Shipo se encontraba Aome. Kikyo también veía a Aome y no supo porque pero la sintió diferente. La anciana Kaede sonreía y Miroku sostenía en sus brazos a su hijo.

NA: Espero que les haya gustado, muy pronto publicaré el segundo capítulo, nos vemos luego.