Anteriormente…

Bulma despertó, sintiéndose muy bien "mmmm, que bien me siento, oye Vegeta… ¿Vegeta? ¿Por qué estoy en mi cuarto?" Se puso de pie, tomó una ducha y luego salió para buscar a Vegeta y saber que estaba pasando. Se dirigió a la sala, donde lo encontró

"¡Vegeta! ¿Qué pasó?"

6. La noticia

Vegeta se recostó en la pared, preparado para la 'pequeña' discusión "¿A qué te refieres?"

"Bueno, cuando despiertas luego de… luego de 'eso', esperas ver a la persona con la que compartiste 'esa intimidad' y estar en el mismo lugar donde pasó…" dijo con algo de exasperación.

"Pero eso pasa si sientes algo por 'esa' persona ¿no?" lo dijo como si fuese la cosa más lógica, el punto era que esta vez SI tenía razón.

"Pero…pero lo de anoche… ¿No significó nada?"

"No Bulma, fue solo diversión, un deporte… solo un 'error' que no debe de pasar de nuevo" La miró con ojos fríos como el hielo.

"Me estas mintiendo. Puede que ahora digas que fue un 'error', pero tus acciones de anoche te delatan…" Se le acercó peligrosamente a la cara de Vegeta.

Vegeta sonrió con malicia "¿En serio?" Dijo con algo de ironía. Bulma lo besó y él la puso contra la pared; Vegeta le acariciaba cada parte de su cuerpo, ella comenzó a desabrochar el pantalón de Vegeta, pero este se separó de ella, rompiendo un beso muy apasionado "No, Bulma, esto no debe pasar de nuevo… eso fue…fue…"

Bulma estaba dolida "¿qué? Fue un ¿qué?"

"Fue un momento de debilidad y además, como te dije, fue solo diversión"

"Eres un, un ¡UN IDIOTA! No puedo creer que dejé a Yamcha por…" Bulma le dio una cacheteada y se fue al laboratorio. Vegeta se quedó sorprendido por la diferencia que había entre el golpe que acababa de recibir y los golpes anteriores; este golpe estaba lleno de rabia, de desprecio y de… ¿Dolor? Vegeta pensó que para Bulma, todo lo de anoche, también, había sido un error, pero al parecer no.

Días después, volvieron los padres de Bulma, notaron un extraño comportamiento entre su hija y Vegeta. Las miradas de ambos eran tan intensas y cuando se dirigían la palabra, generalmente, Bulma estallaba en enojo al segundo. Así se pasaron dos meses, hasta que Bulma comenzó a actuar más raro de lo normal. Incluso Yamcha llamaba antes de visitarla, para ver cómo estaba su ánimo.

Bulma estaba en su laboratorio, creando una armadura para Vegeta, cuando su puerta se abrió "Estoy trabajando, si quieres 'hablar', lo haremos más tarde" Lo dijo de la forma más fría que ella podía, escondió rápidamente los prototipos de armaduras…

"Tengo que hablar contigo…" Vegeta no soportaba que Bulma no le hablara de la misma forma en que lo hacía antes, dulcemente y con un enojo fácil de provocar.

"¿Es algo importante?" Se dio la vuelta para verlo a los ojos

"No… yo…" Vegeta quería besarla; si había algo que le atraía más de ella, era cuando la miraba trabajar.

"Si tienes hambre, díselo a mi madre" Le dio la espalda, esperando de que se fuera rápido. "Ahora, vete, que estoy muy ocupada…"

"¡Rayos, Bulma! Solo quiero hablar contigo acaso es tan difícil…"

"Si, Es algo muy 'difícil' y ¿sabes porqué? ¡Porque me rompiste el corazón desde hace varios meses, por eso!" El enojo estaba sacando lo mejor de ella.

"¡BIEN! De todas maneras no era de gran importancia…" Bulma estaba por pararse, cuando unos mareos la invadieron y estaba apunto de caer al suelo.

Vegeta reaccionó y la agarró de la forma más gentil que podía, la llevó a su cuarto y avisó a sus padres. Ellos dijeron que solo necesitaba descansar, pero Vegeta no estaba bien con esa respuesta. Vegeta pasó todo el día tan preocupado, que dejó de entrenar por horas, para verla dormir desde lejos.

Varios días pasaron después de eso, Bulma había dejado de trabajar tan duro y Vegeta se había dedicado a cuidarla desde lejos… Durante esos días la cola de Vegeta le había vuelto a salir, Bulma no hizo gran escándalo por eso, a diferencia de su madre.

"Hummm, ya era hora de que regresaras…" Se lo dijo a su cola, como si tuviera mente propia. Su cola se movía libremente mientras cruzaba el patio hacia la cocina…

"¡Joven Vegeta!" Esa voz era la que Vegeta no quería escuchar ese día. "Tiene algo raro el día de hoy… ¿Te cortaste el cabello?"

Vegeta suspiró y siguió su camino. La madre de Bulma notó lo 'diferente' de Vegeta "Ya veo. Tienes cola, al igual que Goku cuando era pequeño… que buenos tiempos aquellos, Bulma y Goku viajando juntos…"

Vegeta dejó de caminar al escuchar eso "¿Juntos? ¿Solos?"

"Al principio si, luego se les unieron Yamcha, Puar, Ulong…" Vegeta iba a comentar algo cuando vio que Bulma entró a la cocina

"Hola mamá…" Siguió su camino al jardín.

Vegeta estaba más que cansado de todo ese problema con Bulma "¿Qué no tienes modales? No me has saludado…"

Bulma se dio la vuelta y lo vio un el ceño fruncido "Hola Vegeta… Ese 'look' ya no está de moda. No desde que Goku ya no lo usa…" Dijo refiriéndose a la cola.

"A mi no me importa si Kakarotto usa algo o no…"

"No te importa lo que hagan los demás… esa es una de tus grandes características" Lo dijo con una gran ironía que hasta su madre la reconoció. Una lágrima pasó por el rostro de Bulma

"…" Vegeta se sentía culpable de verla llorar "Comeré en la cámara de gravedad…" Salió de nuevo y Bulma se dirigió a la sala. Su madre pensó que una distracción le haría bien a Bulma

"Bulma ¿No te gustaría ir de compras conmigo?" Preguntó alegremente la mamá de Bulma.

"No mamá, no tengo ánimo para eso. Creo que voy a…a…." Bulma se tapó la boca y se dirigió al baño.

"¡Bulma! ¡¿¡Te sientes bien!" Puso su oreja en la puerta del baño

"¡Si mamá!"

"¡Me estas preocupando hija! Tus nauseas se hacen más constantes cada vez, sabes. Si me necesitas, estaré con tu padre, en el patio de arriba" Se comenzaba a ir cuando un presentimiento le pasó por la mente… ¿Bulma embarazada? No podía decirle a su hija su 'presentimiento', así que decidió darle a su hija una 'pequeña' indirecta "¡Sabes Bulma! Ayer estaba arreglando el baño y encontré una 'Prueba de embarazo' ¡Que gracioso!" Se fue con su esposo, esperando que la curiosidad e inteligencia de Bulma hicieran lo suyo.

---------------

Vegeta estaba entrenando, pero algo ocupaba su atención totalmente "Esa mujer ha estado muy extraña, incluso para ella… ¿Estará enferma? ¡¡¡Demonios! Solo me distrae, aunque ya casi ni me hable…." "Pero tengo una extraña sensación del desmayo, algo debe estar pasando con ella… algo que me involucra…"

---------------

Bulma salió del baño, extrañada del 'comentario' de su madre… Se sentó en el sofá y prendió la televisión. Un anuncio captó su atención, un anuncio acerca de 'futuras madres', el recuerdo del joven del futuro cruzó su mente y una extraña sensación.

El recuerdo de 'esa noche' cruzó su mente, un frío invadió su cuerpo al recordar que estaba atrasada por dos meses… dos meses, dos meses desde que la relación con Vegeta se fue en 'picada', dos meses de nauseas, dos meses de mareos, dos meses de hipersensibilidad, dos meses desde… desde su noche de pasión con Vegeta.

Bulma regresó al baño, para probar la 'Prueba de embarazo' del que su mamá le había hablado. Ella ya presentía algo 'malo', pero solo para estar segura….

---------------

Vegeta había parado de entrenar "¡Suficiente! Iré a entrenar al espacio. Lo único difícil será decírselo a Bulma…" Dio un suspiró. Salió de la cámara y se acostó en el patio… "¿Tengo que decírselo? No es mi obligación pero… "

---------------

Bulma no lo podía creer, el resultado fue positivo. No sabía cómo reaccionar, es verdad que sería muy bueno ser una madre, pero el problema sería el padre… Vegeta. Lo mejor sería decírselo a sus padres primero.

"¿Y? Salió positivo ¿verdad?" Preguntó su madre, con una naturalidad sorprendente.

Bulma la miró muy sorprendida "Si… pero ¿Cómo sabías de esto?"

"Una madre sabe mucho… pero me sorprendes, pensé que tu y Yamcha ya no eran nada…" La vio con un poco de sospecha

"No…no… el padre" Sus manos temblaban al pensar en el padre de su bebe.

"¿Qué pasa con el padre? ¿Otra vez se pelearon? Bulma estas pálida, mejo siéntate"

"El padre no es Yamcha" Lo dijo demasiado bajo, pero su madre no necesitaba oírlo para saber la respuesta.

"Entonces… Vegeta estará muy orgulloso de su futuro hijo"

Bulma vio a su madre con los ojos llenos de angustia y sorpresa "¿Cómo sabes que es él?"

Una gran sonrisa apareció en la cara de su madre "Presentí algo en los últimos meses, además ustedes hacían una gran pareja desde que los vi"

"¿¡¿Qué? Mamá, a veces me sorprendes…"

"Y… ¿cuándo se lo dirás?" Preguntó con una gran emoción.

El padre de Bulma estaba entrando precisamente para escuchar lo que preguntó su esposa "Decir ¿qué a quién?"

"¡Bulma está esperando a nuestro primer nieto! ¿¡¿No crees que es fantástico?"

"Me alegra hija, ya era hora… y ¿qué dice el futuro padre?"

"mmmm pues aún no se lo eh dicho…"

"Deberías decírselo, apuesto que Yamcha estará muy feliz"

"No, el padre no es Yamcha…" dijo, bajando la mirada

"entonces… ¿Quién es?"

La mamá de Bulma no pudo más y dijo 'la gran sorpresa' "¡El joven Vegeta! Él estará muy feliz con esa sorpresa"

El padre de Bulma se sorprendió un poco al escuchar eso "Vegeta…" "Dudo mucho que 'feliz' sea la palabra" "Vegeta estará muy sorprendido. Pero eso está mejor aún, Vegeta te defenderá de cualquier cosa, será un buen padre…"

"¡Papaaa!" Bulma no podía creer lo bien que lo tomaron sus padres, talvez demasiado bien. "El único problema será…Vegeta"