.-.

Hijo del Agua

.-.

11: Hijo del Agua

.-.

Vlad sabía que Dan no iba a matar a Danny antes de extraerle su parte fantasma, y la suya propia. Pero eso no lo tranquilizaba, más sabiendo que podría haberle hecho respirar un gas que lo mantuviera en estado comatoso hasta que fuera necesario. Con Drarko y Clockwork a su lado, todos volando como fantasmas, se dirigían a toda prisa hacia la antigua casa de los Fentom, en Amity Park.

Pero no les iba a ser tan fácil.

Drarko percibió la llegada de un ejército de fantasmas antes que nadie. Eran más fuertes que los fantasmas comunes, daban batalla, y no dejaban de aparecer. Más viendo que el que los dirigía era el Caballero del Terror. Drarko había hecho un escudo esférico, que los cubría a los tres de los ataques fantasmales que les lanzaban.

Y Drarko no había dejado su estado invisible desde que habían salido de la casa de Clockwork.

-Yo puedo detenerlos, pero no por siempre- les dijo Clockwork a los otros dos.

-Yo iré a rescatar a Danny- dijo Drarko. Vlad lo miró –Si va usted, le estaríamos dando uno de los últimos elementos para que Dan logre su objetivo. En cambio, él no conoce todos mis poderes-

-¿Has luchado contra Dan antes?- quiso saber Clockwork.

-Sé a quién me enfrento, aunque nunca nos hemos visto las caras directamente- respondió Drarko.

-Danny es mi hijo- dijo Vlad, alterado.

-Y si quiere verlo vivo, deberá retrasar el nacimiento de Dan lo más que se pueda, o impedirlo, si se puede. Y yo puedo hacerlo-

-La esfera atrapafantasmas... –

-Tengo algo mejor, y me sorprende que no lo haya notado, cuando lo tenía tan cerca. Eso hará que Dan ya no pueda existir-

-¿De qué se trata?- preguntó Clockwork, interesado.

.-.

Dan estaba molesto.

Sabía que su plan no iba a fallar, porque lo había revisado al milímetro. Danny estaba dormido, y no iba a despertar, si es que podía llegar a hacerlo. Sabía que debía extraer a las partes fantasmas en poco tiempo, no más de cinco minutos, o sino, no funcionaría. Veía la batalla entre Vlad, Clockwork y su ejército de fantasmas, y si bien sabía que el Caballero del Terror hacía un buen trabajo, y que Clockwork no iba a poder con todos, algo le molestaba.

Vlad empezó a avanzar con constancia. Dan sonrió al verlo pelear, con sus mismos movimientos, pero sin pulir. Era sólo un medio fantasma, y él lo era por completo. Así que no esperaba que lograra su mismo nivel. Pero también había pensado eso de Danny, la primera vez que pelearon, y el chico lo había derrotado. Por más que fuera una derrota temporal, le había pegado en el orgullo, y aún le dolía.

Quizás los había subestimado.

No, se dijo a sí mismo, no a ellos. Vlad estaba avanzando, y el ejército de fantasmas lo dejaba pasar, alejándolo de Clockwork. Dan se levantó de su silla, frente a los monitores, y se dijo que era hora de prepararse para Vlad. Con lo desesperado que estaba, no iba a ser difícil de vencer: en menos de media hora ya habría asegurado su existencia.

Sintió un escalofrío.

Se dio la vuelta, inquieto por primera vez en mucho tiempo. Él no sentía escalofríos, pero éste fue uno bien diferente a cualquiera que pudiera tener un ser vivo. No había sido físico, sino más bien... energético. Y no tenía conocimientos de alguien que pudiera hacer eso excepto...

.-.

Drarko avanzaba rápido, en su forma invisible e intangible, siguiendo el aura de Danny. Como era un mitad-fantasma, su aura era muy particular, y podía percibirla a la distancia. Tenía que apurarse, porque Dan no iba a matar a Danny, pero podría mantenerlo en coma o en un estado similar de inconsciencia, hasta que no le sirviera más vivo.

Él había nacido en el año del Agua, y por eso fue llamado Hijo del agua. Al principio no lo entendía, pero cuando descubrió sus poderes espirituales, y otros que aún no tenían nombre, creyó saber el por qué se alejaban de él. El Agua es el elemento de la noche, del mundo espiritual y de la muerte, entre otras cosas, y su nacimiento había significado el fin de la familia Moon. Inevitable, como demostraron las muertes de las cabezas de familia cuando intentaron sacrificarlo.

Había nacido para regalar muerte.

Los fantasmas y espíritus le habían enseñado muchas cosas, y le habían informado sobre cierto chico fantasma en Amity Park. Sabían quién era y en dónde vivía, y se lo habían dicho a Drarko. Él sabía de antemano quién era Danny Phantom, ó Danny Fentom (ahora Masters) y le alegró el saber que tendría a alguien con poderes similares a los suyos. Y sabía también sobre Vlad Plasmius, ó Vlad Masters. Y sabía que pronto se iban a enfrentar a algo grave.

Por eso había enviado a sus fantasmas chinos, para entrenar a Danny para lo que fuera que iba a suceder. No imaginó que Dan manipulara los hechos de ésa forma, y no se lo iba a perdonar.

Ya había llegado a la antigua casa de Danny.

.-.

Pasó a través de los monitores, apareciendo frente a Dan, y lo tomó de los hombros. Dan se sorprendió ante un ataque tan inesperado de Drarko, pero reaccionó enseguida. Intentó lanzar un puñetazo cargado con energía fantasmal, pero sólo golpeó una masa de agua helada que cayó sobre su cuerpo. Se levantó, confuso, mirando para todos lados, sin encontrar a Darko.

Sentó cabeza cuando el agua lo golpeó en el pecho. Por supuesto, se dijo, sintiéndose estúpido y furioso, si era un Acuático, se podía convertir en agua.

Lanzó un rayo al agua, que se dividió, sin dejar que el rayo lo tocara. Drarko volvió a su forma tangible, y le lanzó un puño al rostro. Dan lo esquivó y tomó aire para lanzar su grito fantasmal. La onda expansiva aturdió a Drarko por un par de segundos, suficientes para Dan. Tomó un termo Fentom y lo apuntó hacia Drarko, quien lo miró fijo. El termo se congeló de inmediato, y Dan lo soltó, quemado por el hielo. ¿Pero cómo podía quemarlo, si era un fantasma?

Drarko se había puesto su garra antes de salir del hogar de Clockwork. Sacó una carta.

-¡LaSombra!-

Dan pudo ver cómo salían líneas negras de la carta, que formaban la figura de una vampiresa elegante antes de volverse un manto de oscuridad que se abalanzó hacia él, en menos de un segundo. La sombra se aplastó contra el suelo, aplanándose, y Dan apareció detrás de Drarko, volviéndose tangible y visible de nuevo.

Sabía que la debilidad de los Acuáticos era la cabeza, y concentró una esfera de energía fantasma directo a la nuca de Drarko. Lo lanzó al otro lado del laboratorio, y el manto de oscuridad volvió a la carta, que quedó tirada en el piso. El cuerpo de Drarko quedó medio sepultado entre los escombros, tirado en el suelo, aunque tenia un brazo y la cabeza libres.

Y estaba inconsciente.

Dan se relamió ante una nueva idea. ¿Y si aumentaba sus poderes con el agregado del espíritu de un Acuático? Vlad no tardaría en llegar, según pude ver en un monitor que se había salvado. Se dio la vuelta para enfrentarlo, anticipando su entrada por el techo, y apenas percibió que entraba, le lanzó una bola de energía fantasma.

Después de haber derrotado a un Acuático, sabía que Vlad no iba a ser difícil. Le conocía todas las técnicas, y la sola mención de Danny lo hizo perder la compostura. Había olvidado lo fácil que se podía picar a los humanos con la vida de sus seres queridos...

-¡No nos has derrotado aún!-

Dan se dio al vuelta, sin poder creerlo. Era la voz de Danny, y fue el mismo Danny Phantom quien le dio la patada en el rostro. El fantasma retrocedió, confundido y debilitado por los anteriores combates. Pero no le iba a dar la oportunidad a ése insignificante mortal. El chico estaba débil por el gas que le había suministrado, y no tenía idea de cuánto tiempo más iba a soportar como fantasma. Pensó, con una sonrisa de triunfo, que ése golpe iba a ser el último.

Drarko salió de la nada, empuñando algo que Dan había olvidado que existía. En un momento, comprendió que había olvidado ése detalle crucial, y ése había sido su error. Drarko tenía en las manos el atrapafantasmas Fentom, el mismo que había dividido a Danny en el pasado.

Y podía dividirlo a él también.

Danny volvió a atacarlo, ésta vez con un grito fantasmal. Dan, atacado por sorpresa, no pudo esquivar el ataque. Drarko lo hizo pasar por el aptrapafantasmas, y las dos mitades de Dan aparecieron por el otro lado. Danny pudo ver a su yo fantasma, ocho años mayor, y a Vlad, más viejo y maligno. Ambas mitades se mostraban confundidas de estar separadas, y entonces aparecieron dos esferas fantasma. Absorbieron a cada fantasma por separado, y con eso Dan dejó de existir.

.-.

-Así que ahora ya eres un chico grande, Daniel- le dijo Drarko, chocando su vaso con el de Danny –Toda una vida por delante y muchas cosas por detrás-

-Muchas cosas- confirmó Danny, mirando a su amigo –Y si aún estoy aquí es por tu ayuda-

-Para eso estamos los amigos-

Estaban festejando el cumpleaños de Danny. Vlad, Drarko y Clockwork estaban allí, festejando que estaban juntos un años más (aunque Drarko no lo conociera por tanto tiempo) Estaban felices de haber terminado de una vez y para siempre con Dan, y de poder celebrarlo todos juntos.

Danny le había pedido infinitas veces a Drarko que lo perdonara, y el gótico le dijo que lo perdonaba. Después de todo, le había dicho Drarko, uno sabe que tiene un amigo después de discutir fuerte con él. Danny lo abrazó y le volvió a pedir disculpas, en silencio, mientras las lágrimas de alivio le bañaban la cara.

Rescataron a Vlad del contenedor y Drarko usó la carta Salubri (1) para curarlo. El Caballero del Terror había quedado sin amo y, con eso, terminaban sus motivos para luchar contra ellos. Clockwork había llegado poco después de que capturaran a las dos mitades de Dan, y se aseguró de que no se volvieran a unir jamás, aunque no reveló qué había hecho para asegurarse.

-Pero hay algo que no entiendo- dijo Danny, después de un momento de silencio, mientras Vlad cortaba la torta -¿Por qué te decía "Acuático"? ¿Y por qué tenías poderes de fantasma?-

-Porque nací en el año del Agua, y por eso debía tener ciertos poderes. Pero dados las peculiaridades de mi nacimiento, nací con habilidades superiores; soy un Acuoso, no un Acuático. Y los Acuosos tienen muuuchos más poderes que los Acuáticos, todo esto según la cultura china (tú serías un acuático) Poderes espirituales y de fantasma, entre otras cosas- le explicó Drarko.

-¿Y ahora qué haremos?- le preguntó Danny.

-Supongo que vivir nuestras vidas. Eso, si no quieres entrenar de vez en cuando con un Acuoso... –

-¿Por qué no me habías mostrado tus poderes antes?-

-No era necesario. Además, asusto un poco siento tan blanco-

-La verdad es que sí- hizo una pausa -Y por cierto, ¿nunca sospechaste de Elijah?-

-Sentía un aura similar a la tuya, pero pensé que era su habilidad especial. Lo escondió muy bien-

-Debía haber prestado más atención... –

-Anímate, Danny, ya pasó y me tienes a mí, el gran Drarko Moon, a tu lado. ¿Qué más querés?-

-¿Una novia?- ambos se rieron –Creo que ahora si podré tener una-

-O dos, o tres. Deberías saber la cantidad de chicas que te miraban en la escuela- le dedicó una sonrisa maliciosa –Me quitaste algo de prensa, pero no me importa- sacó sus cartas del tarot -¿Quieres que lea tu suerte en el amor?-

.-.

Fin

.-.

(1) Salubri es, en el juego de rol Vampiro: la Mascarada, un clan con muy pocos integrantes (en teoría, son siete) que se especializan en curar a las personas. Es mi clan favorito del juego 3

Bueno, al fin, el fin de este fanfic. Me alegra saber que aún puedo escribir cosas no yaoi, y que me pueden salir bien. El próximo fanfic será la continuación de "Mi sombra" en donde aparecerán algunos personajes de éste fanfic. Dan no va a aparecer por razones obvias, pero ya algo se me va a ocurrir.

Y sí, en este capítulo hay material que puede ser tomado como insinuación al yaoi (en especial la última parte) Como prometí, éste NO fue un fanfic yaoi, pero bien que me quedaron las ganas. Ganas que no voy a aguantar mucho tiempo, porque me voy a poner a escribir la continuación de "Mi sombra"

Krystal Elric: ahora que recibí tu comentario y el de Shady10, actualizo. Drarko al final era bueno (y me quedé con las ganas de hacer un triángulo amoroso entre Drarko, Danny y Elijah) y me encanta. Va a aparecer en la continuación de "Mi sombra", que publiqué en slasheaven y ahora publico en fanfiction. Muchísimas gracias por tu apoyo.

dannyphantomgirllove: me gusta escribir yaoi proque es una de las pocas formas de expresión de deseo femenino que existe hecho por y para mujeres. Además, se pueden utilizar recursos que no resultarían aceptables en el Yuri o en el Hentai. La continuación del fanfic se va a llamar "Su sombra" y ya lo publiqué. Muchísimas gracias por tu apoyo.

koriandr-titan: ESE era el efecto que quería causar. Espero que no hayas sufrido mucho con la espera, acabo de salir de tres parciales seguidos en la facultad, y necesitaba que me subieran el ego. Muchísmas gracias por tu apoyo.

ChicaAyDP: me encanta ver que logré el shock deseado. Muchísimas gracias por tu apoyo.

M. G.: de hehco, el que drarko peleara contra Danny fue un punto flojo del fanfic, pero se explica porque Drarko pensaba que Danny se refería a sus cartas y a que el gótico era un Acuoso. No es una pregunta tonta, sino una temida, y me alegra saber que alguien lo notó. Muchísimas gracias por tu apoyo.

Gamy Gasny: ¡¡¡siiiiiiii, el efecto deseado!!! Espero que este final e haya gustado. Muchísimas gracias por tu apoyo.

ceci-94-fanatik: y van… El efecto deseado se logró (yo feliz) Tu reacción me hizo sonreír. Gracias por tu apoyo.

Espero que ahora se entienda el por qué del título (y yo se lo puse recién a mediados del cuarto capítulo, y después le encontré un sentido en la historia) Costó horas de asiento frente a la pantalla, y no sólo de escritura, sino de guardia para grabar en la PC de papá los capítulos de Danny Pantom. Y bien que me sirvieron para escribir este fanfic.

Muchísimas gracias a todas las personas que dejaron comentarios, su apoyo fue un estímulo constante a seguir escribiendo. Y lo será para mis próximos proyectos. Como por ejemplo, la continuación de "Mi sombra" de la que ya llevo escritos dos capítulos, no sé si a alguien le interesará leerla...

Nos leemos y mil gracias a todas

Nakokun