Cáp. 1. Los Ishida

Junio 16, Año de 1988, Paris, Francia.

Natsuko, mi amor, lo conseguimos, en un año mas o menos nos entregaran a nuestro hijo… en un año, mi amor… lo logramos, ¡al fin seremos padres!..

Masaharu… tenemos que hablar…

¿Pero que sucede amor?, no estas feliz, ya esta todo listo, los papeles, ya hasta pague los gastos, oficialmente seremos padres en octubre del próximo año…

Masaharu, esta mañana fui a ver al médico…

¿Por qué, te sientes mal de salud… te encuentras bien amor?

Yo… yo llevó 2 meses de embarazo…

¡Qué!...

No lo sabía… me había estado sintiendo mareada, pero lo tome a la ligera, de pronto mi amiga Lauren, sospecho que yo estuviera embarazada y me sacó una cita con su ginecólogo… el certifico mi embarazo ya de 2 meses… tendremos un hijo, amor, un hijo…

Masaharu, no cabía de felicidad, sus ojos expresaban una alegría infinita, a fin después de tantos intentos llegarían a tener un hijo, suyo, de ambos, resultado del amor de la pareja… pero pronto, ese pequeño, que habían conseguido, le vino a la mente…

Pero Natsuko… ¿Qué pasará con el pequeño que adoptamos?

Natsuko se puso seria, pero algo hizo que su rostro brillara…

Tendremos dos hijos… nos quedaremos con el otro también, y lo querremos como si fuera nuestro.

¿Te sientes segura de esto…?

Nunca antes me había sentido tan segura mi amor, criaremos a los dos por igual, a ambos les daremos el amor que se merecen…

Si mi amor, los tendremos a los dos… y seremos infinitamente felices, dijo mientras su rostro mostraba una enorme sonrisa…

Enero 20, Año de 1989, Paris, Francia.

¿Cómo salió todo?... mi esposa esta bien…

Si señor Ishida, su esposa esta muy bien… y usted acaba de ser padre de un hermoso varón…

Es niño… que felicidad, ¿puedo verlos?...

Claro, sígame por favor…

Ambos caminaron hasta la habitación 112 del hospital de Ginecología y Obstetricia de la ciudad de París, Francia.

Pase por favor…, dijo el médico

gracias…

Masaharu…, dijo con voz débil su esposa…

Mi amor,… ¿Cómo te sientes?

De lo mejor… mira… quiero presentarte a tu hijo…

Natsuko descubrió el rostro de su recen nacido, el cual había estado cubierto por unas sabanas…

Es hermoso… se parece tanto a ti… dijo Masaharu…

mira mi amor, el es tu papi… y yo soy tu mami, le decía dulcemente a su bebé

¿Cómo va a llamarse?... amor…, preguntó curioso Masaharu…

mmm… Yamato… Yamato Ishida

¿Yamato?... me agrada… es un nombre fuerte como él, verdad campeón, peguntaba al niño…

Diciembre 8, Año de 1989, Paris, Francia. 21:45 horas.

Estas listo…

Estoy un poco nervioso… pero puedo sobrellevarlo…

Tranquilo…

Señores, acaban de llegar, las personas que esperaban, decía el amo de laves de la mansión Ishida

Hazlas pasar, Leonardo.

Enseguida…

Unos minutos después, una pareja de aproximadamente 17 años de edad cada uno, con una pequeña niña en brazos entra a la lujosa casa, hasta donde se encontraban el señor y la señora Ishida.

Tomen asiento por favor, dijo atentamente Masaharu

Si, gracias… respondieron al unísono, los jóvenes

Este, cabe decir, que cuidaremos muy bien de la niña…

No se moleste, no tenemos ningún inconveniente en entregársela, dijo la joven mientras le entregaba a la pequeña niña a Natsuko Ishida…

Necesitan algo… pregunto Masaharu…

No, ya están todos los papeles listos, son padres de la niña oficialmente…

Muchísimas gracias, respondió Natsuko…

Díganme, cuando nació a niña… pregunto Masaharu…

Nació esta madrugada…

Oh, ya veo… ¿esta bien de salud?

Si, estupenda…

Una última pregunta… la niña tiene ya un nombre…

No… ya ustedes se lo pondrán y le darán su registro y nacionalidad…

Muchas gracias…

Al contrario, respondió la joven pareja

Se les ofrece algo, pregunto, Leonardo, el amo de llaves…

No gracias, de echo tenemos que retirarnos… dijeron los jóvenes…

Muchas gracias, de veras… dijeron Masaharu y su mujer…

Al contrario señores…

Leonardo acompáñalos hasta la puerta, dijo Masaharu…

Si señor…

Los adolescentes se retiraron, dejando solos a los Ishida con su nueva niña, que era adorable…

que te parece amor…

Es preciosa Masaharu… es nuestra hija…

Si Natsuko, ¡nuestra hija!

Se llamara Sora…

Sora Ishida… nuestra hija…

Algunos años después…

Junio 15, Año de 1992, Paris, Francia.

Niños quédense tranquilos, les decía su padre

papi, ¿Dónde esta mami?... preguntaba un niño rubio de 3 años de edad…

mami, esta ahí adentro, el doctor saldrá en unos momentos, y nos dirá que podemos pasar a verla…

papito, que está haciendo mami… preguntaba una pequeña niña de cabellos rojizos a su padre…

Mami, está adentro haciendo un hermanito para ustedes…

Un hermanito… ¿para que?, decía inocentemente el pequeño Matt

No seas tonto Matt, pues para que juguemos… respondía la pequeña niña, lo que hacía que su padre soltara algunas carcajadas

A bueno… contestó resignado el pequeño Yamato…

Ya quédense tranquilos, Sora, Matt, vengan a sentarse…

Señor, quiere que lleve a los niños al comedor del hospital para que almuercen algo… preguntaba Leonardo…

¿Tienen hambre niños?

¡No!, respondieron ambos infantes

No te preocupes Leonardo, más tarde los llevare a comer, decía Masaharu a su fiel amo de llaves…

Si señor…

De pronto salió una de las enfermeras y se dirigió hacia la familia Ishida…

¿Usted es el señor Ishida? Preguntó la enfermera…

Si, soy yo, ¿pasa algo?, respondió preocupado…

No señor, solo venía a decirle que es usted padre por segunda vez de un hermoso hombrecito…

Por favor, le pediría que no mencionara ese número de veces, yo ahora soy padre por tercera vez…

Oh, si señor, lo siento mucho…

No te disculpes, y dime ¿podemos pasar a verlos?

En un momento saldrá el doctor a dar la orden…

Esta bien, aquí esperaremos…

De nuevo la enfermera ingresó en la habitación en la que se encontraba Natsuko Ishida con el nuevo integrante de la prestigiada familia de los Ishida…

papi, ya quiero ver a mi hermanito, agregaba el infante Matt

ya no tardaremos en pasar, no comas ansias hijo… respondía cariñosamente su padre

papi, papi, tengo hambre pero quiero ver al nuevo bebé…, decía dulcemente la pequeña Sora

con que ya tienes hambre…

yo también papito, comentó el niño Matt

Leonardo, llévalos al comedor por favor…

Enseguida señor…

Leonardo tomo a un niño en cada una de sus manos y los llevó con sutileza hasta el comedor del hospital…

En seguida el médico partero, dio la autorización de que pase la familia…

Masaharu Ishida entro apresuradamente a ver a su esposa y a su nuevo varón…

Natsuko, mi vida, como te sientes…

De lo mejor, amor…

Que bueno que no hubo complicaciones…

Si, le agradezco infinitamente a Dios que nos haya ayudado (N.A: en este fic alterno, Masaharu y Natsuko habían estado viviendo en Francia, por lo cual adoptaron la religión católica)

Si, yo también, y… ¿Cómo esta mi hijo?...

De maravilla…

¿Dónde esta?...

en este momento debe estar en las cunas… la enfermera dijo que mas tarde lo traería… Takeru se puso necio… y lo llevaron para que durmiera un rato…

¿Takeru?

Si, mi vida… nuestro hijo se llama Takeru…

Takeru, Takeru… quiero ver a mi pequeño Takeru… decía felizmente el señor Ishida…

Tranquilo, mi amor, ya pronto loo trepan… y… ¿Dónde están los niños?

Fueron a comer algo con Leonardo, los dos traviesos no habían querido comer por estar jugando…

Mis niños… son maravillosos, cierto…

Son el motivo de mi alegría y felicidad Natsuko, amo a esos niños…

Lo se mi amor… lo sé…

De pronto Leonardo entra con los niños, seguido de la enfermera de Natsuko con el pequeño Takeru en brazos…

Señor, los niños se han comido todo…

Gracias Leonardo… pero vengan acérquense a ver al nuevo integrante de la familia…

La enfermera llevo al pequeño Takeru a los brazos de su madre, la cual estaba rodeada por todos los miembros de la familia…

niños, Leonardo, Masaharu… el es Takeru Ishida…, decía tiernamente la madre…

Se parece tanto a ti, mi vida, decía Masaharu

Es un niño muy saludable señores, sonreía Leonardo, el amo de llaves…

Que bonito está… puedo cargarlo mami… preguntaba Sora…

Estas muy pequeña aún mi amor, pero cuando crezcas un poco más podrás hacerlo…

Esta bien mami… respondía complacida la niña

Tiene la cara rara… decía el pequeño Matt…

Eso es por que aún es muy pequeño, reían sus padres…

Ah, ¿y cuando crezca estará tan guapo como yo?, decía modestamente el infante…

Claro Matt, estará tan lindo como tu hermanita y tú, decían divertidos sus padres…

Cuando te darán de alta, amor…

Mañana Masaharu…

Leonardo, llévate a los niños a la casa y dile a los empleados que acondicionen el cuarto de Takeru…

Por supuesto señor…

Leonardo tomó a los dos pequeños y los llevó hasta la limosina donde los esperaba Roy el chofer de la familia…

Estos son los integrantes de la familia Ishida, Masaharu Ishida, Natsuko Ishida, y los hijos, Yamato, Sora y Takeru Ishida…

La familia Ishida habita en París, Francia, tiene un status económico envidiable, poseen grandes acciones, pero sobretodo es una familia muy unida, a pesar de tener muchos recursos económicos, son sencillos en su forma de ser…

Masaharu Ishida, perdió a sus padres en un accidente automovilístico dejándolo sin familiar alguno, solo le quedó la enorme herencia de sus antecesores…

Natsuko Ishida, tiene a su madre, la señora Takaishi, la cual no ha vuelto a saber de su hija después de que adquirió nupcias con e millonario Ishida, ya que a madre no estaba de acuerdo con esa unión ya que en ese tiempo aún eran muy jóvenes…

Natsuko y Masaharu, les dieron todo a sus tres hijos sin distinción alguna, hasta este momento habían estado viviendo tranquilamente…

Junio 28, Año 2006, Paris, Francia.

Masaharu… mi madre habló esta mañana…

¿tu madre?... pero…

Dice que hoy por la tarde estará en la casa… debemos estar listos…

Si, dijo mientras pasaba saliva…

Señores, se les ofrece algo… preguntaba Leonardo…

Avísale a los muchachos que se alisten para la cena, diles que tenemos una invitada especial…

Si señor…

Leonardo comenzó a caminar hasta las escaleras, y mientras subía se escuchaba más y más la música de género Rock, proveniente de una de las habitaciones de los hijos…

- Joven Matt… Joven Matt… decía con un tono elevado ya que la música no lo dejaba escuchar…

Enseguida un joven alto, rubio, con unos hermosos ojos azules cual zafiro, se acercó y apagó el estero que estaba a todo volumen…

¿Qué sucede Leo?...

Su padre me mandó decirle, que se prepare para la cena de esta noche por que tienen a una invitada…

¿Es una chica?, preguntaba sonriente Matt

No lo creo joven…

Ah, bueno en fin, al rato me visto…

Está bien, me retiro con su permiso Joven…

Si… pásale…

Ese era Matt Ishida, un chico con apariencia de modelo play boy, un cuerpo atlético, cabello rubio, ojos azules y profundos como el mismo océano, una sonrisa seductora y sin lugar a dudas era un completo casanova, tiene 17 años de edad, va en segundo año de preparatoria, es el chico más popular de la misma, y también el mas codiciado por las chicas, era un galán sin duda y cambiaba de chica tanto como cambia de ropa interior…

Leonardo siguió su camino y entró a la siguiente habitación… estaba muy ordenada y se podían ver algunos videojuegos por ahí…

Joven Takeru… su padre me ha pedido que se prepare adecuadamente para la cena de esta noche, ya que tendrán a una invitada…

Esta bien Leonardo, muchas gracias por avisarme…

De nada joven, con su permiso me retiro…

Pase usted…

Takeru de 14 años de edad, el hermano menor, con un encanto infinito, un chico muy caballeros y con muchos modales, era tan lindo como su hermano mayor, solo que mas pequeño y su mirada no era seductora sino llena de ternura y cariño, un chico muy sensible y sensato, algo tímido con las chicas a diferencia de su hermano, pero muy cariñoso con su familia, inteligente y responsable, era algo así como el hijo prodigio.

Finalmente Leonardo entra a la ultima habitación, la cual desprendía un deliciosos aroma a flores frescas, y de el se podía escuchar las bellas notas de un piano… las cuales eran tocadas por Sora, la única hija.

Señorita Sora, su padre me ha pedido que e avisara que esta noche tendrán una invitada, por lo cual me pide que se arregle adecuadamente…

si, muchas gracias Leonardo, contestaba mientras cerraba su piano…

no hay de que señorita, me retiro con su permiso…

claro Leonardo, adelante…

La única chica de los hijos Ishida, Sora, de 16 años de edad, está próxima a cumplir los 17, cursa primer año de preparatoria, es una chica, amable, sensata, tierna y dulce, es de estatura promedio, si no es que un poco mas bajita, su cabello es rojizo y sus ojos rojos cual rubí, su piel tiene un increíble tono bronceado, a diferencia de sus hermanos que son de tez blanca, su cuerpo esta perfectamente formado gracias al tenis que practica desde que tiene 6 años de edad, de carácter noble, es muy cariñosa y dulce, pero a la hora de defenderse es fuerte y cautelosa…, muy inteligente, con muchos admiradores en su mayoría del genero masculino, lo cual hace que su hermano mayor Matt se ponga celoso y termine espantándole a todos sus pretendientes…

Sora acomodaba algunas cosas antes de tomar su ducha… preparo el baño y escogió sus prendas, acto seguido se metió al jacuzzi…

Mientras talaba su cuerpo Sora pensaba y recordaba algunas cosas…

FLASHBACK

Por que nunca me dejas vivir mi vida, siempre te metes…

eres mi hermana, tengo que protegerte de todos estos tipos…

una cosa es que quieras protegerme y otra muy distinta es que quieras controlarme Matt…

no intento controlar tu vida… lo único que hago es protegerte de todos estos mal nacidos que lo único que quieren es…

es que Matt…

¡acostarse contigo!...

yo nunca lo permitiría… ¡y si así lo fuera a ti que te importa!!

Me importa mucho Sora… porque te quiero…

FIN FLASHBACK

- Matt, yo también te quiero… pero… no como tu a mi… yo…yo te amo Matt… hay no puede ser que demonios estoy pensando, Matt es mi hermano, no puedo mirarlo como otra cosa… ¡Que me sucede!, ¡por que siento esto por él, por que no me lo puedo sacra de la cabeza… Ya desde hace 2 años que miro a Matt de otra manera… me gusta…me atrae… pero es imposible… es mi hermano mayor no puedo estar enamorada de él! ... decía Sora para si misma…