UN CUENTO DE NAVIDAD.

El escenario se oscurece lentamente y frente a una gran cortina roja aparece el gran Kaiosama vestido de Smoking.

-Saludines a todos y gracias por empezar a leer este fic. –Revisa sus notas- Originalmente ya había publicado el mismo pero por las continuas fiestas y cosas así no lo termine. Pero esta vez ya esta listo y será publicado en su totalidad antes del 24 de diciembre –Cruza los dedos tras su espalda- Tambien le hice algunos pequeños cambios respecto al original mas que nada para extender un poco la historia... Aunque creo que no se notara mucho... En fin. El fic esta basado en la idea original de Charles Dickens: "A Christmas carol" y adaptado al estilo de Ranma ½ Espero sea de su total agrado.

El gran Kaiosama se retira del escenario. Las luces se atenúan aun mas y la cortina roja se levanta…


Capitulo 1: La segunda fiesta de navidad.

Era un veinticuatro de diciembre en la mañana. La casa Tendo se encontraba sumida en una muy agradable rutina. Sin peleas, sin sobresaltos. El desayuno servido en la mesa despedía agradables aromas que armonizaban con la paz circundante. Kasumi Tendo se sentó con el resto de la familia llevando el último plato del desayuno; por alguna razón se veía muy contenta. Después de servirles a todos se aclaro la garganta para llamar la atención de la familia.

-Como recordaran el año pasado tuvimos una fiesta navideña un poco "Movida" –Kasumi vio los rostros de incomodidad entre Ranma y Akane-Pero creo que seria bonito hacer algo de nuevo.

-¿Qué es lo que tienes en mente cariño? –Soun preguntó esto con cautela.

-Este año serán menos invitados –Kasumi Tendo se dirigía a la familia con una sonrisa radiante- Y haremos una bonita cena. Con pavo y todo lo típico.

-Pavo... –Genma Saotome sonrió con los lentes empañados- Cielos solo de imaginarme esa enorme ave bien horneada con relleno y con...

-Basta Saotome, basta –Comenzó a reír Soun- Que a mi también se me esta antojando.

-Yo podría hacer una ensalada navideña –Dijo Akane muy emocionada. Entonces notó las caras de horror en la mesa y se puso muy roja, quería gritarles algo pero haciendo un esfuerzo murmuro entre dientes-Prometo seguir la receta al pie de la letra ¿De acuerdo?

-Yo te ayudo –Dijo Ranma levantando la mano con una actitud no muy convencida.

-¿Temes que te vaya a envenenar Ranma? –Mirada asesina de la chica.

-En realidad solo quiero ser útil en algo -Dijo Ranma mientras veía distraído una astilla en la mesa- Después de todo eso de la navidad se trata de hacer cosas juntos y... –Notó un extraño silencio en la mesa y vio que todos sonreían exceptuando Nabiki quien parecía mas interesada en su revista-¿Dije algo malo?

-No nada –Akane sonreía un poquito nerviosa- Seria lindo que lo hiciéramos juntos...

La chica se puso de piedra al darse cuenta de lo que había dicho y en especial en el tono en que lo dijo. Ranma estaba rojo como la grana y sus padres danzaban a su alrededor lanzando confeti y agitando banderitas.

-¡Un poco de aceptación finalmente! –Soun los abrazo a los dos con lágrimas en los ojos- Si, aprender a cocinar juntos fortalecerá la relación.

-¡Papá! –Akane trató de zafarse del abrazo de su padre

-¡No es lo que quise decir... –La inigualable "Metida de pata Saotome" estaba a punto de hacer su aparición cuando un bufido de fastidio lo interrumpió. Todos voltearon a ver a la única persona que no había opinado acerca de la idea.

Nabiki Tendo.

La chica había estado en silencio leyendo su revista y de tanto en tanto levantaba la vista con gesto desaprobatorio pero después de la repentina expresión de cariño de Akane había abandonado definitivamente la lectura y se había puesto de pie.

-Bueno pocos invitados significa pocas ganancias para mí, así que aprovechare el convite para ir a ver a mis amigas.

-Pero es una cena para toda la familia –Dijo Kasumi- La idea es que pasemos...

-La idea es darle de comer a unos cuantos gorrones mas –Nabiki sonrió a Genma y a Ranma ignorando las miradas fulminantes de Akane- Así somos los Tendo: Desprendidos y gentiles.

-Es por la navidad –Kasumi volvió a agregar, nadie notaba que la chica había comenzado a retorcer un listón de su delantal.

-El año pasado fue divertido –Dijo Nabiki mientras rodeaba la mesa para dirigirse a su habitación- Saque dinero suficiente para pagar los destrozos y aparte para los víveres del mes. Pero es poco rentable convertirla en una tradición.

-Era una tradición... –La voz de Kasumi se oía ligeramente alterada y la familia vio casi con horror como le comenzaba a temblar la barbilla.

-Ay hermanita… –Nabiki se volvió para encarar a toda la familia; su voz rezumaba fastidio- Un par de puntos que es conveniente aclararte: Primero la navidad es una tradición cristiana y por lo que se nosotros no somos cristianos , somos budistas (O por lo menos lo intentamos) y en segunda la navidad es solo un pretexto para que gente como yo le venda a pobres palurdos y crédulos cantidades absurdas de basura inútil, si tu quieres hacer la ridícula cena navideña y los paletos aquí presentes (Perdón papá) te quieren ayudar adelante, al fin y al cabo ya se que antes de la medianoche esto va a degenerar en una batalla campal y tendremos mas gastos para fin de año. Yo me saltó la carnicería y me voy a divertir.

Nabiki les guiño un ojo a todos y subió tarareando un villancico. La sala permanecía en un hosco silencio. Kasumi se levanto sin voltear a ver a la familia y entro a la cocina. Tras un instante se escuchó claramente un apagado sollozo.

-Estúpida –Dijo Akane con voz controlada mientras se levantaba- Voy a ayudar a Kasumi a lavar los platos...

-Yo iré a bajar los adornos navideños del ático –Dijo el señor Tendo- Espero que no estén muy estropeados.

-Hora de irse chico –Dijo Genma mientras se levantaba y le daba una palmada en el hombro a Ranma- Es momento de cortar un pino para traerlo a la casa.

-Los pinos mas cercanos son los de la propiedad del señor Tamiya –Dijo Ranma mientras se levantaba-Y es propiedad privada...

-¿Y desde cuando eso es un problema? –Preguntó Genma alzándose de hombros.

El chico lanzo una risita y siguió a su padre; en la planta alta Nabiki había permanecido escuchando todo, espero un instante más hasta que el único sonido eran las vagas y apagadas voces de Akane y Kasumi en la cocina.

-Patético –Murmuro la chica mientras regresaba a su cuarto- No se de donde sacan ese "Espíritu navideño"... Deberían de preocuparse de cosas más importantes.

"¿Qué es mas importante que estar con tu familia Nabiki Tendo?"

La chica pego un brinco al oír esa voz que parecía provenir de todos lados. Permaneció en alerta y controlo su respiración tratando de escuchar algo más. Su padre entonces apareció subiendo las escaleras.

-¿Dijiste algo papá?

-No, acabo de llegar -El desconcierto de Tendo era genuino- ¿Pasá algo?

Nabiki vio algo de reproche en los ojos de su padre pero prefirió ignorarlo, le hizo una reverencia y entro a su cuarto.

-Ya me esta afectando estar en esta casa de locos –Murmuro mientras se dejaba caer en la cama-Es temprano, una siestecita antes de irme me sentara de perlas.

"La fecha no es importante… Pero la intención que lleva..."

-¡Muy bien basta ya! –Nabiki se levanto de golpe y vio alrededor de su cuarto muy enfadada- No se quien quiere pasarse de listo conmigo pero nadie y repito NADIE se mete con Nabiki Tendo.

"Me alegra saber que tienes mucho espíritu todavía querida"

La voz provenía de detrás de ella, del escritorio junto a la ventana, lentamente se volteó a ver a l invasor y descubrió a una elegante mujer ya vieja vestida con un carísimo aunque algo viejo abrigo de pieles y enredada a su alrededor lo que parecía ser una muy larga y pesada cadena llena de candados. Era algo muy, muy inusual.

No era importante el hecho de que la anciana estuviera ahí, ni que vistiera un abrigo de pieles carísimo, ni que estuviera enredada en una cadena, lo mas llamativo era que la anciana era Kyoko Tendo una tía de su papá. Una tía que supuestamente había muerto hace diez años...

CONTINUARA…