Disclaimer: Antes de nada me gustaría comentar que los personajes de Detective Conan y las canciones de RBD no me pertenecen. Son propiedad de Gosho Aoyama y del grupo en cuestión, respectivamente. Sin embargo, yo me he inventado esta historia con la finalidad de divertirme y divertir a los lectores, o hacerlos llorar... ;) Por eso no me considero violadora de ninguna ley.

Summary: Aquí presento 12 songfics del último disco de RBD en inglés: Rebels. 12 historias románticas y divertidas de mi pareja favorita: Shinichi y Ran.

ESTA SONOKO...

Simbología

(blablabla) Lo que piensa un personaje

En un sitio, o un sonido

... Cambio de escena

((Notas de la Autora))

- Os tengo que enseñar algo, chicos... ¡Mirad! - dijo Sonoko muy contenta

Shinichi y Ran estaban en la biblioteca del colegio. Los dos estaban repasando en silencio para un examen de física y química que tendrían al día siguiente. Por haber faltado durante mucho tiempo, a Shinichi le costaba comprender algunas fórmulas y experimentos así que Ran, no se sabe si con gusto o con disgusto, tuvo que ayudar al detective adolescente. Los dos tenían cara de concentrados y Shinichi, de vez en cuando, abría la boca y movía la mano para consultarle algo a Ran pero al final siempre cerraba la boca y su mano se dirigía al libro para pasar a la siguiente página.

- Como te atreviste a hacerlo? - preguntó Shinichi

- Hmmm... No sé... Tan solo la tenía en mis manos y se me ocurrió en el momento... - respondió Sonoko

- ¿Queréis dejar de discutir? Yo no lo veo tan grave... - dijo Ran divertida

- ¿Qué no lo ves...¿Qué no lo ves grave? - preguntó Shinichi incrédulo

- ¡Haya paz¡No me estoy enterando! - dijo Sonoko

En ese momento pareció que Shinichi se decidía a preguntarle una enorme duda y así fue:

- Ran, ésto no lo entiendo...

- A ver... - Ran leyó la página - ¡Ah¡Esto es muy fácil! Mira, haremos un problema para que lo entiendas y otro para comprobar que lo has entendido... - Ran sonrió y Shinichi se quedó embobado mirándola. Pasaron unos minutos así hasta que Ran volvió a hablar - Bueno, aquí está... - Estuvieron un ratito haciendo el problema hasta que:

- ¡Muchísimas gracias, Ran¡Ya lo he entendido! - dijo Shinichi muy contento mirando su hoja de apuntes. Después se giró y le dio un beso a Ran en la mejilla, pero bastante cerca de la comisura de los labios.

Ran se quedó estática frotándose con la mano la mejilla.

- ¿Pero qué hacías tú con una cosa así en el colegio? - preguntó Shinichi sin acabárselo de creer

- Ese fin de semana había sido mi cumpleaños y me la regalaron y me la llevé para presumir... - dijo Sonoko

- Claro, la niña pija tiene que restregarle a todo el mundo que ella es rica y que los demás viven debajo de un puente... - ironizó Shinichi

- Perdona, chico, pero tú no vives debajo de un puente precisamente... - arrebató Sonoko

- ¿¡Queréis callaros!? Ya sé que esto lo he vivido pero quiero recordarlo... - dijo Ran

- ¿Ran¿Estás ahí? - Shinichi estaba moviendo la mano delante de Ran

- ¿Eh? Sí... ¿Qué pasa?

- Pasa que falta hacer el problema para comprobar que lo entiendo...

- ¡Ay, qué tonta! Ten, aquí está... - y le entregó un papel.

Shinichi leyó el enunciado y pareció que no lo entendía. Pero poco después empezó a escribir cosas en el papel y, al cabo de cinco minutos, se lo entregó a Ran con una sonrisa de ésas que solo sabe hacer él.

- ¿Está bien? - preguntó esperanzado

- Páralo, quítalo, no quiero, no quiero... - repetía Shinichi infinitas veces

- Si hombre, ahora que viene lo más interesante... - Sonoko puso una mueca extrañamente macabra

- Creo que no...

- Si ya te lo decía yo que yo aprendo muy rápi... ¿Cómo que "creo que no"?

- Pues sí, creo que te has equivocado - dijo Ran pensativa volviendo a leer el problema

- Con que esas tenemos... Ya sé lo que quieres... - Shinichi se iba acercando a ella - Lo que tú quieres es decirme que está mal para dejarme en ridículo...

- Lalalalalalalalalalalalalalalalala... - gritaba Shinichi

- No, no es éso y lo sabes... Yo te quiero ayudar... - Ran se iba poniendo nerviosa porque cada vez Shinichi estaba más cerca - Y yo creo que esto de aquí está mal porque...

- ¿Quieres saber lo que en verdad está mal? - preguntó Shinichi sensualmente con una sonrisa sexy

- Emm... bueno... - titubeó Ran

- Pues te diré lo que está mal... A ver, está mal que estemos los dos solos en la biblioteca estudiando... Está mal que el colegio esté a punto de cerrar y no haya ni la bibliotecaria para que dejemos de estar en esta posición tan comprometedora... Está mal que mi problema esté mal... Y está mal que yo esté encima de ti... ¿no crees?

Ran no sabía ni que hacer ni hacia donde mirar. Cada vez Shinichi estaba más encima de ella y Ran iba descendiendo hasta quedar tumbada en el suelo, pero él no estaba apoyado en ella, si no que se aguantaba poniendo las manos sobre el suelo creando una distancia entre sus caras.

- Vamos, Ran... No es tan malo... ¿O sí? - volvió a preguntar él

- Yo creo que deberíamos seguir con el problema... Mañana suspenderemos y no habrá nadie que te salve, ni papeles ni aparatitos graba-voces...

- Pero no pienses en mañana... - ya sus labios rozaban en cada palabra que decían y sentían sus alientos encima del otro - Piensa en hoy... - Y la distancia desapareció

- ¿Qué le pasó al trasto ahí¿Por qué se mueve? - preguntó Ran inocentemente con una sonrisa de oreja a oreja recordando el momento

- Nada, es que me acerqué... Comprende que tenía que capturar el momento... - dijo Sonoko sin apartar la mirada

- ¿Que hiciste qué? - preguntó histérico Shinichi revolviéndose en la silla

Se notaba que los dos estaban disfrutando con el beso. Al principio fue suave y tierno, pero luego se volvió más apasionado y fiero. Se notaba que los dos lo necesitaban y deseaban desde hace tiempo.

Ran fue a abrazar a Shinichi y se sentó en su regazo.

- ¿Te acuerdas cuando...? - empezó a decir Ran

- ¡Shhhhhh! - chistó Sonoko

Por fin se rompió el contacto y los dos se miraron. Azul celeste y azul morado conectaron. Sonrieron. Ran rodeó la cara de Shinichi con las dos manos y la acercó a ella. Se fundieron otra vez. Y otra, y otra más; hasta que, después de unas diez veces, o quizá más, Shinichi dijo incorporándose:

- Bueno¿me dices en qué me equivoqué?

- Yo creo que en nada... Shin...

- ¡Eh! Se ha cortado... - exclamó Ran sorprendida

- Sí... - dijo Sonoko apenada - En ese momento se me acabó la batería... Gran error no haber llevado otra... Bueno, en el siguiente me llevo veinte baterías...

- ¿Cómo que en el siguiente? - preguntó Shinichi

- Pues claro, tiene que haber segunda parte... - dijo Sonoko con ojitos soñadores

- ¿Los has traído? - preguntó Ran a Sonoko

- ¡Pues claro¿Cuál quieres? Tengo a partir de los 13 años...

- ¿Cómo que de los 13 años¿Queréis hacer el favor de desatarme?

- Lo siento, amor... Pero te pusimos una trampa... - dijo Ran

- ¿Trampa?

- Sí, fuimos a una adivina y le dijo a Ran que su amor la besaría en la biblioteca... Así que ella te dijo que fuerais a estudiar allí haber si era verdad...

- Ran... No te creía capaz de hacerme eso...

- Lo siento, Shin... Pero es que tenía muchas ganas de un beso... Y, sin que esto salga de aquí, era mi primer beso y yo quería tener un recuerdo bonito de él...

- ¿Y no podías pedirlo? - preguntó molesto Shinichi

- No sabía si tú sentías lo mismo... Y como tampoco dabas señales de quererme más que a una amiga, pues yo... - Ran bajó la cabeza para contemplar las piernas de Shinichi (todavía estaba sentada sobre él)

- Bueno, te perdono... Mientras que me desates con cuidado de la silla y no me obligues a ver otros videos de mis arrebatos románticos causados por el movimiento de las hormonas adolescentes... - puso su mejor cara de niño bueno

- Vale... Lo siento Sonoko, ya los veremos tú y yo...

-------------------------------------------------------------

- ¿Y cómo te fue el examen al final? - preguntó Ran - Con tanto video y beso no me acordé de preguntártelo...

- Pues no muy bien... Pero yo creo que a un 6 sí que llego... Pusieron un problema muy parecido al que decías que estaba mal... - dijo Shinichi

- ¿De verdad? A mí no me lo pusieron... Bueno, estamos en clases separadas en química y física... Ya me dirás la nota... - bajó la vista al notar que Shinichi se tocaba la muñeca - ¿Todavía te duele?

- Pues claro que me duele... Os dije que me habíais atado muy fuerte a la silla...

- Lo siento... ¡Adiós, amor! - Ran se despidió de él con un sonoro beso en la mejilla.

--------------------------------------------------------------

- ¡Shinichi Kudo! Vaya examen que hizo... - gritó la profesora de física y química

-------------------------------------------------------------

- ¿Te han dado la nota ya? - preguntó Ran con curiosidad

- Sí... - dijo Shinichi con la cabeza gacha

- ¿Y qué tal¿Un 10?

- Menos...

- ¿Un 9?

- Menos...

- ¿Un 7,5?

- ¡Un 4,9! Vieja bruja... - despotricó Shinichi contra la profesora

- Si quieres, para el próximo volveré a ser tu profesora particular...

- ¿Y este fin de semana podrías serlo de besos y caricias? - preguntó Shinichi esperanzado con brillo en los ojos

- ¡No!

- ¿Eh¿Por qué?

- Porque vamos a practicar esta tarde... - Ran se frotó las manos

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pues ahora sí que es verdad que ya está. Aunque el final no me gusta mucho, porque es como si no tuviera final¿verdad? Pero tenéis que entender que lo hice hace dos años o por ahí, y claro, en esa época, pues, no estaba acostumbrada a poner cosas más explícitas... No sé si me entendéis... xD Pero la verdad es que a mis 15 años (sí, tengo 15) todavía no sé mejorar este final así que no lo he cambiado y he dejado mi obra (xD) original.

También quiero pedir perdón por retrasarme una semana en subirlo pero es que yo quería 30 reviews y me he tenido que conformar con 29... :'( Bueno, otro de los motivos es que esta semana me fui a esquiar con el colegio (de lunes a viernes) y claro, ayer estaba muy cansada y no pude subirlo. Encima me hice dos esguinces, uno en la mano y otro en el pie, así que le doy las gracias a Diós por haber tenido este capítulo escrito desde hace mucho tiempo!!! Jejej Y tambien doy las gracias a mis revieweadores: AngelMouri, Coptestita, RanHattori y Rani. Este epílogo va por vosotras!

El próximo será... Uishhh! Si no hay próximo! Quizás no hay próximo cap, pero seguramente hay próximo fic. Va a ser un fic muuuuuuuuuuuuuuy largo y ya tengo hechos los tres primeros capítulos, pero claro... Lo publicaré, si lo llevo bien, en verano y todavía me quedará más de la mitad!! Vosotros no me entendéis pero yo solo os digo que es un Crossover de Detective Conan y... si queréis saberlo, decídmelo en los reviews: me ponéis vuestro correo electrónico y yo os mandaré un mail para que sepáis quien es el protagonista de la otra historia. Pero para no ser mala, os voy a poner unos spoilers!!! Y no son cortitos, además... ;-)

- Ran. ¡Ran¡RAN MOURI!

- Dime, mamá - dijo Ran apareciendo por la puerta de la cocina

- Te ha llegado una carta... - dijo su madre

- ¿De quién?

- Del instituto Teitan...

- No me suena...

- A mi tampoco...

---------------------------------------------------------------------------------------

- Shiho, hoy, día de tu onceavo cumpleaños, 9 de junio del 1991, te llegará la carta del Teitan. Tu padre no querrá que vayas, ya sabes como es, pero tienes que ir por mí y por ti. - dijo una mujer joven de cabellos dorados y ojos turquesas

- ¿Por ti también? - preguntó la niña llamada Shiho

- Sí, te tengo que contar algo... No le digas a tu padre que te lo he explicado, porque nos mataría a las dos. - La mujer aspiró - Tú, mi amor, no eres hija única. Tienes una hermana 9 meses más mayor que tú...

- ¿Del 1979?

- Sí... No me interrumpas, por favor - rogó la mujer. Shiho asintió

--------------------------------------------------------------------------------------------

- Excelente noticia, señor. Tal como su padre hubiese querido - La cara de Kaito se ensombreció - Disculpe, no era mi intención...

- No te preocupes... Ya estoy acostumbrado

- Ya que hablamos de eso, debería contarle una cosa sobre la... muerte... de su padre... - Kaito levantó la cara - En verdad no se suicidó, fue un asesinato...

- ¿Asesinato?

- Sí, creo que ya es hora de que lo sepa. ¿Se acuerda de cuando su padre se unió a "él"?

- Sí... - los ojos azules de Kaito se empañaron - Se lo dije muchas veces, yo no quería que entrara en ese círculo...

Bueno, me despido.

Hasta el próximo fic.

Nos leemos

MEICOSR