Capítulo 1: Las fiestas de Port Royal

La fiesta estaba siendo muy entretenida, al contrario de la mayoría a las que tenía que asistir Catherine. Su padre, uno de los más importantes comerciantes del Caribe, no podía darse el lujo de no llevar a su hija a todos los acontecimientos sociales a los que era invitado, que eran muchos. Hoy celebraban el cumpleaños del Gobernador Swann, y ella llevaba toda la noche divirtiéndose con su hija, Elizabeth. Desde que la familia Swann llegara a Port Royal ella había sido muy buena amiga de Elizabeth. Catherine era un par de años mayor, pero siempre se habían llevado muy bien. En las fiestas de sociedad no había muchas chicas de su edad, y siempre se buscaban para escabullirse y hablar de sus cosas.

Hoy no estaba siendo distinto. Apartadas de la fiesta, habían salido a uno de los balcones de la mansión para hablar más tranquilamente, sin ser oídas. El tema era el de siempre.

"Es tan guapo… pero para él no soy más que una niña pija que lleva vestidos y peinados horribles." Lizzie suspiró, mirando a la noche.

"Bueno, quizá vive secretamente enamorado de ti pero piensa que eres inalcanzable…"

Ambas amigas se miraron y empezaron a reírse a la par. No hay nada más entretenido que hablar sobre chicos entre amigas.

"No sé Cath, en serio que siempre que viene a casa no es ni capaz de mirarme a la cara. A veces pienso que sólo viene por obligación, y que no me soporta."

"No creo que sea así."

"Sí lo es. Cada vez que intento hablar con él me contesta con monosílabos… y nunca me llama por mi nombre, siempre dice señorita Swann…"

Catherine le dio un codazo a su amiga para hacerla callar, y ésta se giró para ver qué era lo que les interrumpía en el balcón. Lizzie puso los ojos en blanco; Norrington se acercaba, sonriente. Era tan pesado…

"Señorita Swann, señorita Robin."

Catherine se inclinó con más entusiasmo que su amiga; sin embargo, los ojos de James no se apartaron de Elizabeth ni un instante.

"Me alegro de que estén disfrutando del buen tiempo."

Elizabeth se encogió de hombros, sin prestarle mucha atención.

"Hace muy buena noche. Y dentro hay demasiada gente, aquí se está más a gusto" respondió Cath amablemente.

Norrington asintió sin mirarla.

"Señorita Swann, veo que su padre sigue encargándole la última moda de Europa. Puedo imaginarme que el resto de señoritas de Port Royal se mueren de envidia por sus vestidos. Pero usted los luce como ninguna otra."

Cath se dio cuenta de que estaba de más y empezó a irse; pero Elizabeth la agarró por el brazo.

"Catherine, vamos a por algo para beber, tengo un poco de sed. Teniente Norrington, si nos disculpáis…"

Norrington tuvo que apartarse para dejar pasar a Lizzie arrastrando a una perpleja Catherine detrás.

"Es un pesado. Mi padre quiere que me case con él, y tengo que buscar la manera de decirle que no cuando me lo pida."

Catherine se quedó de piedra. No tenía ni idea de que las intenciones de James Norrington fueran tan claras. Todo el mundo sabía que admiraba a Elizabeth, pero Cath nunca pensó que fuera tan exagerado como para pedirle la mano.

El resto de la noche la pasó escuchando a su amiga hablar sobre cierto herrero sin parar; sin embargo era incapaz de prestarle atención, tenía la cabeza y el corazón en otra parte.

Al acabar la fiesta y volver a casa subió directa a su alcoba, que las doncellas ya tenían preparada. Antes de acostarse salió al balcón, desde donde veía toda la bahía de Port Royal. La luna llena iluminaba el oleaje contra el rompeolas. Le encantaba la ciudad y el mar. Su padre, viudo y sin más hijos, la enseñaba todo lo importante sobre el negocio familiar, con la esperanza de que ella, tras casarse, se hiciera cargo de él. Pero ella era incapaz de aceptar a ninguno de los pretendientes que se acercaban a hablarle.

Suspiró, intentando contener las lágrimas. James iba a pedirle la mano… a Elizabeth. Había estado fingiendo toda la noche indiferencia, pero ya no podía más. Se acostó y empezó a llorar hasta quedarse dormida, ya sin lágrimas.


Espero que os vaya gustando! Dentro de poco pondré el segundo capítulo, aunque con los exámenes no tendré mucho tiempo para seguir actualizando. Um, los reviews siempre se agradecen... :)