CAPITULO 1

Siete años habian pasado desde la destrucción del mago mas oscuro de todos los tiempos, Harry Potter lo habia destruido, ayudado por mucha gente, la orden del fénix y principalmente Ron y Hermione. Pero no habian salido bien librados del todo, tuvieron bajas, Harry estuvo hospitalizado por poco mas de seis meses, Hermione estuvo en la misma situación, completamente en estado de coma.

Ella fue la primera en recuperarse, e iba a todos los dias a ver si el habia mejorado, y por dos semanas se encontro siempre con una negativa, mientras tanto busco a los Weasleys pero ya no estaban. Era como si se hubiesen desaparecido de la tierra, donde antes estaba la madriguera ahora solo habia vacas y ovejas pastando. Fue al Callejon Diagon, pero el local de Sortilegios Weasley no tenia ni una seña de su existencia, las ventanas estaban selladas con tablas y un letrero destartalado decia "EN RENTA". Busco en el ministerio a Arthur Weasley pero no habia ningun registro de el. En la lista del personal de Gringotts no existia el nombre de William Weasley, ahora ni siquiera de Fleur Weasley-Delacour. Incluso contacto gente de Rumania para que encontraran a Charlie Weasley, pero nadie lo conocia.

Cuando Harry desperto, estuvo aislado un dia, y solo hasta el siguiente pudo verlo Hermione, el inmediatamente pregunto por Ron, por Ginny, por todos. Hermione le conto que a los Weasleys no los encontraba por ningun lado, Lupin, Niphandora, Moody, todos, solo le decian que habian desaparecido, pero nadie sabia su paradero.

En cuanto Harry pudo caminar, ayudo a Hermione en su búsqueda, pero no obtuvieron ninguna respuesta, Harry presiono a Lupin acusandolo de que el sabia donde se encontraban los Weasleys pero no queria decirselo, a lo que Lupin le respondia que el tampoco sabia donde estaban, y que no tenia ninguna razon para ocultarle a Harry donde estaban, ya que ahora, por primera vez en su vida, Harry no corria ningun peligro.

Incluso viajaron a Rumania, buscando a Charlie pero nunca encontraron un indicio de que el habia estado trabajando ahí. Desesperados al llegar al Londres, fueron a buscarlos incluso a Azkaban, pero era solo por descarte porque estaban seguros que ahí no estaban. Se hospedaban en casa de Hermione, los padres de ella trataron de animarlos, pero nunca lo lograron, en un intento de desesperación, Hermione una noche entro a la habitación de huéspedes donde Harry dormia, lo desperto y le dijo que no hiciera ruido, que se vistiera y salieran lo mas callados posibles.

"Entraremos al ministerio, revisaremos cada gaveta y encontraremos donde estan Harry", y asi lo hicieron, Hermione rompio todas las maldiciones necesarias, le dedicaron varias noches, pero nunca encontraron nada, hasta que un dia, sin tener nocion del tiempo fueron descubiertos, y fueron llevados hasta una persona muy intimidante encargada de la seguridad, una señora de avanzada edad experta en hechizos y de aspecto severo los interrogo

- Que razon de peso justifica que registren el ministerio de arriba abajo? Porque no son ladrones, eso ya lo note. Información es lo que quieren

- Estamos en problemas? – pregunto Hermione a punto de las lagrimas

- Ustedes son heroes, nos haremos de la vista gorda con esto, si me dicen toda la verdad, que es lo que quieren?

- Información – le dijo Harry – solo queremos saber donde estan los Weasleys

La señora lo miro sorprendida y adopto una mirada mas compasiva

- Los Weasleys estan a salvo, no es suficiente eso acaso?

- No, es decir si, pero… porque desaparecieron? Donde estan…

- Eso no se lo puedo decir señor Potter, pero puedo decirle porque desaparecieron – hizo una pausa para acomodarse mejor en su asiento – La casa de los señores Weasleys, fue atacada severamente, todos estuvieron heridos por un par de semanas, cuando se recuperaron todos estaban en shock y tenian amnesia, Recuerdo que Arthur siempre decia justificando algun comportamiento de su familia con la frase "genes de Weasley" y eso fue lo que aplico aquí, no soy medimaga para describirle exactamente que es lo que paso en el cuerpo de cada Weasley…

- Pero y entonces Fleur? – la interrumpio Hermione que ya no lloraba

- Ella no tiene amnesia, pero acepto el destino que les dimos a los Weasleys, estaban vulnerables y decidimos darles nuevas identidades, los transferimos a un nuevo pais, algo asi como "proteccion a testigos" que maneja una asociación muggle, creo que ustedes saben a que me refiero. La señora Fleur acepto mudarse para irse con su esposo, aunque el no la reconocia, estaba feliz de saber que esa hermosa chica era su esposa, por lo que no replico cuando ella los siguió. Ellos estan seguros y no tienen rastro de la maldad que vivieron, si bien su amigo Ronald no estaba en la madriguera cuando el ataque ocurrio, ya que estaba supongo con ustedes, cuando desperto tambien desperto con amnesia, no se conocen ni ellos mismos, pero tratan de adaptarse a eso, Fleur los llama por su nombre, y les da datos de sus personalidades, tratando de que tarde o temprano se recuperen completamente

- Pero nosotros queremos ayudarlos…

- Lo siento, no puedo decirles donde estan, pueden ser buscando de nuevo por los seguidores de V… de V… bueno de ya-saben-quien, los Weasleys son una familia importante en el mundo mágico, y es nuestro deber protegerlos, después de todo, Ronald tambien es un heroe. Y tengo entendido señor Potter, que usted se alejo de Ginebra para poder protegerla, es por eso que les pido que sigan alejados, cuando ellos se recuperen volveran, y estaran a salvo porque estaran atentos a las señales, ahorita todos son como niños, no han perdido sus poderes, pero tememos que no recuerden hechizos para defenderse, por eso los hemos alejado de todos…

Hermione y Harry se miraron

- Ahora vayanse, esto es solo una advertencia, pero si los volvemos a descubrir urgando donde no deben, se les impondra un castigo severo.

Al llegar a casa de Hermione, sus padres los miraron sorprendidos, iban ya de salida hacia su consultorio y solo les indicaron que podian tomar para el desayuno, pero ellos en lo que menos pensaban era en comer, se dejaron caer cada uno sobre un sofa, suspirando profundamente

- Que vamos a hacer? – le dijo ella con una voz monotona

- Yo no hare nada por el momento – respondio el con una voz cargada de arrepentimiento – si yo no fuera tan cercano a los Weasleys esto no hubiera pasado

- No digas tonterias Harry, a mi no me paso nada…

- Por eso me aleje de Ginny, por eso! Y ahora mira lo que le ha pasado, y han decidido alejarla de mi porque han visto que sigo siendo una amenaza!

- Harry! – rezongo indignada – no es por eso, es por… el peligro de que no se puedan defender solos

- Yo no los buscare, no por el momento – dijo con amargura – atrapare a todos los mortifagos, y cuando ya no haya ninguno, ire por ellos, y les mandare contruir otra casa, aquí en Londres y…

- Basta Harry. Tu no eres el unico que esta afectado y no trates de ponerte como la victima, ni pensar que es tu culpa. Le pudo pasar a cualquiera. Acaso crees que no quiero saber donde estan? Acaso piensas que tu eres el unico que esta sufriendo… Ron… yo… - los ojos se le aguaron – lo amo entiendes! No sabes como me arrepiento de no haberle dicho algo. Ahora siento que se me fue de las manos…

Hermione lloro profundamente, como si se ahogara, Harry corrio hacia ella y la abrazo

- Tu al menos estuviste con Ginny, Ron y yo no tuvimos oportunidad

- Calma Hermione…

Ya solo se tenian el uno al otro, Harry en su empeño por atrapar mortifagos estudio en la academia de Aurores, y Hermione estudio para Detective Mágica. Siguieron viviendo en la casa de ella los siguientes años, Harry quiso irse pero los Granger no lo permitieron, le dieron a Harry obligaciones y derechos para que sintiera que ese era su hogar. Los fines de semana cortaba el pasto o ayudaba al señor Granger a arreglar el auto, aportaba dinero del de su boveda, y el cuarto de huéspedes se convirtió en el cuarto de Harry, cuando se dio cuenta de que estaba mas que unido a ellos fue en una ocasión en que el peleando con Hermione por ver a quien le tocaba pasar la aspiradora fueron castigados los dos por los padres de ella. Entonces se dio cuenta que lo veian como un hijo, y que ella era como su hermana, el castigo le cayo mejor de lo que esperaba, que fue trabajar cada uno en el consultorio una semana, sin el beneficio de un pago.

Cuando terminaron las carreras, Hermione y Harry decidieron independizarse e irse a vivir a Londres en su propio departamento, dividian los gastos por partes iguales, Harry trabajaba para el ministerio y realizaba misiones fuera del pais de vez en cuando, siempre aprovechaba y merodeaba por la comunidad magica para ver si habia un rastro de algun Weasley, pero nunca encontro nada. Lo mismo hacia Hermione, entre los muchos casos que tenia, siempre estaba alerta hacia alguna indicacion que la llevara a los Weasley, pero el ministerio los habia escondido y muy bien.

Hermione acaba de cumplir 25 años cuando sentian que sus vidas empezaban a estabilizarse, acaba de hacer una gran fiesta en el departamento con sus excompañeros de Hogwarts y alguna gente del trabajo. Hermione salio del país a los pocos dias para seguir el rastro de una persona que se creia estaba involucrada con el trafico de animales magicos capaces de producir sustancias alucinogenas.

Harry sin embargo tenia papeleo que arreglar en el ministerio y se encontraria en Londres para unas semanas aburridas de trabajo monotono, era septiembre y el frio pronto empezaria, por lo pronto el viento se intensificaba poco a poco, Harry se aferraba a su abrigo con fuerza, en la acera de enfrente diviso una cafeteria y penso que no le caeria mal algo caliente, cruzo la calle esquivando los taxis que tocaban el claxon sin parar y entro, seguido del inconfundible sonido de la campanilla que colgaba en la puerta.

"Un café por favor, y… un pay de manzana caliente" dijo a la mesera mientras se sentaba en la barra y trataba de calentarse las manos con el vapor de su boca. El lugar estaba a medio llenar y no era muy ruidoso, en la televisión tenian sintonizadas las noticias vespertinas, anunciaban que el clima empeoraria, lluvia, viento y frio se avecinaban. La campanilla volvio a tintinear, y en eso momento a Harry le sirvieron su café caliente y su pay, los miro con gusto y empezo a añadir azucar a su taza

- Me da una rebanada triple de pastel de chocolate y un chocolate caliente

Harry sonrio para sus adentros, alguien iba a tener insomnio por esa cantidad de azucar, miro al sujeto en cuestion y se paralizo. Aquel hombre llevaba un gorro tejido que le cubria tanto la cabeza como las orejas, era pecoso a mas no poder, se quito el gorro dejandolo a un lado y Harry vio que tenia el pelo de un rojo intenso, lo vio de arriba abajo, era delgado y larguirucho, y su nariz era larga. Trataba de quitarse un guante a la fuerza, pero batallaba, solto una groseria y Harry se sonrio con nostalgia.

Ron lo vio y agito la cabeza sonriendo por cortesía

- Hola amigo

Harry no respondio, se quedo tieso, "amigo", era evidente de Ron no lo reconocia, y Harry hizo algo desesperado, se quito el pelo de la frente dejando ver su cicatriz, quiza solo no lo habia reconocido porque los años cambian a la gente, pero Ron lo miro extrañado y le dio la espalda, cuando le dieron el pastel y el chocolate, los tomo, le dirigio una mirada de extrañeza a Harry y se fue a sentar a una mesa. Harry lo siguió con la mirada, girando sobre el banquillo en que estaba sentado, Ron le dirigio una mirada incomoda y trato de concentrarse en su pastel.

Harry tomo su café y su pay y se encamino a la mesa donde Ron estaba sentado

- Puedo sentarme?

Ron dudo y Harry no espero a que contestara, solo se sento, depositando su merienda en la mesa, pero ya sin pensar en comerla

- Te conozco – le dijo Harry – eres Ron verdad?

Ron palidecio, y asintio tontamente, soltando su tenedor por un momento

- De donde me conoces?

- De la escuela, estuvimos juntos, compartiamos el dormitorio, no recuerdas? Con Neville, Seamus y Dean

Harry estaba ansioso, emocionado y feliz pero debia controlarse para no espantar a Ron

- Lo siento, tengo… una condicion, y no te recuerdo

- Ginny! Ginny es tu hermana cierto?

- Eso es lo que dicen… - dijo el con humor – pero vaya que lo estoy dudando

Harry rio con ganas y comio un bocado de su pay

- Bill, Charlie, Fred, George, Percy son tus hermanos! Molly y Arthur tus padres, y Fleur es esposa de Bill

- Vaya – dijo incomodo – sabes algo acerca de nosotros eh? Asi que es cierto eh? Fleur esposa de Bill, es decir, el esta feliz y eso, pero al principio trate de convencerla de que quiza era yo su esposo, menuda vergüenza he de haber pasado. Bueno y tu eres….?

- Harry Potter

- Pues… mucho gusto en conocerte… de nuevo

- Hermione! – exclamo Harry – Hermione debe verte

- Y Hermione es…?

- Nuestra mejor amiga, vivo con ella, es decir, es decir, solo como amigos eh? No seria capaz de hacerte algo asi… tu me conoces ejem, me conocias

- Amigo, no importa que vivas con una chica, es decir, me gustan las mujeres porque si estas esperando que tu y yo…

- No idiota! Mira – dijo contrariado – olvidalo!

La campanilla volvio a sonar y una pelirroja entro por ella, era menuda y un poco mas alta de lo que Harry recordaba, su pelo era largo y lacio, y las pecas aun se notaban aunque llevara maquillaje, llevaba un abrigo largo y unos zapatos elegantes, diviso la cabellera de su hermano y se acerco a el sonriendo, Harry se paralizo, el corazon se le habia parado o le latia mas fuerte? No lo sabia, temblo de pies a cabeza, que hacia? Donde ponia las manos? Que le diria? Estaba demasiado aterrado para no decir una estupidez, lo sabia, quedaria como un idiota, la veia por primera vez en muchos años, y ahora lo primero que ella iba a recordar de Harry era que le habia parecido un idiota. Ginny Weasley estaba mas bonita que nunca.


Hola, bueno, se que todavia no termino "Una Hermione Distinta" pero esta idea se me ocurrio de repente y tuve que escribirla. Bueno espero que les guste y espero sus comentarios!