Descargo legal: no poseo ni afirmo poseer ningún derecho sobre los personajes cuyos derechos están registrados. Si aparece un personaje que sea de mi propia imaginación, tampoco reclamo ningún derecho sobre él, ya que esta obra es acerca de rendirles un homenaje a los creadores, sin intención de obtener ganancia alguna. Solamente es por diversión.

Chino

"japonés"

— Inglés —

# Letreros de cualquier tipo #

Gente pensando

EFECTOS DE SONIDO

—————————

—————————

Vida y Media

Fanfiction.

Por gatodepatasblancas

—————————

5.- En el amor y en la guerra, todo se vale.

—————————

El amor nunca muere de hambre, con frecuencia de indigestión.

Ninon de Lenclos

No ser amados es una simple desventura; la verdadera desgracia es no amar.

Albert Camus

—————————

"Y ahora vamos a las noticias del mundo de los espectáculos."

El conductor del noticiario sonríe desde la pantalla de televisión, con aspecto de estar muy complacido.

"Como se había vaticinado, el lanzamiento de Vida y Media a nivel internacional, ha probado uno de los mayores éxitos que haya tenido algún cantante de origen nipón."

La imagen cambia, mostrando imágenes de diversos países, todos con el mismo tema: gente comprando un CD en las tiendas de música.

"Con la introducción del álbum 'Vida y Media: Amor', el tercero de la serie, a los mercados del mundo, las ventas han alcanzado niveles jamás vistos. Se habla de que muchos compositores están haciendo llegar sus canciones a MakaDine y muchos artistas internacionales están haciendo ofertas para que nuestra querida cantante participe como invitada en conciertos y haciendo duetos con ellos, en diversos sitios del mundo."

El rostro del conductor de la NHK vuelve a la pantalla.

"Fuentes cercanas a la familia real de japón, han confirmado que se planea ofrecer una invitación a Vida y Media y a la agrupación, a reunirse con ellos. No sabemos cual vaya a ser la respuesta de Vida y Media, dada su convicción de no desear la popularidad."

La imagen muestra ahora grandes espacios, campos de fútbol, baseball y grandes auditorios, todos abarrotados de personas, aplaudiendo a la figura de blanco sobre el escenario.

"Por otra parte, la gira internacional ha sido un completo éxito, con llenos totales en todas las plazas donde el grupo se ha presentado..."

(oO\oO\o)

Akane apagó la televisión con el control remoto.

Nabiki y Ranma habían estado ausentes durante un mes, mientras acompañaban a Vida y Media en la gira por los Estados Unidos. Durante todo ese tiempo, había recolectado las tareas y los apuntes de ambos.

Y extrañaba terriblemente a Ranma.

Y tenía miedo.

Akane no era ajena al miedo. En las peleas contra la horda de pervertidos y Kuno, había tenido mucho miedo, temor de que uno de ellos consiguiera vencerla, y si podía vencerla¿qué le impediría forzarla? En la enfermedad de su madre, antes de que muriera, solo podía recordar el miedo.

Cuando Ranma había llegado a su vida, el miedo a que prefiriera a otra de las prometidas se había anidado en su pecho. Era ese temor el que la había impulsado a golpearlo, era un callado grito de 'NO, NO LA VEAS, AQUÍ ESTOY, MÍRAME'.

Si solo el orgullo no hubiera sido parte de la ecuación.

Y ahora la trataba con cortesía, como a la mujer con la que se tenía que casar por obligación.

Y tenía miedo.

Pero su reciente control sobre sus emociones redirigió ese miedo, lo moldeó y lo usó para impulsar su decisión.

Si no te quiere, no te quiere, debes aceptarlo. Él pasó mucho tiempo esperándote, es justo que tú hagas lo mismo. Si eres lo suficientemente fuerte para admitir ahora que lo amas, serás lo suficientemente fuerte para amar por los dos.

No era justo para nadie estar en un matrimonio forzado, sin amor. Pero si ella lo amaba, a ella le bastaba con estar a su lado.

Miró hacia el jardín, donde los peces del estanque saltaban perezosamente, capturando insectos a placer.

Ahora esa pasión le iba a servir para amarlo.

No sabía si podía recuperar su amor, pero ella iba a amarlo, sin importar nada más.

(oO\oO\o)

Se oyeron unos acordes. Luego empezó una introducción con los teclados. Luego entró la voz maravillosa, acompañada por el chelo.

Todos pudieron sentirlo. La emoción era un dulce cosquilleo, como una brisa fresca, proveniente de la maravillosa voz, y las notas del chelo simplemente acentuaban la increíble voz, llevando al público en una espiral ascendente de emoción.

(oO\oO\o)

(1)

Every time
the rain comes down,
close my eyes and listen.
I can hear the lonesome sound
of the sky as it cries.

Listen to the rain
Here it comes again
Hear it in the rain

Feel the touch
of tears that fall -
they won't fall forever
In the way the day will flow
all things come,
all things go.

Listen to the rain
...the rain...
Here it comes again...
...again...
Hear it in the rain
...the rain...

Late at night
I drift away -
I can hear you calling,
and my name
is in the rain,
leaves on trees whispering,
deep blue sea's mysteries.

Even when
this moment ends,
can't let go this feeling.
Everything
will come again
in the sound,
falling down,
of the sky as it cries.
Hear my name in the rain.

(oO\oO\o)

Con lágrimas en los ojos, el público aplaudió hasta tener doloridas las manos, gritando el nombre de Vida y Media.

(oO\oO\o)

Shampoo saltó de un tejado a otro, vigilando a la chica de uniforme escolar que caminaba por la calle.

Chica pervertida sola.

Una sonrisita se dibujó en el rostro de la joven amazona.

Una sonrisita cruel.

(oO\oO\o)

Hay muchas cosas que se saben de las amazonas chinas.

...Sociedad matriarcal...

...Todas eran artistas marciales de considerable habilidad...

...Eran gobernadas por un consejo de Líderes, guerreras muy ancianas, todas formidables como peleadoras...

...Que tenían un conjunto de leyes extrañas...

Pero existían cosas que no se sabían de ellas.

...No eran artistas marciales, eran guerreras. Un artista marcial no dudará en pelear para defender al débil. Un guerrero no dudará en matar para proteger al indefenso.

...Sus leyes eran eugenésicas. Una amazona que era vencida por una extranjera era débil, según los parámetros de sus leyes, y al emprender la persecución, o se volvía más fuerte, o moría en el intento. Eso les garantizaba que la siguiente generación sería más vigorosa. Si era un hombre el que vencía a la amazona, el llevarlo de vuelta a la tribu garantizaba que esos genes no se usaran para crear una generación más fuerte que las amazonas, sino que se crearía una nueva generación de amazonas fuertes.

Las amazonas solamente habían encontrado dos hombres que se habían resistido con éxito a ser aprisionados por la tribu amazona: Happosai y Saotome Ranma.

El viejo pervertido había pasado un tiempo como prisionero aparente, antes de escapar con varios tesoros de la tribu.

Ranma ni siquiera se había molestado en fingir que se dejaba atrapar: con ingenio y voluntad, había resistido todos los intentos por ser 'convencido' de que su mejor opción era Shampoo.

Lo que todos sabían de ellas era una verdad incuestionable: Los obstáculos son para matarlos.

(oO\oO\o)

Shampoo era depositaria de una maldición Jusenkyo: al mojarse, se convertía en gato, lo cual era un serio inconveniente debido al entrenamiento en el neko-ken que su airen había sufrido a manos del estúpido hombre-panda.

Nada es perfecto.

Pero en el caso de su airen, era una manía menor.

Por lo tanto, su airen era casi perfecto.

Simplemente de verlo, lo deseaba... Lo amaba

A diferencia de las demás amazonas, que se llevaban arrastrando a sus esposos para consumar el matrimonio, Shampoo había tenido ocasión de conocer profundamente a Ranma, el orgulloso muchacho artista marcial, indomable, fuerte de mente y cuerpo, hábil e inteligente, lleno de honor.

Y ese honor era un problema, ya que estaba obligado a estar junto a la chica Tendo. Obligado por padre estúpido.

Si no fuera por ese honor, Ranma ya habría consumado matrimonio con legítima esposa amazona.

Pero¡ay!, no era sí.

Y ella cada vez lo deseaba más.

(oO\oO\o)

Desde el tejado, Shampoo vio como la Tendo menor daba vuelta para encaminarse al dojo.

Pasaba junto a un parque, que en este momento estaría casi vacío.

Lugar perfecto para enseñar a chica violenta su lugar.

Vio a Akane entrar al parque.

(oO\oO\o)

Casi chocar con la figura vestida de rojo fue un auténtico sobresalto.

La mujer estaba ejecutando una kata, y pareció no advertir la presencia de la amazona.

Shampoo entrecerró los ojos. Del otro lado de la arboleda vio un uniforme de la escuela Furinkan alejándose. Dio un rodeo, no deseando molestar a la mujer de rojo.

"Te aconsejo que no sigas ese camino", la voz de la mujer tenía una cualidad amenazadora y gentil al mismo tiempo, mientras seguía ocupada con su entrenamiento.

Shampoo se detuvo. Sus puños se cerraron en ira.

"¿Chica roja decir a Shampoo que hacer?"

La Visitante Escarlata no siquiera miró en su dirección. "En absoluto, eres libre de ir y venir a tu placer."

Shampoo enderezó su cuerpo, en un gesto presuntuoso, y siguió su camino...

...y fue directo donde el césped tupido y las hojas de los árboles habían cubierto una fosa abierta por los trabajadores del parque y que la lluvia había llenado de agua.

La gatita que emergió del agua no estaba nada contenta.

(oO\oO\o)

"¿Cuándo te dirigió la palabra estaba mirándote?", inquirió Cologne mientras su bisnieta se sacaba pasto seco, hojas y barro del cabello, y relataba su breve encuentro con la Visitante Escarlata de Dojos.

Shampoo abrió muy grandes sus ojos. "¡Aiya!", exclamó, "ni siquiera haber estado mirando hacia Shampoo."

"Ese grado de conciencia de lo que le rodea la delata como una artista marcial de alto calibre", murmuró Cologne; "esa herencia podría hacer más fuerte a la tribu, si consiguiéramos que aceptara unirse a nosotras."

"¿Bisabuela hablar de Beso de Hermandad?"

"Dado el caso, yo le daría el Beso de Adopción, pero si deseas que se convierta en tu hermana, Shampoo, no me opondré. ¿Qué impresión crees que tenga de ti?"

Shampoo hizo una mueca. "Shampoo creer que ella pensar que Shampoo orgullosa estúpida."

A Cologne se le salió una risita. Un artista marcial, al escuchar una advertencia, primero verificaba su entorno, en busca de amenazas. Pero Shampoo, orgullosa guerrera, tuvo que ofenderse, y por añadidura, se había puesto en ridículo por si sola.

"Shampoo creer que orgullo preceder caída."

Cologne le sonrió a su bisnieta. Todavía había esperanza para la muchacha.

(oO\oO\o)

—El siguiente número es muy especial para todos esta noche—, dijo Vida y Media en un inglés sin acento.

Había sido una sorpresa el casi inmaculado inglés que la cantante había usado desde el primer concierto en los Estados Unidos, sin rastros de origen, solo emoción sin límite. Los yanquis no tuvieron oportunidad, y cayeron a sus pies, adorándola.

—Me pidieron que hiciera un dueto con nuestro invitado, pero me di cuenta de que no era posible que yo agregara algo a sus canciones, excepto mi violín—, y la pelirroja enmascarada sacó un hermoso instrumento de un estuche. —Cuando me pidieron que acompañara al alguien en este concierto final en este país, me acordé de que este caballero es el cantante favorito de la madre de un amigo mío del cuerpo de seguridad, y me dije: este señor se lo merece.— Hizo un movimiento con un brazo, señalando hacia el hombre de esmoquin negro que entró al escenario.

Era alto, delgado, ya mayor, pero con un aire juvenil; llevaba el pelo rizado peinado hacia atrás. Lo que llamaba la atención eran sus profundos ojos verdes, y una atractiva, si bien alargada, nariz.

(oO\oO\o)

Primero se escucha una introducción con los teclados, una sencilla melodía. Vida y Media se pone el violín al hombro y empieza a tocar, acompañando la letra en un contrapunto que electriza de inmediato al público, llevándolos a un viaje emocional, haciéndolos sentir el impacto de las palabras, la desesperanza, el dolor, la añoranza...

(oO\oO\o)

(3)

I remember all my life
raining down as cold as ice.
Shadows of a man,
a face through a window cryin' in the night,
the night goes into—

Morning just another day;
happy people pass my way.
Looking in their eyes,
I see a memory I never realized
how happy you made me.

Oh Mandy well,
you came and you gave without taking,
but I sent you away.
Oh, Mandy well,
you kissed me and stopped me from shaking,
and I need you today. Oh, Mandy!

I'm standing on the edge of time;
I walked away when love was mine.
Caught up in a world of uphill climbing,
the tears are on my mind
and nothin' is rhyming.

Oh Mandy well,
you came and you gave without taking,
but I sent you away.
Oh, Mandy well,
you kissed me and stopped me from shaking,
and I need you today. Oh, Mandy!

Yesterday's a dream, I face the morning
cryin' on the breeze, the pain is callin'

Oh Mandy well,
you came and you gave without taking,
but I sent you away.
Oh, Mandy well,
you kissed me and stopped me from shaking,
and I need you today...

Oh Mandy well,
you came and you gave without taking,
but I sent you away.
Oh, Mandy well,
you kissed me and stopped me from shaking,
and I need you!

(oO\oO\o)

Por un instante, el silencio es total, roto solo por los sollozos de muchas mujeres y no pocos hombres.

Luego vino la ovación.

(oO\oO\o)

El equipo de producción en Londres, Reino Unido, obtuvo lo impensable: un permiso para cerrar la calle enfrente del Palacio de Buckingham e instalar un escenario. Los ingleses ni siquiera batieron una pestaña, y se acomodaron al los desvíos de transito. Todos se estaban preparando para el concierto que cerraría la primera gira mundial de Vida y Media.

Y nadie iba a perdérselo.

Ni la familia real.

(oO\oO\o)

Durante tres horas, la vibrante y conmovedora voz de la pelirroja enmascarada había hecho llorar y reír a su audiencia.

El número final se había mantenido en secreto, y la gente especulaba quien iba a cerrar el espectáculo con la fenomenal cantante japonesa.

Vida y Media se dirigió al fondo del escenario y regresó con el violín en sus manos.

—El caballero de la corona británica que me acompañará en el número final es el cantante y compositor favorito de la hermana mayor de mi amiga y representante Tendo Nabiki... O Nabiki Tendo, en forma occidental. Kasumi, esto es para ti.—

Se puso el violín en el hombro.

(oO\oO\o)

El inicio es un melancólico y entristecedor ritmo que electriza al público, reconociendo la melodía de inmediato. Casi al borde de sus asientos, todos pueden sentir como la soledad, el anhelo y las ilusiones perdidas se derraman desde las notas del violín, que le ha conferido a la canción una fuerza que estremece todos los corazones.

Por un costado del escenario, un hombre alto, de sonrisa casi infantil, de cabello lacio y ojos redondos se une a Vida y Media, para empezar a cantar.

(oO\oO\o)

(4)

Ah, look at all the lonely people.
Ah, look at all the lonely people.

Eleanor Rigby picks up the rice in the church where a wedding has been,
Lives in a dream.
Waits at the window, wearing a face she keeps in a jar by the door,
Who is it for?

All the lonely people, where do they all come from?
All the lonely people, where do they all belong?

Father McKenzie, writing the words of a sermon that no-one will hear,
No-one comes near
Look at him working, darning his socks in the night when there's nobody there,
What does he care?

All the lonely people, where do they all come from?
All the lonely people, where do they all belong?

Ah, look at all the lonely people.
Ah, look at all the lonely people.

Eleanor Rigby died in the church and was buried along with her name.
Nobody came.
Father McKenzie, wiping the dirt from his hands as he walks from the grave.
No-one was saved.

All the lonely people, where do they all come from?
All the lonely people, where do they all belong?

(oO\oO\o)

La última nota pende del aire, arrastrando a la audiencia hasta lo más profundo de su alma, conmoviendo hasta a los cielos, que sin aviso, empezaron una tenue y gentil lluvia, que sabía más a lágrimas.

La ovación cimbró al palacio.

(oO\oO\o)

Kuonji Ukyo apretó la mandíbula, y sus manos se cerraron sobre el mango de su espátula de batalla.

Había avistado a la Visitante Escarlata desde lejos, mientras vigi... er... se asomaba al dojo Tendo para verificar si Ran-chan ya había vuelto.

Guardando una distancia aún mayor que la primera vez, Ukyo la había seguido por los tejados, rumbo al centro de Tokio.

De una manera u otra, la chef iba a conseguir su desquite y a recuperar su honor, perdido en esa vergonzosa paliza tiempo atrás.

(oO\oO\o)

Shampoo vio la figura de rojo saltando por los tejados.

Meneó la cabeza. ¿Quién iba a decir que una mujer japonesa iba a resultar digna de convertirse en guerrera Amazona?, pensó en su idioma natal.

Decidió que sería útil verla en acción, y tal vez hablarle de lo que su bisabuela le había comentado. Tal vez podría interesarse en aprender técnicas amazonas.

Así, se lanzó a la persecución por los tejados, rumbo al centro de la metrópoli.

(oO\oO\o)

El aeropuerto internacional Narita estaba totalmente abarrotado, y no exactamente por pasajeros.

Todos los puntos de observación estaban llenos de fanáticos de todo género y edad, agitando banderitas y vitoreando a su grupo y cantante favoritos, dándoles la bienvenida a casa.

El avión charter con el logo de MakaDine Corp. aparece por el horizonte, alineándose con una de las pistas, bajando su tren de aterrizaje y descendiendo elegantemente sobre la superficie asfaltada, dirigiéndose directamente hacia un hangar privado.

Un autobús del aeropuerto sale del hangar y se dirige a la Terminal aérea, mientras que un helicóptero se eleva y se dirige hacia el centro de Tokio.

(oO\oO\o)

El piloto del helicóptero se asomó por la ventanilla y vio a las dos jóvenes mujeres, una castaña de pelo corto, vestida con un conjunto ejecutivo color azul, y la pelirroja enmascarada, toda de blanco, entrando al cubo de las escaleras, rumbo a la sala de espera bajo la plataforma del helipuerto. Sacó un celular del bolsillo de su traje de vuelo y marcó un número preprogramado en la memoria.

"El paquete va en camino", dijo crípticamente.

"La cuenta en el banco acordado es 879413687361354587", fue la respuesta.

El piloto cortó la comunicación y aceleró el helicóptero para estar lo más lejos posible cuando estallara el escándalo, pensando ya en unas vacaciones permanentes en Tahití.

(oO\oO\o)

La cámara de seguridad captó la imagen de las dos mujeres jóvenes en el pasillo de acceso a la sala de espera.

La cámara apuntada a la entrada desde el interior del salón captó la imagen del Jefe de Seguridad Saotome entrando y examinando la habitación, haciendo señales hacia el pasillo.

Tendo Nabiki entró desde el corredor y se dirigió al ascensor, escoltada por Saotome Ranma.

Vida y Media se había desvanecido en el aire.

(oO\oO\o)

"¡El paquete se ha desviado!", el encargado de la vigilancia de los monitores del edificio había sacado un celular de su bolsillo, había marcado un número y se había puesto a gritar, sobresaltando a sus compañeros. "¡El paquete se ha desviado!"

Date Fumi, 20 años, atleta, universitaria, y con necesidad de trabajar para mantener sus estudios, había llegado a trabajar a MakaDine recomendada por su maestro de karate, dada su aptitud física y su preeficiencia como artista marcial.

Fumi había creído que sabía karate, y tuvo que reevaluar esa creencia al entrenar con el Jefe de Seguridad Saotome. El respeto y lealtad que el joven artista marcial le había provocado casi podía equipararse a una especie de adoración al ídolo.

Su esfuerzo por crecer como artista marcial y como vigilante se vio recompensado cuando el mismo Saotome Ranma la había nombrado su ayudante principal. Cuando Ranma no estaba, Fumi se hacía presente, y era como si Ranma nunca hubiera salido del edificio.

Fue entonces muy natural que cuando el guardia de seguridad del edificio sacó un teléfono móvil no autorizado y se puso a gritar como histérico en algo que obviamente era un código, ella se lanzara contra el hombre, arrebatándole el celular, enganchando su brazo y arrojándolo de espaldas cobre una mesa, noqueándolo instantáneamente.

Examino el teléfono, encontrando que la llamada se había cortado, pero podía ser rastreado.

"¡Espósenlo!", ordenó mientras examinaba la consola en la que había estado el hombre.

Lo primero que noto es que varios monitores, conectados a grabadoras de DVD, en vez de estar grabando la imagen en la pantalla, estaban en modo de reproducción, emitiendo la misma imagen una y otra vez: pasillos y salas vacíos. Desconectó la reproducción para obtener imagen en tiempo real, y sintió como si se le higuera congelado el vientre.

Al menos dos docenas de hombres equipados como un equipo de asalto estaban apostados en los pisos superiores del edificio, pisos que se suponía debían estar vacíos.

Sin dudar, presionó un botón de alerta, que avisaba a la policía metropolitana de Tokio.

Sintió un leve cosquilleo en su nuca.

Su sentido del peligro.

Se encogió, apenas evitando un golpe con una macana, que uno de los guardias de seguridad había intentando propinarle. Fumi le arrebató el bastón y le tundió en la cabeza dejándolo fuera de combate.

Esto es un ataque frontal, por profesionales. No puedo confiar en nadie más que en Saotome –san.

Sin dudar, se lanzó contra el resto de los guardias reunidos en el salón de monitores.

(oO\oO\o)

Ranma había hecho su 'magia' otra vez. Se había desvanecido ante los ojos de Nabiki, en su personaje de Vida y Media, y un instante después estaba de vuelta, como hombre y en su uniforme de jefe de seguridad de MakaDine Corp.

"No puedo esperar a que me enseñes a hacer eso", murmuró la joven mujer, con una media sonrisa.

"Paciencia, Nabiki-chan, paciencia", respondió el joven Saotome, ajustando el comunicador a su oído, mientras se dirigía a la sala de espera y la revisaba, dirigiéndose a las puertas del ascensor, haciéndole una señal a Nabiki para que lo siguiera.

Abordaron el carro del elevador con una sensación de contento.

"La gira fue un éxito", sonrió Nabiki mientras presionaba el botón hacia el piso de las oficinas.

Hubo un chasquido en el comunicador de Ranma, y la voz de Fumi: "Soy Rojo-dos, tenemos una situación Delta tres en progreso, en los pisos de las oficinas ejecutivas...El numero es aproximadamente dos docenas de paquetes, pero no hay regalos incluidos..."

Como un relámpago la mano de Ranma se disparó entre las puertas del ascensor, bloqueándolas para que se abrieran.

"¿Qué pasa, Ranma-kun?"

"Fumi-san, mi ayudante, dice que hay intrusos armados en el edificio, en las oficinas ejecutivas, al menos dos docenas de fulanos. Los pisos de las oficinas están vacíos, y no hay rehenes. Fumi seguirá el procedimiento que ensayamos, sellando los pisos y llamando a la policía. Los ascensores quedarán inmovilizados, y las puertas de emergencia se bloquearon. Esos tipos tienen dos salidas: bajar hasta el sótano, donde la policía se hará cargo, o subir a buscarnos."

Nabiki parpadeó. Era la primera vez que veía a Ranma tomándose muy en serio su papel de Jefe de Seguridad.

A menudo, antes de que ambos se convirtieran en amigos, Nabiki se había preguntado como sería llevar una vida como la del joven artemarcialista, en un estado de alerta de combate casi permanente, gracias a las estupideces de Saotome Genma. Cuando ambos se habían vuelto amigos, Ranma le había confiado que el haber llegado al Dojo Tendo habían sido unas vacaciones. Con todo y las locuras, más estupideces del Saotome mayor, ahora apoyado por el patriarca Tendo, los ataques por razones por demás idiotas, el abuso verbal y físico de Akane y el asunto de las demás prometidas. Vacaciones.

La varita que había roto el lomo del camello, la gotita que había derramado el vaso, había sido Jusenkyo. Ranma le había confiado a Nabiki que el doctor Tofuu lo había diagnosticado como convaleciente del Síndrome de Fatiga de Combate. El cambio de ser un artista marcial itinerante, a tener un sitio fijo donde vivir había significado una interrupción en el desarrollo del síndrome, permitiéndole sanar poco a poco. El tener un objetivo válido en sus aventuras, como el rescatar a Akane del 'raptor del mes', o el aprender una nueva técnica de combate, le había proporcionado un escape del ciclo en el que su padre lo había tratado de encerrar.

El encantamiento de Jusenkyo, dándole una forma femenina, le había permitido poder externar sus emociones. El doctor Tofuu le había dicho que si no hubiera ocurrido lo de Jusenkyo, unos meses más tarde habría entrado en una profunda depresión, que luego lo llevaría a una de dos direcciones: convertirse en poco más que un vegetal, o convertirse en un loco furioso que iniciaría una campaña sangrienta, al que habría que matar para poder detener.

Oh, si, Saotome Genma era excelente como artista marcial, pero era malo como maestro, y como ser humano era una basura. Lo único bueno que había hecho en su vida había sido engendrar a Ranma, y considerando lo parecido que era el joven Saotome a su madre, uno no podía evitar preguntarse si el talento para las artes marciales no le vendría por ese lado de su familia.

Ahora, Ranma aprovechaba su talento para el combate como herramienta en este trabajo. Y parecía que lo hacía bien.

Otra vez la voz de Fumi. "Rojo 2 a Rojo 1, los paquetes se mueven y se dirigen hacia la bolsa del hombre del traje rojo."

"¿Qué pasa, Ranma-kun?", Nabiki no había dejado de notar que el joven de la trenza se había puesto rígido y le había dirigido una mirada de preocupación.

"Los tipos esos se agruparon y vienen hacia acá."

Nabiki se encogió de hombros. "Son solo dos docenas," le sonrió, "ni siquiera la mitad del equivalente del cerdo pervertido. Me siento a salvo contigo."

Ranma no podo evitar sonreír ante esa franca admisión de confianza en sus habilidades.

(oO\oO\o)

El equipo de mercenarios se movía silenciosa y eficientemente por el cubo de las escaleras, armas listas, cubriendo todos los rincones, asegurándose de que no hubiera sorpresas ocultas.

La misión había empezado bien, todo a tiempo, y con el premio mayor dirigiéndose recto hacia sus manos. Y de repente, hay mensajes de los infiltrados en el equipo de seguridad diciendo que la presa se había escapado, de algún modo. Ahora estaban atrapados, ya que las puertas de acceso hacia los pisos desde las escaleras estaba bloqueadas, dejándoles solo dos rutas: arriba o abajo.

El sótano, para este momento, ya debía estar lleno de policías, así que solo quedaba subir y llamar al tipo del helicóptero para que los sacara de ese sartén ardiente.

Así que se movían por los escalones mal iluminados uno detrás del otro.

Entonces todos sintieron como se desplazaba el aire en el cubo de las escaleras, como si algo cayera, rebotando en el barandal en su camino...

...Pero no había nada.

El hombre a la retaguardia se volvió cuando escuchó un distintivo campanilleo en los escalones.

Una moneda de cinco Yen rondado junto a sus pies.

En dos segundos, el hombre que iba delante de él se había adelantado dos metros.

Una mano fuerte se cerró sobre su boca, ahogando la exclamación de sorpresa, mientas sentía como su cuerpo era impactado por ligeros toquecitos en su cuello, espalda y tórax. Para su horror, sintió como se le aflojaba el cuerpo. Impotente, vio a un joven de pelo y sonrisa superior materializarse delante de él, sosteniendo una cuerda, que usó para atarlo y colgarlo de cabeza del techo. Los ojos amenazaron con escaparse de su cabeza cuando vio al muchacho hacer perforaciones en el concreto usando sus dedos.

Ranma se llevó un dedo a los labios. "¡Sshh!", susurró, mientras desconectaba las lámparas en ese nivel, dejando al mercenario abandonado en la oscuridad.

(oO\oO\o)

La puerta en el nivel del salón de espera bajo el helipuerto, se abrió con cuidado; tres hombres salieron al pasillo de los ascensores, y se dirigieron al salón.

Una despreocupada Tendo Nabiki leía unos apuntes en su computadora portátil, mientras disfrutaba un café, obviamente obtenido de la máquina junto a la entrada. Los mercenarios la miraron estúpidamente duran un momento.

Nabiki alzó la vista, lo examino un momento, fijando su atención en el más alto. "Ahora si la hiciste buena, Kuno-baby, asalto con intención de secuestro. Y me imagino que todos esos hombres armados son para deshacerte del Ranma-kun¿verdad?"

El hombre en ropas de asalto se puso rígido, se llevó una mano a la cabeza y se quitó la máscara negra. "Solo una mente retorcida puede hacer tales difamaciones, yo no vine a secuestrar a nadie, vengo a reclamar a mi mujer. ¿Y como supiste que se trataba de mi augusta persona?"

"El bokken, cerebro de madera, el bokken. Es tan distintivo que cualquiera en Furinkan hubiera llamado a la policía y te hubiera delatado. Ningún mercenario que se respete usaría un arma de madera, para eso se necesita ser... tu."

"Bah, no importa, saldremos de aquí y te llevaremos con nosotros, para que nos reveles donde está mi sirena del misterio."

"¿Tu y cuántos más?", la sonrisa de Nabiki era para hacer que cualquier tiburón se sintiese orgulloso.

Kuno Tatewaki alzó una ceja y chasqueó los dedos.

Nabiki inclinó la cabeza hacia su derecha.

Kuno repitió su señal.

Nabiki enarcó una ceja.

Otro chasquido de dedos, y manchas de sudoración en axilas, cuello y frente.

Nabiki enarcó la otra ceja.

Otro chasquido de dedos, y una urgente necesidad de vaciar su vejiga.

Los ojos de Nabiki se desviaron de Kuno, para mirar a alguien detrás de él.

Contrario a los integrantes del comando de mercenarios, Kuno perdió el sentido en forma muy dolorosa.

(oO\oO\o)

Está completamente loca, pensó Ukyo cuando la mujer de rojo saltó de la cornisa de un edificio, impulsándose con increíble fuerza hasta librar la avenida, para quedar colgando de la pared de cristal del edificio MakaDine.

Ukyo miró quince pisos hacia abajo y meneó la cabeza. Ella era buena, pero también conocía sus límites. Solamente Ran-chan podría hacer algo parecido. Se dio la vuelta...

...Y casi le da un ataque cardiaco al encontrar a Shampoo, mirándola con curiosidad.

"¡Kami-sama, no hagas eso!", exclamó.

"¿Por qué chica-espátula seguir a Guerrera Escarlata?", dijo la amazona.

"Buenas tardes a ti también, Shampoo", Ukyo hizo una mueca sarcástica. "Mi intención era vigilarla para poder pedirle la revancha."

"Bueno querer competir con mejores", asintió Shampoo, "pero mejor es no morder más de lo que poder masticar."

Ukyo enarcó una ceja, miró a la Visitante Escarlata de Dojos que terminaba de escalar el edificio y se perdía de vista por la cornisa de la azotea.

"Eso puedo creerlo", dijo la chef, luego le dirigió una mirada calculadora a la amazona. "¿Y tu por que la sigues?"

"Bisabuela decir que ella poder ser buena amazona", se encogió de hombros, "pero yo no seguir a tu Guerrera Escarlata."

"¿No?"

"Yo seguir a mi Guerrera Escarlata", y señaló con un brazo hacia un edificio vecino, desde donde otra mujer de rojo estaba saltando hacia el edificio de MakaDine.

Los ojos de la joven Kuonji se abrieron por la sorpresa. "¿Son dos?"

—————————

(oO\oO\o)

(1)

Cada vez
que la lluvia cae
cierro mis ojos y escucho.
Puedo oír el desolador sonido
del cielo mientras llora.

Escucha a la lluvia
Aquí viene otra vez
Óyelo en la lluvia

Siente el toque
de lágrimas que caen -
no caerán por siempre
si el día fluye de esa manera
todas las cosas vendrán
todas las cosas se irán

Escucha a la lluvia
...la lluvia...
Aquí viene otra vez
...otra vez...
Óyelo en la lluvia
...la lluvia...

Tarde en la noche
me desplazo a lo lejos -
puedo oírte llamando,
y mi nombre
está en la lluvia,
las hojas de los árboles susurrando
misterios del profundo mar azul.

Incluso cuando
este momento termine,
no puedo dejar escapar este sentimiento
Todo
volverá otra vez,
cayendo,
del cielo mientras llora.
Oye mi nombre en la lluvia.

—————————

It's in the rain
Enya

—————————

(2) Un arma TASER es del tipo menos letal, y funciona aplicando una descarga de alto voltaje, para inmovilizar a una persona. Los departamentos de policía de muchos lugares del mundo han cambiado de armas de fuego a armas eléctricas. El nombre TASER es un acrónimo de 'Thomas A. Swift's Electric Rifle' o 'Rifle Eléctrico de Thomas A. Swift', en honor a un personaje de ciencia ficción, Thomas Swift, que era un muchacho ingenioso e inteligente que inventaba todo tipo de aparatos.

(3)

Recuerdo toda mi vida
la lluvia cae tan fría como el hielo
Sombras de un hombre,
un rostro a través de una ventana, llorando en la noche,
la noche que se pierde en—

La mañana, justo otro día;
gente feliz pasa a mi lado.
Mirando en sus ojos,
veo un recuerdo, nunca me di cuenta
lo feliz que me hacías.

Oh, Mandy, bueno,
llegaste y entregaste sin tomar,
pero yo te alejé.
Oh Mandy, bueno,
Me besaste y me hiciste dejar de temblar,
y hoy te necesito. ¡Oh, Mandy!

Estoy parado al filo del tiempo;
Me aleje cuando el amor era mío.
Atrapado en un mundo de dificultades (lit. donde se trepa cuesta arriba),
las lágrimas están en mi mente
y nada tiene sentido (lit. nada hace rima).

Oh, Mandy, bueno,
llegaste y entregaste sin tomar,
pero yo te alejé.
Oh Mandy, bueno,
Me besaste y me hiciste dejar de temblar,
y hoy te necesito. ¡Oh, Mandy!

El ayer es un sueño, me enfrento a la mañana
llorando en la brisa, el dolor está llamando

Oh, Mandy, bueno,
llegaste y entregaste sin tomar,
pero yo te alejé.
Oh Mandy, bueno,
Me besaste y me hiciste dejar de temblar,
y hoy te necesito...

Oh, Mandy, bueno,
llegaste y entregaste sin tomar,
pero yo te alejé.
Oh Mandy, bueno,
Me besaste y me hiciste dejar de temblar,
¡y te necesito!

—————————

Mandy
Vocals: Barry Manilow
(Scott English/Richard Kerr)

—————————

(4)

Ah, mira a toda la gente solitaria.
Ah, mira a toda la gente solitaria.

Eleanor Rigby recoge el arroz en la iglesia donde se celebró una boda,
Vive en un sueño.
Espera en la ventana, usando un rostro que guarda en una jarra junto a la puerta,
¿Para quién es?

Toda la gente solitaria¿de donde vienen?
Toda la gente solitaria¿A dónde pertenece?

El Padre McKenzie, escribe las palabras de un sermón que nadie escuchará,
Nadie se acerca
Véanlo trabajando, remendando sus calcetines en la noche cuando no hay nadie,
¿De que se preocupa?

Toda la gente solitaria¿de donde vienen?
Toda la gente solitaria¿A dónde pertenece?

Ah, mira a toda la gente solitaria.
Ah, mira a toda la gente solitaria.

Eleanor Rigby murió en la iglesia y fue sepultada junto con su nombre.
Nadie asistió.
El Padre McKenzie, sacudiéndose las manos de polvo mientras se aleja de la tumba.
Nadie fue salvado.

Toda la gente solitaria¿de donde vienen?
Toda la gente solitaria¿A dónde pertenece?

—————————

EleanorRigby
The Beatles
(Lennon/McCartney)

—————————