Antes de empezar... Bueno, lo prometido es deuda, así que ya está esto aquí. Decir ante todo que el fic no es mío, sino de Angel Hinaningyou, y que yo sólo me remito a traducirlo y a colgarlo. Espero que os guste ;)

CUENTOS DE INVIERNO (THE WINTER TALES)

Capítulo 1

"¿A dónde va, taicho?" preguntó Matsumoto cuando vio a su capitán salir de la oficina.

"Al baño" respondió Hitsugaya sin volverse. En realidad no tenía intención de ir a tal lugar. Las ebrias divagaciones de Matsumoto sobre Ichimaru Gin le hicieron pensar inadvertidamente en Hinamori (algo que hacía muy a menudo, incluso antes de sus días de shinigami). Y como siempre, desde el día en que ella fue herida gravemente y entró en coma, la repentina pero irresistible urgencia de verla (como en cada momento libre que tenía) surgió otra vez.

Matsumoto sabía muy bien que su capitán mentía. Aunque Hitsugaya había perfeccionado el arte de ocultar sentimientos, estaba muy claro para los otros doce capitanes y tenientes que Hinamori Momo ocupaba un lugar muy importante en su corazón, quizá el más importante. Sin embargo, decidió dejarlo pasar. Le parecía inapropiado juzgar su actitud melancólica desde que la condición de Hinamori-chan se volvió crítica, y destapar los sentimientos que él tan cuidadosamente intentaba esconder.

Por eso, cuando Hitsugaya dijo que iba al baño ella respondió con voz despreocupada: "¡Vuelva pronto!"

Se recostó sobre el marco de la puerta y la observó. Ella estaba aún acostada en la cama en la misma posición en la que estaba una semana antes. Caminó despacio hacia ella hasta que alcanzó el lado de la cama, para examinar su rostro. Cualquiera que no supiera nada de su condición podría pensar que sólo estaba durmiendo. Tenía una expresión pacífica en la cara. La misma que Hitsugaya sabía que no tendría durante un buen tiempo cuando... bueno, si se despertaba.

Las circunstancias que ella había tenido que soportar eran demasiado para un alma tan buena como la suya. Primero fue la muerte de su adorado capitán, después la falsa revelación de que fue su mejor amigo de la infancia quien lo mató. Se hundió finalmente cuando, en un arrebato de furia, dirigió el filo de su espada contra él. Le había mirado, tan perdida, tan confundida y traicionada... No sé qué hacer ya, Shiro-chan... Sus manos habían sangrado de haber agarrado el mango de su zanpakutoh demasiado fuerte, la fortaleza física fue la única fuerza que mantuvo su espada contra él. La última estocada vino de su propio capitán, cuando ella al verlo recuperó la esperanza y la alegría al ver que no había sido asesinado, que su capitán estaba vivo y que Toushiro no la había traicionado; sólo para arrebatarle esa recuperada alegría cuando atravesó su pecho con su espada.

Hitsugaya apretó el puño. Nunca perdonaría a Aizen, ni a Ichimaru, pero principalmente al primero. Aizen, te mataré... Pero al verla otra vez se vino abajo. No había podido protegerla, y tampoco podría vengarla. Su bankai, Daiguren Hyourinmaru, fue derrotado incluso antes de haber liberado todo su poder.

La miró de nuevo y apartó un mechón de pelo de su cara.

"Hinamori" susurró, su voz preocupada era casi un lamento.

"Vuelve conmigo, Momo moja-camas..."

La noche caía. El viento invernal aullaba y la lluvia caía a raudales.

En la sala de recuperación de la cuarta división, Hinamori Momo se fue despertando poco a poco.

Continuará...

N/T: Bueno, ¿qué os ha parecido? Entre mañana y pasado colgaré el segundo, según el ritmo de traducción. Podéis dejar opiniones sobre lo que penséis, o sugerencias, que siempre se agradecen xD

Sed felices y... Hasta el próximo capítulo!