HOLA!!!!

u.u Espero me disculpen por la tardanza, en especial tu estrella por que te habia prometido que dentro de dos dias pero fueron mas, te juro que no era mi intencion, pero comprendeme y disculpame por fis ;-; entre la escuela, el sueño, el hecho de que solo puedo ocupar la computadora un dia, y pues como nada mas una de las dos (mi hermana y yo) la puden tomar pues mi hermana me la ganaba y era de vez en diario, pero por fin gane la batalla n.n...pero en fin, espero me disculpen, por cierto Caro...la historia va a tener un cambio...no va a ser como te habia dicho...pero no te preocupes ya estoy escribiendo un fic especialmente para ti con tu pareja favorita...y no hace falta decirtela n.n, en fin espero te guste el nuevo fic, hay luego te envio un mensaje para que la leas haber que te parece...

Y haber que les parecea ustedes lectoras y lectores (si es que hay lectores) este nuevo capitulo...que por fin lo traigo... en fin, espero lo disfruten y...mil gracias a todos los que me dejan reviwes normales y anonimos, me encantan, y la respuesta para todos los que me escriben es un "GRACIAS" no saben que tan feliz me ahcen sus reviews...

en fin ya los dejo para que lean el capitulo.

¿EMBARAZADO?

CAPITULO 4

Era una mañana alegre, el sol regalaba un ambiente calido, casi como la fogosidad de una fogata en el frío, con un dulce cariño. Al parecer Apolo estaba de buen humor, Aeolos de igual manera ya que le viento era tan dulce y tierno como una brisa matinal; ese día era perfecto de no ser por que Shion estaba poniendo a entrenar a todos y cada uno de los 88 caballeros del santuario…al parecer estaba de buen humor ya que habían empezado con mil vueltas al coliseo y otras veces empezaban con 2 mil o 5 mil o algo así depende cual fuese el animo del patriarca.

-espero que Mey este bien, y que aun no se haya despertado…-comentaba Afrodita a su compañero de adelante, el cual era nada mas y nada me nos que (música de fondo de cuando se gana uno un premio en los programas esos) el maestro Camus.

-esperemos que no, es un poco inquieta….pero no te preocupes, no tardaremos en terminar, cuando vayamos a desayunar tendrás que encontrarla en algún templo…-dijo el honorable maestro Camus para tratar de calmar al guardián del ultimo templo.

-el problema no es encontrarla…el problema son sus travesuras…-respondió Afro.

-¡¡¡Alto!!-se escucho una voz firme que ocasiono que todos los caballeros, dorados, de bronce, plata y demás (si es que hay de mas) se detuvieran de un solo golpe-termino su entrenamiento, pueden retirarse…-dijo el patriarca para después dar la media vuelta y comenzar su caminata con destino a su templo seguido de Dohko, Afrodita aplaudió un par de veces y salio corriendo del lugar para encontrar a cierta personita, pronto vio pasar a otro caballero mas…este logro rebasarlo permitiéndole observar unas ropas de entrenamiento grisáceas, cabello corto, azul como el mar y de tez bronceada.

-no creas que me vas a ganar…-dijo aquel caballero mirando de reojo al regido de piscis.

-bien jaibita….veras lo que es velocidad…-respondió Afrodita logrando rebasar a su amigo Death el cual pronto se puso a su altura, ambos continuaban corriendo hasta detenerse en el cuarto templo, no por que quisieran, no lectoras y lectores (si es que hay lectores o.ó) como decía, no se detuvieron porque fuese buena onda Dita y pasara a aventar a Death en su mugroso templo…sino por que aquel mugroso y escalofriante templo estaba pitado con muchos colores, cada rostro pegado en las paredes tenia en la mejilla arco iris, corazón, estrellas incluso nubecitas, floreritas y solecitos sonrientes.

-voy a matar al responsable de esto…-murmuro Death apretando los puños al ver su templo tan colorido y alegre.

-a mi me parece bonito…-decía Afrodita nervioso, al parecer sabia quien había sido el responsable o mejor dicho la responsable de la alegría del cuarto templo.

-tío Death…-dijo una pequeña niñita de cabello celeste que cubría su espalda sujetado en una coleta, un lunar debajo del ojos en la mejilla derecha (creo que no falta dar mas descripción, además que me canso…) la pequeña criaturita corrió a los brazos de Death el cual estaba atónito observando enfurecido las paredes de su templo, la pequeña replica de Afrodita en miniatura estaba aferrada a las piernas del guardián del cuarto templo el cual aun no reaccionaba.

-¿Qué ondas nena?!!!-exclamo Syd el cual apenas llegaba al cuarto templo seguido por todos los demás caballeros dorados (debo mencionar que Syd también estaba en el entrenamiento, no pregunten como llego allí o por que esta allí por que si no me pasaría todo el capitulo explicando miles de posibilidades por las cuales llego al santuario, en fin continuo con el fic mejor…jijiji)

-Hola Tío Syd…-respondió la pequeña niña soltando las piernas de Death-tío Death…pinte los rostros de su templo para que no se vea tan oscuro y triste…leí en un libro que me presto el maestro Camus…que los colores le ponen alegría a las cosas…por eso pinte las paredes de su habitación de color amarillo, para que este alegre y quedamos jugar algún día…-continuo la criaturita mientras que Afrodita pensaba rápidamente como tratar de controlar a Death para que no matara a su bebita.

-¿Qué hiciste que?-pregunto Death desconcertado.

-pinte las paredes de su cuarto de amarillo…(tic en el ojo de Death) y en la parte de enfrente…cerca de la puerta dibuje su templo con muchas plantitas, carritos…y también lo dibuje a usted con una sonrisa, no muy grande pero esta feliz (doble tic en el ojo)….venga a verlo…-respondió la pequeñita jalando a Death de la mano logrando que este la siguiera seguido de Syd y Afrodita mientras que los demás dorados pasaban por el templo comentando sobre la pequeña e inocente travesura de la pequeña.

-no puede ser…-dijo Death al ver los dibujitos, no era una gran obra de arte, solo dibujitos normales de una niña de 5 años, el muñequito que parecía ser Death, era a base de círculos, líneas rectas y en sic zac formando el cabello y cuerpo del guardián del templo, Afrodita poso su mano en la boca mientras que Syd estaba muy al pendiente para salvar a la niña de una seguras "ondas infernales"

-¿le gusta? Tarde toda la mañana en hacerlo…desde que mi papá se fue a entrenar…-comento la niñita sujetando la mano de Death.

-Mey…creo que no debiste hacerlo…tu tío Death…ah…no le gustan ese tipo de cosas, él es feliz a su manera, es decir, no necesita dibujitos o colores para ello…-decía Afrodita a su hija la cual lo observaba con atención al mismo tiempo que Death posaba su mano en el dibujo que había hecho la pequeñita.

-¿Entonces como se contenta? …me gustaría que jugara conmigo-pregunto Mey con inocencia.

-KYAAAAAAAAAAA…..¡¡¡NO ES POSIBLE QUE HAGAS ESTO…ES LA TERCERA VEZ EN LA SEMANA!!! Si no pintas mis sabanas y almohadas llenas mi templo con flores, plantas, juguetes y no se que tantas…tantas…COSAS ¿y ahora dibujas en mi templo?!!! Ya basta Mey, comprende que odio ese tipo de cosas…-exclamo Death provocando que la susodicha entristeciera el gesto y mirada.

-lo lamento…Tío Death, yo no quería hacerlo enojar…solo trataba de…de…de hacer que me quisiera siquiera un poco….-dijo la pequeña Mey con los ojos cristalizados, Afrodita iba a abrazarla pero esta rechazo el abrazo y salio corriendo del templo.

-¡¡Mey!!-llamo Afrodita tratando de detenerla.

-yo voy a cuidarla…-dijo Syd para después salir corriendo del templo para seguir a la pequeña.

-Death….-musito Afrodita.

-y no empieces a decir que hice mal…por que no fue así…

-¿Qué no fue así?!! Death…hiciste llorar a mi niña…ella solo quiere agradarte, que la aprecies aunque sea un poco, pero N0…siempre tienes que hacer lo mismo, ser cruel, cruel y mas cruel…Death por que no tratas de ser un poco mas…dulce, comprensivo, no te pidas que tal vez seas como yo que soy un romántico de primera pero…al menos se un poco amable con la niña, ya si no es de favor, al menos ten consideración…un día tu y yo éramos igual de pequeño y hacíamos miles de travesuras y aun así tu padre se mostraba un poquito tierno contigo, que eras el mas tremendo…

-al diablo con eso…solo….dile a Mey que se olvide de esas tonterías y que la espero aquí a las 4 para entrenar…-dijo Death entrando al cuarto de baño par preparar jabón y todo lo necesario para limpiar su templo.

-a no…vendrás conmigo, tienes que desayunar…en cuanto terminemos te vendré a ayudar, encargo a Mey con Syd y asunto arreglado-dijo Afrodita mientras que jalaba a su mejor amigo.

Ya se encontraban los caballeros dorados, de bronce, Syd y Mey en la mesa, todos desayunando, algunos platicando, otros solo se limitaban a comer sus alimentos y platicar para después; la pequeña Mey se encontraba comiendo poco a poco, sentada entre Syd y Afrodita, Mizar la observaba algo triste, no era normal que aquella niñita estuviese tan triste, llego el momento del postre, los caballeros de bronce repartieron unos pastelitos con una cerecita en la cima, se veía delicioso.

-toma pequeña….-dijo Shun dándole el pastelito a Mey acariciando su cabello fraternalmente, la pequeña solo se limito a sonreír y musitar un gracias, todos ya tenían un pastelito a excepción de Death ya que a él no le gustaba lo dulce, era un pequeño secreto que casi nadie sabia, solo los que lo conocían desde hace mucho tiempo, es decir todos, pero una de las personas que no conocían aquel desagrado por lo dulce de parte de Death era la pequeña Mey.

-tío Syd…-llamo Mey en voz baja tratando de llamar la atención de susodicho, logrando su cometido, este discretamente agacho la cabeza para escucharla- creo que ya se como contentar a mi tío Death…a él no le toco pastelito, le daré el mío y de seguro así me querrá por fin…

-me parece una buena idea…-dijo Syd en voz baja al igual que la pequeña la cual choco su pequeña mano con la de Syd para después levantarse con el pastelillo en las manos (claro con un plato) y acercarse a Death el cual estaba a una silla de ella, es decir que estaba sentado a un lado de Afro.

-tío Death….-dijo la pequeña para llamar la atención del canceriano el cual se volvió hacia ella mientras mordía un palillo- ah…yo…ah…quiero disculparme por lo de su templo…tome…le regalo mi pastelito…espero lo disfrute…y me disculpe-estiro sus pequeños brazos para darle el pastel a Death el cual lo recibió arqueando una ceja- bueno, espero le guste compermiso, tengo que prepararme para mi entrenamiento con el señor Mu¡provecho a todos! –hizo una pequeña reverencia antes de salir del templo del sumo sacerdote donde todos desayunaban.

-vaya…-musito Saga.

-¿vaya que?- Pregunto Death dejando con cuidado el pastelito en la mesa.

-la nena te quiere…-dijo Aioria.

-y demasiado…-completo Aioros.

-deberías mostrarte un poco mas cariñoso con ella…al menos en los entrenamientos allí nadie te vería…es pequeña, tal vez cuando sea mayor comprenda un poco mas como tratar contigo, mientras podrías enseñarle –opino Aldebarán suicidando a la pequeña cerecita sobreviviente del pastelito; Death soltó un suspiro.

-Al menos vas a comerlo ¿no?-pregunto Afrodita observándolo, Death no respondió solo poso su mano a un lado del ojo y asintió.

-lo sabia….-musito Afrodita recargando un poco su cabeza en la de Death.

-muy bien…comenzaremos con el entrenamiento niña…-dijo Death mientras entraban al coliseo.

-¿este es el coliseo? Es muy bonito…mi tío Aldebarán me dijo que me traería pero…aun no lo hace….usted es el primero…gracias…-dijo Mey entusiasmada abrazando las piernas de Death ya que era a donde le llegaba.

-claro, claro…ahora…comienza a calentar….diez vueltas….-ordeno Death, dicho este por el canceriano Mey lo soltó y comenzó a correr.

Después de las 10 Vueltas….

-muy bien…por ahora no entrenaras mucho…iremos al templo de tu padre que ya es tarde…además quiero salir…anda…-ordeno Death, Mey asintió y lo sujeto de la mano comenzando a caminar a su lado como si Death fuese su papá

-¡¡¡Hola!!!!-exclamo Afrodita entusiasmado cargando a Mey la cual rió en cuanto Afrodita le dio una vuelta y la volvió a dejar en el piso.

-¿quieres ir a cenar? –pregunto Death acostándose en la cama de Afrodita el cual apenas entraba en la habitación.

-¿por que no? solo nos llevamos a la niña para dejarla con Aldebarán…-dijo Afrodita sentándose en la orilla de la cama observando a Death.

-Afro….

-papá…mi tío Syd acaba de llegar…dice que si me deja ir con él al templo del patriarca…-dijo la pequeña mientras que Syd entraba a la habitación de Afro recargándose en el marco con una sonrisa y levantando la mano para saludar al guardián del templo.

-claro mi amor, solo no le des problemas a tu tío Syd ¿me lo prometes?-pregunto Afrodita mientras que Death se sentaba a un lado de Afro mas dormido que despierto.

-si padre como diga…-dijo Mey antes de ir corriendo hacia Syd.

-no te preocupes Afro…yo la cuido…-dijo Syd antes de cargarla y salir del templo.

-bueno…prepárate y nos vamos…. –dijo Death mientras encendía un cigarrillo, Afro negó con la cabeza y trato de quitarle el puro.

-Death…sabes que no debes fumar…es malo para la salud…

-ña…no te preocupes…andale, prepárate para que nos vayamos…-dijo Death mientras salía del templo

-"las únicas veces que Death fuma es cuando algo le preocupa ¿Qué será? Le preguntare en cuanto estemos cenando" –se dijo a si mismo Afrodita mientras que se ponía una camisa un poco ajustada sin mangas con unos guantes negros en las manos, un pantalón negro que entallaba su figura, zapatos negros y por ultimo cepillo un poco su cabello; se observo en le espejo…paso su mano por sus labios para quitarse el brillo que le daba a su boca un color mas rosado.

-así esta mejor…creo…-se dijo a si mismo antes de regalarle una sonrisa a su reflejo y salir para encontrarse con Death.

-¿listo?-pregunto apagando el cigarrillo y aventando por allá lejos la colilla (del cigarrillo, no se me vayan a confundir niñas y niños n.n)

-sip…vámonos…-dijo Afrodita entusiasmado.

-ale pues…-respondió Death comenzando a descender por los templos, al pasar por el cuarto templo Death paso a cambiarse saliendo con un traje de cuero que torneaba su figura ( ya se imaginaran ¿verdad? n//-//n) en fin, continuaron caminando hasta llegar a un restaurante, Death se sentó y ordeno espagueti….Afrodita pido lo mismo.

-ah…Death…-dijo Afrodita mientras que Death observaba el vaso de agua.

-¿si?

-te veo muy desanimado…además el lugar es muy tranquilo…siempre que vamos a cenar suele ser algo rápido y después vamos al antro o algo así…

-sep lo se…-respondió- Afro… ¿no te has dado cuenta? El cosmo de tu hija…es fuerte…incluso he llegado a pensar que mas fuerte que el de Athena…-comento, Afrodita lo observo con los ojos abiertos de par en par, los entre cerro e inclino la cabeza.

-aquí esta su orden…-dijo el mesero.

-gracias…-musito Death-ya lo habías notado ¿cierto?-pregunto, Afrodita asintió.

-si…pues veras…después de que nació Mey…cuando te fuiste al poco tiempo escuche a Eros, trate de despertar pero no me fue posible…sentí que me observaba a mi y a Mey…y dijo algo….algo que me dejo…asustado…preocupado…y un poco triste, esas palabras lograron que yo disfrutara cada minuto de la vida de mi niña….-respondió Afrodita mientras que sus ojos se cristalizaban, Death acerco la silla hacia su amigo para tratar de apoyarlo en el problema del cual no tenia ni idea.

-¿pero que te dijo Afro?-pregunto Death posando sus manos en los hombros de Afro el cual levanto la mirada y la cara para encontrarse con unos ojos azul profundo serenos y decididos a saber lo que ocurría, Afrodita abrió un poco la boca para hablar, Death lo observo tratando de decirle con la mirada que confesara, que le dijera lo que ocurría.

-Death…-las lagrimas comenzaron a salir y afrodita bajo nuevamente la cabeza mientras que Death lo consolaba.

-¿Qué ocurre¿Por qué esas lagrimas Afro¿Por qué?-pregunto Death abrazando con fuerza a su amigo el cual se aferraba a la camisa de Death el cual acaricio fraternal mente el cabello de su amigo.

Syd yacía dormido en un montón de sabanas amontonadas formando una especie de colchón, Mey se encontraba a su lado; la pequeña abrió los ojos, se levanto y comenzó a caminar hacia la entrada del templo de escorpión, donde ella y Syd se encontraban, al igual que Milo pero Milo ya estaba dormido en su cama.

-ya casi es hora…-dijo Mey mientras que se sentaba en el suelo del templo observando fijamente la luna mientras que unas lagrimas corrían por sus mejillas…-tengo poco tiempo…-concluyo soltando un suspiro apretando fuertemente una de sus muñecas con sus manos como si quisiese protegerlas de algo.

-no…mil…o….-murmuro Syd logrando que Mey se volviera hacia él, soltó otro suspiro, se acerco a él y se volvió a acostar para lograr dormir.

-Afro ya dime por fa…-suplico Death logrando que Afrodita se alejara un poco de él y se secara las lagrimas, los ojos celestes del guardián del ultimo templo se posaron en los azul mar de Death.

-lo haré…-dijo el sueco tragándose el nudo de la garganta, Death movió la cabeza tenuemente dándole a entender a su amigo a que prosiguiera, Afrodita abrió la boca decidido a hablar.

CONTINUARA...

HOLA DE NEUVO!!!

Espero que les haya gustado...

bueno...me gustaría echarles algún choro pero ya no se me ocurre nada...además que todavía tengo una que otra tarea que hacer...de la escuela y domestica ¬¬ odio las domesticas, pero en fin n.n

de nuevo mil gracias a aquellos que se toman la molestia de escribirme reviews...bueno ya los dejo de aburrir y me despido deseándoles:

"Felices Fic" "Feliz "Día" y muy pero muy "FELIZ VIDA"

Con muchisisisimo cariño:

"Jessy De Geminis"

mensaje de mi:

"El Amor Por Saint Seiya No Se Crea Ni Se Destrye, Solo Se Trasforma"

(¬¬ afectan las clases de quimica) n.n como el mio que solo surgio y ahora es mas grande que el mismo univeso...

¡¡¡¡VIVA SAINT SEIYA¡¡¡VIVA¡¡¡VAVA LAS FANATICAS¡¡¡¡¡¡VIVA!!!!