Hola¿que tal? bueno pues esta historia esta situada despues de el cofre del hombre muerto y bueno ojala les guste. Dejen Reviews!!!

disclaimer: Lamentablemente Piratas del Caribe no nos pertenecen, le pertenecen a Disney y eso incluye a los personajes... lastima como deseriamos que Jack y Will fueran de nosotras...pero no es asi. Asi que sin mas que decir los dejamos con: "Mi historia entre tu espada"


"Mi historia entre tu espada"

1-Larga despedida

Corría. No sabía el porqué, solo corría hacia él por un camino sin fin; lleno de esperanzas, de esperanzas falsas que solo hacían que el camino fuera cada vez más distante. Podía sentirlo, el aire le faltaba, estaba cansada de correr tanto, pero sin embargo; no paraba, quería llegar, o tal vez solamente saber quién le esperaba al final. Podía sentir el aire frío de invierno en la cara y su cabello moverse descontroladamente con el viento. La luna llena brillaba arriba de ella dejando ver la sombra de una persona al final del camino, como a diez metros de ella; esperándola mientras veía su espada y la limpiaba con un desgastado trapo rosa que colgaba de su cinturón. Su cabello negro, sedoso y algo enmarañado iba amarrado en una pañoleta roja y era ocultado por un sombrero de tres picos marrón, típico de un pirata. Típico de él.

La veía detenidamente, admirando su belleza. Era tan hermosa como una tarde de verano en el Perla, viendo al horizonte el atardece, que dejaba que el día concluyera y diera paso a otro magnífico día. Su belleza, lo dejaba hipnotizado, era semejante al de una sirena. Nunca pensó estar tan enamorado de alguien aparte del mar que hasta hace poco era su único amor y menos de alguien con tal semblante.

De pronto, toda la escena cambió drásticamente, ya no estaban en un camino sin fin, sino en la cubierta de un barco pirata que no todos tenían el placer de ver, el Perla Negra, navegando a mitad del océano, a toda máquina, como a ella le gustaba.

Comenzó a aminorar su paso, recuperando la respiración. Comenzó a caminar sin despegar los ojos de su objetivo; ese lindo pirata que tantos problemas estaba causando en su interior. Tantos nudos y revoltijos que no la dejaban seguir el camino que desde niña había planeado tan cautelosamente. Ese hombre que la estaba llevando a hacer aquello que nunca había pensado ser capaz de hacer, de llegar hasta el límite sin importarle las consecuencias. Hacer todo lo que siempre había querido, pero no podía hacer, por el simple hecho de ser mujer.

De pronto, lentamente, como si tuviera todo el tiempo del mundo, el se paró y comenzó a retroceder, tratando de entender lo que hacía. Trató de evitar su mirada que hechizaba la mente, mientras guardaba su espada. Pero era demasiado tarde, ella ya había llegado hasta él, que aguardaba parado y ahora se dejaba ser acariciado por sus delicadas y dulces manos que jugaban con las tres únicas trenzas que le colgaban de la barbilla, mientras trataba de besarlo. Ella se fue acercando poco a poco hasta que sus labios tocaron los suyos, terminando en un apasionado beso. Sin pensarlo, se dejó llevar por su encanto, por el momento, por el deseo de sentir su cuerpo junto al suyo. Ella lo guió suavemente en retroceso, hasta llegar a la proa, a la parte del timón, su lugar preferido, donde ella lo esposó al timón condenándolo de esa manera a ser devorado por el kraken, el terrible mounstro marino que ya se estaba preparando para lanzar sus tentáculos al Perla Negra y así hundirlo hasta el fondo del mar junto con su capitán.

"Lo siento Jack,"le dijo tratando de ocultar las lágrimas que trataban de brotar de sus ojos, mientras se apartaba de el "pero tengo que hacerlo" ella quería probar esa boca de nuevo pero se contuvo con todas sus fuerzas y prosiguió diciéndole "No dejará de buscarte hasta matarte, no lo entiendes? No quiere al barco, ni a nosotros, te quiere a ti" dijo tratando de contener las lágrimas.

El la miro y con una sonrisa le dijo: "Pirata" ella sabia que era verdad, después de todo fue egoísta con sus impulsos, lo miró por ultima vez y salió corriendo hacia la popa donde en una balsa junto al Perla Negra, estaban todos los demás piratas junto con su verdadero amor, que esperaba impaciente su regreso para poder partir.

Elizabeth se sintió miserable por haberlo dejado ahí, indefenso al ataque de semejante bestia y atado a la perdición. Sabía que había echo lo correcto ¿o no? En el fondo ella sabia que hizo lo correcto, pero por las razones equivocadas, ya que ella le colocó los grilletes por miedo a que si seguía pasando mas tiempo con Jack no podría seguirle siendo fiel a su prometido Will, ella sabia que estaba enamorada de ese pirata apuesto e inteligente, solo que no lo quería reconocer, a pesar de que la brújula se lo dijo y en el fondo sabia que era verdad, así que lo condeno por miedo pero siguió convenciéndose a si misma de que no era así que había hecho eso por salvar a todos, esa era la única manera de deshacerse del kraken y de Davie Jones de una vez por todas, pero sería una culpa que cargaría con ella hasta la tumba.

Pensando una y otra vez en el pobre de su amigo el pirata, bajo lenta y cuidadosamente a la balsa, donde todos aguardaban impacientes su regreso... y el de Jack.

"Dijo que no lo esperáramos," mintió Elizabeth sintiendo un tremendo dolor en su pecho al ver la cara de todos cuando Gibbs preguntó por el, " dijo que le diéramos algo de ventaja...". volteó a ver a Will que la veía consternado y triste¿habría visto la escena? No ella esperaba que no. Que descuido de ella, besarse con el mejor amigo de el hombre que tanto la amaba y la cuidaba, sin previo aviso o consentimiento, pero sin embargo ella no sentía remordimiento alguno por aquel beso, ese beso fue….diferente, esa era la palabra: diferente, cuando sus labios tocaron los de Jack fue como si nada mas importara, se sentía tan bien, no, no¿que estaba pensando¿En verdad fue tan mágico ese beso¡Claro que no!, se regaño Elizabeth a si misma, no pudo gustarle ese beso, esta mal, y luego fue traída bruscamente de sus pensamientos a la realidad al ver que…

A lo lejos el Kraken, ese gigantesco y grotesco monstruo marino, devoraba lentamente al Perla Negra que junto con su capitán, se dejaba arrastrar al fondo del océano Pacífico.

De pronto, Elizabeth despertó. Estaba sudando frío, haciendo que las sábanas se le adhirieran a la piel; las manos le temblaban un poco, dejando ver en ella el temor que guardaba bajo todo ese maquillaje.

La habitación era ...

Pareciera que el día estaba en su contra, no había ni un poco de Sol, todo era gris, al igual que su humor.


Bueno este fue el primer cap. ya saben si les gusta no olviden dejar reviews!