N/a:

Jeje…les recomiendo que le den una leída al capitulo anterior para refrescarse la memoria . Se me han ocurrido un montón de cosas emocionantes! Solo esperen y verán¡ :D!

¿ tienes una cuenta en Facebook? Agregame como Cecilia Meza y charlemos juntos ¡!^^

Autora: Chechu

Que lo disfruten tanto como yo lo disfrute!

Capitulo 9 : Te quiero

L:ay!no,no,no! Esto no puede estar pasando!!

K: ¿Dijiste algo Luna?

L: Esto es otro sueño no?- Dijo mientras se desabrochaba el cinturón de seguridad y se ponía de pie- Este es otro de los tantos sueños que todas las noches tengo ¡a mi no me engañarán esta vez! En cualquier momento me despertaré y estaré en mi cama!

K: Si tu quieres puedo dejar de conducir esta nave y pellizcarte para que te des cuenta de que esto no es un sueño ¿te gustaría? – Dijo Kaoru con la voz cargada de risa contenida

Luna miro con interés el tablero de mando de la nave con todas esas luces, botones y palancas. En sus sueños las cosas no aparecían con tanto detalle.

Y Kaoru tampoco: por lo general en sus sueños podía oír su voz pero nunca lo había visto con tanta claridad…hasta ahora. Podía ver cada cabello marrón oscuro y cada parte de su cuerpo.

Que la condenaran si había otra cosa más real que eso!

Nada de eso era un sueño: Casi todo su trabajo había sido destruido, de alguna forma Kaoru le había salvado la vida, ahora se encontraba camino a la casa del joven , de ahora en mas le esperaba un futuro incierto a Luna y ya no sabia que hacer.

Todo era cierto.

No sabia cuanto tiempo había estado sumergida en sus pensamientos pero para cuando se dio cuenta ya estaban llegando a su casa.

L: Kaoru, dime… ¿Qué colonia es esta?

K: esta es la colonia A5

Mientras avanzaban por la colonia a5, Luna se preguntaba como se le podía haber ocurrido a Kaoru la idea de vivir allí. Era cierto que en sus recuerdos Kaoru siempre estaba rodeado de la naturaleza de Sobreviviente, pero A5 era el seno de las familias adineradas!: Cada casa era más esplendida que la anterior. Ante sus ojos pasaban grandes muros y muchas ventanas, tantas que no podría contarlas con los dedos de las manos y de los pies. Luna recordaba que en las colonias existía un impuesto por las ventanas, entonces la mayor parte de ese impuesto debía recaudarse allí.

La nave se detuvo finalmente y Luna bajo de ella. Lanzo una rápida mirada a la casa antes de volverse al joven

L: ¿estas seguro que esa acá?

K: Si, claro que si- Su voz sonaba como un adulto hablándole a una niña pequeña

Nunca supo como consiguió que las piernas la llevaran a la puerta. Le temblaban de tal manera que se sorprendió de mantenerse en pie y mucho más de poder caminar, aquella casa no podía ser de Kaoru!

Era enorme, varios pisos se alzaban exigiendo la admiración de todo aquel que pasara por allí.

Entraron a la casa. Por dentro tenia una armonía absoluta, no había ni un calcetín tirado por allí ¿acaso los hombres eran siempre tan organizados?

K: Tu habitación esta en el piso de arriba

L: ¿Cuántas habitaciones hay aquí?

K: esta casa tiene 10 habitaciones, sin contar las despensas y las salas de estar. Pero la mayoría de las habitaciones están llenas de elementos de mi trabajo y…

L: OH, no…Has tenido que desocupar una habitación para mi? Kaoru, no era mi intención molestarte…

K: Es la habitación de huéspedes, no he tenido que desocupar nada

L: Ah! Eso es m…

K:Pero si fuese necesario hacerlo, lo hubiera hecho. Luna, tienes que quedarte aquí.

Lo que dijo en ese momento no era una confesión ni nada que se le pareciera, pero como la miro al decirlo! Con una seriedad absoluta, sus ojos se posaron en los de ella con tal profundidad que en ellos podía ver su reflejo, como si todas las estrellas del cielo se agruparan allí. Luna tubo que luchar contra la tentación de desviar su mirada hacia su boca, porque de lo contrario el lo notaria ¡y eso seria su perdición!

En ese momento todo se detuvo, el aire parecía desaparecer, junto con las preocupaciones, la melancolía que le producía volver a verlo y la preocupación de estar en un lugar totalmente extraño…

¡Ay, no! Otra vez se había quedado hipnotizada con su mirada, de seguro debía parecer una idota. Tenia que decir algo, rápido!

L: D- donde esta Chako?

K: Durmiendo en la nave , debe estar muy cansada

L: Si, lo esta. En estos días estamos…hummm...… estuvimos trabajando mucho en el planeta para restaurar el aire y casi no dormíamos.

K: Entonces ven que te mostrare la casa y luego podrás irte a descansar.

Y así lo hizo. Le enseño todas y cada una de las habitaciones, la ubicación de los alimentos en la cocina para cuando los necesitara y por ultimo la habitación de huéspedes…su habitación.

En ella podía observarse que era una habitación sin ningún estilo en particular, con el fin de que a nadie le disgustase. El color que predominaba era el violeta, que por ¿pura casualidad? Era su color favorito. Eso le daba al cuarto un balance perfecto entre armonía y pureza. Tenía una cama con acolchado violeta, las paredes blancas, una mesa de luz con un pequeño florero , un gran ventanal con un pequeño balcón y un pequeño cuadro en el cual podía verse una rosa enorme. Este ultimo le llamo la atención, era realmente bello, la frescura que reflejaba el cuadro , irradiaba una pasión única que la atraía. Se acerco mas al cuadro y con curiosidad busco la firma del autor en la parte inferior del cuadro, pero no había firma solo una frase escrita en blanco que decía…"te quiero"

Dios. Su corazón pareció detenerse en ese instante.

Fin del capitulo

¿Qué te parecio el capitulo?

Deja un review!^^

Besos!

Chechu-.