Disclaimer: Antes de nada me gustaría comentar que los personajes de Detective Conan y las canciones de estos songfics no me pertenecen. Son propiedad de Gosho Aoyama y del cantante o grupo musical, respectivamente. Sin embargo, yo me he inventado esta historia con la finalidad de divertirme y divertir a los lectores, o hacerlos llorar... ;) Por eso no me considero violadora de ninguna ley.


Os recomiendo enormemente que vayas a mi blog y lo leais con los lyrics, o al menos que lo leais mientras escuchais la cancion, porque si no no tendra sentido! No es por hacer publicidad (que tambien xD) pero en serio que os ayudara muchisimo a comprender el capitulo! Gracias.

La canción es de Luis Fonsi, por cierto!


IMAGÍNAME SIN TI

Querido Shinichi:

Hola otra vez. Como cada noche, aquí estoy escribiéndote, mostrándote mis pensamientos y sentimientos, para que sepas entenderme cada día, y por qué todavía sigo esperándote. Sé que ya hace dos años que te fuiste, que sigues ahí en algún lugar del mundo, esperando tu mejor oportunidad para volver. Y¿sabes? La espera es difícil, y hay días que incluso pierdo la paciencia y pienso mal de ti, sólo para hacerme sentir mejor. Pero quizás te alegrará saber que es del todo inútil, que no surte ningún efecto en mí. Por muy mal que piense de ti, por mucho que te insulte, sé que te seguiré esperando. Es superior a mí, no puedo hacer otra cosa... Bueno, ya tengo sueño...

Con amor,

de Ran.

----------------------------------

Querida Ran:

Supongo que ésta ya es mi rutina de cada noche. Escribirte esta pequeña carta, donde escribo lo que no puedo contarte, donde me desahogo, donde puedo quitarme estas máscaras, donde puedo al fin ser yo. Sé que quieres que vuelva, porque me echas de menos y todo éso... Tengo que confesar que yo también. Jamás pensé que mi ausencia te afectaría tanto, que todo ese daño que estoy causando te duele a ti más que a nadie. Supongo que si me vieras tal como soy, siendo el Shinichi Kudo encogido y afligido, y no el niño llamado Conan Edogawa, me entenderías mejor. Si vieras todo lo que sufro yo también al verte triste, pensarías que ese es el peor castigo que alguien enamorado puede sufrir. Si me vieras llorar, y tuviese que decirte quién soy yo en realidad, quizá volverías a ser tú, la de siempre, ésa que echo de menos, la chica de la que me enamoré. Los cielos ya me han castigado encerrándome aquí, no me hagas verte sufrir. Ojalá no estuvieras en peligro y pudiera contártelo...

Te quiere,

Shinichi.

Pd¿Ves? Yo me refería a ésto... Aunque intentes ahogarlos, se oyen perfectamente tus sollozos... No llores, Ran, no llores...

----------------------------------

Querido Shinichi:

Te sonará repetitivo, pero vuelvo a ser yo. ¿Por qué no vuelves¿Qué te cuesta dejar ese caso a medias¿Tan importante y difícil es¿Por qué no admites ayuda? Dime dónde estás. Una vez me dijiste que estando yo a tu lado, las ideas y métodos te venían más rápido a la cabeza. ¿Y si fuera yo allí donde estás y te ayudara¿No entiendes que estoy harta de vivir así¡Cada día que pasa es como una agonía! Y es frustrante no poder saber cuándo acabará de una maldita vez... Tendrías que saber, gracias a tus dotes de detective, que no puedo seguir así... Ni tú ni yo podemos vivir el uno sin el otro. No somos nada separados... Y yo mucho menos, porque sin ti, no puedo vivir... No puedo volver a ser yo misma si no estás aquí... Entiéndeme, Shinichi, sólo te pido éso...

Y ahora estoy llorando, y no puedo evitarlo...

Vuelve por favor,

Ran.

----------------------------------

- ¿Qué haces aquí, Conan?

- Es que... Me había parecido oírte llorar, y yo... Quería comprobar que fuese mi imaginación...

- Conan... Bueno, ya ves que no te lo has imaginado... Venga, vete a la ca...

- ¿Por quién llorabas? - interrumpió el niño, mirándola profundamente a los ojos.

- Si te digo la verdad, lloraba por todo... Pero ya estoy mejor... ¿Quieres dormir conmigo?

- Si éso te ayuda a que dejes de torturarte, sí... - sonrió intentando animarla. La verdad es que no quería presionarla a decir el culpable de sus lágrimas, el nombre del cual los dos sabían perfectamente. Prefirió hacerle caso, olvidarse de todo y relajarse a su lado, como nunca había hecho.

La chica no supo que contestar a su respuesta, así que sólo sonrió detrás de sus lágrimas, lo abrazó unos momentos y lo metió con ella en su cama. Se pusieron de lado, la espalda de Conan junto con el pecho de Ran, ella abrazándolo por la cintura... Los dos se sentían en el cielo. Pero Conan, en un arrebato de ternura, se giró, la encaró y le dio un beso en la frente. La chica se quedó estática, tocándose el sitio donde los labios de Conan habían hecho contacto con su piel, y sonrió. Conan le devolvió esa sonrisa, cargada de sinceridad, y volvió a girarse. Ahora no estaban en el cielo, éso era el paraíso.

----------------------------------

Querido Shinichi:

Ahora mismo no es de noche ni estoy en casa. Se supone que estoy escribiendo la redacción de lengua, pero no podía concentrarme. Tenía unas ganas insaciables de escribirte de nuevo, aunque sé que quizás nunca leerás estas cartas. Pero tenía la necesidad de contarte que ayer, después de muchos días, volví a sonreír. ¿Te he dicho alguna vez que Conan es uno de los seres más maravillosos de este mundo? Puede ser pequeño y a veces frío, pero esa forma de entenderme, toda esa ternura que veo en sus ojos cuando me mira sin las gafas... No sé que haría sin él. Todavía no sé como digerir que su beso de buenas noches fue suficiente para calmarme, para hacerme sentir libre, como una persona nueva. Es increíble todo lo que sentí en ese suave roce, y al abrazarle y al dormir junto a él... Me recuerda a ti, te veo en él... Y al mismo tiempo que él es una bendición, también es una maldición porque me recuerda a ti... Me recuerda que no estás. Me recuerda que ese beso y ese abrazo podrían haber sido tuyos y no de él. No sé ni lo que me digo¿verdad? Debes pensar que estoy loca o algo por el estilo... Y lo reconozco, estoy loca por ti...

Ran.

----------------------------------

Querida Ran:

Sé que lo de ayer estuvo mal, pero por una vez en mucho tiempo, quise que supieras que yo estaba ahí para ti, sin importar el cuerpo que tenga en ese momento. Tú sabes que a Conan le puedes pedir todo lo que quieras, porque él se esforzará al máximo para complacerte. Y a Shinichi... bueno, quizás será un poco más difícil con tantos sentimientos de por medio, pero yo creo que al final si que conseguirás pedirle todo lo que tú quieras y él lo hará. Es complicado hablar de dos personas a la vez cuando las dos te pertenecen, es decir que en las dos personas sigue existiendo una sola. No sé ni como explicarme, y mucho menos entenderme... Y cuesta muchísimo más el día a día cuando sabes que una de tus personalidad está dañando al ser más puro que conoce. Quiero decirte que soy yo, que estoy aquí contigo, que volveré... Pero no puedo, no hasta que los destruya... Y mientras tanto tengo que ver como sufres, cuando no lo mereces. Y créeme, es todavía más difícil ocultar mis sentimientos, cuando mi garganta los quiere gritar al mundo entero.

Por lo menos, aquí siempre lo podré escribir.

Te quiero,

Shinichi.

----------------------------------

- Y sólo te pido... - murmuró Ran, a su almohada - Te pido que me imagines sin ti... Porque regresarás a mí... Porque sabes que sin ti no puedo sobrevivir... Que te necesito aquí, junto a mí... Necesito tu amor, tus brazos y tus labios... Te necesito a ti entero, Shinichi...

- Y yo te pido - susurró Shinichi, mirando una foto de Ran en la pantalla de su móvil y acariciándola - que no llores por mí... Que imagines como me sentiría si te viese sufrir... Que no desaparezca esa sonrisa de tus labios cuando ves una foto mía, o nuestra foto en Tropical Land... Tú tienes parte de mi corazón en el tuyo, y a la vez que el tuyo se rompe, el mío también lo hace... Así que te pido que vuelvas a ser como antes... Te pido que imagines como me sentiría yo al verte llorar por mí...

Los dos, cada uno en su propia habitación, hablaba simultáneamente sobre el otro. Se pedían dejar de sufrir, se pedían ser felices estando juntos...

Se pedían, simplemente, poder amarse...

----------------------------------

Querida Ran:

Quiero que sepas que tras todo lo que hemos pasado juntos, aunque tú no supieras que era así, está a punto de acabarse. Sí, voy a volver, como Shinichi Kudo. Gracias a Hattori y al FBI hemos podido desmantelar esa organización, brindándome la oportunidad de ser feliz a tu lado. Te prometo que en cuanto vuelva te contaré todo, desde el principio hasta el final, desde el mínimo detalle al más corto resumen. Y por supuesto, te confesaré esos sentimientos que llevo guardando desde hace mucho tiempo. Que te quiero, que no puedo vivir sin ti. Quiero ver como vuelves a ser tú, como seremos felices, como no importará nada más que tú en mi mundo... Quiero sentirte cada día, ser lo primero que vea al despertar, quiero hacerte la mujer más feliz del mundo...

Quiero amarte, Ran...

Hasta pronto,

Shinichi Kudo.

----------------------------------

Y lo consiguieron. Después de mucho esfuerzo, sacrificios, y algún que otro momento gracioso por en medio, consiguieron ser felices. Shinichi no tardó siquiera un día en confesarle lo que sentía. Se lo dijo el mismo día después de volver. No quería perder tiempo, pues ya lo había desperdiciado en esos dos años. También le explicó lo de Conan, y Ran supo perdonárselo sin pensarlo. Al principio si que se enfadó un poco, pero no supo como resistirse a los ojos del que sería su futuro marido.

Y por supuesto el futuro padre de sus hijos.

Y os acabo de narrar la historia más bonita y más amarga que le puede suceder a una pareja enamorada. En realidad, os he contado miles de historias, que quizá sólo sucedieron en mi mente, o en la vuestra, o que se crearon en un intento de imitar la realidad, de idealizarla, de comprobar cómo sería la vida si aquello que conté sucediera. Porque una historia así, escrita con tantas maneras y puntos de vista, de giros, de situaciones impensables, de felicidad y tristeza, de amargura, de sonrisas y ternura... Una historia con muchos caminos hacia el final. Una historia como ninguna, la más tierna e irreal. Graciosa y técnicamente imposible, aunque si hablamos de una historia inventada la cosa cambia... La imaginación puede elevarnos hasta tal punto que perdemos la noción de la realidad, pero siempre hay alguien que nos ayuda a mantener nuestros pies pegados al suelo terrenal, ese del que no nos podemos separar hasta el desenlace final... Algo que, como a todos los humanos, les pasó también a los protagonistas de esta historia...

Supongo que no las veis, pero ahora mismo mis lágrimas no pueden parar de caer. Para mí es es igual de doloroso contaros ésto, como feliz acordarme de ello.

¿Qué¿Que quién soy yo? Yo soy Meico Kudo y sí, soy su hija.

Imagíname sin ti


Buuuuuuffff!!! Aqui estamos con el numero 26 ya hecho! No me puedo creer que ya haya llegado al final... XDDDD Definitivamente, este va a la lista de favoritos! No sabeis lo que me ha costado escribirlo, y mucho mas xq como es un numero "importante" queria acerlo bien! Y supongo que no hara falta q lo diga, xo esa Meico Kudo es, mas o menos, una representacion mia... Sobretodo en ese parrafo final tan grande.. XDDD La verdad es que iba a ponerle otro nombre pero resulta que estaba un poco "falta" de nombres y no se me ocurria otro.. xDDDDD Xo estoy exactamnt igual que ella! Llorando a mares! XDDDD

En fin, muchas gracias x los reviews a Sha're, oO-Ran-Mouri-Oo, el espejo del cielo y Rani07!

Y os pido unos reviews q me alegreeen despues de esccribir tanta tristeza! ;)

Obviamente, este no sera el ultimo songfic que haga... Quiza no hare mas series de songfics, pero si sueltos... XD Y tengo que decir que tengo una o dos ideas para dos fechas muy especiales dentro de poco! Asi que no os librareis de mi tan facilmente!

Bueno, solo queria agradecer a toda la gente que ha estado conmigo durante todos los songfics, con reviews, comentarios, por msn, leyendolos solo... De verdad que no tengo palabras para agradeceros todo eso, todo lo que siento cuando se que mis songfics os gustan y que contribuyo a una causa tan bonita como esta (lease imaginar un perfecto final feliz de la serie mientras que Aoyama prepara el suyo.. xD).

Y si, ese imaginame sin ti del final es parte de los lyrics, y esta ahi porque queria remarcar que Meico Kudo (alias Meicosr) no es nada sin ti, sin vosotros los lectores.

Bueno, me despido.

Hasta el próximo songfic.

Nos leemos

MEICOSR