Hola!! Mi primer fic sobre Crepúsculo y Luna Nuvea, hace poquito que los lei y me encantaron O tengo bastante escrito de este fic, sobretodo porque ya lo e estado colgando en el foro de la web del Crepúsculo nn

Disclaimer: los personajes no son míos, son de la fantastiquisima Stephenie Meyer, yo no tengo tanta imaginación para crear un ser del que millones de chicas están enamoradas (me incluyo) Edwaaaaaaaaaardddd O xDDD

--------------------------------------------Dulce Perfume------------------------------------------

-Mama, esto no se pone aquí! –grite mirando hacia el salón mientras colocaba en su sitio un plato.

La escuche reír, sabia que hablaba con Phil por teléfono, no pude reprimir un suspiro, seguía dándole vueltas a la cabeza. Rene quería ir con su nueva pareja, era donde ella iba a ser feliz, pero no iba por mí. Yo no podía estar mudándome cada pocas semanas como ellos, ella era tremendamente infeliz por ello y yo me sentía tremendamente culpable por el mismo problema.

Termine de colocar los platos limpios en su sitio y me fui a mi habitación.

Tumbada en la cama observe las paredes rosadas, que bañadas con el sol parecían de color salmón. Adoraba mi habitación, era como un refugio antibomba, allí podía estar siempre que algo iba mal, y además siempre estaba iluminada por el calido sol de Phoenix.

Paso un rato, seguí oyendo a mi madre hablando y riendo con Phil por teléfono y cada vez me fui sintiendo mas triste, no tenia derecho a apartarla de la persona con la que quería estar.

Saque una caja de zapatos de debajo de la cama y de ella saque un montón de cartas, abri la ultima, que rezaba:

"Queridísima Bella:

¿Estas bien, verdad? Espero que si… ayer fue duro en el hospital, murió un paciente que hace años que nos visitaba, fue un golpe…"

La carta seguía y seguía varias páginas, mi padre siempre había mantenido el contacto conmigo, desde que Renè me llevo consigo fuera de Folks, mi pueblo natal.

Mi padre, Carlisle, era un eminente medico del hospital de ese mismo pueblo, por alguna razón que desconozco, cuando yo tenia 5 años nos mudamos sin el.

Aun había retazos de su rostro en mi memoria, era un hombre sonriente, de un rubio deslumbrante y asombrosamente guapo, tenia los ojos mas azules que jamás e visto, todo un modelo.

Cogi la tarjeta que siempre adjuntaban sus cartas y la leí por centésima vez.

"Si necesitas lo que sea… llámame al…"

Agarre mi móvil y marque el número. Cuando sonó varias veces, empecé a hiperventilar. ¿Qué iba a decirle después de tantos años? Contestaba con regularidad a sus cartas pero…

-Si?

-…Ah…Pap…Carlisle? –conseguí articular.

-Ahora no esta, me dejas tu nombre y le digo que has llamado?

Me asombre, la voz era muy bonita, de un chico sin duda.

-S-si… dile que ha llamado… Bella…

-De acuerdo.

Colgué. Me senté en la silla roja de escritorio y suspire de nuevo, había enrojecido.

Salte de la silla cuando mi móvil comenzó a vibrar y a sonar una melodía escandalosa.

Lo cogi, y sin mirar el numero descolgué.

-…si? –pregunte mirando por la ventana.

-Bella?

Abrí mucho los ojos al reconocer la voz que creía perdida en mis recuerdos.

-…Bella?

Volvió a preguntar la voz al no encontrar respuesta.

-…s-si…

-Perdona que no te cogiera yo el teléfono, acabo de llegar del hospital.

Lo imagine sonriendo.

-Perdóname tu por llamar de improviso, yo… quería hablar contigo…

No quería estar nerviosa, pero mi voz pareció transmitir mis emociones.

-Bella, ocurre algo?

-Si…si…es, bueno no se como pedirte lo que quiero pedirte… conseguí decir sin que me temblaran las manos.

-Dime, haré lo que pueda…

Su voz parecía emotiva, como si estuviera esperando que le pidiera permiso para casarme.

-Sabes que mama…bueno, quiere irse a vivir con Phil y… no puede ir por estar yo aquí, ellos irán por todo el país viajando y yo no puedo estar cambiando de escuela cada dos días…bueno yo… -me sentía ridícula al explicar todo eso- …no encontraba solución y… pensé en ti…

-Bueno Bella… eso es… complicado…

Me alivie mucho al ver que entendió por donde iban mis palabras.

-Bella, eso no va a poder ser…ahora mismo tengo mucho trabajo y… apenas paso tiempo en casa, te sentirías sola y…

-Bueno ese no es problema, mama siempre esta fuera en sus clases de Yoga, Ikebana y demás…

Dije con nerviosismo.

-Pero…cariño a ti no te gusta este sitio, me lo has repetido mil veces en tus cartas, es demasiado nublado y verde para ti, recuerda?

Contesto citando una de mis frases favoritas.

Me quede un segundo mirando al suelo. Tenia razón, odiaba Folks, pero no era justo para mama.

-Lo se, pero quiero hacerlo, no voy a ser desgraciada allí si me lo propongo estoy segura… no quiero que mama sea infeliz por mi culpa…

Lo oí soltar un suspiro contra el teléfono, barajando las posibilidades supongo.

Rece mentalmente cerrando los ojos.

-Bella… vas a encontrarme cambiado… además… tengo hijos…

Si me hubieran pinchado no habrían sacado nada de sangre, se que sin mirarme al espejo estaba pálida como la cera.

-Te…te has vuelto a casar? Pregunte con un hilo de voz.

Carlisle soltó una pequeña risa.

-No cielo, pero e…adoptado a unos chicos…

Mi respiración se tranquilizo y el pareció notarlo.

-Aun así… te lo pido por favor… Carlisle…papa…

Susurre en un sutil intento de convencerlo.

No hablo durante un minuto y justo cuando pensé que me abría colgado dijo.

-De acuerdo Bella… coje el avión que creas necesario, cuando aterrice llámame, iré a buscarte.

Sonreí triunfante.

-De acuerdo… gracias.

-Adiós amor.

Colgué y di un gran salto. Espera… eso no me alegraba, iba a un sitio horroroso donde apenas daba el sol y todo era humedad, lejos de mama y con un padre al que no había visto en 12 años… aun así era genial salirse con la suya.

Corrí a explicarle a mama la situación, primero se enfado muchísimo al saber que había llamado a mi padre sin que ella lo supiera, después volvió a enfadarse por mi intención de superponer su felicidad a la mía, y después se enfado cuando fui a hacer mis maletas.

Al poco tiempo íbamos de camino al aeropuerto.

Me había puesto unos vaqueros y una blusa blanca, iba a añorar el aire calido de Phoenix.

Subí al avión después de haberle dado un gran beso en la mejilla a mama y haberle prometido que la llamaría periódicamente.

Al rato de estar allí me dormir sin remedio. Desperté una hora antes de llegar, fui preparándome mentalmente ante el mazazo que seria ver a Carlisle 12 años mas viejo de lo que yo recordaba, estaba segura que seria igualmente apuesto, pero doce años no pasaban en balde para nadie.

En cuanto a "los adoptados" pensé que eran niños pequeños, seguramente Carlisle se sentiría solo en aquel caserón y había adoptado a un par. Seria divertido jugar con ellos.

Baje a la Terminal en seguida y suspire. Espere a coger mis maletas y llame al mismo número desde mi móvil.

-Si?

Contesto la misma voz que la primera vez.

-Eh… so-soy Bella…la hija de… Carlisle…

-Ah… claro, el acaba de irse al hospital, dijo que iría a recogerte verdad?

-..si…

Oi un suspiro de resignación.

-Ok, te pitare desde un Volvo plateado, estaré en la parada de taxis.

Colgó sin darme tiempo a reaccionar.

Me encamine temblando hacia donde me había indicado y al poco rato un coche plateado, como recién comprado se puso delante de mi.

Los cristales estaba tintados, no pude ver el interior, hasta que la ventanilla bajo, un chico con gafas de sol asomo un poco la cabeza.

-Bella?

Asentí con la boca seca, su belleza era despampanante, su piel era blanca como la cal, y desprovista de imperfección alguna, era totalmente proporcionado en todos los sentidos, llevaba una sencilla camisa blanca que resaltaba sus fuertes brazos también blancos, como el mármol pulido.

-Vas a subir o… Ah ...

Se bajo del coche. Como había sospechado media mas de metro ochenta, agarro mi maleta y la puso en el maletero sin hacer apenas fuerza, entonces puse valorar su pelo, lo llevaba largo, pelo no sobrepasando el cuello, de un color cobrizo que parecía rubio a la luz.

Al subir al coche comenzó a llover con fuerza. Buen presagio.

Conducio con rapidez por las calles desiertas.

-Bueno… me llamo Bella… soy la hija de Carlisle… tu eres..

Comencé.

-…lo se…

Observe su mandíbula, estaba apretada, como conteniéndose de decir algo inapropiado, y se asía fuertemente al volante.

Aparte mi mirada de el, presentía que estaba enfadado conmigo, seguramente lo había abstraído de estar haciendo algo muy importante y por eso estaba enfadado.

Mire el paisaje recordando lo poco que podía, en menos de diez minutos estábamos en la casa.

Aparco frente a la puerta principal. Aquello si que no había cambiado nada.

La gran vivienda se asentaba majestuosamente en la colina que miraba a todo Forks, rodeada por el bosque, de estilo isabelino por fuera, de color blanco grisáceo, pero perfectamente conservada.

Saco la maleta del maletero y me acompaño a la entrada. Abrió la puerta y entro tras de mi. Toda la casa parecía en orden, de las paredes colgaban algunos cuadros y todo estaba muy limpio.

-Carlisle volverá por la noche, me dijo que te instalaras..

Subí tras el la escalera y abrió la ultima puerta del fondo, entre. Deje la maleta en el suelo. Cerro la puerta tras de mi con una ultima mirada de asco, y allí me sentí mas sola que nunca.

En una casa que recordaba vagamente, con nadie conocido a mi lado.

Saque todas las cosas de la maleta y las puse en la gran cama de matrimonio con dosel. Entonces me fije en la decoración. Las paredes eran de un color azul muy pálido, los muebles blancos decorados con flores azules y del dosel colgaba seda blanca.

Cuando estaba colocando las ultimas cosas en el escritorio me fije en una pequeña nota que descansaba sobre el.

"Querida Bella:

Me gustaría haber estado para darte la bienvenida ero hubo una urgencia en el hospital y volveré tarde, espero que sean agradables contigo. Descansa.

Carlisle."

Suspire y por primera vez desde que había llegado sentí una enorme tristeza mientras miraba por la ventana, y al observar la lluvia dos lagrimas saladas bajaron de mis ojos.

Con el cielo tan encapotado aquello parecía una jaula. Y yo, un mísero pájaro dentro de ella.

Espero que os aya gustado nn criticas y opiniones dadle a "go" y aparecera un Edward tamaño real a vuestro lado!! Vamos!! Que me los quitan de las manos!! xD