CAPÍTULO 32. ESTE CUENTO ¿SE ACABO?

Tabs escuchó como Teddy gritaba cuando H5N1 lo lanzaba, la chica logró atraparlo antes de que el osito de agua chocara contra el suelo.

¡Teddy!- Tabs no podía creer que el pequeño hubiera logrado conseguir la cadena de ADN.

El osito quitó los últimos eslabones que la bruja había puesto y se los dio a Tabs, Teddy continuaba pensando que esos eran dulces y los estaba compartiendo.

Eso era una suerte ya que era la traza de cadena que era necesaria para que las cosas se arreglaran para ciudad Frank.

Solo espero que aun tengamos tiempo- dijo Tabs mientras trataba de arreglar la consola donde tenía que ir la cadena de ADN.

……………………………………………………………

Ozzy tuvo que flexionarse al más puro estilo matrix una vez más sino quería perder la cabeza.

H5N1 se lanzaba contra uno y otro de una manera mucho más terrible que la anterior. Tanto que ahora tanto el policía como La Muerte Roja habían dejado de fanfarronearse de la virus naranja.

La bruja sabía que una vez perdida la cadena había perdido prácticamente esta batalla, ahora recuperarla ya no tenía interés al menos de momento, claro que el oso de agua pagaría, pero primero tenía que encargarse de Thrax y de Osmosis Jones.

……………………………………………………………..

Thrax sabía muy bien lo que el orgullo herido provoca, ahora H5N1 se encontraba tan furiosa como la misma Muerte Roja en su primera batalla, sabía hasta donde podía llegar esa mutación de la gripe aviar, ni siquiera una momentánea alianza con Jones podía servir si H5N1 intentaba un último intento desesperado de salvar la cabeza.

…………………………………………………………………..

De un puñetazo en la cara Ozzy logró que H5N1 cayera por el agujero por el que él había caído.

Ahora tendremos que buscarla por todo el lugar- dijo Ozzy al agujero negro.

No va a huir- dijo Thrax- yo no lo haría.

Ozzy estaba a punto de decir cualquier gracia cuando la garra de H5N1 se ilumino perforando el piso.

Eso fue horrible- dijo el leucocito evitando que la garra perforara su pie.

Quiere distraernos- dijo La Muerte Roja.

De pronto un juego de garras de esa bruja naranja rompió el suelo detrás de Thrax, la Muerte Roja se lanzó hacía adelante pero fue sujetado por las piernas por las garras de H5N1.

Thrax gruño al no poder liberarse, la carcajada de H5N1 no se hizo esperar.

La Muerte Roja ya esperaba que el otro juego de zarpas lo incrustara al suelo en cualquier momento; no podía creer que su final fuera a llegar de esa manera.

Para sorpresa de Thrax Ozzy hizo lo que nunca hubiera esperado de algún leucocito.

……………………………………………………………………………

El policía vio como Thrax caía de cara al suelo y la bruja se reía como loca –obviamente estaba loca, pero es muy desagradable cuando lo reafirman con una risa demente- Osmosis sabía que él solo no iba a poder contra esa maligna bruja así que aunque su orgullo lo negara iba a necesitar de Thrax.

La pistola trabada estaba tirada a unos cuantos pasos de él, rogando a Frank ya sirviera el arma, apunto algo atrás de donde se encontraba Thrax.

Puedes correr, pero no esconderte- dijo entre dientes el leucocito al momento de disparar.

…………………………………………………………………………………..

Por fin el arma no le hizo ver su suerte a Osmosis y la última carga modificada de Lala se utilizo, el agujero que hizo detrás de Thrax fue enorme, al momento las garras soltaron a la Muerte Roja.

Éste se replegó como si temiera que algo saliera como en alguna de esas películas de terror.

Osmosis no pudo evitar hacer la danza de la victoria, por fin habían acabado con esa virus demente.

Yo lo hice, yo lo hice- decía el leucocito mientras continuaba bailando al ritmo de una música que sólo se escuchaba en su cabeza.

No ha terminado- musito Thrax colocándose a un lado de Jones.

Por favor, Thrax- Ozzy olvido llamarlo "Trasero Rojo"- no creo que se levante después de esto.

Thrax estaba a punto de gruñirle algún insulto al policía cuando el suelo comenzó a crujir debajo de ellos.

De un salto Thrax logró evitar caer cuando el suelo no soporto el peso del virus y el leucocito.

Ozzy salto hacia el otro lado evitando caer de nuevo.

…………………………………………………………………………………..

Ahora un enorme agujero adornaba el desquebrajado lugar.

¿Les gusta mi decoración?- preguntó H5N1.

Thrax y Ozzy levantaron la cabeza.

Sentada en una lámpara que amenazaba con caerse en cualquier momento H5N1 se balanceaba como una niña pequeña.

Al parecer el tiro de Ozzy no había atinado el blanco como el esperaba, ya que la virus tenía una horrible herida en la cabeza pero al parecer podía continuar peleando.

¿Qué es lo que planeas, bruja?- gritó Ozzy.

Tu ciudad esta perdida polizonte- dijo H5N1- mira, ya llevamos una eternidad con esto y no hay cambio.

Osmosis sabía que eso era cierto, aunque detuvieran a esa plaga ciudad Frank se había condenado, todo se había perdido…

…………………………………………………………………………………

H5N1 estaba a punto de decir algo más cuando para desconcierto de todos las luces comenzaron a encenderse una vez más, como si la energía del edificio estuviera regresando.

No es posible- gruño H5N1.

La lámpara que ocupara como asiento se desplomó, la virus cayó elegantemente al suelo evitando el enorme agujero del piso.

Creo que alguien ya perdió- dijo Ozzy.

Thrax giro un poco la vista para encontrarse con Teddy jugando con el resto de la cadena de ADN deH5N1 y Tabs tecleando los últimos comandos a la consola que controlaba la cadena de Ciudad Frank.

Chica lista- dijo la Muerte Roja regresando su atención a H5N1.

Perdiste bruja- dijo Ozzy en pose triunfal- si te rindes, tendrás un juicio justo y…

¿Y? ¿Me mandaras a limpiar el recto de tu amado Frank?- retó la virus.

Suena bien, oye, no se me había ocurrido- Ozzy parecía más relajado.

Basta, sabes que esa bruja intentara escapar- dijo Thrax- es mejor eliminarla.

Que curioso- H5N1 parecía meditar un poco- era justo lo que yo pensaba.

¿Eliminarte?- preguntó inocentemente Ozzy.

No- dijo H5N1 como una niña tierna- pensaba eliminarlos a ustedes.

Una vez más su mueca demente apareció en su rostro en lugar de esa especie de sonrisa burlona.

Thrax y Ozzy se prepararon para el quinto o sexto round que esa bruja intentaba.

Justo en el momento en que H5N1 saltó con los cuatro juegos de garras iluminadas contra ellos el lugar no soporto más y termino colapsando.

Thrax se hizo para atrás evitando caer en ese agujero que amenazaba con tragarse a todos, Osmosis también con una agilidad felina se hizo para atrás.

A H5N1 le fallo el cálculo y cayó en el agujero junto con los escombros del techo y demás cosas que caían a ese hoyo, parecía que tanto la Muerte Roja como el héroe de la ciudad habían logrado salvarse de esa última embestida cuando ambos fueron sujetos por la cintura por las garras de la virus.

Odio cuando estiran los brazos- logró quejarse Ozzy antes de caer al agujero.

Thrax no dijo nada, parecía como si se hubiera dejado atrapar.

………………………………………………………………………………..

Tabs estaba feliz de haber logrado echar a andar la consola, cuando el estruendo del lugar derrumbándose se hizo presente tuvo miedo de que también el techo cayera sobre la consola arruinando completamente las pocas posibilidades que tenían de salvarse.

Afortunadamente la estructura del techo logró soportar encima de la consola, desafortunadamente la chica y Teddy sólo pudieron ver como Thrax y Osmosis eran jalados por esa bruja.

…………………………………………………………………………………..

Los escombros continuaban cayendo por todas partes.

Mi Xbox se la dejo a Drix, mi colección de comics se las dejo a mi amada Leah, mi disco de HALO me lo llevo a la tumba- el policía ya había comenzado a cantar su testamento en voz alta mientras caía.

Thrax maldijo en voz alta que cada uno de esos pisos en ese endemoniado edificio fueran tan largos y que H5N1 no hubiera eliminado primero a Jones antes de que comenzara a declarar su última voluntad.

Muy cerca de él Thrax logró vislumbrar un cable suelto, iluminando la garra partió el brazo de H5N1 liberándose.

Esa cosa parecía elástico.

Si la Muerte Roja no intento escapar, al contrario iluminando una vez más su garra logró partir el agarre de H5N1 liberando a Jones.

Listo, ahora podemos ir por ella- dijo Ozzy olvidando el testamento

Para su desilusión Thrax logró amarrar mientras continuaban cayendo a Osmosis con el cable que había visto.

¡NOOOOOOOOOOOOOOO!- Ahora Ozzy estaba colgando como cuando termina alguien de mecerse en el bungi.

……………………………………………………………………..

H5N1 azotó contra el suelo.

Los escombros cayeron por todas partes, la virus apenas y tuvo tiempo de esquivar la mayoría aunque algunos lograron golpearla.

Thrax cayó limpiamente.

¿No es triste?- dijo caminando hacia donde la virus se encontraba.

H5N1 ahora comenzaba a sentir los golpes tanto de la pelea como de los escombros.

¿No es triste?- continuó Thrax- ¿no es triste cuando los niños intentan jugar juegos de adultos?

H5N1 conocía esa mueca de superioridad, esa teatralidad exagerada tan propia de los virus flamígeros, del virus de la gripe aviar.

Tan parecido a Mentor- pensó la virus aunque ninguna palabra salió de su boca.

Fue interesante- dijo Thrax- realmente muy interesante, pero como todo buen truco solo te sorprende la primera vez, después cae en el tedio y pues es de lo más absurdo…

H5N1 intento levantarse, pero ahora los efectos de la carga del disparo de Osmosis estaban haciendo efecto en ella.

Todo estaba perdido, había perdido frente a la Muerte Roja y Osmosis Jones.

Da tu último golpe- retó H5N1 iluminando el juego de garras original.

El brillo en esta ocasión era demasiado tenue.

Chica, no eres más que una vil imitación de virus- dijo Thrax iluminando su zarpa con toda majestuosidad.

Oh, tal vez no lo logré hoy-dijo H5N1 mostrando una sonrisa burlona- pero lo lograré la próxima vez…

No habrá próxima vez- dijo Thrax agachándose a su altura.

-Siempre habrá una próxima vez…

H5N1 no dijo nada más, la zarpa de Thrax la decapito limpiamente, era mejor no cometer errores con esa bruja; era mejor asegurarse que no fuera a regresar…

……………………………………………………..

Osmosis Jones sólo vio como Thrax había desaparecido en la oscuridad del agujero, después solamente escuchó el estruendo de todos los escombros al caer, después el silencio.

Ozzy sabía que Thrax se encargaría de esa bruja, es más, sabía que ya se había encargado de ella pero no dejaba de tenerle desconfianza sobretodo ahora que no escuchaba ningún ruido.

¿Ozzy?- la voz de Tabs llegó amplificada por el eco.

Aquí colgando- dijo Ozzy mientras se bamboleaba en el cable.

En un momento te saco de ahí- dijo Tabs.

No te apures, no me moveré- dijo el policía.

…………………………………………………………………………

El monitor no mostraba cambio.

Hora del deceso- preguntó el médico.

Seis y quince de la tarde- informó la misma enfermera.

Frank continuaba en la plancha.

Un segundo médico cubrió el cuerpo.

La enfermera que dio la hora comenzó a desconectar todos los aparatos que aun continuaban conectados a Frank.

Los médicos ya estaban llenando el papeleo correspondiente cuando escucharon el gritillo que dio la enfermera.

¿Qué sucede?- preguntó uno de los doctores.

Doctor, mire- dijo la enfermera.

El monitor cardiaco aun seguía conectado al pecho de Frank.

La línea contante seguía en el monitor. De pronto dio un ligero salto.

Acto reflejo, señorita- dijo el segundo médico.

El primero afirmo con la cabeza.

El segundo médico estaba apunto de quitar el entubado que continuaba suministrando oxígeno a Frank.

Una vez más la línea en el monitor dio otro salto.

Espere, doctor- dijo el primer doctor.

Esto ya no era normal y aun así el monitor indicaba un ligero cambio.

El segundo médico también parecía confundido.

Al momento el primer doctor corrió la sábana que cubría a Frank y comenzó a tomar sus signos vitales.

Señorita- dijo el doctor- parece ser que deberá corregir todo ese papeleo…

………………………………………………………………………………

Hay casos clínicos ante los cuales la ciencia se desconcierta, los doctores que atendían a Frank Detorri nunca entendieron que era lo que había pasado, el hombre declarado clínicamente muerto ahora estaba en cuidado intensivo.

La pequeña hija de Frank iba cada día a visitar a su papi en las horas de visita, ahora una enfermera no se despegaba en ningún momento de la habitación que ocupaba Frank; el pobre hombre aun no salía del coma en el que había caído desde que perdiera el conocimiento aquella tarde en el hospital.

Su pequeña sabía que un día tarde o temprano su papi se recuperaría, los médicos no sabían que tanto daño cerebral se había provocado al estar tanto tiempo sin oxígeno.

Además ahora Frank era monitoreado con mucho interés ya que en análisis que los médicos le habían realizado había aparecido como portador de una peligrosa cepa de virus de la gripe aviar.

Si Frank se recuperaba, ahora podría ayudar a entender más sobre este peligroso virus.

…………………………………………………………………………………

Después de que H5N1 fuera encontrada decapitada en el destruido piso de debajo del hipotálamo, Ciudad Frank comenzó a recuperarse muy lentamente, aun no estaban seguros de que si las cosas volverían a volver a ser como antes o a mejorar ya que el daño causado por es peligrosa virus era terrible.

………………………………………………………………………………….

Thrax había desaparecido una vez más, Osmosis era una vez más el héroe de ciudad Frank, Tabs también era elogiada por haber ayudado al héroe de la ciudad.

Extrañamente Teddy también había desaparecido.

Thorn y Lala ahora se encargaban de los arreglos de la ciudad esperando el momento en que Frank despertara.

Leah estaba encantada con que Osmosis hubiera salido sano y salvo dentro de lo que cabía de esa horrible pelea con H5N1.

Drix también estaba funcional una vez más listo para lo que se les pusiera enfrente a él y su amigo.

…………………………………………………………………………………..

El tiempo avanzaba con relativa calma en el hospital siempre esperando a que Frank despertara.

Una tarde Tabs regreso a su departamento, ahora que Thorn y Lala estaban lejos ella pasaba más tiempo en la comisaría.

Apenas cerrar la puerta, algo pequeño corrió a abrazarse a su pierna.

¡Teddy!- Tabs se agacho para abrazarlo.

Teddy ahora tenía unas graciosas gafas oscuras y sus inseparables galletas en todas sus patitas.

¿Y eso?- preguntó la chica.

Es estilo- dijo La Muerte Roja desde la ventana abierta.

Pensé que te habías ido- dijo Tabs bajando a Teddy quien corrió hasta Thrax.

Teddy quería despedirse- dijo Thrax- además solamente venía para corroborar mis sospechas.

Tabs se sonrojo un poco.

No importa- dijo Thrax mirando de nuevo a la ventana- además aun no es momento, creo.

¿A dónde irán?- preguntó Tabs.

Como contestación solamente tuvo la brisa que entro por la ventana vacía que movió la cortina; de Thrax y Teddy no había rastro.

Adiós Teddy- dijo Tabs entendiendo que el osito de agua se había ido como había llegado, lo mismo que la Muerte Roja.…

………………………………………………………………………..

Apenas encontrarse sola una vez más, Tabs se comunicó inmediatamente con Ozzy.

Déjalo ir- dijo el leucocito mientras miraba por la ventana de su oficina- además ya perdió el interés en esta ciudad, sino ya la hubiera destruido… No te preocupes- Ozzy sonaba muy confiado- además aquí está tío Jones para salvar a la ciudad todas las veces que sea necesario…

…………………………………………………………………………….

Teddy estaba terminando de comerse la última galleta de chocolate con relleno cremoso que había sacado de Frank sabía donde, ahora el osito tenía puestos esas gafas oscuras.

Sólo Thrax sabía el porque había conservado al oso de agua, tal vez muy en el fondo había algún otro motivo aparte de que Teddy le hubiera dado toda la cadena de ADN que le quitará a H5N1 al darse cuenta de que no eran dulces.

Es hora de irnos de aquí- dijo la Muerte Roja enfundada en una nueva gabardina negra.

Teddy se limpió las almohadillas de las patitas listo para seguir a Thrax.

La Muerte Roja había abandonado ciudad Frank una vez más…

…………………………………………………………………………

Y así un día como cualquier otro desde que el ataque de H5N1 casi le había costado la vida a Frank…

Su pequeña un día más estaba sujetando entre sus manitas la mano de su padre esperando fuera el día en que una vez más abriera los ojos.

La pequeña Shane estaba cabeceando un poco a punto de dormirse, al principio pensó que había sido un sueño pero cuando se volvió a repetir supo que no estaba soñando ¡su padre le había apretado la mano!

¡Papi!-gritó la pequeña llamando la atención de la enfermera.

Nena, tu papi aun no despierta-dijo la enfermera monitoreando la condición de Frank.

No había cambio en su condición.

No, en verdad, mi papi me apretó mi mano- dijo la niña regresando al lado de la cama de Frank.

La enfermera iba a decirle a la pequeña que no se emocionara tanto cuando para su sorpresa ¡Frank la estaba mirando!

Al momento la enfermera apretó un botón, en menos de un segundo la habitación estaba llena de doctores que tomaban lectura de los signos vitales de Frank, ninguno de ellos sabía que tanto daño cerebral había sufrido el hombre ya que los estudios revelaban daño en el hipotálamo y no estaban muy contentos con las imágenes de la corteza cerebral.

¿Frank, me escucha?- preguntó un primer médico.

Frank no reaccionó, solamente continuaba con la vista fija al frente.

¿Frank?- lo volvió a intentar el primer médico- ¿quiere ver a Shane?

Solo escuchar el nombre de su hija Frank comenzó a alterarse, parecía que quería moverse pero no lo lograba, el monitor cardiaco mostraba como la línea se había alterado.

Los médicos tuvieron miedo de que fuera a sufrir una crisis ya que parecía no podía respirar y ponía los ojos en blanco.

Tranquilo Frank, tranquilo- dijo el médico- su hija está aquí.

Dejaron que la pequeña se acercara.

Tranquila nena- dijo el doctor para inspirarle confianza- puedes hablarle a tu papi.

Papi- la pequeña tomó de nuevo entre sus manos la mano de su padre- aquí estoy, tranquilo.

Al momento Frank se relajo y una vez más parecía poder respirar bien con ayuda del respirador artificial.

Ahora debe descansar, Frank- dijo el doctor- no debe preocuparse por nada.

¿Puedo darle un beso a mi papi?- preguntó la pequeña.

Los médicos no estaban de acuerdo con eso pero la insistencia de la niña terminó por convencerlos.

La pequeña Shane le dio un beso en la frente a su padre.

Frank volvió a cerrar los ojos mientras una enfermera sacaba de la habitación a la pequeña Shane y los médicos continuaban al pendiente de su padre…

…………………………………………………………………………..

Teddy, bienvenido a Ciudad Shane- dijo un virus alto enfundando en una gabardina negra mientras jugueteaba entre sus garras una cadena de gemas brillantes.

Un osito de agua levanto la cabeza moviendo de una manera muy graciosa los bigotes.

Oh, por supuesto, esto solo es una escala temporal- dijo el virus- no estoy interesado en nada que tenga que ver con la familia Detorri, no, ya no, hay cosas más interesantes… ahora… pero, debemos ser pacientes y esperar… esperar…

Fin.