Comentarios al final...

Capitulo 26 - El principio del fin (Tercera Parte)

Introducción: Cuando la persona que más amaste en el mundo esta muerta, ¿Cuál es el siguiente paso, dejarla ir, o simplemente amarla para siempre?

OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoO

Noviembre 1981

A pesar de que los Potter habían muerto más de dos semanas atrás aun no habían logrado hacerles un digno funeral, después de todo, gracias a ellos habían logrado deshacerse del-que-no-debe-ser-nombrado. Además el mundo mágico tenia demasiados deberes, el primero aquel juicio donde juzgaban a Sirius Black de asesino, sin mencionar el echo de que había traicionado la confianza de los Potter, la misteriosa desaparición de Peter Pettigrew y por supuesto la captura de los Mortifagos.

Para cuando todas esas cosas terminaron Noviembre estaba por acabarse, y con eso, el funeral llego por fin.

----- Flash Back ----

Cuando Voldemort se entero de que existía una profecía en la cual estaba involucrado y alguien lograba vencerle, decidió buscar a esa persona, pero no era fácil hacerlo cuando las palabras "el tendrá un poder que el otro no", resonaban en su cabeza una y otra vez, tenia miedo, si aquella persona iba a vencer con un "arma secreta" debía enterarse cual seria.

Pero para eso, primero debía encontrar aquella persona, investigarla y entonces vencerle, cambiar la historia de aquella predicción, después de algunos meses descubrió quien era la persona o debía decir "bebe", resultaba increíble que un simple bebe recién nacido fuera acabar con el, aun que bueno si lo pensaba con calma, si ese bebe tomaba las clases adecuada podría derrotarle fácilmente en un futuro.

Pero el no iba a dejar que eso pasara, ¿Para que esperar años a enfrentarse con el, si podía matarlo en ese momento cuando aun era un bebe?, fue entonces cuando las cosas se le complicaron, pues aquel bebe no aparecía por ningún lado, era como si se lo hubiera tragado la tierra, ¿Habria tenido suerte y este había muerto?, pero ¿Y si no era así, y si el plan era hacerle creer eso y después aquel bebe, convertido en hombre le vencía sin misericordia?

Fue entonces cuando pensó en algo mejor que deshacerse de aquel "enemigo" y si lo convertía en su aliado, podría ser invencible, ¿o no?, pensando en los pros y contras de esa idea, tomo la decisión, lo mataría siendo bebe sin importarle nada, después de todo; había matado a otras personas que un tonto e indefenso bebe no le iba a causar problemas, ¿cierto?

Pero los Potter seguían sin aparecer hasta que una noche encontró a uno de los "amigos" de la familia fugitiva.

-Peter, puedes vivir si te unes a mí, o rendirte y morir. Tú decides.-Sugirió Voldemort mientras entraba al pequeño departamento de Peter Pettigrew justo después de tirar la puerta con magia.

-Quiero vivir.-Contesto rápidamente sin prestar atención a las consecuencias, mientras temblaba en el rincón de la casa.

-Perfecto, me gusta cuando la gente coopera conmigo.-Sonrió Voldemort maliciosamente. Todo marchaba perfectamente, tal vez los propios Potter se rendían ante el y le entregaban al bebe, ¿o tal vez no?

Después de ofrecer amablemente asiento a Peter junto a él, pregunto.

-¿Quiero que me digas donde puedo encontrar a los Potter?-Preguntó después de un largo rato de silencio, Peter le miro de inmediato algo asustado, ¿Entregar a sus amigos por su vida?

-¿Los Potter?-Preguntó con miedo.

-El te hizo una pregunta-Le grito un mortifago rápidamente mientras le apuntaba con la varita, asustando aun mas a Petter.

-No lo se.-Respondió este mientras tragaba saliva.

-¿Seguro?, no me gusta que me mientan-Comento Voldemort mientras se acercaba al rostro de Colagusano.

-El único que lo sabe es Sirius Black-Grito intentando quitarse de responsabilidades.

-Si, bueno; acabamos de estar con el, y no quiso decirnos nada. Así que...-Murmuro mientras miraba al resto de sus mortifagos para después con una seña rápida atacarlo con maldiciones.

-Están en Godric's Hollow-Grito justo antes de que las varitas fueran levantadas y justo después de confesarlo se sintió mal por decirlo, ¿Estaba entregando a sus amigos e hijo por su propia vida, ellos entenderían?, se odio así mismo por lo bajo que había caído, además de que había traicionado la confianza de estos.

Pero por otra parte viviría, ¿seria suficiente?, bueno como decian "Si no puedes contra ellos, úneteles", ¿pero en este caso era valido?

-¿En serio?-Mientras sonreía ampliamente mientras se levantaba del sofá, el lugar estaba lleno de muggles, ningún mago, perfecto para atacar.

-¿Quiere que vayamos por ellos?-Pregunto uno de sus mortifagos mas allegados.

-No... Yo iré, lo haré personalmente, que problema podría causar un bebe, arrojarme su sonaja.-Mientras se burlaba giro sobre si mismo y apareció a las afueras de Godric's Hollow y entonces mientras caminaba, vio la casa, y a los Potter, aquel bebe que parecía dormir tranquilamente, sus padres que no parecían prestar atención a lo que pasaba a su alrededor. Pero sobre todo, la oportunidad de terminar con aquella tortura y el inicio de su reinado.

Días atrás...

Lily Evans se encontraba velando los sueños de Harry esa noche, el verlo dormir tranquilamente era su único premio después de todo lo que había pasado esos últimos meses, desde que había dado a luz a Harry las cosas habían cambiado por completo de sentir alegría ahora se había vuelto miedo, que las pocas veces que lograba ver a su hijo tranquilo le ayudaba a seguir soportando el encierro además de tormento.

-¿Qué haces aquí?-Una voz justo detrás de ella la hizo saltar del miedo, era James quien al no verla en la cama se había asustado y tras mirar en las habitaciones la encontró inclinada sobre la cuna de Harry mirándolo fijamente con una sonrisa en los labios.

-Solo lo observo dormir.-Murmuro la pelirroja mientras con una mano parecía acariciar el cabello del bebe.

-Se que han sido días muy difíciles, pero... Algo me dice que el llegara lejos-Comento este intentando subirle al animo.

-Yo no puedo ser tan optimista.-Confeso tristemente, años atrás había visto las cosas diferentes pero ahora la vida de su hijo estaba en juego.

-Hagamos una apuesta...-Susurro mientras la chica le miraba detenidamente a los ojos.

-¿Qué clase de apuesta?-Preguntó un poco divertida, la ultima apuesta que había echo había causado que ahora fuera Lily Potter.

-Bueno, yo digo que...-Murmuro después se quedo callado mientras daba vueltas por la habitación entonces le miro a los ojos y contesto.-Será un gran mago, tal vez no el mejor alumno pero sin duda hará historia... Se enamorara (siguiendo la costumbre Potter) de una chica pelirroja (espero que tenga suerte y haga lo correcto)

-¿A que te refieres con lo correcto?-Preguntó después sin entenderlo.

-Bueno, que no se comporte como un idiota frente a ella.-Confeso lentamente mientras se señalaba.

-Como has dicho "siguiendo la costumbre Potter", no estoy segura de eso...-Contesto un poco mas alegre.-Además puede ser atractivo.-Coquetamente mientras le sonreía.

-¿En serio?-Preguntó mientras parecía entender a donde iba esa charla, entonces la beso lentamente, después de eso sintió como la chica parecía suspirar para entonces acomodarse entre sus brazos y apoyar la cabeza en su hombro, la abrazo con fuerza durante en buen rato después le susurro tiernamente.-Todo estará bien, lo se.

Minutos después Lily había logrado conciliar el sueño y ahora era James quien la miraba dormir, habían pasado cosas muy malas juntos, lo sabia, pero jamás algo así, cuando Snape chantajeaba a la chica, esta había tomado el asunto como una aventura pero en ese caso, no era igual, sabían que Snape no podría hacerles daño y tal vez por eso habían superado el asunto como si nada.

Pero ahora el caso era distinto, sabían de que era capaz su agresor, además en esta ocasión la vida de un pequeño inocente (que no tenia la culpa de ser hijo de quien era) estaba en riesgo, aquel niño que posiblemente (si las cosas salían bien) tendría que esconderse por siempre.

Además para James su sueño de una gran familia; parecía alejarse rápidamente, la última vez que había hablado con Lily del asunto fue dos días antes de que comenzara la "persecución", y esta había aceptado pero de eso ya había pasado casi un año.

Aquella ilusión de una pequeña niña que fuera la combinación perfecta de ambos, con aquel cabello rojo de Lily y sus ojos color avellana era su deseo, además el no deseaba que Harry fuera hijo único, el lo había sido y no le había sido grato.

Si, lo admitía tenia todo lo que quería pero, no era lo mismo, y si, también reconocía que tenía muchos amigos, pero a la mayoría jamás los volvió a ver, la familia que había formado después en Hogwarts sin duda era lo que quería para su hijo.

Sirius además de ser su primer amigo, ahora era su hermano, Remus a quien conoció después paso a ser una clase de protector, Peter de quien ya no recordaba como había formado parte del grupo, pero que sin duda se convierto en un cómplice, y por ultimo Lily, de quien estaba eternamente enamorado, que sin dudarlo daría su vida e incluso cambiaria sus hábitos solo por tenerla por siempre a su lado.

Eran las razones por las cuales había deseado tener una gran familia, quería que su hijo tuviera eso, un gran amigo que además fuera su hermano (que siempre estuviera a su lado), alguien en quien contar siempre además de apoyarle en las malas, que estuviera junto a el en cualquier aventura. Pero sobre todo que conociera a la chica perfecta, el tipo de chica que entiende todo y jamás juzga pero si te hacen ver los errores, casi del mismo modo que hacen los amigos.

Entonces mientras pensaba en el asunto, imagino en algo que sin duda sabia podría causarle problemas pero debía intentarlo, así que justo después de que la pelirroja despertara le hizo la propuesta.

-James-Susurro la chica mientras le miraba a los ojos y le tocaba el rostro dulcemente.-Tú sabes que quiero pero no es el momento.

-Lo se, es solo que, no quiero pasar el resto de mi vida pensando que no es el momento y cuando lo sea, entonces, simplemente; no podremos mas.-Confeso tristemente mientras le devolvía la mirada a la pelirroja.

-Lo se, yo, también lo pienso, pero...

-¿Pero?, ¿Acaso ya no quieres mas hijos?

-¡¿Bromeas?!-Preguntó molesta mientras notaba que Harry había despertado pues ya comenzaba a llorar.

-Solo piénsalo, esta podría ser nuestra última oportunidad.-Murmuro mientras se levantaba de la cama e iba al cuarto de Harry, dejando así a una pelirroja confundida además de molesta.

¿Acaso pensaba que ella no deseaba más hijos?, justo cuando habían pensando en casarse la idea de tener hijos con James le agradaba pero ahora las cosas se habían complicado bastante y este no parecía darse cuenta, aun que por otra parte tenia razón, cuando las cosas mejoraran (si es que eso llegaba a pasar) habrían pasado años y entonces ya no podían tener esa familia que deseaban, pero ¿acaso el tener a Harry no los convertía ya en una familia?

Todo ese día no se hablaron, Lily estaba molesta y James avergonzado, lo único que parecía unirlos en ese momento era Harry, si la pelirroja no estaba dándole de comer al niño, el moreno de lentes estaba jugando con el, pero era la unica distracción que tenían de aquel enojo y justo después de que Lily terminara de dormir a Harry regreso a su cama nerviosa, James quien ya dormía estaba dándole la espalda.

Entonces mientras esta intentaba dormir no tuvo mas remedio que hablarle, tal vez cometía un error, pero después de todo, su vida con James había sido una aventura, ¿Por qué no hacerlo ahora?, además las cosas habían salido bien siempre, ¿o no?

-James... Acepto-Murmuro la pelirroja de la nada, haciendo que James abriera los ojos de golpe, se girara en la cama y le mirara maravillado. ¡Ella aceptada otro hijo!

-¿En serio?-Preguntó dudoso mientras se colocaba los lentes y encendía la luz solo para notar la mirada de la pelirroja.

-Tienes razón, si no es ahora, no será nunca. Pero....-Comento mientras se sentaba en la cama y el moreno de lentes le imitaba, después hizo una pausa mientras James le miraba un poco asustado, ¿Qué condición iba a darle?, no importaba, era capaz de todo por ella.

-¿Qué?-Preguntó impaciente.

-Tienes que hacer algo por mí.-Confeso después de un rato.

-Lo que quieras.-Exclamo desesperado mientras le tocaba el rostro con dulcera.

-Primero, tendrás que encargarte de Harry durante todo un mes.-Le propuso mientras notaba que el chico parecía contento.

-Claro.-Aseguro rápidamente.

-Y, por ultimo; querrías decorar el techo.-Murmuro coquetamente mientras sonreía ampliamente.

Entonces con un movimiento rápido de la varita de James el techo parecía a ver desaparecido (solo en apariencia) y dejaban un cielo oscuro lleno de estrellas a la vista, después lentamente comenzaron a besarse para terminar buscando aquel segundo hijo, que si tenían suerte podría ser niña, una hermosa niña que sin duda haría compañía a Harry.

Los siguientes días fueron rutinarios, James se encargada de bañar, alimentar, entretener y dormir a Harry para después obtener su recompensa con Lily, la ventaja de permanecer dentro de la casa era que nadie podía verla, así que jamás eran interrumpidos, y siempre pasaban las tardes juntos como una familia.

Pero la mañana del 31 de Octubre las cosas fueron distintas, desde que el sol salio Lily despertó antes que James y Harry, lo cual era raro, por lo general su esposo despertaba antes y preparaba el desayuno solo como muestra de agradecimiento por aceptar otro hijo en esos tiempos difíciles, sobre su hijo, el motivo era distinto, despertaba por aburrimiento y hacia ruido con sus juguetes de los cuales, algunas veces hacia flotar de la nada, pero solo se levantaban unos centímetros y por unos segundos para después caer al suelo provocando el gran ruido.

Lily sentia algo extraño esa mañana, era como si ese día fuera a ser distinto, cuando abrió los ojos lo hizo lentamente y se quedo con los ojos abiertos durante un buen rato mirando hacia la ventana, entonces sintió que James suspiraba y le observo dormir.

Sin lentes se veía extraño, y ahora mirándole fijamente noto que mantenía una media sonrisa en los labios, después de levantarse de la cama cuidadosamente para que este no lo notara fue a la habitación de Harry, el bebe dormía tranquilamente mientras abrazaba un pequeño oso de peluche color café claro, se quedo ahí mirándolo un buen rato hasta que volvió a la cama y se acomodo junto a James, esperando a que este despertara.

----- Fin Flash Back ----

El panteón de Godric's Hollow esa tarde estaba de luto, para los que vivían en el pueblo, aquellas personas que habían llegado desde la mañana jamás las habían visto por ahí, pero a pesar de sentir curiosidad sentían pena por aquella pareja tan joven que había muerto, no estaban seguros pero estos podrían ser famosos, o tal vez importantes, por la cantidad de gente que había acudido al entierro parecía lógico, ¿o no?

Después de un rato la gente comenzó a irse lentamente, aun que después de unas horas, llegaron tres mas, era como si hubieran llegado tarde, el primero en llegar se quedo parado junto a la lapida mirándole intensamente durante un rato, para después unírsele un hombre de edad mayor.

-Remus, no pensé que vendrías.-Una voz detrás del joven hizo que mirara con lagrimas en los ojos.

-Tenia que venir.

-Fue una ceremonia hermosa, debiste verla.

-Si bueno, con la luna llena no podía arriesgarme a salir.

-Si eso es cierto.

-Dumbledore, ¿Cómo esta Harry?

-Bien.

-¿Sabes donde esta?-Sabia que la pregunta era tonta, pero era la unica forma que conocía para sacar el tema.

-Si, pero no voy a decirte.

-¿Por qué no?, yo no soy como Sirius y lo sabes.-Le grito molesto.

-Si y por eso, es mejor que nadie lo sepa, ni siquiera el mismo.

-¿De que hablas?-Jamás entendía de lo que el hombre hablaba siempre parecía hacerlo con acertijos.

-Creo que lo mejor será que crezca lejos de todo esto, claro; cuando tenga la edad ira a Hogwarts como todos, pero mientras tanto es mejor que no se entere de lo que pasó.-Confeso este después de un rato de silencio.

-¿Estas loco?-Acuso el joven mientras le miraba con miedo, ¿Quién se creía el para tomar esa decisión?, el que fuera el líder de "La Orden" no le daba derecho a elegir lo que pasaba con sus miembros.

-Tal vez....-Se quedo callado mientras miraba el cielo que ya comenzaba a oscurecer, después mirando a Remus agrego.-Deberías irte ya, la luna llena no tarda en salir.

Remus no puso objeción y desapareció lejos de ahí, para entonces después de unos minutos caminar hacia las afueras del pueblo y aparecer en las cercanías de Hogwarts.

(N/a: Escuchar "Antes" de Obie Bermúdez)

Pero entonces esa misma madrugada un joven llego al panteón con una rosa roja en mano, se estaba congelando pero no le importaba el tenia que dejarle esa rosa a Lily, sentia que le debía todo y que no había echo nada por ella.

Si era cierto, había pedido al Señor Tenebroso que le diera piedad y la dejara vivir pero este no había echo eso, sentia odio no solo por el mismo si no por todo. Cuando llego por fin a la lapida las lagrimas rodaron por sus mejillas, provocándole mas frió del que ya tenia. Entonces justo cuando dejo la rosa junto al nombre de Lily Potter, un pequeño copo de nieve callo en su manga y seguida de eso, miro al cielo notando que comenzaba a nevar en el lugar.

Tras pasar unos minutos ahí llorando y tocando el nombre de Lily una y otra vez con ternura, se fue de ahí, resignado al final que le tocaba a el, había prometido a Albus cuidar de aquel hijo de su amada, pero de algo estaba seguro no remplazaba a su Lily, si no a James y eso le quemaba el pecho. Ese niño seria un cruel y fiel recuerdo de a quien había amado Lily Evans.

Aquella pelirroja a la que siempre y estaba seguro nunca dejaría de amar, por que sabia que si llegaba a olvidarla entonces seria como si el jamás hubiera existido.

FIN

OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoO

Antes que nada, gracias por leer este fic y muchas gracias más, si te has quedado hasta el final. Lo admito no es un gran final, pero no podía hacer mucho sin tener que salirme de la historia original y de eso el final que Rowling hizo.

Pero espero que les haya gustado la historia de amor entre Lily y James, les debo confesar que esta historia solo tenia 5 capítulos pero bueno conforme avanzaba mas deseaba contar el amor entre estos dos.

Sin más que decir me despido. "Lo que todo comienza como un sueño, termino como un fic"