N/a: ¡¡¡Bienvenidos de nuevo!!! No saben lo feliz que me siento de poder poner otro capítulo más. Sí, y todo gracias a estas maravillosas personas que se tomaron la molestia de dejarme sus comentarios en un maravilloso review. ¡Estoy tan feliz! (Sami saltando por toda la habitación):

Umino Megumi (Megumi-san, muchísimas gracias por tu review me da gusto saber que es de buena calidad para tí, después de todo lo que tú escribes es muy bueno también. Gracias por mostrar tanto interés en la historia. Espero te guste este cap. ¡Besos!)

Kashou No Tsuki (¡Eres tú¡Eres tú! XD Es una gran honor que estés leyendo el fic x.x para serte sincera es gracias a ese fic tuyo que me hice adicta a esta pareja y me inspiré a escribir. Muchas gracias sensei XD (en shock por la emoción) (¡Eres tú! XD))

Lilith Hastelin (Gracias por dejarme mensajito x.x me alegra saber que hay más fans de esta pareja, espero te guste mucho la historia, ya que actualizaré seguido n.nU)

Tomoko Uzumaki Hyuuga (Muchas gracias, sabes que me sonrojan esas cosas pero...me alegra mucho saber que te ha gustado, aún ese detalle no lo he pensado mucho...pero (risa malvada) quien sabe. Ahh y tu fic ta,bien esta genial, así que es un honor que tú tambien me leas ¡Gracias! )

Ahh y también gracias a mi amiga Grecia-chan que comparte tantas cosas conmigo. Es mi alma gemela realmente y me apoya mucho ¡Gracias hermanita!

También os recomiendo su fanfic: EL PODER DE UN BESO. Buscadlo, esta en esta misma sección de GaaraxIno, y a mi me ha gustado mucho, vamos leedlo y dejarle review.

Summary: No hay amor más fuerte que el que siente una hija por su padre…Aunque puede que ella esté equivocada '¿Puede haber un amor más grande?...Gaara-sama…' [InoxGaara

Disclaimer: No, ninguno de los personajes me pertenece

Predilection

tatoeba kimi wo kizutsuketai Por ejemplo, quiero lastimarte

jiorama ni tojikomete atrapándote en este diorama

tataitemita tte sakendetemo Aunque tu grites "intenté notarlo"

kikoenai sa PREDILECTION No puedo escuchar "predilección"

Capítulo 2. Cara a cara

Metió la última de sus pertenencias con prisa en su mochila, se puso una chaqueta, cerró la cremallera y se colocó su bolsa al hombro. Rápidamente abrió la ventana de su habitación y se escabulló por ella cayendo felinamente al otro lado.

Era la primera vez que Ino escapaba de casa. Pero también era la primera vez que estaba determinada a luchar por su padre. Si nadie lograba entenderla más allá de un inútil 'lo siento' por la desaparición de Inoichi, entonces ella sola partiría en su búsqueda. No le pesaba desobedecer a su sensei ni a su madre, puesto que la mujer estaba completamente dormida en casa después de haberse tomado una media docena de calmantes.

La joven rubia corría velozmente por las calles, apenas iluminadas por la luna menguante, en dirección a las grandes puertas de Konoha. Una y otra vez repasaba las palabras que Asuma-sensei y Tsunade-sama le habían dicho el día anterior, ambos se habían negado a su petición de dejarla ir al Sunagakure…

''Y peor aún…no voy a perdonar nunca a la Hokage por negarse a mandar ninjas en busca de mi padre. ¿Acaso no le importan sus shinobis? Pues parece que no…" pensó

-¿Puedo saber a dónde se supone que estás yendo, problemática?- dijo Shikamaru bajando con un salto de la rama de un árbol, quedando frente a ella e interrumpiendo su carrera.

-¡Quítate, Shikamaru!-amenazó la joven, asustada aún por su repentina aparición-

-Aún no me has contestado-

-¡Este no es asunto tuyo, Shikamaru!- exclamó Ino- Voy a buscar a mi padre ¡Y no te atrevas a detenerme, porque te juro que te lastimaré!-

-Como siempre, sacando tus tontas conclusiones apresuradas…-suspiró resignadamente- Para empezar…¿Quién dice que tú podrías lastimarme a mí?

-¡Puedo hacerlo y lo sabes!- chilló ella furiosa pues parecía que el no la tomaba en serio-¡Shikamaru, yo no estoy jugando! Sé que Asuma-sensei te dijo que evitaras que me fuera, pero… tengo que ir al Sunagakure, te pido como amiga que me dejes ir…por favor…-dijo con un leve temblor en la voz- quiero ver a mi padre de nuevo-

El Nara calló unos segundos, en los cuales analizó esos brillantes ojos celestes- Siempre eres tan dramática. Déjame terminar, mujer. Yo nunca dije que iba a detenerte…- completó metiendo sus manos en sus bolsillos ante aquella mirada llorosa, entonces la joven balbuceó:- No lo harás? Pero creí que Asuma-sensei y tú…¿Por qué estás aquí entonces?-

-Porque ha venido a apoyarte- dijo Chouji saliendo de entre unos arbustos con una bolsa de papas fritas- Al igual que yo. Ninguno de nosotros vino a detenerte…Al contrario, vamos a ir contigo-

-¿Es enserio?…Chouji…Shikamaru…Se meterán en problemas-

-Nh…Eso nos tiene sin cuidado, tú lo sabes. Además…el padre de Chouji y el mío estaban

más que de acuerdo con la idea de buscar a Inoichi-san, y con eso nos basta- afirmó el Nara- Somos el nuevo Ino-Shika-Chou ahora. Siempre debemos estar juntos y apoyarnos mutuamente. Tú nos necesitas ahora, y aquí estamos para tí-

- Chicos…no sé… no sé qué decirles…yo…¡Muchas gracias, Shikamaru!-sollozó ella con dos lágrimas cayendo por su mejilla

-Ino-baka no llores- le sonrió el castaño colocándole torpemente una mano en su cabeza- Nos estás haciendo perder el tiempo. Tenemos que irnos-

-Hai, Gomen…-murmuró ella secándoselas con las mangas de su chaqueta-Entonces…¡Vámonos, muchachos!


Llevaba tantas horas sentado allí. Leyendo y firmando, leyendo y firmando montones de pergaminos, documentos, permisos, solicitudes, deudas, pagos, manutenciones de la academia, informes, reportes y más pagos. Estaba adormilado y casi ya ni leía lo que firmaba y se limitaba a poner su sello.

Sus ojos aguamarina hallaban mayor distracción en mirar por la ventana de su despacho, aquellas ventiscas de arena que cubrían la aldea al medio día eran interesantes…eran hermosas, tan cambiantes.

Unos golpes en su puerta interrumpieron sus divagaciones, atrayendo la atención de sus orbes a la pulida puerta de madera. El joven Kaze-kage resopló enfadado dejando de lado su sello, para luego escudriñar con seriedad la entrada- Adelante…- gruñó- ¿Qué quieres Temari?

-Disculpa la interrupción Gaara…- dijo su hermana metiendo la mitad de su cuerpo por la puerta. Lucía nerviosa y ¿acaso era un leve sonrojo lo que tenía en sus mejillas? - Han llegado unos ninjas de Konoha. Son los muchachos del equipo 10, pupilos de Asuma-san. Los recuerdas ¿verdad? Ino-chan, Chouji-kun y Shikamaru. Acaban de llegar a la aldea, al parecer han venido sin su sensei, aunque tampoco traen algún mensaje de Tsunade-sama-

-¿Y bien?- interrogó - ¿Porqué no vas a averiguar los asuntos que tienen en la aldea para que luego se marchen…?-

-Pero…– murmuró ella- es que en cuanto los saludé solicitaron tener una audiencia urgente contigo. Les expliqué que estabas ocupado, pero ella insistió en usar la fuerza si no le permitías verte. ¿Vas a recibirlos?

-No tengo tiempo para esas tonterías –dijo cortantemente- Eso de las relaciones exteriores es cosa tuya, Temari. Creí que te agradaba mucho encargarte de esos asuntos con Konoha, especialmente ahora que tienes que trabajar con Shikamaru-kun – esto último lo dijo para comprobar su teoría.

-¡No!...Bueno no es que no me guste mi trabajo, pero…cuando trabajo con Shikamaru es…mejor. Me refiero a que el es muy diplomático y todo eso…¡Pero no creas que me agrada por alguna otra razón! Sólo…yo… -

-Si, entiendo – dijo él satisfecho pues ya había probado su punto- No tienes porqué sonrojarte tanto-

Temari carraspeó un poco roja como una cereza- Bien…yo…mira, tomándonos más enserio este asunto, te pido que los recibas ¿Si? Han venido desde Konoha para verte, y con todos los problemas que hemos tenido últimamente, con la muerte de todos esos ninjas…es lo menos que puedes hacer, mostrar un poco de cortesía para salvar nuestras muy débiles relaciones externas-

El kaze-kage la miró molesto. Odiaba cuando Temari sacaba lo de las 'buenas relaciones diplomáticas' para conseguir lo que quería. Esas relaciones eran lo mejor para el futuro de su aldea, y él como líder tenía que velar por lo mejor para ella…Diplomacia…cómo la odiaba - Mmm…está bien. Pero tienen que ser muy breves, tengo mucho que hacer…-

-¡Domo Arigatou, Gaara!- exclamó ella saliendo rápidamente del despacho de su hermano- Enseguida los hago pasar!- El muchacho suspiró resignado. 'Al menos, ya que ellos no traen ningún documento oficial de la Gondaime, todo este asunto no tardará, además a Shikamaru-kun le disgustan las discusiones problemáticas…' pensó relajándose un poco en su asiento…


-Le agradecemos que nos haya recibido, Gaara-sama- comenzó a decir Shikamaru a la cabeza de su grupo. El joven Kaze-kage sólo se limitó a asentir mientras éstos se formaban delante de su escritorio. No pudo evitar centrar su atención en aquella extravagante joven de cabellos dorados que estaba entre los dos muchachos. Realmente jamás había visto una Kunoicho como ella, la observó de pies a cabeza llegando rápidamente a la conclusión de que esa niña no podía ser una shinobi: Con esa piel tan blanca y tersa, esas piernas tan bien torneadas y sin defectos, con ese cabello rubio platino tan sedoso, con esas manos delicadas con impecable manicura…realmente debía ser una broma que llevara la banda de Konoha en su cintura.

-Hemos venido a presentarle algunos términos, dada la actual situación entre nuestros dos países. Esperamos que usted comprenda y pueda apoyarnos. Verá, necesitamos discutir asuntos de una gran prioridad para nosotros. Sobre los desaparecidos y muertos en combate en el 'Paso de la Serpiente'-

-¿Acaso los ha mandado Tsunade-sama?- inquirió Gaara

-No, la verdad- admitió el Nara apenado- Estamos aquí en una misión propia. Hemos venido a solicitar su apoyo en la búsqueda de un hombre que desapareció en esa batalla. Esta persona es muy importante para nosotros, y para nuestra aldea…que hemos venido hasta aquí dispuestos a dirigir una búsqueda. Siempre y cuando usted nos autorice y nos brinde los medios necesarios para…-

-No- siseó el pelirrojo sin desviar en ningún momento su atención de la rubia. La vio respingar y mirarlo gélidamente a causa de su respuesta, sus mejillas estaban rojas y sus ojos fríos centelleantes de odio-

-¿Cómo?...-murmuró Ino apretando sus puños con furia- ¿Cómo puede¿No¿Qué quiere decir con eso?

-Que no les daré ninguna autorización, ni ningún equipo para que pierdan el tiempo y los fondos de la aldea en algo tan inútil – contestó ligeramente divertido de verla temblar. ¿Acaso estaba reprimiendo sus impulsos para atacarlo¿Ella? Por Kami-sama, eran tan frágil, que no pudo evitar pensar en lo fácil que sería quebrar su fina cintura con la presión de su arena

-¿¡Cómo se atreve…!?-

-No pienso arriesgar a más de mis hombres buscando a Yamanaka-san- dijo con frialdad recorriéndola de pies a cabeza- De eso debe encargarse Konoha.

-¡ Él desapareció realizando una misión como favor a la Arena¡Es su responsabilidad¡No puede cruzarse de brazos¡Debido a su ineptitud como líder ocurrió esta tragedia, no puede…!

Gaara se levantó de repente colocando sus manos en el escritorio.

Shikamaru alarmado se adelantó para interponerse entre ellos, atrayendo a Ino a su pecho. Mientras los fríos ojos aguamarina del joven pelirrojo lucían tentados de hacer callar a la insolente muchacha- Disculpe el atrevimiento de mi compañera, Gaara-sama. Pero yo estoy de acuerdo con ella, no puede negarnos aquel permiso, nosotros nos encargaremos de la misión. Verá, Inoichi-san es un amigo muy querido de mi familia, y de la Chouji. Pero para Ino él es su padre, ella es su única hija. Por eso, espero que usted comprenda, realmente quisiéramos su permi…

-Yamanaka-san…-llamó Gaara entrecerrando los ojos dirigiéndose a la rubia- Su padre era líder en esa misión, era SU misión, asignada por SU Hokage. No trate de hacerme responsable por la torpeza de su padre para realizar misiones, se han perdido muchos ninjas formidables en esa batalla, debería sentirse orgullosa de que su padre haya muerto cumpliendo su deber-

-¡El no está muerto, por Kami-sama¡Ese es el problema¡No han encontrado su cuerpo, él aún puede estar con vida!- Gritó ella siendo retenida por el brazo de Shikamaru-

-Las condiciones de vida en estas tierras son muy escasas, Yamanaka-san. No espero que lo entienda, pero todos sentimos la pérdida, el fracaso de Inoichi-sama en su misión le ha costado al Sunagakure mucho dinero, no puedo perder más mi tiempo en un hombre que de seguro ya no está con vida-

-¡¿Cómo puede ser tan cínico¿¡Así se hace llamar el Kaze-kage del Sunakagure¡Patetico¡No puedo creer que desprecie de ese modo la vida de aquellos que murieron defendiendo SU aldea¡Es un maldito insensible!-

-¡Ino!- exclamó Chouji tratando de calmarla- Por favor, ya basta. No sigas-

-Shikamaru-kun- interrumpió el pelirrojo volviendo a tomar asiento- Creo que he sido lo suficientemente claro con respecto a este tema. No daré mi consentimiento a esta búsqueda. Por lo tanto, ahora te pediré que saques a tu equipo de aquí, especialmente a tu escandalosa compañera-

-Pero, Kaze-kage-sama…-balbuceó Chouji siendo callado por la fría mirada de Shikamaru-

-Como…usted diga, Gaara-sama- asintió el Nara tomando a Ino por los hombros y sacándola del despacho. Una vez la puerta fue cerrada por Temari, ésta encaró la mirada de su hermano. Estaba realmente molesta con él.

-Que niña más detestable…-murmuró él restándole importancia, dando media vuelta en su silla para admirar por los ventanales el exterior de la aldea- Gaara, no me des la espalda ¿Cómo pudiste decir semejantes cosas?

Suspiró tratando de calmar su molestia. Realmente aquella rubia le había exasperado con su vocecita chillona, y con su falta de respeto…ella no podía ser un ninja, debía ser una broma. Era ridículo pensar que esa inmadura pequeña fuese una kunoichi…

-¿¡Cómo pudiste obedecerle, Shikamaru!?-gritó ella deshaciéndose del agarre de su compañero-¿¡Acaso estás de su lado¿¡Acaso ya no te importa encontrar a mi padre¿¡Ya no te importo yo¿¡Acaso crees que él ya está muerto y no hay necesidad de buscarlo!?

Chouji suspiró resignado- Necesito mis patatas fritas para superar esto. Iré por mi equipaje- informó él perdiéndose por el pasillo, dejando a ambos jóvenes solos. El Nara hizo ademán de seguir al Akimichi pero la voz de Ino le detuvo- ¿Piensas eso¿Ya no te importa encontrarlo?

-Ino…-susurró él volviéndose para abrazarla- Por favor cálmate, Ino…Sabes que yo jamás podría pensar eso- la rubia correspondió su abrazo dejó que sus lágrimas humedecieran el chaleco verde de su compañero- Tranquila, yo estoy contigo.

-No quiero…- balbuceó mientras él le acariciaba la cabeza- No quiero hacerme a la idea de que él esté muerto, no quiero perderlo, Shikamaru. No quiero perder a mi papá, no sabes lo horrible que es esta agonía…no sé si está muerto peor aún no sé si está vivo…Shikamaru, tengo miedo…nadie me ayuda, nadie parece que quiere hacerlo ¡Maldito…Kaze-kage!-

-Ya, relájate problemática…todo estará bien. Yo conseguiré que vayamos a buscarlo, tengo ciertas influencias aquí y de seguro puedo conseguir un permiso-

-Shikamaru…pero ya oíste al Kaze-kage…él..-

-Será un pequeño secreto, un secreto nuestro ¿Bien?- ella sonrió- ¿De verdad tú puedes, Shikamaru? Gracias y perdóname por mi descontrol allá adentro, no quería causarte problemas, pero siempre haces tanto por mí a pesar de que soy tan problemática. ¿Sabes? Aún hay algo que no entiendo…¿Por qué eres tan buen amigo mío?-

-¡Qué pregunta más tonta es esa!- regañó él en broma apretándola más fuerte contra él- Ino-baka, siempre tienes que arruinar los mejores momentos ¿verdad?

-Gomen…es sólo que, no sé que hice para merecer un gran amigo como tú, realmente aprecio mucho lo que haces Shika-kun- dijo ella logrando que el se apenara ante aquellas palabras.

-Disculpen…¿interrumpo?- llamó Temari encontrándolos a ambos en el pasillo. Tenía el rostro serio y fulminaba con sus ojos aguamarina a los dos compañeros de equipo. Ino inocentemente se separó del Nara y respondió casualmente:- No, para nada. Temari-san

-Ya veo- murmuró esta mirando inquisitivamente a Shikamaru logrando que este se sonrojara más aún y desviara la mirada- Vine a decirles que pasarán la noche aquí, es lo menos que puedo ofrecerles después de lo que pasó. Mañana partirán si gustan-

-Muchas gracias- dijo con una leve reverencia la Yamanaka- Espero no te causemos muchas molestias, Temari-san-

-Oh no, para nada- dijo ella con ligero sarcasmo- Ahora, por favor síganme, los llevaré a sus habitaciones en el otro lado de la mansión-

-Hai- asintieron ambos siguiéndola silenciosamente. Avanzaron un par de pasillos cuando Shikamaru al fin dijo en un tono misterioso:- Hey Temari…Hay algo que quisiera hablar contigo

-Dime

-Necesito que nos ayudes en un pequeño proyecto que tengo en mente…-


TO BE CONTINUE…

N/a: Owari! Ya estuvo XD, allí termina el segundo capítulo, me he retrasado? Decid que no por favor! Es que rehice este cap 3 veces XD nunca estuve conforme con lo que escribí. Por eso al fin, después de ahogarme en 2 tazas de café logré estabilizarme y estar feliz con lo que he escrito, espero les guste y me dejen su mensaje Ok?

Se despide Sami-chan

Matta ne!