Pronto unos ojos de color blanco comenzaron a abrirse, para observar el cielo azul que estaba frente a ellos, rápidamente se sentó y giro su cabeza para encontrarse con un chico de cabellera rubia que se encontraba inconciente junto a ella...

Hinata: Naruto-kun -comenzó a mover al rubio para que despertara, pero este seguía sin reaccionar- Naruto-kun ¡despierta por favor! -El chico comenzó a abrir los ojos-

Naruto: Hi...Hinata-chan -se levanto y miro a sus alrededores- ¿Dónde estamos?

Hinata: no lo se, los demás no están

Naruto: ¡¿Qué?! -miro nuevamente hacia todos lados y no vio a ni un alma- no puede ser no hay nadie

Hinata: es lo que estoy diciendo

Naruto: jejeje -poniendo una mano detrás de su cabeza- tienes razón, ¿y ahora que hacemos?

Hinata: lo mejor será buscar un poco de comida y armar un campamento, mañana temprano iremos a buscar al resto, en estos momentos seria muy peligroso

Naruto: si, lo bueno es que tenemos uno de los pergaminos -dijo mostrándole un pergamino de color amarillo con un rayo grabado-

Hinata: ese debe pertenecer a la aldea del rayo (no se si existe pero bueno XD)

Naruto: seguro "jejeje yo no lo sabia (inner Nao: mira que ni porque el pergamino traía un rayo, Yo: jaja ya se que tonto, Naruto: hey no me digas tonto)"

Hinata: bueno Naruto-kun vamos por un poco de comida

Naruto: ¡SI! -grito feliz-

Ambos se adentraron en el bosque, buscaron en diversos lugares, Hinata encontró un árbol de manzanas, Naruto unas moras que Hinata aseguro no eran venenosas, después de encontrar unas cuantas frutas mas, regresaron al lugar donde habían caído en un principio e hicieron una fogata, comieron lo que habían reunido y se dispusieron a dormir, al día siguiente se levantaron muy temprano (claro que al decir levantaron me refiero a que Hinata despertó a Naruto jeje) después de que Naruto estuviera suficientemente despierto siguieron su camino, pronto encontraron una pequeña cabaña en medio del bosque y decidieron acercarse.

Hinata: Na...Naruto-kun creo que es peligroso acercarse

Naruto: vamos Hinata, no creo que nos hagan nada ademas el pergamino esta bien protegido, vamos

Comenzaron a caminar hacia la cabaña y tocaron la puerta, nadie abría así que volvieron a tocar y esta vez abrió una pequeña niña de unos 7 años de edad de cabello castaño y ojos color marrón.

Niña: buenos días que se les ofrece -saludo y pregunto la pequeña un poco asustada-

Hinata: tranquila no te haremos daño

Naruto: ¿hay alguien más contigo?

Niña: mi...mi hermano -se escucharon unos pasos y tras la niña apareció un joven alto de cabello castaño y ojos cafés-

Joven: Miyuki ¿Qué es lo que ocurre?

Miyuki: her...hermano ellos...

Joven: ¿Qué se les ofrece?

Naruto: solo queremos hacerles unas preguntas

Joven: ¿acerca de que?

Hinata: esque perdimos a nuestros compañeros y queremos saber si los han visto -el joven se giro a ver a Hinata y esbozo una sonrisa-

Joven: -acercándose a la Hyuuga y besando su mano- como no responderle a una hermosa joven como tu

Miyuki: ¡hermano!

Hinata: -sonrojada- eh...yo

Naruto: -se interpuso entre hinata y el joven-

Miyuki: hermano no ves que el joven se ha puesto celoso porque te acercas así a su novia

Naruto: ¿Celoso? ¿Novia? No este Hinata-chan no es mi novia -dijo el rubio con un leve sonrojo-

Joven: entonces no hay problema, bueno pero pasen no se queden ahí -Naruto y Hinata obedecieron- mi nombre es Kenji y ya han conocido a mi hermanita Miyuki

Hinata: si, mucho gusto yo soy Hinata Hyuuga

Naruto: mi nombre es Naruto Uzumaki

Kenji: bueno ¿y que es lo que desean preguntarme?

Naruto: nosotros estamos encargados de una misión y debido a una explosión fuimos separados de nuestros compañeros y queremos saber es si los han visto

Kenji: pues no, hace días que no veo a nadie desconocido por estos rumbos

Hinata: que lastima -dijo muy triste-

Kenji: oh pero no te preocupes, yo les avisare cuando vea a alguien, creo que si alguno de sus amigos apareciera vendría a preguntarme por ustedes

Hinata: tiene razón

Miyuki: ¿no les gustaría quedarse a comer?

Naruto: ¿enserio?

Kenji: claro, seria un placer

Hinata: bueno si Naruto-kun quiere por mi esta bien

Miyuki comenzó a preparar la comida mientras que Kenji y Hinata platicaban y Naruto se le querían salir los ojos de coraje, aunque ni el mismo sabia porque, pronto atardeció y Naruto decidió hablar con Hinata.

Naruto: Hinata-chan

Hinata: dime Naruto-kun

Naruto: creo que ya es muy tarde y deberíamos irnos, tenemos que buscar a los demás

Hinata: creo que tienes razón Naruto-kun

Y después de una despedida muy molesta para el rubio partieron en busca de sus compañeros, habían pasado ya 2 horas de camino y ninguno se dirigía la palabra hasta que...

Naruto: mmm Hinata

Hinata: ¿si?

Naruto: este... ¿a ti te gusto ese chico Kenji?

Hinata: bueno era muy guapo pero yo... a mi me gusta otra persona

Naruto: ¿a si, quien?

Hinata: pues -se detuvo y el rubio hizo lo mismo y se giro a verla-

Naruto: ¿Quién?

Hinata: yo...-respiro profundo- a mi...me... ¡me gustas tú!

Naruto quedo sorprendido mientras Hinata se disponía a salir corriendo pero fue detenida por él, el rubio la jalo y la tomo por la cintura para después susurrarle al oído.

Naruto: ¿enserio? -Susurro y la Hyuuga asintió- pues a mi... también me gustas Hinata-chan -la chica solo sonrió y el rubio se separo un poco para después plantarle un beso en los labios que duro unos minutos después se separaron- Hinata-chan ¿quieres ser mi novia?

Hinata: eh... por supuesto que si Naruto-kun -dijo feliz-

Naruto: -sonriendo- sigamos -ella solo asintió-

Y así continuaron su búsqueda...