Desaparecida

By: Enchanted Echoes

Capitulo 1.- Secuestrada.

Eran altas horas de la noche, aun así todavía se encontraban varias personas dentro del café Honky Tonk. Sin embargo, ninguno de ellos era un cliente.

Ban y Ginji se encontraban comiendo unos sándwiches de jamón que Natsumi les había regalado. Otra vez se encontraban sin trabajo, sin dinero y con mucha hambre.

- Si sigues así terminaras manteniéndolos, Natsumi. – le advirtió Paul. Mirando por encima de su siempre-presente-periódico.

- Me da lástima verlos en esa situación – respondió la joven, terminando de lavar los platos. Provocando que Ban se exaltara con su comentario.

- ¿L-lastima?- murmuró entre dientes, absteniéndose de gritarle a su benefactora.

- Shhh Ban. Ella es la única que nos alimenta en estas situaciones, no la hagas enfadar.- le pidió Ginji mirándolo con ojos tiernos.

Ban no pudo hacer nada mas que contenerse y suspirar resignado.

- Bien, ya he terminado con mis deberes. Todavía tengo que ir a casa y terminar un proyecto escolar…- dijo con pesar la chica, sería una larga noche. Comenzó a colocar los platos en su repisa cuando sintió una mano en su hombro, deteniéndole con delicadeza.

- Esta bien, Natsumi, puedes irte-

- Gracias, Paul- Natsumi colgó su mandil y salió del café, despidiéndose alegremente de los chicos.

Fuera, el viento era fuerte y frío, arrastraba algunas gotas de lluvia a su paso, amenazando con una tormenta feroz. Natsumi caminaba con dificultad, pero se apresuraba por llegar a casa antes de que la tormenta la alcanzara.

A pocas cuadras de su casa, se detuvo a la vista de una camioneta negra. Ahí, alejado a unos cuantos pasos, un hombre vestido de negro y con aspecto de matón la miraba fijamente a través de sus gafas oscuras. No supo exactamente porque, pero comenzó a correr en dirección opuesta.

El hombre la seguía…

Kyo Haruno se encontraba en su oficina, esperando pacientemente la llegada de su transportista cuando recibió la llamada de uno de sus hombres. Una sonrisa se dibujó en sus labios al escuchar las noticias y se ensancho aun más cuando la puerta se abrió dejando ver a un hombre delgado, de ropas negras y un sombrero de ala ancha.

- Me alegro que hayas venido- le dijo poniéndose de pie- tengo un trabajo para ti.

Akabane sonrió.

Natsumi se encontraba atada de manos y piernas dentro de la gran camioneta negra. Aquel hombre la había logrado capturarla y meterla dentro, sin dejarle la oportunidad ni siquiera de gritar por auxilio.

Habían pasado ya varias horas y no sabía a donde la llevaban. Estaba asustada, quería llorar, pero no les daría el gusto a esos hombres. Pensaba en esos porque eran dos: El que la había capturado y el que iba conduciendo.

La camioneta se detuvo de repente y los hombres bajaron de la camioneta cargando a Natsumi con ellos. Ella forcejeaba, pero eran mas fuertes que ella, además no podía hacer mucho en su estado. Hubiera gritado, si no fuera por la cinta que llevaba en la boca.

- Queremos que lleves a la chica hasta Okinawa, a la residencia Kisaragi. – Comentó Kyo. – La paga será grande.

-Eso no me interesa- explicó educadamente Akabane mientras se daba la vuelta para mirar a la ventana. Los hombres metían a la joven implicada a un camión con brusquedad. Le pareció reconocer a la chica, trabajaba en el café de los Get Backers según recordaba. –Esa chica…-

- Es posible que los Get Backers interfieran, por eso necesitamos su ayuda Dr. Jeckyl - continuó Kyo (a/n: jackal o jeckyl?? Yo tengo la serie y sale subtitulado como jeckyl pero me dicen que es jackal. Por favor confírmenme)

- ¿Posible?-

-Casi seguro- respondió, con la certeza de que Akabane aceptaría si un oponente fuerte estaría implicado.

-En ese caso, puedes contar conmigo- dijo Akabane sonriendo. Hizo un ligero ademán de despedida con su sombrero y abandonó la oficina.

Natsumi se golpeó fuerte en un brazo cuando uno de los hombres la aventó con brusquedad al interior. Ahogo un grito por el dolor y unas lagrimas se asomaron por sus ojos.

Poco después las puertas se abrieron nuevamente y entró un hombre. Ahora Natsumi si que quería gritar.

" ¿Akabane-san?" pensó " ¿Porqué él?"

El motor se puso en marcha y el camión se puso en camino.

- Tu debes ser Natsumi-kun- dijo con su típico tono de no-pasa-nada-aquí.

Ban y Ginji dormían justo afuera del Honky Tonk. En su carro. Cuando fueron despertados bruscamente por Paul.

- ¿Qué pasa, jefe?- preguntó Ginji tallándose los ojos.

- Es Hevn. Dice que tiene un trabajo muy importante que no puede esperar. –

- Ah ya era hora. Quizás podamos comer algo decente por un par de días- dijo ilusionado Ban. Todo su sueño había desaparecido mágicamente.

- Puede que no será así- informó Hevn. Se había hartado de esperar a los chicos y había salido a verlos al carro. –Han secuestrado a Natsumi.

Los chicos borraron las sonrisas de sus rostros y miraron a Hevn con seriedad.

-Puede que este en grave peligro, no será fácil rescatarla. Me han dicho que Kurodou Akabane va con ella.

N/A: Si lo sé, este capitulo ha sido un poco pequeño y no ha habido mucha acción, pero descuiden, se pondrá mejor. Por favor dejen revis T.T cualquier comentario, sugerencia o insulto es bien recibido. (no se lo tomen tan a pecho, no necesitan insultarme… )