Estoy reescribiendo esta historia por que creo que la deje de lado mucho tiempo, así que desde ahora en adelante será una de mis primera prioridades y tratare de terminarla antes de fin de año haciendo también los capítulos de entre 4mil y 5mil palabras cada uno.

Espero que les guste.

Una semana para casarse

Prólogo

Adorado Harry:

La primera vez que nos conocimos decidimos que lo nuestro iba a ser para divertirnos, pero ahora, después de dos años creo que nuestra relación debe ser reevaluada. Llego el momento de dar el siguiente paso. Como creo que ya lo averiguaste estoy hablando de matrimonio, específicamente nuestro matrimonio. Ya se que me amas con locura y que llegado el momento te hubieras casado conmigo, pero te lo he dejado pasar por mucho tiempo y francamente estoy aburrida de esperar.

Así que te doy una semana, es decir siete días a partir de hoy para que te decidas, quieres o no pasar el resto de tu vida con tu alma gemela. Si la respuesta es no, tendrás que prepararte a pasar tu vida sin mi, jamás me volverás a ver ni a sentir lo que significa amarme.

O te casa conmigo o te olvidas de mí para siempre.

Pienso que es mejor que no nos veamos durante el transcurso de la semana, así que cuando acabe el plazo ya sabes donde encontrarme. Elige sabiamente Harry Potter, que sin mi… no sabrías que hacer…

Te amo y espero con ansias el próximo domingo.

Cho Chang.

OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

Un apuesto joven de unos 26 años se pasaba algo incomodo por su departamento en el centro de Londres. La expresión de Horror en su rostro era evidente de todos los ángulos, parecía como si le hubiesen avisado que su mejor amigo murió mientras estaba constipado. Para rematar el asunto se veía bastante loco pasándose las manos por el cabello mientras hablaba en voz alta.

"No puedo creer... no puedo creer que me de un ultimátum, es decir, yo creí que íbamos bien. Era una relación buena… Esta bien, debo admitir que me ha dejado pasar unas cuantas: nunca reclama cuando la llevo a un bar deportivo, o casi nunca...o cuando olvido su cumpleaños, o en navidad, cuando dejo hasta el ultimo día para comprar su regalo..."

Su constante paseo lo llevo al baño donde revolvió los estantes tratando de buscar algo, o solo lo hizo para mantener sus manos ocupadas y no intentar suicidarse ante la idea de pasar una vida cerca de Cho.

Desde que se conocieron siempre estuvo claro entre ellos que ninguno esperaba algo mas que una divertida aventura de verano, y si Cho no creía que se habia dado cuenta de cómo cambiaron las cosas cuando vio lo rico que era, ella estaba mas loca de lo que sus amigos creían.

¡OH DIOS! No puedo pensar con el estomago vacío... y esos malditos pájaros se ven tan felices que dan ganas de vomitar, claro, como a ellos no les dieron un ultimátum...

Mirando su reflejo en el espejo su rostro se ilumino como si hubiese descubierto que la tierra era redonda, así que antes de hablar, respiro profundo y sonrió.

"Eso es, no puedo pensar claramente por que no he consumido mi dosis diaria de cafeína. Sí, esa es la solución, de seguro que cuando me despierte bien y coma, todo se vera mejor y lo solucionare... confió en poder hacerlo..."

Saliendo del baño regreso a su gran habitación, y como era de esperar estaba totalmente desordenada. Había ropa en el suelo, vasos en la cómoda y hasta un plato en el velador. Acostándose baso las cobijas de su cama, y mirando el supuesto lado de su supuesta futura mujer comenzó otra vez su monologo.

"Su lado huele a perfume, pero no la quiero lo suficiente como para compartir mi vida con ella, además no creo estar preparado, mas bien no estoy preparado. No señor... Harry Potter no se ata a nadie... Admito que es guapa, si lo es. Nunca voy a olvidar cuando nos reencontramos, y la vi. Salio del mar con ese minúsculo bikini blanco que hacia resaltar sus curvas. Sí, la atracción fue instantánea y no pasa mucho tiempo para que comenzáramos a salir. ¿Pero será suficiente? Ah diablos, no se que hacer, es muy temprano para poner mis neuronas en funcionamiento. Lo mejor será dejarlo para después."

Y con eso nuestro mago favorito comenzó a contar escobas, hasta que Morfeo lo recibió en sus brazo y por esa sonrisa que tenia al dormir y las cosas que murmuraba durmiendo parecía esta literalmente en el séptimo cielo, es decir ¿no es acaso el barro, las mujeres en bikini y licor el sueño de todo hombre heterosexual?

OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

Que les pareció el último libro de Harry Potter, yo lo encontré genial y me pase como cinco horas del sábado leyéndolo.

Díganme lo que les pareció este capitulo, ya que estoy pensando en borrar la historia si no me resulta.

Ciao.