Sasuke y Sakura llevan casados cinco años. Durante todo ese tiempo, Sakura nunca notó nada extraño en su matrimonio, siempre pensó que era normal que su marido llegara a casa tan tarde a la noche y que tuviera esporádicos viajes de negocio. Después de todo, es un abogado de una gran firma de abogados ¿Qué hay de raro en eso? Pero el tiempo pasa, y Sakura empieza a notar cierto secretismo a su alrededor, su mejor amiga deja de salir, deja de contarle cosas, sus amigos y conocidos comienzan a distanciarse y se da cuenta que ya no tiene familiares a quien recurrir. Para empeorar la situación, su marido le oculta cosas. El día que una clienta aparece, Sakura empieza a cuestionarse de la realidad que vive. ¿Porqué su marido tiene cicatrices en el cuerpo? ¿Porqué Karin esta tan cerca de su marido? ¿Y que es lo que sus amigos le ocultan?. Tsunade zarpa en un viaje de negocios por un tiempo y ella se hará cargo de sus clases en la Universidad y tendrá doble turno en el Hospital. Pero, ¿Quién es Tsunade? ¿Porqué Sai, su estudiante, parece tan interesado en su mentora? ¿Y porqué recibe esas miradas del profesor de Historia? Su nueva amiga, Hinata, parece ser la única que la entiende aunque también oculte un pasado bastante oscuro, pero Haku, la mesera que desapareció un día sin dar señales, le dijo que no confiara en nadie y que su marido estaba involucrado en algo más serio que la mafia Yakuza.

En Japón están sucediendo cambios grandes. Una lucha de poder se desata, pero a Sakura poco le importa si cae la bolsa de New York otra vez, ella lo único que se pregunta es:

¿Qué es lo que mi marido me está ocultando?


t h e b e a u t i f u l l i e

kiss me sweet
i'm sleeping in silence
all alone
in ice and snow

.

.

Cuando Sakura despertó aquella otra mañana, lo hizo con los ojos cerrados. Aún así, no gruñó cuando las cortinas de su habitación estaban abiertas, porque ese día, en esa mañana, las cortinas estaban cerradas. Lo podía sentir aún con los ojos cerrados. Y aquello solo podía significar una sola cosa. Su marido no estaba en casa.

Rodó hacia un lado de la cama y respiró el vacío a su lado. Sasuke no había pasado la noche con ella.

Ocultó la cabeza debajo de las almohadas y contó hasta diez. Intentó no pensar en el silencio a su alrededor como algo intranquilizador. Al contrario, intentó concentrarse en el silencio como en un sostén para su cordura y sentido común.

Cinco... cuatro... Esto era rutinario.

Tres... Dos... Así era todos los días.

Uno. Sakura abrió los ojos y se levantó de la cama.

Ella hizo lo que hacía todas la mañanas. Preparó su ropa, tomó su baño, ordenó sus papeles y acomodó su cartera. Avanzó hasta la cocina, y miró la cafetera. Estaba apagada.

Tiró el café viejo y preparó uno nuevo. Miró la cafetera mientras se hacía y finalmente se sirvió en una taza. Tomó un sorbo. Tomo otro hasta que ya no quedó más. Lavó la taza y la dejó para que se seque.

Tomo su cartera, sus llaves y salió de la casa. El café ya no sabía igual.

.

.

in my dream
i'm calling your name
you are my love

.

.

Sakura se colocó sus anteojos negros al mismo tiempo que salía del auto. La pareja sentada frente a ella no se inmutó. La muchacha seguía tomando helado mientras reía algo que su novio le decía al oído. Ninguno de los dos percató que Sakura había bajado del auto, pero ella si. Porque había estado diez minutos sentada en el auto mirando a esa pareja.

El remordimiento, la culpa y el lamento jugaban con su psiquis como pelota de futbol en plena cancha sin jugadores pero era su memoria que hacía de su furia y testarudez salir a flote.

Sakura caminó hacia la cafetería a la vuelta de la universidad. Aún no estaba segura de que aquel fuese el mejor lugar para hablar, Haku había trabajado allí. Y aunque estaba segura que Haku no aparecería por allí, no podía dejar de pensar que tal vez, capaz, Haku algún día volvería.

La cafetería estaba llena, como era de esperarse al mediodía. Fue fácil para la pelirrosa encontrar la mesa. Era la misma mesa donde se sentaba todos los mediodías a almorzar con Hinata. La mesa frente a la ventana. Sakura se mordió el labio por la vista pero caminó sin detenerse. Suspiró de alivio al ver a la mujer. No sabía que haría si estaba sola más tiempo.

Bien, eso no era lo que veía en las películas de acción, pensó Sakura escaneando por última vez a su alrededor.

—Supongo que no voy a necesitar esto, —dijo Sakura, quitándose los anteojos negros y colocándolos al lado de su copa.

—Buenas días Sakura-san.

—Sakura, —corrigió instantáneamente Sakura, pero devolvió la sonrisa. —Buenos días Hinata.

Hinata sonrió.

.

.

in your eyes
i search for my memory
lost in vain
so far in the scenery

.

.

Sasuke Uchiha estaba de mal humor. Humor de perros estaría bien definido. El problema acarrea cuando tenías un jefe y superior como Uchiha Sasuke enojado contigo por no tener información sobre la bomba que podría haberlo volado en pedazos a él y a su mujer. En ese momento, te gustaría estar en cualquier lugar que no sea aquella mesa.

—¿Y bien? —había preguntado con furia.

Hacia varias horas que estaban sentados allí. Buscando desde cualquier lugar cualquier indicio de qué es lo que había ocurrido. Si, era una bomba. Si, había destruido gran parte de lo que era un parque nacional. Si, no había heridos. Pero aquel no era el punto, ni siquiera el punto de seguridad nacional. Alguien había intentado matar a Sasuke Uchiha. Aunque la pregunta, además de ser ¿Quién había sido?, era también ¿Y si no fuese un intento de asesinato?

La furia del morocho era demasiado latente. Nadie tenía intenciones de cortar el silencio y decir algo que hiciese que esos negros llenos de furia se centrasen en uno. Y tampoco, nadie quería ser la victima cuando la furia se desate.

Hatake Kakashi entró a la habitación. Aún despierto después de tantos días investigando se veía fresco como recién salido de la cama.

Hubo un suspiró de alivio silencioso e interno en la sala. Aquella furia silenciosa ya les estaba poniendo los pelos de punta. Kakashi siempre tenía respuestas. Aunque muchas veces no eran las que Sasuke Uchiha buscaba.

—Kakashi. ¿Qué —El llamado del Uchiha no era solo de bienvenida. Estaba en su último estribo de sanidad. —pasó?

Kakashi lo notó y lo miró no sorprendido por su estado pero no abrió la boca para comentarlo. Naruto sería el suicida que lo haría.

—Todavía no lo sabemos.

—No lo saben. —repitió Sasuke. —Alguien plantó suficientes explosivos para explotar un parque, donde estábamos mi mujer y yo, y así traspasar nuestra seguridad, casi matarnos y ¿ no sabemos nada?

—Encontramos rastros de C-4. Nuestro equipo esta buscando en este momento en los datos nacionales algún trafico de cargamento de explosivos en el Japón—respondió Kakashi y siguió hablando no dándole tiempo a Sasuke a hablar. El tono de voz que empleó después agravó el humor de la sala. —Quienquiera que haya sido el responsable, no tenía intenciones de negociar con nosotros.

—Quiero nombres. —Dijo Sasuke. —Quiero que esto no vuelva a ocurrir. Alguien intentó atacarnos y no lo hemos anticipado

—No es su culpa. Estaba distraído. —respondió una voz al final de la mesa.

—No me tomo la seguridad de mi mujer a la ligera. —Contentó Sasuke con voz helada.

—De todas maneras. Hemos contactado a las otras bases por información ilegitima. Las imágenes satelitales nos llegaron poco antes que los videos. —Las luces se apagaron y apareció una pantalla en la pared. —Estás fueron las fotos que nos enviaron. La primera fue cinco horas antes del incidente. Encontramos un grupo sospechoso dentro del perímetro. Dos horas más tarde, —Kakashi pasó la siguiente foto. —Tenemos este grupo y por su aspecto físico podemos decir que era la misma persona la vemos subiéndose a la camioneta blanca estacionada no muy lejos. —La siguiente foto es el primer plano de una camioneta blanca con vidrios polarizados. —El equipo de búsqueda está investigando la patente.

Sasuke pasó una mano sobre sus cabellos. Las noticias no habían sido buenas, seguían sin nada en sus manos y aún así el tiempo corría y no estaban seguros si aquel tendría una nuevo ataque.

Sasuke miró a su equipo, la mayoría había estado despierto toda la mañana y noche. Estaba seguro que la mayoría quería descansar pero aquel no era el momento.

—Inuzuka, tu equipo y tu irán al campo. Vuelve con los perros e investiga la zona. No quiero que vuelvan con las manos vacías. Lleva a Aburame también. Los dos hacen buen equipo. —Los susodichos se levantaron. —Nara y Hyuuga los quiero en Inteligencia y espero noticias para esta noche. Akimichi quiero que dirijas un grupo en el laboratorio. Esos C-4 deben tener algo de información, quiero saberla cuanto antes. El resto ya sabe que hacer.

La sesión se dio por terminada. Todos se levantaron de sus asientos y avanzaron hasta la puerta con varios ideas de como llevar a cabo sus tareas, y al mismo tiempo como obtener buenas noticias para su jefe.

A medida que la sala se fue vaciando, solo tres personas quedaron presentes.

—¿Qué más tienes para mi?—pregunto el Uchiha.

—Quienquiera que haya puesto esos explosivos esperaba festejar año nuevo por adelantado. El mensaje fue claro. Saben de nosotros. Saben de ti. Y están observando nuestra reacción en este momento.

Sasuke lo miro a los ojos. —¿Crees que—

—¡Por supuesto que son ellos! —Naruto arrastró cada palabra. —Son los únicos que saben tanto. Y no me sorprendería que-

—No te atrevas a pronunciar su nombre. — le corto Sasuke. —Quién sea que haya sido, no le perdonare lo que le hizo a Sakura.

Naruto apretó sus labios en una fina línea delgada. El tampoco pensaba en perdonarles lo que le hicieron a Sakura.

—Kakashi quiero que te encargues del resto. ¿Donde esta Sakura?

—Almorzando con la otra Hyuuga. —respondió Kakashi revisando los papeles delante de él. —Estarán bien, —dijo finalmente levantando la cabeza. —Neji también se toma en serio la seguridad de su sangre.

—Hn.

Sasuke recordó como lo había hecho la última vez. No podía negar sobre sus resultados pero sus métodos dejaban mucho que desear. Sasuke suspiró y se sentó en su silla dejando entrever lo verdaderamente cansado que estaba. Naruto lo notó.

—Teme ¿Porque no vas a casa? Te llamare si hay nuevas noticias. Puedes ver a Sakura. Ya sabemos que te cortamos la noche la otra vez. —agregó Naruto levantando las cejas sugestivamente.

—No. —Sasuke se gruñó mentalmente por sonar tan a la defensiva. El recuerdo de la noche anterior hacía que demorará aún más su llegada a casa. Si había dos personas que notarían su extraño comportamiento serían aquellos dos con quien estaba en ese momento. Intento arreglar su desliz, agregó. —Debo quedarme.

—¡Pero si apenas puedes mantenerte en pie! —replicó Naruto. Sasuke volvió a 'hn-ear' satisfecho que el idiota no se haya dado cuenta. —Ayer solo te diste el día libre porque trabajaste dos días seguidos sin dormir.

—¿O hay otra razón por la cual no quieras ir a casa? ¿Algo que tenga que ver con Sakura?

Sasuke le dirigió una mirada venenosa pero ya era tarde. Tenía que ser Kakashi el que viera más allá de su inútil excusa.

Naruto se dio media vuelta para mirar a Sasuke con ojos entrecerrados. —¿Qué hiciste?

—Nada. —replicó cortante. Esperando que el idiota tome idea de que no quería hablar de ello.

Naruto lo notó y no le dio la satisfacción. Había respondido muy rápido para aliviarlo. Sus ojos se entrecerraron más. —Voy a llamar a Sakura-chan y pedirle disculpas de tu parte. Eres un idiota pero seguro te perdonara. Por algo te quiere.

Naruto alzo la mano para alcanzar el teléfono cuando Sasuke le desvió el brazo y le dijo.

—Déjalo así.

Esta vez Naruto lo miró con preocupación. Sasuke maldijo.

—¿Que paso? Si es porque falta comida entonces no tienes la culpa porque la ultima ve me com—

—Idiota. —Sasuke interrumpió su estupidez y miró a Kakashi esperando que el mayor lo apoyara y se llevara a Naruto de la sala. Kakashi le devolvió la mirada con ingenua inocencia.

Sasuke suspiró.

—Me escuchó hablando esta madrugada. —Continuo aún cuando Naruto exclamó un '¡demonios!' —Sakura empezó a preguntar, preguntas que no le pude responder y luego me fui.

Kakashi suspiró. Sabía que algo así pasaría. La doble vida tenía sus consecuencias. Naruto, en cambio, no notó la gravedad del asunto.

—Tal ves no sea tan serio. Podría hablar con ella y ver que es lo que que—

—Me pregunto que le estaba ocultando.

—Ah, mierda. —maldijo Naruto abiertamente, pasándose una mano sobre sus cabellos rubios. —Le podemos decir que—

—Nada. —cortó Sasuke. —No le diremos nada.

—¿Vas a mentirle?

—Nunca le mentiría a mi esposa, Naruto. —fue la respuesta seca y fría del Uchiha.

—Pero tampoco vas a contarle la verdad.

No. El no era obvio, aunque cada día se estaba volviendo más y más difícil de lograr.

—Sasuke... —comenzó Naruto, pero Sasuke lo detuvo con la mano.

—No vas a hacer nada, Naruto. Déjalo así.

—Pero no puedes—

—Hn.

—¡Demonios Sasuke, esto es importante!

—Sé lo qué es importante, Naruto. Sakura es mi mujer. Sé lo que tengo que hacer. Sakura no debe saber la verdad.

—Pero—

—Uzumaki. —Una advertencia. Sasuke ya no quería hablar del tema.

A Naruto le importaba un comino volver a ir al ala de psicología o volver a entregar su placa (aunque todavía estuviera de prueba) pero Kakashi colocó su mano sobre su hombre y lo detuvo.

Sasuke aprovechó la oportunidad para continuar.—Uzumaki, Hatake, quiero buenas noticias.

Kakashi asintió, abrió la puerta y Naruto salió mirándolo con rabia en los ojos. Kakashi fue el último en salir, se detuvo en la puerta y volvió a mirar a su expupilo, a quién le había enseñado todo lo que sabía.

Sasuke lo detuvo con la mano. —Todavía no es el momento.

Kakashi parecía dispuesto a discutir eso, pero le hizo caso. Asintió con la cabeza y salió de la habitación. Sasuke maldijo sin restricciones. El día solo parecía empeorar cada vez más su humor.

.

.

hold me tight,
and swear again and again
we'll never be apart

.

.

Sakura miró por enésima vez la ventana delante suyo. Escaneó los rostros, intentando encontrar una cara conocida entre todos aquellos desconocidos. Tal vez esperaba encontrar a Haku, esperanzada que con unos minutos más, un encuentro más pudiera responderle más preguntas que su marido había causado la noche anterior. Su rostro se transformó en uno de dolor cuando recordó la noche anterior. Tal vez no debería haberle hablado así, capaz hubiese funcionado mejor desde otra perspectiva, pensó Sakura mordiéndose el labio inferior. Pero sacudió la idea de su cabeza antes de terminar de pensarla. Ya había jugado el papel de inocente e ingenua por mucho tiempo, no podía irse atrás justo ahora. No después de Haku, no después de anoche.

—Hinata, de verdad apreció que hayas venido. Y discúlpame otra vez por llamarte tan tarde ayer a la noche.

Hinata sonrió y tomó un sorbo de té. —Está bien. Ya te he dicho que podías llamarme cuando lo necesitaras. Nunca pensé que fuese tan pronto. Pero si vas a gastar energía disculpándote, preferiría que comieras esa porción de torta delante de ti. Apuesto que no comiste nada esta mañana.

Sakura sonrió tímidamente en forma de disculpa. —Tuve muchas cosas en la cabeza.

—Está bien, —entendió Hinata mirando la ventana. —Tomate el tiempo que quieras. Puedes decírmelo, o no. Es tu decisión. Solo estoy contenta de que me hayas llamado.

Ya había pasado una hora desde que las dos estaban sentadas allí sin decir palabra alguna. Los aperitivos, el primer plato habían pasado. El postre estaba delante de ellas y parecía que Sakura no encontraba la fuerza para decir en voz alta lo que pensaba. No era solo el hecho de vociferarlo, sino darse cuenta que finalmente su corazón aceptaba que algo raro estaba sucediendo y su mente pensaba hacer algo al respecto. Hinata le había dado espacio, hasta le había dado la oportunidad de callar y tomarse su tiempo para volver a pensarlo.

—Mi marido me miente. —las palabras salieron de su boca en voz alta. Había una extraña calma en ella. Como si el peso de sus hombros finalmente se aliviara.

Hinata pareció sorprendida. Y Sakura respiró de alivio. Había esperado hasta el último momento para confiar en Hinata. Haku le había dicho que no confiara en nadie. Pero la reacción de sorpresa de la morocha había sido sincera. O eso quería creer.

—¿Qu—Qué pasó?

Sakura abrió la boca y las palabras danzaron en su paladar. Le contó sobre sus sospechas, como se sentía excluida entre sus amigos y marido, como creía que todos sabían algo que ella no, como si compartieran un chiste interno. Le contó sobre los horarios extraños de un abogado. Sus viajes de trabajo, las nuevas cicatrices con las que a veces venía y él aseguraba que había sido un golpe tonto, un descuido de su parte. Cuando Sasuke, es todo menos descuidado. Le contó sobre los momentos extraños en su noviazgo, las apariciones, las llamadas a altas horas de la noche, las despedidas apuradas. Le contó cuando se mudaron, como perdió contacto con sus viejos amigos, con su familia. Le contó todo. Le contó sobre Ino y como su amiga había cambiado desde que se había casado. Sakura siempre creyó que había sido porque finalmente tomaba la responsabilidad de ser esposa, pero después del encuentro de Karin en aquel restaurante, ya no sabía qué pensar.

—Me siento tan extraña Hinata. Ya no se si son imaginaciones mías cuando veo sus miradas precavidas sobre mi. Su extremo cuidado y protección. Amo a mi marido. Lo amo. Pero tengo que admitir que algo extraño está sucediendo. Me siento tan... tan...

—Pérdida.

—Si, pérdida. Esa es la palabra. Es como si estuviera en un laberinto donde soy la única que no sabe la salida.

—Lo se. —respondió Hinata tomando la mano.

—Ayer a la noche tuvimos una discusión. —prosiguió Sakura con más fuerza en su voz. —Yo tenía preguntas y él se fue sin contestarme alguna. A esta hora me estaría llamando, —Sakura miró el celular sobre su mesa. Su mirada triste. —No ha sonado en toda la mañana.

—Lo siento tanto Sakura.

Hinata le dio un apretón en la mano. Entendiendo que es por lo que Sakura pasaba.

—Necesito saber la verdad Hinata. Necesito saber que es lo que está pasando.

—Lo entiendo. Pero sigo sin entender como necesitas mi ayuda.

Sakura se relamió los labios. —Hace unos días, me encontré con— con una nota extraña. —Sakura se detuvo. Haku le había dicho que quien se que estuviera involucrado era más peligroso que los Yakuza. No quería complicar más a Hinata de lo que pensaba hacerle hacer. —En ella decía que vaya a la Ciudad de las Olas y pregunte por el incidente del puente. Busqué en Internet y en varios artículos viejos de periódicos de la zona, pero no encontré nada. Tengo el presentimiento que si voy, encontraré respuestas.

Hinata asintió. No creía que fuese una nota lo que Sakura encontró, pero no la presionaría más. —¿Quieres que te acompañe?

—No. No es eso en lo que necesito ayuda. —respondió Sakura. Tomó aire y la miró a los ojos. —Hinata, necesito que seas Sakura Haruno por un día.

.

.

if you could touch my feathers softly
i'll give you my love
we set sail in the darkness of the night
out to the sea

.

.

Estaba sentado en una celda. El piso era de piedra así como las paredes. Tan frío y húmedo que lo sentía en todos sus huesos. Ya había perdido la noción del tiempo. No estaba seguro si habían pasado horas, días o meses desde que lo habían capturado. En su celda no había rastros de sol, y hasta ese momento no se había dado cuenta de cuanto añoraba verlo.

Creyó escuchar pasos firmes acercarse, pero su audición se estaba deteriorando de los golpes. Fue cuando dos pares de manos lo tomaron de cada brazo y lo llevaron arrastrado por el pasillo. Sus pies y rodillas tocaron el suelo, pero era un pequeño dolor de todos los que le habían infligido a su cuerpo.

—Lo tenemos.

—Siéntenlo.

Lo depositaron en un silla de madera. Era dura y estaba seguro que pasar largos tiempos sentado allí le causaría dolor. Pero estaba seco y no frío. Con aquello era suficiente.

—¿Lo atamos, señor?

—No. —respondió una voz al fondo de la habitación. Ya la había escuchado antes. —No tiene la fuerza para escapar. Las luces.

Una luz se prendió y alumbró su rostro cegándolo. La luz era demasiado blanca, gimió cuando cerró los ojos. La luz lo lastimaba, y estaba seguro que su aspecto no era nada bonito con los dos labios cortados, la nariz rota y una contusión en cada ojo.

—Váyanse.

La puerta se cerró y escuchó pasos alejarse por el pasillo. Estaban solos. Aunque no del todo.

—N—No hace falta que se oculten. Sé que están aquí.

—¿Todavía desafiante, eh? ¿Necesitas una nueva lección con mi cuchillo otra vez? —preguntó otra voz avanzando un paso.

—¿O quieres probar las nuevas balas que hice especialmente para ti? Te romperán el corazón, puedo asegurártelo. —pronunció una tercera voz.

—Es suficiente, —calló el primer hombre que habló. —Ya sabes como es esto. Al final todos quiebran y empiezan a hablar. Podemos seguir por mucho tiempo, sabes como trabajamos. Las torturas no acabaron, todavía hay partes que explorar.

—Y no sabes como me gustaría probar mi pistola justo aquí. —dijo la tercera voz, colocando la punta de su arma en la entrepierna del prisionero.

—Siempre s—supe que eras uno de los míos. —dijo el prisionero sonriendo aunque le lastimaba.

El hombre le quitó el seguro al arma. — Tienes agallas, te doy eso. Pero no soy como tu, maldito homosexual reprimido.

—Pero puedes elegir. —continuó hablando aquella voz fría. — Si así lo quieres, si así lo deseamos.

—Muérete.

—Yo sé lo que quieres. Quieres venganza. Venganza por lo que le hicimos a Momochi. Quieres su cabeza envuelta para ti, como te lo entregamos. Quieres torturarlo como lo hemos hecho contigo, quieres matarlo como sabes que te lo haremos si no respondes. Quieres venganza. Y puedo dártelo. Solo tienes que darme lo que quiero.

—Sino... BANG

Haku apretó los dientes. Tienen que estar mintiendo. No podrían estar diciendo la verdad. —¿Me lo darás? ¿A su asesino?

—Si, —respondió sinceramente. —Solo tu y el.

—Siempre que puedas vencerme, vecino*. —dijo aquella voz que habló por segunda vez.

—Piénsalo. —la voz fría avanzó hasta la puerta. Se detuvo antes de salir. —Capaz un pequeño incentivo te ayude a pensar más rápido.

Los dos dentro de la habitación sonrieron con la carta blanca que su compañero les había ofrecido. La puerta se cerró tras si, y los dos comenzaron una nueva sesión de tortura.

.

.

to find me there
to find you there
love me now
if you dare..

.

.

Sasuke firmó los papeles delante de él. Cerró la carpeta y la dejó en la pila de trabajo adelantado. Miró la hora. Ya había pasado medio día, estaba seguro que Sakura estaría en la universidad enseñando. Y como tal, tendría el celular apagado. Se reincorporó y avanzó hasta el ventanal de su oficina. La vista era enorme. Todo el panorama de la ciudad de Tokyo. Había visto esta misma imagen cuando había estado en alguna encruciijida. Y por su trabajo, eran muchos. Tomó el celular de su bolsillo interior y marcó un número.

"Hola, en este momento no te puedo atender. Deja tu mensaje que cuando lo escuche, te llamo. Ciao."

Sasuke respiró. —Sakura. Hoy llegaré tarde a casa. Tengo unos asuntos pendientes en la oficina. Yo—No me esperes para cenar. Te veré más tarde.

Sasuke cortó la comunicación y volvió a mirar la ciudad. Soltó el aire que sin darse cuenta había acumulado.

—Kakashi, —pronunció cuando vio el reflejo de su mentor. —¿Qué estás—?

—Eso fue bastante cobarde.

Sasuke se entumeció.

—¿Vas a ocultarte en tu oficina por siempre?

—Kakashi, detente. No estoy de humor para tener esta charla.

—Porque eso haría un cobarde. Ocultarse hasta que el problema desaparezca. —Prosiguió Kakashi sin importarle las palabras de Sasuke. —Pero no desaparecerá Sasuke, aunque lo niegues y no quieras verlo, el problema está allí. Y es por tu culpa.

—Basta. Hatake.

—Pero supongo que siempre fuiste así. Te ocultaste una vez, dos veces. Qué es una tercera vez, ¿no? Puedes volver a hacerlo.

Sasuke apretó sus nudillos.

—Nunca esperé esto de ti, menos con Sakura. No te enseñé esto. Y estoy segura que tu madre no querría esto.

—¡No te atrevas a hablar de mi madre, Kakashi! ¡No tienes idea de qu—¡

—¿De lo que estoy hablando? —interrumpió Kakashi. —No me subestimes, Sasuke. Lo sé y tu lo sabes.

Sasuke bajó los hombros y la tensión desapareció de su cuerpo.

—¿Qué tan lejos piensas llegar con esto, Sasuke.?

Sasuke estuvo un instante en silencio, pero sus siguientes palabras salieron con seguridad de su boca. Y los dos sabían que lo decía en serio. —Mataría por ella, Kakashi.

Kakashi cerró los ojos con pesar, asintió y se dio media vuelta. Pero antes de salir, agregó. —Perdí a quienes juré salvar con mi vida, no dejes que también se lleven la tuya Sasuke. Ya sabes donde te lleva.

—No puedo decirle la verdad Kakashi.

—Se lo debes. —respondió Kakashi volviéndolo a mirar. Esta vez delante de suyo había un hombre cansado y agotado por todo lo que la había le había puesto en el camino.

—No puedo perderla. —respondió en un susurro tan suave que creyó que nadie lo había escuchado.

—Ya la estás perdiendo.

.

.

kiss me sweet
i'm sleeping in sorrow
all alone
to see you tomorrow

.

.

Sakura recogió sus papeles cuando la clase terminó. Habló con algunos de sus estudiantes cuando se acercaron. Contestó preguntas y volvió a informar que Tsunade había extendido su trabajo por un tiempo más, así lo había dicho en su último mail.

Sai no había ido a clases, a Sakura no le sorprendió. Raramente veía el morocho en la universidad. Según Sai, se estaba tomando ese año de la universidad con mucha calma, había otros estudiantes que hacían igual.

Cruzo dos palabras con Hinata cuando la vio entrar a su clase. Esperaba que todo saliera bien. Mañana sería el gran día. Reviso su celular y notó que tenía una mensaje de voz, en su correo.

"Sakura. Hoy llegaré tarde a casa. Tengo unos asuntos pendientes en la oficina. Yo—No me esperes para cenar. Te veré más tarde. "

Sakura escuchó el mensaje dos veces. Y se preguntó que era lo que Sasuke se había arrepentido de decirle. ¿Se habría disculpado si ella hubiese atendido? Probablemente no. Sasuke la había llamado a mitad de la clase, sabía que no le respondería. Mantuvo el celular sobre su oreja aún cuando el mensaje ya se había terminado y había llegado a una conclusión.

Tomó el celular nuevamente, y marcó un número.

—Hola, tanto tiempo sin hablarte. ¿Te parece vernos mañana a la noche?

.

.

in my dream
i'm calling your name.

you are my love...

my love...

.

.


Hay dos preguntas que me gustaría resaltar de los reviews. :3

HATAKE IZUMI, "Lei el adelanto del acto I y tengo una pregunta... TERMINA EN SASUSAKU NO? :|"
Mmmm, solo diré que el fic es SasuSaku, asi que solo van a encontrar sasusaku !

lo que me lleva a esta segunda pregunta.

MICAELA, "[...]me gustaria q Sasuke tenga un rival por el amor de Sakura, es decir, si bien sabemos q Sakura ama a Sasuke, me gustaria q el sienta q la esta alejando de el y q en cualquier momento de la pueden quitar...quiero q sienta temor a esto, y que Sakura por un momento sienta dudas nada mas...ya sabemos q es SasuSaku...pero nunca esta demas que el chico (Sasuke) se ponga celoso y furiosoo es q me encanta cuando lo hace xD! bueno..lo mio es solo una sugerencia, espero q la tomes en cuenta ...:D"
Mmm, sobre agregar un tercero. Generalmente estoy en contra de los culebrones,(aunque en el fondo los deseo XD),pero en este caso quiero evitarlo a toda costa. El problema de Sasuke y Sakura, es que el primero miente, y la segunda vivió bajo la mentira, pero más allá de eso, los dos se aman. Sakura lo viene repitiendo siempre y Sasuke nunca lo negó. Agregar un tercero no va a solucionar nada, porque los dos se aman, y Sasuke, mintiendole, ya la está alejando por su cuenta. No es lo mismo perder a alguien porque un tercero aprovechó el momento, a perder a la persona que amas porque mentiste.

Espero que esto satisfaga dudas o ideas un poco más.

.reviews.

setsuna17 ; graciaaas ! :D ; hatake izumi, mmm, que es sasusaku no te lo niego! ; mao15, espero que este cap te haya dejado mejor :D, uchiga ; seguido :3 ; zaphryr, si, intentar mantener a Sasuke IC es bastante... jodido. Odio el OCC exagerado, así que espero que mi Sasuke no sea un .. mm, no se, un Diego de la Vega. Sé que mis actualizaciones son tan esporádicas que dan verguenza pero las ideas las tengo todas en la cabeza pero me resultan tan dificil trasmitirlas a papel. Y muchas veces las tengo tan desordenadas que no se como ordenarlas. Pensar en los detallesme toma mucho tiempo, porque yo planeo en rasgos generales, pero cuando me pongo a pensar en los detalles, me muero. Son tantos, y tantos personajes y faltan un par por entrar, y todo lo político, policial y amoroso y todo lo demás es tanto que tengo que cerrar word porque me abruma pensar en lo que tengo que escribir. La próxima vez escribo algo más simple. Kishi, es un hombre que escribe un manga para hombres, ya me resigne a esperar acción de mujeres. So, si, me contentaré con los fics o los doujinshis. Besos bonita :3 , oo lilu oo, Muy bien, gracias ! Me pone contenta que te guste, porque sinceramente, ya no se que estoy haciendo XD Quisiera saber si la trama les parece bien a muchos o si va demasiado lento, pero tampoco puedo ir tan rápido porque cuento toda la historia. So... no se. Si , 43 historias, pero no revises las anteriores, son mi verguenza XD. xsumire, aaaaa, ya sabía que iban a llegarlas amenazas de muerte XD. jajaja, me alegro que te guste el cap, Creo que tu primera pregunta se respondió en este cap, neh? y la segunda.. mmm, te vas a enterar en el siguiente o en dos capitulos. Falta bastante para saber eso. Ya verás :3 Igual, lo escribí para que todavía no lo entiendan, más adelante van a caer todas con un "AAAAAAAAAA, AHORA TIENE SENTIDO!" you'll see! ; yume no kaze ; Preguntas como esas no puedo responder. Todo eso se responderá a la brevedad. Hay que seguir leyendo :3, lilium27, Me alegro que le hayas dado una oportunidad a mi fic, veras que no te va a decepcionar :3 , sakura-yuuki-luna, YAY! gracias :3 ya vas a ver que al final todo va a tener sentido. ! sakurass , mujer, por dios! me provocas risas y sonrojos :x! -kaoa- tarde mucho no? perdón u.u soy un desastre, pero espero que este te guste mas. :3 , sayuri_23, sii, asi me gusta. gracias por leer (: , kaoruchan17, ya te vas a enterar. me da miedo saber como van a reaccionar. porque lo tengo pensado pero igual, me da cosita. ojalá les guste. ya falta poco para que salga la verdad. ayd13, aii, y eso que todavía no llegué a la parte culminante del fic! puedo asegurarte que quedan muchos vuelcos y giros en esta historia. Sakura todavía no terminó de sufrir y Sasuke va a tener que superar muchas cosas. ¿Este capitulo te gustará? Yo lo encuentro más emocionante que el anterior. Por supuesto querida, en mi profile tengo todas las formas en las que me pueden encontrar. Me gusta conocer las personas que me leen :3, .xkristenx. si, lo se. perdón por demorar u.u, hahaha, a mi también me hace enojar este fic. si no? parece mafia,pero eso te aseguro que no es. bah...mm, no. no. aii, esa pregunta no la puedo responder :3 , arix uchiha, y... sasuke como siempre, oculta cosas muy oscuras :3, lagrimass de medianoche, la continuación está actualizada ! :D, ab1le, todo va a ser respondido llegado el momento, not worry. :3, sakura-star- si, yo también quiero matar a sasuke. jajja, si, a mi también me estresan estos secretos. me imagino que a Sakura también. Ai, bonita. Hace rato que no se de ti, :3 Espero que estes bien. srt'y, graciaaaaas :3 , kmisa, saludos camila, espero que se te responda algo en este capitulo, marijf22, mmm, te puedo adelantar que se va a encontrar con muchas sorpresas, en el proximo capitulo seguro te enteras :3, valee 404, mujer, no se ni por donde empezar. tu review fue tan...ai, no. lo amé,creo que lo voy a imprimir y pegarlo en mi agenda para cuando tenga baja autoestima. Gracias, de en serio, a veces no se nota hasta que punto de verdad a alguein le gusta lo que escribis. no es lo mismo mostrarselo a un amigo que inmediatamente va a gustarle, que a alguien que no te conoce y te pueda dar su opinión de una forma objetiva. Gracias, de en serio, :3, marii, sigo subiendo, pero de a poquito ;D, edniiitahhh, ajaja, si, en eso supongo que tenés razón. gracias :3, cuando pueda me doy una vuelta, carlitaxd, perdonnn, la vida ocupa gran parte de...la vida XD, akina-yami21, jajaj, no se porque me lo imagino a naruto viendo barney mientras come ramen en la casa :P, crystal butterfly 92, si, recapacito! me parece que te va a gustar el capitulo siguiente. :3, lisseth96, la sorpresa siempre es mejor, ya vas a ver. gracias, mi vida esta de patas para arriba. no tengo tiempo de nada, pero me hago siempre un lugarcito para escribir. :3 maricullenuchiha09, continuado ! :D, avigail-natsumi, va a ser más fuerte, te lo aseguro!, micaela, entiendo lo que decis, pero creo que el dolor deperder a alguien porque apareció un tercero, no es nada comparado con el dolor de perder a alguien porque le mentiste. con las mentiras, sasuke está causando que sakura se aleje de él. y eso lo estamos viendo en este cap. por eso no sabría si agregar un tercero. no me gustan los culebrones. y además, sakura ya lodijo y lo repite siempre, ella lo ama. aunque le mienta, lo ama. pero bueno, quien sabe. capaz un día me da la idea y lo hago, shado0wemerald, ya te vas a enterar :3, maryale, mi review 400! felicitaciones ! el tema de sasuke, es que él no quiere mentirle, pero por su situación no le queda otra, sasuke tiene sus problemas también, yo se que ahoraparece malo, pero como se juzgaen lalcorte, nadie es culpable hasta ser comprobado. y karin... bueno, eso es otro tema, que espero retomar y aclarar.

400 reviews ! gracias por hacer the beautiful lie algo tan lindo !
perdón por tanta demora ._. no puedo prometer que el próximo capitulo lo publique enseguida.
el trabajo me exprime y la facultad me termina de matar D:

love you all ~

{ kao }