CAPITULO 2. La historia de Harry y Ginny

"Después hablaria con ella, tendria dias, meses, años…" eso es lo que pasaba por la mente de Harry cuando toda la batalla termino, estaba tan cansado, tan exhausto, el dolor en el pecho por las perdidas de aquellas personas que tanto estimaba, Fred, Tonks, Lupin… era indescriptible. Ginny estaba abrazada a su madre sin mas en la cabeza que Fred, era tan desgarrador, como hermana no queria ni pensar en como se sentia George, como mujer no queria ni pensar en como se sentia su madre al perder a uno de sus hijos. Harry paso delante de ella, lo sintio, pero no tenia los animos de verlo, en ese momento se conformaba con saber que habia salido bien librado.

Debido al dolor, debido a las ganas de apartarse un poco Harry no la busco de inmediato, ni en los siguientes dias, ni por un par de semanas. Ginny estaba completamente confundida, realmente confundida, asimilo mejor la muerte de Fred de lo que esperaba. Finalmente se volvieron a ver en el Expreso de Hogwarts cuando volvieron para cursar el ultimo año

- Hola…

Ginny bajo su libro y levanto la vista hacia Harry, estaban en el vagon solos

- Hola, como estas?

- Bien y tu? – la renovada ilusion en Harry crecio y se pregunto como habia sido tan tonto para no buscarla antes

- Bien, donde has estado? Ron no queria decirmelo

- Estuve en Grimmauld Place, solo queria descansar un poco de los demas, supuse que me buscarian para hablar conmigo, al menos se que Rita Skeeter lo hizo

- Oh si, salio una biografia bastante torcida acerca de ti, ya sabes 25 verdad 75 pura basura

Harry noto que estaba demasiado seria, un año antes lo hubiera dicho con una sonrisa sarcastica asomandose por en sus labios

- Ginny escucha…

- Donde estan Hermione y Ron?

Acaban de reencontrarse después de que Hermione ha pasado el verano en busca de sus padres… asi que… creo que los escuche en un armario de maletas y supongo que después se iran a el vagon de prefectos

- Me alegra que este bien Hermione, me alegra saber que sus padres han regresado

- Si

Harry sintio que el ambiente estaba mas frio de lo que el clima daba, iba de nuevo a hablar pero Dean interrumpio su charla asomandose por la puerta, mirando primero a Ginny

- Hola – se sento y la saludo de un beso en la mejilla, luego vio a Harry – ah hola Harry, verano ocupado eh? No te vimos en la madriguera en todo este tiempo

- Estuviste en la madriguera? – dijo ceñudo

- Dean… - interrumpio Ginny – podrias buscar a la señora del carrito y traerme un jugo de calabaza, por favor, estoy sedienta

Dean asintio y salio dejandolos de nuevo solos

- Y que esperabas? – le espeto ella – no me buscaste, Dean estaba… estaba tan solo, fue perseguido Harry, fue torturado, vivio como fugitivo todo ese tiempo, y cuando ustedes finalmente lo llevaron con Fleur y Bill estuvimos todos juntos en casa de tia Muriel…

- Oh – dijo sarcastico – veo que no perdieron el tiempo

- Te equivocas – dijo indignada – no es lo que piensas, nunca tuvimos la intencion de ser novios de nuevo, nunca se me insinuo, ni yo a el, yo estaba pensando en ti, pero tu nunca me buscaste…

- Estaba ocupado – sentencio

- No me buscaste cuando todo termino! Pretendias que te esperara otro año? Que siempre voy a estar ahí? Me subestimas, esperaba que te decidieras a buscarme o al menos a decirme que no lo harias, a decirmelo en la cara, a no tenerme todo el verano esperando por ti cuando no habia necesidad

Harry se quedo callado, con la nariz dilatada de la molestia que sentia, por ella, por Dean, por su estupidez de no buscarla antes

- Supongo que quieren estar solos – dijo – ire a buscar a Neville y Luna

Pero cuando se paro su plan se fue al carajo, pues Dean aparecio sonriente con Neville y Luna detrás de ellos, y se sentaron todos en el mismo vagon, y no le quedo otra que quedarse ahí, viendo las ocasionales caricias de Dean a la mano de Ginny, mientras Neville y Luna lo miraban con un poco de pena.

La escuela termino. Y fue hora de mudarse a los edificios de la universidad. Y Ginny fue contratada por las Avispas Arpias para jugar como cazadora y se fue a viajar por el mundo, regresando al departamento de Hermione que compartian juntas. Ron y Harry rentaron otro, a unas cuantas calles del de ellas. Ginny siguió con Dean y Harry empezo a salir con Cho, quien habia madurado bastante, y era una compañía agradable para cualquiera que sintiera la soledad tanto como el.

Cuando el primer año de escuela termino, Ron y Hermione anunciaron que querian vivir juntos

- Lo entiendo – le dijo Ginny – me alegra por ustedes Hermione, aunque no quiero volver con mi madre – sonrio – aquí tengo mucha libertad

- Y… si vives con Harry? – dijo tentativamente

- No se, es decir, nos llevamos muy bien pero no se si…

- Si podras soportar a Cho

Ella la miro y torcio un gesto

- La he soportado todo este tiempo no, y el ha sido amable con Dean

- A veces pienso – dijo con mucha valentia – que a ti todavía te gusta

- No digas eso – dijo con fastidio y cansancio

- He visto como lo miras! Y como te mira el a ti!

- Eso no ayuda a mi decisión de vivir con Harry

- Al menos por el momento hazlo, por favor, ya quisiera que Ron se viniera para aca

Ginny miro a Hermione, tan feliz

- Pienso que es muy pronto, que estan muy jóvenes todavía

- Ginny – rogo – por favor, por favor, se lo que estamos haciendo, no queremos casarnos o tener bebes, solo vivir juntos, por favor, nunca hago nada loco, lo sabes, por favor

Ginny la miro, sintiendose muy manipulada, pero asintio con pesadez, solo dos veces antes de sentir a Hermione agradeciendole colgada de su cuello e imposibilitándole la respiración. Harry habia aceptado de inmediato cuando Ginny le dijo de la urgencia de su hermano y amiga de mudarse juntos

- Mudate cuando quieras, te ayudare

- Harry… se que es tu departamento pero, con nuestra historia, no se si podre soportar saber que estas con Cho en la habitación de al lado o…

- Bien – dijo bastante conforme, mas de lo que esperaba – lo mismo aplica para Dean. Solo cuando estemos completamente solos podremos… disponer de esa libertad, ojos que no ven…

Ginny asintio, y en los proximos dias se mudo con el, como viejos amigos, compartian mucho, y se divertian juntos, a veces era difícil internamente para Harry ver a Ginny en su ropa de dormir, verla linda cuando salia con Dean. Para Ginny verlo solo con la toalla anudada a su cintura, recien salido de la ducha, ver la cara de felicidad en Cho, saber que Harry era la causa. Aunque solo estaba planeado vivir juntos un tiempo, solo por la urgencia de sus amigos, se acostumbraron a vivir juntos y decidieron que no era necesario que Ginny se mudara a otra parte.

Un dia, a finales del invierno Ginny llego de Francia, habian perdido, decir que estaba malhumorada era poco, arrojo su maleta en el recibidor y entonces vio a Cho salir sonriente con una camiseta que le era muy familiar

- Hola Ginny, siento lo del juego, te importa? – se toco la camiseta – la mia se lleno de chocolate, estaba haciendo un pastel y…

- Esa camiseta me la dio Dean! – le dijo bastante molesta – solo la uso para estar con el

Cho se sonrojo, y bajo la mirada, Harry se aparecio al oir las voces, pero no miraba ceñudo a Ginny

- Ya salio tu blusa de la lavadora Cho – se la extendio

- Oh gracias, lo siento Ginny, de verdad no lo sabia

- Pues ahora lo sabes – dijo friamente y se cruzo de brazos

- Sera mejor que me vaya

Dijo Cho apenada, y fue al cuarto de Harry a cambiarse, hubo un silencio tenso entre Harry y Ginny, finalmente Cho salio y le dijo a la chica

- Te lavare la blusa

- No es necesario – y se la arrebato de las manos

Cho sorprendida se dirigio a la puerta, con Harry detrás de ella, Ginny nunca se movio, por lo que obligo a la pareja a despedirse solo con un beso en la mejilla. Ginny estaba preparada, cuando la puerta se cerro detrás de Cho y paso un minuto, que considero para asegurar la privacidad de su platica lejos de los oidos de Cho

- Que diablos fue eso? – le dijo Harry

- Defendi mis cosas

- Solo era una blusa

- Esa blusa me la regalo Dean, estoy segura de que si yo hubiera tomado algo de Cho que tu le regalaras ella habia reaccionado igual

- No, no es cierto. Estas molesta por el juego y te desquitaste con la primer persona que se dejo

- Al diablo! – dijo furiosa – no me importa lo que pienses, "haciendo un pastel" – dijo imitando su vocecilla – que se la crea otra, no se que diablos hacian con ese chocolate pero…

- Al diablo! – dijo Harry tambien – a mi tampoco me importa lo que pienses

Ginny estaba respirando agitadamente, Harry se volvio a su habitación furioso y ella lo siguio

- No quiero que vuelva a tocar mis cosas, no quiero que vuelva a entrar a mi cuarto, es mi espacio!

- Bien! Si asi va a ser entonces dile a Dean que me devuelva la camisa negra que tomo el otro dia, me di cuenta que desaparecio, pero yo no hice un gran escandalo acerca de ello!

Ginny salio de la habitación furiosa y después de un minuto volvio a aparecer y le arrojo la camisa negra a Harry en la cara

- Aquí tienes tu estupida camisa! Tragatela!

- Porque la tienes tu? – pregunto al atraparla con la mano

Ginny se quedo sin palabras, entonces vio lo estupida que habia sido al sacarla de su escondite, donde ocasionalmente iba y olia la esencia de Harry, reacciono cuando Harry le dio un pequeño empujon con ambos brazos y la apreto contra la pared

- Que haces? – le dijo ella un poco turbada

Harry no le dijo nada, solo respiraba muy cerca de su cara y su escencia lleno a Ginny como la de ella a el. Veia sus pecas muy de cerca, estaba un poco poseido, vio sus labios y la intensa mirada de ella, y se acerco poco a poco hasta que la beso de lleno, al principio un poco violento pero unos segundos mas tarde recordando como la besaba cuando eran novios, Ginny se dejo llevar, estaba tan apretada entre la pared y Harry que cuando lo abrazo con ambas piernas no se cayo, aunque no le hubiera importado porque seguramente Harry se iria con ella al piso, le acariciaba el pelo con ansiedad y a Harry le provoco bajar de la boca hasta el cuello, haciendo que de la boca libre de Ginny saliera un gemido. Estaban perdidos uno en el otro, como si en unos cuantos minutos Harry tratara de besarla lo que no pudo en tres años, Ginny ni se dio cuenta cuando el le habia quitado la blusa, ella tambien le habia estado besando el cuello y enredada como estaba sintiendo el efecto de esta caricia en el cuerpo de Harry

- Porque estas haciendo esto? – dijo ella en una voz muy bajita pero sin dejar de acariciarlo

- Porque quiero – dijo el en un susurro y con valor se separo – dime que pare y lo hare

Ginny lo miro extrañada, respirando agitadamente, el estaba igual y sentia como a Harry no se le habia pasado la excitación del momento, al contrario. Y como Ginny no le respondia y sus ojos revelaban que lo ultimo que queria era que Harry parara, la cargo mas gentilmente, se olvidaron de todo el enojo que habian tenido solo unos minutos antes, la recosto sobre la cama de el, y se olvidaron del mundo.

Los despertaron golpes en la puerta, Ginny se sento sobre la cama, sosteniendo la sabana sobre su pecho, Harry yacia acostado a su lado, se acababa de despertar con la perfecta imagen de la espalda de ella y le dijo

- No abras

Entonces escucharon la voz de Dean llamando a Ginny, ella puso cara de horror y se arrepintió de haberlo engañado, no de acostarse con Harry, sino de hacerlo cuando aun era novia de otro chico

- Dean – dejo escapar

Desaparecio de ahí y se aparecio en su cuarto, se puso un albornoz de algodón rosa y fue rapidamente a abir la puerta

- Hola Dean, lo siento, estaba dormida

- La habitación no me dejo entrar – se quejo – raro no?

- Supongo que estaban puestos algunos hechizos - se disculpo

- En fin – se despabilo – siento lo del juego, debiste pasarlo realmente mal ayer

Ginny evito su mirada y se encogio de hombros

- Tengo algo importante que decirte Ginny – ella lo miro con curiosidad – ayer encontre a mi verdadero padre

- Que? – dejo escapar

- Es mago, puedes creerlo? Fue una casualidad encontrarlo, y el muy… imbecil estaba haciendo magia

- Oh Dean – le tomo la mano

- Le dije que no sabe por lo que pase, cuando fue la caza de los nacidos de muggles, lo que sufri, vivir como fugitivo, comiendo lo que encontraba, pero que gracias a Merlin nunca lo necesite, que ayude a pelear contra Voldemort, que ayude a Harry Potter en su guerra, y que eso me hacia una mejor persona de lo que es el

Harry que se acababa de asomar a la sala, vistiendo solo jeans, se le retorcio el estomago, y el remordimiento debio notarsele en la cara porque Dean lo miro extrañado

- Hola Harry, te pasa algo?

- No, solo escuche por error lo que acabas de decir, vaya Dean… que historia

- Lo se – se volvio a Ginny – te necesito, estoy abrumado

Ginny lo miro y el chico se abrazo a ella, produciendole un escolafrio por toda la espalda, culpa, atraves del abrazo de Dean miro a Harry y vio que el tenia una expresión de vergüenza en la cara, similar a la que tenia ella, al mirarla el titubeo pero los dejo solos y cerro la habitación detrás de el.

Se sento sobre la cama por no sabia cuanto tiempo, removiendose el cabello con ambas manos, exasperado, sintiendose un poco basura hacia Dean, hacia Cho, pero sin opacar lo feliz que lo habia hecho la noche anterior. No le parecia justo sentirse tan feliz, el habia pensado que Ginny ya habia estado con Dean, oyo que alguien golpeaba la puerta y se privo de la sonrisa estupida que tenia en la cara

- Pase

Ginny entro, ya con jeans y una camiseta desgastada

- Hola

- Como esta Dean?

- Bien – trato de sonreir – estaba algo turbado, le di una pocion de sueño y ahorita esta en mi habitación

- Ah… - 'en su cama' penso Harry – Ginny yo…

- Escucha – lo interrumpio – creo que no debimos… no debimos engañarlos

Harry asintio con pesadez, y ella se sento en la cama junto a el

- Dean me necesita – dijo ella con pesadez – no puedo abandonarlo ahorita

Harry trago con dificultad, ahogando un 'yo tambien te necesito', acordaron no volver a hacerlo, no volver a hablar de eso, seguir como si nada, y antes de que Ginny abandonara la situación Harry la detuvo

- Se te olvida esto

Le extendio la camiseta que el vestia la noche anterior, ella la tomo pensando que asi seria mas difícil olvidar lo sucedido, que asi seria mas difícil no buscarlo en las noches

- Si no te importa, me quedare yo con tu blusa, no pienso devolvertela

Ella asintio un poco turbada, y volvio a el antes de irse

- Me alegra haber esperado… me alegra que haya sido contigo – le dijo en un susurro

- Ginny yo… - tenia que decirselo, era lo justo, como iba ella a saber? – yo tambien he esperado por ti, y me alegra que hayas sido la primera

Ginny se quedo sorprendida, penso que el y Cho… oh esa chica habia perdido el tiempo, sin embargo fue como si algo ilumnara su corazon, se sintio feliz. Y no volvieron a tocar el tema.


Hola! Aqui dejo otro capitulo sobre los antecedentes de Harry y Ginny, al menos los enredos que me imagine para esta historia, quiero darles mil gracias por los reviews que me hicieron llegar, fue un gran detalle, incluso me dejo alguien un review que dice odia dejarlos jejeje, espero que me sigan dejando sus comentarios. Besos!