Capitulo 3: La noche en casa de Naruto.

Cuando llegaron al departamento de Naruto, Shikamaru toco la puerta, desde el otro lado se escucho.

- ¿Quién es? – Pregunto Naruto.

- Soy Shikamaru abre. –

Naruto abrió la puerta y el estaba aun medio dormido froto los ojos y dio un bostezo. Llevaba unos pantalones largos azules de tela, pero no camisa lo que dejaba ver su bien musculoso pecho y abdomen. Miro a los que estaban ahí parados y luego se dio cuenta de que eran 5 personas, 4 chicos y una chica.

- Hola, Chouji, Shikamaru. – Luego miro al pelirrojo. - ¿Gaara?

- Es bueno verte Naruto. – Contesto el Kagekaze.

- Y tu tienes que ser Kankuro. – Dijo señalando al hombre de negro.

- Por lo visto aun te acuerdas de mi. – Dijo el.

- Como no… no muchos van vestidos con un traje entero negro, con un manojo de envoltorios a la espalda y la cara pintarrajeada.

En esto Kankuro dio una mirada asesina al rubio.

- ¿Y te acuerdas de mi? – Pregunto la chica.

- Pues claro que si Temari, estas muy guapa. – Dijo el rubio con una sonrisa, que hizo que Temari se ruborizara un poco.

- Bueno que puedo hacer por ustedes.

- Nosotros veníamos a informarte de una fiesta mañana, es problemático explicarlo, así que por lo menos podemos pasar. – Dijo el ninja perezoso.

- Y nosotros pasábamos y nos encontramos con estos y decidimos saludarte. – Dijo Gaara.

- Si pasen. – les invito Naruto.

- Tampoco estaría mal que te pusieras una camisa en presencia de una dama. – Se quejo juguetonamente Temari.

- A si, ¿Y donde esta? – Pregunto embromando. - ¿Eres tu Shikamaru? – Y después de eso Chouji, Temari y Naruto se rieron.

- Ahora vuelvo. – Naruto entro al cuarto y en un minuto volvió con una camisa corta verde oscuro.

- Ya estoy, ¿Contar eso de la fiesta? – Pidió Naruto.

- Pues nos pusimos de acuerdo entre todos para hacerte una fiesta de bienvenida en casa de Tenten mañana por la noche, es a las 9. – Le informo Shikamaru.

- Ok muchas gracias ahí estaré…por cierto. – Dijo Naruto.

- Dime. -

- ¿Dónde vive Tenten? – Pregunto el rubio.

- Mañana por la tarde paso a buscarte y te la enseño Naruto. – Le dijo Chouji.

- Ok gracias. Ah Gaara, ¿cuéntame que tal todo? – Pregunto Naruto.

- Pues desde hace poco soy Kagekaze de Suna y mis hermanos son Chunnin, la gente ya me esta respetando y Suna va progresando.

- Me alegra oírte decir eso… ¿¡KAGEKAZE!? – Grito Naruto.

- Pues si, es lo que dije. – Con un aire a superioridad.

- Pero si soy yo quien quiere ser un Kage, esto es injusto. – Dijo deprimido Naruto.

- ¿Y tu que rango tienen Naruto? – Pregunto Kankuro.

- Sigo siendo Genin – Dijo aun mas deprimido.

- Ya subirás a Chunnin no te preocupes, el examen será dentro de mes y medio en Suna. – Dijo el Kagekaze.

- Que bien, gracias por el aviso. – Le agradeció Naruto a su amigo.

- Bueno pues nosotros nos retiramos, solo veníamos para avisarte de la fiesta, claro esta ustedes tres también están invitados. – Dijo Shikamaru.

- Muchas gracias Shikamaru. – Dijo Temari.

- Si gracias, bueno ya nos dirá Naruto la dirección. – Dijo Kankuro.

- Si Naruto, ya nos vemos mañana, adiós. – Se despidió Chouji.

- Adiós chicos, gracias por la fiesta. – Se despidió de sus dos amigos.

- Bueno nosotros también nos vamos, tenemos que hablar con el Godaime. – Dijo Gaara.

- Ok Gaara, Temari, Kankuro, les esperare a las nueve menos cuarto enfrente de la torre Hokage, ya que no se donde van a hospedarse.

- Es verdad, pues ahí quedamos, nos vemos Naruto. – Dijo Temari.

- Adiós. – Dijeron Gaara y Kankuro.

Naruto cerro la puerta tras el y se sentó en el sofá, había sido un buen día para el, había vuelvo a Konoha, se encontró con todos sus amigos, la canción que había cantado le había gustado a todos y mañana le espera una fiesta.

Naruto se fue a la cocina y se preparo ramen para comer, después de los tres minutos que se necesitaba para que el agua se calentara que le parecía una eternidad, el castigo mas cruel que el hombre halla podido inventar, disfrutaba de 5 tazones de ramen.

Después decidió darse una ligera ducha solo para refrescarse, estaban en verano e incluso por las noches hacia calor y un baño refrescante siempre viene bien.

Después del baño, se puso la ropa para dormir y se fue a la cama a mirar la tele, después de ver una película de un ninja que salva a una princesa se quedo dormido.

En la oficina Hokage.

- Hola Hokage-sama. – Saludaron los tres ninja de la villa oculta de la arena.

- Bienvenido Kagekaze, Temari, Kankuro, tomar asiento. – Dijo a sus tres invitados.

- Bien me alegro que hallan venido, dentro de tres días se celebrara una reunión de todos los Kages. – Explico la Quinta. – Aun que esperábamos su visita mañana y no hoy.

- Nos adelantamos ya que no teníamos nada mejor que hacer, además Temari quería ver a cierta persona. – Dijo Gaara haciendo que Temari se sonrojara.

- Hablando de cierta persona, ¿Han visto que Naruto ha vuelvo? – Pregunto Tsunade.

- Si, acabamos de venir de su casa. – Contesto Gaara.

- Bueno como les decía, al no esperarlos no tenia los lugares para alojarlos, solo conseguí para dos de ustedes, así que uno podría pasarlo en casa de Naruto.

- Me lo pido. – Dijeron Gaara y Kankuro al mismo tiempo como crios levantando la mano.

- Bien, tu Temari, deberes ir a dormir a casa de Naruto por lo menos el día de hoy, ya mañana tendremos un lugar donde alojarte.

- Esta bien Tsunade-sama. Si me permiten me retirare, tengo algo de sueño y la casa de Naruto esta algo lejos. – Dijo Temari.

Y así saltando de azotea en azotea fue hasta la casa de Naruto.

En casa de Naruto.

Toco la puerta y un Naruto en pijama y con grandes síntomas de sueño abrió la puerta, Temari le explico todo y el acepto sabiendo que igual no le quedaba otra.

Le ofreció la cama y el se fue al sofá, Temari una vez allí se puso sus ropas para dormir y se acostó, al igual que Naruto pero en el sofá.