Hola!

Sí, volví para ser apedreada. Luego de años sin actualizar acabo este fic que tanto esfuerzo me costó.

Me odiarán, lo sé. Perdí fans, lo sé... Pero a pesar de todo, estoy feliz de acabar con este ciclo y con esta historia.

Muchas gracias a todos, de corazon se los agradezco, de verdad.

Desclaimmer: Algunos de estos personajes no me pertenecen, son de Rowling bla, bla, bla, y sobre los Altos Elfos pertenecen al mundo de J. R. R. Tolkien, no gano nada con esto bla, bla...


Capítulo 35

Nueva familia

Faltaba ya un mes para que terminara el curso y ya todos se preparaban para las fiestas; los de último año se preparaban para la graduación y el resto para sus fiestas de fin de año. Potter y Cía. junto con el resto de los chicos que habían tenido que regresar se habían ido en diciembre y Draco solía llamarle red flú cada semana para decirle lo emocionante que era estar en esa universidad y también para preguntarle todo lo que no entendía o se le complicaba.

Rose y Albus estaban encabezando la organización de su boda con Cris, su thatli Edain estaba cada vez más ancho y se mantenía en contacto con ellos cada semana. Caleb parecía haberse recuperado por completo del ataque al corazón que había sufrido y seguía espantando a familiares y trabajadores por igual en la hacienda con su carácter.

Luis y Elnorm estaban en la comunidad mágica de Guadalajara, capital del estado, disfrutando de unas muy largas vacaciones... que comenzaron un mes después de que regresaron de su luna de miel. Según Charmont Luís estaba emocionado con la idea de irse a vivir con Elnorm a la comunidad elfica pero aún tenía cosas que aprender, esa era la razón principal de que se tomarán tanto tiempo.

Cris se daba una vuelta cada 15 días, organizando y trabajando con el papeleo necesario para trabajar en San Mungo. Apenas un mes atrás habían conseguido hablar con los Weasley y la chica consiguió reconstruir por completo la oreja de George, lo que dejo encantada a la gran familia.

Parecía que todo se estaba arreglando y tomando su camino... pero no era así.

Desde que se había enterado de las clases que daban en el Instituto no había podido quitarse de la cabeza la idea de estudiar ahí. Cris y Fernando lo habían ayudado mucho y ya habían mandado el papeleo de inscripción... Todo a escondidas, sólo ellos tres y la directora Durán lo sabían.

Pero la culpa ya estaba haciendo estragos en él. Se sentía mal por ocultarle eso a Albus y al resto de Hogwarts, pero tenía que hacerlo; de verdad quería saber que otras pociones e ingredientes había, cómo se hacían, para qué... Su curiosidad había estado al máximo los últimos meses, cuando empezó a abastecerse de libros y estudiarlos para su examen de admisión, que sería en un mes.

Y necesitaba ayuda.

Había estudiado todo lo que Cris le dijo podía necesitar e incluso más pero no era suficiente, tenía que hacer también un examen práctico general y la verdad era que necesitaba ayuda en las otras materias... en algunas más que en otras.

Y esa era otra buena razón para decirle a Albus y al resto del profesorado que se iba un año completo. Además, necesitaba que lo ayudaran a buscar su reemplazo.

Aspiro profundo y entro al despacho, Albus había citado una reunión para revisar los avances de los alumnos y todos estaban ahí. Luego de casi una hora la mayor parte de los profesores se retiraron, sólo quedaron McGonagall, Flitwick, Dumbledor y él mismo.

-Creo Severus que ese papel que llevas en la mano ya paso a mejor vida.- le dijo Albus sonriente, pero él no podía ni siquiera sonreír sarcásticamente; iba a lastimar mucho a Albus. El anciano se dio cuenta de inmediato de que estaba deprimido por lo que, cuando le dio el papel que había estado estrujando pensó lo peor, que en realidad no fue muy diferente a lo que leyó en la primera palabra: Instituto...

-Adelante...- le dijo quedamente mientras McGonagall los veía asustada y Flitwick espantado de que fuera algo malo.

Por un momento Albus había pensado que quizás su muchacho iba a dejarlos para ir con sus padres o algo así pero eso era algo diferente... Aunque de igual manera los separaría mucho tiempo. Levantó la vista del papel y vio como Severus mantenía la vista clavada en el piso y los otros dos profesores lo miraban preocupados.

-Así que... Te vas...- dijo suavemente, Severus asintió. -¿Será un año?- y de nuevo el otro simplemente asintió. -¿Solamente un año? ¿Regresarás después de eso?... Severus ¿Por qué quieres irte?

-Necesito hacerlo... Siento que lo que sé ahora es nada comparado a las cosas que vi cuando estuve en México. Esta es una gran oportunidad de aprender y de transmitir esos conocimientos a los alumnos que estudian aquí en Hogwarts...

-Pero ya hiciste gran parte del papeleo... ¿Por qué nos lo dices ahora? ¿Por qué no antes?

-Bien, no sabía cómo lo tomarían y además es porque... Creo que necesito ayuda.

-¿Ayuda? ¿De nosotros?- pregunto Flitwick, Severus asintió.

-El examen de admisión será en un mes y es un examen general... Nunca fui muy bueno en transformaciones y según lo que me dijo Fernando -que tomó las clases el año pasado-, me falta para completar los requisitos mínimos que necesitaré. También hay una parte de duelos modernos... Duelos oficiales que deben tener todos los puntos reglamentarios y aunque soy bueno en duelos, no se mucho sobre el reglamento. Y también necesito alguien con quien entrenar... Lucius se prestaría a ayudarme pero creo que si menciono la palabra "duelo" saldrá huyendo. La última vez casi lo mate...

-Entonces quieres que te demos clases particulares para que logres pasar tu examen.- dijo McGonagall.

-Y a alguien con quien practicar duelos y a alguien que me diga si estoy dentro del reglamento.- dijo mirando a Flitwick. -Y también necesitare que me ayuden a escoger a mi reemplazo.

-Eso suena muy lógico... ¿Cuando quieres que te ayude?- le dijo Flitwick.

-Cuando sea Filius, Cris prometió encargarse de los arreglos si yo lograba encontrar alguien con quien entrenar.

-¿Y por que ella no te ayuda?- le pregunto McGonagall.

-Porque está ayudando a la directora a preparar los exámenes y creo que en otras cosas, no puede decirme nada...

-Entonces te ayudaré.- le dijo la animaga sonriendo. -Si sigues teniendo las mismas capacidades en trasformaciones que tenías cuando estudiante, necesitaras mucho apoyo.

-¿Albus?- el anciano dejo de mirar el papel para posar su mirada en Severus. -¿También vas a ayudarme cierto?

-Por supuesto.- le sonrió. Después de todo, sería un año y cuando Severus regresara, él podría irse.

oooOOOooo

-Tranquilízate amor, todo saldrá bien...

Era sábado por la mañana y estaban en las instalaciones del Instituto. El examen comenzaría en menos de 20 minutos y podía durar hasta 6 horas ¿Necesario decir que estaba nervioso?

La verdad era que todos lo habían apoyado mucho, incluso Lucius que ya le tenía un poco de miedo. Minerva lo había ayudado mucho con las transformaciones y por lo que le había dicho ya estaba listo para convertirse en animago, si quería serlo. Filius también había dado lo mejor de sí, incluso Harry acepto tener un duelo con él para ayudarlo a practicar.

Draco se había comprometido a ayudarlo en sus materias y a no molestarlo demasiado y Albus... Albus estaba muy feliz de verlo feliz.

La prueba estaba por comenzar, se despidió de Cris y se acercó a uno de los profesores del Instituto que les pedía a todos los que escucharan su nombre seguirlo a un aula.

Cuando el examen comenzó no le pareció muy difícil pero no se confió demasiado, aún así la teoría fue bastante fácil. Tuvieron varios descansos y les dieron un par de chocolates (se pregunto si ellos no serían choco-adictos como Remus, aunque no lo parecían. Quizá sólo querían engordarlos... y comerlos... O querían que no se desmayaran y que el cacao les despertara la mente ¿Cómo saberlo?) Y luego de 5 horas de teoría y práctica, los dejaron salir en paz.

Para cuando estuvo de nuevo en Hogwarts no quería saber nada de los exámenes que tendrían sus propios alumnos, ya había tenido lo suficiente de pruebas por unas cuantas semanas.

Las siguientes 3 semanas no estuvo tranquilo ni un solo momento; tenía que saber qué tal le había ido y la dichosa carta no llegaba, ni siquiera daba luces de si estaba acercándose.

Hasta que, finalmente, la cuarta semana una lechuza marrón con blanco llegó portando un pergamino para él.

-Adelante ábrelo...- le dijo Albus.

Le temblaban las manos pero aún así accedió. Lo abrió y tuvo que leerlo varias veces para confirmar si lo que decía ahí era lo que él había leído.

-¿Qué es Severus? ¿Te aceptaron?

-Señor Snape.- leyó Severus. –

Nos es grato anunciarle que ha sido aceptado en el I. C. E. M. H. para formar parte del grupo de alumnos que cursaran el siguiente ciclo.

Además, es nuestro placer informarle que, durante el examen que presento semanas atrás, fue el alumno más destacado al obtener un puntaje de 899, de un total de 915.

Esto lo coloca en la segunda posición dentro de los tres alumnos más destacados en puntaje por examen en la historia de nuestra institución.

Lo esperamos el tercer jueves de Julio, a las 8:00 horas en las instalaciones del Instituto para que reciba las clases de inducción.

Sin nada más por el momento, me despido con aprecio colocándome a su disposición.

En caso de cualquier duda o consulta, favor de comunicarse con las siguientes chimeneas:

Atención a alumnos

-Sr. Janahí Álvarez
I. C. E. M. H. ext. núm. 109

-Sr. Axel Ramos
I. C. E. M. H. ext. núm. 164

-Sra. Rosario Villa
I. C. E. M. H. ext. núm. 094

Atentamente

Laura Durán
Directora

Amelia Hernández
Sub directora

-No solo te aceptaron entonces, sacaste un puntaje muy elevado...- dijo McGonagall sonriendo.

oooOOOooo

Apenas había podido sobrevivir a las clases del Instituto. Si en Hogwarts creían que él era duro era porque no conocían a los profesores que le tocaron soportar. Estaba en el infierno mismo. Sobre todo con uno llamado Issac Navarro... Ese hombre no enseñaba "Pociones reversivas: Oscurantismo y maldiciones" no, lo que el enseñaba se llamaba "Navarrología" y dudaba mucho que Longbottom hubiera sobrevivido a sólo verlo entrar al aula. El primer día de clases con él saco llorando a cuatro de sus compañeros porque los acribillo a preguntas apenas entró ¡CUATRO HOMBRES HECHOS Y DERECHOS SALIERON LLORANDO DE SU CLASE! Fácilmente podría haber provocado un ataque de histeria en cualquiera. Sólo esperaba que parecieras algo inseguro y nervioso y colocaba tanta presión en ti que si fueras un caldero, habrías explotado al minuto. Pero aún así era un profesor excelente y tenía conocimiento muy variado sobre Artes Oscuras y Maldiciones.

Además de sus oscuros y siniestros profesores nuevos había tenido que soportar los ataques constantes de sus nuevos "amigos" porque Cris había pasado a ser su profesora de "Medimagia: Intermedio y Avanzado".

Durante su período de vacaciones (que duro apenas cinco días) se había casado e ido de luna de miel. Al final la boda resulto ser más de la madre de Cris que suya porque la mujer logro salirse con la suya en todo. Bueno, en casi todo. Ella no había querido que se realizara en esa fecha porque no iban a tener mucho tiempo para irse de viaje pero lograron convencerla luego de mucho esfuerzo... Y es que tenían que casarse lo más pronto posible porque habían tenido un pequeño accidente y ahora Cris, estaba embarazada. Y si sus padres, abuelos y hermanos se enteraban de que había pasado antes de la boda lo matarían.

Pero eso ya había pasado hacía meses. Lo único que le preocupaba en ese momento era que Albus y el resto llegaran a tiempo de Gran Bretaña para acompañarlo. Iba a graduarse.

-¡Severus!- habían llegado a tiempo. Albus le dio un fuerte abrazo apenas lo alcanzó. McGonagall, los Weasley más Hermione Granger, los Lupin, los Malfoy más Draco y los Potter llegaron también a saludarlo. –Te ves muy bien ¿Cómo han estado?

-Perfectos, aunque creo que se llevarán una sorpresa... Quería que lo vieran.- Edain se acercó al ver que ya habían llegado y los saludo con una gran sonrisa.

-Me alegra que hayan podido llegar a tiempo, los estábamos esperando.

-Bienvenidos...- los saludo Charmont. El Elfo llevaba en brazos a un niño de apenas unos meses. Tenía toda la pinta de un elfo, pero conservaba algunos rasgos humanos de en él. –Tómalo, creo que lo cansé con tanto ajetreo.- le dio el pequeño a su esposo que lo recibió encantado.

-Es un niño precioso...- todos estaban encantados con el pequeño bebe que dormía tranquilo en los brazos de su papá.

-Esta será una gran foto familiar.- escucharon a Cris. -¡Issac!- llamó a Navarro que pasaba muy contento con una sonrisa malvada mientras acechaba a unos alumnos de segundo que iban pasando y que no lo habían visto. -¿Podrías tomarnos una fotografía por favor?

-Estás...- Albus no podía creer lo que veía. Cris le sonrió y se colocó de lado, para que pudieran observar su prominente barriga

-¿Enorme? ¿Parezco un globo aerostático? ¿Sí me comí una sandía entera?- preguntó riendo.

-...preciosa. Y más grande de lo que te recuerdo.- terminó el anciano. -¿Ya saben qué será?

-Una niña.- contestó Severus orgulloso.

-¿Van a querer una fotografía o van a contar su vida? Cualesquiera de las dos avísenme, si es la segunda necesitare traer un sofá y algunas palomitas para disfrutarlo.

-Vamos Issac, no es como si tuvieras algo mejor que hacer. Además de aterrorizar a los nuevos.- lo regaño Cris.

-Linda, eso para ti no es nada. Para mí, es lo que me mantiene con vida.- le contestó tranquilamente. –Bien, acérquense... Cris ve con Severus... Más cerca linda, ya estas embarazada, no puede hacerte más daño... Dumbledor, más atrás... Chica de la melena tupida, sí tú, vete atrás con Dumbledor, no dejas ver nada con esas greñas... Ustedes dos, sí tú Elfo orejitas... No sé... Ahí, con los otros rubios de bote... Mejor no... Tú, enano con gafas ¿Eres Potter verdad? Sí, ponte con ellos y llévate a tu novia ¿Tú cuanto tienes linda? Dos o tres meses supongo porque apenas se te nota. Será niño, me apuesto la quincena... A ver... tribu pelirroja ustedes juntos, si los separo será peor... Tú, pecoso ¿A dónde? ¿Tú novia? ¿Y a ti quien te dijo que a mí me interesaba que fuera tu novia? Regrésate a dónde estabas... No, sigue sin gustarme... Y llegan los parientes de Cris... A ver, usted Caleb hasta atrás con el otro viejo. Sí le dije viejo ¿Y? ¿Qué soy qué...? Me vale una ver... Sí, ya, niños presentes claro... Bueno, ya está bien, lárguense a donde quieran estar y déjenme tomar la foto para irme de una vez... ¡No! No se muevan ¡Bola de...! Ya me harte... A ver Severus ¿De dónde sacaste gente tal folklórica? Bueno, ya ¿Listos? Va... Y cómo decía el que dijo: "Qué bonita familia". Sonrían...

Fin


Gracias, gracias, gracias... Nunca acabaré de agradecer a mi muso por haberme dejado terminar esta historia... Ya no tenía inspiración para nada y estaba realmente cansada de rebanarme los sesos para escribir más. Pero finalmente lo termine.

No lo sé, tal vez no gusto, pero no podía tenerlo abandonado más tiempo... Creo que es preferible esto a que termine inconcluso

A propósito, lo de la "Navarrología" es verdadero, y lo sabrás mejor que yo si estudias Medicina en Guadalajara, en la Lamar. Como mi amigo Sergio "Kenshin Himura" Martínez.